Вы находитесь на странице: 1из 4

El sistema urbano de Chile Central en el tercer milenio

Dentro de las ciudades medias mayores de Chile central han ocurrido cambios
trascendentales ulteriormente a 1980, dejando a las espaldas la imagen antigua,
dando lugar a nuevas perspectivas de observación o análisis. Su funcionalidad se
enmarca en el rol de Capital Regional, en lo administrativo y económico sustentan
eminentemente la fuerza de ser ciudad de servicios y concentración regional de
las finanzas, además monopolizan la cultura regional. Estas características las
transforman en un mundo social más complejo e interconectado, en cuya
población están presentes la mayoría de los estratos socioeconómicos y en su
interior se encuentran todas las tendencias, modelos y valores, elementos
humanos que una sociedad contemporánea procrea en función de sus intereses.
De manera íntegra, en torno a los parámetros espaciales, la Ciudad Intermedia ha
sufrido a partir la década del 1970, una rápida "metamorfosis" o transformación
territorial, experimentando crecimiento hacia distintos espacios cuando lo permiten
los límites físicos, muchas de ellas han doblado su superficie, haciendo que, en
parte pierdan el mismo centro común.
La acelerada modernización que se da en el país en las primeras décadas del
siglo XX, se manifiesta en el plano económico, político y social, pero, del mismo
modo (sobre todo en las ciudades) en la vida cotidiana, en el uso del tiempo libre y
en las costumbres. Son años, durante el ciclo salitrero, en los que tiene lugar un
traslado progresivo de trabajadores desde el campo hacia la ciudad y el norte del
país. Paralelamente se incrementa la inmigración de alemanes y europeos al sur.
La emergencia y claridad de nuevos actores sociales (artesanos, obreros y
fundamentalmente estudiantes y capas medias) van configurando una atmósfera
cultural y política distinta. La escuela, el liceo y la universidad son los espacios en
que se articula (con creciente presencia femenina) la mesocratización del país y el
imaginario fiscal.
 Como referencia hacia este apartado, se trata de concebir lo cultural de
manera entrañable o al interior de los procesos modernizadores, al decir de
Brunner1, como una cultura cotidiana de masas constantemente articulada
desde un campo cultural en inquebrantable crecimiento y diversificación.
Desde esta perspectiva, lo que cobra una importancia relevante es el
análisis de lo que Berman2 ha llamado la experiencia de la modernidad,
vale decir, una forma de vivir, sentir y pensar lo moderno. Dicho de otra
1 José Joaquín Brunner Ried: Político, investigador y académico chileno. Fue militante del
centroizquierdista Partido por la Democracia, y se desempeñó por casi cuatro años como ministro
de Estado durante el Gobierno del presidente democratacristiano Eduardo Frei Ruiz-Tagle.
José Joaquín Brunner Ried: CHILE: TRANSFORMACIONES CULTURALESY MODERNIDAD.
FLACSO, Stgo., 1989.
2 Marshall Berman: Filósofo marxista y escritor estadounidense de origen judío. Inspirado en las
tesis de Karl Marx, fue creando desde esa base sus ideas sobre modernismo y modernidad donde
se entiende la cultura contemporánea como un mito permanentemente recreado.
manera, aquello que sólo en la sociedad moderna es viable pensar como lo
corriente o cotidiano:
1. “Lo cotidiano es lo humilde y lo sólido, lo que se da por supuesto, aquello cuyas
partes y fragmentos se encadenan en un empleo del tiempo. Y esto sin que uno
(el interesado) tenga que examinar las articulaciones de esas partes. Es lo que no
lleva fecha. Es lo insignificante (aparentemente); ocupa y preocupa y, sin
embargo, no tiene necesidad de ser dicho. Ética subyacente al empleo del tiempo,
estética de la decoración del tiempo empleado. Lo que se une a la modernidad.
Por ello hay que entender lo que lleva el signo de lo nuevo y de la novedad: el
brillo, lo paradójico, marcado por la tecnicidad o por la mundanidad (...) Ahora
bien, cada uno de ellos, lo cotidiano y lo moderno, marca y enmascara al otro, lo
legitima y lo compensa.”3

Gracias a estas características urbanas se llega: primero (como se mencionaba


anteriormente), por la robusta inmigración rural desde 1960 a 1980 (en la que
puede contribuir igualmente la influencia del sector central, como, por ejemplo:

 El distrito central de negocios: Centros comerciales y financieros; Grandes


edificaciones, oficinas y tiendas; La fácil accesibilidad atribuida; El intenso
tráfico; La poca población residente; Etc.

En otras palabras, lo anteriormente mencionado, es un aspecto fundamental que


incide en la migración rural, dada su confluencia centralizada, luego por el impacto
de los influyentes y modernos medios de transporte y comunicación situado en la
ciudad (televisión por cable, internet y otros) y todos los sistemas de finanzas
modernos (cajeros automáticos), asimismo el advenimiento de grandes centros
comerciales, mejor conocidos como, Mall, La invención de los tranvías eléctricos,
las obras de alcantarillado, los teléfonos, el cine, el alumbrado público, la
masificación de la zarzuela y del folletín, el primer vuelo en aeroplano, los
automóviles y los primeros vehículos de transporte con motor a gasolina,
determinados como algunas de las novedades del período, que sin duda
contribuyeron en la modernización en los planos de discusión (con excepción de la
institucionalidad política), para la apertura de nuevos amaneceres en los
parámetros culturales, destacando su origen a partir de la multiplicación del tejido
de la modernidad en tensión con la sociedad y la cultura tradicional.

