Вы находитесь на странице: 1из 33

Asignatura

Evaluación de la Personalidad

Tema

Trabajo Final

Facilitador (a)

Wilson Inoa

Participante/matricula

Maritza Paulino / 04-0531

Fecha

14 Agosto del 2019


INTRODUCCIÓN

La mayoría de las personas, cuando hablan de su forma de ser, empiezan enumerando


ciertas peculiaridades de su modo de sentir, pensar y actuar. Dicen, por ejemplo: «soy
alegre, optimista, extrovertido, apasionado, imaginativo, sentimental”. Analizando cualitativa
y cuantitativamente este conjunto de características o rasgos de personalidad, se puede
afirmar que cada individuo tiene una personalidad propia, distinta de la de los demás. Pero
al comparar entre sí las diferentes personalidades, es posible establecer ciertas semejanzas
entre ellas, de tal modo que podemos agruparlas en un reducido número de tipos o
categorías. La agrupación de las personas en tipologías o categorías de carácter o
personalidad viene de antiguo, y son muchos los autores que han elaborado su propia
tipología. Algunas de ellas alcanzaron notable difusión, como veremos en los capítulos
siguientes.

El afán de clasificar a las personas según su manera de ser tiene que ver con la necesidad
de conocer rápida y profundamente al interlocutor social: para saber si es una persona
peligrosa o no, fiable, si será buen socio, un buen compañero para el matrimonio, un buen
trabajador para el propio negocio o empresa; para saber cómo comportarse ante él y lograr
una buena relación interpersonal y evitar los conflictos, que son dolorosos para las dos
partes; y, en el caso de los profesionales de la salud, para saber si el problema físico o
mental tiene que ver con su manera de ser, que le lleva a una manera de vivir que es
patológica o puede ser perjudicial para su salud.

La experiencia ordinaria nos muestra que todos analizamos la manera de ser de los demás
con el deseo de esbozar un esquema o patrón de su carácter o personalidad, que se irá
retocando con posteriores informaciones de dicha persona. El patrón resultante orienta
nuestro modo de tratar a ese individuo.

Este trabajo tiene como principio básico el explicar la complejidad que posee cada ser
humano y las características que se rigen sobre él, como una de ellas es la personalidad y lo
que incide en ella.

Este trabajo también trata de explicar las diversas tipologías que nos rigen y los
fundamentos de la personalidad como algunos de ellos son el temperamento, la inteligencia
y el carácter moral.
Trabajo final

1. Realiza informe de resumen con los contenidos del curso.

UNIDAD I: La Personalidad

Conceptualizaciones de la personalidad.

La personalidad es un conjunto de formas de comportarse y pensar que suponen


diferencias individuales y que se ven afectadas por el desarrollo de la persona. Incluye
actitudes, formas de relacionarse con los demás, habilidades, hábitos y formas de pensar.

Características de la personalidad.

Son aquellas características permanentes que describen el comportamiento de un individuo.


En la medida que más consistentes sean y con más frecuencia se presente la característica
en diferentes situaciones, más importante se vuelve al describir al individuo. Existen 16
factores de la personalidad que son fuentes del comportamiento de una persona.

1. Reservado vs. Extrovertido

2. Menos inteligente vs. Más inteligente

3. Sumiso vs. Dominante

4. Afectado por sentimientos vs. Estable emocionalmente

5. Serio vs. Alegre y afortunado

6. Egoísta vs. Consciente

7. Tímido vs. Aventurado

8. Realista vs. Sensitivo

9. Confiado vs. Suspicaz

10. Práctico vs. Imaginativo

11. Directo vs. Astuto

12. Seguro de sí mismo vs. Aprensivo

13. Conservador vs. Experimentador


14. Dependiente del grupo vs. Autosuficiente

15. Sin control vs. Controlado

16. Relajado vs. Tenso

Fundamentos de la personalidad.

Al tratar de explicar qué es la personalidad, indicábamos que contiene elementos de origen


hereditario y ambiental. Estos elementos o factores constitutivos de la personalidad son:

 la constitución física

 el temperamento

 la inteligencia

 el carácter moral

Factores de la personalidad y propensión a trastornos.

Sujetos introvertidos y con alto neuroticismo

Trastornos por ansiedad y distimias

Trastornos de personalidad del grupo C*

Trastornos de la alimentación de tipo restrictivo

Sujetos extrovertidos y con alto neuroticismo

Trastornos histéricos, somatomorfos y disociativos

Trastornos de personalidad del grupo B*

Trastorno alimentario de tipo bulímico

Sujetos con alto psicoticismo (extrovertidos o introvertidos)

Trastornos de personalidad del grupo A*

Trastorno antisocial de personalidad

Trastornos psicóticos
UNIDAD II: Los Trastornos de la Personalidad

Grupo A.

Los trastornos de la personalidad pertenecientes al grupo A se caracterizan por


pensamientos o comportamientos excéntricos o extraños. Incluyen el trastorno paranoide de
la personalidad, trastorno esquizoide de la personalidad y trastorno esquizotípico de la
personalidad.

Trastorno de la Personalidad Paranoide.

 Desconfianza y sospecha generalizadas hacia los demás y sus motivos

 Creencia injustificada de que los demás intentan dañarte o engañarte

 Sospecha injustificada de la lealtad o la fiabilidad de los demás

 Vacilación al confiar en los demás debido al temor no razonable de que usarán la


información en tu contra

 Percepción de comentarios inocentes o situaciones no intimidantes como si fuesen


insultos o ataques personales

 Reacción hostil o de furia a los insultos o desaires percibidos

 Tendencia a guardar rencor

 Sospecha injustificada y recurrente de que el cónyuge o la pareja sexual es infiel

Trastorno de la Personalidad Esquizoide.

