Вы находитесь на странице: 1из 8

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MACHALA

“Calidad, Pertinencia y Calidez”


FACULTAD DE CIENCIAS QUÍMICAS Y DE LA SALUD
CARRERA DE ENFERMERIA

COMPETENCIAS GENERALES

TEMA:

IMPACTO DE LA COMUNICACIÓN ASERTIVA EN LAS


RELACIONES LABORALES

DOCENTE:

LCDA. MARLENE CHAMBA TANDAZO. MGS

ESTUDIANTES

KIARA NATALY SACA VALAREZO

JULIA CECILIA SARAGURO CEDILLO

CURSO
OCTAVO SEMESTRE “A”

PERIODO

2019
TEMA: IMPACTO DE LA COMUNICACIÓN ASERTIVA EN LAS RELACIONES
LABORALES

INTRODUCCIÓN

El desarrollo de cualquier actividad profesional, de forma independiente a que necesite


un mayor o menor nivel de formación o cualificación, requiere la presencia de distintos
tipos de conocimientos y habilidades. Por una parte nos encontramos con lo que
podríamos denominar conocimientos técnicos o teóricos, aunque se trate de aplicaciones
prácticas, y por otro lado se encontraría la presencia de habilidades y destrezas de cara a
aplicar esos conocimientos en el campo del saber que se trate. Ambos tipos de
conocimientos son los que se adquieren de forma más o menos organizada a lo largo del
proceso formativo, al margen de que éste responda a una planificación ordenada como
en el caso de los diferentes programas formativos reglados o no.

Así por ejemplo, al margen de la realización de un programa formativo de formación


profesional, un aprendiz de una carpintería, a lo largo de los años, va realizando
diversas tareas adquiriendo habilidades en el manejo de la profesión, a la vez que
adquiere conocimientos sobre técnicas concretas, manejo de maquinaria o
características de los diferentes tipos de maderas, hasta que alcanza un cierto grado de
maestría. Cuando el proceso formativo se produce de forma ordenada, regulada y
reglada, como en el caso de un profesional de la enfermería, éste realiza unos estudios
organizados en diferentes asignaturas troncales, obligatorias y optativas, que pueden
cambiar ligeramente en función de que estudie en una determinada universidad o en otra
y realiza una serie de prácticas tanto en centros de salud como en hospitales a lo largo
de, al menos y de forma mayoritaria, tres cursos académicos.

Lo que ni uno ni otro aprenden de forma más o menos organizada o reglada pero si de
una manera natural, sobre la base de su propio desarrollo personal, es la capacidad de
relacionarse y comunicarse con las personas para poner en práctica su actividad
profesional. Estas, llamémoslas así, habilidades de comunicación, no se han tenido en
cuenta hasta hace muy poco tiempo en la planificación de los planes de estudio de los
profesionales, pues se consideraba que esta capacidad no se podía aprender sino que
suponía una cualidad que la persona poseía o no.

Lo primero es entender por qué es importante aplicar la Comunicación Asertiva en


nuestro trabajo. Es importante que una persona sea asertiva para que pueda expresar sus
pensamientos y sentimientos de manera efectiva y adecuada. Mejorar nuestra
comunicación puede ayudarnos tanto a nivel personal como profesional.

Ser asertivo en nuestro lugar de trabajo es un concepto que por lo general se presta a
malas interpretaciones y malentendidos, ya que muchos confunden asertividad con ser
agresivo y dominante. Todos quieren sentirse reconocidos y empoderados en su lugar de
trabajo, pero muchas investigaciones afirman que la mayoría de las personas se sienten
impotentes y subyugadas. Esto se debe a que son incapaces de expresarse con claridad y
confianza, y ello empeora a medida que suben de puesto y no adoptan un adecuado
estilo de comunicación.

