Вы находитесь на странице: 1из 25

Semblanza de Javier Alvarez, compositor.

El compositor, educador y creador emérito Javier Álvarez es, según la


musicóloga Yolanda Moreno "... el músico mexicano más interesante
nacido en los años cincuenta ...". Sus obras de cámara, sinfónicas y
electro-acústicas se sustentan en el dominio de una pluralidad de
técnicas y una perspectiva ecléctica que ha florecido durante los
últimos 30 años, en una obra singular y multifacética que le ha valido
el aclamo de la crítica internacional.”

Nacido en 1956 y criado en la ciudad de México, Álvarez creció en el


seno de una familia yucateca de arquitectos, aprendió el clarinete y
comenzó a componer a una edad temprana, tocando jazz y música
tradicional mexicana durante su adolescencia. La efervescencia
artística, científica, literaria y musical de México y sus estudios en el
Conservatorio Nacional con sus mentores Mario Lavista y Daniel Catán
lo impulsaron a alcanzar rápidamente el reconocimiento como
compositor emergente a principios de los años setenta. Después de
viajar al extranjero y obtener diversos grados académicos de la
Universidad de Wisconsin, el Royal College of Music y la City University
de Londres, donde vivió y trabajó durante casi 25 años, Alvarez regresó
a México en 2005. Desde entonces vive en Mérida, en la península de
Yucatán.

Entre otras distinciones, Javier Álvarez ha recibido becas del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), las
Fundaciones Mendelssohn y Civitella Ranieri y es miembro de la Academia de Artes de México desde 2005. En 2013
recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes, la máxima distinción conferida por el Estado mexicano a los artistas y
científicos del país. Más recientemente, en 2014, el Instituto de Bellas Artes y Literatura (INBA) le otorgó la Medalla
Bellas Artes en reconocimiento a su contribución al arte y la cultura de México.

La obra de Álvarez ha sido interpretada por numerosas orquestas y ensambles de gran prestigio nacional e internacional,
incluyendo el New London Chamber Choir, London Sinfonietta, L'Orchestre Nationale de France, Tambuco, Ictus,
Brodsky Quartet, Cuarteto Latinoamericano, Chicago Symphony New Music Group, Orquesta Filarmónica de los
Ángeles, Orquesta del Palacio de Minería, BBC Concert Orchestra, Orquesta Sinfónica de Xalapa, Orquesta Sinfónica de
San Diego, Orquesta Sinfónica de Yucatán, Orquesta de Cámara Europea, Orquesta Filarmónica de Jalisco, Orquesta
Sinfónica Nacional y Filarmónica de la Ciudad de México. Ha escrito obras para renombrados solistas como Ricardo
Gallardo, Gloria Cheng, Luis Julio Toro, Florent Jodelet, Luis Humberto Ramos, Vinko Globokar, Fernando Domínguez,
Harry Sparnaay y colaborado con muchos otros.

Además de una prolífica carrera creativa, Alvarez presume una larga trayectoria académica, habiendo sido profesor en
el Royal College of Music y en la Universidad de Hertfordshire. Mientras vivió en Inglaterra, dirigió Sonic Arts Network,
la sociedad británica para la música electro-acústica y fue director artístico de la Society for the Promotion of New Music
(SPNM). Después de haber enseñado composición durante 3 años en la Academia de Música de Malmö, en Suecia,
Álvarez se convirtió en profesor visitante en el Conservatorio de París y en la City University de Londres. A su regreso a
México, fungió como miembro fundador de la entonces naciente Escuela Superior de Artes de Yucatán y entre 2011 y
2015 fue Rector del Conservatorio de las Rosas, en Morelia, Michoacán. Actualmente es Director General de la Escuela
Superior de Artes de Yucatán y Consejero Artístico del Festival de Música de Morelia, permaneciendo siempre activo
como compositor y gestor de proyectos independientes.
CURRICULUM VITAE
Nombre completo: Javier Alvarez Fuentes.
Ciudad de México, Mayo 8, 1956.
Nacionalidad mexicana, estado civil: casado. 2 hijos

ESCOLARIDAD

1976 Bácalaureat de la Academia de Caen, Francia


JAVIER ALVAREZ 1973 Universidad de Poitiers : Certificat d'Etudes Françaises
1971 Universidad de Cambridge: Lower Certificate in English
1973-6 Liceo Franco-Mexicano (preparatoria)
OFICINAS Y RESIDENCIA
1970-2 Instituto Patria (secundaria)
1962-9 Escuela Moderna Americana (primaria)
Calle 17#109 x20 y 22
Col. Itzimná Idiomas: Inglés (100%), francés (100%), italiano (70%) y portugués. (50%)
Mérida,Yucatán
97100
México
alvarvierez@me.com FORMACION MUSICAL, Y GRADOS PROFESIONALES
WEB 1993 Doctorado en Filosofía (Composición Musical) (Ph. D) City
http://www.temazcal.co.uk University, Londres, Inglaterra

1984 Maestría en Estudios Superiores en Composición Royal College of


Music, Londres, Inglaterra

1982 Maestría en Teoría y Composición Musical, University of


Wisconsin, Milwaukee, EUA

1980 Diploma de Estudios Avanzados (Clarinete y Música de Cámara),


Escuela Ollin Yolistli, México, DF.

1980 Licenciatura de Ejecutante (Clarinete), Conservatorio Nacional de


Música, México DF.

1968-73 Estudios privados de guitarra, flauta y danza.

Maestros de composición : Mario Lavista, Daniel Catán (MEX), John Downey


(USA), John Lambert y Peter Maxwell Davies (GB)

ESPECIALIZACIONES

1989 Diplomado en Electroaústica e informática musical GRM / Radio


France, Paris, Francia http://www.ina-grm.fr

1990 Curso de Teatro Musical, The Garden Venture - Royal Opera


House/ Escuela Internacional de Verano , Dartington, Devon,
Inglaterra.
1988 Curso de Música e informática para compositores. IRCAM, Paris,
Francia. http://www.ircam.fr
EXPERIENCIA ACADEMICA Y DE GESTIÓN

2018 - Director General de la Escuela Superior de Artes de Yucatán


presente

2015 - Integrante del Postgrado en Música de la UNAM, como sinodal y


presente asesor de tesis en maestrias y doctorados

2014 Catedrático invitado, Moores School of Music, Universidad de


Houston, Texas, EUA
JAVIER ALVAREZ 2013 Catedrático invitado, Universidad de Chile, Santiago,Chile

2012 Imparte cursos y conferencias Francia, Líbano y EUA (Conservatorio


de Paris, Beirut University y Universidad de Western Michigan).

2012 - 18 Titular de la Cátedra de composición musical Escuela Superior de


Artes de Yucatán

2010- Consejero Artístico del Festival Internacional de Música de Morelia.


presente
Miembro del Consejo académico de la Universidad Tres de Febrero,
2011- Buenos Aires, Argentina.
presente

2008 Cátedra Manuel de Falla,Cádiz, Sevilla y Granada, Junta de


Andalucía, España.

2008-11 Rector del Conservatorio de las Rosas, Morelia, Michoacán.

2008-9 Director Artístico del Foro Internacional de Música Nueva del


Instituto Nacional de Bellas Artes.

2008- Miembro del Consejo Académico del Centro Mexicano para la


presente Música y las Artes Sonoras, CMMAS

2007-18 Miembro de la Comisión de Artes del Fondo Nacional para la


Cultura y las Artes.

2005-8 Director Fundador de la Licenciatura en Artes Musicales de la


Escuela Superior de Artes de Yucatán.

Conductor del programa radiofónico semanal Se Oye Hoy, en Radio


Universidad Autónoma de Yucatán

2005 Miembro de la Academia de Artes de México

2004 Consejero Asesor del proyecto educativo de la Escuela Superior de


Artes de Yucatán.

2003 Titular de proyecto de composición e investigación en IRCAM


(Institut de Recherche Acoustique Musique) en Paris Francia

2002 Catedrático y Director de Investigación, Departamento de Música,


University of Hertfordshire, Inglaterra.
SINTESIS DE ACTIVIDADES Y TRAYECTORIA
ARTÍSTICA RECIENTE (ESTRENOS SOBRESALIENTES 2009 /2019)

Estreno de Vendedor de Ilusiones - Fernando Domínguez, solista y José


2019 Areán, director y la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes.

Estreno de Brazos de Niebla, Gonzalo Ochoa, solista y David


Danzmayr, director, Orquesta Sinfónica de San Diego
2018
Estreno de La Maquina Va, Orquesta Sinfónica de la Universidad
JAVIER ALVAREZ Panamericana

Estreno de Metal de Tréboles - Tambuco Ensamble de Percusiones y la


2017 Orquesta Sinfónica de Jalisco

Estreno de Fugit Speculum Fulgur - Ensamble Laudus Metallis,


2016
Guadalajara, Jalisco.

Estreno de Ales Canticum – Espacio de Experimentación Sonora Museo


Universitario de Arte Contemporáneo – MUAC, UNAM.
2015
Estreno de Observatorio - Centro de Artes de San Agustín CASA, Oaxaca

Estreno de Tiempo Detenido, Irasema Terrazas y el Ensamble Tamayo.