 Falta de interés en las relaciones sociales o personales; preferencia por la soledad

 Amplitud limitada de las emociones

 Incapacidad para disfrutar la mayoría de las actividades

 Incapacidad para captar las señales sociales normales

 Aparentar ser distante o indiferente

 Poco interés o interés nulo en las relaciones sexuales


Trastorno de la Personalidad Esquizotípica.

 Vestimenta, pensamientos, creencias, discurso o conductas peculiares

 Experiencias perceptivas extrañas, como escuchar que alguien susurra tu nombre

 Falta de expresión emocional o respuestas emotivas inadecuadas

 Ansiedad social y falta de relaciones cercanas o incomodidad con dichas relaciones

 Respuesta indiferente, inadecuada o suspicaz a los demás

 «Pensamiento mágico» (creer que puedes ejercer influencia en personas y


acontecimientos con el pensamiento)

 Creencia de que determinados incidentes o acontecimientos casuales tienen mensajes


ocultos exclusivos para ti

Grupo B.

Los trastornos de la personalidad pertenecientes al grupo B se caracterizan por


pensamientos o comportamientos dramáticos, excesivamente emotivos o impredecibles.
Incluyen el trastorno de personalidad antisocial, trastorno límite de la personalidad, el
trastorno histriónico de la personalidad y trastorno narcisista de la personalidad.

Trastorno de la Personalidad Antisocial.

 Indiferencia hacia las necesidades o los sentimientos de los demás

 Mentiras, robos, uso de apodos, estafas constantes

 Problemas legales recurrentes

 Violación constante de los derechos de los demás

 Comportamiento agresivo, a menudo violento

 Indiferencia hacia la seguridad propia y de los demás

 Conducta impulsiva

 Irresponsabilidad constante

 Falta de remordimiento por el comportamiento


Trastorno de la Personalidad Límite.

 Conducta impulsiva y riesgosa, como tener relaciones sexuales sin protección,


involucrarse en apuestas o tener atracones

 Imagen personal inestable o frágil

 Relaciones inestables e intensas

 Cambios en el estado de ánimo, a menudo como reacción al estrés interpersonal

 Conductas suicidas o amenazas de autolesión

 Temor intenso a estar solo o a ser abandonado

 Sentimientos de vacío continuos

 Ataques de ira frecuentes e intensos

 Paranoia intermitente relacionada con el estrés

Trastorno de la Personalidad histriónica.

 Búsqueda constante de atención

 Excesivamente exaltado, drástico o provocativo en el plano sexual, con el objetivo de


captar la atención

 Discurso espectacular con opiniones fuertes, pero con pocos hechos o detalles para
respaldarlas

 Fácilmente influenciable

 Emociones poco profundas que cambian rápidamente

 Preocupación excesiva por la apariencia física

 Pensamiento de que las relaciones con los demás son más cercanas que lo que en
realidad son

Trastorno de la Personalidad Narcisista

 Creencia de que eres especial y más importante que los demás

 Fantasías sobre el poder, el éxito y la atracción

 Incapacidad para reconocer las necesidades y los sentimientos de los demás

 Exageración de logros o talentos


 Expectativa de elogios y admiración constantes

 Arrogancia

 Expectativas no razonables de favores y ventajas, a menudo aprovechándose de los


demás

 Envidia hacia los demás o creencia de que los demás te envidian

Grupo C.

Los trastornos de la personalidad pertenecientes al grupo C se caracterizan por


pensamientos o comportamientos de ansiedad o temor. Incluyen el trastorno de la
personalidad por evitación, el trastorno de la personalidad dependiente y el trastorno de la
personalidad obsesivo-compulsiva.

Trastorno de la Personalidad Evasiva.

 Sensibilidad excesiva a las críticas y al rechazo

 Sentimiento de ser inadecuado, inferior o desagradable

 Evasión de las actividades laborales que implican contacto interpersonal

 Inhibición, timidez y aislamiento en el plano social; evitar las actividades nuevas o


reunirse con extraños

 Timidez extrema en situaciones sociales y en las relaciones personales

 Temor a la desaprobación, a pasar vergüenza o a hacer el ridículo

Trastorno de la Personalidad Dependiente.

 Dependencia excesiva de los demás y sentir la necesidad de que alguien te cuide

 Conducta sumisa o apegada hacia los demás

 Temor a tener que cuidarte o defenderte tú mismo si te dejan solo

 Falta de confianza en ti mismo, necesidad de consejos excesivos y de la confirmación


de los demás para tomar incluso decisiones de poca importancia

 Dificultad para iniciar o llevar a cabo proyectos solo debido a la falta de confianza en ti
mismo

 Dificultad para expresar desacuerdo con los demás, por temor a la desaprobación

 Tolerancia hacia tratos abusivos o inadecuados, incluso cuando existen otras opciones
 Necesidad urgente de comenzar una nueva relación cuando ha terminado otra

Trastorno de la personalidad Obsesivo compulsivo.

 Preocupación por los detalles, el orden y las normas

 Perfeccionismo extremo, que genera disfunción y angustia cuando no se logra la


perfección, por ejemplo, sentirse incapaz de finalizar un proyecto porque no se pueden
cumplir las propias normas estrictas

 Deseo de controlar a las personas, las tareas y las situaciones; incapacidad para
delegar tareas

 Negarse a reunirse con amigos o a hacer actividades placenteras debido a un


compromiso excesivo con el trabajo o con un proyecto

 Incapacidad para desechar objetos rotos o inútiles

 Rigurosidad y obstinación

 Inflexibilidad en cuanto a la moral, la ética o los valores

 Estricto, control mezquino del presupuesto y los gastos


UNIDAD III: Herramientas en la Evaluación de la Personalidad

Los test de personalidad.

Utilizados comúnmente en el área de la psicología clínica, estas pruebas son herramientas


que permiten evaluar rasgos psicológicos y de personalidad (sentimientos y actitudes), de un
individuo en específico. A fin de identificar la forma habitual de reacción frente a
determinadas circunstancias y tipos de personas.

