Вы находитесь на странице: 1из 13

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD NORORIENTAL PRIVADA


“GRAN MARISCAL DE AYACUCHO”
FACULTAD DE DERECHO
ESCUELA DE DERECHO
SEDE CENTRO CÍVICO

Tema 9
SUCESIÓN TESTAMENTARIA

Docente Alumnos
Guarisma Luis Viana Pérez
C.I 28 350 894
Anyelinis Rodríguez
C.I. 28 282 001
Maria Lina Fermín
C.I. 27 256 130
Christian Riveros
C.I. 24 560 493

CIUDAD GUAYANA, MAYO DEL 2019


Introducción
El testamento es un documento por el que el testador determina el destino de
todos sus bienes, derechos y obligaciones, o de parte de ellos, para después
de su muerte. El testamento es el documento idóneo para garantizar que se
cumplen las decisiones sobre el futuro de los bienes y derechos de una
persona cuando fallece.Fallecer sin que conste por escrito la voluntad sobre
el destino de los bienes y derechos del fallecido puede suponer más de un
quebradero de cabeza a sus herederos.A los herederos les facilita el camino
sobre los trámites a realizar en el momento de la adjudicación de la herencia,
además que puede suponer menos costes económicos para todos.Aunque el
contenido del testamento es esencialmente patrimonial, es posible también
que contenga manifestaciones de otra naturaleza, incluso que únicamente se
recojan en él cuestiones no patrimoniales como puede ser el reconocimiento
de hijos, cuestiones religiosas como la ordenación de misas por el alma, el
destino de determinados documentos personales, etc. Existen algunas
limitaciones impuestas por la ley que hacen que la disposición de los propios
bienes en testamento no sea posible para cualquier persona. El Código Civil
considera incapaces para hacer testamento a los menores y a los que habitual
o transitoriamente no se hallen en su cabal juicio.
Desarrollo
Sucesión testamentaria, sus fundamentos y características
Es aquella que se origina cuando el causante, en previsión de su muerte
próxima o remota, dispone voluntariamente de sus bienes señalando a
quienes y en qué forma deben transferirse.
Fundamento:
La voluntad del causante en disponer de sus bienes al momento de su muerte,
es el principal fundamento de este tipo de sucesión, pero esta voluntad debe
cumplir unos requisitos para que dicha manifestación de voluntad sea válida
y pueda tener eficacia jurídica, los cuales son:
Que sea emitida en forma válida, de conformidad con nuestro ordenamiento
jurídico, o sea mediante testamento.
Que el causante o de cujus sea capaz de disponer.
Que el instituido sea capaz para suceder o percibir.
Que en la disposición testamentaria se haya respetado la legítima.
Conviene señalar que en nuestro Derecho vigente no existe otra forma de
disponer de los bienes propios para después de la muerte.
Características
a) Es unilateral, porque se perfecciona sólo con la voluntad del testador.
b) Es personal e indelegable, porque sólo el testador personalmente puede
hacer el testamento.
c) Es individual, porque no puede hacerse el testamento en forma conjunta o
múltiple, aún en el caso de ser cónyuges.
d) Es formal, porque tiene una determinada formalidad establecida por la ley.
e) Es revocable, porque el testador puede cambiarlo las veces que desee.
Capacidad de testar y de recibir por testamento
Capacidad para testar:
Art. 836 C.C. "Pueden disponer por testamento todos los que no estén
declarados incapaces de ello por la Ley".
Lo que ratifica el principio de derecho de acuerdo al cual la capacidad es la
regla y la incapacidad la excepción; por lo que quien pretenda alegar la
incapacidad en contra de quien haya testado sin ser capaz, necesariamente
deberá probar el hecho que la determina. Por lo tanto, constituyendo la
incapacidad una excepción que implica la pérdida de un derecho, que en
principio se le reconoce a toda persona, no se pueden admitir otras
incapacidades que las que expresa y taxativamente señala la Ley, señaladas
en el artículo 387 C.C. "Son incapaces de testar:
1º. Los que no hayan cumplido 16 años, a menos que sean viudos, casados o
divorciados.
2º. Los entredichos por defecto intelectual.
3º. Los que no estén en su juicio al hacer el testamento.
4º. Los sordomudos y los mudos que no sepan o no puedan escribir".
Debiendo tenerse en cuenta que para calificar la capacidad se atenderá
únicamente al momento en que se otorgó el testamento. Art. 838 C.C. "Para
calificar la capacidad para testar se atiende únicamente al tiempo en que se
otorga el testamento". Es decir, que si para ese momento no existía la
incapacidad para testar, aunque esta haya surgido luego, el testamento será
válido; por el contrario si el testamento fue hecho mientras existía alguna de
las causales de incapacidad, éste será nulo y no podrá ser convalidado con la
desaparición de ésta, por lo que será necesario que se otorgue un nuevo
testamento si se desea hacer válidas las disposiciones de última voluntad.
