Вы находитесь на странице: 1из 33

U

N
I
4
D
A
D
DIVISION CELULAR
UNIDAD lV.- DIVISION CELULAR.

Generalidades:

La División celular es un aparte muy importante del ciclo celular en la que una célula inicial se divide
para formar células hijas. Debido a la división celular, se produce el crecimiento de los seres vivos.
En los organismos pluricelulares, este crecimiento se produce gracias al desarrollo de los tejidos y
en los seres unicelulares mediante la reproducción asexual.

Los seres pluricelulares reemplazan su dotación celular gracias a la división celular y suele estar
asociada con la diferenciación celular. En algunos animales la división celular se detiene en algún
momento y las células acaban envejeciendo. Las células senescentes se deterioran y mueren
debido al envejecimiento del cuerpo. Las células dejan de dividirse porque los telómeros se vuelven
cada vez más cortos en cada división y no pueden proteger a los cromosomas como tal.

Las células hijas de las divisiones celulares, en el desarrollo temprano embrionario, contribuyen de
forma desigual a la generación de los tejidos adultos.

Tipos de Reproducción asociados a la división celular:

1. Bipartición: Es la división de la célula madre en dos células hijas, cada nueva célula es un
nuevo individuo con estructuras y funciones idénticas a la célula madre. Este tipo de
reproducción la presentan organismos como bacterias, amebas y algas.
2. Gemación: Se presenta cuando unos nuevos individuos se producen a partir de yemas. El
proceso de gemación es frecuente en esponjas, cementeros y briozoos. En una zona o varias de
los organismos progenitor se produce una evaginación o tema que se va desarrollando y en un
momento dado sufre una construcción en la base y se separa del progenitor comenzando su vida
como nuevo ser. Las yemas hijas pueden presentar otras yemas a las que se les denomina
yemas secundarias. En algunos organismos se pueden formar colonias cuando las yemas no se
separan del organismo progenitor.
3. Esporulación: Esputación o Esporogenesis consiste en un proceso de diferenciación celular
para llegar a la producción de celular reproductivas dispersivas de resistencias llamadas esporas.
Este proceso ocurre en hongos, amebas, líquenes, algunos tipos de bacterias, protozoos,
esporozoos (como el plasmodium causante de la malaria), y es frecuente en vegetales
(especialmente algas, musgos y helechos), grupos de muy diferentes orígenes evolutivos, pero
con estrategias reproductivas semejantes todos ellos pueden recurrir a la formación de células de
resistencias para favorecer la dispersión. Durante la esporulación, se lleva a cabo la división del
nuevo núcleo dando lugar a las esporas. Dependiendo de cada especie se puede producir nuevo
núcleo dando lugar a las esporas. Dependiendo de cada especie se puede producir un numero
apreciable de espora y a partir de cada una de ellas se desarrolla un individuo independiente.

La división celular es el proceso por el cual el material se divide entre dos nuevas células hijas. En
los organismos unicelulares esto aumenta el numero de individuos de la población. En las plantas y
organismos multicelulares es el procedimiento en virtud del cual crece el organismo, partiendo de
una sola célula, y también son reemplazados y reparados los tejidos estropeados.

Procesos de División Celular:

1. Interfase: Es la preparación de las células para la división.


2. Mitosis: Es la forma más común de la división celular en las células eucariotas. Una célula que
ha adquirido determinados parámetros o condiciones de tamaño, volumen, almacenamiento de
energía, factores medioambientales, puede replicar totalmente su dotación de ADN y dividirse en
dos células hijas; normalmente iguales. Ambas células serán diploides o haploides, dependiendo
de la célula madre.
3. Meiosis: Es la división de una célula diploide en cuatro células haploides. Esta división celular se
produce en organismos multicelulares para producir gametos haploides, que pueden fusionarse
después para formar una célula diploide llamada cigoto en la fecundación.

Los seres pluricelulares reemplazan su dotación celular gracias a la división celular y suele estar
asociada a la diferenciación celular. En algunos animales, la división celular se detiene en algún
momento y las células acaban envejeciendo. Las células senescentes se deterioran y mueren,
debido al envejecimiento del cuerpo. Las células dejan de dividirse porque los telómeros se vuelven
cada vez mas cortos en cada división y no pueden proteger a los cromosomas. Las células
cancerosas son inmortales. Una enzima llamada telomerasa permite a estas células dividirse
indefinidamente.

La característica principal de la división celular en organismos eucariotas es la conservación de los


mecanismos genéticos del control del ciclo celular y de la división celular, puesto que se ha
mantenido prácticamente inalterable desde organismos tan simples como las levaduras a criaturas
tan complejas como el ser humano, a lo largo de la evolución biológica.

Factores que explican la División Celular:

Una teoría afirma que existe un momento en el que la célula comienza a crecer mucho, lo que hace
que disminuya la proporción área/volumen. Cuando el área de la membrana plasmática de la célula
es mucha más pequeña en relación con el volumen total de esta, se presentan dificultades en la
reabsorción y en el transporte de nutrientes, siendo así necesario que se produzca la división celular.

Hay tres tipos de reproducción celular: la fisión binaria, relativamente simple y dos tipos mas
complicados que implican tanto la mitosis o la meiosis.

1. La fisión binaria: Los organismos como las bacterias típicamente tienen un solo cromosoma. Al
inicio del proceso de fisión binaria, la molécula de ADN del cromosoma de la célula se replica,
produciendo dos copias del cromosoma. Un aspecto clave de la reproducción celular de la
bacteria es asegurarse de que cada célula hija recibe una copia del cromosoma. Citocinesis es la
separación física de las dos células hijas nueva.
2. Reproducción celular que involucra la mitosis: La mayoría de los organismos eucariotas
como los humanos tienen mas de un cromosoma. Con el fin de asegurarse de que una copia de
cada cromosoma sea segregada en cada célula hija se utiliza el huso mitótico. Los cromosomas
se mueven a lo largo de los microtúbulos largos y delgados como los trenes en movimiento a lo
largo de las vías del tren. Los seres humanos son diploides, tenemos dos copias de cada tipo de
cromosomas, un del padre y uno de la madre.
3. Reproducción celular que involucra la meiosis: Las células sexuales, denominadas también
“Gametos” son producidas por meiosis. Para la producción de esperma hay dos pasos
(citocinesis) que producen un total de cuatro células N, cada una con la mitad del numero normal
de cromosomas. La situación es diferente; en los ovarios la producción de huevos en uno de los
cuatro conjuntos de cromosomas que se segrega se coloca en una célula huevo grande, listo
para ser combinado con el ADN de una célula de esperma.

División Silenciosas:

Las divisiones silenciosas son divisiones sin mutaciones. A veces se confunden con mutaciones que
no son detectables. Pero se pueden comprobar si las divisiones son silenciosas por comparación de
las frecuencias de los alelos de la línea celular, con la suma de las frecuencias de los alelos de las
dos células derivadas, lo cual tiene que ser similar. No se puede detectar una división que origina
una célula sin mutaciones (silenciosa) y otra muerta (que no contribuye al adulto).
Reproducción Sexual:

La reproducción sexual es el proceso de crear un nuevo organismo descendiente a partir de la


combinación de material genético de dos organismos con material genético similar, comenzando con
un proceso que se denomina meiosis, que es un tipo especializado de división celular; el cual se
produce en organismos eucariotas. Los gametos son los dos tipos de células especiales, uno mas
grande, el femenino, y otro mas pequeño, el masculino. La fusión de estas dos células se llama
fertilización y esta crea un cigoto, que incluye material de dos gametos en un proceso que se llama
recombinación genética donde el material genético y el ADN, se empareja para que las secuencias
de los cromosomas homólogos se alineen.