Debido a que cada test de personalidad se encuentra diseñado para medir determinados
rasgos para el ámbito laboral, se debe tomar con la mayor seriedad posible y responder
cada pregunta con total honestidad.

Algunos de los más comunes son, liderazgo, trabajo en equipo, autonomía, orientación a
resultados, orientación al logro, tolerancia a la frustración y flexibilidad.

Importancia de la entrevista personal.

La entrevista es de las herramientas más útiles para todo psicólogo, no importa si este es
clínico, educativo, laboral, social, la entrevista sigue siendo de los instrumentos con los que
el psicólogo podrá explorar, evaluar y operar en el campo de su especialización.

Diferentes tipos de test de personalidad.

Existen diversos tipos de test de personalidad, sin embargo, los siguientes se encuentran
como los más utilizados dentro de los procesos de selección.

→ Cuestionarios. Formados por series de preguntas sobre ti mismo diseñadas a partir de


una actitud positiva hacia ti mismo, estas pueden ser variadas o ambiguas, según sea el
caso.

→ Proyectivos. También conocidos bajo el nombre de láminas proyectivas, consisten en


diferentes láminas con manchas de tinta, dibujos o escenas, los cuales se deben interpretar
por ti. Koch, Rorschach y De Apercepción Temática, son los más frecuentes.

→ De Aptitudes. Tienen como objetivo evaluar la cantidad y calidad de la capacidad


intelectual de un individuo, es decir su nivel de conocimientos en áreas específicas como
verbal, numérica y abstracta, para conocer el tipo de actividades en el cual se presenta más
habilidad.
Inventarios de la personalidad.

INVENTARIOS DE SÍNTOMAS Y DE UN SOLO CONSTRUCTO

inventario de Beck

los cuatro instrumentos de este grupo son el inventario de ansiedad de Beck, el inventario de
depresión de Beck, la escala de desesperanza de Beck y la escala de ideación suicida de
Beck por (a.t. Beck; psychological corporación) los cuatro inventarios han recibido revisiones
favorables con respecto a su contenido, administración y calificación.

estos inventarios constan de 20 a21 reactivos y pueden completarse en 5 a 10 minutos, fue


diseñado para adultos de 17 a 80 años

la veracidad al responder puede ser un problema grave en los inventarios de personalidad.

las calificaciones en los inventarios de personalidad se interpretan, por lo regular, con


frecuencia a un conjunto de normas basadas en las respuestas de grupos seleccionados de
personas.

Inventarios para el diagnóstico de un trastorno especifico

así como encontramos inventarios que abordan síntomas de varios trastornos psicológicos
hay otros inventarios perfilados para identificar un trastorno especifico, tales como,
alcoholismo, trastornos alimenticios, neuroticismo, pánico, fobia social, trauma, abuso de
sustancias, entre otros. estas herramientas de detección clínica son aplicadas a individuos
de más de 12 años, consta de 91 reactivos de lección forzosa.

INVENTARIOS DE CONTENIDO Y CALIFICACIÓN MÚLTIPLE

los inventarios multifásicos han sido publicados desde el año 1930, la gran mayoría son
aplicados a estudiantes universitarios y en otros casos a adultos, con el fin de medir ciertos
rasgos o características importantes de la personalidad.

inventario de personalidad de bernreuter

Se calificaba en 6 variables: tendencia neurótica; autosuficiencia; introversión- extroversión;


dominio- sumisión; sociabilidad y confianza.
Indicador de tipos psicológicos de myers-briggs
Test de personalidad diseñado para ayudar a un individuo a identificar algunas de sus
preferencias personales más importantes.
Costa de 126 a 290 reactivos por forma
Se basa en la clasificación de cuatro escalas:

Introversión- extroversión (I-E)

Sensacion-intuicion (S-N)

Pensamiento-sentimiento (T-F)

Juicio-percepción (J-P)

Esta prueba arroja como resultado 16 posibles personalidades

Formato de investigación de personalidad

Formato basado en la teoría de los rasgos de personalidad de Henrry Murray

Escala diseñada para ser aplicada en jóvenes desde sexto año, hasta la adultez

Consta de 20 reactivos de verdadero – falso

Presenta valides y confiabilidad

Medidas objetivas de la personalidad.

fiabilidad

Para manejar el problema de la fiabilidad de las medidas, por lo general se sugiere repetirla,
hacer la observación más de una vez, lo que supone medir la misma cualidad desde un
ángulo distinto o utilizar un “instrumento de medida” diferente.

validez

La validez se refiere al hecho de si en realidad se está midiendo lo que se supone (o lo que


se pretende) medir al hacer una observación. La analogía en este caso sería, cuestionar si
la imagen que observa corresponde a la luna que busca o se trata de una farola.
Escalas de calificaciones.

La escala de calificación o de rango consiste en una serie de indicadores y una escala


gradada para evaluar cada uno. La escala de calificación puede ser numérica, literal, gráfica
y descriptiva.

Título

Indicador: Mantiene contacto visual con sus compañeras y


Escala
compañeros.

Numérica 4 3 2 1

Literal A B C D

Gráfica Excelente Muy bueno Bueno Necesita mejorar

Descriptiva Siempre A veces El contacto Nunca mantiene


mantiene mantiene visual que contacto visual con
contacto contacto mantiene es sus compañeras/os
visual visual escaso
Lista de verificación

Una lista de verificación es un método relativamente sencillo económico y bastante confiable


para describir o evaluar a una persona, consiste en una lista de palabras, frases o
afirmaciones descriptivas de una persona, algún objeto o acontecimiento, pueden aplicarse
como instrumento de auto reporte o de un observador
UNIDAD IV: Evaluación de la Personalidad (Primera Parte)

Escala de Ansiedad Hamilton.

