Вы находитесь на странице: 1из 15

Prolegómenos.

Derechos y Valores
ISSN: 0121-182X
derechos.valores@umng.edu.co
Universidad Militar Nueva Granada
Colombia

Silva García, Germán


TEORÍA SOCIOLÓGICA SOBRE LA PROFESIÓN JURÍDICA Y ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA
Prolegómenos. Derechos y Valores, vol. XII, núm. 23, enero-junio, 2009, pp. 71-84
Universidad Militar Nueva Granada
Bogotá, Colombia

Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=87617260007

Cómo citar el artículo


Número completo
Sistema de Información Científica
Más información del artículo Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal
Página de la revista en redalyc.org Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto
Prolegómenos - Derechos y Valores

TEORÍA SOCIOLÓGICA SOBRE teórica sobre lo que es una profesión, resultan


LA PROFESIÓN JURÍDICA Y de significativa relevancia para el análisis de las
ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA* prácticas jurídicas o, mejor, de la operación del
control social jurídico3.
Germán Silva García**
Universidad Militar Nueva Granada Palabras clave
Profesión jurídica, administración de justicia,
Fecha de recepción: 15 de enero de 2009 abogado, sociología jurídica.
Fecha de aceptación: 13 de febrero de 2009
SOCIOLOGICAL THEORYS ON THE
Resumen LEGAL PROFESSION AND
La profesión jurídica ha sido materia especial ADMINISTRATION OF JUSTICE
de inspección teórica tanto por la sociología de
las profesiones, como por la sociología jurídi- Abstract
ca y, para ese efecto, las dos especialidades han The legal profession has been the subject of spe-
bebido de las fuentes de la sociología general. cial inspection by both theoretical sociology of
Aun cuando hoy, en parte, varios sectores de la professions, such as sociology and law to this
sociología de las profesiones optaron, después effect; the two specialties have drunk of the
de años de discusión, por abandonar la tarea sources of the general sociology. Although to-
de conceptualización teórica sobre qué es una day, in part, several areas of sociology of the
profesión, al considerarla, finalmente, un asun- professions they chose, after years of discussion,
to estéril1; a pesar de encontrarse, así mismo, to abandon the task of theoretical conceptuali-
opiniones en el campo de la sociología jurídica, zation of what is a profession, considering that,
como la expresada por Niklas Luhmann, que finally, a sterile affair, despite being, likewise,
consideraba la cuestión de la profesión de abo- views the field of legal sociology, as expressed
gado como un asunto ajeno a la sociología del by Nikolas Luhmann, who considered the ques-
derecho2; en este escrito se afirmará que esos tion of the legal profession as a matter unrelated
esfuerzos enunciados no han sido en vano. La to the sociology of law in this letter states that
teoría acerca de la profesión jurídica, los avan- these efforts have not been set forth in vain. The
ces alcanzados en el proceso de construcción theory about the legal profession, the progress
achieved in the process of theoretical construc-
tion of what is a profession, is of significant
*
Articulo resultado de la investigación “El derecho, la
guerra y la paz en Colombia”, adelantada por la línea relevance for the analysis of legal practices, or
de Derecho penal perteneciente al Grupo Derecho Pú- rather, the legal operation of social control.
blico de la Universidad Militar Nueva Granada.
**
Abogado de la Universidad Externado de Colombia,
Keywords
Magíster en Sistema Penal y Problemas Sociales de la
Universidad de Barcelona, Doctor en Sociología de la Legal profession, the judiciary, lawyer, legal so-
Universidad de Barcelona, profesor e investigador uni- ciology.
versitario, Director del Instituto Latinoamericano de
Altos Estudios ILAE.
INTRODUCCIÓN
1
“Mirando atrás, este periodo de cambio, que duró
unos 20 años –en las décadas de los 50 y los 60-, fue
bastante inútil; los investigadores, con mucho esfuer- Acerca de la primera crítica, aun cuando no po-
zo pero poco éxito, trataron de definir lo que era una cas de las nociones que se presentaban acerca
profesión”, Julia Evetts. “Sociología de los grupos
de las profesiones en general, o de la jurídica
profesionales: historia, conceptos y teorías”, en Maria-
no Sánchez Martínez, Juan Sáez Carreras y Lennart
Svensson (Coord.), Sociología de las profesiones. Pasa-
do, presente y futuro, Murcia, DM, 2003, p. 30. 3
SILVA GARCÍA, Germán. La profesión jurídica, en El
2
Niklas Luhmann. A Sociological Theory of Law, Lon- mundo real de los abogados y de la justicia, T.I, Bogo-
dres, Routledge & Kegan Paul, 1985, pp. 2 y 3. tá, Universidad Externado de Colombia, 2001, p. 12.

Bogotá, D.C., Colombia - Volumen XII - Nº 23 - Enero - Junio 2009 - ISSN 0121-182X.
0121-182X 71
TEORÍA SOCIOLÓGICA SOBRE LA PROFESIÓN JURÍDICA Prolegómenos - Derechos y Valores

en particular, derivaban en modelos ideales finalidades, lo que es irrelevante, la profesión ju-


de escasa trascendencia y utilidad teórica (por rídica es un objeto común de conocimiento para
ejemplo, los que hacían énfasis en el supuesto distintas ramas de la sociología, pero los datos
altruismo de los profesionales), las distintas y análisis pueden ser de interés para todas ellas,
versiones sobre la profesión jurídica, varias de sin importar de donde provengan.
ellas en abierta contraposición, servían para
ilustrar el debate sobre sus propiedades. Mien- Obviamente, aquí importa esclarecer qué se
tras que éstas, a su vez, cumplen el papel capital entiende por sociología jurídica y, por ende,
de orientar el análisis referido a la forma como cuál es su objeto de conocimiento. Para Luh-
lo jurídico es puesto en acción y sirve para es- mann la disciplina debía dedicarse al estudio de
tructurar la sociedad. la estructura del derecho, y considerando que
dentro de su esquema teórico los actores socia-
Sobre el segundo punto, desde luego, no se sos- les desaparecen o se esfuman, para dar paso
tendrá que el examen de la profesión legal es a los sistemas de acción o comunicación6, era
patrimonio exclusivo de la sociología jurídica4. apenas necesario excluir a la profesión legal del
Cuando el enfoque de la interdisciplinariedad objeto de estudio de la disciplina, por cuanto
ha convertido a las ciencias, que poseen un ella es definida y entendida en buena parte, en
núcleo propio dado por la especificidad de su razón a las cualidades de sus integrantes: los
objeto de conocimiento, en lo que podría deno- operadores jurídicos, lo que significaría reincor-
minarse espectros, porque los límites entre ellas porar a los actores sociales a la investigación so-
se han vuelto difusos y borrosos, lo que hace de ciojurídica. En sentido contrario, la sociología
la reivindicación de estrictos campos de com- jurídica sería: “la especialidad de la sociología
petencias profesionales un asunto bizantino en que conoce acerca de las instituciones (estruc-
términos científicos; bastante mal se haría al turas) relativas al control jurídico en su relación
pregonar que, dentro de una misma disciplina con las prácticas sociales (interacciones) que
como es la sociología, deba haber objetos de acaecen en la sociedad”7. Y la profesión es una
conocimiento vedados a algunas de sus espe- institución social, desde luego referida al con-
cialidades5. El punto de vista que se defiende, trol social jurídico, que se relaciona, de manera
en contra de la opinión de Luhmann, radica en descendente y ascendente, con las prácticas de
que los atributos y características de la profesión la interacción, ya sea en el escenario de la reac-
jurídica repercuten, directa e indirectamente, en ción social, a cargo de los operadores jurídicos,
la interpretación sobre la operación o aplicación contra la divergencia que deriva en conflictos, o
del derecho en la vida social, luego su conoci- en el entramado de las percepciones y actuacio-
miento e investigación son indispensables para nes de los miembros de la sociedad, valga decir,
hacer sociología jurídica. Dentro de esa visión, de los legos8.
deben ser bienvenidas las aportaciones que
emergen de otras especialidades de la sociología
y, naturalmente, aquellas originadas en la socio- 6
Para una crítica de la concepción de Niklas Luhmann
logía general. En realidad, a veces con distintas sobre la sociología del derecho, ver Vincenzo Ferra-
ri. Lineamenti di sociologia del diritto, Bari, Laterza,
1997, p. 56.
4
Además de las sociologías jurídica y de las profesiones, 7
SILVA GARCÍA, Germán. “El proceso de la investiga-
también las sociologías del trabajo y de las organizacio- ción sociojurídica en Colombia”, en Diálogos de Sabe-
nes, aunque en menor medida, han contribuido al estu- res, No. 15, Bogotá, Universidad Libre, 2002, p. 11.
dio de la profesión jurídica, ello sin contar los grandes 8
Descendente porque las instituciones influyen sobre las
aportes producidos por lo que, con méritos propios, se prácticas, al constituir un contexto sobre el cual ellas se
podría llamar sociología general. desarrollan, también al disponer de cierta capacidad o
5
Sin justificación científica, los planteamientos que pro- potencialidad coercitiva que pesa en las relaciones de
mueven una separación rígida en estancos disciplina- interacción. Ascendente en razón a que las institucio-
res juegan, en todo caso, un papel en las luchas por el nes han surgido de múltiples relaciones de interacción
poder. social, dentro de procesos históricos y sociales.

