Вы находитесь на странице: 1из 14

Diseño de Canales abiertos

Canales no erodables

Imagen 1. Canales no erodables.

Según Ven Te Chow (1994), la gran mayoría de canales construidos en obras civiles pueden resistir la
erosión por lo que se consideran no erodables. Los canales artificiales no revertidos por lo general son
erodables, a excepción de aquellos cuya cimentación está hecha en lecho de roca.
Para el diseño de canales no erodables no se consideran factores como la máxima velocidad permisible
y la fuerza tractiva permisible. En el diseño solo calculan las dimensiones iniciales del canal mediante
las ecuaciones de flujo uniforme y luego teniendo en cuenta factores como la eficiencia hidráulica,
aspectos prácticos constructivos y económicos se determinan las dimensiones finales del canal.

Los factores que se consideran en el diseño son:

- Tipo de material del cual se va a construir el canal.


- Rugosidad del material.
- Velocidad mínima permisible para evitar la sedimentación en caso de que además del agua se
transporten sólidos.
- Pendiente del fondo y pendientes laterales.
- Borde Libre.
- La sección más eficiente (determinada hidráulicamente o empíricamente).
Material y revestimiento no erodables: Entre los materiales resistentes a la erosión se encuentran el
concreto, el acero, el hierro fundido, el vidrio, entre otros. La selección del material depende
principalmente del costo, la disponibilidad, el método constructivo y el uso que se le vaya a dar al canal.
La función del revestimiento es evitar la infiltración y la erosión en el canal, en canales revestidos la
velocidad máxima permisible puede no considerarse si el canal no conduce algún material (arena, grava,
piedras, etc.) Si se presentan velocidades muy altas sobre el revestimiento debe considerarse que el
agua puede mover los bloques, esto debe considerarse en el diseño.

Velocidad mínima permisible: Es la velocidad a la cual los sólidos en suspensión en el agua no se


sedimentan, por lo que no se induce en el crecimiento de plantas acuáticas y de musgo. Es un valor
difícil de determinar pero en general puede tomarse una velocidad media de 2 a 3 pies por segundo
cuando el porcentaje de limos presente en el agua es pequeño, una velocidad media de 2,5 pies por
segundo previene el crecimiento de la vegetación.

Pendientes del canal: Por lo general la pendiente longitudinal está dada por la topografía del terreno y
por la altura requerida para el flujo del agua, también se tiene en cuenta el uso del canal pero en general
es conveniente mantener una pendiente pequeña para que las pérdidas por elevación no sean
considerables.
Las pendientes laterales dependen de la clase de material, las cuales deben verificarse con el criterio de
máxima velocidad permisible o mediante el principio de fuerza tractiva. También hay que tener en
cuenta los métodos constructivos, las pérdidas por infiltración, el tamaño del canal, entre otros factores.
Las pendientes laterales deben construirse tan empinadas como sea factible de acuerdo a una alta
eficiencia y estabilidad hidráulica. Para canales revestidos se ha considerado una pendiente normalizada
de 1.5:1 para los tamaños usuales de canales. Esta pendiente es lo suficientemente plana para permitir
un uso factible de casi cualquier tipo de revestimiento.
Las pendientes laterales apropiadas para canales construidos en diferentes materiales se muestran en la
siguiente tabla:

Material / Revestimiento Pendiente Lateral

Roca Aproximadamente vertical

Suelos de turba ¼:1

Arcilla rígida o tierra con recubrimiento de ½:1 a 1:1


concreto

Tierra con recubrimiento de piedras 1:1

Arcilla firme o tierra en canales pequeños 1 ½:1

Tierra arenosa suelta 2:1

Arcilla Porosa 3:1

Tabla 1. Materiales de revestimiento y pendientes usadas para pendientes laterales.