La escala de ansiedad de Hamilton nos revela algo importante: no todos experimentamos la


ansiedad de igual modo. Dicho estado está conformado además por estados psíquicos y
amplios síntomas psicosomáticos.

La escala de ansiedad de Hamilton es uno de los cuestionarios psicológicos más


utilizados para clarificar el grado de ansiedad que sufre una persona. No es por tanto un
instrumento de diagnóstico, sino un recurso útil y altamente eficaz para valorar en qué
estado se encuentra el paciente, cuáles son sus síntomas psicosomáticos, sus miedos y sus
procesos cognitivos.

Llama la atención un hecho sobre esta interesante escala. Fue diseñada en 1959 Max R
Hamilton y a día de hoy sigue siendo una de las más utilizadas. Si había algo que tenía claro
este profesor de psiquiatría, y posteriormente presidente de la British Psychological Society,
es que no todos los estados de ansiedad son iguales.

No deseaba definir otro instrumento para diagnosticar un trastorno. Buscaba definir un


recurso altamente riguroso con el que poder evaluar el grado de severidad de la ansiedad en
una persona, diferenciando además la ansiedad psíquica de la somática por su importancia
a la hora de definir la capacidad de control que tienen las personas sobre esta realidad tan
desgastante.

Instrucciones, aplicación e interpretación.

Este instrumento consta de 14 ítems. Cada pregunta tiene cinco opciones de respuesta,
que van desde no presente hasta muy severo. Así, una puntuación de 17 o menos, indica
ansiedad leve. Una puntuación que vaya entre 18 y 24 puntos nos daría ya una pista de un
estado de ansiedad moderado. Por último, si obtenemos una puntuación entre 24 a 30,
indicaría un estado severo de ansiedad.

Veamos a continuación esos 14 ítems que componen la prueba:

Mente ansiosa: preocupaciones constantes, angustia al pensar o imaginar determinadas


cosas, anticipar siempre lo peor…

Tensión: temblor, ganas de llorar, sensación de alarma…


Miedos: miedo a estar solo, a la oscuridad, a que pase algo imprevisto…

Insomnio

Problemas cognitivos: dificultad para decidir, concentrarse, reflexionar, fallos de memoria…


Humor: desánimo, levantarse con negatividad y la sensación de que va a ser un mal día,
irritación, mal humor

Somático muscular: bruxismo, temblores, rigidez muscular, dolor muscular, voz


temblorosa…

Somático sensorial: tinnitus, visión borrosa, sensación de frío o calor, sensación de


debilidad…

Síntomas cardiovasculares: taquicardias o pinchazos súbitos al pecho.

Los síntomas respiratorios: sensación de falta de aire, presión, ahogo…

Síntomas gastrointestinales: problemas para tragar, hacer la digestión, estreñimiento o


diarreas…

Los síntomas genitourinarios: micción constante, falta de libido…

Síntomas autónomos: boca seca, palidez, sudoración, piel erizada…


Valoración del profesional: aquí el experto hace una valoración sobre cómo ha visto en
general al paciente.
UNIDAD V: Evaluación de la Personalidad (Segunda Parte)

Inventario de Depresión de Beck.

El Inventario de Depresión de Beck (BDI, BDI-II), creado por el psiquiatra, investigador y


fundador de la Terapia Cognitiva, Aaron T. Beck, es un cuestionario autoadministrado que
consta de 21 preguntas de respuesta múltiple. Es uno de los instrumentos más comúnmente
utilizados para medir la severidad de una depresión. Las versiones más actuales de este
cuestionario pueden ser utilizadas en personas de a partir de 13 años de edad. Está
compuesto por ítems relacionados con síntomas depresivos, como la desesperanza e
irritabilidad, cogniciones como culpa o sentimientos como estar siendo castigado, así como
síntomas físicos relacionados con la depresión (por ejemplo, fatiga, pérdida de peso y de
apetito sexual). Existen tres versiones del BDI: la versión original, publicada en 1961, la
revisión de 1971 bajo el título de BDI-1A; y el BDI-II, publicado en 1996. El BDI es bastante
utilizado como herramienta de evaluación de la depresión por profesionales de la salud y por
investigadores en diversas áreas. El resultado del BDI no es suficiente para realizar un
diagnóstico de depresión, se necesitan evaluaciones complementarias (entrevista
psicológica/psiquiátrica, valoración del contexto psicosocial, etc.), pero es una herramienta
útil para detección o chequeo.

Consideraciones teóricas.

El desarrollo del BDI ha sido muy importante para la psicología y la psiquiatría porque ha
representado una alternativa a la conceptualización psicoanalítica de la depresión. También
ha establecido un principio seguido en su desarrollo por otros cuestionarios
autoadministrados, que los ítems pueden ser inicialmente recogidos directamente de los
pacientes y a partir de ellos sugerir teorías, que, al contrario, desarrollar un instrumento a
partir de una teoría que podría no ser válida.

Este instrumento se utiliza mucho en investigación. Buscando en PubMed encontramos


3,209 artículos revisados que han utilizado este inventario para medir la depresión, y ha sido
traducido en múltiples idiomas europeos, así como en árabe, japonés, persa y xhosa.

Instrucciones, aplicación e interpretación.

Se han preparado las siguientes instrucciones con el fin de estandarizar la aplicación del
Cuestionario de Depresión. Es importante que se sigan en orden estas instrucciones, para
proporcionar uniformidad y reducir al mínimo la influencia del entrevistador.

Rutina de aplicación
Diga al paciente: “Esto es un cuestionario; en él hay grupos de afirmaciones; leeré uno de
estos grupos. Después quiero que elija la afirmación en ese grupo que describa mejor como
se ha sentido en la ULTIMA SEMANA incluyendo HOY”.