72 Bogotá, D.C., Colombia - Volumen XII - Nº 23 - Enero - Junio 2009 - ISSN 0121-182X. Pág. 71-84
GERMÁN SILVA GARCÍA Prolegómenos - Derechos y Valores

Antes de continuar, es necesaria una aclaración teórica entre profesión y ocupaciones. Por ello,
teórica adicional. De modo dispar respecto de la tampoco debe emplearse el término profesión en
categoría de uso más frecuente, en este escrito se plural como sinónimo de ocupaciones.
ha hablado de la profesión jurídica, como una ins-
titución singular, y no de las profesiones jurídicas, El malentendido se genera a partir de la expe-
lo que supone que son varias. Acá la profesión le- riencia de Inglaterra, donde las discrepancias
gal es contemplada como una sola, y más bien se extremas entre barristers y solicitors, dos tipos de
distingue entre las muy diversas ocupaciones a las profesionales del derecho muy diferentes, po-
que acceden los miembros de la profesión jurídi- dían dar pie para hablar, con bastante sentido,
ca, las cuales, incluso, en muchas oportunidades, de profesiones. Pero, en cambio, ello represen-
ni siquiera han tenido que ver en forma directa e taba una situación que no correspondía para
inmediata con el derecho, a pesar de lo cual han nada a la realidad de otros contextos y, sin em-
sido consideradas ocupaciones propias de los bargo, el uso plural se extendió en forma gene-
abogados9. Entonces, en el sentido aquí atribui- ralizada. Por tanto es más comprensivo referir-
do, las ocupaciones serían campos de trabajo, por se a una profesión jurídica, que puede suponer
ejemplo, la magistratura, la consultoría, el litigio, un despliegue laboral en diversas ocupaciones,
el empleo en la empresa privada, la docencia uni- en todo caso sobre la base de distinguir entre las
versitaria, la labor como funcionario, etc. nociones de profesión y ocupación. Esas ocu-
paciones pueden ser divididas en tres grandes
Una profesión no es necesariamente un tipo par- campos de labor, las que tienen que ver con un
ticular de ocupación, ni corresponde en forma ejercicio hipotético del derecho (por ejemplo, al
cerrada a un campo específico de trabajo. En po- proveer un consejo legal o la enseñanza univer-
cas palabras, las profesiones no pueden hacerse sitaria del derecho), las que atañen a la manu-
equivalentes ni disponen de campos de trabajo a factura del derecho (por ejemplo, el presentar
partir de los cuales sea posible, de manera exclu- una demanda o proferir una sentencia) y las
siva, definirlas. La incursión o el dominio sobre que tienen que ver con un uso simbólico de lo
ciertas ocupaciones es materia de disputa o lucha jurídico (por ejemplo, el desempeño de cargos
entre distintos grupos que son o no profesiona- políticos en el Estado)11.
les. Así mismo, son intensas las diferenciaciones
entre las especialidades ocupacionales dentro Ahora, de una parte, resulta necesario estable-
de una misma profesión, lo que tiene efecto en cer que las profesiones, en general, no existen
la fragmentación profesional, pero también la como entidades objetivas, lo que aplica también
fragmentación se acentúa en razón a las varia- a la jurídica. De acuerdo con lo señalado por
ciones que concurren dentro de una misma ocu- Howard Becker, los profesionales son grupos
pación10. De allí que sea relevante la distinción de trabajo que se han movilizado con éxito a fin
de procurar para sí el reconocimiento social de
9
Un sector de la literatura sociológica suele distinguir,
esa posición, el que ganan entre la población, la
además, entre profesiones y ocupaciones (campos de
trabajo no profesionales). Aquí esa diferencia se plan-
tea como entre profesiones y oficios, para reservar la
11
Por décadas los abogados ocuparon posiciones que no
expresión ocupación para nominar los campos de tra- correspondían al ejercicio de competencias jurídicas,
bajo (que pueden ser de competencia o apropiación como gerentes en la empresa privada, como periodis-
profesional o no). tas o en altos empleos de la administración del Estado,
10
Por ejemplo, un estudio clásico marcó las disconformi- y respecto de ellos el derecho sólo aparecía de manera
dades existentes entre muy distintos tipos de abogados simbólica, al suponerse que la preparación y conoci-
litigantes en Chicago, luego de lo cual diferentes traba- miento jurídico entregaban un tipo de formación huma-
jos han apuntado otros casos de segmentación dentro nista apropiada para el desempeño de tales posiciones.
de la misma ocupación del litigio. Del estudio citado, En la actualidad, ese ejercicio simbólico se ha limitado
véase Jerome E. Carlin. Lawyers on their Own. A Stu- de manera considerable con la irrupción y consolida-
dy of Individual Practitioners, New Brunswick, Rutgers ción de otras profesiones, aunque todavía se conserva,
University, 1962, pp. 17 a 19 y 161. en especial, para puestos políticos en el Estado.