2. “El cinematógrafo, (divulgado inicialmente en un número de la revista Zig-Zag de


1910), tuvo un carácter representativo con respecto a la modernización (como hoy
día lo tiene, verbigracia, el computador y la informática en relación a la
globalización) y trajo consigo un cambio substancial en el uso del tiempo libre en
las grandes ciudades. El cine (mudo) simboliza en esos años la vida moderna”.

3 (LEFEBVRE, Henri: LA VIDA COTIDIANA EN EL MUNDO MODERNO. Alianza


Editorial, Madrid, 1984. 3ª. Edición. Pp. 36-37)
Todo esto ha cambiado la imagen de la urbe e inciden en su expansión y
morfología urbana. Además, paulatinamente se pasa de la ciudad de forma plana
a la verticalidad, a su vez hay una fuerte modificación urbana con nuevos estilos
de construcción y comienzan los megaproyectos. Se ocupan espacios nuevos de
periferia de forma que dan lugar a hábitat cerrados para niveles sociales altos,
esto contrasta con la numerosa fundación de otro tipo de vivienda para compensar
la demanda de nivel socioeconómico medio y medio bajo.

Este crecimiento se realizó sin ningún tipo de reglamentación y sólo comenzaron a


aplicarse durante los años 1960 con la elaboración de diversos planes de
desarrollo del Gran Santiago, noción que reflejaba la nueva realidad de una ciudad
mucho más extensa. Dichos planes de desarrollo (algunos mencionados
precedentemente), son los siguientes:

 la fabricación de nuevas avenidas, como la Avenida Circunvalación Américo


Vespucio y la ruta 5 Panamericana, el ensanche de las existentes y el
establecimiento de cordones industriales.

 Para 1960 el terremoto de Valdivia arrasó con todas las ciudades del sur, y
el gobierno de Jorge Alessandri Rodríguez intentó realizar toda la
reconstrucción del país o las localidades en cuestión, dado que la
celebración de la Copa Mundial de Fútbol de 1962 iba a ser
primordialmente en Santiago, dando un nuevo empuje hacia las obras de
mejoramiento de la ciudad.

 El efecto de la reforma agraria en el espacio geográfico del campo chileno,


tenía como finalidad redistribuir extensas propiedades rurales que se
encontraban en propiedad de un limitado número de personas.

 En 1966 se creó el Parque Metropolitano de Santiago en el cerro San


Cristóbal y el MINVU dio origen a la eliminación de poblaciones callampas y
la creación de nuevas viviendas como la Remodelación San Borja, en
cuyas cercanías fue construido el Edificio Diego Portales.

 En 1967, se realizó la fundación del nuevo Aeropuerto Internacional de


Pudahuel y, tras años de discusión, en 1969 se daría inicio a la
construcción del Metro de Santiago, cuya primera etapa emprendería bajo
el tramo occidental de la Alameda y que sería inaugurada en 1975. El Metro
se convertiría en una de las construcciones más prestigiosas de la ciudad y
en los años siguientes seguiría expandiéndose, desembocando en dos
líneas perpendiculares a fines de 1978.
 Las telecomunicaciones tendrían conjuntamente un significativo desarrollo,
reflejado con la fabricación de la Torre Entel, que desde su construcción en
1975 sería uno de los íconos de la capital al ser la estructura poseedora de
más altura del país a lo largo de dos décadas.

 En la década de 1990 se inició un proyecto de modernización portuaria, que


incrementó considerablemente la capacidad de carga y descarga existente
en el país.

 Otro acontecimiento prominente de las Artes y la Cultura fue la creación por


parte del mismo ministerio, en 1992, del Fondo de Desarrollo de las Artes y
la Cultura, conocido como FONDART, que ha tenido en su historia diversos
ajustes y que ha engrosado su aportación a la cultura sistemáticamente
desde su inicio. Ese mismo año se modificó la ley sobre propiedad
intelectual, estableciéndose el principio de la administración de derechos
por parte de los propios creadores, lo que dio comienzo a la Sociedad
Chilena del Derecho de autor (SCD) y, posteriormente, a la Sociedad de
Actores Nacionales de Teatro, Cine y Audiovisual (ATN), a la Sociedad
Chilena de Intérpretes (SCI), a la Sociedad de Derechos Literarios
(SADEL), a la Corporación de Actores de Chile (CHILEACTORES) y a la
Sociedad de Creadores de Imagen Fija (CREAIMAGEN).
Nuevas políticas urbanas y su aplicabilidad en la ciudad media de Chile
De manera influyente, en lo que concierne al tema en estudio, las ciudades
chilenas no están ajenas a las Políticas de Gestión Urbana de las Naciones
Unidas (PGU) y de Hábitat II, en lo que se relaciona para América La tina y El
Caribe, organismos cuyos planteamientos tienen que ver con la contribución que
hacen las ciudades al desarrollo humano que se expresa en lo siguiente:
 Fomento del diálogo y políticas urbanas

 Perfeccionamiento para una mejor gestión urbana.

 “La descentralización que queremos para el país debe alcanzar al diseño


de políticas culturales, a la ejecución de las mismas, a la evaluación de sus
resultados y a los recursos de gestión, financieros y de infraestructura, que
el Estado pone al servicio de la cultura, con el propósito de conseguir un
desarrollo cultural equitativo y armónico de todas las regiones del país”.

Похожие интересы