En ese momento alcance una copia del cuestionario al paciente y dígale: “Aquí tiene una
copia para que pueda seguirme mientras leo”. Lea el grupo entero de afirmaciones en la
primera categoría (no lea los números que aparecen a la izquierda de las afirmaciones);
luego diga: “Ahora elija una de las afirmaciones que describa mejor como se ha sentido en la
ULTIMA SEMAN, incluyendo HOY”

Si el paciente indica su elección respondiendo mediante un número, vuelva a leer la


afirmación que corresponda con el número dado por el paciente, con el fin de evitar
confusión sobre cuál de las afirmaciones elegida. Cuando el paciente dice “la primera
afirmación”, puede querer decir 0 ó 1. Después que se haga evidente que el paciente
entiende el sistema de numeración, será suficiente la respuesta numérica para indicar su
elección.

Instrucciones adicionales

A. Verifique que cada elección sea efectivamente la elección del paciente y no palabras que
usted haya repetido. Haga que el paciente exprese, por su cuenta, cual afirmación ha
elegido.

B. Si el paciente indica que hay dos o más afirmaciones que se ajustan a la forma en que se
siente, entonces anote el mayor de los valores.

C. Si el paciente indica que la forma en que se siente está entre 2 y 3, siendo más que 2,
pero no justamente 3, entonces anote el valor al cual se acerque más, ó 2.

D. Generalmente el entrevistador debe leer en voz alta las afirmaciones que se encuentran
en cada categoría. A veces el paciente toma la iniciativa y empezará a leer en silencio las
afirmaciones en una categoría, adelantándose al entrevistador, y empieza a dar las
afirmaciones elegidas. Si el paciente está atento y parece inteligente, deje que lea en
silencio las afirmaciones y que haga su elección. Dígale al paciente que, si está seguro de
leer todas las afirmaciones en cada grupo antes de elegir, entonces podrá leer en silencio.
Sea diplomático y tenga tacto para alentar al paciente para que reflexione suficientemente
antes de elegir.

E. El puntaje de depresión obtenido debe asentarse en la hoja de registro. Simplemente


corresponde a la suma de las mayores cargas de respuestas seleccionadas en cada grupo
de afirmaciones del al 21. La carga es el valor numérico que figura al lado de cada
afirmación.
F. El grupo 19 (pérdida de peso) fue concebido para explorar un síntoma anorexígeno. Si el
paciente responde afirmativamente a la siguiente pregunta: “¿Está tratando de perder peso
comiendo menos?” el puntaje de este grupo no debe agregarse al puntaje total.

Escala de Autoestima de Rosenberg.

Esta herramienta psicométrica sirve para examinar cómo se valoran a sí mismas las
personas.

La autoestima es un constructo que hace referencia a la valoración subjetiva que hacen las
personas de ellas mismas. Se diferencia del autoconcepto en que se trata una dimensión
emocional, no cognitiva. La baja autoestima se relaciona con la depresión y las conductas
de riesgo, mientras que la autoestima alta suele conllevar un mayor bienestar psicológico.

La escala de autoestima de Rosenberg, una prueba breve y con buenas propiedades


psicométricas, es el instrumento más usado para la evaluación de la autoestima en la
práctica clínica y en la investigación científica.

Consideraciones teóricas.

Morris Rosenberg, el creador de la escala

El doctor Morris Rosenberg se doctoró en Sociología en la Universidad de Columbia en el


año 1953. Después trabajó en la Universidad de Cornell y en el National Institute of Mental
Health de los Estados Unidos.

En 1965 publicó el libro Society and the adolescent’s self-image (La sociedad y la
autoestima del adolescente”), a través del cual presentó su escala de autoestima.

Fue profesor de Sociología en la Universidad de Maryland entre 1975 y 1992, el año de su


muerte. Su trabajo sobre la autoestima y el autoconcepto le han sobrevivido y a día de hoy
sigue siendo un importante referente en estos campos.

Instrucciones, aplicación e interpretación.

La escala de autoestima de Rosenberg consta de diez ítems; cada uno de ellos es una
afirmación sobre la valía personal y la satisfacción con uno mismo. La mitad de las frases
están formuladas de forma positiva, mientras que las otras cinco hacen referencia a
opiniones negativas.
Cada ítem se puntúa del 0 al 3 en función del grado en que la persona que contesta se
identifica con la afirmación que lo constituye. Así, el 0 se corresponde con estar muy en
desacuerdo y el 3 con estar totalmente de acuerdo.

Los ítems que componen la escala de Rosenberg son los siguientes:

 1. Siento que soy una persona digna de aprecio, al menos tanto como los demás.
 2. Siento que tengo cualidades positivas.
 3. En general, me inclino a pensar que soy un/a fracasado/a.
 4. Soy capaz de hacer las cosas tan bien como la mayoría de los demás.
 5. Siento que no tengo mucho de lo que enorgullecerme.
 6. Adopto una actitud positiva hacia mí mismo/a.
 7. En conjunto, me siento satisfecho/a conmigo mismo/a.
 8. Me gustaría tener más respeto por mí mismo/a.
 9. A veces me siento ciertamente inútil.
 10. A veces pienso que no sirvo para nada.

Los ítems positivos (1, 2, 4, 6 y 7) se puntúan de 0 a 3, mientras que los ítems 3, 5, 8, 9 y 10


se valoran en sentido inverso. Una puntuación inferior a 15 indica una autoestima baja,
situándose la autoestima normal entre los 15 y los 25 puntos. 30 es la mayor puntuación
posible.
UNIDAD VI: Evaluación de la Personalidad (Tercera Parte)

Cuestionario de la Personalidad (16 FP forma A).