Borde Libre: Es la distancia vertical desde la parte superior del canal hasta la superficie del agua en
condición de diseño, debe ser lo suficientemente grande para prevenir ondas en la superficie que causen
reboses por encima de los lados. No existe una regla para calcular esta distancia debido a que las ondas
pueden crearse por factores incontrolables. En el diseño es común el uso de bordes libres que varían
desde menos del 5% a más del 30% de la profundidad de flujo.
El borde libre en un canal no revestido o lateral por lo general estará gobernado por las consideraciones
del tamaño y la localización del canal, el caudal de aguas lluvias entrante, las características del suelo,
la disponibilidad de material excavado, entre otros. De acuerdo con el U.S Bureau of Reclamation
(USBR), el rango aproximado de borde libre a menudo utilizado varía desde 1 pie hasta 4 pies para
caudales de 3000 pies cúbicos por segundo o mayores donde la profundidad es relativamente grande.
Los estimativos preliminares de borde libre se realizan de acuerdo a la siguiente ecuación:

𝐹 = √𝐹𝐹
[1]

Donde F es el borde libre en pies, y es la profundidad en pies del agua en el canal y C es un coeficiente
que varía desde 1.5 para canales con capacidad de 20 pies cúbicos hasta 2.5 para canales con capacidades
de 3000 pies cúbicos por segundo o mayores a esta, hay que tener en cuenta que esta aproximación no
sirve para todas las condiciones.

Para canales revestidos, la altura del revestimiento por encima de la superficie del agua depende de
cierto número de factores: El tamaño del canal, el caudal, la curvatura de alineamiento, la precipitación,
la acción del viento. La altura de la banca también variará con los factores mencionados anteriormente.
Como una guía para el diseño de canales revestidos, el USBR ha preparado curvas para el borde libre
promedio y la altura de las bancas en relación al caudal.

Figura 1. Borde libre y altura de las bancas recomendados para canales revestidos.

Sección hidráulica óptima: Teniendo en cuenta que la conductividad de una sección en un canal se
incrementa con el aumento del radio hidráulico o la disminución del perímetro mojado, la sección de
canal que tenga el menor perímetro mojado para un área determinada será la sección hidráulica óptima.
De todas las secciones con formas regulares el semicírculo tiene el menor perímetro mojado para un
área determinada; por lo que es la sección hidráulicamente más eficiente de todas las secciones.
En general una sección de un canal debe diseñarse para para cumplir con una eficiencia hidráulica
óptima pero en algunas ocasiones debe modificarse para tener en cuenta aspectos constructivos.
La sección hidráulica óptima es la sección que da el área mínima para un caudal determinado pero que
no necesariamente se realiza con la mínima excavación. Las secciones comúnmente utilizadas se
muestran a continuación:

Figura 2. Secciones hidráulicas óptimas para canales erodables.

El principio de sección hidráulica óptima se aplica sólo para el diseño de canales no erodables, para
canales erodables se usa el método de fuerza tractiva.

Cálculo de las dimensiones de la sección: Para el cálculo de las dimensiones de la sección para canales
no erodables se sigue el siguiente proceso utilizando la ecuación de Manning:
1.Recopilar toda la información pertinente con el fin de estimar el factor de rugosidad (n) y seleccionar
la pendiente (S).
2.Calcular el factor de la sección mediante la ecuación de Manning (k=1.49):

𝐹𝐹
𝐹𝐹2/3 =
1.49 𝐹1/2
[2]

3. Luego se debe sustituir en la ecuación las expresiones para A y para R según la forma de la sección
del canal.
Figura 3. Elementos geométricos de diferentes secciones de canal.

Si existen incógnitas como b y z, se deben suponer y resolver la ecuación de Manning para determinar
la profundidad. Al suponer varios valores de incógnitas pueden suponerse varias combinaciones de las
dimensiones de la sección. Las dimensiones finales se escogen con base a la eficiencia hidráulica y a
aspectos constructivos. Las secciones trapezoidales con frecuencia son las más utilizadas, el USBR
desarrolló una serie de curvas que muestran la relación promedio entre los anchos de la base y las
profundidades del agua con respecto a la capacidad del canal.

Figura 4. Curvas empíricas que muestran el ancho del fondo y la profundidad en canales revestidos.

La determinación de la profundidad para el valor calcular de AR2/3 puede simplificarse usando la figura
5.
Figura 5. Curvas para determinar la profundidad normal.