Auditorio SACM
2014
Estreno de Del Corazón de Madera con RAGA Ensamble de
Percusiones. Festival Instrumenta Oaxaca

Estreno de Aquí a la Veleta, con la Orquesta Sinfónica de Minería.


2013
Estreno de La Ceiba era Luna, Wendy Holdaway, solista y Carlos Miguel
Prieto, director con la Orquesta Sinfónica Nacional.

Estreno de Jardines con Palmera – Florent Jodelet, solista, Didier


Bennetti, director y la Orquesta Nacional de Francia, Paris Francia.
2012

Estreno de Metal de Corazones, con Tambuco y TM+, Paris Francia.

2011 Estreno de Días como Sombra – Tambuco, Festival Cervantino

Estreno de Jardín de Otoño - L. Humberto Ramos y Cuarteto White,


2010
Festival Cervantino.

Estreno de De tus manos brotan pájaros - Wendy Holdoway, Centro


2009
Cultural Ollin Yoliztli

AFILIACIÓN Y MEMBRESÍA
• Miembro de la Academia de Artes de México.

• Miembro Permanente de la Sociedad de Derechos de Autor de Gran Bretaña


( PRS- Performing Rights Society).

• Miembro Permanente de la Sociedad de Derechos Mecánicos de Gran Bretaña (


MCPS- Mechanical Copyright Society).
• Miembro Fundador de la Sociedad de Música Electroacústica de Gran Bretaña
( SAN – Sonic Arts Network)

RELACIÓN DE PREMIOS Y DISTINCIONES

2014 Medalla Bellas Artes, Instituto Nacional de Bellas Artes, México

Premio Nacional de Ciencias y Artes, México, SEP Gobierno de la


2013
República.

Sistema Nacional de Creadores (reingreso). Consejo Nacional para la


JAVIER ALVAREZ Cultura y las Artes, México.
2012
Nominado para el premio Grammy Latino, por la obra Le Repas du
Serpent.

Director Artístico del Foro Internacional de Música Nueva Manuel


2007
Enríquez

2005 Miembro de la Academia de Artes de México.

Sistema Nacional de Creadores, Consejo Nacional para la Cultura y


2002
las Artes, México.

Medalla Mozart de Oro (Excelencia).Embajada de Austria / Instituto


2000
Cultural Domecq, México.

Seleccionado por el Comité de Lectura de IRCAM (Institut de


1999
Recherche Acoustique Musique), Paris.

Sistema Nacional de Creadores (reingreso). Consejo Nacional para la


1996
Cultura y las Artes, México.

Henrichsen Foundation, Beca para Compositores. Londres, Inglaterra

Residencia de Composición en la Academia de Música de Malmo en


Suecia. Consejo Sueco para las Ciencias y las Artes.

Compositor Residente en el Electric Spring Festival, Universidad de


Huddersfield, Inglaterra.

1995 Prix Ars Electronica – primera mención por Calacas Imaginarias, Linz,
Austria.

Director Artístico de SPNM -Society for the Promotion of New Music


(Sociedad para la Promoción de la Música Nueva) siendo su primer
Director Artístico de nacionalidad extranjera.

Compositor en Residencia y Curador en el Festival de Música


Electroacústica de Skinnskateberg en Suecia.

Profesor Visitante en la Royal Academy of Music, Londres, Inglaterra.


1994
Profesor Visitante en Morley College, Londres, Inglaterra.

Prix Ars Electronika, - con la obra Mannam. Linz, Austria

Sistema Nacional de Creadores (ingreso). Consejo Nacional para la


Cultura y las Artes, México.

1993 Compositor Residente en el Festival de Ojai, en Ojai, California, EUA.


1993
Nominado para el Ariel a la Mejor Música Incidental y el mejor tema
para el largometraje La Invención de Cronos de Guillermo del Toro
(Ariel a la mejor película en México y el Premio de la Crítica en el
Festival Cinematográfico en Cannes, Francia).

Prix Euphonie d'Or por "su contribución a la música de la década" por


1992
Papalotl. Festival Internacional de Composición en Bourges, Francia.

Consejo de Artes de Gran Bretaña: Residencia de investigación


musical en el área electroacústica. Londres, Inglaterra.
1991
JAVIER ALVAREZ Beca para Jóvenes Creadores, Consejo Nacional para la Cultura y las
Artes, México

Segundo lugar en la categoría de programas radiofónicos en las Sony


Radio Awards por una serie de tres programas radiofónicos para la
1990
BBC intitulada The Eye of the Listener, sobre música y compositores
latinoamericanos. Gran Bretaña

Mención Honorífica en el concurso Internacional de Composición de


1989
Bourges 1989 con Acuerdos por Diferencia. Bourges, Francia.

Primera mención en el Prix Ars Electronica por Papalotl. Linz, Austria


1988 Beca Gemini, el premio mas prestigioso para jóvenes compositores en
Gran Bretaña.

Premio de la Federación Internacional de Música Electroacústica por


1987
Papalotl. Bourges, Francia.

Beca Felix Mendelssohn, Londres Inglaterra.

Premio de la Fundación Ralph Vaughn Williams. Gran Bretaña

1996 Beca de Investigación (ORS- Overseas Research Scholarship) en la City


University, Londres,Inglaterra.

Mención Honorífica en el concurso Internacional de Composición de


Bourges1986 por Luz Caterpilar. Francia.

Beca Lionel Robbins para composición e investigación. Gran Bretaña


1995 Mención Honorífica en el Concurso Internacional de Composición de
Bourges con Temazcal.

Presea “Sor Juana Inés de la Cruz” otorgada por la Asociación del


mismo nombre.México, D.F.

Premio de Composición de Música de Cámara Cobbett and


1984
Hurlestone 1984.

Becario del Consejo Británico - estudios de postgrado en el Royal


College of Music. Londres,Inglaterra.

Premio Arthur Bliss Memorial Award otorgado por la Sociedad de


Autores de Gran Bretaña ( Performing Rights Society) y el Royal
1983 College of Music. Londres, Inglaterra.

Premio de Composición de Música de Cámara Cobbett and


Hurlestone 1983.
Premio Lan Adomian - Universidad Nacional Autónoma de México
1982
por Tres Ranas contra Reloj. México, D.F

Beca del Fondo Nacional para Actividades Sociales (FONAPAS) -


1980 estudios de postgrado en la Universidad de Wisconsin en Milwaukee,
EUA. México, D.F

Premio Sor Juana Inés de la Cruz otorgado por la Sociedad de Autores


1979 y Compositores de México (SACM) por la obra Amor es mas Laberinto
México, D.F

JAVIER ALVAREZ
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
BITRAN, YAEL. Presentación Cuadernillo del álbum Progresión, (México, Casete,
agricultura digital, 2014) 10-11

GOMEZ, MERCEDES. Las largas tuberías de la paciencia Cuadernillo del álbum


Progresión, (México, Casete, agricultura digital, 2014) 13-20

BRENNAN JUAN ARTURO,. Grabaciones de Ayer, hoy y mañana Cuadernillo del


álbum Progresión, (México, Casete, agricultura digital, 2014) 21-33

TELLO, AURELIO : Javier Álvarez, compositor: La inefable certeza de lo sonoro,


Cuadernillo del álbum Progresión, (México, Casete, agricultura digital, 2014)
34-47

SOTO MILLÁN, EDUARDO. (compilador). Javier Álvarez, Diccionario de


Compositores Mexicanos de Música de Concierto. (México, SACM / Fondo de
Cultura Económica, 1996) Tomo 1 [A-H].

MONTAGUE, STEPHEN (ed). Javier Álvarez. The Grove Dictionary of Music and
Musicians 2nd. Edition (United Kingdom, MacMillan, 1998) http://
www.grovemusic.com

MORENO RIVAS, YOLANDA. La Composición en México en el Siglo XX.(México:


Consejo Nacional para La Cultura y Las Artes, 1994): 109-111 / 146-149.

WALLRUP, ERIC. Musiken i vârlden En vârld av musik: Javier Álvarez. Nutida


Musik , 3. (Stockholm: Svenska Rikskonserster, 1993): 5-9

SCHOPF, CHRISTINE (ed). Mannam von Javier Alvarez in International


Compendium of the Computer Arts ( Linz: Veritas-Verlag,1993) : 144-145.

PALVING,RUNE. Dans til Musicken. ExtraBallade Ultima Magasin (Oslo: 1993): 14

TOURRENT, LOURDES. Un panorama de la Música desde Gran Bretaña:


Entrevista al compositor Javier Alvarez. Pauta. Cuadernos de Teoría Critica
Musical, XI (Abril) (México: Instituto Nacional de Bellas Artes/ UAM, 1992).

MÁRQUEZ, ARTURO. La Música de Javier Alvarez. México en el Arte, 18 (1)


Primavera (México: Instituto Nacional de Bellas Artes, 1988).

