Вы находитесь на странице: 1из 9

¿Qué significa inclusión educativa? Formatted: Left: 0.5", Right: 0.5", Top: 0.

5", Bottom:
0.5", Width: 8.27", Height: 11.69"
¿Por qué surge la inclusión educativa?

¿Qué implicaciones tiene la inclusión educativa en el trabajo de la escuela y del aula?

¿Qué ventajas y/o desventajas identifica de la inclusión educativa?

¿A qué se refiere cuando menciona el Derecho a la educación inclusiva y éste qué le adiciona al Derecho a la
Educación?

¿Qué diferencias existen entre segregación, integración e inclusión?

¿Cuáles son los cuatro elementos de la inclusión educativa?

¿Qué aporta la diversidad de los alumnos del grupo al proceso de enseñanza y aprendizaje?

¿A qué se refieren las “barreras para el aprendizaje y la participación?

1. Compartan sus respuestas con el resto de los equipos y enriquezcan la información que han obtenido hasta el
momento con el propósito de identificar aquello que contribuye en la mejora de su práctica docente.

2. Una vez realizado el análisis en torno a la inclusión educativa, identifique cuáles son las barreras para el
aprendizaje y la participación en su escuela y en su aula. Utilice el siguiente cuadro para organizar la información.

Prácticas inclusivas ¿Qué se hace? Prácticas inclusivas ¿Qué podría hacerse?

En la escuela… En el aula… En la escuela… En el aula…

Acuerdos internacionales y nacionales: educación inclusiva en el contexto escolar

Normativa Internacional

Ámbitos donde se aplica


Ámbitos de posible aplicación

Planteamientos de la normativa nacional

Experiencias docentes :

a) Se considera
b) No se considera ¿Por qué?

Esteban y Raquel

En una reunión técnica en la Escuela Primaria “Francisco Villa” se ha tratado el tema de los
alumnos y las alumnas que presentan dificultades para aprender y la disposición de la
USAER (Unidad de Servicios de Apoyo a la Educación Regular) para apoyar a la escuela. Los
profesionales de la USAER han invitado a sus colegas de la primaria a trabajar en equipo
para tratar de solucionar esta situación. A su vez, los profesores y profesoras de la escuela
han mencionado, de diferentes maneras, que algunos de sus alumnos “no aprenden” y que
necesitan de algún tipo de ayuda. De manera más directa, la maestra Alicia, de tercer año,
solicita a Joaquín, responsable de la Unidad, una entrevista para tratar los “casos” de
algunos de sus alumnos. Alicia comenta que dos de sus alumnos: Raquel y Esteban están
muy atrasados, leen y escriben muy mal y casi no trabajan. Ella opina que estaría bien que
les hicieran “estudios psicológicos” para saber por qué no aprenden. Joaquín solicita a
Alicia pormenores sobre Raquel y Esteban:
o Raquel es una niña que generalmente pone poca atención en la clase. Casi siempre está
distraída o platica mucho y distrae a sus compañeras. Regularmente no termina sus
trabajos. Lee y escribe con mucha dificultad. Joaquín le pregunta a Alicia sobre lo que ella
ha hecho al respecto. Ella menciona que, como a otros alumnos, le llama la atención sobre
sus errores y su comportamiento. También reconoce que no ha observado muy bien lo que
hace Raquel durante la clase.

o Esteban es el alumno que más le preocupa a Alicia. Este niño es muy aislado, casi no
habla, siempre está distraído y parece como ausente. No participa en las actividades de la
clase y nunca termina sus trabajos o los hace a medias. Cuando le interroga sobre alguno de
sus trabajos escritos no responde y, si Alicia insiste, rompe en llanto. Ella es de la opinión
que Esteban tiene “retraso mental” y que requiere de algún tipo de apoyo médico y
psicológico; ella dice que se siente impotente. Joaquín le propone a la maestra que
observe algunos aspectos de estos alumnos durante el desarrollo de la clase, a fin de tener
más información:

Debido a que el Sistema Educativo Nacional está en un proceso de transición de la


integración educativa hacia la inclusión educativa, para los fines del curso y de esta
actividad, se consideraron tres lecturas, el caso y los dos textos a los que se remite al
participante, que se enmarcan en un contexto de la integración educativa (necesidades
educativas especiales y evaluación psicopedagógica), aun cuando la inclusión educativa
remite a la identificación de las barreras para el aprendizaje y la participación de los
alumnos. Lo importante del ejercicio, es destacar la relevancia que tiene para ofrecer una
respuesta educativa de calidad, el conocer cuáles son las necesidades específicas de cada
uno de los alumnos en proceso de inclusión.

a) Nivel de competencia: el desempeño de estos alumnos en comparación con el resto del


grupo en las diferentes actividades.

b) Estilo de aprendizaje: cómo realizan las actividades (con gráficos, resumiendo,


preguntando a sus compañeros, o pidiendo información para hacer la actividad, si piensan
antes lo que van a hacer, si son lentos o rápidos, etcétera).
c) Las ayudas que necesitan para realizar la tarea: si requieren más tiempo que otros
alumnos, si necesitan que se les repitan las instrucciones, si se les tiene que explicar la
tarea, si es necesario guiarlos en la realización de la tarea.

d) Motivación: si los alumnos en general y estos alumnos de manera particular se muestran


interesados en las actividades de la clase.

e) Interacciones que se establecen en el aula: si hay pequeños subgrupos, los roles que se
establecen y la relación de estos alumnos con otros compañeros. De esta manera, después
de algunos días de observación, Alicia comenta con Joaquín lo siguiente: El nivel de
competencia de Raquel varía, a veces no trabaja, a veces lo hace como el resto del grupo, a
veces puede obtener mejores notas que el promedio. Por su parte, Esteban casi siempre
obtiene notas bajas, no participa y no termina sus trabajos. El estilo de aprendizaje parece
influir en los aprendizajes de estos alumnos, ya que mientras la mayoría del grupo por lo
general se dedica a realizar sus trabajos, preguntándose entre sí y a Alicia las dudas para
realizar la actividad hasta terminarla, Raquel regularmente empieza a platicar dejando en
segundo plano la tarea en cuestión, y dedicándose a ésta cuando la maestra le llama la
atención o cuando sus compañeras no le hacen caso. Raquel también puede hablar sobre la
actividad, pero sin escribir; sólo lo hace cuando Alicia le comenta su observación. Esteban,
por su parte, parece no tener interés en la realización de las actividades. Si la maestra le
llama la atención “hace como que trabaja”, parece no entender, no pregunta, solamente
trabaja cuando alguno de sus compañeros se acerca a él y realizan las actividades juntos,
pero casi nunca termina; a veces le dictan las respuestas. Es frecuente que Raquel
necesite más tiempo y presión por parte de la maestra para terminar alguna actividad.
Alicia ha descubierto que Esteban requiere de explicaciones individuales. Esto último le
consume mucho tiempo y Esteban parece no comprender del todo lo que se realiza. Alicia
percibe que los alumnos se muestran motivados en los temas en los que considera sus
experiencias y las retoma en ejemplos, en problemas o en el desarrollo de algún tema. Pero
también, ha notado que los alumnos se distraen y hasta se aburren en temas que incluyen
mucha información y son totalmente expositivos. Raquel regularmente participa
espontáneamente cuando la maestra solicita ejemplos o información de la vida cotidiana y,
eventualmente, en situaciones en que pide información relacionada con temas escolares.
En contraparte, Esteban parece no estar motivado por ningún tipo de actividad. Las
interacciones que se establecen al interior del grupo se dan en pequeños grupos. Hay dos
grupos de niñas bien definidos, en uno de los cuales la líder es Raquel, a la que se le
reconoce la cualidad de ser “bonita”. Hay un sólo subgrupo de niños en el que se rolan los
liderazgos. Esteban regularmente está aislado, solamente interactúa con otros niños si
estos van hasta su lugar. Joaquín le pregunta a Alicia si todavía piensa que estos dos
alumnos requieren de una atención especializada por parte de la USAER, o si con lo que ha
descubierto de ellos y su forma de trabajo se podría solucionar la situación en el aula. Alicia
menciona que Raquel podría salir adelante si ella, como