A continuación de producen otras dos divisiones celulares más, para producir cuatro células hijas
con la mitad de cromosomas de cada una de las dos células del padre, y el mismo numero que
tienen los padres, aunque puede ocurrir la auto fertilización. Por ejemplo, en la reproducción humana
cada célula humana contiene 46 cromosomas (23 pares), mientras que los gametos, solo contienen
23 cromosomas, así el hijo tendrá 23 cromosomas de cada padre recombinadas genéticamente en
23 pares.

La evolución de la reproducción sexual es un tipo de los principales rompecabezas debido al hecho


de que la reproducción asexual la debe poder superar porque cada organismo joven puede cargar
sus propias descendientes, lo cual implica que la población asexual tiene una capacidad intrínseca
para crecerse más rápido con cada generación. Este costo de 50% es una desventaja de aptitud de
la reproducción sexual. Lo que se llama el costo doble del sexo incluye este costo mientras el hecho
que un organismo solo puede pasar 50% de sus propios genes a cada uno de sus descendientes
representa un segundo costo. Una ventaja definitiva de la reproducción sexual es que impide la
acumulación de mutaciones genéticas.

La selección sexual es un tipo de selección natural, en la cual algunos individuos se reproducen con
más éxito que otros en una población debido a la selección intersexual. Se ha descrito como una
fuerza evolutiva que no existe en las poblaciones asexuales.

Las procariotas, cuyas células tienen material adicional o transformado, se reproducen a través de la
reproducción asexual, aunque a veces, en la transferencia genética horizontal, pueden exhibir
procesos como la conjugación procariota, la transformación y la transcripción, las cuales son
similares a la reproducción sexual a pesar de no acabar en reproducción.

Evolución:

El doble coste del sexo en la evolución de la reproducción sexual es un gran rompecabezas de


la biología evolutiva moderna porque la reproducción asexual debería siempre ganar en
comparación con la reproducción sexual, ya que todo organismo joven que llega a la adolescencia
puede tener su propio hijo. Este implica que una población asexual debe tener una capacidad
intrínseca de crecer más rápido con cada generación. El costo doble del sexo incluye este costo y el
hecho que cualquier organismo solo puede pasar 50 % de sus genes a sus hijos. Una ventaja
definitiva de la reproducción sexual es que previene la acumulación de mutaciones genéticas.

Selección Natural:

La selección sexual es un modo de la selección natural en la cual algunos individuos se reproducen


más que otros en una población porque se reproducen de manera más exitosa. En los animales la
elección del macho es normalmente hecha por las hembras, mientras los machos compiten para que
los escojan. Debido a esto hay situaciones en las que los organismos pueden hacer un esfuerzo
extremo por poderse reproducir, como el combate y la exhibición, o producir rasgos extremos
causados por mecanismos de realimentación positiva conocidos como un modelo de selección
sexual runaway de Fisher. Así la reproducción sexual, como una forma de selección natural, tiene su
efecto en la evolución. En el dimorfismo sexual es donde el carácter biológico básico varía entre
machos y hembras de la misma especie. El dimorfismo se encuentra en los órganos sexuales y en
los caracteres sexuales secundarios, tamaño del cuerpo, fuerza física,
morfología, ornamentación, comportamiento y otros rasgos del cuerpo. Sin embargo, la selección
sexual solo se implica durante un período largo de tiempo que lleva al dimorfismo sexual.
Se ha llamado a esta selección como una fuerza poderosa de la evolución que no existe en las
poblaciones con reproducción asexual.

Alternativas:

La reproducción sexual constituye el procedimiento reproductivo más habitual de los


seres pluricelulares. Algunos de estos la presentan, no como un modo exclusivo de reproducción,
sino alternado, con modalidades de tipo reproducción asexual. También se da en organismos
unicelulares, principalmente protozoos y algas unicelulares. Se puede definir de tres formas,
aceptadas cada una por diversos autores.

1. Reproducción en la que existe singamia (fusión de gametos masculino y femenino)


2. Reproducción en la que interviene un proceso de meiosis (formación de gametos haploides)
3. Reproducción en la que interviene un proceso de recombinación genética (descendencia
diferente a la parental).

Ventajas y Desventajas de la Reproducción Sexual:

La Reproducción sexual presenta con respecto a la reproducción asexual ciertas desventajas, entre
las que destacan: un mayor gasto energético en la búsqueda y lucha por conseguir pareja, una
menor rapidez en la reproducción y un menor numero de descendientes, entre otras.

Por el contrario, tienen la ventaja biológica de promover la variación genética entre los miembros de
una especie, ya que la descendencia es el producto de los genes aportados por ambos progenitores,
en vez de ser una copia genética. Cuanto mayor es la variabilidad genética de una población, mayor
es su tasa de evolución; una población con cantidades considerables de variabilidad genética puede
protegerse frente a futuros cambios ambientales, ya que si este cambia puede existir una formación
minoritaria que salga favorecida con ello; cada generación expone nuevas combinaciones alélicas a
la selección natural.

Reproducción Asexual:

La Reproducción Asexual es una forma de reproducción de un ser vivo ya desarrollado en la cual, a


partir de una célula o un grupo de células, se desarrolla por procesos mitóticos un individuo
completo, genéticamente idéntico al primero. Se lleva a cabo con un solo progenitor y sin la
intervención de los núcleos de las células sexuales o gametos.
Los organismos celulares más simples se reproducen por un proceso conocido como fisión o
escisión, en el que la célula madre se fragmenta en dos o más células hijas, perdiendo su identidad
original.

La división celular que da lugar a la proliferación de las células que constituyen los tejidos, órganos y
sistemas de los organismos pluricelulares no se considera una reproducción, aunque es casi idéntica
al proceso de escisión binaria.

En ciertos animales pluricelulares, tales como celentéreos, esponjas y tunicados, la división celular
se realiza por yemas. Estas se originan en el cuerpo del organismo madre y después se separan
para desarrollarse como nuevos organismos idénticos al primero. Este proceso, conocido
como gemación, es análogo al proceso de reproducción vegetativa de las plantas.

Procesos reproductores como los citados, en los que un único organismo origina su descendencia,
se denominan científicamente “reproducción asexual”. En este caso, la descendencia obtenida es
idéntica al organismo que la ha originado sin la necesidad de un gameto.

Reproducción Asexual en los Animales:

La reproducción asexual solo se presenta en los organismos, cuyas células conservan aún
la totipotencia embrionaria, es decir, ’la capacidad de no solo multiplicarse’, sino también de
diferenciarse en distintos tipos de células para lograr la reconstrucción de las partes del organismo
que pudieran faltar.4

Como la totipotencia embrionaria es tanto más común cuanto más sencilla es la organización animal,
ésta tiene lugar en esponjas, celentéreos, anélidos, nemertea, equinodermos y también en los
estados larvarios y embrionarios de todos los animales.