El Cuestionario Factorial de la Personalidad o 16 PF es uno de los instrumentos de medida


de la personalidad más conocidos y utilizados a lo largo de la joven historia de la Psicología.
Creado como ya se ha dicho por Raymond Cattell a partir de criterios factoriales, este
instrumento de evaluación tiene como principal función estudiar y valorar los rasgos de
personalidad a partir de diversos factores (dieciséis principales y cinco secundarios o
globales en la última versión).

Dichos factores son bipolares, es decir, van en un continuo que va de un extremo del rasgo
al otro, situándose la puntuación de la persona evaluada en algún punto de dicho continuo.

Para hacerlo más fácil de entender: si uno de los factores es la dominancia, uno de los polos
refleja a una persona autoritaria, competitiva e independiente mientras que el otro indicaría
una persona sumisa, conformista y dependiente de los demás, estando la mayor parte de la
población en una situación intermedia.

Consideraciones teóricas.

Este test de personalidad está organizado a partir de un total de 185 preguntas cerradas con
tres opciones de respuesta, siendo una de las opciones indicativo de que no se sabe que
contestar, con la excepción de algunas preguntas planteadas como resolución de problemas
para evaluar la inteligencia. Como se basa en preguntas y no requiere de tecnologías muy
avanzadas para arrojar un resultado, ha sido muy utilizado en empresas y todo tipo de
organizaciones a la hora de seleccionar al personal que puede pasar a formar parte del
equipo o bien recibir un ascenso.

La puntuación obtenida del 16 PF se calcula a partir de plantillas, en las cuales se tiene en


cuenta el valor de cada uno de los ítems en la predicción del factor que les corresponde,
habiendo alrededor de entre diez y catorce por factor, y pasándose dicha puntuación directa
a decatipos baremados.

El 16 PF consta de diferentes tipos de escalas. En su quinta versión existen tres escalas


empleadas con el fin de detectar los estilos de respuesta, pudiendo valorar la sinceridad y
verificabilidad de los datos obtenidos, cuatro escalas globales o secundarias y por último
dieciséis factores de la personalidad que son valorados en este test de personalidad.
Instrucciones, aplicación e interpretación. sobre problemas específicos del
aprendizaje.

Población en la que aplicarlo

El tipo de población para el que el 16 PF está pensado se sitúa en aquellos sujetos de a


partir de dieciséis años de edad, necesitando de un nivel de comprensión similar a la de un
alumno de segundo de la ESO para poder realizarlo correctamente. Esto es necesario, entre
otras cosas, para garantizar que todos tengan las competencias suficientes
para comprender el funcionamiento básico del test y cómo aplicarlo.

A pesar de ello existen diferentes variantes de este test de personalidad, estando algunas
versiones más dirigidas a personas con dificultades con la lectura o problemas
socioculturales.

Objetivos y aplicación

El 16PF está ideado para hacer un análisis de los rasgos y estilos de respuesta de la
persona a evaluar, pudiendo obtener con su interpretación un perfil básico de la
personalidad del sujeto.

Este test de personalidad resulta de gran utilidad, siendo frecuentemente aplicado en


ámbitos como la investigación, psicología de las organizaciones y recursos humanos y
psicología clínica. Sin embargo, la idea de este cuestionario es la de evaluar personalidad
típica, no estando centrado en el análisis de psicopatología (si bien a través de su
observación se podrían apreciar rasgos que tienden alguna anomalía, no se trata de su
objetivo y no está preparado para el diagnóstico de trastornos).

Interpretar el 16 PF

A la hora de analizar los resultados, los pasos generales son observar en primer lugar los
estilos de respuesta para observar si los resultados del test son fiables, para
posteriormente valorar las dimensiones globales y los decatipos extremos, que sirven como
idea general de la situación y perfil del paciente al ser extraídas de las puntuaciones del
resto de escalas y finalmente analizar e interpretar la puntuación de cada una de las 16
escalas primarias, con la ayuda del propio test y de guías externas.
Las escalas y factores del 16 PF

1. Escalas de estilo de respuesta

2. Manipulación de la imagen

3. Aquiescencia

4. Índice de infrecuencia

Los 16 factores principales

A: Afectividad: Esquizotimia (poca afectividad) vs Ciclotimia (afectividad elevada)

B: Razonamiento: Inteligencia alta vs Inteligencia baja

C: Estabilidad: Fortaleza del Yo vs Debilidad del Yo

D: Dominancia: Dominancia vs Sumisión

E: Impulsividad: Surgencia (impulsividad) vs Desurgencia (inhibición)

F: Conformidad grupal: Superego fuerte vs Superego débil

G: Atrevimiento: Parmia (atrevimiento) vs Trectia (timidez)

H: Sensibilidad: Premsia (sensibilidad) vs Harria (dureza)

I: Suspicacia: Alexia (confianza) vs Protensión (desconfianza)

J: Imaginación: Praxemia (pragmatismo) vs Autia (imaginación)


K: Astucia: Sutileza vs Ingenuidad

L: Culpabilidad: Conciencia vs Imperturbabilidad

Q1: Rebeldía: Radicalismo vs Conservadurismo

Q2: Autosuficiencia: Autosuficiencia vs Dependencia

Q3: Autocontrol: Autoestima vs Indiferencia

Q4: Tensión: Tensión vs Tranquilidad

Escalas de segundo orden o globales

Las escalas de segundo orden se obtienen del análisis de los dieciséis factores principales,
sirviendo de resumen general de la situación del paciente si bien aportando información más
general y menos precisa que el análisis pormenorizado de cada escala.

QS1: Introversión y extraversión

QS2: Ansiedad-Tranquilidad

QS3: Susceptibilidad-Tenacidad

QS4: Dependencia-Independencia
UNIDAD VII: Evaluación de la Personalidad (Cuarta Parte)

Test MMPI (Inventario Multifásico de la Personalidad de Minnesota).

El Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota, en este caso concreto el MMPI-2 es


uno de los instrumentos más populares dentro de la psicología para evaluar la personalidad,
las características psicopatológicas globales y específicas de la persona, o las alteraciones
psicosomáticas.

Esta última versión desarrollada en el año 1989 a partir del MMPI original goza de gran
popularidad debido a que permite al profesional de la salud mental establecer dictámenes o
juicios válidos y fiables sobre la personalidad del paciente. De la misma manera, posibilita la
creación de un perfil psicológico muy completo.

Este inventario de constructos de personalidad se compone de 567 ítems de opción


dicotómica en las que la persona debe elegir entre verdadero o falso según si se identifica
con la afirmación o no.

El MMPI-2 nos da la oportunidad de evaluar las características básicas de la personalidad


mediante una serie de escalas, categorizadas como básicas o adicionales. La escala básica
consta de 370 ítems que se dividen en escalas de validez y escalas clínicas. Mientras que
las adicionales permiten ampliar la información de las escalas básicas discriminando el
contenido y naturaleza de los síntomas.

Características de esta prueba psicológica

El MMPI-2 posee una serie de características distintivas que lo convierten en la prueba más
utilizada a la hora de elaborar un perfil psicológico de personalidad. Estas características se
dan tanto a nivel de administración, como de objetivos y fiabilidad.

1. Objetivo

Tal y como se indicaba al inicio del artículo, el objetivo del MMPI-2 es elaborar un perfil
psicológico de los rasgos de personalidad de la persona evaluada. Así como identificar
posibles características psicopatológicas, o rasgos de personalidad anómalos.

2. Material

Esta prueba se puede realizar tanto de manera virtual como de manera clásica (lápiz y
papel). Para ella se necesitará el protocolo de preguntas del MMPI-2 y las fichas con la
parrilla de respuestas. Además, para la evaluación se requiere de la clave de corrección.
3. Administración

Dentro del paquete de la prueba del MMPI-2 se encuentran las instrucciones estándar para
la administración de esta. El tiempo estimado para la aplicación de la prueba varía entre 90 y
120 minutos, y siempre debe realizarse ante la presencia de un psicólogo o profesional de la
salud mental. A poder ser, acompañado de un observador también profesional.

Debido a la complejidad de la prueba es necesario que el evaluador haya leído el material


antes de utilizarlo. A continuación, se le otorgará el material necesario a la persona evaluada
y se le explicará en qué consiste la prueba. A lo largo de esta, el evaluador puede contestar
a las dudas que le surjan al evaluado, puesto que el MMPI-2 presenta mayor validez si este
responde a todos los ítems.

4. Puntuación

Tras finalizar la prueba, se pasará a la etapa de corrección, en la cual el evaluador


otorgará un punto por cada respuesta afirmativa o verdadera del paciente y 0 puntos en las
casillas marcadas como falsas. Al final, se suman todos los puntos para obtener la
puntuación bruta de la escala a raíz de la cual se obtendrá la puntuación T que nos permitirá
interpretar los resultados de la prueba.

Consideraciones teóricas.

El MMPI original fue desarrollado a finales de 1930 y principios de 1940, publicándose su


forma final en 1942. Los autores originales del MMPI fueron Starke R. Hathaway y J. C.
McKinley. EL MMPI está patentado por la Universidad de Minnesota. Las hojas de respuesta
pueden ser corregidas con plantillas transparentes, pero también se puede corregir mediante
ordenador.

La ficha técnica completa sería la que sigue:

 Nombre original: Minnesota Multiphasic Personality Inventory (Cuestionario Multifásico


de Personalidad de Minnesota, MMPI)

 Adaptación española: Alejandro Ávila Espada y Fernando Jiménez Gómez, Universidad


de Salamanca.

 Aplicación: individual y colectiva

 Duración: variable, de 90 a 120 minutos.


 Aplicación: solamente adultos (19-65 años). Existe una versión (MMPI-A) para
adolescentes

El MMPI original se desarrolló siguiendo una estrategia empírica, esto es, mediante grupos
contrastados.

La muestra normativa de la versión actual de esta prueba está compuesta por 2431 adultos
(1906 considerados como "normales" y 525 como "clínicos") de entre 19 y 64 años en la
población española.

Instrucciones, aplicación e interpretación.

Según la puntuación T obtenida por el paciente se puede interpretar las escalas en base a la
siguiente clasificación:

 Puntuación T<40: Por regla general, no se pueden obtener puntuaciones por menos de 40,
por lo que será necesario examinar la puntuación de la escala L para averiguar si la persona
pretende dar una buena imagen de sí misma.
 T = 40-50: Corresponde a una puntuación muy baja por lo que no posee significación
diagnóstica. Se deberá realizar también un análisis de la escala L.
 T=41-55: Pertenecen a la puntuación esperable en la población por lo que tampoco posee
significación diagnóstica.
 T=56-65: Significación diagnóstica moderada. Se deberán revisar algunas de las escalas
para investigar qué rasgos de personalidad sobresalen.
 T=66-75: Significación diagnóstica alta. A partir de esta puntuación pueden aparecer rasgos
de personalidad patológicos.
 T>75: Significación diagnóstica extremadamente alta. Solamente se da en un 10% de los
casos, por lo que se deberá considerar la posibilidad de que la persona esté exagerando o
que signifique una demanda de auxilio urgente.
CONCLUSION

Son múltiples los factores que forman a un individuo, sin duda el entorno se convierte en el
principal formador ya que en él se incluyen todos los factores protectores y de riesgo.

La familia y su dinámica serán el principal factor protector del individuo ya que en ella se
fomentan los valores y los hábitos que tendrá la persona a lo largo de su vida y será quien lo
inicie en las conductas de riesgo o de salud que presente.

Según varios teoristas, la infancia es la etapa que trascenderá a lo largo de toda la vida del
individuo; en ella se conformará la estructura de la personalidad en su totalidad, los
procesos cognitivos y las conductas del individuo en todos los ámbitos y los años siguientes
de su vida.

