Вы находитесь на странице: 1из 5

¿QUÉ ES LA VOZ?

La voz, es el sonido producido por la vibración de las cuerdas vocales al


acercarse entre sí como consecuencia del paso del aire a través de la laringe.

En su interior se encuentran las cuerdas vocales. Éstas son dos músculos


laríngeos localizados en la laringe e insertándose en sus cartílagos. Al éstas
abrirse se respira y al cerrase se produce la fonación. Éstas cuerdas vocales
pueden tensarse o distenderse, lo que producirá una voz grave o aguda.

La laringe, el órgano más importante de la voz, se encuentra localizada


en la parte central del cuello y en el tramo final de la tráquea. Está formada
básicamente por músculos y cartílagos.

De un modo esquemático podemos decir que existen 3 fases en el origen


de la voz:
 Primera fase: se genera una corriente de aire procedente de los pulmones
que asciende por los bronquios y la tráquea. En esta fase es fundamental
la acción del diafragma, la cavidad torácica, la musculatura abdominal y
la de la espalda.

 Segunda fase: se produce en la laringe, en concreto en las cuerdas vocales.


Las cuerdas deben estar cerradas para que el paso del aire entre ellas
produzca una turbulencia o vibración, lo cual transforma el aire en
sonido. Este sonido es la primera forma de la voz, siendo un sonido que
sólo posee un tono (frecuencia) y un volumen (intensidad).

 Tercera fase: este sonido es enviado a través de la garganta, la nariz y la


boca, dando al sonido “resonancia”. El sonido de la voz de cada persona
(timbre) está determinado en cierta medida por el tamaño y forma de las
cuerdas vocales, la técnica vocal, el tamaño y forma de la garganta, nariz
y boca (cavidades resonantes) y por la relajación muscular en la zona de
la garganta.
Órganos implicados en la producción de la voz

Cerebro: la voz es un signo codificado por el cerebro que nos permite la


comunicación. Cuando estamos callados, el aire atraviesa las cuerdas vocales
sin emitir ningún sonido. Hablar es un acto voluntario controlado por el
cerebro.
Cuerdas vocales: a través de las órdenes que envía el cerebro, las cuerdas
vocales se separan o se aproximan para dejar pasar el aire o crear la señal
sonora. Cuanto más se aleja una de otra, la voz es más grave.
Otros músculos laríngeos: el resto de los músculos intrínsecos de la laringe
pueden variar la posición de los cartílagos y de las cuerdas vocales, así como
su forma y tensión.
Órganos resonadores: una vez producido, el sonido se amplifica en la boca,
la cavidad nasal y los senos paranasales, denominados “resonadores” por los
cantantes y profesionales de la voz. La posición de los labios, del velo del
paladar y de la lengua permite la articulación de los sonidos.

Cualidades de la voz
Las principales cualidades de la voz son las siguientes:
La articulación: es el movimiento de la boca que modifica la voz. La
articulación produce las letras, las sílabas y las palabras. Las vocales y las
consonantes se producen por medio de la articulación de los distintos
elementos de la boca, garganta, lengua, dientes, labios y paladar.
La intensidad de la voz: es el mayor o menor grado de fuerza al emitir los
sonidos. El mayor grado de intensidad es el acento, por eso decimos que la
sílaba tónica o acentuada es la que se pronuncia con mayor intensidad.
El timbre: es el sonido peculiar y característico de cada fuente de sonido; lo
que nos hace distinguir a una persona por su voz.
La extensión de la voz: es la inflexión aguda o grave que se produce según
se dilata más o menos la laringe. La extensión de la voz constituye el tono,
grave o agudo.
La entonación: Es la modulación de la voz que acompaña a la secuencia de
sonidos del habla y que puede reflejar diferencias de sentido, de intención,
de emoción y de origen del hablante (acento).
DESARROLLO DE LA EXPRESIÓN VOCAL

Nos referimos aquí a toda una serie de actividades lúdicas y cuya función
será una elemental preparación de la voz. Al igual que ocurre con las
respiraciones, son ejercicios que deben retomarse periódicamente, con una
motivación adecuada. Es bueno el iniciar este tipo de actividades en grupo.