Las Modalidades básicas de Reproducción Asexual son:

1. Gemación o yemacion.
2. Fragmentación o Escisión.
3. Bipartición
4. Esporulación o Esporogenesis
5. Poliembrionia
6. Partenogenesis.
En esta reproducción no intervienen espermatozoides ni ovulo, es la diferencia principal entre la
reproducción sexual y asexual.

Reproducción Asexual en Plantas:

Se da en las plantas cuando una parte de ellas se divide (tallo, rama, brote, tubérculo, rizoma...) y se
desarrolla por separado hasta convertirse en una nueva planta. 5 Se halla extraordinariamente
difundida y sus modalidades son muchas y muy variadas. Entre ellas se encuentran:

1. Las mitosporas.
2. Los propágulos
3. La apomixis
4. La multiplicación vegetativa artificial.
Injertos: Un fragmento de tallo de una planta (injertos óseos), se introducen dentro del tallo o
tronco de la misma especie o distinta, se suele usar en arboles frutales o especies ornamentales.
Estacas: La reproducción por estacas consiste en cortar un fragmento de tallo con yemas y
enterrarlo. Después se espera hasta que broten raíces. Así se obtiene una nueva planta.
Esqueje o gajos: Tallos que se preparan, en recipientes con agua o en tierra húmeda, donde
forman nuevas raíces, tras lo cual pueden plantarse.
Cultivos de Tejidos: Cultivo realizado en un medio libre de microorganismos y utilizando
soluciones nutritivas y hormonas vegetales, que provocan el crecimiento de raíces, tallos y hojas
a partir de un fragmento de una planta.
Acodo: Consiste en enterrar una parte de la planta y esperar a que arraigue. Entonces se corta y
se trasplanta, se utiliza en las vides.
Esporulación: Tipo de reproducción mediante esporas.

Reproducción Asexual en Microorganismos:

Microorganismos Eucariotas:

1. División binaria: Por estrangulación en el plano medio, se reproducen dos nuevos organismos,
esto ocurre en la levadura.
2. Esporulación o esporogenesis: Una célula reproductora asexual, generalmente haploide y
unicelular. La reproducción por espora permite al mismo tiempo la dispersión y la supervivencia
por largo tiempo (dormancia) en condiciones adversas).

Bacterias:

1. Fisión Binaria: La célula madre se divide en dos células hijas de igual tamaño.
2. Fisión múltiple: La célula madre crece y se desarrolla una capsula antes de dividirse, por
fisiones binarias sucesivas, antes de que las diversas células resultantes se dispersen; es lo que
pasa en el género Staniera.
3. Gemación: Reproducción mediante la fisión desigual de la célula madre. Ocurre en
Planctomycetes, y a veces también en Cyanobacteria y Firmicutes.

Ventajas y Desventajas de la Reproducción Asexual:

Ventajas:

Entre las ventajas biológicas que conlleva están su rapidez de división y su simplicidad, pues no
tienen que producir células sexuales, ni tienen que gastar energía en las operaciones previas a
la fecundación. De esta forma un individuo aislado puede dar lugar a un gran número de
descendientes, por medios como la formación asexual de esporas, la fisión transversal, o la
gemación; facilitándose la colonización rápida de nuevos territorios.

Desventajas:

En cambio, presenta la gran desventaja de producir una descendencia sin variabilidad


genética, clónica, al ser todos genotípicamente equivalentes a su parental y entre sí. La selección
natural no puede "elegir" los individuos mejor adaptados (ya que todos lo están por iguales) y estos
individuos clónicos puede que no logren sobrevivir a un medio que cambie de modo hostil, pues no
poseen la información genética necesaria para adaptarse a este cambio. Por lo tanto, esa especie
podría desaparecer, salvo que haya algún individuo portador de una combinación para adaptarse al
nuevo medio.

CÉLULA HAPLOIDE:

Una célula haploide es aquella que contiene un solo juego de


cromosomas o la mitad (n, haploide) del número normal
de cromosomas que en células diploides (2n, diploide).
Las células reproductoras, como los óvulos y
los espermatozoides de los mamíferos, la etapa asexual
de hongos, briófitos, protozoos y algunas algas contienen un
solo juego de cromosomas, mientras que el resto de las
células de un organismo superior suelen tener dos juegos de
ellos. Cuando los gametos se unen durante la fecundación,
el huevo fecundado contiene un número normal de
cromosomas (2n): es una célula diploide.

Genesis de Células Haploides:

La Genesis de una célula haploide puede ocurrir de dos maneras:

1. Por mitosis de células haploides: La célula madre, siendo también haploide, posee
cromosomas que serán duplicados y divididos igualmente en las células hijas.
2. Por meiosis de células diploides: La célula madre posee 2n cromosomas, que sufrirá dos
divisiones citoplasmáticas con una única replicación de ADN.

La meiosis de hecho se divide en meiosis 1 y meiosis 2. Es en la meiosis 1; además de una división


citoplasmática, se genera una duplicación del ADN, de tal forma que cada uno de los 46
cromosomas (en el caso del homo sapiens) queda constituido por dos cromátidas hermanas (46
cromosomas de estructura doble). Luego, la división citoplasmática se da y las dos células hijas fruto
de la meiosis 1, entran a meiosis 2.

La meiosis se encarga de separar las cromátidas hermanas sin inducir una nueva replicación en el
ADN; creando así cuatro células con la mitad de cromosomas de sus predecesoras, es decir, células
haploides o gametos. Individuos de algunas especies, como los zánganos, de la abeja melífera Apis
melífera, se desarrollan a partir de óvulos no fecundados y son por tanto haploides.
CÉLULA DIPLOIDE

Las células diploides (del griego διπλόος diplóos 'doble' y -


oide)1 (2n) son las células que tienen un número doble
de cromosomas (a diferencia de los gametos), es decir, poseen
dos series de cromosomas.

Las células somáticas del ser humano contienen 46 (23 x 2)


cromosomas; ese es su número diploide. Los gametos,
originados en las gónadas por medio de meiosis de las células
germinales, tienen solamente la mitad, 23, lo cual constituye su
número haploide, puesto que en la división meiótica sus 46
cromosomas se reparten tras una duplicación de material
genético (2c→4c) en 4 células, cada una con 23 cromosomas y
una cantidad de material genético, dejando a cada célula sin el par completo de cromosomas.
MITOSIS:

Generalidades:

En biología, la mitosis es un proceso que ocurre en el núcleo de las células eucariotas y que procede
inmediatamente a la división celular. Consiste en el reparto equitativo del material hereditario (ADN)
característico. Este tipo de división ocurre en las células somáticas y normalmente concluye con la
formación de dos núcleos (cariocinesis), seguido de otro proceso independiente de la mitosis que
consiste en la separación del citoplasma (citocinesis), para formar dos células hijas.

La mitosis completa, que produce células genéticamente idénticas, es el fundamento del


crecimiento, de la reparación tisular y de la reproducción asexual. La otra forma de división del
material genético de un núcleo se denomina meiosis y es un proceso que, aunque comparte
mecanismos con la mitosis, no debe confundirse con ella, ya que es propio de la división celular de
los gametos. Produce células genéticamente distintas y, combinada con la fecundación, es el
fundamento de la reproducción sexual y la variabilidad genética.