LEOPOLDSEDER, HANNES (ed). Javier Alvarez : Computermusik in Meisterwerke


der Computerkunst . Edit’88. ( Linz: TMS-Verlag-Bremen, 1988) : 171-172
JOHNSON, GEIR. Revolusjon og high-tech: Javier Alvarez intervjuet av Geir
Johnson. Ballade- Tiddsskrift for Ny Musikk , 3 :1986.

ESTRADA, JULIO (ed). La Música de México. (México: Instituto de Investigaciones


Estéticas, UNAM, 1984): 210-211.

GUTIERREZ, ALBERTO (ed). La Música de los Jóvenes Compositores. México:


Universidad Autónoma Metropolitana, Dirección de Difusión Cultural, 1980

ARTÍCULOS, CONFERENCIAS Y PUBLICACIONES


JAVIER ALVAREZ
Registro. Pauta. Cuadernos de Teoría y Critica Musical, 136, Abril-Junio ( México:
Instituto Nacional de Bellas Artes/ Conaculta, 2015).

30 años de Temazcal. Pauta. Cuadernos de Teoría y Critica Musical, 134, Abril-


Junio ( México: Instituto Nacional de Bellas Artes/ Conaculta, 2015).

La Educación Musical para niños en la fase inicial Conferencia presentada en el


Primer Coloquio de Educación Musical, Universidad de Guadalajara, Octubre
2009.

Las nuevas tecnologías y el cortometraje histórico- una aproximación


semiológica. Conferencia magistral presentada en la Universidad Nacional de
Lanús, Buenos Aires, Argentina. Abril 2007

Visiones sonoras o sonido con visión Conferencia magistral presentada en el II


Festival de Música Electroacústica y Arte Sonoro, Universidad Nacional Autónoma
de México, México D.F. Septiembre 2006.

La Educación Musical Temprana Conferencia magistral presentada en ocasión del


CXXIV Aniversario de la Escuela Normal de Educación, Rodolfo Menéndez de la
Peña, Secretaría de Educación Pública Mérida, Yucatán, Enero 2006.

Rhythm as motion discovered. Contemporary Music Review , III (1) ( London:


Harwood Academic Press, 1989): 203-215.

Compositional Strategies and Contexts in Electroacoustic Music. Journal of


Electroacoustic Music, 7: October 1993.

Electroacoustic Music in Mexico. Tidskriften der Skinnskateberg Ellectronmusik


Festivalen 1995. (Stockholm: Swedish Electroacoustic Music Institute, 1995)

Estrategias Composicionales en la música electroacústica. Pauta. Cuadernos de


Teoría y Critica Musical, XXII, Enero-Junio ( México: Instituto Nacional de Bellas
Artes/ UAM, 1995).

La Música Electroacústica en México. Pauta. Cuadernos de Teoría y Critica


Musical, XVI, Enero-Junio ( Mexico 1994)
REFERENCIAS EN LÍNEA
http://brahms.ircam.fr/javier-alvarez#bio

http://www.pnca.sep.gob.mx/en/pnca/Javier_Alvarez_Fuentes

http://www.academiadeartes.org.mx/malgb

https://oaxaca.quadratin.com.mx/Reconoce-Instrumenta-la-trayectoria-de-Javier-
JAVIER ALVAREZ Alvarez-Fuentes/

http://www.temazcal.co.uk/

http://soundcloud.com/alvarvierez

http://www.lamediatheque.be/travers_sons/ars04_alvarez.htm

http://britishmusiccollection.org.uk/composer/javier-alvarez

http://www.amazon.com/s/105-4325413-4674061?ie=UTF8&search-
alias=classical&keywords=Javier%20Alvarez

http://90.146.8.18/en/archives/prix_archive/prixJuryStatement.asp?iProjectID=2586

http://90.146.8.18/en/archives/prix_archive/prix_year_cat.asp?
iProjectID=2&iCategory ID=2546

DISCOGRAFÍA PUBLICADA
Varios intérpretes Progresión- Javier Alvarez Colección retrospectiva, Casete,
México, 2010. CAS0272014

Ensamble Cepromusic: Denudatio perfecta , Blanco sobre blanc, Mexico, INBA


2015 Orquesta Sinfónica de Yucatán: Metro Chabacano Mérida, Yucatán México,
2014. CMMAS004

Iracema de Andrade: Electroacústico Repas du Serpent et Retour a la Raison


CMMAS Records, México, 2010. CMMAS005

Wendy Holdaway: De tus manos Brotan pájaros De tus manos brotan pájaros
CMMAS, México, 2010. CMMAS004

Duo Elegía: Perspectivas sonoras Almagre y Azul Duo Elegía, México, 2010.

Wendy Holdaway: De tus manos Brotan pájaros De tus manos brotan pájaros
Quindecim Records, México, 2010.

Brodsky Quartet: Rythm and Motion Metro Chabacano Brodsky Recordings,


Gran Bretaña, 2010. BR0005
Mercedez Gómez, arpa: Ramas, Acuerdos por Diferencia, Quindecim Records,
México 2007.

Javier Alvarez: Cactus Geometries Offrande, Cactus Geometries INA/GRM.


Musidisc. Paris, Francia, 2003.

Arnold Marinissen, percusión: Traces of Culture. Temazcal. Bvhaast, B00009P58C,


Paises Bajos 2003.

Banda Elastica :Ai t’encargo Modelo para Armar Discos Tiradero, México, DF.
(Agosto 2002)
JAVIER ALVAREZ
Tambuco, ensamble de percusiones: World Premiere Recordings Nocturno y
Toque Quindecim Records, Mexico 2001. QP01081

Thalia Myers, piano: Spectrum 3 n mambo Metronome Records, Gran Bretaña,


2001. MetCD 1053

Brodsky Quartet: Elegie Metro Chabacano Silva America, Gran Bretaña,2000.


B00004TKG9

Stephen Cottrell, saxophones: The Electric Saxophone On going on Clarinet


Classics, Gran Bretaña, 2001. CC0033

Brodsky Quartet : Beethoven Metro Nativitas Vanguard Classics, Holanda, 2000,


VC 99212

Orquesta Sinfónica Simón Bolivar, Keri Lynn Wilson, directora: Danzón Metro
Chabacano (versión orquesta ) Dorian Recordings, EUA 1998 DR- 90254 CD

Brodsky Quartet: Lament Metro Chabacano Silva Classics, Gran Bretaña,1994.


SILKD 6001

Luis Julio Toro: Vientos Alisios Lluvia de Toritos, Temazcal Airo Music, Caracas,
Venezuela, 1993. AIRCD-00293

ORF Landestudio Oberöstreich (Radio Austriíaca) Prix Ars Electronica 1993:


Music by Bernard Parmeggiani, Javier Alvarez und Jonty Harrison. Mannam (Inok
Paek, kayagum), Linz, Austria, 1993. PAE-CD 012

Cuarteto Latinoamericano: Memorias Tropicales Metro Chabacano New Albion


Records, California, EUA, 1992. NA051-CD

Cuarteto Latinoamericano: Four for Tango Metro Taxqueña New Albion Records,
California, EUA, 1992. NA100-CD

Javier Alvarez : Papalotl Transformaciones exóticas. Acuerdos por Diferencia,


Temazcal, Papalotl, Así el Acero, Mannam (con Simon Limbrick, steelpan, Philip
Mead, piano, Luis Julio Toro, maracas, Hugh Webb, arpa; Inok Paek, Kayagum).
Saydisc Records, Gran Bretaña, 1992. CD-SDL-390

Unknown Public: Points of Departure Edge Dance Gran Bretaña,1991. UPCD01

Empréintes Digitales Electro-Clips Mambo à la Bracque. Montreal, Canadá,1990.


IMED-9004-CD

Stephen Cottrell, saxophones. British Electroacoustic music: On going on


Overhear Records, Gran Bretaña, 1989.OhM 001

Le Chant du Monde Cultures Electroniques 2 Papalotl (Philip Mead, piano), Paris


Francia, 1987. LDC 278044/45
Cuarteto da Capo: Cuarteto da Capo Características Universidad Autónoma
Metropolitana : México, 1986 UAM 009- LP

SELECCIÓN DE NOTAS CRÍTICAS


“Javier Alvarez es tal vez el músico mexicano mas interesante nacido en la década
de los cincuenta. Una inteligencia musical alerta, reforzada por el dominio de una
pluralidad de técnicas y una perspectiva ecléctica han dado por resultado una
JAVIER ALVAREZ obra multifacética y vigorosa que presenta una evolución muy original.” (Yolanda
Moreno Rivas – La Composición en México en el Siglo XX,FONCA, México 1994)

Los ostinatti que permiten establecer una estructura y un sentido...son aún mas
caprichosos en [n mambo] del Mexicano Alvarez.” (Le Monde, Paris, Nov. 2001)

A partir del primer cuarteto de Bethoven, Alvarez se propuso emular [en Metro
Nativitas] el uso de motivos cortos, los cuales reaparecen bajo nuevas formas.
Inicialmente, el resultado suena como una cita de Michael Torke, pero [la obra]
mantiene su momento sorpresivamente bien porque el desarrollo musical es
menos predecible, menos populista que el de Torke, y porque Alvarez tiene mas
que decir....” (Andrew Clarke, Finacial Times, Londres, Abril 2000)

“...y diversión hay en cantidad en un efectivo n mambo por Javier Alvarez.” Shirley
Radcliffe, International Piano Quarterly Sept. 2001

“ ...Javier Alvarez, compositor que mostró gran sentido de el humor en el uso de la


electrónica, convirtiendo a la computadora en una gigantesca y extraña orquesta
tipo Xavier Cougat” Mark Swed, Los Angeles Times, Mayo 1997.