Capacidad para recibir por testamento:
Art. 839 C.C. "Pueden recibir por testamento todos los que no estén
declarados incapaces de ello por la Ley".
Art. 840 C.C. "Son incapaces para recibir por testamento los que son
incapaces para suceder ab intestato.
Sin embargo, pueden recibir por testamento los descendientes inmediatos, es
decir los hijos de una persona determinada que viva en el momento de la
muerte del testador, aunque no estén concebidos todavía".
Art. 841 C.C. "Son igualmente incapaces de heredar por testamento:
1º. Las iglesias de cualquier credo y los institutos de manos muertas.
2º. Los ordenados in sacris y los ministros de cualquier culto, a menos que
el instituido sea cónyuge, ascendiente, descendiente o pariente consanguíneo
dentro del cuarto grado inclusive del testador".
La incapacidad que afecta a las personas y entidades mencionadas puede ser
absoluta o relativa. Será absoluta cuando le impida recibir por testamento de
toda otra persona; en tanto que será relativa si le impide recibir sólo de una
o varias personas determinadas, pero no de otra persona. Un ejemplo de una
incapacidad absoluta es la que afecta al no nacido vivo. Y de incapacidad
relativa, al tutor respecto a las disposiciones testamentarias de su pupilo,
otorgadas antes de la aprobación de la cuenta definitiva de la tutela, aunque
el testador muera después de aprobada la cuenta. Exceptuándose de esta
prohibición sólo al tutor que sea ascendiente, descendiente, hermano o
cónyuge del testador (Art. 844 C.C.)
Por iglesia de cualquier culto debemos entender a las congregaciones de
fieles cristianos o de cualquier otra religión, organizados y representados por
personas naturales, cuya personería ejercen.
Denominamos Institutos de manos Muertas a aquellas comunidades
religiosas y a los organismos públicos, en quienes se perpetúa el dominio y
la propiedad de los bienes inmuebles, por expresa prohibición de enajenarlos
o transmitirlos en cualquier forma a otras personas naturales o jurídicas. Tal
denominación proviene ya que los bienes poseídos en tales condiciones se
consideran como muertos para el comercio jurídico, en manos que no pueden
darles la vida de la circulación.
Ordenados in sacris: No solo los sacerdotes católicos, que reciben el orden
sagrado, sino ministros de otros cultos de cualquier religión.
Limitación a la facultad de testar
El legislador limita, en protección a los intereses de los parientes y allegados
al de cujus o causante, la capacidad de determinadas personas, ya para testar
ya para recibir por testamento; es decir, incapacidades relativas, que afectan
a ciertas personas en relación con otras expresamente señaladas.
FUNDACIONES:
Como una excepción a la incapacidad que hiere a las asociaciones que no
hayan obtenido aún capacidad jurídica por no haber cumplido los requisitos
de inscripción ante la respectiva Oficina de Registro, debemos señalar a las
Fundaciones, las cuales pueden establecerse por testamento (Art. 19 C.C.),
caso en el cual se consideran con existencia jurídica desde el otorgamiento
de éste, siempre que luego de la apertura de la sucesión, se cumpla con el
requisito de la protocolización.
INDIGNO:
El indigno para recibir ab intestato lo es también para recibir por testamento
de aquél que hubiere ofendido, conforme a lo previsto en el Art. 810 C.C.;
pero así mismo le son aplicables las disposiciones de los artículos 811, 812
y primer aparte del 813 del mismo Código. Es decir, que puede ser redimido;
está obligado a restituir los frutos de que haya gozado y no transmite su
indignidad a sus descendientes, tal como lo señalan los mencionados
artículos.
TUTORES:
El tutor no podrá aprovecharse de las disposiciones testamentarias de su
pupilo que hayan sido hechas antes de la aprobación de las cuentas
definitivas, aunque el testador hubiere muerto después de aprobadas dichas
cuentas; sin embargo, son eficaces esas disposiciones testamentarias si el
tutor es ascendiente, descendiente, hermano o hermana o cónyuge del pupilo
(Art. 844 C.C.).
