Вы находитесь на странице: 1из 44

"Año de la lucha contra la corrupción e impunidad"

 Nombre: Leidy Rubid Dayana

 Apellido: Indacochea Riofrio

 Tema

 Profesor:

 Año: 2019
Características de las rocas félsicas, intermedias, maficas y ultra básicas

Las rocas ígneas


Las rocas ígneas se clasifican mediante dos criterios fundamentales:
 Abundancia de las especies minerales primarios principales
 Abundancia de elementos químicos

Para la clasificación de las rocas ígneas deben seguirse las recomendaciones dadas por la
Subcomisión para la Sistemática de las Rocas Ígneas de la IUGS (Unión Internacional de
Geociencias). Estas recomendaciones pueden encontrarse en:

 Le Maître, R.W., A. Streckeisen, B. Zanettin, M. J. Le Bas, B. Bonin, P. Bateman, editors;


2002; Igneous Rocks: A Classification and Glossary of Terms: Recommendations of the
International Unión of Geological Sciences Subcommission on the Systematics of
Igneous Rocks; Cambridge University Press, 252p.

Abundancia de las especies minerales principales

La abundancia (en volumen) de un mineral en una roca se denomina abundancia


modal. La moda de una roca es, por tanto, la abundancia volumétrica de sus minerales
constituyentes expresada en porcentajes sobre cien (% vol).
Los minerales se clasifican en:
 Minerales primarios (o singenéticos, formados durante procesos magmáticos).
o Pirogenéticos: Formados directamente a partir del fundido magmático.
o Minerales de reacción: Se forman por las reacciones de los minerales
pirogenéticos con el fundido residual.
o Minerales xenógenos, formados al asimilarse fragmentos de rocas encajantes
en el magma.
 Minerales secundarios o postmagmáticos: Minerales formados en procesos
hidrotermales, metasomáticos o metamórficos que afecten la roca.
Desde el punto de vista de su abundancia, los minerales se clasifican en:
 Minerales principales: Aquellos cuyo contenido es superior al 5% en la roca.
 Minerales de segundo orden: (accesorios mayores) con contenidos entre el 2 y 5% en
la roca.
 Minerales accesorios: Su contenido es inferior al 2% en la roca.
Para clasificar una roca ígnea en base a su moda, se utilizan diagramas ternarios en los
que se representan los contenidos de minerales primarios (no se utilizan los
secundarios, formados después de la cristalización del magma).

Se utilizan los siguientes parámetros:

 Q: Polimorfos de SiO2 (típicamente cuarzo, aunque tambien tridimita y cristobalita en


algunas rocas ígneas cristalizadas a altas temperaturas).
 A: Feldespato alcalino, incluyendo feldespato potásico (sanidina, ortosa y/o microclina)
y albita (término de la serie de las plagioclasas con porcentajes molares de anortita
entre 0 y 5 %).

 P: Plagioclasa (todos los términos de la serie de las plagioclasas con procentajes


molares de anortita entre 95 y 100 %) y escapolita.

 F: Feldespatoides (leucita, pseudoleucita, nefelina, analcima, sodalita, noseana,


kalsilita, haiiyna, cancrinita).

 M: Minerales máficos (micas, anfíboles, piroxenos, olivino), minerales opacos en luz


transmitida (magnetita, ilmenita), epidota, allanita, granate, melilita, monticellita,
carbonatos primarios y accesorios (circón, apatito, titanita, etc).

Desde el punto de vista de las clasificaciones modales, los minerales de los grupos Q,
A, P Y F comprende los minerales félsicos, (de "fel" y "si", acronimos de feldespatos,
feldespatoides, minerales del Si, o sea, minerales ricos en Si, Al, Ca, Na, y K) y los
minerales del grupo M son máficos (de "m" y "f", acrónimos de los elementos Mg y Fe,
o sea, minerales ferromagnesianos).

Desde el punto de vista del índice de color se utiliza el porcentaje de minerales


máficos M' (= M menos moscovita, apatito, carbonatos primarios).

 Hololeucocrática: 0-10%
 Leucocrática: 10-35%
 Mesocrática: 35-65%
 Melanocrática: 65-90%
 Holomelanocrática: 90-100%
Series de reacción de Bowen (para la diferenciación ígnea por cristalización
fraccionada)

Ultramaficas plutónicas
Cuando M > 90, los minerales máficos son dominantes, las rocas son muy ricas en
MgO y FeO y pobres en SiO2, y denominándose rocas ultramáficas. Se utilizan los
siguientes diagramas, donde se indican los nombres de las rocas.
Clasificación de las rocas ígneas plutónicas. M > 90. Rocas ultramáficas (Le Maitre et al
2002; imagen tomada de Tutor de Petrología).

Rocas máficas-félsicas plutónicas


Cuando M < 90, las rocas son máficas, intermedias o félsicas. Se utilizan los siguientes
diagramas, donde se indican los nombres de las rocas.

1 cuarzolita o
a silexita
1 granitoides
b ricos en cuarzo
granito de
feldespato
2 alcalino; con
bajo índice de
color: alaskita
3
sienogranito
a
3 monzogranito,
b adamellita
4 granodiorita
tonalita,
cuarzodiorita;
5 con bajo índice
de color:
trondjemita
cuarzo-sienita
6
de feldespato
*
alcalino
sienita de
6 feldespato
alcalino
sienita
feldespatoidal
6' de feldespato
alcalino;
pulaskita
7
cuarzosienita
*
7 sienita
sienita
7' feldespatoidal;
miaskita
8 cuarzo-
* monzonita
8 monzonita
monzonita
8'
feldespatoidal
cuarzo-
9 monzodiorita,
* cuarzo-
monzogabro
monzodiorita,
9
monzogabro
monzodiorita
9' o monzogabro
feldespatoidal
1
cuarzodiorita,
0
cuarzogabro
*
gabro (%An en
plagioclasa >
1 50%)
0 diorita (%An
en plagioclasa
< 50%)
1 gabro o diorita
0' feldespatoidal
sienita
1 nefelínica,
1 foyaita,
lujavrita
1
plagifoyaita
2
1
essexita
3
theralita,
1
teschenita si
4
tiene analcima
1
foidolita
5

Clasificación de las rocas ígneas plutónicas. M < 90. Rocas máficas, intermedias y
félsicas (Le Maitre et al 2002; imagen tomada de Tutor de Petrología).

La distinción entre gabros y dioritas (campo 10) y otras rocas relacionadas (campos 9',
9, 9*, 10', 10* y 14) se hace con base al contenido molar de anortita de la plagioclasa
(determinado por propiedades ópticas o mediante microscopía electrónica):
 An ≥ 50 Gabro
 An < 50 Diorita
Si no se puede determinar el contenido de An (por alteración o maclas mal definidas)
se utiliza el valor de M:
 M ≥ 30 Gabro.
 M < 30 Diorita.
Si no se puede determinar el contenido de An (por alteración o maclas mal definidas)
se utiliza el valor de M:
 M ≥ 30 Gabro.
 M < 30 Diorita.

