Вы находитесь на странице: 1из 2

Principios de la doctrina

social de la iglesia

Destino universal de los


Dignidad de la persona Primacía del bien bienes y propiedad
humana común privada

Propiamente la expresión
“doctrina social” sería usada
por primera vez por Pío XI en
su encíclica Quadragesimo
annon​ quien cita a León XIII,
aunque reconoce que la La justicia social solo El derecho de uso de los
preocupación por los puede obtenerse El bien común está siempre Dios ha destinado la bienes de la tierra es necesario
que se ejercite de una forma La existencia de
problemas económicos y respetando la dignidad orientado hacia el progreso tierra y sus bienes en
equitativa y ordenada, según la ley moral
sociales es anterior a la Rerum trascendente del de las personas: ‘el orden beneficio de todos.
novarum. hombre. social y su progreso deben un específico orden jurídico.
subordinarse al bien de las Este principio tampoco
personas y no al contrario’ excluye el derecho a la
[...]. Este orden tiene por propiedad privada.
base la verdad, se edifica en
la justicia, es vivificado por el
amor.

Si no existe una verdad última, la


cual guía y orienta la acción
política, entonces las ideas y las
convicciones humanas pueden ser
instrumentalizadas fácilmente para
fines de poder. Una democracia sin
valores se convierte con facilidad
en un totalitarismo visible o
encubierto, como demuestra la
historia.
CONCLUSIONES:
De acuerdo a toda la información recabada en cuanto la doctrina social de la iglesia
indudablemente es la propuesta mejor fundamentada en los aspectos sociales,
económicos, políticos y respetados por todo el creedor y razas. Considero sin duda la
única forma de poder alcanzar vivir en toda plenitud lo aquí propuesto en todos lo
ámbitos es necesario la negación de ese relativismo en el cual la humanidad por
comodidad y falta de principios en los que se vive es una realidad que no lleva a la auto
destrucción en todos los aspectos, lo único a mi parecer nos falta es tiempo para que
terminemos con todos los dones que Dios nos dio, por otro lado es indudable que para
establecer cambios colectivos debemos empezar con el nuestro propio con un
compromiso de cambiar la sociedad en la que estamos inmersos, que ahora que estamos
cerca de ser empresarios o empleados de una empresa apliquemos uno de los principios
fundamentales que beben regir nuestra vida Tratar a los demás como quisiéramos que
nos tratasen a nosotros, ojalá y todos podamos tener nuestra propia empresa pero si esto
no se da y nosotros nos vemos en la necesidad de ser empleados como es mi caso
debemos aplicar los principios de esta doctrina un cuándo con nosotros no se aplicara
para así lograr la verdadera transformación de la humanidad.