4. Si es necesario conocer la sección hidráulica óptima, se sustituyen las expresiones de la figura


2 en la ecuación de Manning y luego se procede a calcular la profundidad. Esta sección puede
modificarse por aspectos de factibilidad constructiva.

5. Para el diseño de canales de irrigación, algunas veces la sección del canal se calcula por
medio de ecuaciones empíricas como la propuesta por el USRS para profundidades en pies.

𝐹 = 0.5 √𝐹
[3]

Donde A es el área mojada en pies cuadrados. En secciones de forma trapezoidal la anterior


ecuación puede expresarse como:

𝐹=4−𝐹
[4]

Donde x es la relación ancho-profundidad b/y y z es la proyección horizontal de la pendiente


lateral correspondiente a un pie de forma vertical. Existen otras ecuaciones empíricas usadas
para calcular esta medida.

6. Se debe verificar si la velocidad mínima permisible del canal mueve los sedimentos para
evitar que se depositen en el fondo del canal.
7. Añadir el borde libre apropiado a la profundidad de la sección del canal.

Canales erodables

Imagen 2. Canal erodable.

Pocos de los canales que se diseñan en la ingeniería civil son erodables, la mayoría de estos son no
erodables. El diseño de este tipo de canales depende mucho de la hidráulica y de las propiedades del
mismo, es decir, su geometría, el material, etc.

A diferencia de los canales no erodables para el diseño de canales erodables no se puede utilizar la
ecuación de flujo uniforme y se debe recurrir a otro tipo de métodos para el diseño de estos canales, el
método de la velocidad máxima permisible, es el más usado en los Estados Unidos y el método de la
fuerza tractiva, se utiliza en Europa, también se conoce como el método del esfuerzo de arrastre.

Método de la velocidad máxima permisible: Consiste en calcular una velocidad promedio que no cause
erosión en el cuerpo del canal, en canales viejos estas velocidades son mayores que en canales nuevos,
esto tiene lugar ya que en canales viejos el lecho cuenta con una mayor estabilidad y en canales
profundos las velocidades son mayores que en canales pandos, esto gracias a que al ser un canal
profundo la velocidad en el fondo es baja y esto no causa socavación en el lecho del canal. Por la
dificultad que genera el no poder usar la ecuación de flujo permanente y la variabilidad de la velocidad,
esta se estima en base a la experiencia y criterio del ingeniero. (Ven Te Chow, 1994)

Diseño de canales erodables utilizando el método de la velocidad máxima permisible: Cuando se quiere
utilizar este método para el diseño de canales erodables se debe conocer el caudal y la pendiente del
mismo, posteriormente se debe asumir un tipo de sección, es decir, la forma del canal se debe aproximar
a figuras geométricas, normalmente compuestas y dependiendo el tipo de material se deben estimar n y
Vmáx.
Una ecuación que nos facilita la estimación de la Velocidad que no produce erosión, ni sedimentación
es:

𝐹 = 𝐹𝐹𝐹 [5]

Donde, V es la velocidad; y es la profundidad; C es una constante que depende la firmeza del canal y x
es aproximadamente 0.64 (para agua limpia x=0,5). la ecuación está diseñada para ser utilizada en
sistema ingles [ft, s].

Tipo de suelo Valor de C

Suelos muy finos 0,56

Arena fina 0,84

Arena gruesa 0,92

Limos arenosos 1,01

Suelos duros 1,09

Tabla 2. Valor de C.

Es importante resaltar que para aguas cargadas de sedimentos esta ecuación es prácticamente obsoleta
ya que solo tiene uso para aguas limpias.