“ Adams dirigió a la (London) Sinfonietta brillantemente en ...Quemar las Naves


de Javier Alvarez, la cual mostró una intención atípica, aunque éste logró conjurar
bellos y acuosos sonidos a partir de inesperadas combinaciones instrumentales”.
(D.M, Financial Times, Londres, Octubre 1996)

“La música de Javier Alvarez revela influencias de la cultura popular que van mas
allá de nuestro tiempo y lugar, y su trabajo es representativo de una muy
importante corriente en las artes...” (John Adams, 1993 Ojai Festival Welcome,
Mayo 1993)

“ Javier Alvarez, un Mexicano en Inglaterra , es uno de los compositores mas


interesantes de la actualidad. En el linaje de la música electroacústica, crea un
universo tangencial donde una pulsación corporal y atávica dialoga con el
refinamiento de texturas y timbres. Sus obras Acuerdos por Diferencia y Temazcal
son absolutamente inéditas. Estas se incluyen en su disco Papalotl (Saydisc, 1992,
Inglaterra). (Sergio Rojas, Folha de S. Paulo, Brasil, Junio 1998)
“...La mas sobresaliente de las obras incorporando computadoras fue Temazcal,
una evocación del antiguo baño de vapor Mexicano. En una asombrosa
yuxtaposición de antigüedad y modernidad, Alvarez apareció solo en escena para
tocar un par de maracas acompañado de un sonoro complejo rítmico
sintetizado...” (Allan Kozninn, The New York Times, Nueva York, Mayo 1994).

Con Alvarez, se trata de integrar al adversario (el material) a su estilo propio: a


través del combate sale vencedor el mundo heterogéneo de su obra, la cual se
defiende, reconstituida...Mannam, con sus sonidos tenidos y acariciantes,
JAVIER ALVAREZ venenosos y pérfidos como el perfume de mujer... resulta en un juego de fórmulas
polirítmicas que se desdoblan, con sus mil patas obstinadas y uniendo a su
complejidad barroca, en la mas franca eficacidad, abracadabrante y
directa.” (Jacques Bonnaure, La Lettre du Musicien, Paris, Abril 1993).

“Mas tarde, otro de los momentos culminantes del programa: la versión para
cuerdas de Metro Chabacano de Javier Alvarez, una de las obras de cámara mas
lúcidas y sabrosas de todo el repertorio mexicano...resultó muy satisfactorio
escuchar a la Orquesta de Cámara de la Comunidad Europea tocar con buen estilo
y aproximación a las cadencias trópico-urbanas que Alvarez propone...” (Juan
Aruro Brenan, Reforma , El Ángel, México, Mayo 1995)

.”..Quemar las Naves, de Javier Alvarez, un poderoso ejercicio en jazz fracturado y


descarrilado, para metales, bajo eléctrico, percusiones y piano . Tania León dirigió
esta difícil y ebulliciente música , ella y sus músicos permaneciendo firmes ante el
fuego...” (Bernard Holland, The New York Times, Nueva York, Febrero 1994)

“Entre las nuevas voces dotadas de mayor individualidad y un perfil marcado, se


encuentra la de Javier Alvarez (1956) compositor Mexicano residente en Londres
desde 1981...y cuyo desarrollo habrá que seguir muy de cerca, dadas estas
muestras tan alentadoras.” (José Antonio Alcaraz, Proceso, México , septiembre
1993)
Javier Álvarez compositor: La inefable certeza de lo sonoro*

Aurelio Tello

No creo equivocarme cuando digo que una de las tareas de la musicología en México,
en Latinoamérica, o en cualquier otro sitio del tercer mundo consiste en contribuir a
establecer el canon de la creación musical. La eclosión de corrientes musicales a lo
largo del siglo XX y lo que va del XXI ha sido tan poderosa y los creadores han
intentado todo tipo de propuestas creativas que resulta difícil establecer un solo
parámetro para construir, por ejemplo, el canon de la música en México. Tengo la
convicción de que, a pesar de una cada vez más sostenida producción musical –en
cantidad y calidad– nuestros pueblos siguen ausentes en la Historia de la Música –así,
con mayúsculas– y que aún quedan muchísimas páginas en blanco por escribirse.
Nuestro canon musical –uno que todavía no podemos llamar “el canon”– ha ido
construyéndose de facto. No hay consenso para determinar por qué, unos sí y otros no,
ocupan un sitial en el parnaso de la creación musical. Decimos que los grandes músicos
mexicanos son Manuel M. Ponce, Carlos Chávez, Silvestre Revueltas, Blas Galindo y
José Pablo Moncayo. Lo que los ha consagrado es que todos se adscriben –quien más,
quien menos– a la ideología nacionalista de la primera mitad del siglo XX. No es la
valoración de su obra global y tampoco de sus capacidades técnicas lo que ha
determinado que ellos lleven la representatividad de la música de México. Más allá de
las anécdotas, de las posiciones ideológicas o de los sentimientos que algunas de sus
obras puedan despertar en los escuchas, tenemos muy pocos acercamientos al fondo de
sus partituras, a su know how personal, al meollo de sus propuestas sonoras.1
Creo que entre los músicos nacidos en las décadas del 50 y 60 del siglo pasado
ya hay algunas voces que merecen estar en ese canon –aún incompleto, aún
incoherente– al que me refiero líneas arriba. Son compositores que andan entre los 50 y
los 60 años de edad, con una obra que merece ya el estudio, la reflexión y la valoración.
También con una dedicación que refleja un alto grado de compromiso con el arte y con
la música. Entre esos compositores se encuentra Javier Álvarez, uno de los más
relevantes creadores musicales de la última época del siglo XX (de los años 80 para acá)
y de lo que llevamos del siglo XXI.
Quisiera recoger algunas de las ideas que establece Harold Bloom en su
discutible y discutido –pero a la vez entrañable– libro El canon occidental. El crítico
literario plantea algunas de las consideraciones esenciales para establecer un canon e
incluir a determinados autores en él. Y haciendo una comparación trataré de establecer
por qué, en la construcción del canon de la música contemporánea –de los años 90 hasta
el momento presente– Javier Álvarez y su obra forman parte ineludible de ese canon.
Bloom, siguiendo a Alastair Fowler, recoge la idea de que
cada época posee un repertorio de géneros bastante escaso al que los
lectores y críticos reaccionan con entusiasmo, y el repertorio del que
pueden disponer sus escritores es también más pequeño: el canon
provisional queda fijado, en su casi totalidad por los escritores más
importantes, de mayor personalidad o más arcanos. Cada época elimina
nuevos nombres del repertorio. En un sentido amplio, quizá existan todos