Bogotá, D.C., Colombia - Volumen XII - Nº 23 - Enero - Junio 2009 - ISSN 0121-182X. Pág. 71-84 73
TEORÍA SOCIOLÓGICA SOBRE LA PROFESIÓN JURÍDICA Prolegómenos - Derechos y Valores

cual lo dispensa conforme a ciertos parámetros Es decir, por una parte, cabe reconocerlo, existe
que ha juzgado identifican a los profesionales12. una unidad relativa en la profesión, como quiera
Se trata, entonces, de una categoría subjetiva, que las cualidades que fueron identificadas les
forjada en la interacción social, a partir de un suministran a los componentes de la profesión
saber popular o del sentido común13. Desde una base común de identificación. Por ejemplo,
luego, esto ha ocurrido dentro de procesos his- la educación jurídica provee un lenguaje técnico
tóricos y sociales singulares que, para el caso que permite un entendimiento en la interacción;
de la profesión jurídica, tienen raíces bastante el saber especializado fundamenta la necesidad
remotas. Ahora, estos grupos actúan en pos de de la asesoría y la representación por aboga-
ese reconocimiento porque obtienen de este un dos, además de la propiedad sobre un número
poder y prestigio determinados, que es aprove- significativo de cargos públicos y privados; la
chado para la realización de sus intereses. cultura interna agrega un proceso de socializa-
ción secundario que contribuye a que los inte-
La profesión jurídica, al menos en Colombia, grantes de la profesión puedan interiorizar las
conforme al entendimiento de los integrantes posiciones, jerarquías, valores y símbolos de la
de la profesión, también del común de las gen- profesión15; el monopolio profesional hace que
tes, participa de un conjunto de características los operadores se movilicen para afianzar las re-
que la definen. Ellas son: la educación jurídica, glas que lo aseguran, al igual que para dominar
entendida como un largo y sistemático proceso nuevos campos, en beneficio de la corporación
de formación universitaria, que conduce a la profesional que se defiende de manera conjunta
obtención de un título académico; un saber es- frente a las amenazas; las prácticas profesiona-
pecializado, que sólo poseen los miembros del les, junto a las recompensas que le son ajenas,
cuerpo profesional, pues los legos carecen de él; llevan consigo manifestaciones específicas de
una determinada cultura, que los distingue de interacción social que tienen por base un en-
otros; un monopolio sobre una serie de compe- tendimiento colectivo; el status se transforma en
tencias, que únicamente pueden ser ejecutadas una plataforma para buscar el ascenso social,
por los operadores jurídicos; una clase singular lo que muchas veces no se verifica, pero logra
de prácticas sociales, por las cuales obtienen re- despertar múltiples expectativas, y en todo caso
compensas; un status, traducido en cierto poder forja una identidad general como grupo social.
y prestigio o imagen social14.
Empero, al mismo tiempo, en los atributos de la
De otra parte, los atributos anteriores, que ca- profesión señalados, se encuentran los elemen-
racterizan a la profesión, los cuales se repite son tos que separan y diferencian a los integrantes
subjetivos, exhiben múltiples problemas que, de la profesión, al generar varias clases de seg-
además de incidir sobre la forma de practicar el mentación entre ellos.
derecho, indican que la profesión posee eleva-
dos niveles de fragmentación. Por ejemplo, la educación jurídica contiene di-
ferencias de calidad, también en cuanto a per-
12
HOWARD, Becker. “The Nature of a Profession”, en So- files ocupacionales y tendencias ideológicas,
ciological Work, Chicago, Aldine, 1970, pp. 87 a 89 y 92. fundamentalmente derivadas de las variaciones
13
La interacción social se refiere a actuaciones humanas
que tienen un sentido significativo para los otros. Son, dadas por la universidad de egreso; hay campos
entonces, comportamiento que afectan a terceros, por que marcan diferencias sustanciales en materia
lo que implican algún tipo de intercambio que no nece-
sariamente es cara a cara.
14
SILVA GARCÍA. La profesión, cit., pp. 241 a 245. El 15
La socialización es un proceso de aprendizaje de valo-
status es una posición social, dentro de una escala de res, roles y actitudes sociales, que puede ser primaria
posiciones que es construida en forma comparativa. (por regla general en el seno de la familia) o secundaria.
A cada posición de status corresponden, con grados La última, para el caso de los abogados, compromete
determinados y variables, poder y prestigio y, natural- un aprendizaje de tales elementos, pero con el nivel de
mente, ausencia relativa de poder y desprestigio. especialidad que corresponde a la profesión jurídica.

74 Bogotá, D.C., Colombia - Volumen XII - Nº 23 - Enero - Junio 2009 - ISSN 0121-182X. Pág. 71-84
GERMÁN SILVA GARCÍA Prolegómenos - Derechos y Valores

de saber, por ejemplo, la asesoría en negocios conceptos fundamentales18. No obstante debe


internacionales, las cuales se traducen en desi- ser despojada de las creencias inducidas por la
gualdades en el acceso al poder; existen tradi- escuela sociológica del estructural/funcionalis-
ciones culturales concurrentes, pero opuestas, mo, que carecen de comprobación, cuando se
como el iusnaturalismo y el positivismo, con piensa que la sociedad se encuentra conformada
diferentes grados de recepción en el seno de la por subsistemas que de manera armónica cum-
profesión; reglas especiales, relativas al mono- plen funciones orientadas a preservar la estabili-
polio, establecen áreas de trabajo especializadas dad del sistema social, al igual que relaciones de
a las que no pueden acceder todos los integran- cooperación entre los miembros de la sociedad.
tes de la profesión; hay diferencias radicales en Punto que significa, así mismo, olvidar la noción
las formas de practicar el derecho, también en de disfunción social, del todo subjetiva e incom-
la naturaleza y cuantía de las recompensas ob- petente para describir los fenómenos sociales19.
tenidas, por ejemplo, según la rama del dere-
cho ejercida o la clase de oficina que organiza En esas condiciones, se entenderá por función
la actividad del litigio; no todos los operadores social, la consecuencia o efecto que se abstrae
poseen el mismo status, pues este puede ser dis- de un evento social, con un margen o capacidad
tinguido por distintos factores, entre ellos, la apreciable de generalización teórica. Al tiempo
ocupación, el origen social, el nivel de estudios que, conforme a lo planteado por Merton, se ten-
de postgrado, la rama del derecho ejercida, etc. drán en cuenta las funciones manifiestas (aque-
llas que coinciden con los fines perseguidos), las
La fragmentación profesional explicada, tiene latentes (que muestran una disconformidad con
vínculos intensos con el carácter conflictivo de los fines pretendidos). Esto de consuno con las
la sociedad, en la que grupos distintos se alistan funciones simbólicas, que sin una representación
para la realización de sus intereses, lo que choca real, generan una sensación o imagen en cuanto
con otros grupos organizados. Así mismo, conlle- a la producción de una consecuencia. Con los
va a un estado de ambivalencia, debido a que los presupuestos acotados, se introduce una herra-
integrantes de la profesión son miembros de un mienta teórica adicional, que puede ser ejecuta-
cuerpo profesional único con unas características da para el análisis de la profesión jurídica.
compartidas y, a la vez, se encuentran disgregados
Finalmente, es bastante útil y mucho más com-
en diferentes grupos con características diversas.
prensivo del fenómeno examinar la profesión
Dicho estado de ambivalencia es posible en razón
jurídica tratando de abarcar, de manera simul-
a que las cualidades en torno a las cuales gira la
tánea, sus dimensiones macro y microsociológi-
profesión (educación jurídica, saber especializa-
ca, dentro de un enfoque integral20. Los aspectos
do, cultura interna, monopolio de competencias,
prácticas y recompensas, status) son subjetivas16. 18
MERTON K., Robert. Teoría y estructura sociales, 3ª
ed., México, Fondo de Cultura Económica, 1992, pp.
Otro instrumento teórico valioso radica en el uso 92 a 158.
metodológico, valga decir como procedimiento
19
Un hecho constituye una disfunción social cuando no
contribuye a preservar la estabilidad del sistema. La
para la investigación y el examen, del análisis noción implica una valoración, sobre lo que es positivo
funcional17. La teoría sobre las funciones socia- o negativo, lo cual es subjetivo y relativo. Como cate-
les alcanzó su mejor desarrollo en la obra de Ro- goría valorativa no tiene capacidad descriptiva, es más
bien una calificación.
bert K. Merton, quien clarificó y organizó sus 20
La realidad social es una sola. Con todo, suele ser di-
vidida para efectos analíticos en macrosocial, referida
a las instituciones o estructuras sociales que organizan
la sociedad, y microsocial, que atañe a la relaciones de
16
Sobre la ambivalencia, Silva García. La profesión, cit., interacción social o acciones sociales. Muchas de las
pp. 246 a 253. teorías sociológicas tienen tendencias claras a hacer
17
Aun cuando concurren algunas diferencias teóricas re- hincapié en una u otra dimensión. Una sociología inte-
levantes, se coincide con Vincenzo Ferrari. Funciones gral buscaría incorporar a su objeto de conocimiento,
del derecho, Madrid, Debate, 1989, pp. 33 y 34. de manera paralela, ambas dimensiones.

