Вы находитесь на странице: 1из 9

Universidad de Pamplona

Lectur

a

ADAPTACIÓN: ESPECIALISTA AURORA GELVEZ. MAGISTER CLAUDIA PATRICIA DURÁN PEÑA.

Una mirada

rápida.

¿Cuál es la importancia de la educación en la construcción de la paz?

¿Cuál es la finalidad de educar en y para la Paz?

¿Cuáles han sido las consecuencias de la guerra en la humanidad?

¿Qué son las pedagogías para la Paz?

¿Por qué la paz es un compromiso de todos?

ANTECEDENTES DE LA PEDAGOGÍA PARA LA PAZ.

En la mayoría de las propuestas de los grandes teóricos y prácticos de la educación, anteriores a

la primera guerra mundial, sorprende no encontrar desarrolladas las bases de una «pedagogía de

la paz» en una Europa que durante su historia ha sufrido continuas guerras y que contó con

intelectuales como Erasmo, Franck, Bodin, Grotius, Comenio, Leibniz, Rousseau, Herder, Fichte y,

en particular, Kant (indicó las condiciones necesarias para una paz perpetua) que con sus ideas

invalidaron las bases del fanatismo, de la «guerra de fe» y profundizaron en las exigencias de una

práctica real de la tolerancia. Será pues al final del primer conflicto bélico mundial cuando se toma

conciencia de las gravísimas consecuencias que la guerra tenía para la humanidad y de la

necesidad de que la educación se convirtiera a un instrumento para la paz.

La pedagogía de la paz encuentra sus primeros antecedentes precisamente en un periodo

marcado por dos guerras mundiales que acentuarán sobremanera esa urgencia de dotar a la

escuela de una nueva función social y política, considerándose las reformas emprendidas por los

nuevos pedagogos la expresión de un anhelo que se había materializado en una serie de

La Campaña Global por una

para

la

Paz

La

Haya en

9 declaró que

una cultura de os ciudadanos entiendan los obales; tengan

dades

para

structivamente

conozcan y

os estándares

es

de

los

manos y de la

equidad racial y de género; aprecien la diversidad cultural; y respeten la integridad de la tierra. Tal aprendizaje 3 no puede lograrse sin un proceso intencional, sostenido y sistemático de Educación para la Paz”

pedagógicos y en concepciones más

transformaciones sociales, económicas y políticas originadas por el auge de la industrialización, el

ían la necesidad de un mundo más justo y más

ciones prácticas de Decroly, Montessori, Dewey,

z -concebida en su triple finalidad de

de los movimientos eco pacifistas y

aciones no gubernamentales y los

as o la UNESCO, constituye un importante

e la Paz. La definición de educación

que intentaron establecer sistemas educativos nacimiento de la familia nuclear, el trasvase de la población rural a las ciudades, el surgimiento del

proletariado, la institucionalización de la enseñanza y los progresos en la psicología y biología,

entre otros. La educación nueva responderá a estas nuevas variables sociales que exigían mayor

democratización y conquista por conseguir mayores cotas de libertad e igualdad primero a través

del esfuerzo y la acción individual de pioneros que lamentaban profundamente las deficiencias de

progreso social y confiada en las posibilidades transformadoras de la escuela no es ajena a los

retos que la sociedad deberá superar en el actual milenio, sometida de manera acelerada a

numerosos cambios. Entre estos retos se encuentra, sin lugar a dudas, la construcción de la paz,

anhelo (universalmente reconocido, actualmente, como derecho humano) que ha sido expresado e

ilustrado a lo largo de la historia, en los documentos de más hondo contenido de la cultura

humana. Si bien ese deseo pudo surgir en un mismo momento inspirado por la necesidad de

acabar con los desastres y con el imperio de la violencia, no ha alcanzado hasta fechas muy

recientes un consenso en cuanto a su definición y realización práctica. La paz como aspiración y

necesidad humana significa no sólo una disminución de todo tipo de violencia (directa, estructural

o cultural), sino condición indispensable para que los conflictos puedan ser transformados

creativamente y de forma no violenta. La paz en su concepción positiva implica la construcción de

la justicia en las relaciones entre las sociedades y el reconocimiento de la igualdad

en dignidad de

todos los pueblos y todas las culturas. Y es también sinónimo del respeto de los derechos

humanos y de las libertades fundamentales, de la libre determinación de los pueblos del bienestar

y del desarrollo no sólo económico o social sino fundamentalmente humano.