1
Salvo los ya conocidos –por los musicólogos; por los melómanos en general, no– trabajos de Otto
Mayer-Serra, Yolanda Moreno Rivas, Ricardo Miranda y algunos más, las miradas que determinen el qué
y el cómo de nuestra música son todavía muy escasas.
los géneros en todas las edades […] Haremos mejor en tratar los vaivenes
de los géneros en términos de elección estética.2
Si el canon –dice Bloom– es una palabra religiosa en su origen, es la elección estética la
que ha guiado siempre cualquier aspecto laico de la formación del canon. Los autores y
las obras canónicas –incide– superan la tradición y la subsumen. El único movimiento
que define el canon por fuerza estética –concluye– se compone de la siguiente
amalgama: dominio del lenguaje metafórico, originalidad, poder cognitivo, sabiduría y
exuberancia en la dicción.
Traslado estas afirmaciones al campo de la música. La tarea no es fácil. Son dos
maneras de hacer. Dos modos de plasmar. Pero ni la literatura, ni la música pueden, en
principio, ser leídas/escuchadas, abusivamente, más allá de sus genuinas razones
estéticas. Y me siento tentado de asumir cada una de las palabras del párrafo anterior
que, en tres o cuatro trazos, fijan una manera de establecer un canon: nuestros más
emblemáticos creadores musicales –de José Mariano Elízaga a Javier Álvarez– han
partido de una tradición, entroncada con las preceptivas de composición afincadas en la
cultura occidental y las han considerado como parte de un conjunto de conocimientos,
reglas, normas y maneras con las cuales abordar la aventura de la creación musical. Un
acercamiento a sus partituras nos deja ver eso que Bloom considera esencial: dominio
del lenguaje (del código musical, de los signos de tiempo y altura, de las combinaciones
tímbricas, de la elaboración de texturas), originalidad (eso que se suele llamar “voz
propia”), poder cognitivo (comprobable cuando tras cada repetida audición hay algo
nuevo que escuchar), sabiduría (mezcla de conocimiento, invención e imaginación, de
inteligencia y experiencia) y exuberancia en la dicción (que en música se traduciría
cuando un compositor consigue hacer escuchar todo lo que ha escrito en la partitura).
Escucho –un acto tendenciosamente voluntario– la música de Javier Álvarez y
encuentro en ella todo eso que señala Bloom para convertirse en canónica. Pero apunto
una idea más: En las obras de Javier se impone una poética que yo llamaría una “certeza
de lo sonoro”. Cuando Álvarez incursionó en la composición, su música venía nutrida
de una seguridad de que la interpretación traduciría las intenciones musicales que el
compositor había plasmado en la partitura. La audición de una obra como Trireme
(1982), por ejemplo, planteó en su momento, de manera contundente, una discursividad
y organización seccional de los materiales, cosidos con un sesudo e inteligente trabajo
textural. Situada en las antípodas del tiempo, Ceiba de luz y sombra (2012-2013),
recoge la experiencia de tres décadas de orquestador. La fraseología de ambas piezas
tiene su fundamento en la cuidada elaboración tímbrica. Cada célula, cada idea, cada
pequeño grupo de sonidos va íntimamente unido a un color orquestal específico. Pero
este entramado de células no responde al concepto ortodoxo de desarrollo, es decir de
expansión de las ideas transitando por diversos centros tonales, sino que extiende el
discurso por otros procedimientos. El rechazo a desarrollar y la voluntad de ahogar la
elocuencia se manifiestan en el gusto por las frases cortas que se engarzan como
pequeños mosaicos revestidos de diversos timbres. Aquí una pregunta: ¿Traduce la
música el “sentido” que pudieran expresar los títulos? ¿Es “lo sonoro” identitario con
Trireme, Jardines con palmera, De aquí a la veleta y Ceiba de luz y sombra? No
concibo esta música como descriptiva, sino como unas metáforas sonoras de las
realidades que tocan a la vida y a las experiencias del compositor. Metáforas traducidas
a giros que provienen de las fuentes populares de la música mexicana, latinoamericana,
del Caribe, pero exentos de anecdotismo o de cualquier matiz de tourist music.
Exuberante síntesis de tradición y contemporaneidad, lúcido afán de borrar fronteras


2
Harold Bloom, El canon occidental, sexta edición, Barcelona, Anagrama, 2011, pp. 31-32.
entre lo culto y lo popular, exigente compromiso con lo heredado, lo aprendido y lo
creado, el sonido orquestal en las obras de Javier reclama ser una síntesis de diversos
estilos orquestales de la música del siglo XX: huellas varias, del Stravinsky de La
Consagración de la Primavera al Ligeti de Atmósferas; del Bartok del Concierto para
Orquesta al Lutoslawski de los Juegos Venecianos o al Stockhausen de Gruppen, pero
asimismo al Revueltas de Sensemayá y al Amadeo Roldán de La rebambaramba.
Modalismos, pentafonismos, tropicalismos, ecos de la Huasteca o veracruzanos, de
tango o de jazz –sólo por citar algunos signos evidentes– son pasados por el tamiz de un
cuidadoso trabajo de elaboración textural derivada de la amalgama de timbres y por
recurrentes procedimientos de construcción: las clásicas explosiones orquestales
precedidas de un impulso ascendente; las reiteraciones motívicas que generan frases de
breve duración que impulsan la actividad composicional hacia delante, la expansión y
contracción de células rítmico-melódicas, los contrastes líricos en los cuales las
sonoridades “aireadas” –tipo armónicos en las cuerdas, motivos en arpa, celesta,
triángulos o marimbas, multifónicos, o resonancias armónicas en octavas superiores–
que tienen un peso expresivo característico, los volúmenes orquestales que están
reforzados de manera constante por trémolos en los platillos. En resumen, Javier afirma
un universo sonoro personal que es a la vez reflexión y afirmación, herencia y sucesión,
experiencia y renovación. Eso que él imagina hacer sonar de alguna manera –un
movimiento de remeros en Trireme, la ingeniería de un objeto en De aquí a la veleta, la
invención de un folclor imaginario en Geometría foliada, el cotidiano paseo que aviva
la imaginación creadora del compositor en Jardines con palmera–, encuentra en el
magistral trabajo de orquestación –suma de hallazgos tímbricos que sería difícil
enumerar en esta apretada síntesis– una certeza sonora que afirma la música de Javier
como una de las más distinguidas, personales y originales de la creación
contemporánea. Como diría Jankélévich: “El creador coloca la esencia junto a la
existencia, la posibilidad al mismo tiempo que la realidad”.3
Un territorio particularmente fértil para la experimentación y al mismo tiempo
para “encontrar” una voz personal ha sido el universo de la percusión. No hay
compositor importante del siglo XX que no haya manifestado un vivo interés por
encontrar en los instrumentos que sólo servían para golpear, para dar fuerza o color,
vertientes líricas. Tras las huellas de obras pioneras como Ionitasion de Varese o la
Toccata de Chávez, muchos creadores han buscado en las percusiones el mismo margen
de hallazgos musicales que en las voces en el Renacimiento, en las cuerdas en el XVIII,
en la orquesta ampliada con alientos o en el piano en el XIX. Descontando los sonidos
electrónicos, las percusiones han dejado en el último siglo una imborrable presencia y
contribuyeron a definir una “contemporaneidad” que no conoció ninguna época
anterior. En la segunda mitad del siglo y en lo que va del XXI, percusiones y sonidos
electrónicos son dos mundos que los compositores han maridado con lucidez. Ambos
recursos han contribuido al nacimiento de la acusmática y de la música mixta. El
compositor ha debido desarrollar nuevas habilidades, una renovada técnica de creación,
adaptar conceptos musicales tradicionales –armonía, contrapunto, textura, timbre,
tensión, dinámica, forma, estructura– y replantear conceptos estéticos convencionales
para adentrarse en el mundo de la acusmática y de la música mixta. Pero entre la
generación que se inició en los años 50 y la que llegó tres décadas después había
notorias diferencias. Javier Álvarez pertenece a esta última. Su punto de partida fueron
los logros de los anteriores; su técnica se cimentó sobre la experimentación de los


3
Vladimir Jankélevich, La música y lo inefable, Barcelona, Alpha Decay, 2005, p. 58.
pioneros de la música electrónica; él pudo plantearse una nueva estética que expresara
la visión del mundo que tienen los individuos en Latinoamérica.
Vuelvo a la teoría de la “certeza de lo sonoro”, es decir al hecho de que un
compositor como Javier Álvarez, al hacer uso tanto de las percusiones como de los
recursos electrónicos, partiera al encuentro de una tipología sonora de la que no tenía
ninguna duda de su proyección a la hora de la escucha y cuyas fuentes primarias son
instrumentos de origen americano (maracas, arpas, steeldrumms, tambores diversos,
marimbas) tocados en vivo o previamente grabados y luego procesados
electrónicamente haciendo uso de los procedimientos que ahora son habituales mediante
el uso de sintetizadores y computadoras con software y aplicaciones para uso musical.
Reverberaciones, retrogradaciones, envolvencias, oscilaciones, filtrajes, regularidades o
irregularidades rítmicas, modos de ataque y caída del sonido, transposiciones,
coloraciones, modulación de anillos, etcétera, sirven a claros propósitos musicales que
hicieron posible la creación de un corpus de obras de exquisito pulimento, de
cuidadísimo trabajo textural y tímbrico e inscrito en una vertiente musical inédita, ajena
a cualquier cliché –a la música electrónica histórica, a la música electrónica vinculada a
la contracultura, a la música electrónica pop, a la música electrónica comercial, a la que
sirve para efectos especiales en la industria del cine– y que aporta nuevos conceptos
estéticos a la música de Latinoamérica. O a la del mundo en los tiempos de la
globalización.
Lo remarcable es que en la obra de Javier Álvarez asistimos a la plasmación de
un “lenguaje electrónico”. O sea, de un modo de sonar que tiene vida propia, que no nos
remite al mundo de los instrumentos acústicos porque no quiere recrear calcos de ellos,
que procede estructuralmente a partir de una suerte de taleas y de continuos sonoros que
sostienen la discursividad, apartado por completo de ese viejo y gastado principio que
era engarzar un rosario de efectos electrónicos. En la música de Javier, los principios de
la composición escolástica no están ausentes y problemas específicos de inicio y fin, de
cuerpo de la obra, de tensiones, densidades, equilibrios, simetrías, texturas, timbres,
frases, periodos y secciones, están claramente resueltos. La elaboración de una obra
electrónica o mixta sigue siendo, tecnologías aparte, la resolución de un problema
musical, no uno de ingeniería. Además, Javier sale airoso del reto que le plantea esa
relación dialéctica que hay entre lo expresivo y lo inexpresivo de la música. Ya decía
Stravinski que “la expresión nunca ha sido la propiedad inmanente de la música”.4 La
voluntad de no expresar nada –en abierto antirromanticismo– ha sido la gran coquetería
del siglo XX. Pero una vez superadas las posturas decodificantes y contestatarias de las
vanguardias de la posguerra, el uso de los instrumentos menos “expresivos” –aquellos
con los cuales no se podía cantar, las percusiones– y esos otros, hijos de la era
tecnológica, los instrumentos electrónicos, se pusieron al servicio de una música “otra-
vez-expresiva”. O, por lo menos, el uso que en los países del Tercer Mundo tuvieron
estos instrumentos reveló una perseverante voluntad de reflejar una sensibilidad
diferente a la europea.
Si Temazcal es la afirmación de un universo donde la imaginación se entronca
con el dominio instrumental y el compositor saca partido de la capacidad de
improvisación del maraquero para integrar sus módulos rítmicos a los sonidos de la
cinta electrónica; si en Offrande el sonido de los steelpans se funde con los de origen
electrónico y ambos rebasan los límites de sus posibilidades físicas; si en Así el acero lo
caribeño se trasmuta en un folclor cibernético y clangoroso –Álvarez, dixit–; si en Días
como Sombra el persistente golpeteo en las placas de madera trasciende la idea común