La comunicación juega un papel importante en hacer que nuestro lugar de trabajo no


sólo sea efectivo, sino también un lugar agradable para laborar. Ser un buen
comunicador puede ayudarnos a crear confianza, a resolver diferencias y a crear un
ambiente de respeto que promueva la resolución de problemas y construya relaciones.
En otras palabras, es importante que se comuniquen de manera clara nuestras
necesidades y deseos, al mismo tiempo que debemos tener en cuenta los derechos y
necesidades de los demás.

LA ASERTIVAD

La asertividad es la expresión de los derechos personales, la capacidad de expresar a


nuestro interlocutor lo que pensamos de algo que ha hecho o dicho, según nuestra escala
de valores, pero teniendo en cuenta que esa crítica está basada en el respeto y en una
actitud responsable y consecuente por nuestra parte. Por tanto se trata de manifestar
nuestros derechos y responsabilidad, siempre y cuando valoremos adecuadamente las
circunstancias en las que se produce dicha conducta y no lleguemos a dañar los
derechos y la dignidad del receptor. La asertividad también nos permite defendernos
ante las críticas o las peticiones excesivas de los demás. Formas de conducta asertiva
son, por ejemplo, aceptar los cumplidos que nos hacen sin expresar una falsa modestia y
sin cohibirnos, elogiar a nuestros compañeros, familiares o amigos halagando lo que nos
gusta de ellos, decir que «no», rechazando la peticiones de los demás, aceptar una
crítica si pensamos que tiene razón o hacerle frente si no es así, mostrar opiniones
discrepantes con los demás sin sentirnos mal por ello, etc.

CLIMA LABORAL
Los sistemas y las organizaciones de salud se están enfrentando a gran cantidad de
cambios que están llegando a exigir importantes esfuerzos en el sistema organizativo.
Dentro de este ámbito, las áreas de Recursos Humanos (RRHH) o Gestión de Personas,
se están implicando cada vez más en la comprensión de la situación laboral e incluso
emocional de la población que dirige. Se ha adoptado el término clima laboral para
englobar el ambiente y circunstancias que rodean a los profesionales de un centro y
como son sus relaciones laborales entre compañeros de trabajo y sus relaciones con los
pacientes así como los factores que determinan el ambiente psicosocial de una
organización, centrándose en su atmósfera social, lo que permite obtener datos y
percepciones sobre el grado de bienestar y satisfacción que se puede encontrar en ella.
EL EQUIPO DE TRABAJO Y RELACIONES LABORALES
El trabajo en la práctica sanitaria enfatiza la labor de equipo más que la actividad
individualizada. Una buena comunicación en el equipo sanitario ayuda a reducir el
estrés generado en la actividad diaria. No obstante, es frecuente observar como los
miembros de los equipos asistenciales suelen comunicarse sólo con otros de su mismo
nivel jerárquico (médicos con médicos; enfermeros con enfermeros, etc.) y no existe
una auténtica comunicación interdisciplinar, algo que es absolutamente necesario para
atender las necesidades del paciente. Además, una de las características básicas que
define un equipo de trabajo es la interacción, es decir, para que haya equipo es necesario
que los individuos que lo forman interactúen, que se comuniquen entre sí.
Otra característica fundamental, es la interdependencia: los miembros de un grupo
comparten normas (formales e informales) y desempeñan roles complementarios, de
este modo el trabajo de un miembro no avanza si otro no hace el suyo. Esto es algo
esencial en los equipos sanitarios, dónde cada uno de los miembros necesita del trabajo
de los demás para poder realizar el suyo. Trabajar en equipo supone estar dispuesto a
mostrar sincera sensibilidad hacia los planteamientos de los demás y aceptar que las
nuestras no serán siempre aprobadas. Y tampoco hay que olvidar, que no existe equipo,
si los miembros no tienen identidad o conciencia de grupo, que potencia el compromiso
y la implicación de los miembros entre sí. De hecho, hoy en día, el objetivo de muchas
organizaciones es incorporar esa cultura o espíritu de grupo al día a día de su actividad,
es decir, conseguir que quienes las integran hagan suyos los objetivos y métodos que la
organización ha definido para sí misma.
Esto es importante porque la actividad de un equipo de trabajo eficaz produce un
resultado que excede la contribución de cualquier miembro tomado individualmente y la
suma de todos ellos, esto es lo que se conoce como sinergia; el logro final del grupo da
como resultado un nivel de desempeño mayor que la suma total de las aportaciones
individuales. Sin embargo, esto no siempre es posible. El equipo también puede
presentar obstáculos que dificulten el trabajo, y es que allí donde existe un grupo de
personas diferentes también encontramos ideas, creencias, valores y actitudes distintas,
que con el roce diario colisionan las unas con las otras. De hecho, cómo se afronte la
integración de los diferentes puntos de vista e intereses dispares y cómo se resuelvan los
conflictos derivados de la interacción humana va a determinar la eficacia de la
organización y la satisfacción personal y laboral de sus miembros.

