Вы находитесь на странице: 1из 6

UNIVERSIDAD DE AQUINO BOLIVIA

FACULTAD DE CIENCIAS Y TECNOLOGIA


CARRERA INGENIERIA EN GAS Y PETROLEO

DOCENTE: ING. FERNANDO PARRA

ESTUDIANTE: ZAIDA MARIBEL VASQUEZ QUENA

FECHA: 29/06/2019

ORURO – BOLVIA
Quema (flaring)

La quema del gas asociado se realiza a través de instalaciones especializadas de


combustión llamadas quemadores (flare stacks) y puede suceder continuamente,
periódicamente o en intervalos breves. Al quemar el gas asociado se produce sobre todo
CO2.

La quema de gas como el proceso utilizado como método de disposición de gas en las
operaciones de producción de gas y petróleo, que es visible y genera calor y ruido. Dice
que se realiza por medio dela combustión del gas natural en una TEA, la cual, es un
sistema compuesto por ductos que colectan y conducen los gases hacia un quemador que
es asistido, en algunos casos, por vapor. Los volúmenes de gas asociado quemados en
cada país son un factor determinante en las emisiones de gases efecto invernadero y en la
contribución del mismo en el calentamiento global.

Henderson enumera los principales gases producidos y emitidos durante los procesos de
quema los cuales son, dióxido de carbono (CO2) y dióxido de nitrógeno (NO2). En
ocasiones, cuando hay presencia de líquidos y la mezcla entre el gas natural y el aire no es
correcta, la combustión es incompleta por lo que se pueden producir gases como metano
(CH4) y monóxido de carbono (CO).

Venteo (venting)

Venteo se denomina a la liberación intencionada de gas asociado. A través del venteo se


producen emisiones muy altas de metano, ya que el gas asociado alcanza la atmósfera sin
quemarse. El impacto climático del venteo es así muchas más veces más alto que el de la
quema, ya que el metano posee un potencial de calentamiento global 34 veces más alto
que el CO2.

El venteo ocurre cuando la combustión o la utilización del gas excedente no es posible


técnica o económicamente, por ejemplo cuando las cantidades de gas, la presión de éste o
su valor calórico son demasiado inconstantes o demasiado pequeñas para mantener la
combustión (Ite e Ibok, 2013; Wells, 2014).

En este estudio, el venteo incluye también las fugas provenientes de la extracción y


procesamiento del petróleo, como por ejemplo de tanques de almacenamiento de
petróleo, plantas deshidratadoras de gas y dispositivos neumáticos.
Las operaciones de venteo como la liberación de gas natural directamente a la atmósfera.
Dice que las operaciones de venteo; no son visibles pero en ocasiones causan ruido
dependiendo de la presión y el caudal del gas que está siendo liberado, las operaciones de
venteo son seguras cuando el gas es liberado a altas presiones y es más liviano que el aire
promoviendo así una mejor mezcla entre los gases hidrocarburos con el aire y
disminuyendo la concentración y la probabilidad de explosión. Henderson plantea que los
procesos de venteo generan principalmente gas metano y son útiles cuando el gas
contiene altas concentraciones de gases inertes, cuando no se tiene el contenido
suficiente de hidrocarburos para tener una quema eficiente o durante procesos de
deshidratación, mantenimiento o control de presión.

La quema y venteo de gas natural se ha considerado por muchos años como un


procedimiento eficaz de disposición, sin embargo, esta práctica ha sido un factor de
preocupación cada vez más fuerte por su contribución a las emisiones de gases efecto
invernadero.
Las empresas encargadas de la cuantificación de reservas de hidrocarburos en Bolivia son

En 2009 la empresa Ryder Scott certificó 9,94 trillones de pies cúbicos (TCF),
mientras que en 2013 se hizo la certificación con la empresa GLJ, que cuantificó en
10,45 TCF las reservas probadas. El último registro de 2013 comparado con el
actual, muestra que hubo una compensación de las reservas consumidas y un leve
incremento.
La canadiense Sproule International Limited concluyó con la cuantificación y
certificación de las reservas de hidrocarburos de Bolivia al 31 de diciembre de 2017.
Determinó la existencia probada de 10,7 trillones de pies cúbicos de gas, mientras
que las probadas más las probables suman 12,5 trillones de pies cúbicos y 14,7
trillones de pies cúbicos la suma de probadas, probables y posibles.
La empresa canadiense GLJ Petroleum Consultants.

La cuantificación y certificación de reservas de hidrocarburos en Bolivia, tiene 8 empresas


internacionales interesadas para realizar este estudio que se requiere desde la gestión 2013,
desde Tarija, el presidente del Concejo Municipal, Alfonso Lema, ha señalado que las
empresas tienen propuestas muy diferentes con presupuestos muy distintos.

La empresa adjudicada tendría 3 meses y medio para poder, en base a la información que le
va a proporcionar Yacimientos, entregar los resultados hasta el mes de abril o el mes de
mayo

“Es importante este trabajo ya que la normativa boliviana establece que anualmente se
deberían hacer las certificaciones de reserva y esto no se cumple desde el año 2013, no
tenemos información anual, sin embargo valoramos este trabajo y la empresa básicamente
lo que va a poder entregar como producto tiene que ver con las reservas probables,
probadas y posibles, los productos que se producen a nivel petroleo, gas, GLP, de manera
diferenciada y además la proyección de producción de los diferentes campos y pozos que
tenemos en el país”