4
Igor Stravinsky, Chroniques de ma vie, I, pp. 116, citado en Jankélevich, op. cit, p.80.
de percusividad y la percepción es que estamos ante unas marimbas cantarinas; si en
Nocturno y toque la fusión de marimbas y los steeldrums crean un color sumamente
original –de madera metalizada o metal amaderado, si es que son posibles estos
neologismos–, entonces la música se ha vuelto otra vez una manera inefable de “decir”.
Cada una de estas propuestas sonoras alcanza esa condición de musicalidad que la hace
ser música con origen, con identidad, con sentido propio. Si se había creído que el
mundo de los sonidos electrónicos no tenía que ver con la condición humana y generaba
una música inexpresiva, las obras de Javier rescatan lo musical de estos recursos –las
percusiones, los sonidos electrónicos– y reflejan la mirada de un creador de este lado
del mundo, donde la música es todavía una forma de sentir, de vivir y de creer.
Retomo la idea ya planteada de que en la obra de Javier hay una certidumbre de
que lo proyectado o planeado tiene una indudable trascendencia sonora cuando escucho
las obras electroacústicas en las que se funden sonidos en vivo, sonidos de instrumentos
acústicos pregrabados y sonidos generados electrónicamente. Para un compositor como
Álvarez, lo electrónico no tiene por qué ceñirse a clichés o estereotipos que la definan
como electrónica –sonidos ululantes, gimientes, terroríficos, siderales, cósmicos,
psicodélicos y todos aquellos con los que la cinematografía hollywoodense y otras han
proveído a cientos de películas–, sino que trata a este recurso con la misma naturalidad
con la que escribe para un arpa, un grupo de alientos o cuerdas, o emplea la voz, es
decir, como un recurso musical. No lo gobierna una “poética de lo concreto” –el sonido
en bruto–, sino una “poética de lo acústico” –el sonido definido siempre como musical–,
una certeza de la que careció la temprana musique concrete y los electronic sounds de la
posguerra y aun de la era de Vietnam. Javier no es un vanguardista, sino un
posmoderno. No experimenta por experimentar, experimenta para encontrar lo que ya
sabe que está buscando. Unas veces, elementos sencillos como un pulso, un set de notas
que rotan como en un caleidoscopio –incluso con sentido tonal o modal– o patrones
rítmicos sobre notas repetidas –el aire flamenco de Almagre y Azul es un buena
referencia–; en otras ocasiones, sonoridades de densidad orquestal como producto de
complejos procesos de montaje, “acordes” que se quiebran como cristales, clusters cuyo
papel es el de un tapiz armónico que sostiene una línea que canta –como en De tus
manos brotan pájaros, por ejemplo–.
La audición de obras como, Acuerdos por diferencia, Negro fuego cruzado,
Sonoroson, De tus manos brotan pájaros, Almagre y azul o Calacas imaginarias, para
diversos recursos acústicos –fagot, guitarras, arpa, clarinetes o coro, obras en las que el
eje central reside en la interacción entre sonidos en vivo y sonidos grabados revelan a
un tipo de compositor: el que controla no sólo la idea musical, la generación de ideas
matrices que dan vida a la composición, la inspiración –ese fugaz soplo que
desencadena un acto creador– que se hace metáfora al volverse sonido, sino, y de
manera definitoria, la interacción: La confluencia entre lo que hacen los músicos en
vivo, siempre sujeto al azar, a la causalidad, al rubato, al percance psicológico, y lo que
proviene de un material que actúa en un soporte fijo, inalterable, que no cede en el
tiempo ni en el carácter. Las obras de Javier dejan ver cómo esa interacción propone un
discurso –en el más barroco de los sentidos, un texto cuya unívoca lectura sólo puede
ser musical– uno de cuyos ejes rectores es el intercambio de identidades, un no saber a
veces si el sonido proviene de los intérpretes o de la fuente electrónica. El quid del
trabajo composicional de Javier Álvarez –esa es, pues, la más genuina esencia de la
composición en la cultura occidental– reside en fundir los elementos y recursos en uso,
en cohesionar las ideas y los medios en los cuales sonarán esas ideas, en componer la
interacción, en hallar una suerte de fundidos tímbricos, de híbridos sonoros procediendo
en el tiempo –retomo aquí un poco al socaire el concepto de hibridación cultural de
García Canclini que explica la esencialidad de las culturas del siglo XX– que
constituyen esa certeza sonora, el grano de ese discurso al que aludí líneas arriba y que
convierten a Javier en un creador canónico.
Cuando de obras puramente acústicas se trata, un acercamiento a su música de
cámara me empuja a preguntarme qué contienen estas obras de intensa escritura.
Sabemos que la música significa algo en general sin querer decir nada en particular. Es
el mundo de la abstracción cualitativa. La música, como decía Schopenhauer, no
expresa esa alegría determinada o aquella tristeza en particular, sino que instila en
nosotros la melancolía y la alegría en general, la serenidad en sí y la esperanza sin
causas. Y Nietzsche se aventura un poco más: la música no expresa el-dolor-en-general
ni la-alegría-en-general, sino la emoción indeterminada, la pura capacidad emocional
del alma. La música exalta la facultad de sentir, abstrae cualquier sentimiento
cualificado, sea pesadumbre, amor o esperanza, y despierta en nuestro corazón la
afectividad en sí, no motivada ni especificada.5 Traigo a colación una frase dicha por el
compositor que se refiere a que pretende con su música “emocionar al auditor”. En otras
palabras, decirle “algo”. Lo que sea que sea ese algo. Ya me he referido en párrafos
anteriores a una cualidad expresiva en la música de Javier Álvarez y a la manera cómo
en esos instrumentos que teníamos por “inexpresivos” él consigue una música que, en
un sentido, nos conmueve, o nos emociona, o despierta nuestro interés, o cuando menos
nos entusiasma. La suya no es una música que deje indiferente al público.
La composición para Javier Álvarez es un ejercicio que nace de la escucha
previa, de la decantación del material sonoro que va a emplear en una obra. La
concreción en la partitura es sólo el acabado final de un proceso donde el canto precede
al signo, donde la imagen sonora ocurre antes que la prescripción, donde el juego puro
encamina la acción y sólo más tarde se anota. De allí que la lectura de sus obras tenga
asegurada la certeza de lo que va a sonar. Y como todo compositor que se precie de
serlo, Álvarez ha acumulado a lo largo de muchos años un vocabulario, un directorio de
recursos, un tesauro de sonoridades, una sistematización de procedimientos, y con ellos
redacta sus obras tendiendo un puente con sus intérpretes primero y sus auditores
después. Hay en esto un signo que diferencia a Álvarez de los compositores que le
antecedieron. Por eso sostengo que él no es un vanguardista, sino un posmoderno –sin
que, por supuesto, me gusten estas etiquetas para definir a un compositor– ya que, como
lo señala Béatrice Ramaut-Chevassus, entre los signos que distinguen a la música de la
posmodernidad está una nueva actitud de vuelta al pasado, un gusto por el eclecticismo
y una demanda de comunicabilidad.6
Las estrategias compositivas de Javier casan con esta visión de la música.
Recuperar para su música fuentes de procedencia popular (el mambo, el son jarocho, el
son huasteco, el jazz, la música flamenca o la música tropical), mezclar estos elementos
con otros de su propia invención –Villalobos ya había dicho: el folclore soy yo– y lograr
cautivar al escucha definen una manera de componer que ya no pertenece a ese
vanguardismo mexicano que se nutrió de las experiencias del dodecafonismo de
Schoenberg-Berg-Webern, del conceptualismo de Cage, del experimentalismo de Berio
o Stockhausen, del ultraserialismo de Babbit, del minimalismo de Reich y del
puntillismo de Xenakis, todos compositores capaces de decirle a públicos