Clasificación de las rocas ígneas plutónicas. M < 90. Rocas máficas, intermedias y
félsicas (Le Maitre et al 2002).

Para las rocas máficas (gabroicas) se utilizan también los siguientes diagramas:

Clasificación de las rocas ígneas plutónicas gabroicas (Le Maitre et al 2002; imagen
tomada de NASA).
Clasificación de las rocas ígneas plutónicas gabroicas (Le Maitre et al 2002; imagen
tomada de NASA).

Rocas volcánicas lavicas


Para las rocas volcánicas lávicas se utiliza el diagrama Q-A-P-F:
Clasificación de las rocas ígneas volcánicas. M < 90. Rocas máficas, intermedias y
félsicas (Le Maitre et al 2002; imagen tomada de Tutor de Petrología).

Volcánicas piroclásticas
Las rocas volcánicas piroclásticas (explosivas) deben contener fragmentos volcánicos
no retrabajados (i.e., transportados por agentes externos como viento, agua,...) en una
proporción mayor de 75%. Para estas rocas, se utiliza el diagrama:
Clasificación de las rocas ígneas volcánicas piroclásticas. (imagen tomada de NASA).

Brechas piroclásticas, Cabo de Gata

Se consideran rocas epiclásticas aquellas que contienen fragmentos de rocas


volcánicas con evidencias de haber sido transportados en algún medio.
Abundancia de elementos químicos
Para las rocas volcánicas se utiliza el diagrama TAS (Total Alkalis vs Silica). En este
diagrama no se utilizan términos modales (máfico, félsico, etc) sino químicos:
rocas ultrabásicas, básicas, intermedias, y ácidas, en función de la abundancia de SiO2
en porcentajes en peso:
Clasificación química de las rocas ígneas volcánicas. Diagrama TAS -Total Alkalis vs.
Silica- (Le Maitre et al 2002; imagen tomada de NASA).

Características texturales
De los cinco tipos texturales básicos, las rocas ígneas pueden presentar texturas
secuenciales, vítreas y clásticas. Las clásticas son exclusivas de las rocas volcánicas
fragmentales, las vítreas de las rocas volcánicas lávicas y las secuenciales de las rocas
plutónicas, subvolcánicas y volcánicas lávicas. Una vez establecido el patrón textural
básico, hay que describir las características geométricas y morfológicas de los
componentes. Estas se describen a continuación.
Cristalinidad
Proporciones relativas de vidrio y cristales. Los términos aplicables son los siguientes:
 Holocristalina: Compuestas del 100% de cristales.
 Holohialina: Compuestas del 100% de vidrio.
 Hipocristalina, hipohialina o hialocristalina: Compuestas por proporciones variables de
vidrio y cristales. Debe indicarse las proporciones relativas de ambos.
Típicamente, las rocas holohialinas e hipohialinas son volcánicas, mientras que las
holocristalinas son todas las plutónicas y subvolcánicas y parte de las volcánicas.
Granularidad
Tamaños absolutos y relativos de los cristales. Esta propiedad abarca tres tipos de
conceptos distintos:
a) Qué se puede distinguir o no de visu. En función de esto, se diferencian dos grandes
grupos:
 Faneríticas (generalmente > 0.1 mm): Todos los cristales y componentes pueden
distinguirse de visu.
 Afanítica (generalmente < 0.1 mm): No todos los cristales pueden distinguirse, ni
siquiera con una lupa de mano, debiendo recurrir al microscopio. Existen dos subtipos,
microcristalina, cuando los cristales son reconocibles al microscopio, y criptocristalina,
cuando no lo son.
b) Tamaños absolutos de los cristales y componentes. Se diferencian los siguientes
tamaños:
 Muy grueso: > 16 mm
 Grueso: 16-4 mm
 Medio: 4-1 mm
 Fino: 1-0.1 mm
 Muy fino: 0.1-0.01 mm
 Ultra fino: <0.01 mm
c) Tamaños relativos de los cristales. Se diferencian dos grupos:
 Equigranulares: Los cristales de los distintos minerales son aproximadamente de
mismo tamaño de grano.
 Inequigranulares: Los cristales presentan tamaños variados. Existen distintas
variedades de este tipo de texturas, siendo una de las más comunes la
textura porfídica, que supone cristales relativamente grandes (denominados
fenocristales) englobados en una matriz de grano más fino. Esta textura además da
nombre a un tipo de roca ígnea, los pórfidos.
Hábito y formas cristalinas
En cuanto a las formas cristalinas desarrolladas por los cristales los términos aplicables
son los ya conocidos de idiomorfos, hipidiomorfos y xenomorfos discutidos en el Tema
2. Existen términos equivalentes, como son:
 Euhédricos = Euhedrales = Idiomorfos = Automorfos
 Subhédricos = Subhedrales = Subhidiomorfos = Hipidiomorfos = Hipautomorfos
 Anhédricos = Anhedrales = Alotriomorfos = Xenomorfos
Las texturas determinadas por la forma de los cristales son:
 Panidiomórfica
 Hipidiomórfica
 Alotriomórfica
En cuanto a los hábitos cristalinos, los más generales son: ecuante o equidimensional,
tabular, laminar, prismático y acicular.