Introducción:

La mitosis es el tipo de división del núcleo celular en la que se conserva intacta la información
genética contenida en los cromosomas, que pasa de esta manera sin modificaciones a las dos
células hijas resultantes. La mitosis es igualmente un verdadero proceso de multiplicación celular
que participa en el desarrollo, el crecimiento y la regeneración del organismo. Este proceso tiene
lugar por medio de una serie de operaciones sucesivas que se desarrollan de una manera continua,
pero para facilitar su estudio han sido separadas en varias etapas.
El resultado esencial de la mitosis es la continuidad de la información hereditaria de la célula madre
en cada una de las dos células hijas. El genoma se compone de una determinada cantidad
de genes organizados en cromosomas, hebras de ADN muy enrolladas que contienen la
información genética vital para la célula y el organismo. Dado que cada célula debe contener
completa la información genética propia de su especie, la célula madre debe hacer una copia de
cada cromosoma antes de la mitosis, de forma que las dos células hijas reciban completa la
información. Esto ocurre durante la fase S de la interfase, el período que alterna con la mitosis en
el ciclo celular y en el que la célula entre otras cosas se prepara para dividirse. Tras la duplicación
del ADN, cada cromosoma consistirá en dos copias idénticas de la misma hebra de ADN,
llamadas cromátidas hermanas, unidas entre sí por una región del cromosoma llamada centrómero.
Cada cromática hermana no se considera en esa situación un cromosoma en sí mismo, sino parte
de un cromosoma que provisionalmente consta de dos cromáticas.

En animales y plantas, pero no siempre en hongos o protistas, la envoltura nuclear que separa el
ADN del citoplasma se desintegra, desapareciendo la capa que separaba el contenido nuclear
del citoplasma. Los cromosomas se ordenan en el plano ecuatorial de la célula, perpendicular a un
eje definido por un huso acromático. Éste es una estructura citoesquelética compleja, de forma
ahusada, constituido por fibras que son filamentos de microtúbulos. Las fibras del huso dirigen el
reparto de las cromátidas hermanas, una vez producida su separación, hacia los extremos del huso.
Por convenio científico, a partir de este momento cada cromátida hermana sí se considera un
cromosoma completo, y empezamos a hablar de cromosomas hermanos para referirnos a las
estructuras idénticas que hasta ese momento llamábamos cromátidas. Como la célula se alarga, las
fibras del huso «tiran» por el centró mero a los cromosomas hermanos dirigiéndolos cada uno a uno
de los polos de la célula. En las mitosis más comunes, llamadas abiertas, la envoltura nuclear se
deshace al principio de la mitosis y se forman dos envolturas nuevas sobre los dos grupos
cromosómicos al acabar. En las mitosis cerradas, que ocurren por ejemplo en levaduras, todo el
reparto ocurre dentro del núcleo, que finalmente se estrangula para formar dos núcleos separados.
Se llama cariocinesis a la formación de los dos núcleos con que concluye habitualmente la mitosis.
Es posible, y ocurre en ciertos casos, que el reparto mitótico se produzca sin cariocinesis
(endomitosis) dando lugar a un núcleo con el material hereditario duplicado (doble número de
cromosomas).

La mitosis se completa casi siempre con la llamada citocinesis o división del citoplasma. En las
células animales la citocinesis se realiza por estrangulación: la célula se va estrechando por el
centro hasta que al final se separa en dos. En las células de las plantas se realiza por tabicación, es
decir, las células hijas “construyen” una nueva región de pared celular que dividirá la una de la otra
dejando puentes de citoplasma (plasmodesmos). Al final, la célula madre se parte por la mitad,
dando lugar a dos células hijas, cada una con una copia equivalente y completa del genoma original.
Cabe señalar que las células procariotas experimentan un proceso similar a la mitosis llamado fisión
binaria. No se puede considerar que las células procariotas experimenten mitosis, dado que carecen
de núcleo y únicamente tienen un cromosoma sin centrómero.

Cariocinesis:

La cariocinesis (del griego cario = núcleo y cinesis = movimiento), mitosis astral o mitosis anfiastral,
es la división del núcleo celular. Consiste en la primera fase de la mitosis, que es el proceso por el
cual el material genético de una célula madre se distribuye de manera idéntica entre dos células
hijas.

En células animales poseen un organelo no membranoso llamado áster o centro celular, formado por
un par de centriolos, que al dividirse en profase temprana, se dirigen hacia los polos opuestos de la
célula, formando el aparato del huso mitótico, acrosómico o acromático.

Fases del Ciclo Celular:

La división de las células eucariotas es parte de un ciclo vital continuo, el ciclo celular, en el que se
distinguen dos períodos mayores, la interfase, durante la cual se produce la duplicación del ADN, y
la mitosis, durante la cual se produce el reparto idéntico del material antes duplicado. La mitosis es
una fase relativamente corta en comparación con la duración de la interfase.