5
Pierre Laserre, Les idées de Nietzsche sur la musique, París, 1907, pp. 65-66, citado en Jankélevich, op.
cit., pp.99-100.
6
Béatrice Ramaut-Chevassus, Musique et posmodernité, París: Presses Universitaires de France, 1998,
pp. 7-18, citado en Esteban Hernandes Castelló, “El embrollo de lo posmoderno: Variaciones sobre el
significado universal”, Música, lenguaje y significado, Margarita Vega Rodríguez y Carlos Villar-
Taboada, editores, Valladolid, SITEM-Glares, 2001, pp. 71-72.
convencionales “¿A quién le importa si usted escucha”? 7 Obviamente, a Javier sí le
importa establecer un rapport con sus auditores.
En Jardín de otoño están presentes esos ostinati –de frecuente uso en todas sus
obras– que aparecen en primer plano y ceden su lugar a ideas más amplias, fórmulas
melódicas como taleas que ayudan a organizar el virtuoso discurso del clarinete,
fórmulas rítmicas sobre notas repetidas y, sobre todo en el movimiento final, líneas
melódica quebradas en el instrumento cantante. Los movimientos lentos alcanzan un
lirismo que, sin duda, traduce una intención expresiva de orden emotivo.
Modelo para armar se presenta como una caja de Pandora en la que conviven
elementos disímbolos: aires flamencos, giros de jazz latino, ritmos de cumbia,
tropicalismos diversos. Cada instrumento se ocupa de un elemento concreto, de uno que
le es afín o idiomático –las guitarras, los rasgueos flamencos; los alientos madera, unos
giros de jazz latino; las percusiones, bases rítmicas de cariz tropical– que se superponen
marcando desfases de acentuación. La obra es una suerte de tinkertoy, en el que los
elementos que lo integran pueden entrar y salir sin que se altere la estructura. En Metal
de corazones son notorias las evocaciones del mambo a la Bernstein, –“un poema, una
obra de teatro o una novela, dice Harold Bloom, se ve necesariamente obligada a nacer
a través de obras precursoras”– y el ensamblaje de elementos de diversa procedencia
cultural. Las características oscilaciones de 3ª menor –que están en muchas de las obras
de Javier– sirven de puente para enlazar secciones y mientras duran, se le superponen
pulsaciones metálicas seguidas de rasgueos. Es una música fuertemente ecléctica: una
metáfora de la diversidad, de la pluriculturalidad del México contemporáneo y del
mundo donde coexisten sincrónicamente músicas de diverso alcance y proyección. En la
serie de cuartetos dedicados a las estaciones de metro de la ciudad de México –Metro
Taxqueña, Metro Nativitas y Metro Chabacano– la estructura cuasi minimalista y el
trabajo de marquetería de las células que dan vida a cada cuarteto derivan en la creación
de un folclore urbano very clangorous que roza la abstracción, en el mismo sentido que
las Torres de Ciudad Satélite representan la variopinta diversidad humana que puebla
una de las ciudades más contrastantes del planeta por la extensa gama étnica, social y
cultural que la habita.
No creo, pues, equivocarme cuando digo que una de las tareas de la musicología
en México, en Latinoamérica, o en cualquier otro sitio del tercer mundo consiste –en un
plazo cada vez más perentorio– en contribuir a establecer el canon de la creación
musical, el de nuestra creación musical. Tampoco creo equivocarme cuando la audición
de las obras de Javier me hace evidente que ellas poseen esa amalgama de cualidades
que, según Harold Bloom, son la condición sine qua non para estar en el corazón del
canon: dominio del lenguaje metafórico, originalidad, poder cognitivo, sabiduría y
exuberancia en la dicción. La de Javier es una obra que posee agudeza de conocimiento
y solidez técnica, energía musical y poder de invención, la capacidad de mantener el
interés, la atención, el asombro y la admiración de cualquier escucha. En esta música
las llamas de esa invención arrasan todo contexto y nos ofrecen lo que podríamos
denominar un valor estético primigenio, al acceso de cualquiera que posea la suficiente
cultura y sensibilidad para escucharla y comprenderla. Y como todas las obras
canónicas, destruye la distinción entre lo sagrado y lo laico, entre lo culto y lo popular,
entre lo tradicional y lo novedoso. Me queda la íntima convicción de que los
compositores y obras que forman parte del canon lo son por su singularidad, por su

7
En 1958, Milton Babbit escribió un famoso artículo titulado «The Composer as Specialist» («El
compositor como especialista»), que, al ser publicado en la revista High Fidelity, se cambió, sin su
conocimiento o consentimiento, por «Who Cares if You Listen?» («¿A quién le importa si usted
escucha?») que reflejaba la percepción de mucha gente respecto de la música contemporánea.
inteligencia, por su sensibilidad, por su destreza técnica y por la certidumbre que dejan
en nosotros de que los sonidos que nos ofrendan son una metáfora del tiempo vivido,
del tiempo soñado y del tiempo recordado, pero transformado en música. El tiempo –ese
juez implacable que pone todas las cosas en su sitio– le reservará a la música de Javier
Álvarez un lugar preferente a la hora que llenemos las páginas en blanco de la Historia
de la Música de estos años, cuando declinaba el siglo XX y entraba el que vivimos y en
el que Javier es un actor principalísimo.

*Ensayo publicado como parte del cuadernillo de presentación de PROGRESIÓN, antología discográfica publicada
por Cassete, Agricultura digital, México, 2014 p.34-47
JAVIER ALVAREZ
C AT Á L O G O D E O B R A S

OBRAS SOLISTAS Y DE CÁMARA

TITULO I N S T RU M E N TA C I O N A Ñ O DUR
.
AYARA Fagot y cuarteto de cuerdas 1981 22’
CARACTERÍSTICAS Flauta, oboe, violoncello y piano 1982 9’
KI BONE GAKU Trombón y marimba 1984 12’
LLUVIA DE TORITOS Flauta sola 1984 9’
TIENTOS Flauta (picc.), clarinete en Bb, violín, violoncello y piano 1985 11’
QUEMAR LAS NAVES Saxofón soprano, trompeta, trombón, piano y bajo 1988 15’
eléctrico
METRO CHABACANO Cuarteto de cuerdas 1988 8’
CHACONNA Viola y clavecín 1991 6’
METRO TAXQUEÑA Cuarteto de cuerdas 1994 8’
ACORDEÓN DE ROTO CORAZÓN Cuarteto de saxofones (SAT y barítono) 1994 7’
SERPIENTE Y ESCALERA Violoncello y piano 1995 10’
METRO NATIVITAS Cuarteto de cuerdas 1999 8’
NOCTURNO Y TOQUE Cuarteto de percusiones: (2 steel pans tenores y 2 2000 14’
marimbas)
MODELO PARA ARMAR Saxofón soprano, tenor y barítono, 2 guitarras 2000 9’
barrocas, bajo eléctrico, y percusión
ESTUDIO 5 Steel pan tenor 2000 5’
N MAMBO Piano solo 2001 3’
ENCLAVE TRIPLE Piano solo 2003 11’
TROMPATUFARRIA AL PASTOR Cuarteto de cornos 2005 7’
FANFARRIA PARA GAVIN Trompeta sola 2010 3’
DE ESTRELLAS Y HORMIGAS Quinteto de alientos: flt, ob, clt(clt. bajo), corno y fagot 2013 15’
HORAS MARCADAS Flauta y cuarteto de cuerdas 2014 12’
EL SUEÑO DEL TOLOK piano solo 2014 5’
BAGATELA RITMATA piano solo 2014 5’
SOLO DE OLVIDO UN RECUERDO piano solo 2015 5'
HORMIGA RENCA DE PASO piano solo 2016 5’
CORTO
17 CIENPIÉS piano solo 2017 6’
DUALIDAD piano solo 2017 7’

VOCES E INSTRUMENTOS O ENSAMBLE

CANCIONES DE LA VENTA voz soprano, violin, viola, guitarra barroca (Texto en 1977 12’
español de Jose Carlos Becerra)
TRES RANAS CONTRA RELOJ voz soprano, violin, violoncello y piano (vocalise) 1981 17’

Calle 17# 109 x 20 y 22 Mérida,Yucatán 97100 T +52 9999 263017 W www.temazcal.co.uk


JAVIER ALVAREZ
C AT Á L O G O D E O B R A S

FRAGMENTOS DE HUESO voz soprano, flauta, s. sax, clarinete bajo & viola (texto 1984 9’
en nahuatl de Netzahualcoyotl)
ANIMAL CRACKERS 2 sopranos y 1 barítono, viola y piano (texto en inglés 1990 9’
de Jo Shapcott)

JARDÍN DE OTOÑO Clarinete en Bb y cuarteto de cuerdas 2009 21’


DIAS COMO SOMBRA 2 sopranos, mezzo-soprano, barítono y cuerteto de 2010 13’
percusiones (marimbas y tambores diversos) (Texto
en español de Enrique Guerrero Larrañaga)
VUELO DE VOCES Mezzo-soprano y clarinete bajo (Texto en español de 2013 5’
Carlos Pellicer)
HORAS MARCADAS flauta y cuarteto de cuerdas 2014 18’