Bogotá, D.C., Colombia - Volumen XII - Nº 23 - Enero - Junio 2009 - ISSN 0121-182X. Pág. 71-84 75
TEORÍA SOCIOLÓGICA SOBRE LA PROFESIÓN JURÍDICA Prolegómenos - Derechos y Valores

macrosociales tienen consecuencias de distinto las oficinas de los abogados litigantes sería un
orden sobre la profesión jurídica y sus atributos, ejemplo del nivel micro-objetivo. Los órdenes
por ejemplo en cuanto al aspecto relativo a las sociales informales que fueron mencionados en
prácticas profesionales. Así, la naturaleza de la el párrafo anterior están vinculados a la esfe-
estructura organizativa de la administración de ra micro-subjetiva. Se desprende de lo anterior
justicia es un aspecto macrosocial. Y si confor- que el análisis de la administración de justicia,
me a dicha estructura orgánica los jueces care- al igual que otros temas de interés sociojurí-
cen de independencia interna o ella se encuentra dico, también la profesión jurídica, deben ser
amenazada, esto repercutirá sobre las prácticas estudiados considerando las dimensiones ma-
de los operadores judiciales quienes, probable- cro y microsocial, tanto a nivel objetivo como
mente, sentirán al momento de tomar sus de- subjetivo25. Dicho de otro modo, son claves que
cisiones las presiones21. A la vez, los aspectos permiten al investigador plantearse interrogan-
microsociales son relevantes. Por ejemplo, en tes acerca de las facetas involucradas en la pro-
las prácticas de la interacción social emergen blemática examinada.
micro-órdenes sociales informales, pero dota-
dos de reglas que resultan de cumplimiento obli- En este texto la profesión jurídica será consi-
gatorio. Esas reglas no escritas, que han emergi- derada en su vínculo con el ejercicio del dere-
do de la interacción social tendrán tanta o más cho que conlleva, sobre todo, a su manufactura,
importancia que las normas del derecho escrito además en el campo particular de la adminis-
que rigen los procesos judiciales22. tración de justicia, lo que significa referirse tan-
to a la participación de los litigantes, como de
En el ámbito de las dos dimensiones apunta- los fiscales y, en especial, por el mayor poder
das concurren, así mismo, niveles objetivos y que concentran, de los jueces. Se ha optado por
subjetivos23. El ejemplo citado de la estructura hacer una selección de algunos aspectos sensi-
orgánica de la justicia pertenece al nivel macro- bles de la problemática de la administración de
objetivo. Las ideologías de los operadores judi- justicia que aparecen interrelacionados con la
ciales que, entre otros factores, penetran en sus estructura y características de la profesión jurí-
decisiones por vía de las estimaciones y las elec- dica, para ilustrar su impacto, animados por los
ciones que deben hacer, se vinculan al nivel ma- elementos teóricos antes expuestos.
cro-subjetivo24. Las formas de organización de
El entrenamiento en un proceso de educación
21
Para Colombia, un análisis sobre las dificultades en jurídica universitaria fue el primero de los atri-
materia de independencia interna en Germán Silva
García. “¿A quién le canta la sirena? La reforma a la butos planteados como característicos de la
administración de justicia en el gobierno de Álvaro profesión de abogado, de acuerdo con el enten-
Uribe Vélez”, en Opera, Bogotá, Universidad Externa- dimiento común. Al respecto puede acotarse
do de Colombia, 2003, pp. 231 y ss. que el modelo de política en educación (aspecto
22
SILVA GARCÍA, Germán. Las prácticas jurídicas, en El mun-
do real de los abogados y de la justicia, T. II, Bogotá, Univer- macrosocial, del nivel macro-subjetivo) que ha
sidad Externado de Colombia e ILSA, 2001, pp. 185 y ss. predominado en Colombia desde comienzos de
23
Los objetivos se relacionan con hechos, los subjetivos los 90 en el siglo anterior, pero que también ha
con percepciones o decisiones. sido una constante en América Latina, procuró
24
La expresión ideología no se utiliza con un sentido
peyorativo, tampoco se define como falsa conciencia un aumento en la cobertura en educación supe-
de la realidad o como lo opuesto al pensamiento cien- rior (los resultados eran muy bajos), mediante
tífico. Se entiende por ideologías el conjunto de ideas medidas que favorecían, con pocos controles, la
interpretativas acerca de los fenómenos sociales, que se creación de nuevas instituciones de educación
pueden expresar como creencias, valores y concepcio-
nes. La concepciones científicas, que son una forma de superior y programas académicos.
ideología, se diferencian de las creencias por la utiliza-
ción de un método, en razón a que sus tesis pueden ser
verificadas y por cuanto disponen de una fundamenta- 25
Una exposición más completa en Silva García. La pro-
ción o base teórica. fesión, cit., pp. 254 a 258.

76 Bogotá, D.C., Colombia - Volumen XII - Nº 23 - Enero - Junio 2009 - ISSN 0121-182X. Pág. 71-84
GERMÁN SILVA GARCÍA Prolegómenos - Derechos y Valores

Aun cuando la finalidad perseguida podía im- Se supone que la posesión de un saber especia-
plicar una cierta democratización en el acceso lizado es lo que distingue a los integrantes de la
a la educación superior, dada la multiplicidad profesión jurídica de los legos, que allí radica
de programas de derecho de mala y aún pési- una de las razones que legitiman su poder, a la
ma calidad que emergieron (en total hay 184 par que hace necesario el monopolio. Por ejem-
programas de derecho a 2005, algunos de alta plo, Max Weber, al explicar la forma ideal de
calidad), el resultado arrojó un deterioro signi- poder racional, encontraba que este se funda-
ficativo en la formación de los operadores del ba en la legalidad, cabe decir, en ordenaciones
derecho, muchos de los cuales luego engrosa- jurídicas que establecían el marco, facultades
rán las filas de la judicatura (habida cuenta de y limitaciones, del poder burocrático. Que, a
la ausencia de concursos u oposiciones). De tal su vez, ese poder era ejercido por los funcio-
modo, la educación universitaria que debe cum- narios, esto es, aquellas personas que en razón
plir un papel democrático, al gestar condiciones a su entrenamiento especializado y méritos se
de igualdad, equidad de oportunidades y con- encontraban en condiciones de aplicar las nor-
diciones de ascenso social basadas en méritos, mas o ejercer ese poder estatal26. No obstante,
cumple la función social latente de elevar los ni- averiguaciones empíricas, han demostrado en
veles de desigualdad social, puesto que muchos Colombia, lo que también se reproduce de ma-
de los abogados egresados de instituciones con nera intensa en otros países, que los jueces dele-
carreras de derecho reputadas como deficientes gan buena parte de la toma de determinaciones
en su calidad, a pesar de las expectativas que en el personal jurídico subordinado, no sólo en
poseen, se encontrarán desacreditados como aquellos empleados subalternos con competen-
profesionales, mientras que son rechazados en cias oficiales para colaborar en la proyección
no pocos contextos ocupacionales. de decisiones, sino en todos los empleados del
despacho, lo que incluye a los menos califica-
En la dimensión conflictiva de la sociedad, ha dos como son los citadores o notificadores (as-
de tenerse en cuenta que, en Colombia, no sólo pecto microsocial, micro-objetivo). Desde lue-
aparece el número cuantioso de programas de go, también hay casos donde la delegación no
derecho que se indicó, también ellos responden se presenta, pero en el número abundante de
a una amplia gama de orientaciones ideológi- eventos donde acaece, el saber especializado no
cas (problema macrosocial, macro-subjetivo). interviene en la confección de las resoluciones
Se identifican programas inspirados en ideas li- judiciales, preparadas por no abogados o estu-
berales, conservadoras, también del Opus Dei, diantes de derecho, se transforma apenas en un
otros influidos por el marxismo, la masonería o componente que cumple la función social sim-
regentados por instituciones a cargo de grupos bólica de justificar el poder de los operadores
empresariales o de los militares. Existen pro- judiciales, mientras que la calidad del servicio
gramas en universidades públicas y privadas, judicial se deteriora.
laicas o dirigidas por la curia y comunidades
de la religión católica. Este, en principio, cons- Dentro del contexto de la conflictividad, pro-
tituye un estado de diversidad, que favorece el pia de las sociedades en todo tiempo y lugar,
pluralismo, un valor apreciable en las socieda- puede además exponerse un caso ilustrativo de
des contemporáneas. Empero, en el ámbito del la manera como el saber aparece involucrado.
ejercicio del derecho, una función social mani- Colombia es un país, como muchos otros, que
fiesta radica en la acentuación de las disputas padece un fenómeno intenso de hiperinflación
ideológicas, basadas en perfiles socioculturales normativa, es decir, de una producción cons-
variados que reflejan ese mundo variopinto de tante y elevada de nuevas normas legales, lo
las facultades de derecho, lo cual se traducen en
muy distintas formas de concebir, interpretar y
aplicar el derecho.
26
WEBER, Max. Economía y sociedad, 2ª ed., México,
Fondo de Cultura Económica, 1992, pp. 173 a 175.