BENEFICIOS DE LA COMUNICACIÓN ASERTIVA EN LAS RERLACIONES


LABORALES
Uno de los más grandes beneficios de aplicar la comunicación asertiva en nuestro
trabajo es que puede llevarnos a tener menos conflictos y discusiones. ¿Por qué? En la
Comunicación Asertiva, el diálogo se centra en el “ganar/ganar”, donde ambas partes se
sienten escuchadas y respetadas.
En contraste, un estilo de comunicación agresivo a menudo surge de la necesidad de
salirse con la suya. Las conductas implican pelear, culpar, acusar, amenazar, amenazar y
hacer caso omiso de los sentimientos de otras personas. Evidentemente, esto no tiene un
impacto favorable en el bienestar del individuo agresivo ni conduce a relaciones
saludables y positivas. Sin embargo, en las culturas corporativas que favorecen y
recompensan a los individuos por encima de los equipos, los comunicadores agresivos
pueden obtener resultados.
La comunicación pasiva se encuentra en el extremo opuesto del espectador. Los
comunicadores pasivos evitan los conflictos. Se guardan sus opiniones para sí mismos,
y por lo tanto no se expresan eficazmente. Esto puede ser exhibido cuando un individuo
dice,”Estoy bien” con la situación, cuando la realidad es algo diferente. El riesgo de
embotellar los sentimientos es una explosión eventual, lo cual no es bueno para el
individuo ni para las personas involucradas.
En líneas generales, ser asertivo en el ámbito laboral te puede traer los siguientes
beneficios:
1. Te ayuda a ganarte el respeto
Cuando aprendas a ser asertivo, no será fácil para los demás aprovecharte de ti y no
serás intimidado fácilmente por mandones (como tu supervisor o ciertoscolegas). Una
vez que la gente se dé cuenta de que no tolerarás tonterías y que eres sincero y
veraz, empezarán a respetarte.

2. Te ayuda a controlar tus emociones


Ser capaz de actuar de una manera asertiva te ayudará a controlar tus emociones de una
mejor manera. Esto es muy importante, ya que la falta de control se convierte en un
signo de debilidad.

3. Podrás establecer límites


Rara vez encontrará a una persona asertiva siendo presionada en el lugar de trabajo.
Esto se debe a que su carácter asertivo le ayuda a establecer límites y permite que sus
colegas sepan exactamente cómo deben comportarse a su alrededor. Cuando se
establecen límites, esto añade claridad en sus relaciones profesionales y le ayuda a
limitar las interacciones y comportamientos no deseados.

4. Te ayuda a construir tu juicio


Incluso una persona asertiva necesita tener el juicio para escoger las batallas correctas.
Habrá un sinnúmero de situaciones adversas en el trabajo, sin embargo, el entrenar tu
asertividad puede ayudarte a juzgar cuándo hablar y cuándo callar; lo que te ayudará a
mantenerse alejado de posibles problemas.

