Вы находитесь на странице: 1из 2

ROMPECABEZAS

¿Qué es?
Es una técnica de aprendizaje activo/cooperativo que al igual que un puzle, cada pieza es
esencial para completar y comprender el producto final. Cada alumno recibe una parte del
material de lectura utilizado, por lo que cada uno es esencial para su equipo, lo que hace
que la estrategia sea efectiva.

¿Qué beneficios aporta esta metodología?

Es una forma eficiente de conocer y aprender contenidos. Ningún estudiante puede tener
éxito completamente a menos que todos los integrantes trabajen juntos como equipo. Esta
cooperación facilita la interacción entre los estudiantes, lo que lleva a valorarse
mutuamente como contribuyentes de su tarea común.

¿Que habilidades desarrolla esta metodología?


El proceso del rompecabezas fomenta la escucha, el compromiso y la empatía al brindar a
cada miembro del grupo una parte esencial que lo hace partícipe activo de la actividad
académica.

ü
ü
ü ü
ü ü
ü
¿Cómo se implementa?
Para esta actividad es necesario formar grupos de 4 estudiantes de manera aleatoria. En
algunos casos se recomienda que no queden sólo integrantes de un mismo sexo en los
grupos.
En esta actividad se realizan discusiones y lecturas en voz alta, por lo tanto, el “ruido” en la
sala de clases será inevitable. Por esta razón, debemos tener un protocolo de silencio1 que
nos permitirá tener la atención de los alumnos sin forzar la voz.
El rompecabezas es una actividad de lectura colaborativa. A continuación, se muestran
pasos en general (los tiempos son variables dependiendo de lo extenso de la lectura):
1. Debes escoger un texto que aborde contenidos que necesites enseñar pensando en
reestructurar este texto si es necesario. Por ejemplo, si tienes un texto de 9 planas
en 4 hojas y media, debes separar el texto en 4 hojas y media y repartir una a cada
integrante del grupo y el ultimo integrante leerá una hoja y media.
2. Rotula las hojas, por ejemplo: 1-2; 3-4; 5-6 y 7-8-9, y reparte cada una de estos
“cuadernillos” a cada integrante del grupo. Los alumnos que les toque las hojas 3-4;
5-6 y 7-8-9, sentirán que no entenderán nada (Puedes hacer la analogía cuando uno
ve una película desde la mitad en adelante: siempre se entiende el contexto!).
3. Entrega a los estudiantes una parte del texto, e indícales que desarrollen una
lectura individual de 5 minutos. La idea de esta lectura es que el alumno conozca
donde están los contenidos; la lectura debe ser “liviana”, no se trata de memorizar,
sino conocer donde está la información. Los estudiantes pueden tomar apuntes o
destacar lo mas importante.
4. Luego se le pide a los estudiantes que se junten con aquellos que leyeron la misma
parte, y que discutan para aclarar las dudas encontradas en la lectura y se pongan
de acuerdo en las ideas más importantes (10 minutos).
5. Los alumnos regresan a sus grupos originales y explican a sus compañeros las ideas
más importantes de lo que leyeron (2 minutos cada uno) NO DEBEN LEERLES EL
MATERIAL, sino explicarlo con sus propias palabras. Los grupos deben designar a un
integrante que controle el tiempo. Esta es la parte que se conoce como el armado
del rompecabezas.

1 El Protocolo de Silencio Nos permitirá tener la atención de los alumnos de manera rápida y sin desgastar
nuestra voz. Cuando el profesor necesita la atención de los estudiantes debe levantar su mano derecha. Todo
alumno que lo vea debe levantar su mano derecha (o con la que escribe) y guardar silencio. De esta forma
cuando otros alumnos vean al profesor y compañeros con su mano arriba también deberán levantarla y
guardar silencio.