Bogotá, D.C., Colombia - Volumen XII - Nº 23 - Enero - Junio 2009 - ISSN 0121-182X. Pág. 71-84 77
TEORÍA SOCIOLÓGICA SOBRE LA PROFESIÓN JURÍDICA Prolegómenos - Derechos y Valores

que además marcha acompasado al desarrollo operadores de la administración de justicia,


del intervencionismo de Estado y de la coloni- deben identificarse con el interés público y el
zación cada vez más creciente de la vida social valor de servicio social pregonados, de mane-
por el derecho. Es claro que ya ni siquiera los ra oficial, para los integrantes de la profesión
abogados conocen cuál es la normatividad vi- en Colombia, al igual que en otros muchos
gente en muchas áreas del derecho. países (componente macrosocial, macro-subjeti-
vo). Para los abogados litigantes, en las nacio-
Empero, lo particular dentro de ese proceso, nes donde se ha asumido el interés público y
que ha significado en Colombia la producción el valor de servicio social para identificar a la
de reformas penales profundas en forma perma- profesión, en todo caso quedan márgenes de
nente, con la expedición de nuevos códigos sus- posibilidad en las prácticas sociales, como su-
tanciales y de procedimiento penal, reemplaza- cede en Colombia, de ajustar e interpretar las
dos a su vez y al poco tiempo por otros nuevos, normas profesionales y roles sociales prescritos
es que el mecanismo de la reforma legislativa para los miembros de la profesión, manipulán-
se transforma también en una estrategia de po- dolos en forma tal que se les hace coincidir con
der a favor de grupos determinados dentro de los intereses corporativos de los integrantes del
la profesión (cuestión macrosocial, macro-ob- cuerpo profesional y, en segundo término, con
jetiva). Una reforma legislativa extensa, no sólo los intereses privados del cliente27. Sin embar-
significa la derogación del saber de los grupos go, en principio, respecto de los servidores de la
de adversarios en la profesión, se traduce de administración de justicia no ocurre otro tanto,
manera inmediata en un conjunto de ventajas pues a falta de una clientela particular propia y
para quienes han participado en las transforma- dado que las recompensas que reciben por su
ciones legislativas, que les permiten realizar sus trabajo son sufragadas por el Estado, el interés
intereses. Así, los autores de las reformas se co- público y el valor de servicio social serían las
locan en una posición envidiable para interpre- pautas que les quedan para orientar su trabajo
tar el derecho, captar clientes, elaborar libros, en el escenario judicial.
dictar conferencias, ocupar posiciones universi-
tarias, ganar prestigio, etc. Así mismo, las in- El predominio del interés y del valor enuncia-
novaciones legislativas terminan cumpliendo dos deberían ser beneficiosos para la sociedad.
la función latente de evitar la movilidad ocupa- Con todo, ello sólo puede ocurrir si adquieren
cional dentro de la profesión, restringiendo la una entidad real, es decir, son algo más que
competencia, pues después de varias reformas, enunciados formales establecidos en las nor-
es difícil que un abogado formado, por ejemplo mas que regulan la profesión de abogado. En el
hace apenas cinco años, pueda desplazarse para escenario general de la administración pública,
litigar u ocupar posiciones judiciales relaciona- en lo que atañe a las posiciones altas y medias
das con el ejercicio del derecho penal. También de dirección, es claro que su asunción es formal.
cumplirían la función social latente de propi- Los funcionarios desempeñan las ocupaciones
ciar cambios normativos, tal vez innecesarios durante lapsos, por regla general breves, que ni
o inconvenientes, que traumatizan la operación siquiera llegan a ser equivalentes al periodo de
de la justicia mientras se asimilan, cuando sólo un gobierno, ya que la tendencia predominante
pretenden generar condiciones para realizar los en Colombia ha sido la de constantes reajustes
intereses acotados. en la nominas directivas de las entidades del
ejecutivo. Así mismo, se ha establecido que
En el campo de la cultura, pueden observarse los operadores del derecho habitúan emplearse
fenómenos interesantes que afloran al aplicar en la administración, ejecutiva o judicial, con
el modelo de análisis teórico sobre la profesión
jurídica. En general los abogados que laboran 27
Varios ejemplos, en Germán Silva García. Las prácticas,
como funcionarios del Estado, por tanto, los cit., pp. 24 a 64.

78 Bogotá, D.C., Colombia - Volumen XII - Nº 23 - Enero - Junio 2009 - ISSN 0121-182X. Pág. 71-84
GERMÁN SILVA GARCÍA Prolegómenos - Derechos y Valores

el propósito de adquirir experiencia, lograr un diferencian de manera sustancial de otros aná-