Textura global y particulares


Los diferentes tipos de disposición y relación entre los componentes de las rocas son
muy variados. La terminología es relativamente complicada por lo que no entraremos
en ella. Sin embargo podemos dar algunos nombres generales que involucran los
conceptos anteriores de cristalinidad, granularidad y formas cristalinas. Por ejemplo,
una relación textural podría ser granular hipidiomorfa, lo cual significa que los cristales
están relacionados de manera que todos son aproximadamente del mismo tamaño, y
en parte presentan caras cristalinas y en parte no. De entre las texturas particulares,
pueden nombrarse las texturas poiquilíticas, donde unos cristales de tamaño mayor
engloban a otros de tamaños menores, o las gráficas y mirmequíticas, muy comunes
en granitos y formadas por intercrecimientos más o menos regulares de cuarzo y
feldespatos; las texturas vesiculares o vacuolares, comunes en rocas volcánicas lávicas
y que implican la existencia de espacios rellenos o no por minerales, se forman por
concentración de gases volcánicos en la lava.
Texturas de rocas ígneas plutónicas (Castro, A., 1989. Petrografía Básica. Paraninfo.
Madrid)
Rocas ígneas comunes
Las rocas ígneas plutónicas son por definición holocristalinas, esto es, sus
componentes son todos minerales (no existe vidrio) que generalmente pueden
observarse visualmente sin ayuda del microscopio (faneríticas). Las texturas presentes
son muy variadas, desde tamaño de grano muy grueso (>30 mm), grueso (5-30 mm),
medio (1-5 mm) a fino (<0.1-1 mm), y de equigranulares (los cristales de los distintos
minerales son aproximadamente de mismo tamaño de grano) a fuertemente
inequigranulares (e.g. porfídicas), etc.
La clasificación de las rocas plutónicas se basa en las proporciones relativas de sus
componentes principales (que son función de la composición original del magma). De
una manera muy simple, los grandes grupos son los siguientes:
Acidas e intermedias. Rocas compuestas por minerales de colores claros, ricos en
sílicio y/o sin Fe-Mg (denominados leucocráticos o félsicos), como cuarzo, feldespato
potásico y plagioclasas más bien sódicas. Los tipos más comunes son el granito,
la granodiorita, y la tonalita.
Estas rocas se caracterizan pues por presentar colores claros, en general en tonos de
grises, pudiendo distinguirse el cuarzo y los feldespatos como minerales
fundamentales. Otros minerales presentes en cantidades variables, pero siempre
subordinadas respecto de los anteriores, son moscovita, biotita, anfíbol, óxidos
(magnetita, ilmenita), apatito, zircón...
Básicas. Rocas compuestas por minerales de colores oscuros, en general pobres en
silicio y ricos en Fe-Mg (denominados melanocratos, máficos o ferromagnesianos),
como biotita, anfíboles, piroxenos, olivino y oxídos de Fe-Ti. El tipo más común es
el gabro. Estas rocas se caracterizan por ser de colores oscuros, en general negras o en
tonos de verde, no soliendo presentar cuarzo en abundancia (a veces ni siquiera
existe) ni feldespato potásico. El único mineral de color claro que puede distinguirse es
la plagioclasa, que será de composición cálcica.
Ultrabásicas. Rocas compuestas exclusivamente por minerales feromagnesianos
(olivino y piroxenos esencialmente), muy oscuras. El tipo más común es la peridotita.
Son rocas muy oscuras, negras o verdosas, no presentando minerales claros excepto
pequeñas cantidades de plagioclasa cálcica. Este tipo de rocas suelen presentarse en la
naturaleza relativamente transformadas. Los minerales primarios (olivino y piroxenos)
se alteran a minerales de tipo serpentina (filosilicatos hidratados) durante procesos
que afectan a la roca una vez formada, transformándola en una roca metamórfica
(serpentinitas).
Las rocas ígneas volcánicas pueden ser holocristalinas (100% de cristales), holohialinas
(100% de vidrio) o hipohialinas (mezcla de cristales y vidrio). Cuando presentan
cristales, suelen ser rocas con texturas porfídicas, pudiendo observarse los
fenocristales con tamaños y formas variadas inmersos en la matriz de grano fino a muy
fino (o afanítica: microcristalina si se pueden distinguir cristales con el microscopio o
criptocristalina si no es así).
La clasificación petrográfica de las rocas volcánicas se basa igualmente en las
proporciones relativas de los minerales más abundantes. Sin embargo, el hecho de
presentar matriz cripto- o microcristalina y/o vidrio dificulta su clasificación
petrográfica, por lo que más frecuentemente que en las rocas plutónicas se utilizan
clasificaciones de tipo químico. En cualquier caso, los criterios son los mismos,
estableciéndose grandes grupos equivalentes composicionalmente a los definidos en
las rocas plutónicas.
Acidas. Son rocas rocas constituidas por minerales claros, leucocratos (cuarzo,
feldespatos), que en el caso de ser una roca no holohialina suelen presentarse como
fenocristales. Los tipos más comunes son las riolitas y dacitas. El color de estas rocas
puede o no ser claro, ya que la matriz puede imprimirles un color más o menos oscuro.
Básicas. Son rocas constituidas por minerales oscuros máficos (olivino, piroxenos,
anfíboles) y plagioclasas cálcicas. Estos minerales suelen encontrarse como
fenocristales. La matriz suele ser de color oscuro debido a la presencia de abundantes
microcristales de óxidos. Los tipos más abundantes son basaltos y andesitas.
Por otra parte, un grupo importante de rocas volcánicas ácidas son rocas fragmentales
(llamadas piroclásticas), formadas a partir del material proyectado violentamente al
exterior durante eventos explosivos. Este tipo de rocas se denominan en
general tobas volcánicas. En general, las rocas volcánicas suelen ser muy porosas y a
veces muy permeables (sobre todo las piroclásticas), por lo que se presentan más o
menos transformadas debido a los procesos volcánicos tardíos que las afectan, tales
como circulación de gases volcánicos, aguas termales etc, formándose minerales
secundarios, como ceolitas (tectosilicatos hidratados), que frecuentemente se
localizan en las vacuolas.

Algunos recursos en internet


Para imágenes y descripciones de rocas ígneas explora:
Tutor de Petrología
Geology.com Igneous Rocks
Oxford Earth Sciences Image Store
También puedes consultar el esquema de clasificación de las rocas ígneas del British
Geological Survey:
Igneous rocks (pdf)

Las rocas magmáticas se forman por enfriamiento de un magma. Si el enfriamiento es


lento, en el interior de la Tierra, los minerales tienen tiempo de cristalizar y forman
rocas compactas de cristales grandes; son rocas plutónicas. Si este enfriamiento es
rápido cuando el magma sale a la superficie, las rocas tienen cristales pequeños o no
tienen cristales; son rocas volcánicas. Si el enfriamiento tiene dos etapas (una lenta y
otra rápida), se trata de rocas filonianas.

Por textura de una roca se entiende la forma, medida y relaciones espaciales entre sus
diferentes componentes mineralógicos. Como regla general, el enfriamiento lento da
lugar a cristales grandes, mientras que si es rápido los cristales serán pequeños. Un
enfriamiento repentino originará la aparición de un vidrio natural, no cristalizado.

Las rocas magmáticas pueden clasificarse en función de varios criterios:

Según el grado de cristalinidad, las rocas magmáticas pueden ser:

 Holocristalinas, formadas casi exclusivamente por cristales.


 Hipocristalinas, formadas por cristales y por vidrio (materia amorfa)
 Hialinas o vitreas, formadas casi exclusivamente por vidrio.

Según la medida de los granos, las rocas magmáticas se denominan:

 Faneríticas, si sus cristales son visibles a ojo desnudo o con una lupa
 Afaníticas, formadas por cristales visibles únicamente en microscopio

Los principales tipos de texturas de las rocas magmáticas son:

 Granular, con los granos minerales de medida más o menos uniforme. Propia
de rocas plutónicas en las que el magma se ha enfriado de manera lenta.
 Porfídica: presencia de cristales grandes y bien formados (fenocristales)
inmersos en una matriz de grano fino o vítrea. Indica el enfriamiento en dos
etapas.
 Microlítica: cristales únicamente visibles al microscopio (microlitos). Indica
enfriamiento rápido del magma.
 Vítrea, sin minerales cristalizados. Enfriamiento repentino de magma.

Por último, en cuanto a su composición, se puede distinguir fácilmente si intervienen


materiales félsicos (de color claro y poco densos, como el cuarzo y los feldespatos),
o máficos (de color oscuro como las micas, la olivina y los piroxenos). El contenido y
proporción de sus diferentes minerales componentes determina su clasificación final.