Registrador y otros oficiales de registro y testigos:
Las disposiciones testamentarias hechas a favor del registrador o de
cualquier otro oficial civil, militar, marino o consular que haya recibido el
testamento abierto, o de alguno de los testigos, no tendrá efecto (Art. 846
C.C.). Tampoco lo tendrán las instituciones y legados hechas a favor de la
persona que haya escrito el testamento cerrado, a menos, en este caso, que la
disposición testamentaria fuere aprobada en cláusula escrita a mano del
testador, o verbalmente por éste ante el Registrador y testigos instrumentales
y esta circunstancia deberá constar en el acta respectiva (Art. 847 C.C.).
Testamento
Es la disposición de última voluntad con que una persona determina el
destino de su patrimonio después de su muerte.
Condiciones y requisitos
1. La voluntad del testador debe manifestarse directamente. Es decir, en
este caso no cabe la representación: Por lo que no será posible que una
persona le otorgue a otra un poder especial (y menos aún general), para que
en su nombre y representación otorgue su testamento.
2. La voluntad del testador debe ser expresada de manera inequívoca:
Carecerá de validez cualquier manifestación hecha mediante señales o
expresada en forma dudosa o indefinida.
3. La voluntad del testador debe ser consiente y libre: No tendrá validez
cualquier manifestación realizada por una persona que no se encuentre en
pleno uso de sus facultades (inducido a testar bajo engaño o sometido por
violencia).
4. El testador debe estar en plena capacidad para efectuar el acto: Se
considera nula toda disposición testamentaria hecha por quien no reúna los
requisitos de capacidad.
Modos de la institución de Heredero
a) El heredero debe siempre instituirse respecto a partes alícuotas del
patrimonio hereditario, indicado mediante un quebrado la porción que
represente.
Los herederos instituidos sin designación de la parte que a cada uno le
corresponda, heredaran por partes iguales.
Si el heredero se instituyere respecto de cosas o bienes determinados deberá
tenerse como legatario.
b) El heredero debe ser instituido designándolo por su nombre y apellido,
dice el artículo 1232; y si hubieren varios que tuvieren el mismo nombre y
apellido, deben agregarse otros nombres y circunstancias que distingan al
que se quiere nombrar. Permite el artículo 1233 que se designe al heredero
sin dar su nombre siempre y cuando el testador lo identifique de modo
indubitable, de lo contrario la institución no producirá efectos. El error en el
nombre, apellido o cualidades del heredero originará la ineficacia de la
institución si no puede identificársele a través de otros medios.
c) La designación de heredero puede ser individual o colectiva.
La primera es aquella en la que el testador designa nominalmente al heredero
y la segunda cuando se refiere a un conjunto de personas, siempre y cuando
exprese claramente su voluntad en el sentido de que será el grupo integrado
por varios individuos, el designado como heredero.
d) La designación de herederos puede ser simultánea o sucesiva.
En la primera todos son instituidos para entrar desde luego en el goce de sus
derechos a la muerte del testador; en la segunda se sujeta la adquisición
hereditaria al orden señalado en el testamento y conforme a las condiciones
o requisitos que en el mismo se precisen.
e) La institución de heredero puede ser su causa., que es aquella en la cual el
testador declara el motivo que lo indujo a hacer la designación.
Formas del testamento
Las clases y formas de testamentos, dependen de los caracteres específicos
de cada uno de ellos; se habla de testamento abierto y testamento cerrado;
testamento común u ordinario y testamento especial o privilegiado;
testamento mancomunado, marítimo, militar, nuncupativo; ológrafo, etc,
etc... Pero, nuestro Código Civil admite sólo tres clases de testamentos que
son: Testamentos ordinarios, testamentos especiales y testamentos otorgados
en el extranjero; los cuales sintetizaremos en el esquema que a continuación
presentamos:
Testamento Ordinario
Abierto
Protocolizado por documento público (Art. 825 C.C).
Sin protocolizar ante Registrador y 2testigos (Arts. 853, 854, 856, 882).
Sin protocolizar ante 5 testigos ni la Concurrencia del Registrador (Arts. 853,
855, 856 y 882 C.C.).
Cerrado (Arts. 857 al 880 y 882 C.C.).
Testamentos Especiales
En lugares donde haya epidemia (Arts. 865, 866 y 882 C.C.).
A bordo de buques de marina de guerra o de marina mercante (Arts. 867 al
874 y 882 C.C.)
Otorgado por militares (Arts. 875 al 878 y 882 C.C.).
Testamentos otorgados en el extranjero (Arts. 875 y 882 C.C.).
TESTAMENTOS ORDINARIOS:
Art. 849 C.C. "El testamento puede ser abierto o cerrado".
TESTAMENTO ABIERTO:
Es llamado también nuncupativo, es aquel en el cual el testador, al momento
de otorgarlo, manifiesta su última voluntad en presencia de las personas que
deben autorizar el acto quedando las mismas enteradas de lo que en él se
dispone.