1. Interfase: Durante la interfase, la


célula se encuentra en estado
basal de funcionamiento. En
dicha fase se lleva a cabo la
replicación del ADN y la
duplicación de los orgánulos para
tener un duplicado de todo antes
de dividirse. Es la etapa previa a
la mitosis donde la célula se
prepara para dividirse, en ésta,
los centríolos y la cromatina se
duplican, aparecen los
cromosomas los cuales se
observan dobles. El primer proceso clave para que se da la división nuclear es que todas las
cadenas de ADN se dupliquen (replicación del ADN); esto se da inmediatamente antes de que
comience la división, en un período del ciclo celular llamado interfase, que es aquel momento de
la vida celular en que ésta no se está dividiendo. Tras la replicación tendremos dos juegos de
cadenas de ADN, por lo que la mitosis consistirá en separar esas cadenas y llevarlas a las
células hijas. Para conseguir esto se da otro proceso crucial que es la conversión de la cromatina
en cromosomas.
La duración del ciclo celular en una célula típica es de 16 horas: 5 horas para G1, 7 horas para S,
tres horas para G2 y 1 hora para la división. Este tiempo depende del tipo de célula que sea.
2. Profase: Se produce en ella la condensación
del material genético (ADN), para formar unas
estructuras altamente organizadas,
los cromosomas. Como el material genético se
ha duplicado previamente durante la fase S de
la Interfase, los cromosomas replicados están
formados por dos cromátidas, unidas a través
del centrómero por moléculas de cohesinas.
Uno de los hechos más tempranos de la profase en las células animales es la duplicación
del centrosoma; los dos centrosomas hijos (cada uno con dos centriolos) migran entonces hacia
extremos opuestos de la célula. Los centrosomas actúan como centros organizadores de unas
estructuras fibrosas, los microtúbulos, controlando su formación mediante la polimerización
de tubulina soluble. De esta forma, el huso de una célula mitótica tiene dos polos que emanan
microtúbulos. En la profase tardía desaparece el nucléolo y se desorganiza la envoltura nuclear.
3. Prometafase: La envoltura nuclear se ha
disuelto, y los microtúbulos (verde) invaden el
espacio nuclear. Los microtúbulos pueden anclar
cromosomas (azul) a través de
los cinetocoros (rojo) o interactuar con
microtúbulos emanados por el polo opuesto.
La envoltura nuclear se separa y
los microtúbulos invaden el espacio nuclear. Esto
se denomina mitosis abierta. Los hongos y
algunos protistas, como las algas o las tricomonas, realizan una variación denominada mitosis
cerrada, en la que el huso se forma dentro del núcleo o sus microtúbulos pueden penetrar a
través de la envoltura nuclear intacta. Cada cromosoma ensambla dos cinetocoros hermanos
sobre el centrómero, uno en cada cromátida. Un cinetocoro es una estructura proteica compleja a
la que se anclan los microtúbulos. Aunque la estructura y la función del cinetocoro no se conoce
completamente, contiene varios motores moleculares, entre otros componentes. Cuando un
microtúbulo se ancla a un cinetocoro, los motores se activan, utilizando energía de la hidrólisis
del ATP para "ascender" por el microtúbulo hacia el centrosoma de origen. Esta actividad motora,
acoplada con la polimerización/despolimerización de los microtúbulos, proporciona la fuerza de
empuje necesaria para separar más adelante las dos cromátidas de los cromosomas. Cuando el
huso crece hasta una longitud suficiente, los microtúbulos asociados a cinetocoros empiezan a
buscar cinetocoros a los que anclarse. Otros microtúbulos no se asocian a cinetocoros, sino a
otros microtúbulos originados en el centrosoma opuesto para formar el huso mitótico. La
prometafase se considera a veces como parte de la profase.
4. Metafase: A medida que los
microtúbulos encuentran y se anclan a
los cinetocoros durante la
prometafase, los centrómeros de los
cromosomas se congregan en la
"placa metafásica" o "plano
ecuatorial", una línea imaginaria que
es equidistante de los dos
centrosomas que se encuentran en los
2 polos del huso.12 Este alineamiento
equilibrado en la línea media del huso se debe a las fuerzas iguales y opuestas que se generan
por los cinetocoros hermanos. El nombre "metafase" proviene del griego μετα que significa
"después". Dado que una separación cromosómica correcta requiere que cada cinetocoro esté
asociado a un conjunto de microtúbulos (que forman las fibras cinetocóricas), los cinetocoros que
no están anclados generan una señal para evitar la progresión prematura hacia la anafase antes
de que todos los cromosomas estén correctamente anclados y alineados en la placa metafásica.
Esta señal activa el checkpoint de mitosis.
5. Anafase: Cuando todos los
cromosomas están correctamente
anclados a los microtúbulos del huso y
alineados en la placa metafásica, la
célula procede a entrar en anafase
(del griego ανα que significa "arriba",
"contra", "atrás" o "re-"). Es la fase crucial de la mitosis, porque en ella se realiza la distribución
de las dos copias de la información genética original. Entonces tienen lugar dos sucesos.
Primero, las proteínas que mantenían unidas ambas cromátidas hermanas (las cohesinas), son
cortadas, lo que permite la separación de las cromátidas. Estas cromátidas hermanas, que ahora
son cromosomas hermanos diferentes, son separados por los microtúbulos anclados a sus
cinetocoros al desensamblarse, dirigiéndose hacia los centrosomas respectivos. A continuación,
los microtúbulos no asociados a cinetocoros se alargan, empujando a los centrosomas (y al
conjunto de cromosomas que tienen asociados) hacia los extremos opuestos de la célula. Este
movimiento parece estar generado por el rápido ensamblaje de los microtúbulos. Estos dos
estados se denominan a veces anafase temprano (A) y anafase tardío (B). La anafase temprano
viene definida por la separación de cromátidas hermanas, mientras que la tardía por la
elongación de los microtúbulos que produce la separación de los centrosomas. Al final de la
anafase, la célula ha conseguido separar dos juegos idénticos de material genético en dos
grupos definidos, cada uno alrededor de un centrosoma.
6. Telofase: La telofase
(del griego τελος, que significa
"finales") es la reversión de los
procesos que tuvieron lugar durante
la profase y prometafase. Durante
la telofase, los microtúbulos no
unidos a cinetocoros continúan
alargándose, estirando aún más la
célula. Los cromosomas hermanos se encuentran cada uno asociado a uno de los polos.
La envoltura nuclear se reforma alrededor de ambos grupos cromosómicos, utilizando
fragmentos de la envoltura nuclear de la célula original. Ambos juegos de cromosomas, ahora
formando dos nuevos núcleos, se descondensan de nuevo en cromatina. La cariocinesis ha
terminado, pero la división celular aún no está completa. Si a continuación no se produce la
citocinesis, entonces se originará una célula binucleada. La polinucleación en los tejidos de
muchos organismos, es un proceso genéticamente programado de citodiferenciación y
desarrollo. El siguiente paso es la citocinesis, generalmente aparece en secuencia inmediata al
terminar la cariocinesis.
7. Citogénesis: La citocinesis es un proceso independiente, que se inicia simultáneamente a la
telofase. Técnicamente no es parte de la mitosis, sino un proceso aparte, necesario para
completar la división celular. En las células animales, se genera un surco de escisión (cleavage
furrow) que contiene un anillo contráctil de actina en el lugar donde estuvo la placa metafásica,
estrangulando el citoplasma y aislando así los dos nuevos núcleos en dos células hijas. Tanto en
células animales como en plantas, la división celular está dirigida por vesículas derivadas
del aparato de Golgi, que se mueven a lo largo de los microtúbulos hasta la zona ecuatorial de la
célula. En plantas esta estructura coalesce en una placa celular en el centro del fragmoplasto y
se desarrolla generando una pared celular que separa los dos núcleos. El fragmoplasto es una
estructura de microtúbulos típica de plantas superiores, mientras que algunas algas utilizan un
vector de microtúbulos denominado ficoplasto durante la citocinesis. Al final del proceso, cada
célula hija tiene una copia completa del genoma de la célula original. El final de la citocinesis
marca el final de la fase M.
Consecuencias de la Mitosis:

Mediante el proceso mitótico, el material genético se divide en dos núcleos idénticos, con lo que las
dos células hijas que resultan si se produce la división del citoplasma (citocinesis) serán
genéticamente idénticas. Por tanto, la mitosis es un proceso de división conservativo, ya que el
material genético se mantiene de una generación celular a la siguiente. La mayor parte de
la expresión génica se detiene durante la mitosis, pero mecanismos epigenéticos funcionan durante
esta fase, para "recordar" los genes que estaban activos en mitosis y transmitirlos a las células hijas.

Errores de la Mitosis:

Aunque los errores en la mitosis son muy poco frecuentes, este proceso puede fallar, especialmente
durante las primeras divisiones celulares en el cigoto. Los errores mitóticos pueden ser
especialmente peligrosos para el organismo, porque el descendiente futuro de la célula madre
defectuosa mantendrá la misma anomalía.

Un cromosoma puede no separarse durante la anafase. Este fenómeno se denomina "no-


disyunción". Si esto ocurre, una célula hija recibirá dos cromosomas hermanos y la otra se quedará
sin ninguno. Esto da lugar a que una célula tenga tres cromosomas que codifiquen la misma
información genética (dos hermanos y un homólogo), una condición conocida como trisomía, y la
otra célula, que solamente tiene un cromosoma (el cromosoma homólogo), tendrá monosomía.
Estas células se consideran aneuploides, y la aneuploidía puede causar inestabilidad genética, un
hecho frecuente en cáncer.

La mitosis es un proceso traumático. La célula pasa por cambios drásticos en su estructura,


algunos orgánulos se desintegran y se reconstruyen en cuestión de horas, y los microtúbulos tiran
constantemente de los cromosomas. Por tanto, en ocasiones los cromosomas pueden dañarse. Un
brazo del cromosoma se puede romper y perder un fragmento, causando deleción. El fragmento
puede incorporarse incorrectamente a otro cromosoma no homólogo, causando translocación. Se
puede integrar de nuevo al cromosoma original, pero en una orientación inversa,
causando inversión. O se puede tratar erróneamente como un cromosoma separado,
causando duplicación cromosómica.