cierto prestigio, tejer una red de contactos inter- logos, aun cuando son de cuantías superiores.
nos y externos, para al poco tiempo abandonar No obstante, todos esos factores que justifican
los cargos con el fin de replegarse en el sector el monopolio profesional ya no parecen nece-
privado como consultores o litigantes, donde sarios, como tampoco lo es la intervención de
pueden aprovechar el capital social y cultural los operadores jurídicos. En realidad, lo que
acumulado en el sector público, pero con rédi- ocurre es que los operadores del derecho no
tos bastante más altos28. Esa meta final, traduci- están interesados en mantener el monopolio
da en una expectativa de rol, puede influir para para esa tipología de casos, como tampoco el
que se hagan prevalecer los intereses de los fu- asunto interesaría al Estado, pues si se exigiera
turos empleadores, por encima de los intereses la intervención de abogados, visto que por la es-
de la sociedad. Se trataría de una función social casa cuantía de los asuntos ellos no serían ren-
latente derivada de la asunción, apenas formal, tables, entonces estarían obligados a llevar esos
del interés y del valor fijados oficialmente para procesos de manera gratuita, como defensores
los operadores del derecho. de oficio, o para el Estado significaría el deber
de aumentar la cobertura de la defensa públi-
Por lo que toca al monopolio profesional de de- ca con mayores erogaciones presupuestales. La
terminadas competencias, se tiene que los legos función social latente de la excepción comenta-
que deben llevar un asunto a un tribunal conten- da es, por tanto, la de preservar la regla general
cioso están obligados a conseguir la representa- del monopolio, sin tener que asumir los costos
ción de un abogado. Tal condición, que bene- de representación que no puede pagar el ciuda-
ficia a los miembros de la profesión, debe tam- dano. Esto, a su vez, traduce: a menor cuantía,
bién garantizar el derecho a una defensa técnica es decir a mayor vulnerabilidad social, menos
apropiada, lo que realizaría un derecho funda- debido proceso y derecho de defensa.
mental objeto de protección constitucional.
La conflictividad social en torno a este atributo
Sin embargo, existen algunas excepciones al puede se explicada con un ejemplo histórico.
monopolio, entre ellas las representadas en ca- Hasta promediar los años 40 del siglo XX los
sos de baja cuantía, donde el ciudadano puede abogados titulados no tuvieron el monopolio
dirigirse en forma directa a la administración profesional. Ante los tribunales podían actuar
de justicia como demandante o demandado o, abogados “empíricos” o “prácticos” del dere-
incluso, actuar apoderado por un estudiante de cho, los cuales carecía de formación y título
un consultorio jurídico universitario (factor ma- académico (componente macrosocial, macro-
crosocial, macro-objetivo)29. Desde el punto de objetivo). En los años previos se realizó una
vista de la complejidad técnica, de la necesidad campaña extensa para desacreditarlos y lograr
de conocimientos jurídicos, del debido proceso su exclusión del foro, que tuvo como eje princi-
y del derecho de defensa, estos procesos no se pal acusaciones sobre la falta de ética que, su-
puestamente, era común entre los “empíricos”.
La intensidad de la campaña desplegada logró
justificar su exclusión del ejercicio de la repre-
28
LYNCH, Denis. Legal Roles in Colombia, Upsala, Scan-
dinavian Institute of African Studies e International sentación legal en la administración de justicia,
Center for Law in Development, 1981, pp. 59, 67 y 82. pero para evitar todo asomo de resistencia, la
29
En Colombia, los estudiantes de los dos últimos años ley determinó que aquellos “prácticos” que se
de la carrera de derecho pueden ejercerlo en forma encontraran inscritos en el registro de abogados
directa y personal, aunque con limitaciones de com-
petencia y sin cobrar honorarios. Se trata de un siste- podían continuar actuando ante los tribunales,
ma que persigue coadyuvar al acceso a la justicia de sin aceptar nuevas inscripciones de personas
personas de escasos recursos económicos y, también, que carecieran del título universitario. A la pos-
generar un campo de aprendizaje del derecho mediante tre, el paso del tiempo significaría la extinción
su práctica, bajo la orientación de docentes.

Bogotá, D.C., Colombia - Volumen XII - Nº 23 - Enero - Junio 2009 - ISSN 0121-182X. Pág. 71-84 79
TEORÍA SOCIOLÓGICA SOBRE LA PROFESIÓN JURÍDICA Prolegómenos - Derechos y Valores

de los “empíricos”. Así el discurso sobre la petencia avasalladora en el derecho constitucio-


moral profesional, cumplió la función social nal, que se erige a la sombra de un Estado social
simbólica de colaborar para garantizar el mo- de derecho renovado como el nuevo vértice.
nopolio profesional. Lo paradójico de todo el
asunto es que, hoy, la percepción social sobre la No se dispone de información precisa acerca de
ausencia de ética entre los abogados titulados los porcentajes de abogados, administrativistas
es generalizada, tanto entre los mismos opera- o penalistas, que se emplean en la administra-
dores jurídicos, como en los estudiantes de de- ción o se empeñan en el litigio. Sin embargo, se
recho y los legos30. conoce que el litigio en los tribunales, como ac-
tividad permanente, que dispensa el grueso de
En lo que atañe a las prácticas profesionales, los ingresos, prestigio y genera, además, satis-
ellas ofrecen variaciones relacionadas con la facción profesional, se ha tornado en actividad
rama del derecho ejercida, también frente al de cada vez de más pocos32. En pocas palabras,
tipo de ocupación profesada, entre otros facto- esos indicios la definirían como ocupación de
res. En ese sentido pueden advertirse transfor- una élite profesional.
maciones significativas:
Así mismo, se sabe que la duración de un pro-
Por áreas del derecho se observan distintas ceso judicial en Colombia para el ámbito ad-
evidencias que muestran al administrativo y ministrativo, al menos cuando llega a conoci-
al penal como las áreas contemporáneas más miento del Consejo de Estado, oscila alrede
apetecidas por los abogados que están ingre- dor de los 10 años, lo que incluso supera el pe-
sando al mercado profesional, mientras que riodo de nombramiento de los magistrados en
por ocupaciones los empleos en la Fiscalía y la ese organismo: cifrado en 8 años, lo cual debe
judicatura, también en el gobierno, parecen ser repercutir para desanimar la participación en
los que convocan mayor favoritismo (elemento esa ocupación. Existe información acerca de
microsocial, micro-subjetivo). En el caso co- la congestión en la administración de justicia
lombiano, las preferencias de los estudiantes en civil y, así mismo, referida a las bajas tasas de
cuanto a áreas del derecho, también en materia recuperación de la cartera en cobros ejecutivos
de cursos de postgrado, exhiben una alta con- por obligaciones civiles (30%)33. En contraste,
centración en los dos campos señalados31. A el Estado continúa siendo el mayor empleador,
la par, esa vieja iconografía que acompaña el especialmente, para los abogados. Y dentro de
nacimiento de los juristas y el desarrollo de la la organización estatal, son los entes de control
profesión por décadas, que los identificaba con (Procuraduría General de la Nación y Contra-
el derecho civil y que, a la par, era producto de loría General de la República) y la administra-
programas de estudios jurídicos con una can- ción de justicia (representada en la judicatura y
tidad de asignaturas que sobredimensionaban en la Fiscalía General de la Nación), los cuatro
al derecho privado, tiende a desvanecerse. De órganos que emplean el mayor número de per-
modo paralelo, la idea según la cual el dominio sonas en el país, por demás en grandes propor-
de los principios y rudimentos esenciales del ciones abogados, habida cuenta de la naturale-
derecho civil era la llave para manejar cualquier za de sus funciones.
rama del derecho, si bien no puede ser refutada
del todo ni desacreditada, encuentra una com-

32
Fuente: entrevistas.
30
Ministerio de Justicia y del Derecho. El abogado en el 33
Corporación Excelencia en la Justicia. “Informe cen-
tiempo de la gente, Bogotá, Ministerio de Justicia y del tral. Funcionamiento de la jurisdicción civil y penal
Derecho, 1995, pp. 28 a 33. en Colombia”, en Justicia y Desarrollo, No. 18, Bogotá,
31
Encuesta a estudiantes de último año de la carrera de Corporación Excelencia en la Justicia, 2001, pp. 18, 19
derecho realizada en 2003. y 24.

