Вы находитесь на странице: 1из 17

  70  : A Ñ O 1 / N O.

2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A

Un análisis ético
del DSM-5
Laura Bernal Sánchez80
Recibido: 24/08/2018 Aceptado: 03/12/2018
Resumen
 
El objetivo de este artículo es favorecer la
reflexión ética respecto de la publicación
del DSM-5, debido a la relevancia del El objetivo de este artículo es realizar un análisis crítico sobre
manual y a la influencia que éste pueda el DSM-581, con la finalidad de poner de manifiesto los elementos que
tener en el incremento de la inflación
diagnóstica. Para ello se valorarán, desde podrían favorecer la inflación diagnóstica.82 La inflación diagnóstica
un punto de vista ético, las consecuencias es el hecho que se deriva del incremento de los diagnósticos erróneos
que la aplicación del manual podría e inconscientes.
suponer, considerando los aspectos
positivos y negativos del mismo.
Se entiende que los diagnósticos que formarían parte de
Para poder llevar a cabo esta empenta se este fenómeno son aquellos que producen falsos positivos, debido a
analizará el DSM-5, teniendo en cuenta múltiples causas (Manuales de diagnóstico, DSM83 o CIE84, ampliación
su estructura y las modificaciones del concepto de enfermedad, patologización de la normalidad etc.)
introducidas. En orden de poder señalar
los cambios introducidos se realizará y de forma inconsciente. Tal y como se sostiene en el texto de
una comparativa entre el DSM-IV, Aportaciones y limitaciones del DSM-V desde la psicología clínica:
el DSM-IV-TR y el último manual
diagnóstico.
[…] el abuso de los diagnósticos psiquiátricos o la ampliación de categorías
diagnósticas recogida en el DSM-5, así como el requerimiento de umbrales
Puesto que la finalidad del artículo
es guiar la deliberación filosófica, diagnósticos menos exigentes para muchos trastornos, puede traer consigo
se ofrecerán posibles soluciones la psicopatologización de algunos problemas de la vida cotidiana, la genera-
específicas vinculadas con los ción de pacientes falsos positivos, la estigmatización del paciente asociada
problemas éticos señalados. Finalmente,
se concluirá el artículo. a los diagnósticos psiquiátricos y al uso generalizado e indiscriminado de la
prescripción farmacológica, lo que constituye un fenómeno especialmente
Palabras clave preocupante […] (Cruz, Echebarría, Salaberría, p.71).
DSM-5, inflación diagnóstica, ética,
prudencia y diagnóstico psiquiátrico.

80 Laura Bernal Sánchez. Graduada en Filosofía con mención por el Departamento de Lógica y Cien-
cia (Universidad de Barcelona), Máster en Ética y Democracia (Universidad de Valencia), Diplo-
mada en Trabajo social (Universidad de Alicante), Colaboradora con el Grupo de Investigación en
Bioética (Universidad de Valencia). Universidad de Valencia. Bernal.sanchez.l@gmail.com
Línea de investigación Ética, Bioética y Neuroética.
81 Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fifth Edition.
82 En este artículo no se profundizará con más detenimiento en esta cuestión, para más información
véase Bernal Sánchez, Laura (2018) «La ética, una herramienta interdisciplinar contra la infla-
ción diagnóstica en el ámbito de la salud mental», DILEMATA , nº 26, p. 131-142.
83 Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. Promovido por la APA.
84 Clasificación Internacional de Enfermedades Mentales, ICD en inglés. Promovido por la OMS.

INSTITUTO DE ESTUDIOS DEL MINISTERIO PÚBLICO


A Ñ O 1 / N O. 2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A   71  :

Por lo tanto: “La inflación diagnóstica tiene lugar cuando


confundimos las perturbaciones típicas que forman parte de la vida
de todo el mundo con un auténtico diagnóstico psiquiátrico (el cual
es relativamente poco frecuente, afectando tal vez al 5 o 10% de la
población)” (Frances, 2014, p.53).

La motivación para la realización de este artículo tiene que ver


con tres aspectos: el cuestionamiento del DSM-5 tras su publicación,
el nivel de influencia que el manual tiene y las consecuencias que el
mal o buen uso del mismo puede generar en la inflación diagnóstica.
Antes de entrar en el análisis propiamente dicho, conviene matizar
ciertas cuestiones.

Tras la publicación DSM-III85 comienza a examinarse la Abstract


posible influencia de los manuales en el incremento de la inflación The aim of this article is to encourage
diagnóstica. Con respecto al DSM-IV86, las críticas todavía son cautas, ethical reflection about DSM-5. Due
pese a que los datos continúan aumentando. Será tras la divulgación to the influence that might has the
psychiatric manual in the increase of
del DSM-5 cuando se comenzará a señalar las posibles consecuencias the diagnostic inflation. To pursue that
negativas derivadas de los cambios introducidos en el último manual. goal, this paper will be approach from
an ethical point of view, considering
the consequences of the application of
Conviene señalar que existen dos clasificaciones diagnósticas, the manual could be and the positive
reconocidas por los organismos pertinentes; el DSM y la CIE. La and negative aspects of it.
CIE es la propuesta avalada por la OMS87 y el DSM es elaborado
y avalado por la APA88. Ambos manuales diagnósticos tienen To carry out this business, we will
diferentes versiones hasta su última creación, la CIE-1089 y el DSM 5. discuss the DSM-5 evaluating their
structure and modifications. To point
Inicialmente, el DSM estaba vinculado con la zona norte americana y out the changes, we will make a
el CIE, con la europea, pero ambas han ido incrementando su ámbito comparison between the DSM-IV, the
de influencia. Aunque son muy similares, el DSM tiene un mayor uso DSM-IV-TR and the last diagnostic
manual.
a nivel académico. Esto se debe principalmente al apoyo brindado por
parte de la APA y a las características propias del manual, ya que el Since the purpose of the article is to
DSM tiene un carácter más operativo, en el sentido en que los criterios guide the philosophical deliberation,
diagnósticos son concisos y explícitos. Por el contrario, el CIE es más we will offer possible solutions linked
narrativo. “De este modo, los criterios diagnósticos para la selección to the designated ethical problems. We
will finally sum up the article.
y evaluación de los pacientes en los ensayos clínicos publicados en
las principales revistas están basados en el DSM, lo que supone una Keywords
influencia directa para los investigadores clínicos” (Cruz, Echebarría,
Salaberría, 2014, p.71). DSM-5, diagnosis inflation, ethics,
prudence and psychiatric diagnosis.
Para alcanzar la meta de este escrito se procederá del siguiente
modo: en primer lugar, se realizará una aproximación histórica que
permita comprender cuál fue el sentido originario de la creación del
DSM y cómo se ha ido modificando hasta la última publicación; en

85 Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Third Edition.


86 Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fourth Edition.
87 Organización Mundial de la Salud.
88 American Psychiatric Association.
89 Clasificación Internacional de Enfermedades Mentales, versión nº 10.

PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN


  72  : A Ñ O 1 / N O. 2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A

segundo lugar, se realizará un Un estudio británico- p.85-87). Las aportaciones del