Una parte de estos errores pueden detectarse por alguno de los puntos de control existentes a
través del ciclo celular, lo cual produce una parada en la progresión celular, dando tiempo a los
mecanismos reparadores a corregir el error. Si esto no ocurre, el efecto de estas anormalidades
genéticas dependerá de la naturaleza específica del error. Puede variar de una anomalía
imperceptible, a carcinogénesis o a la muerte del organismo.

Endomitosis:

La endomitosis es una variante de la mitosis sin división nuclear o celular, lo que da lugar a células
con muchas copias del mismo cromosoma en el mismo núcleo. Este proceso también se
denomina endoreduplicación, y las células resultantes endopoliploides. Un ejemplo de una célula
que sufre endomitosis es el megacariocito.
Meiosis:

Meiosis (del griego μείωσις meíōsis 'disminución') es una de las formas de la reproducción celular,
este proceso se realiza en las gónadas para la producción de gametos. La meiosis es un proceso de
división celular en el cual una célula diploide (2n) experimenta dos divisiones sucesivas, con la
capacidad de generar cuatro células haploides (n). En los organismos con reproducción sexual tiene
importancia ya que es el mecanismo por el que se producen
los ovocitos y espermatozoides (gametos).

Este proceso se lleva a cabo en dos divisiones nucleares y citoplasmáticas, llamadas primera y
segunda división meiótica o simplemente meiosis I y meiosis II. Ambas comprenden profase,
metafase, anafase y telofase.

Durante la meiosis I miembros de cada par homólogo de cromosomas se emparejan durante la


profase, formando bivalentes. Durante esta fase se forma una estructura proteica
denominada complejo sinaptonémico, permitiendo que se produzca la recombinación entre ambos
cromosomas homólogos. Posteriormente, se produce una gran condensación cromosómica y los
bivalentes se sitúan en la placa ecuatorial durante la primera metafase, dando lugar a la migración
de n cromosomas a cada uno de los polos durante la primera anafase. Esta división reduccional es
la responsable del mantenimiento del número cromosómico característico de cada especie.
En la meiosis II, las cromátidas hermanas que forman cada cromosoma se separan y se distribuyen
entre los núcleos de las células hijas. Entre estas dos etapas sucesivas no existe la etapa S
(replicación del ADN). La maduración de las células hijas dará lugar a los gametos.

Historia de la Meiosis:

La meiosis fue descubierta y descrita por primera vez en 1876 por el conocido biólogo alemán Oscar
Hertwig (1849-1922), estudiando los huevos del erizo de mar.

Fue descrita otra vez en 1883, en el nivel de cromosomas, por el zoólogo belga Edouard Van
Beneden (1846-1910) en los huevos de los gusanos parásitos Ascaris. En 1887 observó que en la
primera división celular que llevaba a la formación de un huevo, los cromosomas no se dividían en
dos longitudinalmente como en la división celular asexual, sino que cada par de cromosomas se
separaba para formar dos células, cada una de las cuales presentaba tan solo la mitad del número
usual de cromosomas. Posteriormente, ambas células se dividían de nuevo según el proceso
asexual ordinario. Van Beneden denominó a este proceso “meiosis”.

El significado de la meiosis para la reproducción y la herencia, sin embargo, no se describió hasta


1890, cuando el biólogo alemán August Weismann (1834-1914) observó que eran necesarias dos
divisiones celulares para transformar una célula diploide en cuatro células haploides si debía
mantenerse el número de cromosomas. En 1911 el genetista estadounidense Thomas Hunt
Morgan (1866-1945) observó el sobrecruzamiento en la meiosis de la mosca de la fruta,
proporcionando así la primera interpretación segura y verdadera sobre la meiosis.

Ciclo Vital:

La reproducción sexual se caracteriza por la fusión de dos células sexuales haploides para formar
un cigoto diploide, por lo que se deduce que, en un ciclo vital sexual, debe ocurrir la meiosis antes
de que se originen los gametos.

En los animales y en otros pocos organismos, la meiosis precede de manera inmediata a la


formación de gametos. Las células somáticas de un organismo individual se multiplican por mitosis y
son diploides; las únicas células haploides son los gametos. Estos se forman cuando algunas células
de la línea germinal experimentan la meiosis. La formación de gametos recibe el nombre
de gametogénesis. La gametogénesis masculina, denominada espermatogénesis, conduce a la
formación de cuatro espermatozoides haploides por cada célula que entra en la meiosis.
En contraste, la gametogénesis femenina, llamada ovogénesis, genera un solo óvulo por cada célula
que entra en la meiosis, mediante un proceso que asigna virtualmente todo el citoplasma a uno solo
de los dos núcleos en cada división meiótica. Al final de la primera división meiótica se retiene un
núcleo; el otro, llamado primer cuerpo polar, se excluye de la célula y por último degenera. De modo
similar, al final de la segunda división un núcleo se convierte en el segundo cuerpo polar y el otro
núcleo sobrevive. De esta forma, un núcleo haploide pasa a ser el receptor de la mayor parte del
citoplasma y los nutrimentos acumulados de la célula meiótica original.

Sin embargo, aunque la meiosis se realiza en algún punto de los ciclos vitales sexuales, no siempre
precede directamente a la formación de gametos. Muchos eucariontes sencillos (incluso
algunos hongos y algas) permanecen haploides (sus células se dividen por mitosis) la mayor parte
de su vida, y los individuos pueden ser unicelulares o pluricelulares. En ellos, dos gametos haploides
(producidos por mitosis) se fusionan para formar un cigoto diploide, que experimenta la meiosis para
volver al estado haploide.

Los ciclos vitales más complejos se encuentran en vegetales y en algunas algas. Estos ciclos vitales,
que se caracterizan por alternancia de generaciones, consisten en una etapa diploide multicelular,
denominada generación esporofita, y una etapa haloideo multicelular, a la que se llama generación
gametófita. Las células esporofitas diploides experimentan la meiosis para formar esporas haploides,
cada una de las cuales se divide en forma mitótica para producir un gametofito haploide multicelular.
Los gametofitos producen gametos por mitosis. Los gametos femeninos y masculinos
(óvulos y espermatozoides) se fusionan entonces para formar un cigoto diploide, el cual se divide de
manera mitótica para producir un esporófito diploide multicelular.

Proceso Celular:

Los pasos preparatorios que conducen a la meiosis son idénticos en patrón y nombre a la interfase
del ciclo mitótico de la célula. La interfase se divide en tres fases:

1. Fase G1: Caracterizada por el aumento de tamaño de la célula debido a la fabricación acelerada
de orgánulos, proteínas y otras materias celulares.
2. Fase S: Se replica el material genérico, es decir, el ADN, se replica dando origen a dos cadenas
nuevas, unidad por el centrómero. Los cromosomas, que hasta el momento tenían una sola
cromática, ahora tienen dos. Se replica el 98% del ADN, el 2% restante queda sin replicar.
3. Fase G2: La célula continua aumento su biomasa.
Meiosis 1:

La meiosis se divide en dos etapas:

1. Meiosis l o Fase reductiva: Su principal característica es que el material genético de las células
hijas es la mitad (n) del de las células progenitoras (2n).
2. Meiosis ll o Fase duplicativa: Las células resultantes de esta etapa tienen diferente contenido
genético que sus células progenitoras (n).