MATERIALES

 Rocas magmáticas
 Secciones delgadas de diferentes rocas magmáticas
 Microscopio polarizante
 Cuadro de minerales esenciales que componen las rocas magmáticas

PROCEDIMIENTO

Debes identificar las características de las rocas magmáticas analizadas, observando


tanto las muestras al natural como las secciones delgadas al microscopio. Para cada
una de las rocas debes confeccionar una ficha con la siguiente información:

FICHA DE OBSERVACIÓN DE ROCAS MAGMÁTICAS

NOMBRE DE LA ROCA …
CLASIFICACIÓN (plutónica, volcánica, filoniana)….…

DESCRIPCIÓN

Color …..

Grado de cristalinidad: Holocristalina, Hipocristalina, Vítrea

Medida de los granos: Fanerítica, Afanítica

Tipo de textura: Granular, Porfídica, Microlítica, Vítrea

Otras características observadas: poros, peso específico, etc.

COMPOSICIÓN QUÍMICA

Minerales constitutivos (ver esquema) ........................................................................

Minerales predominantes: Félsicos, Máficos

Las rocas magmáticas, también son llamadas rocas ígneas, son aquellas
formadas durante la cristalización del magma (roca fundida), bajo la superficie
de la tierra (rocas ígneas intrusivas) o sobre la superficie de la tierra (rocas
ígneas extrusivas, efusivas o volcánicas).
Origen

el ciclo de las rocas


Tal como se muestra en la imagen del ciclo de las rocas, las rocas
ígneas se originan por la fusión parcial de las rocas que se encuentran
bajo la superficie terrestre.
Durante el ascenso del magma sufren procesos magmáticos que derivan
en la cristalización del magma y la formación de rocas ígneas intrusivas y
cuerpos magmáticos.
Si el magma sale a superficie por erupciones volcánicas, se genera lava,
la cristalización de la lava genera rocas extrusivas o volcánicas.
Cuando las erupciones son muy explosivas, se expulsa productos
piroclásticos, este grupo también se incluye en las rocas ígneas
volcánicas.
Además el enfriamiento y procesos magmáticos o volcánicos generan las
diferentes texturas de las rocas ígneas

Diferencia
entre magma y lava
El magma se origina debido a la fusión parcial que ocurre en el manto
superior, donde el material fundido por efecto de la presión, la
temperatura y el agua trata de ascender hacia la superficie, enfriándose y
adquiriendo un estado sólido (cristalización) durante el proceso. El
resultado es una fase sólida que se caracteriza por formar una masa
intercrecidas de cristales y a veces vidrio.
El magma (contiene partes sólidas, líquido y gases), cuando el magma es
expulsado a superficie se convierte en lava y elimina buen porcentaje de
los compuestos volátiles.
Debido a que el magma tiene menor densidad que los materiales de su
entorno y a la presión confinante, es un hecho físico su tendencia a
ascender hacia zonas con menor presión y para ello aprovecha las
diversas discontinuidades y fracturas de las rocas que componen la
corteza.
La clasificación de las rocas ígneas dependerá de la composición química
del magma.
Tipos de rocas ígneas o magmáticas
Las rocas ígneas se dividen en tres grupos básicos: rocas ígneas
intrusivas, rocas ígneas extrusivas y rocas ígneas subvolcánicas:
Rocas ígneas instrusivas
Definición: Las rocas ígneas intrusivas se forman por enfriamiento,
cristalización y solidificación del magma dentro de la corteza terrestre.
Debido al enfriamiento lento suelen tener el tamaño de grano mineral
medio a grueso y a veces extremadamente grueso como las pegmatitas.
El material magmático que cristaliza a una profundidad mayor a los 10km
y forma las rocas ígneas intrusivas o plutónicas, aquellas intrusiones
pueden ser concordantes (sills, lacolitos, lopolitos y facolitos) o
discordantes (batolitos, pipas y diques) en relación a las rocas que
afectan, además pueden presentar geometrías y tamaños muy diversos.
Con respecto a los batolitos suelen conformar cuerpos con dimensiones
de centenares de kilómetros.
Algunos ejemplos de rocas ígneas intrusivas son:
 Granito
 Diorita
 Gabro
 Peridotita
 Pegmatita

Diorita, roca ígnea


intrusiva de composición intermedia y textura fanerítica

Gabro: la roca contiene


principalmente plagioclasa cálcica y minerales ferromagnesianos como el
piroxeno (augita e hipersteno) y olivino
Peridotita que tiene
como mineral principal el olivino
Rocas ígneas extrusivas
Definición: Las rocas ígneas extrusivas se forman en la superficie de la
tierra como resultado del enfriamiento brusco del material rocoso fundido
que se forma bajo la corteza terrestre y es expulsado principalmente por
procesos volcánicos terrestres y submarinos. El material expulsado se
conoce como lava, la solidificación brusca de la lava genera rocas con
tamaño de grano muy pequeño a veces imperceptibles, puede incluso
estar compuesto por material vítreo en su totalidad.
Las rocas que se forman de magmas que se cristalizan en la superficie
son llamadas rocas efusivas o volcánicas, se caracterizan por estar
formadas de productos efusivos (coladas de lava) y explosivos (flujos
piroclásticos, productos piroclásticos y tefras).
Algunos ejemplos de rocas ígneas extrusivas son:
 Riolita
 Andesita
 Basalto
 Obsidiana
 Piedra pómez
 Escoria
 Toba volcánica.

roca ígnea extrusiva de


composición máfica denominada basalto
Muestra de
andesita con textura porfídica, presenta minerales de plagioclasa y
anfíbol principalmente
Rocas ígneas subvolcánicas
Definición: Las rocas ígneas subvolcánicas son aquellas que se forman
debido a la cristalización del magma cercano a la superficie, es decir que
cristalizan a profundidades menores a los 10 km. Se caracterizan pro
presentar texturas porfídicas.
Los complejos volcánicos o filonianos se generan debido a que el magma
se cristaliza o se solidifica a escasa profundidad (desde 1km a 10km bajo
superficie) y generan las rocas subvolcánicas. Éstas rocas presentan
características intermedias entre las rocas ígneas intrusivas y rocas
extrusivas, pueden asociarse con frecuencia a sills, lacolitos y diques.
Parte del magma llega a la superficie de la tierra, dando resultado las
erupciones volcánicas.
Cuerpos magmáticos
Se muestra los cuerpos ígneos (rocas ígneas) más comunes
Las rocas intrusivas también se pueden clasificar de acuerdo con la
forma y el tamaño del cuerpo intrusivo y su relación con las otras
formaciones geológicas en las que se inmiscuyen. Los cuerpos intrusivos
típicos son batolitos, stocks, lacolitos, sills y diques.
Batolitos
Los afloramientos de los batolitos cubren áreas de más de 100km2 en la
superficie, cuando las rocas suprayacentes han sido erosionadas.
Diques y sills
Los diques y los sills se forman cuando el fundido se instruye y
posteriormente se cristaliza en fracturas de la corteza. Cuando el fundido
ocupa las fracturas y las rocas que se forman entre ellas) que cortan en la
cruz la estratificación de las rocas circundantes, se forman diques. Los
sills se orientan paralelos a la estratificación de las rocas circundantes.
Lacolito y lapolito
Los lacolitos y lapolitos es un cuerpo ígneo relativamente pequeño
(comparado con el batolito) con una forma convexa, se forma cuando el
magma cristaliza en profundidad, se asocian a batolitos.
Según la profundidad y la rapidez de enfriamiento se distinguen tres tipos
de ambientes geológicos-genéticos para la formación de rocas
magmáticas y cuerpos magmáticos:
 Ambiente Plutónico
 Ambiente Volcánico
 Ambiente Subvolcánico
Clasificación de las rocas ígneas
En este articulo aprenderás como se clasifican las rocas ígneas intrusivas
(plutónicas) y extrusivas (volcánicas), tomando en cuenta la clasificación
en base a su porcentaje de sílice (SiO2), la clasificación modal que se
realiza mediante diagramas QAPF o streckeisen y clasificación
geoquímica mediante el diagrama de TAS (total alkali silica). Además se
incluye la clasificación de las rocas ígneas ultramáficas.
Clasificación de las rocas ígneas en base a al porcentaje de sílice (SiO2)