análisis del DSM-5, para el que estadounidense plurinacional psiquiatra repercutirían en la
se tendrá en cuenta la estruc- presenta una investigación en la investigación, la formación y la
tura del DSM-5 y las modifica- que se ofrecen datos que eviden- inversión económica. En 1975 la
ciones asociadas con el mismo, cian que las diagnosis realizadas APA, le encarga la redacción del
estableciendo como referencia por psiquiatras de diferentes DSM-III.
comparativa el DSM-IV y el continentes, difieren sustancial-
DSM-IV-TR90; en tercer lugar, mente, incluso en los casos en El DSM-III fue clave
se apuntarán algunos de los los que se evalúa a los mismos para el aumento de las investi-
beneficios e inconvenientes que pacientes. Esta investigación gaciones en psiquiatría, porque
presenta el manual; en cuarto pone de manifiesto los problemas pretendía unificar criterios
lugar, se profundizará en los pro- que la psiquiatría tiene a la hora diagnósticos. Para conseguir
blemas señalados previamente; de realizar diagnósticos y crea este objetivo se eliminaría la
en quinto lugar, se ofrecerán una base, para la demanda de una relevancia de la etiología de las
algunas propuestas para mejorar unificación de criterios. Simul- enfermedades y se focalizaría
los elementos negativos y, final- táneamente, un psicólogo realiza en la sintomatología. Este es
mente, se concluirá el artículo. un experimento con sus alumnos uno de los aspectos más signi-
y expone el resultado del mismo. ficativos en los DSM, ya que
1. El origen del DSM. El experimento consistía en que, su objetivo es evitar la discor-
un grupo de alumnos sin ninguna dancia de ideas. Para eludir los
Tras la Segunda Guerra afección psicológica, acudiese conflictos teóricos en la consi-
Mundial, la psiquiatría adquiere a diferentes áreas de urgencias, deración de la etiología de las
una mayor relevancia. Las reper- fingiendo tener un determinado enfermedades, se aboga por un
cusiones psicológicas de la guerra cuadro clínico psiquiátrico. To- marco biológico. Esta elección
en la totalidad de la sociedad y dos los alumnos participantes en se debe a varios motivos; el pri-
en los combatientes requería de el ejercicio fueron erróneamente mero, porque permite unificar
intervenciones centradas en: evitar tratados y diagnosticados. Este la causalidad, y, el segundo, al
el aislamiento, prever los posibles hecho puso en cuestión la arbitra- permitir una cercanía teórica,
traumas derivados de la exposi- riedad de los criterios diagnósti- respecto de la medicina.
ción a situaciones bélicas y de cos utilizados por los psiquiatras
pérdidas constantes, y evitar que (Frances, 2014, p.85). Ambas cir- En este sentido, se puede
los problemas psicológicos inter- cunstancias ponen en entre-dicho, decir que:
viniesen en la capacidad bélica de a la psiquiatría como disciplina y
los soldados. Se entiende, en este como ejercicio profesional. El DSM-III acabaría con la
sentido, que la psiquiatría debía anarquía diagnosticadora, cen-
tomar parte de la solución de estos En este contexto, Robert traría su atención en la diagnosis
problemas. En 1952, la APA, con Spitzer, psiquiatra investigador cuidadosa como prerrequisito
la colaboración de la Asociación de la Universidad de Columbia, necesario para seleccionar un tra-
de Veteranos, elabora el DSM inicia una investigación cuyo tamiento más preciso y específico,
(Frances, 2014, p.84). Posterior- objetivo final es la creación y construiría además un puente
mente, en 1968, se publica el de una metodología que per- muy necesario entre la investi-
DSM II. Ninguna de las dos publi- mita consolidar una diagnosis gación clínica y la psiquiatría
caciones tuvo repercusiones en el sistemática y fiable. Para ello clínica”(Frances, 2014, p.87).
mundo médico, en el académico o establece: criterios sintomáticos
en el conjunto de la sociedad. de diagnóstico, instrumentos En 1987, se realizaría el
semi-estructurados que guiasen DSM-III-TR91, la revisión del
las evaluaciones psiquiátricas,
90 Diagnostic and Statistical Manual of
Mental Disorders, Fourth Edition, Text así como el uso de una termino- 91 Diagnostic and Statistical Manual of
Revision. logía uniforme (Frances, 2014, Mental Disorders, Third Edition, Text Re-

INSTITUTO DE ESTUDIOS DEL MINISTERIO PÚBLICO


A Ñ O 1 / N O. 2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A   73  :

anterior. El objetivo, en este caso, trastornos que pretendían modi- IV-TR y, en 2013, finalmente se
era crear una tabla periódica de ficarse. Para ello era necesario publicó el DSM-5.
los trastornos que favoreciese la presentar alternativas y probar
investigación clínica y científica. su efectividad. En este caso 2. El DSM-5.
El problema fue que se concibió sostiene Allen Frances “Consi-
el DSM-III como “[…] la derábamos el DSM-IV, como una En este apartado se
salvación de una psiquiatría guía, no como una biblia; una señalarán las principales
basada en la ciencia […]. El recopilación de conceptos dia- características del DSM-5.
DSM-III era esencial porque gnósticos temporalmente útiles,
sistematizaba la diagnosis y el no un catálogo de enfermedades 2.1- Estructura del DSM-5.
tratamiento de los trastornos “reales”” (Frances, 2014, p.97).
mentales” (Frances, 2014, p.90). El DSM-5 está
Y esto provocó la consideración Ahora el DSM-IV, tam- conformado por una introducción
del DSM-III como: bién tuvo problemas en su apli- en la que se establece la
cación, ya que los profesionales clasificación del manual y un
[…] la Biblia de la psiquiatría, lo utilizaban como un manual prefacio. Posteriormente, consta
excluyendo otros aspectos de la inmutable e incuestionable de de tres secciones: la primera hace
especialidad que no deberían ha- enfermedades y no como una referencia al uso clínico y forense,
ber quedado ocultos bajo su som- guía para la realización de las la segunda son criterios y códigos
bra, pero lo hicieron. La diagnosis diagnosis. A este problema se de los trastornos, y la tercera
debería ser sólo una parte de una añadiría la presión de la industria son medidas dimensionales
evaluación completa, pero, en farmacéutica, que convertiría, para la evaluación de síntomas
lugar de ello, pasó a ser lo domi- tres años después de la publica- (Cruz, Echebarría, Salabería,
nante. Comprender al paciente en ción del DSM-IV, a EE. UU en el 2014, p.67). Cada una de estas
su totalidad se reducía a menudo único país del mundo en el que secciones está conformada por
a ir marcando todos los elementos es posible realizar marketing los siguientes apartados:
de una lista (Frances, 2014, p.91). directo93 . Como consecuencia
“Al poco tiempo las ondas y las Sección I: Introducción,
En 1994, se publicará el imprentas se llenaron de bril- usos del manual y sugerencias
DSM-IV, que tenía como obje- lantes imágenes engañosas que para el uso forense del DSM-5.
tivos: el rigor, la transparencia afirmaban que los problemas
y la objetividad. Las fases para cotidianos eran en realidad Sección II: Trastornos
realizarlo fueron las siguientes: trastornos psiquiátricos no iden- del Neurodesarrollo, Espectro
en primer lugar, se llevó a cabo tificados” (Frances, 2014, p.97). de Esquizofrenia y otros Tras-
una revisión bibliográfica en la tornos Psicóticos, Bipolaridad
que se plantearon las fuentes de En este sentido, el DSM- y trastornos relacionados, Tras-
consulta, los datos científicos IV acrecentó las posibilidades tornos depresivos, Trastornos de
y las posibles consecuencias de la inflación diagnóstica, ya ansiedad, Trastornos Obsesivo-
negativas de las modificaciones que “no salvaba a las personas Compulsivos otros relacionados,
realizables respecto del DSM-III. normales; ni si quiera las pro- Desórdenes de Estrés y Trauma
En segundo lugar, se desarrolló tegía demasiado bien” (Frances, y otros relacionados, Trastornos
un análisis de contra-datos92 y, 2014, p.97). Disociativos, Trastornos de Sínto-
finalmente, se realizaron pruebas mas Somáticos y otros relaciona-
de campo, respecto de los doce En el 2000, se realizó la dos, Trastornos de Alimentación,
revisión del DSM-IV, el DSM- Eliminación de Trastornos, Tras-
vision. tornos del Sueño, Disfunciones
92 Los contra-datos son las informaciones y 93 El márketing directo es la publicidad diri- Sexuales, Disforia por Género,
datos aportados por científicos del mundo, gida directamente a los consumidores so- Trastornos de conducta, Impulso-
que trabajen este tema y que todavía no bre medicamentos que requieren de pres-
habían sido analizados. cripción médica para ser administrados. Control y Disruptiva, Trastornos

PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN


  74  : A Ñ O 1 / N O. 2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A

relacionados con sustancias y estructura94(Cruz, Echebarría, -- Se introduce una versión