5. Mejora el lenguaje corporal


Ser asertivo te da confianza y hace que tu lenguaje corporal sea más positivo. Esto
comunica a la gente a tu alrededor el hecho de que no eres una persona con la que
puedan meterse. La asertividad te ayudará a ganarte el respeto de los demás en el
trabajo, y también te ayudará a ser visto como un líder.

6. Te da la confianza para pedir lo que quieres.


En muchas ocasiones pasamos por alto oportunidades de ascenso o de aumento de
sueldo, aún cuando sabemos que ahora es el momento adecuado para conseguirlo. Ser
asertivo te ayudará a saber cómo realizar estas propuestas ante tu supervisor o gerente,
de una manera muy objetiva. En tales situaciones, las personas agresivas pueden
ponerse del lado equivocado de su jefe. Sin embargo, cuando eres asertivo puede mirar
las situaciones bajo una luz positiva y esto te ayudará a mantenerse enfocado.

Comunicación asertiva con nuestros compañeros de trabajo

Cuando los empleados asertivos interactúan con sus compañeros de trabajo, son quienes
más facilidad tienen para delegar tareas. Pueden hacer contribuciones positivas en las
reuniones y tienen la seguridad en sí mismos para conducir las reuniones del equipo o
del personal, considerando que sus posiciones sean las apropiadas para esta tarea, la
asertividad en el lugar de trabajo ayuda a los empleados a establecer contactos con
colegas dentro y fuera de la empresa.

Comunicación Asertiva con nuestros superiores

Comunicarse de forma asertiva con nuestros jefes y/o superiores contribuye


definitivamente a nuestro desempeño y la productividad. Los empleados asertivos
tienen la confianza para tomar decisiones independientes cuando sea apropiado.
También, saben cuándo pedir aclaraciones para poder realizar las tareas de la manera
que sus empleadores requieren. Los superiores saben que los empleados asertivos
pueden digerir la crítica sin estallar de rabia, así como asumirla de la mejor manera.

HABILIDADES ASERTIVAS

Ante diferentes propuestas, sugerencias o conversaciones, existen diferentes formas


para responder de forma asertiva: Por habilidades asertivas entendemos aquellas
conductas específicas encaminadas a mantener un estilo de comunicación
predominantemente asertivo en la interacción con los demás y orientada hacia un
intercambio satisfactorio para ambas partes. Entre ellas, encontramos la habilidad para
emitir libre información, hacer autorrevelaciones, para empatizar, formular una crítica,
solicitar cambios, expresar opiniones o criterios, expresar conformidad o desacuerdo,
resumir, hacer preguntas, emitir «mensajes yo» y elogiar.
EJEMPLOS:
 Si una compañera de trabajo llega tarde al cambio de turno al que le estamos
esperando y atribuimos su conducta a que quiere molestarnos será más probable
que nuestra relación con él/ella se deteriore que si atribuimos su tardanza a una
seria de factores situacionales, como por ejemplo, que haya perdido el autobús o
que hubiera mucho tráfico en la carretera.
 Sin asertividad: Gritando y en presencia de otros compañeros. « Pedro eres un
desorganizado, siempre dejas todos los casilleros de medicación alborotados.
Que te cuesta abrir y cerrar, caes mal.
 Con asertividad: Con todo suave y en privado «Pedro, quiero comentarte algo
sobre tu trabajo. Cada vez que entras al almacén para recoger la medicación de
un paciente, dejas todos los envases encima de la mesa y no vuelves a colocar
las cajas donde estaban. Cuando después entro yo me siento enfadada porque lo
veo todo desorganizando y me cuesta mucho encontrar lo que busco. Por eso me
gustaría que lo dejaras todo ordenado cuando acabes de recoger lo que buscas.
Te agradezco que me hayas escuchado porque este tema es importante para mí y
creo que lo podemos solucionar fácilmente».
 Compañero desorganizado «Me resulta agradable trabajar contigo, pero si fueras
más ordenado creo que seríamos más eficaces».
 Compañera cuando llega tarde «Llevas dos días llegando tarde y me tengo que
quedar para poder explicarte cómo llevamos el trabajo. Eso me molesta mucho,
además luego tengo que irme corriendo para poder llegar a tiempo a recoger a
mi hija. Me disgusta ir tan estresada. Te pido que a partir de ahora seas puntual»
 Compañero nuevo «Ya sé que en el hospital en el que trabajabas antes este
procedimiento se hacía de manera distinta, pero aún así debes seguir los
protocolos que tenemos establecidos en este centro».
 “Gracias por su sugerencia. Lo tendré en cuenta”.
 “¿Podrías darme más información para que pueda entender lo que intentas
decirme?”
 “Creo que entiendo lo que estás diciendo, pero estoy en desacuerdo.”
 “¿Cuándo es un buen momento para hablar de algo que me ha estado
molestando?”.
 “Lo pensaré y te responderé luego”.
 “Simplemente no lo sé. ¿Te importa si lo pienso un rato?”.
“Esto es tan importante, y no puedo darle el tiempo que se merece ahora mismo.
 ¿Podemos acordar una cita para hablar?”.
CONCLUSION