Clasificación de rocas ígneas en función de su mineralogía, textura,


índice de color y composición química
La clasificación se realiza teniendo en cuenta el contenido o porcentaje
de minerales félsicos (ricos en sílice) y minerales ferromagnesianos
(pobres en sílice).
Para rocas ígneas intrusivas y extrusivas se distinguen los siguientes
grupos:
 Rocas ígneas ácidas o félsicas
 Rocas ígneas intermedias
 Rocas ígneas máficas o básicas
 Rocas ígneas ultramáficas o ultrabásicas
La composición química del magma (félsica, intermedia, máfica,
ultramáfica)
Rocas ígneas ácidas o félsicas
Tienen entre el 1 % – 15% de minerales máficos, su índice de color (IC)
está entre el 1% -15% lo que significa que son rocas muy claras, en su
composición predomina el cuarzo, feldespato y moscovita; contienen
mas del 63% de sílice (SiO2)
Ejemplos de rocas ígneas intrusivas ácidas
Granito, sienita
Ejemplos de rocas ígneas extrusivas ácidas
Riolita, traquita
Ejemplos de rocas ígneas subvolcánicas ácidas
Pórfido gránítico
Rocas ígneas intermedias
Tienen entre el 16% al 45% de minerales ferromagnesianos, su índice de
color (IC) está entre el 16% al 45% lo que significa que son rocas
medianamente oscuras, los minerales dominantes son los la plagioclasa,
anfíbol y el cuarzo en menor porcentaje, en la mayoría de los casos
ausente; contienen entre el 52% al 63% de sílice (SiO2)
Ejemplos de rocas ígneas intrusivas intermedias
Diorita
Ejemplos de rocas ígneas extrusivas intermedias
Andesita
Rocas ígneas máficas o básicas
Presentan entre el 46% al 85% de minerales máficos (oscuros), su índice
de color (IC) está entre el 46% al 85% lo que significa que son rocas
oscuras, los minerales dominantes son anfíboles, piroxenos y
plagioclasas cálcicas, a veces suelen contener olivino como minerales
accesorios; contienen entre el 45% al 52% de sílice.
Ejemplos de rocas ígneas intrusivas máficas
Gabro
Ejemplos de rocas ígneas extrusivas máficas
Basalto
Rocas ígneas ultramáficas o ultrabásicas
Presentan entre el 86% al 100% de minerales máficos (oscuros), su índice
de color (IC) está entre el 86% al 100% lo que significa que son rocas muy
oscuras, los minerales abundantes son piroxenos y olivino; contienen
menor al 45% de sílice, tienen mayor al 18% de MgO, alto porcentaje en
hierro Fe y bajo porcentaje de potasio.
Ejemplos de rocas ígneas intrusivas ultramáficas
Peridotita, dunita, piroxenita
Ejemplos de rocas ígneas intrusivas ultrampaficas
Komatita
Clasificación modal de las rocas ígneas
Las rocas ígneas se pueden clasificar tomando en cuenta la composición
modal, usando los diagramas QAPF o de Streckeisen, sin embargo, para
aplicar este método el contenido de minerales máficos en la roca debe ser
menor al 90%. Si se sobrepasa este porcentaje quiere decir que la roca es
ultramáfica, por lo tanto se debe usar otros diagramas explicados más
adelante.
Diagramas QAPF
La denominación QAPF se refieren a cuarzo (Q), feldespatos alcalinos (A,
incluyendo albita), plagioclasas (P, sin albita) y feldespatoides (F).
Por lo tanto, para utilizar este diagrama, se debe re calcular la suma de
estos cuatro elementos al 100%. Por ejemplo, una roca con Q = 10%, A =
30%, P = 20% y M = 40% (minerales máficos), se re calcularía de la
siguiente manera:
Q = 100 * 10 / 60 = 16.7%
A = 100 * 30 / 60 = 50.0%
P = 100 * 20 / 60 = 33.3%
En donde el denominador corresponde a la suma los minerales QAP,
siendo en este caso 60.
El diagrama QAPF tiene forma rómbica, el eje X corresponde a
feldespatos alcalinos (A) y plagioclasas (P), además, tiene dos extremos
“verticales” opuestos y excluyentes: cuarzo (Q) y feldespatoides (F).
Esto quiere decir que una roca ígnea fresca puede tener cuarzo o
feldespatoides, pero nunca ambos, así el “rombo” se trabajará con su
parte superior (QAP) o inferior (APF).
Entonces el diagrama QAPF o de Streckeisen para clasificar las rocas
ígneas tiene dos versiones, uno para las rocas plutónicas y otro para las
rocas volcánicas.
Diagrama QAPF rocas plutónicas o intrusivas
Diagrama QAPF rocas volcánicas o extrusivas
Diagramas de clasificación de las rocas ultramáficas
Cuando una roca ígnea supera contiene mas del 90% de minerales
máficos (olivino, ortopiroxeno, clinopiroxeno, hornblenda, biotita,
espinela y granate), se debe usar los diagramas específicos para rocas
ultramáficas.
Se pueden utilizar dos diagramas dependiendo de su composición
mineralógica dominante: olivino, clinopiroxeno y ortopiroxeno, u
hornblenda, piroxenos y olivino.
Teniendo en cuentas estos diagramas se puede clasificar a las rocas
ultramáficas en tres grupos: peridotitas, piroxenitas y hornblenditas.
Diagramas de clasificación de las rocas ultramáficas (ultrabásicas)
Las peridotitas corresponden a un grupo de rocas ultramáficas que tienen
más del 40% de olivino y se pueden dividir en: harzburguita, lherzolita,
wehrlita y dunita, dependiendo de la proporción mineral entre olivino,
clinopiroxeno y ortopiroxeno.
También, en el segundo diagrama se agrupan los términos de peridotita
de piroxeno, peridotita de hornblenda y piroxeno, y peridotita de
hornblenda, dependiendo de la abundancia relativa de ambos piroxenos y
de hornblenda.
Con respecto a las piroxenitas, el contenido de olivino es menor al 40%, y
se subdividen en ortopiroxenita, ortopiroxenita de olivino, websterita,
websterita de olivino, clinopiroxenita y clinopiroxenita de olivino; además,
si en la roca se presenta también hornblenda, se acuñan los términos de
piroxenita de olivino, piroxenita de olivino y hornblenda, y piroxenita de
hornblenda.
Finalmente, en el caso de las hornblenditas, el contenido de olivino es
menor al 40% y el de ambos piroxenos (orto- y clinopiroxeno) es menor al
50%; estas rocas se subdividen a su vez en hornblendita, hornblendita de
olivino, hornblendita de piroxeno y hornblendita de olivino y piroxeno.