Trastornos adictivos, Trastornos Salabería, 2014, p.67). de la escala para infancia y
Neurocognitivos, Trastornos de -- Se elimina el sistema adolescencia.
Personalidad, Trastornos Para- multiaxial.95 -- La organización de
filia, Otros Trastornos mentales, los capítulos tiene en
Trastornos del movimiento indu- -- Reorganización de los
capítulos. consideración el ciclo
cidos por fármacos y otros efectos vital, ya que los cuadros
adversos de la medicación, Otros -- Introducción de un enfoque clínicos que aparecen en
problemas que pueden ser objeto dimensional en el que se los inicios de las fases
de atención clínica. incorporan niveles o grados evolutivas, están vinculados
(leve, moderado, severo) con el neurodesarrollo y
Sección III: Medidas en ciertos cuadros clínicos situados al principio del
de evaluación, Formulaciones como Depresión o Trastornos manual. Posteriormente
Culturales, Modelo alternativo Adictivos. aparecen los trastornos
del DSM 5 respecto de los que guardan una mayor
Trastornos de Personalidad -- En la Sección II se introduce
una escala de evaluación de relación con la adolescencia
y Condiciones de estudio y la juventud (ansiedad,
adicional. la Discapacidad. Esta escala
es propuesta por la OMS y Trastornos alimenticios, etc.)
establece 36 ítems. Su objetivo y finalmente aquellos que
Tras las Secciones hay tengan que ver con la vejez
un Apéndice en el que se realiza es evaluar la capacidad del
sujeto para llevar a cabo y por ello con los aspectos
una comparativa con el DSM- neurocognitivos.
IV y se pone en relación la actividades en seis áreas;
organización del DSM-5 con la compresión, comunicación, 2.2. Novedades diagnósticas
clasificación ICD-9-CM y con movimiento, autocuidado, específicas en el DSM-5 (de
el ICM-10-CM. Finalmente, se relación con otras personas, los grupos más significativos)
habla de los colaboradores y actividades cotidianas y respecto del DSM-IV y del
asesores en la elaboración del participación en la sociedad. DSM-IV-TR.
DSM 5 y se cierra con un índice
(APA, 2013). 94 Las modificaciones se establecen reali- A continuación, se
zando una comparativa con DSM-IV y el
DSM-IV-TR.
presenta una tabla comparativa
• Modificaciones en la que permite visualizar los
95 EL sistema multiaxial era el método cla-
sificatorio y organizativo utilizado en las principales cambios realizados
versiones anteriores al DSM 5. en el DSM-5.

Tabla 1: Análisis del DSM 5

Tipo de t96. Dsm-iv; dsm-iv-tr Dsm-5

- T. Inicio de infancia, niñez y adolescencia. - T. De neurodesarrollo.


Infanto-juvenil - Denominación de retraso mental. - Denominación de discapacidad intelectual.
-T. Generalizados del desarrollo. - Incorporación dentro de t. Del espectro autista.

- 7 Síntomas de diagnóstico.
- 12 Síntomas de diagnóstico. - Reducción de los síntomas para edad adulta.
Tdah
- Diagnóstico incompatible con autismo. - Se puede diagnosticar conjuntamente con autismo.

INSTITUTO DE ESTUDIOS DEL MINISTERIO PÚBLICO


A Ñ O 1 / N O. 2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A   75  :

Tipo de t. Dsm-iv; dsm-iv-tr Dsm-5

Espectro
esquizotípico Considerado fuera del espectro esquizofrenia. Considerado dentro del espectro esquizofrenia.
personalidad

- Reagrupación de t. Diferentes.
T. Ansiedad - Tept - Exclusión de tept y toc. Inclusión en nuevo
cuadros clínicos - Toc capítulo. El objetivo es resaltar su carácter
específico.

Capítulo inexistente. No tratamiento


T. Obsesivo - Inclusión de:toc, t. Excoriación o t. Acumulación.
específico.
compulsivo - T. Acumulación pasa de síntoma a t.
- T. Acumulación es un síntoma de toc.

- Inclusión tept con 4 grupos de síntomas y se


introducen diferentes criterios para x˂7 años.
Capítulo inexistente. No tratamiento
- T. Adaptativos y de estrés agudo.
T. Estrés y trauma específico.
- T. Relacionados con los comportamientos.
Sociales (desinhibición, conducta temeraria etc.)
- T. Relacionados con elementos internos.

Se incluye:
- T. Depresión mayor.
- Disemia97.
T. Depresivos y Creación de nuevos cuadros clínicos:
- No incluye el duelo.
bipolares - T. Disfórico pre-menstrual.
- T. Estado de ánimo disruptivo y no reglado
(enfocado en infantes hasta 18 años).
- Incluye el duelo.

- T. Evitativo o restrictivo de la ingesta.


T. Alimentación - T. Pica y rumiación incluido en infancia y - T. Atracón.
y conductas adolescencia. - T. Pica y rumiación, adultos.
alimenticias - Criterio de amenorrea en anorexia nerviosa. - Eliminación criterio de amenorrea98 en anorexia
nerviosa.

969798

96 La nomenclatura T. será utilizada para referirse a trastorno.


97 Disemia se entiende como la dificultad del sujeto para interpretar el doble lenguaje de otro. Sea oral, corporal o de otra índole.
98 Restricción o eliminación de los ciclos normales de menstruación.

PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN


  76  : A Ñ O 1 / N O. 2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A

Tipo de t. Dsm-iv; dsm-iv-tr Dsm-5

- Ampliación de este capítulo a t. Adictivos y


relacionados con sustancias.
- Denominación de conducta adictiva. Aplicable
- Denominación dependencia. a otras sustancias como medicamentos y otras
- T. Patológico (denominado de juego conductas.
T. Relacionados con en dsm-5) incluido en el capítulo de t. - T. Juego.
sustancias Control impulsivo. - T. Uso sustancias. No se especifica la diferencia
- Diferenciación entre abuso y entre abuso y dependencia.
dependencia. - Se iguala la sintomatología en el caso de sustancias
y conductas. Se entiende que el sistema de
recompensa cerebral que produce la sensación de
placer, funciona igual en ambos casos.

- Se mantiene del dsm- iv-tr. T. Amnésicos y


T. Neurocognitivos - T. Amnésicos y demencias demencias.
- T. Neurocognitivo leve o severo.

- Nueva clasificación de disfunciones sexuales. De


forma descriptiva, según duración y gravedad
- Hay tres capítulos dedicados a este - Eliminación de t. Aversión al sexo. Se unifica con
T. Sexuales y de
trastorno. dispareunia99 y t. De penetración y dolor genital.
identidad
- T. Identidad sexual. - T. Disforia de género sustituye al t. Identidad sexual.
- T. Parafílico100.

- T. Explosivo intermitente.
Capítulo inexistente 7específicamente.
6
T. Control de los - T. Negativista desafiante, t. Conducta y t. Conducta
8
Pero que hace referencia al capítulo
impulsos disruptivos disruptiva (antes sólo infancia y adolescencia).
2, relacionado con : t. Autocontrol, t.
y de conducta - T. Conducta antisocial de la personalidad.
Emocional, conductual y verbal.

T. Personalidad Se mantiene igual, pero se incluye en el eje ii.

Fuente: (Cruz, Echebarría, Salabería, 2014).

El último aspecto diferen-


99100
Personalidad-Raso, que se apli- 3. Potencialidades y
cial que es necesario mencionar es caría a aquellas personas cuyos problemáticas del DSM-5
el que se produce en la Sección III. síntomas no son coincidentes en
En esta parte del DSM-5, en uno su totalidad con el Trastorno de
de los apartados, se propone un Personalidad. Esta modificación El objetivo de este
modelo alternativo para clasificar afectaría a sujetos que producen apartado es poner de manifiesto
los Trastornos de Personalidad. El un daño causado por la persona- las aportaciones y limitaciones
objetivo de la nueva propuesta es lidad y a aquellos cuyos rasgos más relevantes del DSM-5.
la introducción del Trastorno de de personalidad son patológicos.
Como se verá en el apartado 3.1. Potencialidades
siguiente, la incorporación de este
99 Coito doloroso en hombres y en mujeres. trastorno tiene consecuencias 1) La incorporación de
100 Novedad de trastorno que considera la problemáticas (Cruz, Echebarría, la escala acuñada por la OMS,
parafilia como causante del malestar del
sujeto y/o otros.
Salabería, 2014, p.70). aplicable a discapacidad, permite