Art. 852 C.C. "El testamento abierto debe otorgarse en escritura pública con
los requisitos y formalidades exigidos por la Ley de Registro Público para la
protocolización de documentos".
Lo que lo diferencia del testamento cerrado es que las disposiciones
ordenadas por el testador son conocidas de inmediato por todas las personas
que intervienen en el acto de otorgamiento.
Formas de testamento abierto:
1. Mediante escritura pública (Art. 852 C.C.)
2. Otorgarlo ante el Registrador y dos testigos, sin necesidad de
protocolización.
3. Otorgarlo ante cinco testigos, en cuyo caso no se necesita la presencia
del Registrador (Art. 853 C.C.).
TESTAMENTO CERRADO:
Es aquél donde el testador, sin revelar su última voluntad, declara que ésta
se halla contenida en un pliego cerrado que presenta a las personas que deben
autorizar el acto. Este pliego se denomina plica. Nadie se entera de su
contenido lo que constituye una ventaja, pero ofrece la desventaja de que,
fallecido el testador hay que seguir un procedimiento judicial de apertura.
Requisitos o solemnidades:
1) Papel cerrado y sellado.
2) Declaración solemne.
3) Declaración de firma.
4) Fe del registrador.
5) Protocolización
6) Firma del testador.
7) Nulidad.
TESTAMENTOS ESPECIALES:
Se otorgan cuando el testador no puede recurrir a las formas ordinarias de
testamento, por encontrarse en circunstancias ordinarias de tiempo y lugar,
por lo que el legislador permite el empleo de formas simplificadas, en
atención a tales circunstancias. Lo cual ocurre sólo en tres circunstancias
señaladas por nuestro Código:
a) En lugares donde haya una epidemia grave que se repute contagiosa.
b) Cuando se esté a bordo de un barco de guerra o de la marina mercante.
c) Cuando se es militar en campaña, que es el llamado testamento militar.
TESTAMENTO OTORGADO EN PAÍS EXTRANJERO:
Tanto los venezolanos como los extranjeros podrán otorgar testamento en el
exterior, Para que surta efecto en Venezuela, sujetándose, en cuanto a la
forma, a las disposiciones del país donde se realice el acto. Sin embargo
deberá otorgarse en forma auténtica. Pero también podrán otorgarlo, tanto
los venezolanos como los extranjeros en el exterior, pero para que surta
efecto en Venezuela, ante el agente Diplomático o Consular venezolano,
ateniéndose en este caso a las leyes de nuestro país. En tales casos el agente
diplomático o consular hará las veces de Registrador y debe cumplir con el
acto del otorgamiento de las disposiciones del C.C (Art. 880).
Términos y modos de la institución de herederos
A término (que es un hecho futuro pero cierto)
O a modo (que es cuando el testador impone al heredero una obligación
accesoria de su adquisición…)
-Institución a término
Un término es un hecho futuro y cierto (que seguro que va a llegar) del que
se hace depender la eficacia de un negocio jurídico.
Será válida la designación de día o de tiempo en que haya de comenzar o
cesar el efecto de la institución de heredero o del legado.
En ambos casos, hasta que llegue el término señalado, o cuando éste
concluya, se entenderá llamado el sucesor legítimo. Mas en el primer caso,
no entrará éste en posesión de los bienes sino después de prestar caución
suficiente, con intervención del instituido
1. Término inicial o suspensivo: Existe esta clase de plazo cuando el
testador instituye heredero para que se produzca su efecto a partir de cierto
día.
2. Término final o resolutorio: El llamado bajo término resolutorio es un
auténtico heredero, aunque gravado de restitución. Es por ello un verdadero
propietario de los bienes, no un mero usufructuario.
-Institución Modal
Puede definirse el modo como aquella disposición agregada por el testador
a la institución de heredero (o al legado) en cuya virtud los beneficiados con
ella quedan sujetos, a su vez, al cumplimiento de un cargo, gravamen, destino
o aplicación fijada a favor de un tercero. Es decir, el objeto del modo es una
obligación de dar, hacer o no hacer impuesta al heredero en favor de otra
persona.
El modo es por ello una obligación impuesta al heredero, accesoria de su
adquisición.
En cuanto al contenido de la disposición modal, puede ser muy vario:
Imponer una prestación patrimonial; el destino de determinados bienes
hereditarios; la imposición de una conducta al heredero a favor de otras
personas; o cualquier otro tipo de obligación, siempre que ésta haya de
cumplirse una vez fallecido el testador.
La obligación impuesta al heredero o legatario es tal que si faltan a su
obligación, deberán devolver lo percibido con sus frutos e intereses.
