Вы находитесь на странице: 1из 2

EUTANASIA

Ética Aplicada
Antes o hace poco no se podía posponer la muerte como ahora, por lo menos:
. Mecanismos para el mantenimiento del funcionamiento del corazón.
. Se ha podido conservar la vida aún en estado de coma
. O cuando no se puede apreciar ninguna actividad del sistema nervioso central.
Estos progresos plantean dos preguntas: (1) ¿Cómo reconocemos la muerte? o, más
precisamente, ¿cómo definimos lo que quiere decir muerte?, en el pasado se consideraba
muerte la cesación de la respiración o de los latidos del corazón, otros han opinado que
la muerte del corazón es solo “muerte del cerebro”, estos puntos son importantes al
tomar en cuenta el caso de una persona en estado comatoso irreversible, seguiría
considerada ser viviente, porque su corazón seguirá latiendo. Nos vemos en una
cuestión moral. Pero si se hace un encefalograma, se verá que el cerebro no tiene más
vida; basar en ellos la vida es otro problema moral para considerar si tal persona es un
ser viviente o no lo es. La segunda pregunta, (2) La eutanasia, del griego: “eu”, bien;
“thánatos”, muerte; la buena muerte, o, el bien morir, la muerte feliz, pacífica.
El problema a considerar es: prolongar la vida o no. Al menos esto lleva a otras
cuestiones éticas: la libertad individual, sufrimiento, santidad de la vida humana, efectos
posibles de una determinada decisión sobre la sociedad en conjunto.
Conceptos importantes:
1. Eutanasia voluntaria: cuando la persona la solicita o requiere
1.1. Problema: ¿En qué condiciones puede una persona decidir semejante
decisión?
2. Eutanasia involuntaria: cuando se pone fin a la vida de una persona sin
expreso deseo o requerimiento de esta.
2.1. Problema: ¿Tiene otra persona autoridad suficiente para tomar una decisión
que es de vida o muerte?
3. Eutanasia activa: cuando se suministra una droga.
4. Eutanasia pasiva: “desconectar el enchufe”.
Entre matar a una persona y dejar que muera ¿será que existe diferencia? Desde una
perspectiva Kantiana, la eutanasia activa sería más censurable que la eutanasia pasiva,
porque en esta perspectiva se toma en cuenta solo la acción y no la motivación. Esto nos
hace preguntarnos. ¿La eutanasia pasiva es realmente pasiva?
Conclusión: no se puede desconectar un aparato para la respiración artificial
pasivamente, se desconecta activamente el aparato. Tanto la eutanasia activa como
pasiva implican tomar una decisión razonada y actuar de acuerdo con tal decisión.
Desde un punto de vista legal puede ser conveniente, pero no moral.
Conceptos a considerar:
1. Valor de la vida: otras maneras de enunciar, (1) sentido dela vida; (2) finalidad
de la vida; (3) propósito de vida; existe la posibilidad de no conseguir “X”
objetivo, entonces hablamos de otro concepto…
2. Cualidad de vida: esta manera por lo menos considera dos clasificaciones, (1)
Objetivas: (1.1) Primarias: cubre necesidades básicas: alimentación, descanso,
etc.; (1.2) Secundarias: cubre necesidades sensibles derivadas de las primarias:
amistad, intimidad, diversiones, recreos, etc. y no sensibles: educación, etc.; (2)
Subjetivas: formas de sentir positivamente las cualidades objetivas de vida:
sentimientos, emociones. En este concepto cabe reconsiderar que elementos
posee la persona para aplicar tal “eutanasia”: (1) objetivas + subjetivas; (2)
objetivas + no subjetivas; (3) no objetivas + no subjetivas; (4) no objetivas +
subjetivas.

Conclusión: Si se ha de considerar la aplicación de la eutanasia como elemento para


aminorar el sufrimiento; después de haber considerado todos estos conceptos expuestos;
cabe preguntarnos si la eutanasia es moral o no es.
Autor: Walter Mauricio Toro Mallea

Оценить