INSTITUTO DE ESTUDIOS DEL MINISTERIO PÚBLICO


A Ñ O 1 / N O. 2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A   77  :

especificar los diagnósticos. Esto ciones, la metodología empleada, implicaciones teóricas que pre-
se produce por la diferenciación las fuentes, la bibliografía y las tenden eludirse. Usar el concepto
de las áreas de evaluación. En evaluaciones. de enfermedad implica hablar de
este caso, el diagnóstico especí- etiología y en esta área no existe
fico puede permitir crear un 7) Falta de transparencia un consenso. De manera que,
tratamiento adecuado a cada cir- en la financiación del Manual para evitar esa dificultad, se opta
cunstancia. Diagnóstico. por hacer exclusiva referencia a
la sintomatología. La consecuen-
2) La consideración del 8) Incorporación de la cia de esto es que el manual ten-
ciclo vital en la organización de conducta adictiva. drá un papel descriptivo, pero no
los capítulos, facilita la compren- profundizará en otras cuestiones
sión ya que crea una categoriza- 9) Introducción cate- como: las causas de la enferme-
ción más acorde con los procesos górica de grados en algunos de dad mental o los tratamientos, por
naturales de desarrollo de los los trastornos. ejemplo. Este aspecto se desar-
seres humanos. rollará en el punto 3.
10) Calificación errónea
3) La unificación de cri- de enfermedad médica como 2) La combinación
terios favorece la investigación Trastorno mental. simultánea de un modelo alter-
científica. nativo para la categorización de
4. Consecuencias negativas los Trastornos de Personalidad,
3.2. Limitaciones y aspectos conjuntamente con una clasifica-
problemáticos. En el punto anterior se ción categorial de los Trastornos
han expresado las limitaciones de Personalidad potencia la
1) Uso del concepto de que el DSM-5 presenta. La fina- comorbilidad102 y la multiplici-
trastorno y no del de enfermedad. lidad de este apartado es expresar dad diagnóstica en los pacientes.
las consecuencias negativas Más del 50% de los pacientes
2) Mantenimiento simul- derivadas de las problemáticas diagnosticados en el Eje I, tam-
táneo del modelo alternativo de señaladas anteriormente.101 Es bién son diagnosticados en el Eje
clasificación de Trastorno de necesario señalar que se ofrece II (Pailhez, Palomo, 2007, p. 90).
Personalidad y del modelo cate- esta matización, porque hay que
gorial de Trastorno de Personali- diferenciar lo que son los proble- Es decir que “[…] los
dad (Cruz, Echebarría, Salabería, mas del DSM-5, como manual, de pacientes con TLP tienen más
2014, p.71). las consecuencias negativas que posibilidades de recibir un
esto genera. Esta diferenciación mayor número de diagnósticos
3) Centrado exclusiva- es necesaria porque serán estos que los pacientes sin este dia-
mente en la sintomatología y por efectos, los que presentarán un gnóstico, de tal modo que un
tanto exclusión de otros factores interés, desde un punto de vista 80-90% de los pacientes con TLP
de influencia. ético y filosófico. Y es sobre estos u otros trastornos de la perso-
resultados que la ética puede nalidad tienen un diagnóstico
4) Comprensión bioló- reflexionar y proponer mejoras. adicional y un 40% tiene 2 o más
gico-médica de la enfermedad diagnósticos adicionales” (Pail-
mental. 1) En el Manual Diagnós- hez, Palomo, 2007, p. 93). Esto
tico se habla de trastorno y no de significa que habrá pacientes
5) Arbitrariedad en la enfermedad, porque el concepto que recibirán simultáneamente
incorporación de los nuevos tras- de enfermedad tiene una serie de
tornos. 102 Comorbilidad es comprendida como la
presencia de uno o más trastornos (o en-
6) Falta de transparencia 101 Existe una relación numérica entre las fermedades) además de la enfermedad o
limitaciones señaladas y los aspectos pro- trastorno primario. El efecto de estos tras-
en la realización de las investiga- blemáticos derivados de las mismas. tornos o enfermedades adicionales

PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN


  78  : A Ñ O 1 / N O. 2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A

diferentes diagnósticos. Esto las diagnosis de los pacientes, gico-médico y el concepto


es problemático por varios pero no clarifica los tratamientos biológico de salud105. El modelo
motivos: en primer lugar, porque ni las causas de las enfermedades. biomédico comprende que “Las
si el diagnóstico es múltiple, Tal y como sostiene Chodoff, enfermedades se caracterizan
también lo será el pronóstico y el “[...] el DSM de la American Psy- mediante su separación de otras
tratamiento. Esta circunstancia chiatric Association define las afecciones valoradas negativa-
podría dificultar la recuperación enfermedades mentales descri- mente por la existencia de tras-
del paciente, así como dañar su biendo sus rasgos clínicos, que tornos científicamente definidos
salud, en los casos en los que el en general son signos o síntomas por las funciones corporales
tratamiento sea una combinación conductuales fácilmente identifi- o mentales” (Chodoff, 2001,
de medicamentos. En segundo cables” (Chodoff, 2001, p.192). p.177). La psiquiatría asume esta
lugar, aparece el problema Esta circunstancia se produce por consideración y la aplica al área
del estigma, derivado de la varios motivos. La primera expli- de la salud mental. Hay que men-
obtención de un diagnóstico cación es la búsqueda de cohe- cionar que en el DSM el concep-
múltiple. Este hecho dificultará sión. Hablar de síntomas permite to de salud que se utiliza es el
las posibilidades del sujeto de crear un marco teórico en el que biológico, ya que comprende el
tener un pronóstico positivo y la comunidad psiquiatría esté de trastorno mental como:
puede fomentar la acuerdo, lo cual no ocurre si se
habla de etiología. Es decir, “Las […] un síndrome o un patrón
[…] pérdida de la libertad per- nosologías psiquiátricas tienen comportamental o Psicológico
sonal, la sujeción a entornos o diversas ventajas, como son faci- de significación clínica, que apa-
tratamientos psiquiátricos con litar la comunicación entre pro- rece asociado a un malestar (ej:
potencial nocivo, el “etiquetaje” fesionales, utilizando un lenguaje dolor), o a una discapacidad ( ej:
irreversible o duradero y la conse- común, y unificar los criterios de deterioro en una o varias áreas
cuencia de las desventajas sociales investigación clínica en los dife- de funcionamiento) o a un riesgo
y legales (Santander, 2000, p.114). rentes países” ( Cruz, Echebarría, significativamente aumentado de
Salaberría, 2014, p.71). Por lo morir o de sufrir dolor, discapaci-
Al mismo tiempo, tanto, centrar la atención de la dad o pérdida de libertad (Santan-
los sujetos pueden ocultar diagnosis, en la sintomatología, der, 2000, p. 37).
información, en relación a sus es una estrategia que puede deri-
síntomas, por miedo a recibir un var en consecuencias negativas, Otra de las consecuencias
diagnóstico múltiple. Teniendo ya que no investigar las causas de la exclusión de las investiga-
en cuenta lo que esto significa. de las enfermedades, el alcance ciones referentes a la etiología o
En consecuencia, la omisión de las mismas y la consideración epidemiología, es que se limita la
de información podría afectar de la salud mental, en un sentido capacidad de influir en la disminu-
a la obtención de un adecuado amplio, puede limitar la capaci- ción de la influencia de la enfer-
diagnóstico, tratamiento y dad de acción de la psiquiatría. medad mental. Ya que ésta no sólo
pronóstico. ha de combatirse mediante trata-
En segundo lugar, hay
Tal y como se ha men- que tener en cuenta cuáles son
apropiado para abordar el ámbito de la
cionado previamente, el DSM es las consideraciones teóricas que psiquiatría. Este hecho tiene una preten-
un Manual Diagnóstico que se sustentan esta posición. Podrían sión cientificista y no científica, ya que la
centra en la nosología103. El pro- destacarse tres: la pretensión consideración de ciencia es aplicable a las
ciencias sociales, humanas y de la salud,
blema es que la sintomatología cientificista104, el modelo bioló- y se entiende que éstas, pese a tener dife-
permite evaluar genéricamente rentes objetos de estudio y metodologías
diferenciadas, no pretenden soslayar el
104 Se denomina pretensión cientificista y no resto de áreas de conocimiento.
científica, porque se entiende que aquí el
103 La nosología es una parte de la medicina objetivo es hacer prevalecer un modelo 105 La explicación respecto de la problemá-
que se centra en describir y clasificar las de conocimiento, frente a otros. Consi- tica del concepto biológico de salud se
enfermedades. derando este paradigma como el único abordará en el capítulo 3.