Dentro de los factores que influyen en la salud mental se encuentran también las relaciones
interpersonales que desarrollan la conducta social del ser, encontrándose con problemas de
personalidad cuando dichas relaciones no son objetivas o buenas.
2. Aplica una batería de pruebas a un sujeto de su comunidad con el acuerdo de
consentimiento informado y aplica dos pruebas MMPI y una escala vista en el
curso de acuerdo al caso del sujeto a evaluar.

INFORME DE LA EVALUACIÓN PSICOLÓGICA

DATOS PERSONALES:

Nombre y apellido: María Dolores Ramos.

Fecha de nacimiento: 1986

Edad: 33

Escolaridad: Universitaria

Fecha de evaluación: 12/08/2019

Nombre del evaluador: Maritza Paulino

Sexo: F
PRUEBA APLICADA:

MMPI

MOTIVO DE LA EVALUACIÓN:
Requisito, como práctica de esta asignatura
ACTITUD ANTE LA PRUEBA:
La persona evaluada al momento de tomar la prueba se presentó con una actitud
positiva y alegre, pero al momento de explicarle el procedimiento de llenado, se
mostró un poco asombrado por todas las preguntas que tenía que responder, en
ocasiones se notaba un poco, cansado y aturdido hasta el punto que quería dejar
preguntas sin contestar, pero yo lo motivaba a seguir adelante, al finalizar la
prueba esta persona mostro una imagen de satisfacción en su rostro.
RESUMEN HISTORIA CLÍNICA
María Dolores Ramos es la menor de tres (3) hermanos, aún vive con su madre,
sus padres estaban divorciados desde que tenía siete (15) años de edad, entre
sus padres existía una relación complicada, ya que el padre no aportaba para su
educación y había maltrato intrafamiliar, las pocas bebes que tuvieron contacto
era para pedir ayuda económica la cual en la mayoría de los casos era negada
.Este era el motivo principal de la mala relación que llevan sus padres. La joven
nació por cesárea, la madre presento problemas respiratorios y preclamsia al
momento del parto. María Camino al año de edad, tuvo un desarrollo normal
acorde como el promedio de los niños.

RESULTADOS

ESCALA ? L F K Hs D Hy Pd MF Pt Sc Ma Si
PD 0 7 9 14 11 24 22 23 24 15 22 26 26
K 0.5 0.4 1 1 0.2

PD+K 18 29 29 36 29
T 41 60 64 54 62 69 60 74 67 63 50 81 52

MMPI INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS.


I- ESCALAS DE VALIDACIÓN

?=0 (41) La Evaluada contesto todas las cuestionantes.


L=7 (60) La joven indica una actitud defensiva al responder la prueba
F=9 (64) Puede reflejar un deseo de aparecer poco convencional, con fuertes
compromisos, políticos, sociales y religiosos, también refleja una extrema
honestidad al responder.
K=14 (54) Refleja un adecuado equilibrio. Revela que la joven tiene recursos
suficientes para responder a la terapia.
F-K= (9-14) = -5 La joven ha tratado aparecer con una imagen mejor de lo que
en realidad siente.

II- ESCALAS CLÍNICAS

1. Hs (62) Son personas esquizoides o que tienen delirios corporales bizarros.


Pueden estar inmovilizados por sus síntomas y sus quejas.
Este perfil es esencialmente de una persona con un conflicto leve, de
somatización, de naturaleza dependiente, inmadura y pasiva, con un nivel bajo
de comprensión psicológica.
2. D (69) Es una joven algo retraída, triste, lejano, con poca energía, incapaz de
concentrarse, con quejas físicas, problemas de sueño, baja confianza en sí
mismo, con sentimientos inadecuados.
3. HY (60) Sería una persona con actitud centrada en sí mismo. Con
superficialidad, en ocasiones inmadurez y actitud manipuladora.
4. Pd (74) tiene conflicto con la autoridad, son rebeldes, hostiles, con poca
tolerancia al tedio, superficiales, poco logro en su historia personal.
5. Mf (67) Es curiosa, creativa, con tolerancia hacia los demás, individualista, de
intereses intelectuales, empática.
6. Pa (63) Es una persona sensible frente a las ofensas o rechazos, cauteloso,
moralista, confiado hasta que es traicionado, trabajador.
7. Pt (63) Responsable y concienzuda, intelectualizada, trabajadora, ordenada y
perfeccionista, autocritico introvertido.
8. Sc (50) Es adaptable, confiable, equilibrada.
9. Mas (81) expansivas y grandiosas. Irritables, hiperactiva y destruible, de
decisiones impulsivas, confusos de sí mismo.
0. Si (52) Es activa, enérgica, amistosa, habladora, controlada.
RESULTADOS CONVINADOS.
La joven muestra un tipo de perfil 4-9.
4(74) y 9(81). Lo que indica que el sujeto presenta un trastorno de la
personalidad antisocial o personalidad emocionalmente inestable.

CONCLUSIÓN:
6(63) La joven muestra conflicto con la autoridad, es rebelde y hostil, con poca
tolerancia al tedio, superficial, y con poco logro en su historia personal expansiva
y grandiosa. 9(81) Irritables, hiperactivo y destruible, de decisiones impulsivas,
confusos de sí mismo. Al mismo tiempo presenta un trastorno de la personalidad
antisocial o personalidad emocionalmente inestable.

RECOMENDACIONES.

La joven se le recomienda la aplicación de otro test de la personalidad, este


puede ser el 16fp, para confirmar si los resultados obtenidos en esta prueba son
completamente reales o si pudieron ser debidos, a estrés o desinterés de llenas
esta prueba debido a su amplitud.
Firma
Maritza Paulino
ANEXOS