Proceso para aplicar el método de la velocidad máxima permisible: Para aplicar este método para una
sección transversal trapezoidal se deben desarrollar los siguientes pasos:

1. Determinar el coeficiente de rugosidad (n) para el material del lecho del canal, la pendiente del
talud lateral (z) y la velocidad máxima permisible V.
2. Utilizando la ecuación de Manning se debe hallar el radio hidráulico.
𝐹
3. Calcular el área mojada para el caudal y la velocidad permisible 𝐹 = .
𝐹
𝐹
4. Hallar el perímetro mojado 𝐹 = 𝐹.
5. Calcular b y y.
6. Añadir un borde libre y modificar la sección para hacerla más práctica.
Tabla 3. Velocidades máximas permisibles y valores de fuerza tractiva unitaria
(tabla 7.3 de Ven Te Chow, 1994)

Método de la Fuerza tractiva: Cuando fluye agua en un canal, se crea una fuerza de empuje del agua
sobre el área mojada del canal, esta fuerza es la que se conoce como fuerza tractiva. Si el canal trabaja
en flujo permanente la fuerza tractiva es en apariencia igual al componente efectiva de la fuerza
gravitacional que actúa sobre el cuerpo de agua, la cual es paralela al fondo del canal. Cuando se habla
de fuerza tractiva unitaria (𝜏0 )se hace referencia a fuerza por unidad de área:

𝜏0 = 𝐹𝐹𝐹0 [6]

Donde, 𝛾 es el peso específico del agua; R es el radio hidráulico y 𝐹0es la pendiente del canal.

Ahora, si el canal es muy ancho tenemos:

𝜏0 = 𝐹𝐹𝐹0 [7]

Donde, 𝛾 es el peso específico del agua; el radio hidráulico es igual a la profundidad de flujo 𝐹 y 𝐹0es
la pendiente del canal.

La fuerza tractiva unitaria en canales,no está distribuida uniformemente a lo largo del perímetro mojado,
a excepción en canales anchos. Se han hecho muchos intentos para determinar la distribución de la
fuerza tractiva en un canal Leighly realizó estudios para determinar esta distribución en muchos canales
trapezoidales, triangulares y en algunos canales rectangulares, utilizando los datos publicados sobre
distribuciones de velocidades en los canales. Debido a la poca disponibilidad de datos en ese tiempo,
sus resultados no fueron muy precisos.

En el U. S. algunos ingenieros han utilizado la analogía de la membrana y métodos analíticos y de


diferencias finitas para determinar la distribución de fuerza tractiva en canales trapezoidales,
rectangulares y triangulares. En la figura X se muestra una distribución común de fuerza tractiva en un
canal trapezoidal resultante de un estudio de analogía de la membrana. La distribución varía con la forma
de la sección, pero prácticamente no se afecta por el tamaño de la misma. Con base en tales estudios, se
han preparado algunas curvas que muestran las fuerzas tractivas unitarias máximas en los lados y en el
fondo de diferentes secciones de canal para uso en diseño, ver figura 7. En. general, en los canales
trapezoidales .con formas utilizadas a menudo, la fuerza tractiva máxima en el fondo es cercana al valor
𝛾𝐹𝐹0, y en los lados, cercana a 0.76𝛾𝐹𝐹0, ver figura 6 .

Figura 6. Distribución de fuerz tractiva en un canal trapezoidal.

Figura 7. Fuerzas unitarias tractivas máximas en términos de 𝛾𝐹𝐹0

Relación de fuerza tractiva: Sobre una partícula de suelo que descanse en la pendiente lateral de una
sección de canal en la cual se encuentra fluyendo agua, actúan dos fuerzas: la fuerza tractiva 𝐹𝐹𝐹 y la
componente de fuerza gravitacional 𝐹𝐹 𝐹𝐹𝐹𝐹, la cual hace que la partícula ruede a lo largo de la
pendiente lateral. Donde, a es el área efectiva de la partícula, 𝜏𝐹 es la fuerza tractiva unitaria en la
pendiente del canal, Ws es el peso sumergido de la partícula, y 𝜙es el ángulo de la pendiente lateral. La
resultante de estas dos fuerzas, las cuales forman un ángulo recto, es:
√𝐹2𝐹 𝐹𝐹𝐹2 𝐹 + 𝐹2 𝐹2𝐹 [8]

A partir del principio de movimiento de fricción en mecánica, puede suponerse que, cuando el
movimiento es inminente, la resistencia al movimiento de la partícula es igual a la fuerza que tiende a
causar el movimiento. La resistencia al movimiento de la partícula es igual a la fuerza normal
𝐹𝐹 𝐹𝐹𝐹𝐹multiplicada por el coeficiente de fricción, o 𝐹𝐹𝐹𝐹, donde 𝜃es el ángulo de reposo. Luego,