INSTITUTO DE ESTUDIOS DEL MINISTERIO PÚBLICO


A Ñ O 1 / N O. 2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A   79  :

mientos, sino también mediante otro modo, no se considera ningún P, y al mismo tiempo un paciente
políticas de promoción de la salud, elemento que no sea biológico. Y, con diferencias culturales o de
en las cuales es conveniente incor- Entonces, la información que se otra índole, con síntomas A pero
porar este tipo de factores, en pro obtiene del paciente es inexacta, diagnosticado con un trastorno C
de mejorar la comprensión del lo que puede llevar con más faci- en lugar de D, por el mismo psi-
alcance real de la enfermedad, de lidad a la realización de diagnós- quiatra P.
los aspectos que en ella intervie- ticos erróneos. Esto produce una
nen y, por lo tanto, de las posibi- limitación en la comprensión del Por ejemplo:
lidades efectivas de intervenir en alcance de las enfermedades de
todas estas circunstancias. Sobre salud mental. Así mismo, se crea Loring y Powell indican que el
esto sostiene Allen Frances que es un modelo, en el que no todas las género del paciente y del psi-
necesario incluir a otras especiali- personas van a estar representa- quiatra influyen en el diagnóstico,
dades del área de la salud mental, das, ya que pueden haber consi- incluso cuando se utilizan crite-
ya que los psiquiatras representan deraciones de salud mental que rios diagnósticos concretos. Así
sólo al 7% de los profesionales varíen en función del contexto cuando el género del psiquiatra y
que intervienen en este ámbito cultural, esto es así porque: “Las del paciente coinciden, el clínico
(Frances, 2014, p. 258). culturas difieren enormemente es más estricto en su diagnóstico
en su concepción de lo que es (Santander, 2000, p. 327).
En el punto inmediata- normal, porque tienen que hacer
mente anterior se ha hecho refe- frente a diferentes retos de la Esto significa que en el
rencia al uso de un modelo médico supervivencia” (Frances, 2014, diagnóstico influyen los factores
y de un concepto biológico. p. 34). Además de diferentes no biológicos en la consideración
recorridos históricos respecto de del paciente y en la actitud del
[…] en el modelo biológico los sus modelos de salud. El obje- psiquiatra a la hora de realizar la
problemas de un paciente se entien- tivo no es relativizar el concepto evaluación diagnóstica. En este
den, al menos en gran parte, como y el modelo de salud mental, sino sentido, “[…] Ford y Sborne
resultado de un trastorno orgánico, obtener uno plural e inclusivo, que observan que los psiquiatras
que pudiera estar relacionado con permita adaptarse o considerar las consideran a los ancianos menos
un problema físico o Fisiológico diferentes circunstancias de los idóneos para terapia que los
concomitante, o bien se entienden sujetos y de los contextos a los sujetos más jóvenes con síntomas
como un trastorno psiquiátrico que pertenecen. similares, asignando un peor
funcional caracterizado por la pronóstico y menos hincapié en
transmisión genética, marcadores Simultáneamente, hay que la psicoterapia de los primeros”
biológicos y/o respuesta a trata- tener en cuenta el sesgo cultural, (Santander, 2000, p. 328).
miento somático, por lo que postula que es un aspecto que influye en la
que pueden tratarse, al menos en relación paciente-psiquiatra y en Por lo tanto, es impor-
parte, mediante agentes psicofar- la diagnosis del sujeto. “Existen tante tener en cuenta los factores
macológicos u otros tratamientos datos que evidencian la presencia culturales, económicos, etc. en
biológicos (Santander, 2000 p. 31). de ciertos estereotipos, en función todo el marco de la salud mental,
de variables sociodemográficas, ya que afecta a tres niveles: a la
Esta consideración supone que llevan a diagnósticos dife- consideración de la enfermedad
crear un concepto de enfermedad rentes ante síntomas similares” y al modelo de salud mental que
limitado, que influirá en el tipo (Santander, 2000, p. 326). Es decir, se propone, a las causas o factores
de diagnóstico y tratamiento que que debido a las diferencias cultu- de influencia y, por lo tanto, a las
se proponga. Tal y como se viene rales y sociodemográficas que se posibles intervenciones de mejora,
poniendo de manifiesto durante dan entre los psiquiatras y los pa- y a la relación psiquiatra-paciente.
todo el capítulo, en el DSM-5 no cientes, puede haber un paciente X
se incorporan aspectos culturales, con síntomas A diagnosticado con Al mismo tiempo, si se
sociales, económicos o dicho de un trastorno D por el psiquiatra considera que el problema sólo

PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN


  80  : A Ñ O 1 / N O. 2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A

afecta al sujeto desde un punto trastornos hay que incluir en el Esta circunstancia pone
de vista biológico y si se entiende manual de diagnóstico y cómo de manifiesto la necesidad de
que la mejor intervención reflexionar sobre los conceptos
decidir si un individuo determi-
(siguiendo un modelo médico) utilizados para definir el concepto
nado padece un trastorno mental
es la eliminación de síntomas, (Frances, 2014, p.37). general de salud mental, de
entonces es difícil proponer un normalidad y de cada uno de los
tratamiento que no pase por una Si no se dan definiciones trastornos estipulados. “Por muy
intervención psicofarmacológica. concretas que permitan discrimi- difícil que sea de definir, el tras-
En este sentido se dificulta nar de forma clara los casos a los torno psiquiátrico es una realidad
la limitación del riesgo de la que se podría aplicar la definición, demasiado dolorosa para quienes
medicalización de los pacientes. entonces hay un mayor espectro de la sufren y para quienes los
población susceptible de encajar atienden. […] Cualquiera de los
5) El DSM-5, tal y como en los criterios diagnósticos. Por extremos es igual de peligroso: un
se ha apreciado previamente, ha ejemplo: el Trastorno por Atracón concepto expansivo de trastorno
introducido nuevos trastornos en se ha definido de forma imprecisa mental que elimine la normalidad
diferentes ejes, el problema es que como “comida excesiva 12 veces o un concepto expansivo de nor-
no ha ofrecido una explicación en el plazo de 3 meses” (Cruz, malidad que elimine el trastorno
justificada106. La arbitrariedad en Echebarría, Salaberría, 2014, p.70). mental (Frances, 2014, p. 19).
la inclusión de los nuevos trastor-
nos se debe a varias causas. La En este sentido, se incre- Por lo tanto, la psiquia-
primera es el uso de un concepto mentará la inflación diagnóstica tría tiene que reflexionar no sólo
de trastorno laxo y poco definido. de sujetos nuevos y de sujetos con sobre la sintomatología, sino
Si no existe un concepto claro y múltiples diagnósticos. Y si hay que debe plantearse qué tipo de
limitado respecto de la idea de un marco amplio de pacientes en concepto de salud mental va a
trastorno, entonces no se puede potencia, también hay un posible emplear y qué consecuencias
establecer una criba en la que se espectro de consumidores de far- puede suponer. Es necesario
determine qué debe considerarse macología. El peligro, por lo tanto, diferenciar entre la salud y la
trastorno y qué no. Esto provoca no es el uso de un tratamiento de enfermedad, ya que patologizar
la incorporación de nuevos tras- farmacología, sino el uso de éste la normalidad favorece la infla-
tornos, sin una clara justificación cuando los pacientes sobre los ción diagnóstica, estigmatiza y
de la adecuación de los mismos al que se aplica no son claramente somete a circunstancias nega-
concepto generalmente estipulado. diagnosticados y, por lo tanto, no tivas a personas sanas. Aquí se
Si no se aplica un concepto claro y pertenecen al grupo de población presentan algunas de las defini-
definido respecto de la enfermedad que tiene un problema de salud ciones aportadas en los nuevos
mental y en relación a los nuevos mental grave, sino que se corres- trastornos; Duelo (estado de
trastornos propuestos, entonces es ponden con aquellos pacientes ánimo afectado tras la pérdida
posible contribuir al incremento de que han sido considerados como de un ser querido); Trastorno
los diagnósticos. enfermos de forma poco clara. por atracón (ingesta puntual
“La diagnosis demasiado vaga excesiva de comida); Trastorno
No disponer de una definición está provocando una sobredosis Neurocognitivo leve (entendido
útil de trastorno mental crea una nacional de medicación. como la pérdida de memoria re-
enorme brecha en el centro de la lacionada con las etapas iniciales
clasificación psiquiátrica que da El 6% de los ciudadanos es adicto de envejecimiento), etc. Esto im-
como resultado dos interrogantes a los fármacos, y, actualmente, plica una dificultad añadida que
sin respuesta: cómo decidir qué hay más visitas a los servicios de tiene que ver con la corrección o
urgencias y más muertes a causa inadecuación de los nuevos tras-
106 La comprensión de la explicación justi- de los medicamentos que a causa tornos. Si no hay una norma que
ficada se abordará en el apartado inme-
diatamente siguiente, como propuesta de de las drogas ilegales compradas permita discernir qué está bien
control de este problema. en la calle (Frances, 2014, p. 13). y qué está mal, entonces resulta