FINALIDAD DE LA EDUCACIÓN PARA LA PAZ

INFORMAR

FORMAR TRANSFORMAR

Una de las finalidades que los

sistemas educativos contemporáneos asignan a la educación -

refrendada en numerosos instrumentos internacionales y en las actuales reformas educativas- es

la formación de una ciudadanía responsable en los valores de la paz, la solidaridad, la

cooperación, la tolerancia y el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Es decir, en los elementos básicos que conforman la definición de Cultura de Paz acuñada por

Naciones Unidas. En este contexto podemos definir la pedagogía de la paz como el conjunto de

teorías y prácticas educativas orientadas a la construcción de la paz a través de un modelo

concreto de educación considerada como un proceso dirigido tanto a los individuos como a la

sociedad para que actúen, conforme a los principios de la Cultura de Paz, respetando los derechos

humanos, a favor del desarrollo sostenido de los pueblos, la protección y conservación del medio

ambiente, la aspiración y acción en pro del desarme, del desarrollo y seguridad humana, el

fortalecimiento de la convivencia social y la solución no violenta de los conflictos.

La pedagogía de la paz se justifica por su objetivo de construir la paz a través de la educación. Y

se sustenta por medio del desarrollo de una normativa ética universal y jurídica que consagra el

derecho a la paz como un derecho inherente de la persona, con los objetivos y estudios de la

investigación sobre la paz y con las innovaciones y corrientes pedagógicas surgidas de las

grandes guerras. Esta pedagogía es una disciplina especial en el campo de las ciencias

comparadas que tiene como objeto el estudio de la educación para la paz y todos sus

componentes en los actuales sistemas educativos. La finalidad inmediata de la pedagogía de la

paz comprende el estudio descriptivo (observa, analiza y compara los distintos modelos de educación para la paz en el mundo) y el estudio explicativo (investiga las razones y causas de los

fenómenos o hechos que la Educación para la paz aborda para orientar teorías y prácticas

futuras). Esta pedagogía pone especial énfasis, junto con los aspectos sociológicos de la

educación y las cuestiones de organización escolar, en los ideales de la educación investigando

las concepciones educativas y las reformas aplicadas en relación con la paz y los problemas

mundiales en diferentes contextos y situaciones. En la actualidad esta pedagogía está más cerca

de ser considerada una disciplina científica que un método didáctico pues orienta

hoy en día las

políticas educativas, se concreta en innovaciones y reformas educativas, está respaldada por una

sólida fundamentación teórica y se sostiene por una amplia y rica experiencia educativa.

Podemos definir la pedagogía de la paz como el conjunto de teorías y prácticas educativas orientadas a la construcción de la paz a través de un modelo concreto de educación considerada como un proceso dirigido tanto a los individuos como a la sociedad para que actúen, conforme a los principios de la Cultura de Paz, respetando los derechos humanos, a favor del desarrollo sostenido de los pueblos, la protección y conservación del medio ambiente, la aspiración y acción en pro del desarme, del desarrollo y seguridad humana, el fortalecimiento de la convivencia social y la solución no violenta de los conflictos.

Para profundizar sobre este tema, ingresa a la siguiente dirección web:

*http://unesdoc.unesco.or

g/images/0007/000720/07

2068SB.pdf

*http://www.infogenero.ne

t/documentos/Pedagog_a

z_FINAL.pdf

adores.iespa

dores/edupaz

tml?434

deaspaz.org/f

ork-areas/4

emoria.com.

htm

LA NECESIDAD DE UNA PEDAGOGÍA PAR LA PAZ.

rque ante la posibilidad de la desesperanza generada

relaciones que aborden los conflictos desde posiciones

las fuerzas física y financiera para resolver

vastadoras confrontaciones militares

de las cuales la humanidad ha sido testigo

o se han comprometido con la construcción

iálogo, el debate y la negociación, en lugar de aquellas Hay algunas razones: porque las guerras persisten al interior de la sociedad. Porque diversas

formas de violencia, tanto abierta como estructural, son mantenidas por instituciones políticas,

económicas, culturales y sociales, y por actitudes excluyentes que rechazan la diversidad. Porque

es necesario superar la impotencia de muchos ciudadanos/as, ante un país desgarrado por la

intolerancia, la explotación de unas poblaciones en beneficio de otras, la distribución injusta de la

riqueza, el desempleo, el desplazamiento forzado, y las agresiones a las mujeres, los niños, las

BIBLIOGRAFÍA

Arango, Carlos, Daniel Campo, José R. Candelo, Ana C. Delgado, José W. Higuita, Mará M.

López, Luis A. Mosquera, Edinson Suárez. PEDAGOGÍA PARA LA CONVIVENCIA Y LA

DEMOCRACIA. Cali, Educar,

2002

Eco, Humberto. LA FUERZA DE LA CULTURA PODRÁ EVITAR EL CHOQUE DE

CIVILIZACIONES. En: Memoria. Revista Mensual de Política y Cultura. No. 162, México

agosto de 2002.

Ghiso, Alfredo. Educación para la paz. Pedagogía/conflicto. Tomado de:

httpp://animadores.iespana.es/animadores/edupaz/edupaz02.

html?659.

Toh, Swee-Hi. Construcción de la paz y educación para la paz. Experiencias locales,

reflexiones globales. En: Perspectivas, vol XXXII, No.1, marzo2002. UNESCO, 2002.