En meiosis 1, los cromosomas en una célula diploide se dividen nuevamente. Este es el paso de la
meiosis que genera diversidad genética.

Profase l: La profase l de la primera división meiótica es la etapa mas compleja del proceso y a su
vez se divide en cinco subetapas.

1. Leptoteno: La primera etapa de Profase I es la etapa del leptoteno, durante la cual los
cromosomas individuales comienzan a condensar en filamentos largos dentro del núcleo. Cada
cromosoma tiene un elemento axial, un armazón proteico que lo recorre a lo largo, y por el cual
se ancla a la envoltura nuclear. A lo largo de los cromosomas van apareciendo unos pequeños
engrosamientos denominados cromómeros. La masa cromática es 4c y es diploide 2n.
2. Zigoteno o Cigonema: Los cromosomas homólogos comienzan a acercarse hasta quedar
recombinados en toda su longitud. Esto se conoce como sinapsis (unión) y el complejo resultante
se conoce como bivalente o tétrada (nombre que prefieren los citogenetistas), donde los
cromosomas homólogos (paterno y materno) se aparean, asociándose así cromátidas
homólogas. Producto de la sinapsis, se forma el complejo sinaptonémico (estructura observable
solo con el microscopio electrónico).
La disposición de los cromómeros a lo largo del cromosoma parece estar determinado
genéticamente. Tal es así que incluso se utiliza la disposición de estos cromómeros para poder
distinguir cada cromosoma durante la profase I meiótica.
Además, el eje proteico central pasa a formar los elementos laterales del complejo
sinaptonémico, una estructura proteica con forma de escalera formada por dos elementos
laterales y uno central que se van cerrando a modo de cremallera y que garantiza el perfecto
apareamiento entre homólogos. En el apareamiento entre homólogos también está implicada la
secuencia de genes de cada cromosoma, lo cual evita el apareamiento entre cromosomas no
homólogos.
Durante el zigoteno concluye la replicación del ADN (2 % restante) que recibe el nombre de zig-
ADN.
3. Paquiteno: Una vez que los cromosomas homólogos están perfectamente apareados formando
estructuras que se denominan bivalentes se produce el fenómeno de entrecruzamiento
cromosómico (crossing-over) en el cual las cromátidas homólogas no hermanas intercambian
material genético. La recombinación genética resultante hace aumentar en gran medida la
variación genética entre la descendencia de progenitores que se reproducen por vía sexual.
La recombinación genética está mediada por la aparición entre los dos homólogos de una
estructura proteica de 90 nm de diámetro llamada nódulo de recombinación. En él se encuentran
las enzimas que medían en el proceso de recombinación.
Durante esta fase se produce una pequeña síntesis de ADN, que probablemente está
relacionada con fenómenos de reparación de ADN ligados al proceso de recombinación.
4. Diploteno: Los cromosomas continúan condensándose hasta que se pueden comenzar a
observar las dos cromátidas de cada cromosoma. Además, en este momento se pueden
observar los lugares del cromosoma donde se ha producido la recombinación. Estas estructuras
en forma de X reciben el nombre quiasmas. Cada quiasma se origina en un sitio de
entrecruzamiento, lugar en el que anteriormente se rompieron dos cromátidas homólogas que
intercambiaron material genético y se reunieron.
En este punto la meiosis puede sufrir una pausa, como ocurre en el caso de la formación de
los óvulos humanos. Así, la línea germinal de los óvulos humanos sufre esta pausa hacia el
séptimo mes del desarrollo embrionario y su proceso de meiosis no continuará hasta alcanzar la
madurez sexual. A este estado de latencia se le denomina dictioteno.
5. Diacenisis: Esta etapa apenas se distingue del diplonema. Podemos observar los cromosomas
algo más condensados y los quiasmas. El final de la diacinesis y por tanto de la profase I
meiótica viene marcado por la rotura de la envoltura nuclear. Durante toda la profase I continuó la
síntesis de ARN en el núcleo. Al final de la diacinesis cesa la síntesis de ARN y desaparece
el nucléolo.

Anotaciones de la Profase l: La envoltura nuclear desaparece. Un cinetocoro se forma por


cada cromosoma, no uno por cada cromátida, y los cromosomas adosados a las fibras
del huso comienzan a moverse. Algunas veces las tétradas son visibles al microscopio. Las
cromátidas hermanas continúan estrechamente alineadas en toda su longitud, pero los cromosomas
homólogos ya no lo están y sus centrómeros y cinetocoros se encuentran separados.

Metafase l:

El huso acromático aparece totalmente desarrollado, los cromosomas se sitúan en el plano


ecuatorial y unen sus centrómeros a los filamentos del huso. En esta etapa las fibras del huso ya
están formadas y los cromosomas se disponen en la zona central de la célula, o placa ecuatorial.

Anafase l:

Los cromosomas se separan uniformemente. Los microtúbulos del huso se acortan en la región del
cinetocoro, con lo que se consigue remolcar los cromosomas homólogos a lados opuestos de la
célula, junto con la ayuda de proteínas motoras. Ya que cada cromosoma homólogo tiene solo un
cinetocoro, se forma un juego haploide (n) en cada lado. En la repartición de cromosomas
homólogos, para cada par, el cromosoma materno se dirige a un polo y el paterno, al contrario. Por
tanto, el número de cromosomas maternos y paternos que haya a cada polo varía al azar en cada
meiosis. Por ejemplo, para el caso de una especie 2n = 4 puede ocurrir que un polo tenga dos
cromosomas maternos y el otro los dos paternos; o bien que cada polo tenga uno materno y otro
paterno. Durante la anafase se produce la separación de las cromátidas, yendo cada una a un
extremo de la célula, arrastradas por las fibras cinetocóricas del huso, que se acortan.

Los microtúbulos polares, en cambio, se alargan.

En la anafase, las dos cromátidas de cada cromosoma se separan, pasando a ser cromosomas
independientes (como los de la fase G1) que migran hacia los polos opuestos para formar las
estrellas hijas.

Telofase l:

Cada célula hija ahora tiene la mitad del número de cromosomas, pero cada cromosoma consiste en
un par de cromátidas. Los microtúbulos que componen la red del huso mitótico desaparecen, y
una envoltura nuclear nueva rodea cada sistema haploide. Los cromosomas se desenrollan
nuevamente dentro de la carioteca (envoltura nuclear). Ocurre la citocinesis (proceso paralelo en el
que se separa la membrana celular en las células animales o la formación de esta en las células
vegetales) finalizando con la creación de dos células hijas. Después suele ocurrir la intercinesis,
parecido a una segunda interfase, pero no es una interfase verdadera, ya que no ocurre ninguna
réplica del ADN. No es un proceso universal, ya que si no ocurre las células pasan directamente a la
metafase II.

Meiosis ll:

La meiosis II es similar a la mitosis. Las cromátidas de cada cromosoma ya no son idénticas en


razón de la recombinación. La meiosis II separa las cromátidas produciendo dos células hijas, cada
una con cromosomas (haploide), y cada cromosoma tiene solamente una cromátida.