INSTITUTO DE ESTUDIOS DEL MINISTERIO PÚBLICO


A Ñ O 1 / N O. 2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A   81  :

muy complejo valorar y mejorar cerrado a correcciones externas” anulado y realizan la conducta
las propuestas realizadas. (Frances, 2014, p. 97). una y otra vez a pesar de la falta
de recompensa a corto plazo y de
La segunda causa de la 7) La falta de transparen- las terribles consecuencias nega-
arbitrariedad de inclusión de los cia respecto de la financiación tivas” (Frances, 2014, p.227); y
nuevos trastornos, se debe a la falta es un hecho que debe ser tenido personas que realizan de forma
de aportación de información que en cuenta. Tras la realización de repetida conductas en busca de
justifique la inclusión de los mis- un estudio posterior a la publi- placer, pero que no se producen
mos. Esto a su vez implica otros cación del DSM-IV, se puso de así mismos u a otros daños.
problemas como los conflictos de manifiesto que el 56% de los
intereses y el sobre-diagnóstico. participantes en la elaboración La falta de especifica-
Ya que si no existen evidencias del Manual Diagnóstico, tenían ción y claridad respecto de este
o criterios contrastables que alguna relación económica concepto provoca que sea apli-
demuestren la necesidad de intro- con la industria farmacéutica cable a todo tipo de actividades
ducir nuevos trastornos, entonces, (Frances, 2014, p. 97) Es cierto en busca de placer: tomar el sol,
es más complejo evitar que los que este hecho no prueba que usar el móvil, comer chocolate,
motivos por los cuales se incor- dichos participantes actuasen de etc. La conducta se transforma en
poran no respondan a intereses forma fraudulenta, pero sí pone trastorno, generando un posible
particulares. Cuando esto ocurre, de manifiesto la necesidad de incremento de diagnósticos. Este
se someten los bienes internos de preguntarse por los conflictos de hecho vuelve a poner de mani-
la profesión a los bienes externos intereses en la redacción de los fiesto la necesidad de clarificar
y se corrompe el ejercicio de la DSM y el papel de influencia de los conceptos empleados.
psiquiatría. la industria farmacéutica.
9) La introducción de
6) En el DSM-5 no 8) En el DSM-5 se intro- grados en ciertos trastornos
se clarificó ni la metodología duce el concepto de comporta- debe analizarse desde el mismo
empleada ni los criterios de la miento adictivo: ángulo que se ha planteado
misma. Además, el proceso de durante todo el capítulo. Los
investigación y redacción fue cer- La base de esta propuesta radical grados deben estar lo más espe-
rado y hermético, lo que impidió es que el comportamiento com- cificados posibles y no deben
la realización de cualquier tipo de pulsivo es equivalente al uso de patologizar la normalidad. El
feedback, por parte de otros inves- sustancias y es causado por los nivel severo o medio estarían
tigadores y profesionales. Allen mismos centros cerebrales del menos cuestionados. El pro-
Frances sostiene que el proceso de placer. (Frances, 2014, p.226). blema se produce con el nivel
creación del DSM-IV fue abierto moderado o leve, ya que, si es
y flexible, ya que se invitó a la La idea de introducir confuso o demasiado amplio,
participación a todos aquellos que esta concepción, es entender puede afectar al rango de las
quisiesen contribuir o cuestionar en términos exclusivamente personas sanas. Por ejemplo, en
alguna de las decisiones tomadas. biológicos la conducta adictiva el caso del Trastorno Neuroco-
El autor señala que este aspecto y ampliar el marco de aplica- gnitivo leve, que se aplica como
fue positivo, ya que los feedbacks ción. El objetivo es expresar en fórmula de detección precoz en
de los compañeros de profesión y términos neurocientíficos, la enfermedades neuro-degenera-
expertos en el tema, les permitía búsqueda reiterada del placer. tivas como alzhéimer, demencia,
profundizar, repensar y agudizar El problema de este concepto es etc. También podría aplicarse a
las explicaciones de aspectos que que no permite establecer una sujetos sanos que sufren ciertas
no fuesen claros. Este es precisa- diferencia entre pérdidas de memoria o de capa-
mente, señala el autor, uno de los cidades motoras o cognitivas
problemas del DSM 5 que “[…] “[…] personas cuyo sistema nor- leves a causa del proceso natural
hasta el final, fue hermético y mal y previsible del placer queda de envejecimiento.

PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN


  82  : A Ñ O 1 / N O. 2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A

10) La psiquiatría es los trastornos psiquiátricos pre- tado es ofrecer propuestas de


una disciplina médica y en oca- sentan síntomas somáticos que mejora referidas a los problemas
siones es complejo establecer los pueden ser confundidos con planteados previamente. Son
límites de cada una de ellas. Hay enfermedades médicas. Suele sólo sugerencias que, de hacerse
circunstancias en las que una ocurrir con casos de ataques de efectivas, requerirían una mayor
enfermedad médica puede ser pánico, ansiedad y también con profundización y clarificación.
confundida con una enfermedad la depresión. El problema es que, La finalidad de este apéndice
mental y viceversa. Allen Frances esta dificultad existente, previa- no es poner solución a todos los
menciona cuatro causas funda- mente a la redacción del DSM-5, inconvenientes señalados, sino
mentales (Frances, 2014, p.230). se ha visto acrecentada, debido apuntar las posibles líneas de
En primer lugar, sostiene que hay a la inclusión del Trastorno de modificación. Existe una corres-
enfermedades médicas que tiene somatización. La falta de claridad pondencia numérica entre el pro-
síntomas físicos graves (como entre los límites de la medicina y blema señalado y la sugerencia
la fibromialgia, la fatiga crónica, la psiquiatría, en los casos que se de mejora.
la cistitis intersticial, etc.), pero ha comentado, junto con la inclu-
no una patología clara, por lo sión de nuevo diagnóstico puede 1) Además de los psiquia-
que pueden ser confundidos sus favorecer el aumento de las cali- tras participantes en la creación
síntomas o identificados como ficaciones diagnósticas erróneas. del DSM-5, se propone incor-
imaginaciones de los sujetos. En De hecho: porar un grupo interdisciplinar
segundo lugar, hay enfermedades encargado de profundizar en los
médicas que pueden presentar Las propias pruebas de campo conceptos utilizados. La finalidad
síntomas desconocidos durante del DSM 5 reflejaron resultados de este grupo sería elaborar un
un tiempo prolongado hasta que bastante aterradores. Uno de informe en que se analizase cada
se ponga de manifiesto la causa cada seis pacientes con cáncer y una de las dos opciones. En éste,
subyacente. Esto puede ocurrir enfermedades coronarias cumplía se valorarían las consideraciones,
en casos como: la esclerosis los requisitos establecidos por el implicaciones y consecuencias
múltiple, el lupus, la artritis reu- DSM 5 para padecer “trastorno de que las dos opciones podrían te-
matoide, los tumores cerebrales somatización” lo mismo sucedía ner y finalmente se argumentaría
etc. Por lo tanto, en estos casos, en uno de cada cuatro de pacientes en favor de una de ellas.
también se puede producir una de fibromialgia o colon irritable.
confusión a la hora de realizar un […] lo mismo puede decirse 2) Para evitar el diagnós-
diagnóstico. En tercer lugar, hay de una de cada diez personas tico múltiple y la comorbilidad,
que comprender que las personas “sanas”. (Frances, 2014, p.232). deben eliminarse aquellos cua-
con enfermedades graves (cáncer, dros clínicos que se solapen. Hay
trasplantes, enfermedades cardía- En este apartado se han que considerar que en cada dia-
cas etc.) suelen estar preocupadas especificado los problemas deri- gnóstico existe una probabilidad
por su estado de salud físico y vados de limitaciones o elemen- de comorbilidad asociada. Para
mental; sería por lo tanto conve- tos inadecuados presentes en el que este aspecto no se confunda
niente, ser prudentes, en la aplica- DSM 5. Finalmente, todos ellos con la multiplicidad diagnóstica
ción de diagnósticos psiquiátricos hacen referencia al mismo hecho: se propondrán dos tareas diferen-
en sujetos que padezcan enferme- la aplicación errónea del diagnós- ciadas. Primero se realizaría un
dades graves. En último lugar, se tico psiquiátrico, tomando como análisis individual de cada uno de
va a explicar el efecto contrario, punto de partida del DSM-5. Cir- los trastornos en el que se valoren
es decir, aquellas circunstancias cunstancia que puede ser relacio- los posibles diagnósticos asocia-
en las que una persona que padece nada con la inflación diagnóstica. dos al mismo. En segundo lugar,
una enfermedad de salud mental podría crearse un grupo de trabajo
es diagnosticada erróneamente, 5. Propuestas de mejora. que se dedicase a realizar compa-
con una enfermedad médica. rativas entre aquellos trastornos
Esto se debe a que, en ocasiones, El objetivo de este apar- que podrían solaparse y producir

