Вы находитесь на странице: 1из 4

Prioridades de la Vida

Aunque el Ser Humano se ha diversificado en muchas culturas, razas, idiomas y naciones,


cuando analizamos las enseñanzas de los más importantes pensadores que han marcado el
camino de la humanidad, muchos de ellos alejados abismalmente por la distancia y el tiempo
entre sí, encontramos en dichas enseñanzas, que es importante decirlo, toda la Humanidad
siguió después, un “tronco común”, es decir un conjunto de principios en los cuales todos
coinciden, lo que algunos estudiosos han llamado una “filosofía perenne”. Lo anterior nos
lleva a pensar que existe un orden en el interior del Ser Humano que es innato y universal.
Guías espirituales, filósofos y científicos (desde Jesús y Buda hasta Newton y Einstein),
cada uno usando su lenguaje y terminología particular, convergen en ideas y valores que hoy
en día saberlos, pero sobre todo ponerlos en práctica, traerán orientación y propósito a todas
las áreas de nuestra vida (para entender mejor el significado de “Propósito” recomiendo
estudiar la obra de Simón Sinek).
El título de este artículo se debe a que cada valor que los maestros enseñaron tiene un orden y
jerarquía, pero dicho orden no es arbitrario sino que tiene su motivo de ser, y seguir ese
orden nos ayuda a tener una vida equilibrada, sana y feliz.
A continuación presentamos el orden jerárquico de los valores y una breve definición de cada
uno de ellos de esa filosofía perenne.

1. Trascendencia

El ser Humano a lo largo del tiempo ha buscado una unión, independientemente de su


religión/filosofía y forma de llevarla a cabo, con una Fuente, Poder Superior,
Principio Supremo, Significado, de la cual logra su realización personal, felicidad, y
finalmente obtiene la fuerza interior para realizar los valores que continúan en esta escala
de principios.

Además de unirse a un Poder supremo, la Trascendencia nos presenta un camino que


moldea nuestro comportamiento en todas las áreas de nuestra vida, personal, familiar,
laboral, enseñándonos a vivir de manera respetuosa, equilibrada y armoniosa.

La meditación, el rezo, la oración, junto con disciplinas como la lectura de textos


espirituales, sagrados y filosóficos, así como la reunión con un grupo de personas que
comparte nuestra búsqueda espiritual, son algunas de las disciplinas que ayudan a que el
ser Humano crezca espiritualmente y así logre un sentido de Trascendencia.

Más adelante expondremos detenidamente algunas de las disciplinas de diversos


caminos filosóficos/espirituales.
2. Desarrollo Psicofísico
Desde hace algunas décadas el mundo occidental ha comenzado a tomar conciencia de la
importancia de integrar y ordenar todas las fuerzas que conforman al ser Humano ya
sean físicas, mentales y psíquicas, esta forma “total” de concebir y ordenar todos los
aspectos del Ser se le conoce como “holística”, y la cual es contraria al pensamiento
común y antiguo que veía al cuerpo como un estorbo para la espiritualidad, el estudio
metafísico (“más allá de lo físico”) como algo “maligno” y el cuidado del cuerpo como
vanidad.

Ya sea el Yoga, el Tai Chi o las artes marciales como el Kung Fu, lo que se busca con
estas prácticas es desarrollar, cultivar y equilibrar lo físico y lo psíquico.
Independientemente del método psicofísico que se elija seguir, todos nos llevan por un
camino gradual que exige voluntad y perseverancia, lo que nos capacitará para cumplir
nuestras metas, sobreponernos a la adversidad, dominar el cuerpo y sus inconstantes
sensaciones y emociones.
Hacer correctamente las difíciles asanas del Hatha Yoga, las complicadas formas del Kung
Fu, correr varios kilómetros de psicotraining, son algunas de las formas para desarrollar el
poder psicofísico.