maestra, le pone más atención, aunque manifiesta que necesitaría algún tipo de
orientación de la USAER. En cuanto a Esteban, es de la opinión que es difícil que salga
adelante, si no tiene un apoyo “especializado”; ella sigue pensando que este niño tiene un
problema de “retraso mental”, porque es muy lento, parece no entender y no sabe cómo
llegó hasta tercero. Joaquín propone a Alicia que continúe apoyando a Raquel de la manera
en que lo ha hecho y que se realice una valoración más específica del desempeño de
Esteban por parte de la USAER, a fin de establecer qué factores psicológicos pudiesen estar
obstaculizando el desarrollo escolar de este alumno. También comenta a la profesora que
se debería pensar en la manera en que ella establece y desarrolla su programación, con el
fin de indagar si algunos aspectos referidos a los propósitos, los contenidos, la manera de
organizar al grupo, las actividades y la metodología de trabajo, etcétera, están influyendo
en los aprendizajes de estos alumnos y si, con alguna modificación, alguno de estos
aspectos podría mejorar las actuaciones de estos niños. Alicia comenta que planea
bimestralmente, considerando todos los contenidos del plan y programas de estudio y, a
partir de ahí, organiza lo que se trabajará semanalmente. En el caso de que algún tema no
sea suficientemente abordado, deja tarea a los alumnos para afirmar los contenidos. En
cuanto a la forma de organización, regularmente trabaja con todo el grupo, solamente
algunas actividades, como los experimentos, llegan a realizarse en pequeños equipos. Sin
embargo, permite que ejercicios y cuestionarios se respondan como los alumnos prefieran,
de manera individual o en equipos que se conforman de manera espontánea, pero la
calificación siempre es individual, con los mismos criterios para todos. El material que
utiliza es el libro de texto, la libreta en la que los alumnos anotan resúmenes, cuadros y
hacen otros ejercicios. El espacio no es un problema; los alumnos y las alumnas eligen su
banca de trabajo, ya que son individuales. Últimamente, ella asignó un lugar en las primeras
filas a Raquel y a Esteban para estar más pendiente de ellos. En cuanto al método de
trabajo, Alicia menciona que procura la participación de los alumnos durante el desarrollo
de toda la clase, pero esto no siempre es posible. Por ejemplo, las materias de Español y
Matemáticas permiten la realización de actividades en que se establece un diálogo entre el
grupo y ella para desarrollar los contenidos porque hay temas muy específicos que lo
permiten; en cambio, las asignaturas como Ciencias Naturales e Historia implican mucha
información y las clases regularmente son expositivas, complementadas con cuadros
sintéticos, esquemas y cuestionarios. A partir de lo anterior, Alicia y Joaquín comentan la
posibilidad de ensayar algunas situaciones, por ejemplo: que la maestra considere priorizar
algunos propósitos y contenidos sobre otros; dar más tiempo a los contenidos más
relevantes; tratar de reprogramar aquello importante que quedara pendiente; introducir el
trabajo de pequeños grupos en algunas actividades de resolución de problemas
matemáticos y de experimentos con el fin de que los alumnos apoyen a Esteban y a Raquel;
asignar a algún alumno para que apoye a Esteban y le facilite su socialización y, finalmente,
que considere los avances de estos alumnos en función de sus aprendizajes. Según lo
convenido, se evaluó a Esteban considerando la historia de su desarrollo, la dinámica
sociofamiliar; su historia escolar; su competencia curricular y los estilos de aprendizaje, y
sus habilidades sociales. Joaquín comenta con Alicia la información más relevante al
respecto:

La familia de Esteban está compuesta por padre, madre, Esteban, que es el hijo mayor y
otro hijo de dos años. Desde hace año y medio Esteban vive con sus abuelos porque sus
padres tuvieron que cambiarse a vivir a otra ciudad por razones de empleo de ambos. Los
padres decidieron encargar a Esteban con los abuelos hasta que tuvieran mejores
condiciones para llevarlo consigo, lo que al parecer ocurrirá pronto. Según lo que comenta
la abuela, el desarrollo de Esteban ha sido normal, ha sido un niño muy sano, con las
enfermedades comunes de cualquier niño. Desde que sus padres radican en otro lugar
parece un niño triste y a veces es muy agresivo con sus primos. Los abuelos lo consienten
mucho porque no está con sus papás, pero sienten que ellos por su edad no lo atienden de
manera adecuada. Además, ellos viven solos con Esteban y éste casi no se relaciona con
otros niños, sólo eventualmente con algunos de sus primos. La abuela comenta que
Esteban salió muy bien en el primer año, pero que desde que se cambiaron sus padres no
quiere ir a la escuela y tarda mucho en hacer las tareas, a pesar de que ella o el abuelo le
insistan y estén a su lado para que trabaje. El maestro de segundo año ya les había
comentado que tampoco trabajaba en el salón y llegó a tercero de “panzazo”. Además,
Esteban parece tener una imagen muy pobre de sí mismo, pues se siente abandonado, por
considerarlo un castigo de sus padres; también siente que su hermano pequeño, como el
resto de sus iguales, son preferidos por los demás y él es rechazado. Una característica a
destacar, es que al inicio de la evaluación Esteban no mostró disposición para trabajar; sin
embargo, después de una charla breve con él mostró un cambio de actitud. Ello indicaría
que este alumno puede ser capaz de realizar actividades escolares, ya sea en pequeños
grupos o con atención directa por parte de la maestra. En síntesis, el cambio tan fuerte en
la dinámica familiar ha afectado emocionalmente a Esteban, lo cual está repercutiendo en
su aprovechamiento escolar. Requiere un apoyo psicológico para que pueda resolver esta
situación. Además, podría beneficiarle un apoyo pedagógico más individualizado o en grupo
pequeño, lo mismo que sentir eventualmente un apoyo individual en las actividades
cotidianas de la escuela. También es necesario que los abuelos sean orientados con
respecto al manejo de Esteban. Fuente: SEP. (2000). García, I., et. al. Curso Nacional de
Integración educativa. Principios, finalidades y estrategias. México: SEP. Págs. 22-26.

SEP. (2006). Orientaciones Generales para el Funcionamiento de los Servicios de Educación


Especial. México: SEP, pág. 47-50.

SEP. (2010). Integración educativa en el aula regular. Principios, finalidades y estrategias.


México: SEP, pág. 53-59.

• De manera individual, lea los textos: La evaluación psicopedagógica en el contexto de la


atención a los niños con necesidades educativas especiales, pág. 53 a 59, y Orientaciones
para el funcionamiento de los servicios de educación especial pág. 47-50. • A partir de la
lectura de los textos discutan en equipo el procedimiento que se sugiere para la evaluación
de los alumnos con discapacidad e identifiquen sus similitudes con el proceso de evaluación
que se realizó con Esteban y Raquel. • Dialoguen en torno a las siguientes preguntas:

- ¿Por qué es importante evaluar a un alumno en proceso de inclusión?,

¿cuáles son las ventajas y las desventajas?

- Además de la evaluación del alumno, ¿qué otros aspectos deben considerarse en esta
evaluación?

- ¿Qué relación existe entre la evaluación psicopedagógica y las barreras para el aprendizaje
y la participación?

- ¿Qué barreras para el aprendizaje y la participación se identifican en el caso de Esteban y


Raquel?

- ¿Qué acciones se pueden realizar para conocer las barreras para el aprendizaje y la
participación de una escuela cuando no se cuenta con especialistas en ésta?

• En plenaria, compartan la respuesta que se dio a cada pregunta y arriben a una


conclusión sobre la evaluación de un alumno con discapacidad en el marco de la inclusión
educativa. Qué significa inclusión educativa?
La UNESCO define la educación inclusiva en su documento conceptual así: ¨ La inclusión se ve como el proceso de
identificar y responder a la diversidad de las necesidades de todos los estudiantes a través de la mayor participación
en el aprendizaje, las culturas y las comunidades, y reduciendo la exclusión en la educación. Involucra cambios y
modificaciones en contenidos, aproximaciones, estructuras y estrategias, con una visión común que incluye a todos
los niño/as del rango de edad apropiado y la convicción de que es la responsabilidad del sistema regular, educar a
todos los niño/as ¨

Se basa en el principio de que cada niño/a tiene características, intereses, capacidades y necesidades de aprendizaje
distintos y deben ser los sistemas educativos los que están diseñados, y los programas educativos puestos en
marcha, teniendo en cuenta la amplia diversidad de dichas características y necesidades.

Se ocupa de aportar respuestas pertinentes a toda la gama de necesidades educativas en contextos pedagógicos
escolares y extraescolares.

CONOCIMIENTOS, HABILIDADES, ACTITUDES Y VALORES