Cuando, sin culpa o hecho propio del heredero o legatario no puedan cumplir
el modo, deberán hacerlo de la forma más análoga posible y conforme a la
voluntad del testador
Cuando el interesado en que se cumpla o no, impidiere su cumplimiento sin
culpa o hecho propio del heredero o legatario, se considerará cumplida la
obligación.
Las sustituciones
Es cuando el testador dispone de instituciones sucesivas de herederos o de
legatarios, es decir; que ciertos instituidos sustituyen u ocupan el lugar de
otros, en ciertas y determinadas circunstancias.
Es fundamentada legalmente en el Código Civil Venezolano en el artículo
959:
"Puede sustituirse en primero o ulterior grado otra persona al heredero o al
legatario para el caso en que uno de ellos no quiera o no pueda aceptar la
herencia o el legado. Se pueden sustituir varias personas a una o una a
varias."
Invalidez de los testamentos
El testamento es nulo cuando ha sido otorgado por personas no hábiles para
testar, por ejemplo es nulo el testamento otorgado por un impúber, por una
persona declarada interdicto u otorgado por cualquiera de las personas
contempladas en el artículo 1061 del código civil.
En nulo el testamento cuando ha sido otorgado por dos o más personas,
debido a que el testamento es eminentemente personal e individual.
Cuando se haya otorgado el testamento por haber intervenido la fuerza de
igual forma se considera nulo el testamento.
Por otra parte referente a la invalidez; el testamento es invalido cuando
tratándose de testamento solemne ya sea abierto o cerrado se prescindiere de
cualquiera de las formalidades establecidas en el código civil para esta clase
de testamentos.
La renovación
La revocación de un testamento es la declaración de voluntad del testador
(expresa o tácita) por la que un testamento existente queda sin efectos en
todo o en parte.
En nuestro Derecho, el testamento es un acto esencialmente revocable, ya
que recoge la voluntad del testador en el momento de su muerte, y por ello
puede cambiar hasta ese mismo momento. Por esta razón, no tendrán efecto
las cláusulas que expresen la voluntad de no revocarlo en el futuro.
Apertura publicación del testamento
La apertura consiste en presentar el testamento cerrado ante el juez
competente, este puede ser el del último domicilio del testador, o el juez del
departamento a que pertenezca el notario donde fue otorgado el testamento.
Sera el juez quien previa comprobación de la muerte del testador, citará al
notario y a los testigos para que éstos reconozcan sus firmas y la del testador
y declaren además si en su concepto el sobre que se les exhibe está cerrado,
sellado o marcado como en el acto de la entrega. Esto podrá hacerse un uno
o más actos, pues pueden comparecer por separado los testigos y el notario.
Codicilos
una disposición que el testador añade a su testamento con posterioridad a ser
otorgado y que tiene como objeto realizar una modificación no sustancial del
mismo, siempre y cuando no se alteren los herederos ni cualquiera de las
condiciones que les afectan en tal condición
Conclusión
El tema del testamento, es el que trae a la mente, la clásica escena de cuando
se muere el tío, padre, pariente o persona rica, o bien con mucho dinero y
llega el momento de abrir el testamento, a quién le dejaron qué. También es
cierto que, llegado el fallecimiento de una persona que tiene bienes y no tiene
testamento, llegan también los problemas que genera el intestado. En la gran
mayoría de los casos no existe un testamento y una vez pasado el luto inicial,
sigue ver qué pasó con esos bienes. Cuando no existe el testamento, inicia el
proceso de la sucesión intestada. El tema se va resolviendo de acuerdo a la
jerarquía de lazos familiares y se convierte en todo un tema legal y fiscal. El
testamento garantiza que los derechos sobre tu propiedad se puedan trasmitir
en forma ordenada y pacífica a quien tú lo decidas., si lo deseas, puedes
designar al tutor que se hará cargo de tus hijos menores de edad o incapaces
o designar el albacea (representante legal) que administre los recursos
económicos de ellos hasta su mayoría de edad, si se requiere, se puede
reconocer a los hijos procreados y las deudas contraídas, también Protege el
patrimonio de la familia al asegurar que tu propiedad permanece en el seno
familiar y lo más importante permite definir con precisión quién heredará los
derechos, lo que evita posibles conflictos, gastos económicos, pérdida de
tiempo y alteraciones en la tranquilidad familiar, en pocas palabras, Un
testamento es un paso más en la Planeación Estratégica Patrimonial que
debes hacer para tus Inversiones, después de todo, vivimos para estar felices
y tranquilos y un testamento es tu legado de orden y tranquilidad para los
tuyos, para lo que adquieres Patrimonio.