Además, si cualquiera de estas rocas presenta espinela o granate en
menos de 5%, se utiliza alguno de los términos anteriormente
mencionados, y se le agrega el “apellido” CON granate/espinela
(dependiendo del mineral en cuestión). Por ejemplo, si tenemos una
dunita que además de tener más del 90% de olivino, presenta un 4% de
granate, el nombre de esta roca sería una dunita con granate. De este
mismo modo, si la presencia de espinela o granate es mayor al 5%, se
utiliza el “apellido” DE granate/espinela. Por ejemplo, si tenemos esta
misma dunita, pero en lugar de tener 4% de granate, tiene 7% de espinela,
entonces se llamaría dunita de espinela.
Clasificación geoquímica de rocas ígneas
La clasificación de las rocas ígneas tomando en cuenta su composición
química se hace usando el diagrama TAS (total alkali silica) propuesto por
Le Bas et al., 1986.
Para empezar, es necesario tener el análisis de elementos mayores
(óxidos mayores) de la roca que se piensa clasificar, ademas, este
contenido debe estar normalizado al 100% en base anhidra.
Una vez teniendo los elementos mayores, se toma el valor de SiO2 para el
eje x y la suma de Na2O y K2O para el eje y. Luego se marca un punto en
la intersección tal como si se marcara una coordenada, el punto deberá
caer en el nombre de la roca correspondiente a esos valores..
Siguiendo esta clasificación, podemos observar una gran variedad de
nombres de rocas ígneas (¡al menos 15!), desde rocas extremadamente
subsaturadas en sílice (y poco comunes, como las foiditas y fonolitas)
hasta rocas saturadas en sílice (como las dacitas); desde rocas máficas
como los basaltos hasta félsicas como las riolitas, pasando por
intermedias como la andesita.
Con este sencillo diagrama, podemos notar que la geoquímica es una de
las mejores herramientas que tenemos disponible como geólgos, tanto a
la hora de nombrar una roca como a la hora de realizar estudios más
profundos.
Diagrama TAS rocas ígneas (clasificación geoquímica de las rocas
ígneas)También, se puede observar que en el centro del diagrama se
encuentran tres tipos de rocas: traquibasaltos, traquiandesita basáltica y
traquiandesita.
Aquellos nombres se pueden usar si el estudio que se está realizando no
necesita de mucha profundidad. Sin embargo si el estudio que estamos
realizando requiere de mayor detalle, se debe usar la subdivisión que
corresponda según la tabla que se encuentra en la porción inferior de la
imagen.
En este caso, vemos que si el Na2O – 2 es mayor o igual que el K2O, la
roca se llamaría hawaiita, mugearita o benmoreita, respectivamente; caso
contrario se llamaría traquibasalto potásico, shoshonita o latita,
respectivamente.
También ocurre el caso del campo “Traquita/traquidacita”, donde si q
(100 * Q / ( Q + or + ab + an; Q=cuarzo, or=ortoclasa, ab=albita,
an=anortita, todos minerales normativos) es mayor a 20%, es nombrado
como traquidacita, caso contrario, como traquita.
Finalmente, en el caso del campo “Tefrita/fonolita”, si el (olivino
normativo) es mayor a 10% se nombra como basanita, caso contrario,
tefrita.
el ciclo de las rocas
Tal como se muestra en la imagen del ciclo de las rocas, las rocas ígneas se
originan por la fusión parcial de las rocas que se encuentran bajo la superficie
terrestre.
Durante el ascenso del magma sufren procesos magmáticos que derivan en la
cristalización del magma y la formación de rocas ígneas intrusivas y cuerpos
magmáticos.
Si el magma sale a superficie por erupciones volcánicas, se genera lava, la
cristalización de la lava genera rocas extrusivas o volcánicas.
Cuando las erupciones son muy explosivas, se expulsa productos piroclásticos,
este grupo también se incluye en las rocas ígneas volcánicas.
Además el enfriamiento y procesos magmáticos o volcánicos generan las
diferentes texturas de las rocas ígneas
Diferencia
entre magma y lava
El magma se origina debido a la fusión parcial que ocurre en el manto superior,
donde el material fundido por efecto de la presión, la temperatura y el agua
trata de ascender hacia la superficie, enfriándose y adquiriendo un estado
sólido (cristalización) durante el proceso. El resultado es una fase sólida que se
caracteriza por formar una masa intercrecidas de cristales y a veces vidrio.
El magma (contiene partes sólidas, líquido y gases), cuando el magma es
expulsado a superficie se convierte en lava y elimina buen porcentaje de los
compuestos volátiles.
Debido a que el magma tiene menor densidad que los materiales de su entorno
y a la presión confinante, es un hecho físico su tendencia a ascender hacia
zonas con menor presión y para ello aprovecha las diversas discontinuidades y
fracturas de las rocas que componen la corteza.
La clasificación de las rocas ígneas dependerá de la composición química del
magma.
Tipos de rocas ígneas o magmáticas
Las rocas ígneas se dividen en tres grupos básicos: rocas ígneas intrusivas,
rocas ígneas extrusivas y rocas ígneas subvolcánicas:
Rocas ígneas instrusivas
Definición: Las rocas ígneas intrusivas se forman por enfriamiento,
cristalización y solidificación del magma dentro de la corteza terrestre. Debido
al enfriamiento lento suelen tener el tamaño de grano mineral medio a grueso y
a veces extremadamente grueso como las pegmatitas.
El material magmático que cristaliza a una profundidad mayor a los 10km y
forma las rocas ígneas intrusivas o plutónicas, aquellas intrusiones pueden ser
concordantes (sills, lacolitos, lopolitos y facolitos) o discordantes (batolitos,
pipas y diques) en relación a las rocas que afectan, además pueden presentar
geometrías y tamaños muy diversos. Con respecto a los batolitos suelen
conformar cuerpos con dimensiones de centenares de kilómetros.
Algunos ejemplos de rocas ígneas intrusivas son:
 Granito
 Diorita
 Gabro
 Peridotita
 Pegmatita
Diorita, roca ígnea
intrusiva de composición intermedia y textura fanerítica