INSTITUTO DE ESTUDIOS DEL MINISTERIO PÚBLICO


A Ñ O 1 / N O. 2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A   83  :

diagnósticos múltiples. En los ca- modelo interdisciplinar en el que cias del paciente y puede limitar
sos en los que no existan eviden- intervengan: la medicina, la filo- y prevenir la realización de dia-
cias fehacientes107 para mantener sofía, la psicología, la política, y gnósticos erróneos. Por ejemplo,
el trastorno y sí exista una alta aplicar ese nuevo marco teórico se podría imaginar una situación
posibilidad de que se solape al concepto de salud mental. en la que el sujeto x va a ser
con otro trastorno, produciendo Este será el segundo ámbito de diagnosticado con un cuadro de
un doble diagnóstico, se optará intervención. Para ello se creará depresión leve, si se supiese que
por eliminar uno de los cuadros un grupo de trabajo encargado de acaba de perder a un familiar y
clínicos. Aquél que cuente con examinar las diferentes opciones que además tienen una situación
menor apoyo de datos. de concepto de salud mental. Tras económica muy inestable, ya que
esta investigación, redactarán un estaba cobrando una prestación
Para abordar aspectos informe en el que se analicen, por que llega a su fin, entonces se
vinculados con la etiología, noso- separado y de forma comparativa, podría normalizar la situación
logía y la epidemiología, deberían los conceptos propuestos. De de estrés, pena o ansiedad que
crearse grupos de trabajo inter- cada uno de ellos se expondrá el sujeto puede estar sufriendo.
disciplinar que investigasen estas la información relevante, las Teniendo en cuenta esta nueva
cuestiones. Tras la indagación de implicaciones teóricas y las apor- perspectiva, se valoraría si aun
estas temáticas se podría plasmar taciones positivas y negativas asumiendo toda esta información,
el resultado de ellas dedicando un que puede realizar a la mejora de el sujeto parece tener una afec-
capítulo o apartado a cada una de la salud mental. Finalmente, se ción más allá de su estado tran-
las secciones. argumentará en favor de uno de sitorio de tristeza; de este modo,
ellos. La propuesta de este tra- se ponderaría si es más o menos
Para que no se convirtiese bajo, es optar por un concepto se efectivo, en este caso en concreto,
en un elemento secundario del enfermedad bio-psico-social. diagnosticar al paciente con un
DSM, cada parte debería tener trastorno psiquiátrico. Tener una
una dedicación similar, incluyen- En lo que se refiere a la información completa (inclusión
do la dirigida a la sintomatología. introducción de nuevos factores de factores sociales, psicológicos,
Con el fin de garantizar un tra- e información respecto del sujeto, económicos, etc.), y particular
bajo interdisciplinar, los grupos hay que considerar el diagnós- de cada paciente, puede evitar o
de trabajo deberían intercambiar tico como un proceso social y no limitar la realización de diagnós-
periódicamente la información y simplemente como un momento ticos psiquiátricos, en casos poco
las reflexiones alcanzas con los puntual de identificación de sín- claros. Finalmente, la idea a la
otros grupos de trabajo. Esta cor- tomas y catalogación del paciente que se remite es al ejercicio de la
respondencia quedaría plasmada en función de ellos. Para llevar a prudencia.
a modo de síntesis. cabo esta empenta hay que influir
en diferentes niveles. En primer La posibilidad de introdu-
Ampliar el modelo lugar, hay que transformar la cir nuevos diagnósticos debe estar
biológico- médico requiere de idea de diagnóstico. Para ello es controlada y clarificada. Para ello
dos intervenciones. La primera necesario modificar el concepto se plantea influir en dos ámbitos:
consiste en ampliar este marco del mismo y el concepto de enfer- uno ya ha sido señalado y tiene
teórico, introduciendo en la medad. Será necesario incorporar que ver con la clarificación del
discusión otras disciplinas. Para nuevos actores en el proceso de concepto de trastorno; el otro está
ello es necesario optar por un diagnóstico (trabajadores so- vinculado con las aportaciones
ciales, psicólogos, antropólogos necesarias y suficientes de un
cuando exista una brecha cultural, nuevo diagnóstico, para justificar
107 Con evidencias fehacientes se hace re-
ferencia a: datos epidemiológicos, esta- sociólogos, filósofos…). La in- su incorporación al DSM. Estos
dísticos y de la índole que se considere troducción de estos otros perfiles criterios deberían ser transpa-
adecuada, que pongan de manifiesto la puede aportar la información que rentes y necesarios. Podrían
existencia de la enfermedad, el alcance de
la misma y el beneficio terapéutico. falte respecto de las circunstan- considerarse aspectos como: una

PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN


  84  : A Ñ O 1 / N O. 2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A

argumentación coherente que rente la bibliografía utilizada, la ticipantes. Para ello se estable-
sustente la introducción de los metodología y los criterios de cerían unos criterios que los com-
nuevos trastornos, pruebas que inclusión o exclusión de la misma. ponentes deberían cumplir para
pongan de manifiesto el beneficio También debe presentarse clara- participar en la elaboración del
terapéutico que evidencien, evi- mente la información respecto informe. Algunos de ellos podrían
dencias que sostengan que las de las fuentes de financiación del ser: no ser accionista o directivo
consecuencias de la aplicación de proyecto y si existe algún caso en de una empresa farmacéutica, no
los mismos no serán peores que el que se produzca un conflicto recibir sustento económico por
su no aplicación y evaluaciones de intereses. parte de la industria farmacéutica
que pongan de manifiesto si el etc. Sería conveniente limitar el
trastorno se puede solapar con 6) En lo que se refiere a tiempo de acceso a las empresas
otro o no. En el caso en el que esto la transparencia de la bibliografía, farmacéuticas, tras la ocupación
ocurra se realizará una valoración deberá dedicarse un apartado en el de un cargo de relevancia política
comparativa y se optará por uno que de forma clara se explique la o médica. El tiempo estipulado
de los dos (teniendo en cuenta los bibliografía utilizada, la metodo- podría ser de 3 años.
criterios específicos y los dirigi- logía y los criterios de inclusión
dos a multiplicidad diagnóstica). y exclusión. Igual que en el apar- 8) Para evitar el incre-
Para ello debería crearse un co- tado anterior, hay que fomentar mento de los diagnósticos
mité de expertos que acuerde qué la creación de un proceso abierto, referidos a los trastornos por
criterios se deben considerar para deliberativo y participativo. De conductas adictivas, habría
la elaboración de manuales como manera que, tras la presentación que diferenciar las conductas
DSM o el CIE. Tras la concreción de esta información, las perso- adictivas que llevan asociado el
de los mismos debería realizarse nas interesadas108 en realizar sus consumo de sustancias (alcoho-
una memoria en la que se reflejen aportaciones, tendrán un plazo de lismo, politoxicomanías, etc.)
todos ellos, y se argumente y evi- un mes para realizarlas. Las consi- de las conductas adictivas que si
dencie su elección, sobre otros. deraciones propuestas deben estar suponen un trastorno pero que no
La pretensión es que estos valores justificadas. Tras este período el está asociadas con el consumo
sean aceptados por toda la comu- grupo de trabajo de esta área, debe de ninguna sustancia (ludopatía,
nidad científica y académica de tenerlas en cuenta y decidir de diógenes, cleptomanía, ninfo-
forma unitaria. Previamente a la forma acreditada, qué cambios se manía, etc.) de las conductas que
finalización de la memoria, se realizan respecto de la propuesta buscan el placer pero no impli-
expondrán y comunicarán los inicial. En cuanto a los ensayos can ningún trastorno( consumo
resultados y conclusiones obte- clínicos y los datos propuestos de chocolate, atracón de dife-
nidas a los no participantes en requieren una reflexión particular rentes alimentos, culto al cuerpo,
la redacción de esta memoria, a realizar en otro artículo. uso de tecnologías etc.).
de manera que dispongan de un
plazo de dos meses para ofrecer 7) En el DSM, sería Esta diferenciación se
un feedback, en el que se puedan conveniente incluir un apartado centra en asumir que la búsqueda
reflejar diferencias, mejoras etc. en el que se especificasen todos de placer, no implica en sí mismo
siempre y cuando estén correcta- los datos respecto de la financia- un abuso o un trastorno. Debería
mente argumentadas y cumplan ción de toda la investigación. Al reflexionarse sobre este aspecto e
los criterios que se estipulen para mismo tiempo habría que anali- introducir criterios de diferencia-
ello. Tras este período, el grupo zar previamente si es posible que ción y/o modificar el concepto.
de trabajo debe considerar las po- se produjese algún conflicto de
sibles modificaciones propuestas. intereses con alguno de los par- 9) Clarificación de los
Finalmente, tras la incorporación grados. Evitar patologizar la nor-
de las mejoras se publicará la malidad y eliminar los grados
memoria de la actividad. En esta 108 Habrá que clarificar qué sujetos y bajo leves que puedan ser confundi-
qué criterios pueden participar en este
debe aparecer de forma transpa- proceso deliberativo. dos con conductas de afección