80 Bogotá, D.C., Colombia - Volumen XII - Nº 23 - Enero - Junio 2009 - ISSN 0121-182X. Pág. 71-84
GERMÁN SILVA GARCÍA Prolegómenos - Derechos y Valores

Así, en términos generales, ya desde hace varios cuando la clase de recetas empleadas habitual-
años, en distintos contextos, esa imagen de la mente en los procesos son innumerables, pues
profesión jurídica, como encarnación por exce- existen fórmulas con las cuales se zanjan múlti-
lencia del imaginario acerca de las profesiones ples asuntos que deben ser resueltos por el fun-
liberales, esto es, esa visión que la percibía como cionario judicial, por ejemplo, se usan recetas
una actividad intelectual, que sobre todo gozaba para decidir cuándo requiere el procesado de
de autonomía y, además, era bien remunerada, tratamiento penitenciario, para descartar los ar-
lo que se concretaba en la figura del abogado que gumentos de la defensa en los procesos por in-
ejercía en los tribunales, ha entrado en crisis. En asistencia alimentaria o a efectos de valorar los
efecto, los abogados que recién egresan de las fa- testimonios de agentes de la policía, la clase de
cultades de derecho prefieren emplearse en car- receta que será expuesta es la que se condensa
gos del Estado, gozar de seguridad y estabilidad en lo que se ha llamado: decisiones estándar.
laboral, a costa de sacrificar esa independencia
de la que hacían gala en otros tiempos. En esas Una resolución estándar es un modelo de de-
condiciones la antigua imagen profesional se cisión, utilizado en las sentencias y otras pro-
transforma en una función simbólica. También videncias judiciales, que abarca la totalidad de
puede concluirse que el litigio es, para muchos la determinación. Los funcionarios subalternos
otros operadores del derecho, una labor esporá- de los despachos judiciales son entrenados para
dica u ocasional, que se ejerce sin una oficina el uso de recetas, para lo cual muchas veces se
como base y aparece mal recompensada, para toma alguna decisión previa como formato, de
encubrir una forma de subempleo, en el cual se tal forma que el juez sólo debe indicarle cuál es
agazapan los operadores en espera de un cargo el fallo final, y luego el subordinado utiliza el
o una oportunidad mejor. Esa sería otra función modelo de decisión estándar. Conocido el re-
social simbólica. Las consecuencias para la ad- sultado final del proceso, la providencia recurre
ministración de justicia de un litigio asumido a usos lingüísticos, cita de jurisprudencias con
como ocupación en esos términos, también para postulados que pueden ser válidos pero no tie-
los intereses de las personas que son representa- nen que ver con el caso, referencias a figuras
das, pueden ser nefastas. jurídicas en abstracto que hipotéticamente son
aplicables a cualquier proceso, esto aunque la
En el mismo escenario de las prácticas profe- figura en cuestión no tenga una relación directa
sionales, puede ser comentado el uso de tipifi- o de pertinencia con el problema legal debati-
caciones o recetas, con el propósito de construir do35. La estratagema inviste a la decisión judi-
determinadas realidades sociales dentro de los cial de una apariencia de resolución en derecho,
procesos judiciales (problema microsocial, mi- además bien fundamentada (función social sim-
cro-subjetivo). Una receta es una fórmula típi- bólica). Una función social latente del uso de
ca, es decir, una clase de respuesta preestable- recetas consiste en ahorrar esfuerzos, en ver-
cida para interpretar o definir un fenómeno o dad, el funcionario no debe examinar a fondo
un problema, sin que interesen los hechos o el caso, solamente tiene que aplicar la fórmula
circunstancias singulares del caso, además sin típica, lo que redunda en un mayor “eficientis-
ningún análisis. Las recetas se aplican frente a mo” judicial.
situaciones que se consideran análogas, pero
como los casos no son idénticos, termina la El elemento del status permite evidenciar otras
realidad del caso adaptándose a la receta, luego implicaciones. Dentro de un proceso penal mix-
ella define la realidad social y jurídica34. Aun to moderno o de tendencia acusatoria, es im-
portante preservar el carácter contradictorio del
34
La noción de recetas y su uso en los procesos de cons- juicio, a fin de garantizar la igualdad entre las
trucción social de la realidad fueron un aporte de Al-
fred Schütz. La construcción significativa del mundo social,
Barcelona, Paidós, 1993, pp. 205 a 235. 35
SILVA GARCÍA, Germán. Las prácticas, cit., pp. 152 a 157.

Bogotá, D.C., Colombia - Volumen XII - Nº 23 - Enero - Junio 2009 - ISSN 0121-182X. Pág. 71-84 81
TEORÍA SOCIOLÓGICA SOBRE LA PROFESIÓN JURÍDICA Prolegómenos - Derechos y Valores

partes, garantizar de manera efectiva el derecho pleados subalternos de los despachos judiciales.
de defensa y preservar la neutralidad o los roles La magistratura en la Corte al representar un
sociales que como árbitro le corresponde des- referente, conlleva a que los miembros de las
empeñar al juez. Con todo, la investigación em- demás instancias de la judicatura anhelen ocu-
pírica, con el recurso de distintos instrumentos, par esa posición, lo que debe repercutir, como
ha demostrado que los jueces, si bien partici- funciones sociales latentes, sobre sus actitudes
pan de un sentimiento de superioridad respecto en el trabajo judicial, en la aceptación de la ju-
de los fiscales, valoran mucho más el status del risprudencia de la Corte, lo mismo que en las
fiscal en comparación con el que le atribuyen tentativas de avanzar en los escalafones de la
al abogado defensor (aspecto microsocial, mi- rama (cuestión microsocial, micro-subjetiva).
cro-subjetivo)36. Incluso perciben una identidad
social, en gran parte, compartida con la que Sin embargo, los datos sociológicos proporcio-
corresponde a los fiscales. Ahora, si se consi- nan información en una dirección opuesta: es
dera que las posiciones de status sugieren poder muy escaso, por no decir excepcional, el núme-
y prestigio, a la vez que generan unas determi- ro de jueces que, al cursar la carrera judicial,
nadas expectativas de rol, habrá de considerar- logran ascender hasta alcanzar la magistratura
se que para los jueces la opinión de los fiscales en la Corte. En la historia de Colombia, la ma-
tiene mayor autoridad que la de los defensores, yoría de los magistrados arriban a esa dignidad
con lo cual en la práctica se resquebraja el prin- desde ocupaciones no judiciales. Empero, otro
cipio o característica de la contradicción, con componente de la teoría de los grupos de refe-
todas las consecuencias que ello puede acarrear rencia, ofrece elementos adicionales para inter-
cuando se ponderan las demandas de respon- pretar la situación. Entre más difícil sea asumir
sabilidad formuladas por los agentes de la Fis- u obtener un ascenso, mayores son las posibili-
calía. En los términos explicados la situación dades para el grupo de tolerar la frustración que
relativa al status planteada cumple la función acarrea el no lograrla, por ende, es superior la
social de derruir el principio de contradicción, aceptación de los resultados que se presentan.
con efectos negativos sobre el debido proceso y Dentro de ese cuadro, el sistema predominan-
el derecho de defensa. te en la carrera judicial colombiana, que no es
meritocrático, sino burocrático, además sobre
Otra imbricación de las posiciones de status bases y criterios puramente clientelistas, en vez
puede ser observada al tomar en cuenta la teo- de ser objeto de una crítica profunda y generali-
ría de los grupos de referencia37. Una cantidad zada, cumple la función social latente, de modo
cuantiosa de indicadores señala que los magis- bastante paradójico, de tranquilizar y “normali-
trados de la Corte Suprema de Justicia constitu- zar” a los afectados resolviendo su frustración.
yen un grupo de referencia para los jueces y em-
Llevado al escenario de la conflictividad, el
componente del status es útil para analizar otras
36
Muchos fiscales fueron antes jueces de instrucción cri- dimensiones de la problemática judicial. En
minal, quienes son reconocidos como colegas; jueces y Colombia, a partir de la aprobación de la Cons-
fiscales se encuentran vinculados a las mismas asocia- titución Política de 1991, se ha trabado una
ciones gremiales, por una parte a Asonal Judicial (or-
ganización sindical) y por otra a los colegios; según el disputa entre dos concepciones contrapuestas
nivel dentro de la estructura burocrática, jueces y fisca- acerca de la interpretación y aplicación del de-
les perciben los mismos salarios; los fiscales calificaban recho, que en el trasfondo revelan enfoques po-
bien las actuaciones de los fiscales; varios jueces aspi- líticos e ideológicos diversos. Dicho de modo
rarían, en caso de salir de la judicatura, a vincularse a
la Fiscalía General de la Nación, al respecto Germán algo esquemático: por una parte, sectores de la
Silva García. La ideologías profesionales, en El mundo real comunidad jurídica, encabezados por la Corte
de los abogados y de la justicia, Bogotá, Universidad Ex- Suprema de Justicia, se han alineado del lado
ternado de Colombia e ILSA, 2001, pp. 83, 89 y 90. de la ley como fuente principal de derecho, ade-
37
MERTON. Teoría y estructura, cit., pp. 307 y ss.