Gabro: la roca contiene


principalmente plagioclasa cálcica y minerales ferromagnesianos como el
piroxeno (augita e hipersteno) y olivino

Peridotita que tiene como


mineral principal el olivino
Rocas ígneas extrusivas
Definición: Las rocas ígneas extrusivas se forman en la superficie de la tierra
como resultado del enfriamiento brusco del material rocoso fundido que se
forma bajo la corteza terrestre y es expulsado principalmente por procesos
volcánicos terrestres y submarinos. El material expulsado se conoce como
lava, la solidificación brusca de la lava genera rocas con tamaño de grano muy
pequeño a veces imperceptibles, puede incluso estar compuesto por material
vítreo en su totalidad.
Las rocas que se forman de magmas que se cristalizan en la superficie son
llamadas rocas efusivas o volcánicas, se caracterizan por estar formadas de
productos efusivos (coladas de lava) y explosivos (flujos piroclásticos,
productos piroclásticos y tefras).
Algunos ejemplos de rocas ígneas extrusivas son:
 Riolita
 Andesita
 Basalto
 Obsidiana
 Piedra pómez
 Escoria
 Toba volcánica.

roca ígnea extrusiva de composición máfica denominada basalto

Muestra de
andesita con textura porfídica, presenta minerales de plagioclasa y anfíbol
principalmente
Rocas ígneas subvolcánicas
Definición: Las rocas ígneas subvolcánicas son aquellas que se forman
debido a la cristalización del magma cercano a la superficie, es decir que
cristalizan a profundidades menores a los 10 km. Se caracterizan pro presentar
texturas porfídicas.
Los complejos volcánicos o filonianos se generan debido a que el magma se
cristaliza o se solidifica a escasa profundidad (desde 1km a 10km bajo
superficie) y generan las rocas subvolcánicas. Éstas rocas presentan
características intermedias entre las rocas ígneas intrusivas y rocas extrusivas,
pueden asociarse con frecuencia a sills, lacolitos y diques.
Parte del magma llega a la superficie de la tierra, dando resultado las
erupciones volcánicas.
Cuerpos magmáticos

Se
muestra los cuerpos ígneos (rocas ígneas) más comunes
Las rocas intrusivas también se pueden clasificar de acuerdo con la forma y el
tamaño del cuerpo intrusivo y su relación con las otras formaciones geológicas
en las que se inmiscuyen. Los cuerpos intrusivos típicos son batolitos, stocks,
lacolitos, sills y diques.
Batolitos
Los afloramientos de los batolitos cubren áreas de más de 100km2 en la
superficie, cuando las rocas suprayacentes han sido erosionadas.
Diques y sills
Los diques y los sills se forman cuando el fundido se instruye y posteriormente
se cristaliza en fracturas de la corteza. Cuando el fundido ocupa las fracturas y
las rocas que se forman entre ellas) que cortan en la cruz la estratificación de
las rocas circundantes, se forman diques. Los sills se orientan paralelos a la
estratificación de las rocas circundantes.
Lacolito y lapolito
Los lacolitos y lapolitos es un cuerpo ígneo relativamente pequeño (comparado
con el batolito) con una forma convexa, se forma cuando el magma cristaliza
en profundidad, se asocian a batolitos.
Según la profundidad y la rapidez de enfriamiento se distinguen tres tipos de
ambientes geológicos-genéticos para la formación de rocas magmáticas y
cuerpos magmáticos:
 Ambiente Plutónico
 Ambiente Volcánico
 Ambiente Subvolcánico
Clasificación de las rocas ígneas
En este articulo aprenderás como se clasifican las rocas ígneas intrusivas
(plutónicas) y extrusivas (volcánicas), tomando en cuenta la clasificación en
base a su porcentaje de sílice (SiO2), la clasificación modal que se realiza
mediante diagramas QAPF o streckeisen y clasificación geoquímica mediante
el diagrama de TAS (total alkali silica). Además se incluye la clasificación de
las rocas ígneas ultramáficas.
Clasificación de las rocas ígneas en base a al porcentaje de sílice (SiO2)