TIEMPO DETENIDO soprano , clarinete, violín, cello y piano 2014 15’

GRAIN JUNCTIONS Ensamble mixto (trompeta, sax tenor, bajo eléctrico, 2018 13’
piano y percusión) y sonidos electroacústicos en
soporte fijo

BANDA DE ALIENTOS

RECINTOS Banda de alientos (maderas, metales y percusión (2) 1983 16’’

ORQUESTA/ENSAMBLE DE CÁMARA

LINEA 3 Orquesta de cuerdas 1999 20’


METAL DE CORAZONES Clarinete en Bb, trompeta, violin, viola, cello, piano y 2012 13’
percusion + cuarteto de percusiones
DEL CORAZON DE MADERA 2 flautas (picc) y quinteto de percusiones 2014 12’

FUGIT SPEULUM FULGUR ttrb, ttr, btr,, cimbasso, organo y teorbo 2016 9’

CORO CON ENSAMBLE, CON ELECTROACUSTICA U ORQUESTA


SINFÓNICA

AMOR ES MAS LABERINTO Coro mixto (SSAATTBB), 5 solistas (SSATB), 3.3.3.3 - 1978 32’
4.2.3.1 - piano, arpa, perc (2) y cuerdas. (Texto en
español de Sor Juana Inés de la Cruz)

Calle 17# 109 x 20 y 22 Mérida,Yucatán 97100 T +52 9999 263017 W www.temazcal.co.uk


JAVIER ALVAREZ
C AT Á L O G O D E O B R A S

TE ESPERA ESA CHISPA Coro mixto (SSAATTBB), 2 cornos, 2 trbs, perc (2) 1982 9’
piano preparado & contrabajo (Texto en Español; de
José Carlos Becerra)
CALACAS IMAGINARIAS Coro mixto (SSAATTBB), y sonidos electroacústicos 1994 24’
en soporte fijo (Texto en Español by Teresa de Avila y
Netzahualcoyotl)
DIAS COMO SOMBRA Coro mixto (SATB) y cuarteto de percusiones 2010 13’
(marimbas y tambores) (Texto en Español de Enrique
Guerrero Larrañaga)

ORQUESTA SINFÓNICA

GRAMÁTICA DE DOS 2.2.2.2 - 2.2.2 - teclado & cuerdas 1991 14’


MISCELÁNEA YUCATECA 3.3.3.3 - 4.2.3.1, piano, arpa, timp, perc (3) & cuerdas 2005 19’

DE AQUÍ A LA VELETA 3,3,3,2 -4,3,3,3, perc (4), timp, piano/celesta, arpa & 2013 20”
cuerdas
METRO CHABACANO 3,2,2,2 -4,2,3,1 piano, arpa, perc(3) & cuerdas 2013 7’

Y LA MAQUINA VA 3,2,2,2 -4,2,3,1 piano, arpa, perc(3) & cuerdas 2018 15’

SOLISTA (S) Y ORQUESTA SINFÓNICA

TRIREME Corno solista, 2.2.2.2 - 1.2.1, piano, arpa, guitarra y 1982 18’
cuerdas
MÚSICA PARA PIEL Y PALANGANA Percusión solista, 2.2.2.2 - 4.2.2.1 - piano/cel, arpa & 1993 20’
cuerdas
GEOMETRÍA FOLIADA Cuarteto de cuerdas solista, 2.2.2.2 - 4.2.2.1, piano, 2003 24’
arpa, timp,, perc (3) y cuerdas
JARDINES CON PALMERA Percusión solista, 2,2,2,2, 4,2,2,1, timp, perc (3) piano/ 2012 13’
celesta, arpa y cuerdas
LA CEIBA ERA LUNA Fagot solista, 2,2,4,2, 4 + tuba, timp, perc(3), piano/ 2013 18’
celesta, arpa y cuerdas
METAL DE TRÉBOLES cuarteto de percusiones solista, 3,3,3,2 -4,3,3,3, perc 2016 17’
(4), timp, piano/celesta, arpa & cuerdas
VENDEDOR DE ILUSIONES Clarinete solista, 2,0,0,2, -2, perc (4), timpani, piano y 2017- 20’
cuerdas 2019
BRAZOS DE NIEBLA Niño soprano solista, 3,3,3,2 -4,3,3,3, perc (4), timp, 2018 16’
piano/celesta, arpa, 6 vihuelas mexicanas & cuerdas

Calle 17# 109 x 20 y 22 Mérida,Yucatán 97100 T +52 9999 263017 W www.temazcal.co.uk


JAVIER ALVAREZ
C AT Á L O G O D E O B R A S

ÓPERA

MAMBO 4 solistas (STBariBass), clt, sax soprano,trpt,trb,2 1993 80’


violines, viola, cello, bajo electrico, guitarra, percusión
(2), sonidos electroacústicos y video (Libretto en inglés
de Robyn Archer)

OBRAS ACUSMÁTICAS EN SOPORTE FIJO

THE PANAMA FILES Estéreo 1986 4’


EDGE DANCE Estéreo 1987 5’
MAMBO A LA BRACQUE Estéreo 1990 3’
OVERTURE Estéreo 1995 1’
CACTUS GEOMETRIES 8 canales 2003 17’
APURO CHANFLE Estéreo 2005 9’
PETENERA Estéreo 2006 4’
PENÍNSULA DE PAJAROS 6 canales 2012 12’
VELETA Y CIRCULO 4 canales 2013 14’
ALES CANTICUM 6 canales / 24 canales 2013 16’
BLANCO SOBRE BLANCO Estéreo 2014 11’
MICHAEL'S Estéreo 2014 10’
ZUKUNFTSGARTENMUSIK
MEJOR MORIR EN LA SELVA 8 canales 2016 13’

OBRAS MIXTAS: INSTRUMENTOS/VOCES Y SONIDOS


ELECTROACUSTICOS

TEMAZCAL Maracas & sonidos electroacústicos en sop. fijo- 4 1984 8’


canales
ON GOING ON Saxofón barítono, sonidos electroacústicos en sop. fijo 1987 11’
- Estéreo - y tratamientos en vivo
PAPALOTL Piano y sonidos electroacústicos en sop. fijo - Estéreo 1987 13’
ASÍ EL ACERO Steel pan tenor y sonidos electroacústicos en sop. fijo 1988 9’
-Estéreo.
ACUERDOS POR DIFERENCIA Arpa y sonidos electroacústicos en sop. fijo -Estéreo. 1989 11’
MANNAM Kayagoum (cítara coreana) y sonidos electroacústicos 1992 12’
en sop. fijo -Estéreo.
SHEKERE Shekere, bombo de pedal y sonidos electroacústicos 1993 15'
tiempo real (MAX-MSP)- 4 canales

Calle 17# 109 x 20 y 22 Mérida,Yucatán 97100 T +52 9999 263017 W www.temazcal.co.uk


JAVIER ALVAREZ
C AT Á L O G O D E O B R A S

MAMBO VINKO Trombón y sonidos electroacústicos en sop. fijo - 1993 15'


Estéreo.
CALACAS IMAGINARIAS Coro mixto (SSAATTBB), y sonidos electroacústicos 1994 24’
en soporte fijo -Estéreo. (Texto en Español by Teresa
de Avila y Netzahualcoyotl)
PYRAMID Instrumentos melódicos instruments (variable) y 1995 7’
sonidos electroacústicos en soporte fijo -Estéreo.
OFFRANDE Steel pans tenor y barítonos (2 instrumentistas) y 2000 16’
sonidos electroacústicos en soporte fijo -Estéreo.
MANTIS WALK IN METAL SPACE Steel pan tenor solista, 2 flts, 2 clts, oboe, fagot, corno 2001 17’
francés, trpt, trb, tuba y sonidos electroacústicos en
tiempo real -Estéreo.
RECYCLE LOOPS Cuarteto de percusiones, instrumentos inventados 2002 variable
(numero variable de ejecutantes) y sonidos
electroacústicos en soporte fijo -Estéreo.
CYLINDER CLOUDS 3 Flautas y sonidos electroacústicos en soporte fijo -6 2002 20’
canales
LE REPAS DU SERPENT & RETOUR A Violoncello, video y sonidos electroacústicos - 2004 10’
LA RAISON Estéreo.
NEGRO FUEGO CRUZADO 2 clarinetes bajos, video y sonidos electroacústicos - 2007 11’
Estéreo.
DE TUS MANOS BROTAN PÁJAROS Fagot y sonidos electroacústicos en soporte fijo - 2010 13’
Estéreo.
ALMAGRE Y AZUL 2 Guitarras y sonidos electroacústicos en soporte fijo 2010 10’
-Estéreo.

PARTITURAS E INFORMACION ADICIONAL DISPONIBLES EN:


Black Dog Edition, London. (Mundo) http://www.temazcal.co.uk

Peer Music / Peer Musikverlag GmbH (USA & Germany) http://www.peermusic-classical.de

Calle 17# 109 x 20 y 22 Mérida,Yucatán 97100 T +52 9999 263017 W www.temazcal.co.uk