𝐹𝐹 𝐹𝐹𝐹𝐹 𝐹𝐹𝐹𝐹√𝐹2𝐹 𝐹𝐹𝐹2 𝐹 + 𝐹2 𝐹2𝐹


[9]

que esta relación es funcIón solo de la inclinación 𝜙, del lado inclinado Y del ángulo de reposo 6 del
material. Para materiales cohesivos y materiales finos no cohesivos, las fuerzas de cohesión, aún en agua
comparativamente limpia se vuelven tan grandes en comparación con la componente de la fuerza
gravitacional, que hacen que la partícula ruede hacia abajo,· que la fuerza gravitacional con segundad
puede no considerarse. Por consiguiente, el ángulo de reposo necesita ser considerado solo para
materiales gruesos no cohesivos. De acuerdo con la investigación del U. S. Bureau of Reclamation se
encontró que en general el ángulo de reposo se incrementa tanto con el tamaño como con la angularidad
del material. Para propósitos de diseño, el Bureau preparó curvas (ver figura 8) que muestran los valores
del ángulo de reposo para materiales no cohesivos con diámetros superiores a O. pulg para vanos grados
de rugosidad. El diámetro referido es el diámetro de partícula para el cual el 25% (en peso) del material
es mayor.
Figura 8. Ángulos de reposo para materiales no cohesivos.

Fuerza tractiva permisible: La fuerza tractiva permisible es la fuerza tractiva unitaria máxima que no
causa erosión importante en el material del lecho del canal en una superficie plana. Esta fuerza puede
determinarse por medio de experimentos de laboratorio, y el valor así obtenido se conoce como fuerza
tractiva crítica. Sin embargo, se ha demostrado que los canales reales de materiales gruesos no cohesivos
pueden soportar valores sustancialmente más altos que las fuerzas tractivas críticas medidas en el
laboratorios. Esto se debe a que el agua y el suelo en canales reales contienen pequeñas cantidades de
materia coloidal y orgánica lo cual da una cierta capacidad de pegamento y también porque pequeños
movimientos de partículas de suelo pueden tolerarse en diseños prácticos sin poner en peligro la
estabilidad del canal. Como la fuerza tractiva permisible es el criterio de diseño para condiciones de
campo, el valor permisible puede tomarse menor que el valor crítico. Ahora, para determinar la fuerza
tractiva permisible se toma como base el tamaño de la partícula para materiales no cohesivos y la
compactación o relación de vacíos para materiales cohesivos (Henderson, 1966).

Para materiales gruesos no cohesivos, con un factor de seguridad suficiente, el Bureau recomienda un
𝐹𝐹
valor de fuerza tractiva permisible igual a 0.4 𝐹𝐹2 , veces el diámetro en pulgadas de una partícula para
la cual el 25% del peso del material es mayor. Esta recomendación se muestra por medio de una línea
recta en la tabla de diseño.
Para material fino no cohesivo, el tamaño especificado es el tamaño medio o el tamaño menor que el
50% en peso. Tentativamente se recomiendan tres curvas de diseño ver figura 9.

1. para canales con alto contenido de material fino en el agua.


2. para canales con contenido de sedimento fino en el agua.
3. para canales con agua limpia.

Figura 9. Fuerzas tractivas unitarias permisibles recomendadas para canales en materiales no cohesivos.
Para materiales cohesivos, los datos basados en la conversión de velocidades permisibles a fuerzas
tractivas unitarias, dados en la tabla 3 y en la figura 10 se recomiendan como referencias de diseño.
Figura 10. Fuerzas tractivas unitarias permisibles para canales en materiales cohesivos.

Bibliografía

- VEN TE CHOW, 1994, Hidráulica de canales abiertos, McGraw Hill, Universidad de


Illinois, Chicago, Estados Unidos.
- HENDERSON, 1966, Open channel flow, University of Canterbury, Christchurch, New
Zealand.