Clasificación de rocas ígneas en función de su mineralogía, textura, índice de


color y composición química
La clasificación se realiza teniendo en cuenta el contenido o porcentaje de
minerales félsicos (ricos en sílice) y minerales ferromagnesianos (pobres en
sílice).
Para rocas ígneas intrusivas y extrusivas se distinguen los siguientes
grupos:
 Rocas ígneas ácidas o félsicas
 Rocas ígneas intermedias
 Rocas ígneas máficas o básicas
 Rocas ígneas ultramáficas o ultrabásicas
La composición química del magma (félsica, intermedia, máfica, ultramáfica)
Rocas ígneas ácidas o félsicas
Tienen entre el 1 % – 15% de minerales máficos, su índice de color (IC) está
entre el 1% -15% lo que significa que son rocas muy claras, en su composición
predomina el cuarzo, feldespato y moscovita; contienen mas del 63% de sílice
(SiO2)
Ejemplos de rocas ígneas intrusivas ácidas
Granito, sienita
Ejemplos de rocas ígneas extrusivas ácidas
Riolita, traquita
Ejemplos de rocas ígneas subvolcánicas ácidas
Pórfido gránítico
Rocas ígneas intermedias
Tienen entre el 16% al 45% de minerales ferromagnesianos, su índice de color
(IC) está entre el 16% al 45% lo que significa que son rocas medianamente
oscuras, los minerales dominantes son los la plagioclasa, anfíbol y el cuarzo en
menor porcentaje, en la mayoría de los casos ausente; contienen entre el 52%
al 63% de sílice (SiO2)
Ejemplos de rocas ígneas intrusivas intermedias
Diorita
Ejemplos de rocas ígneas extrusivas intermedias
Andesita
Rocas ígneas máficas o básicas
Presentan entre el 46% al 85% de minerales máficos (oscuros), su índice de
color (IC) está entre el 46% al 85% lo que significa que son rocas oscuras, los
minerales dominantes son anfíboles, piroxenos y plagioclasas cálcicas, a veces
suelen contener olivino como minerales accesorios; contienen entre el 45% al
52% de sílice.
Ejemplos de rocas ígneas intrusivas máficas
Gabro
Ejemplos de rocas ígneas extrusivas máficas
Basalto
Rocas ígneas ultramáficas o ultrabásicas
Presentan entre el 86% al 100% de minerales máficos (oscuros), su índice de
color (IC) está entre el 86% al 100% lo que significa que son rocas muy
oscuras, los minerales abundantes son piroxenos y olivino; contienen menor al
45% de sílice, tienen mayor al 18% de MgO, alto porcentaje en hierro Fe y bajo
porcentaje de potasio.
Ejemplos de rocas ígneas intrusivas ultramáficas
Peridotita, dunita, piroxenita
Ejemplos de rocas ígneas intrusivas ultrampaficas
Komatita
Clasificación modal de las rocas ígneas
Las rocas ígneas se pueden clasificar tomando en cuenta la composición
modal, usando los diagramas QAPF o de Streckeisen, sin embargo, para
aplicar este método el contenido de minerales máficos en la roca debe ser
menor al 90%. Si se sobrepasa este porcentaje quiere decir que la roca es
ultramáfica, por lo tanto se debe usar otros diagramas explicados más
adelante.
Diagramas QAPF
La denominación QAPF se refieren a cuarzo (Q), feldespatos alcalinos (A,
incluyendo albita), plagioclasas (P, sin albita) y feldespatoides (F).
Por lo tanto, para utilizar este diagrama, se debe re calcular la suma de estos
cuatro elementos al 100%. Por ejemplo, una roca con Q = 10%, A = 30%, P =
20% y M = 40% (minerales máficos), se re calcularía de la siguiente manera:
Q = 100 * 10 / 60 = 16.7%
A = 100 * 30 / 60 = 50.0%
P = 100 * 20 / 60 = 33.3%
En donde el denominador corresponde a la suma los minerales QAP, siendo en
este caso 60.
El diagrama QAPF tiene forma rómbica, el eje X corresponde a feldespatos
alcalinos (A) y plagioclasas (P), además, tiene dos extremos “verticales”
opuestos y excluyentes: cuarzo (Q) y feldespatoides (F).
Esto quiere decir que una roca ígnea fresca puede tener cuarzo o
feldespatoides, pero nunca ambos, así el “rombo” se trabajará con su parte
superior (QAP) o inferior (APF).
Entonces el diagrama QAPF o de Streckeisen para clasificar las rocas ígneas
tiene dos versiones, uno para las rocas plutónicas y otro para las rocas
volcánicas.
Diagrama QAPF rocas plutónicas o intrusivas
Diagrama QAPF rocas volcánicas o extrusivas
Diagramas de clasificación de las rocas ultramáficas
Cuando una roca ígnea supera contiene mas del 90% de minerales
máficos (olivino, ortopiroxeno, clinopiroxeno, hornblenda, biotita, espinela y
granate), se debe usar los diagramas específicos para rocas ultramáficas.
Se pueden utilizar dos diagramas dependiendo de su composición
mineralógica dominante: olivino, clinopiroxeno y ortopiroxeno, u hornblenda,
piroxenos y olivino.
Teniendo en cuentas estos diagramas se puede clasificar a las rocas
ultramáficas en tres grupos: peridotitas, piroxenitas y hornblenditas.
Diagramas de clasificación de las rocas ultramáficas (ultrabásicas)
Las peridotitas corresponden a un grupo de rocas ultramáficas que tienen más
del 40% de olivino y se pueden dividir en: harzburguita, lherzolita, wehrlita y
dunita, dependiendo de la proporción mineral entre olivino, clinopiroxeno y
ortopiroxeno.
También, en el segundo diagrama se agrupan los términos de peridotita de
piroxeno, peridotita de hornblenda y piroxeno, y peridotita de hornblenda,
dependiendo de la abundancia relativa de ambos piroxenos y de hornblenda.
Con respecto a las piroxenitas, el contenido de olivino es menor al 40%, y se
subdividen en ortopiroxenita, ortopiroxenita de olivino, websterita, websterita de
olivino, clinopiroxenita y clinopiroxenita de olivino; además, si en la roca se
presenta también hornblenda, se acuñan los términos de piroxenita de olivino,
piroxenita de olivino y hornblenda, y piroxenita de hornblenda.
Finalmente, en el caso de las hornblenditas, el contenido de olivino es menor al
40% y el de ambos piroxenos (orto- y clinopiroxeno) es menor al 50%; estas
rocas se subdividen a su vez en hornblendita, hornblendita de olivino,
hornblendita de piroxeno y hornblendita de olivino y piroxeno.
Además, si cualquiera de estas rocas presenta espinela o granate en menos de
5%, se utiliza alguno de los términos anteriormente mencionados, y se le
agrega el “apellido” CON granate/espinela (dependiendo del mineral en
cuestión). Por ejemplo, si tenemos una dunita que además de tener más del
90% de olivino, presenta un 4% de granate, el nombre de esta roca sería una
dunita con granate. De este mismo modo, si la presencia de espinela o granate
es mayor al 5%, se utiliza el “apellido” DE granate/espinela. Por ejemplo, si
tenemos esta misma dunita, pero en lugar de tener 4% de granate, tiene 7% de
espinela, entonces se llamaría dunita de espinela.
Clasificación geoquímica de rocas ígneas
La clasificación de las rocas ígneas tomando en cuenta su composición
química se hace usando el diagrama TAS (total alkali silica) propuesto por Le
Bas et al., 1986.
Para empezar, es necesario tener el análisis de elementos mayores (óxidos
mayores) de la roca que se piensa clasificar, ademas, este contenido debe
estar normalizado al 100% en base anhidra.
Una vez teniendo los elementos mayores, se toma el valor de SiO2 para el eje
x y la suma de Na2O y K2O para el eje y. Luego se marca un punto en la
intersección tal como si se marcara una coordenada, el punto deberá caer en el
nombre de la roca correspondiente a esos valores..
Siguiendo esta clasificación, podemos observar una gran variedad de nombres
de rocas ígneas (¡al menos 15!), desde rocas extremadamente subsaturadas
en sílice (y poco comunes, como las foiditas y fonolitas) hasta rocas saturadas
en sílice (como las dacitas); desde rocas máficas como los basaltos hasta
félsicas como las riolitas, pasando por intermedias como la andesita.
Con este sencillo diagrama, podemos notar que la geoquímica es una de las
mejores herramientas que tenemos disponible como geólgos, tanto a la hora de
nombrar una roca como a la hora de realizar estudios más profundos.
Diagrama TAS rocas ígneas (clasificación geoquímica de las rocas
ígneas)También, se puede observar que en el centro del diagrama se
encuentran tres tipos de rocas: traquibasaltos, traquiandesita basáltica y
traquiandesita.
Aquellos nombres se pueden usar si el estudio que se está realizando no
necesita de mucha profundidad. Sin embargo si el estudio que estamos
realizando requiere de mayor detalle, se debe usar la subdivisión que
corresponda según la tabla que se encuentra en la porción inferior de la
imagen.
En este caso, vemos que si el Na2O – 2 es mayor o igual que el K2O, la roca
se llamaría hawaiita, mugearita o benmoreita, respectivamente; caso contrario
se llamaría traquibasalto potásico, shoshonita o latita, respectivamente.
También ocurre el caso del campo “Traquita/traquidacita”, donde si q (100 * Q /
( Q + or + ab + an; Q=cuarzo, or=ortoclasa, ab=albita, an=anortita, todos
minerales normativos) es mayor a 20%, es nombrado como traquidacita, caso
contrario, como traquita.
Finalmente, en el caso del campo “Tefrita/fonolita”, si el (olivino normativo) es
mayor a 10% se nombra como basanita, caso contrario, tefrita.

Похожие интересы