3. Círculo Social

El Ser Humano es un ser social y convivir con otras personas es una necesidad básica
(te recomiendo estudiar la pirámide de Maslow para entender los conceptos que aquí
tratamos).
Todos tenemos un grupo de personas que forman un círculo íntimo en nuestras vidas,
por lo regular nuestra familia es quien forma parte de dicho círculo, sin embargo por
diversas cuestiones (vivir en otro país, decidir no casarse, mantener creencias diferentes,
o tus compañeros de trabajo, etc.) no siempre nuestro círculo íntimo está conformado por
lazos sanguíneos, sino por otro tipo de relaciones, sentimentales, espirituales, laborales,
etc... Independientemente de lo anterior, es necesario cultivar en tiempo y calidad
nuestras relaciones con nuestro círculo íntimo, pues de esta convivencia recibimos y
damos amor, comprensión, seguridad, sentido de pertenencia, fortalecimiento del
autoestima, es decir, logramos una verdadera felicidad.

4. Trabajo

Muchas personas consideran que el propósito de su trabajo es solamente recibir un pago


para sobrevivir. Esta forma de ver el trabajo ha provocado que demasiada gente lo
encuentre doloroso, aburrido y sin sentido, pues su motivación no tiene nada que ver con
la actividad que realizan.
Sin embargo cuando cambiamos el concepto que tenemos sobre el trabajo éste puede
volverse una fuente de felicidad y realización.
Para cambiar el concepto que tenemos de nuestra labor debemos ubicarnos como seres
pertenecientes a un conjunto, la sociedad, la cual es una familia universal y de la cual
nosotros formamos parte, y por muy romántico o utópico que suene lo anterior, es una
realidad que solamente partiendo de este paradigma se puede encontrar un sentido
trascendente al trabajo.
Hay muchas variantes que pueden definir nuestra función/trabajo que brindamos a la
sociedad, habilidades innatas, preferencias personales, ambiente familiar, pero
independientemente de lo que decidamos realizar, éste al ser concebido como una
verdadera contribución al mundo, como un aporte genuino en beneficio de los demás, nos
entregará una verdadera satisfacción personal, no basada en el egoísmo de cumplir con
alguna tarea solamente para poder sobrevivir. Un maestro me dijo: “cuando te vayas
deja mejor al mundo que cuando llegaste”

5. Esparcimiento

Es necesario tener un tiempo para disfrutar de las cosas que nos agradan (escuchar
música, leer algo que no esté relacionado con el trabajo, ver algún programa de
televisión, jugar algún juego de mesa, etc.).
Aunque no lo creamos el esparcimiento es una parte muy importante en nuestra vida, sin
embargo a veces tendemos a perder el control en esta área, pues, o nos hacemos adictos al
trabajo y creemos que tener un momento de esparcimiento es una pérdida tiempo o, nos
vamos al otro extremo y pasamos horas frente a la televisión o navegando en internet,
etc...
Definir nuestros gustos/hobbies y establecer un momento para disfrutar de ellos, nos
relajará mental y físicamente.
Decir no al trabajo y sí a nuestros hobbies en el tiempo dedicado a ellos es el secreto del
esparcimiento y parte necesaria para llevar una vida equilibrada y un desempeño
sostenible a lo largo del tiempo.

Te recomiendo que te tomes como mínimo una hora de esparcimiento diariamente. Y De


igual forma te recuerdo que el ejercicio no forma parte de los hobbies en esta escala de
valores pues es algo necesario para tu salud y no solo un gusto.

6. Descanso

El descansar es una arte y debemos aprenderlo.


Descansar es vaciarte, soltar la carga mental y física. Es apagar el equipo y ponerlo a
cargar, es solamente recibir energía no gastarla.
Sin embargo a veces existe una cuestión cultural que ve al descanso como algo malo,
improductivo, especialmente en los adictos al trabajo. Este pensamiento debe ser
desechado pues la realidad es que el correcto descanso nos ayudará a ser más efectivos y
productivos.
La mente es inquieta y muchas veces nos impide poder descansar como debiéramos, hay
gente que inclusive llega a tomar medicamentos para poder tener un buen descanso, sin
embargo existen técnicas como la meditación y el pensamiento relajante, de las cuales
hablaremos en contenidos siguientes, que pueden ayudarte enormemente para tener una
buena relajación y posteriormente un buen descanso.
Hemos presentado de manera panorámica los niveles que forman las prioridades de la
vida, y esperamos que como para nosotros, también para ti sean una brújula que te ayude
a reorientar tu vida.

Prioridades de la Vida

Trascendencia

DesarrolloPsicofísico

Círculo Social

Trabajo

Esparcimiento

Descanso

Sergio Guillén
Life Coach