La voz se desarrolla en una etapa de la vida primordial, llamada pubertad.


En esta etapa, aparte de desarrollar nuestro aspecto externo, también se
desarrolla nuestra voz, producido por unas hormonas que según el sexo, son
distintas: testosterona en los chicos y estrógenos en las chicas (Francisco,
2008).

En los varones, estos cambios son mayores y más visibles que en las
mujeres. La laringe masculina comienza a crecer ya que en su interior se
encuentran las cuerdas vocales que se agrandan y se tensan haciéndose más
gruesas, provocando el cambio de voz: desde aguda de un niño a la grave de
un hombre.

En las mujeres, los cambios son menores. A las chicas también les crece
la laringe durante la pubertad, pero no tanto como a los chicos, por lo que no
les sobresale en la parte anterior del cuello (Francisco, 2008).
¿QUÉ ES LA IMPOSTACIÓN VOCAL?

El vocablo impostación viene del latín "imposta" que significa "poner sobre".
Impostar la voz consiste en colocar, apropiadamente, los órganos de la voz,
con el fin de que el sonido se proyecte de manera agradable, sin dudar ni
temblar, hasta la última fila del auditorio. El sonido producido en la laringe
se coloca en las cavidades de resonancia, a fin de que con un mínimo de
esfuerzo se obtenga el máximo rendimiento fonatorio.
La impostación consiste, entonces, en disponer la voz, de tal manera, que
resulte sonora, bella, fácil. Dicho de otra manera, el aliento exprimido y
contenido por el diafragma, en forma educada, hará vibrar la laringe (y las
cuerdas vocales), lo que permitirá que estas vibraciones, después de una libre
sonoridad en los resonadores, salga por la boca transformado en voz
impostada. Se trata, pues, de sacar el máximo provecho de la caja de
resonancia, esto es, que la voz resuene dentro de la cara.

Importancia y características

Según Loza (s. f.), la impostación de la voz es importante por varias razones:
 Por la fácil emisión de la voz, para lo cual se debe usar una buena
cantidad de aire.
 Por la descompresión de los músculos de los costados del cuello.
 Por la existencia de tonos, sobre todo, agudos, con lo que la voz gozará
de un timbre agradable.

Alayón (s. f.) considera que la voz impostada presenta tres características
fundamentales: apoyo, colocación y proyección.
El apoyo: Se logra mediante una respiración diafragmática y luego
contrayendo, levemente, los músculos abdominales. Esta contracción será
mayor o menor, de acuerdo con el mayor o menor volumen que necesite la
emisión de voz; una operación muy similar a la que se realiza cuando se ríe
a carcajadas, de hecho éste es el ejercicio que se recomienda para desarrollar
el apoyo: reírse a carcajadas fingidas (ja, ja, ja). El apoyo da consistencia
sólida a la columna de aire y prepara una buena colocación.
La colocación: Es el alzamiento del velo posterior del paladar, esa zona
conocida, popularmente, como "campanilla", en la parte posterior de la boca.
Cuando este paladar se alza, la voz se orienta hacia los senos paranasales,
unos resonadores naturales que hay en el rostro, y el efecto es como el de un
cajón de resonancia de una guitarra: la voz se amplifica con economía de
esfuerzo, pues cuando la voz está bien colocada el sonido aumenta, en tanto
que la emisión de aire es menor. La operación parecida a este alzamiento del
paladar es la que se efectúa al bostezar: El ejercicio recomendado es hacer
respiración abdominal, dar apoyo y emitir la sílaba "mi", tratando de
mantener alzado el paladar posterior como cuando se bosteza.

La proyección: es, simplemente, tener conciencia del alcance de la voz, de


su profundidad de campo, de modo que no se peque de exceso ni de defecto
de volumen en la proyección, atormentando a los más próximos o dejando
sin poder escuchar a los más distantes.