Profase ll:

1. Profase temprana ll: Comienza a desaparecer la envoltura nuclear y el nucleolo. Se hacen


evidentes largo cuerpos filamentosos de cromatina, y comienza a condensarse como cromosoma
visible.
2. Profase tardía ll: Los cromosomas continúan acortándose y engrosándose. Se forma el huso
entre los centriolos, que se han desplazado a los polos de la célula.

Metafase ll:

Las fibras del huso se unen a los centrómeros de los cromosomas. Estos últimos se alinean a lo
largo del plano ecuatorial de la célula. La primera y segunda metafase pueden distinguirse con
facilidad, en la metafase I las cromátidas se disponen en haces

Anafase ll:

Las cromátidas se separan de sus centrómeros, y un grupo de cromosomas se desplaza hacia cada
polo. Durante la Anafase II las cromátidas, unidas a fibras del huso en sus cinetocoros, se separan y
se desplazan a polos opuestos, como lo hacen en la anafase mitótico. Como en la mitosis, cada
cromátida se denomina ahora cromosoma.
Telofase ll:

En la telofase II hay un miembro de cada par homólogo en cada polo. Cada uno es un cromosoma
no duplicado. Se reensamblan las envolturas nucleares, desaparece el huso acromático, los
cromosomas se alargan en forma gradual para formar hilos de cromatina, y ocurre la citocinesis.

Variabilidad Genética:

El proceso de meiosis presenta una vital importancia en el ciclo de vida o los ciclos vitales ya que
hay una reducción del número de cromosomas a la mitad, es decir, de una célula diploide (ej.: 46
cromosomas en el ser humano) se forman células haploides (23 cromosomas). Esta reducción a la
mitad permite que en la fecundación se mantenga el número de cromosomas de la especie.

También hay una recombinación de información genética, que es heredada del padre y la madre; el
apareamiento de los homólogos y consecuente crossing-over permite el intercambio de información
genética. Por lo tanto, el nuevo individuo hereda información genética única y nueva, y no un
cromosoma íntegro de uno de sus parentales. Otra característica importante en la significación de la
meiosis para la reproducción sexual, es la segregación al azar de cromosomas maternos y paternos.
La separación de los cromosomas paternos y maternos recombinados, durante la anafase I y II, se
realiza completamente al azar, hecho que contribuye al aumento de la diversidad genética. En la
anafase I, por cada par de homólogos existen dos posibilidades: un cromosoma puede ir a un polo
mitótico o al otro.

El número de combinaciones posibles por tanto se calcula 2 n donde n es el número de pares de


cromosomas homólogos (variaciones con repetición de n elementos en grupos de 2). En el ser
humano, que tiene 23 pares de cromosomas homólogos, tiene la posibilidad de recombinación con
2 = 8 388 608 combinaciones, sin tener en cuenta las múltiples combinaciones posibilitadas por la
recombinación en el crossing-over.

Anomalías Cromosómicas:

En la meiosis debe tener lugar una correcta separación de las cromátidas hacia los polos durante la
anafase, lo que se conoce como disyunción meiótica; cuando esto no ocurre, o hay un retraso en
la primera o segunda división meióticas, conduce a problemas en la configuración de los
cromosomas, alterándose el número correcto de estos, es decir, dejan de ser múltiplos del número
haploide original de la especie, lo que se conoce como aneuploidía. Entre los problemas en el
material genético encontramos:
1. Nulisomía en la que falta un par de cromosomas homólogos (2n-2 cromosomas)
2. Monosomía (2n-1 cromosomas)
3. Trisomía (2n+1 cromosomas)

En los animales sólo son viables monosomías y trisomías. Los individuos nulisómicos no suelen
manifestarse, puesto que es una condición letal en diploides.

Anomalías en humanos:

Monosomía:

1. Monosomía Autosómica: Produce muerte en el útero.


2. Síndrome de Turner: Solamente un cromosoma “X” presente. Los afectados son hembras
estériles, de estatura baja y un repliegue membranoso entre el cuello y los hombros. Poseen el
pecho con forma de escudo y pezones muy separados, así como ovarios rudimentarios y
manchas marrones en las piernas.

Trisomía:

1. Síndrome de Down: Trisomía del cromosoma 21, es la aneuploidía mas viable, con un 0.15% de
individuos en la población. Incluye retraso mental (C.I. de 20 – 50), cara ancha y achatada,
estatura baja, ojos con pliegue apicantico y lengua grande y arrugada.
2. Síndrome de Patau: Trisomía del cromosoma 13, se trata de la trisomía menos frecuente. Se
suele asociar con un problema meiótico materno, más que paterno y, al igual que en el síndrome
de Down, el riesgo aumenta con la edad de la madre. Los afectados mueren poco tiempo
después de nacer, la mayor antes de los tres meses, como mucho llegan al año. Se cree que
entre el 80 y 90% de los fetos con síndromes no llegan al termino.
3. Síndrome de Edwards: Trisomía del cromosoma 18, se trata de una enfermedad infrecuente,
que clínicamente se caracteriza por bajo peso al nacer, talla baja, retraso mental y del desarrollo
psicomotriz (Coordinación de la actividad muscular y mental), e hipetonia (tono anormalmente
elevado del musculo). Esta acompañado de diversas anomalías viscerales.
4. Síndrome de Klinefelter: Un cromosoma “X” adicional en varones (XXY). Produce en individuos
altos, con físico ligeramente feminizado, coeficiente intelectual algo reducido, disposición
femenina del vello puis, atrofia testicular y desarrollo mamario.
5. Síndrome del Supermacho: Un cromosoma Y adiciona en varones (XYY). No supone un riesgo
aumento de problema de salud. Las mujeres con esta condición alta, de bajo peso, con
irregularidad en el periodo menstrual y rara vez presenta debilidad mental.
Diferencia entre mitosis y meiosis:

La mitosis y la meiosis son dos formas diferentes de división celular en las células eucariotas,
aquellas que poseen núcleo. Durante el ciclo celular, la célula eucariota experimenta una serie de
cambios que conducen a la formación de nuevas células. Dependiente del tipo de célula, esta podrá
dividirse por mitosis o meiosis. Por ejemplo, los organismos que tienen reproducción sexual, las
células germinales se dividen por meiosis por dar origen a las células sexuales o gametos. Por otro
lado, las células somáticas solo se dividen a través de mitosis.

Mitosis Meiosis
Proceso de división nuclear en la que Proceso de división nuclear
se general dos núcleos con el mismo que origina cuatro células con
Definición numero de cromosomas de la célula la mitad del numero de
de origen. cromosomas de la célula de
origen
1.- Profase Meiosis l:
2.- Metafase 1.- Profase l
3.- Anafase 2.- Metafase l
4.- Telofase 3.- Anafase l
4.- Telofase l
Etapas o Fases
Meiosis ll:
1.- Profase ll
2.- Metafase ll
3.- Anafase ll
4.- Telofase ll
Numero de Divisiones
1 2
nucleares
Numero de
Duplicaciones 1 2
genéticas
Entrecruzamiento y
Presente en la Profase l y
Recombinación Ausente
Metafase l
cromosómica
Dos células hijas con la misma Cuatro células con la mitad del
Resultado cantidad de material genético. material genético
Células de la Dermis proliferan para Células germinales ubicadas
Ejemplo renovar las células de la piel en las gónadas producen los
gametos