Podría afirmarse que la comunicación y la asertividad se encuentran íntimamente


relacionadas y afectan de manera significativa en las relaciones laborales. Sin importar
la naturaleza de las organizaciones, es importante establecer métodos de comunicación
que permitan crear entre sus integrantes una cultura participativa basada en
comunicaciones claras, fieles y eficientes, es decir, que se tornen asertivas, precisas y
concretas.

Por lo anterior es importante que las organizaciones tengan un plan para establecer
políticas de comunicación que le permita a todos los empleados sin importar el cargo
administrativo que ostente, comprender la misión, la visión de la empresa en todas sus
dimensiones; situación que le proporcionara a la empresa una simbiosis entre los
objetivos, las metas propuestas, el actuar y el direccionamiento que se le da a cada uno
de los trabajadores.

BIBLIOGRAFIA

 TEJADA RODRÍGUEZ ENRIQUE. (2014) Competencias en lectura y


redacción II, México, 2°ed. Editorial, Trillas, S.A. pág. 142
 RODRIGUEZ ESTRADA, MURO VIOLAN HOLZ VERONICA (2006)
Aprendizaje creativo continuó cuando aprender es aprender, 1era ed.México,
Editoria Trillas S.A.C.V, pág 160.
 Vidal López, G. Ulises (c2015). Taller de lectura y redacción 1. México:
Cengage Learning Editores. (BCQS02082)
 Contreras Ibacache VE, Reynaldos Grandon K, Cardona Alzate LC. Clima,
Ambiente y Satisfacción laboral: un desafío para la enfermería. Rev Cubana
Enferm [Internet]. 2015 [citado 11 Jun 2019];31(1):[aprox. 0 p.]. Disponible
en: http://www.revenfermeria.sld.cu/index.php/enf/article/view/478
 Romero Ruiz A, Banderas López I. Clima Laboral en las enfermeras de un
Hospital. Enfermería Docente [Internet]. 2007 [citado 11 de junio de
2019];87(1):5-7. Disponible en:
http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/huvvsites/default/files/r
evistas/ED-87-03.pdf
 Van- Der Hofstadt Román, Carlos J.; Quiles Marcos, Yolanda; Quiles Sebastián
MJ. Técnicas de comunicación para profesionales de enfermería [Internet].
Técnicas de comunicación para profesionales de Enfermería. 2006 [citado 11 de
junio de 2019]. 139-143 p. Disponible en: http://www.aeesme.org/wp-
content/uploads/2014/11/Tecnicas-de-comunicacion-en-Enfermeria.pdf
 Alberta García M, Monroy Rojas A, Elizabeth Verde E. La asertividad,
habilidad de la enfermera dinámica. Rev Mex Enfermería Cardiológica
[Internet]. 2005 [citado 11 de junio de 2019];13:67-70. Disponible en:
https://www.medigraphic.com/pdfs/enfe/en-2005/en051_2n.pdf