82 Bogotá, D.C., Colombia - Volumen XII - Nº 23 - Enero - Junio 2009 - ISSN 0121-182X. Pág. 71-84
GERMÁN SILVA GARCÍA Prolegómenos - Derechos y Valores

más con la pretensión de sostener formalmente des de sus agentes, las ocupaciones desempe-
el modelo tradicional que predica la ejecución ñadas y el objeto de las mismas (el derecho).
de la ley como resultado de la aplicación de un Así, la profesión jurídica es definida por los
proceso de subsunción lógica, a lo que suman atributos de los operadores, que realizan tareas
una notoria despreocupación por los derechos hipotéticas, de manufactura o simbólicas con el
fundamentales de la población y el cual, en ma- derecho, cuyo objeto principal son las normas
teria penal, centra la tarea judicial en un dere- jurídicas como instrumento de intervención
cho de castigo máximo. política sobre los conflictos sociales. Las pro-
piedades de los operadores, así mismo, serían
De otra parte, se encuentra otra franja de la co- la educación legal, el saber especializado, la
munidad, abanderada por la Corte Constitucio- cultura jurídica, el monopolio profesional, las
nal, que ubica los preceptos de ese orden y los prácticas profesionales a cambio de algún tipo
principios generales como fuentes primarias de de recompensa y el status. Para su análisis, ade-
derecho, que hace énfasis en la creación judicial más, deberán considerarse las condiciones de
de derecho a partir de la interpretación y desa- conflictividad social propias de toda sociedad,
rrollo de las normas legales, y que le otorga prio- procurando abarcar las dimensiones macro
ridad a la protección de los derechos fundamen- y microsociales que rodean a la profesión (en
tales por encima de otras consideraciones. Los sus niveles objetivo y subjetivo), al igual que las
enfrentamientos entre la Corte Suprema de Jus- funciones sociales que se verifican a raíz del de-
ticia y la Corte Constitucional, sobre todo a raíz sarrollo de sus atributos.
de acciones de amparo o tutela constitucional de
derechos fundamentales como el debido proceso, La profesión jurídica, como componente de la
que han generado mandatos a la Corte Suprema realidad social, es asunto de relevancia para el
para modificar sus fallos, han sido frecuentes y análisis sociojurídico, ya que incide en la opera-
acalorados (elemento microsocial, micro-obje- ción de la administración de justicia, entre otros
tivo). Este conflicto, jurídico, pero también con campos. Igualmente, la teoría sobre la profe-
altas dosis políticas, en parte puede ser entendi- sión jurídica puede ser una puerta de entrada,
do como una lucha entre distintas posiciones de sin duda no la única, tampoco necesariamente
status, donde la Corte Suprema hace esfuerzos, la mejor (eso depende de los objetos específi-
la mayoría de las veces vanos, para preservar su cos de estudio), pero en cualquier caso de gran
poder en el entramado judicial, al suponer que utilidad, para el examen de los problemas de
constituyen la máxima autoridad sobre los asun- interés para la sociología jurídica.
tos ordinarios de conocimiento judicial.

Los casos y ejemplos citados, debatidos con el BIBLIOGRAFÍA


empleo de herramientas de análisis extraídas
de la teoría sociojurídica sobre las profesiones BECKER, Howard. “The Nature of a Profes-
jurídicas, han querido ilustrar las relaciones en- sion”, en Sociological Work, Chicago, Aldine, 1970.
tre la profesión jurídica y la administración de
justicia. CARLIN, Jerome E. Lawyers on their Own. A
Study of Individual Practitioners, New Brunswick,
CONCLUSIÓN Rutgers University, 1962.

Al hacer una recapitulación, se diría que la pro- Corporación Excelencia en la Justicia. “Infor-
fesión jurídica, como institución social, concep- me central. Funcionamiento de la jurisdicción
tualizada de manera subjetiva, se presenta de civil y penal en Colombia”, en Justicia y Desarro-
manera fragmentada y ambivalente. Interesa en llo, No. 18, Bogotá, Corporación Excelencia en
el examen de la profesión jurídica las cualida- la Justicia, 2001.

Bogotá, D.C., Colombia - Volumen XII - Nº 23 - Enero - Junio 2009 - ISSN 0121-182X. Pág. 71-84 83
TEORÍA SOCIOLÓGICA SOBRE LA PROFESIÓN JURÍDICA Prolegómenos - Derechos y Valores

EVETTS, Julia. “Sociología de los grupos pro- SILVA GARCÍA, Germán. La profesión jurídica,
fesionales: historia, conceptos y teorías”, en en El mundo real de los abogados y de la justicia, T.
Mariano Sánchez Martínez, Juan Sáez Carre- I, Bogotá, Universidad Externado de Colom-
ras y Lennart Svensson (Coord.), Sociología de bia, 2001.
las profesiones. Pasado, presente y futuro, Murcia,
DM, 2003. SILVA GARCÍA, Germán. Las prácticas jurídi-
cas, en El mundo real de los abogados y de la jus-
FERRARI, Vincenzo. Funciones del derecho, ticia, T. II, Bogotá, Universidad Externado de
Madrid, Debate, 1989. Colombia e ILSA, 2001.

FERRARI, Vincenzo. Lineamenti di sociologia SILVA GARCÍA, Germán. La ideologías profe-


del diritto, Bari, Laterza, 1997. sionales, en El mundo real de los abogados y de la
justicia, Bogotá, Universidad Externado de Co-
LUHMANN, Niklas. A Sociological Theory of lombia e ILSA, 2001.
Law, Londres, Routledge & Kegan Paul, 1985.
SILVA GARCÍA, Germán. “El proceso de la
LYNCH, Denis O. Legal Roles in Colombia, Up- investigación sociojurídica en Colombia”, en
sala, Scandinavian Institute of African Studies Diálogos de Saberes, No. 15, Bogotá, Universidad
e International Center for Law in Development, Libre, 2002.
1981.
SILVA GARCÍA, Germán. “¿A quién le can-
MERTON, Robert K. Teoría y estructura sociales, ta la sirena? La reforma a la administración de
3ª ed., México, Fondo de Cultura Económica, justicia en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez”,
1992. en Opera, Bogotá, Universidad Externado de
Colombia, 2003.
Ministerio de Justicia y del Derecho. El aboga-
do en el tiempo de la gente, Bogotá, Ministerio de WEBER, Max. Economía y sociedad, 2ª ed.,
Justicia y del Derecho, 1995. México, Fondo de Cultura Económica, 1992.

SCHÜTZ, Alfred. La construcción significativa del


mundo social, Barcelona, Paidós, 1993.

84 Bogotá, D.C., Colombia - Volumen XII - Nº 23 - Enero - Junio 2009 - ISSN 0121-182X. Pág. 71-84