INSTITUTO DE ESTUDIOS DEL MINISTERIO PÚBLICO


A Ñ O 1 / N O. 2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A   85  :

psicológica pero no patológica. les permita sobrellevar su situa- esta publicación con la de su
Por ejemplo, el grado de depre- ción de enfermos, pero esto no homólogo anterior.
sión leve puede ser confundido significa que presenten ningún
con un estado transitorio de trastorno que deba valorarse Las principales limita-
tristeza debido a la pérdida de independientemente a esta cir- ciones del DSM-5 son: el uso de
un ser querido. Al igual que en cunstancia. Este aspecto también concepto de trastorno y no de
los apartados anteriores, es nece- podría mejorarse considerando enfermedad, el mantenimiento
sario limitar la acción de crear un diagnóstico escalonado, en el de dos modelos categoriales de
nuevos trastornos y más en los que se incorporen diferentes pro- Trastorno de la Personalidad, la
casos en los que exista puede fesionales, en el que se obtenga lafocalización en la sintomatología,
producirse una confusión con mayor cantidad de información la exclusiva comprensión biológi-
la normalidad. Ante la falta de posible del paciente y en el que co-médica de la enfermedad men-
evidencias y las posibles conse- se actúe con prudencia, lo que tal, la arbitrariedad introducción
cuencias negativas, que pueden puede ayudar a prevenir o limitar de nuevos trastornos, la falta de
generar la incorporación de cualquier caso de error diagnós- transparencia en los datos utiliza-
nuevos trastornos, es preferible tico, incluido el de confusión del dos y en la financiación, la inclu-
no crear nuevos cuadros clínicos diagnóstico médico y el clínico. sión del concepto de conducta
patológicos. adictiva y la categoría de grados
En el caso de los en algunos trastornos, y la cali-
10) Aunque no existe un pacientes que sí presentan cua- ficación errónea de enfermedad
criterio u acción que permita dros clínicos que requieren un médica como trastorno mental.
diferenciar los casos médicos de tratamiento específico del área
los psiquiátricos, de forma clara, de salud mental, resulta casi Estos problemas han deri-
si es posible ser cautos en esos imposible percibirlos, ya que vado en ciertos conflictos éticos
casos e impulsar actitudes de puede ser que estén somatizando entre los que conviene destacar:
prudencia en los profesionales. físicamente los síntomas psi- la comorbilidad, los conflictos
La primera acción es eliminar del cológicos. En este caso, la única de intereses, el estigma, la pato-
DSM-5 y de los futuros manuales opción recomendable es apelar logización de la normalidad, la
el Trastorno de somatización. En nuevamente a la prudencia de falta de límites en la influencia
lo que se refiere a la confusión de los médicos. Los profesionales por parte de las farmacéuticas,
aspectos médicos con psiquiátri- que deban realizar diagnósticos, el incremento de diagnósticos
cos, convendría prestar especial a ya sean médicos o psiquiátricas, erróneos, etc.
atención a aquellos pacientes que deberían, en caso de duda, actuar
padecen enfermedades médicas con prudencia y en beneficio del Pese a estas dificultades
graves y que presentan posibles paciente, y consultar a otros la gran capacidad de síntesis de
cuadros clínicos de trastornos profesionales que les puedan la sintomatología y el carácter
psiquiátricos. En estos casos, orientar en su resolución. En universalista del manual, fun-
habría que observar al paciente este sentido, la reflexión sobre la damentan el hecho de que una
durante un tiempo prudente, para formación de los profesionales mejora del mismo es preferible
poder clarificar si su situación cobra un papel especial. a una eliminación del DSM-5
representa una dificultad psicoló- en su totalidad. Algunas de las
gica no patológica, derivada de Conclusiones propuestas destacadas son: la
padecer una enfermedad médica transparencia en lo que respecta
grave o si realmente debería ser Durante la realización a la bibliografía, metodología,
abordado como un problema de de este artículo se ha analizado criterios de inclusión y exclusión
salud mental. Conviene señalar y profundizado en las posibles y conflictos de interés, la adqui-
que todos los pacientes médicos consecuencias negativas que sición de un concepto de salud
con dolencias graves requieren la aplicación del DSM-5 puede bio-psico-social, la incorporación
una atención psicológica que tener. Para ello se ha comparado de una mirada interdisciplinar, la

PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN


  86  : A Ñ O 1 / N O. 2 / J U N I O - D I C I E M B R E D E 2 0 1 8 I N T E G R I TA S : R E V I S TA D E É T I C A

consideración de la etiología y el escrito, los factores de influencia y otros aspectos con el fin de
uso de la ética como herramienta de los diagnósticos son múltiples. favorecer consolidar una salud
esencial de mejora. En ese conjunto de elementos el mental justa, felicitante, autó-
DSM-5, es un aspecto más de noma y corresponsable consi-
Ahora bien, tal y como se influencia, por lo que conviene derándola un eje esencial de la
ha ido mencionando a lo largo del seguir reflexionando sobre este sociedad.

Bibliografía
Triacastela, p. 89-111. • Pailhez, Guillem; Palomo Nico-
• Álvarez, Enrique (2003), lau, Antonio (2007), «Multiplici-
«Investigación clínica en psiquia- • Chodoff, Paul (2001), «Mal uso dad diagnóstica en los trastornos
tría», Retos para la Psiquiatría y Sa- y abuso de la psiquiatría: visión de la personalidad», Psiquiatría
lud Mental en España, José Antonio general», La Ética en psiquiatría, Biológica, Vol.14, nº 3, p.92-97.
Gutiérrez Fuentes, Juan Carlos Paul Chodoff , Sidney Bloch, Ste-
• Gómez Pérez, Juan José López- pehn A. Green (eds.), Barcelona, • Santander, Fernando (coordi-
Editorial: Triacastela, p. 57-73. nador) (2000) Ética y praxis
Ibor Aliño (eds.), Barcelona: psiquiátrica, Madrid, Asociación
Psiquiatras editores, pp. 105 203. • Cruz Sáez, Marisol; Echebarría, española de estudios.
• APA (2013), Diagnosis and Sta- Enrique; Salaberría, Karmele
tiscal Manual of Mental Disor- (2014), «Aportaciones y limi- • Documentos Web
ders, Fifth Edition. taciones del DSM V desde la • World Health Organization.
psicología clínica.», Terapia Psi- Division of Health Promotion,
• Arlington VA., American cológica, Vol. 32, nº 1, p.65-74. Education, and
Psychiatric Association.
• Frances, Allen (2014), ¿Somos • Communication (1998), «Glosario
• Bloch, Sidney; Pargiter, Russell todos enfermos mentales? Ma- de Promoción de Salud», OMS,
(2001), «Códigos de ética en psi- nifiesto contra los abusos de la
quiatría», La Ética en psiquiatría, • http://www.who.int/iris/hand-
psiquiatría, trad. Jorge Paredes,
Sidney Bloch, Stephen A. Green, le/10665/67246. 24/08/2018
Barcelona, Ariel.
Paul Chodoff (eds.), Barcelona: 09:46

INSTITUTO DE ESTUDIOS DEL MINISTERIO PÚBLICO