Вы находитесь на странице: 1из 1

ALBERT BANDURA

Psicólogo canadiense nacido en 4 de diciembre de 1925. Bandura realizó estudios


psicológicos sobre aprendizaje, dándole un papel crucial al aspecto cognitivo.
Esto quiere decir, que Albert Bandura apoyará un enfoque social-cognitivo.
Basando la conducta humana en la interacción entre el sujeto (interpretaciones) y
el entorno (castigos y respuestas).
En relación con esto, Bandura elabora su famosa teoría de aprendizaje social,
denominada también aprendizaje vicario o modelado, es decir que repetimos
comportamientos que vemos en los demás. Sin embargo, no somos autómatas es
decir mecánicos sino al contrario somos seres humanos pensantes que están en
constante elección.
Sin embargo, no todo es blanco o negro. Para que una conducta se desarrolle, hacen
falta más elementos que la observación y un modelo que la ejecute.
Es más, para que un modelo sea apropiado, debe “ser atractivo y de interés para la
persona modelada”. Aquí también juega un papel importante la cultura es decir no
cualquier persona servirá de modelo para cualquier niño tiene mucho que ver el
contexto que se encuentre.
Es cierto que el niño, al observar al modelo realizar conductas agresivas, integra
este modo de responder en su repertorio conductual y esto aumenta la probabilidad
de emitir una respuesta de este tipo, pero no es totalmente determinante.
Las personas tenemos conciencia, capacidad de decisión y potestad para elegir.
Por tanto, una vez adquirido el aprendizaje, el niño debe querer ponerlo en marcha
en ese momento saber seleccionar esa conducta como la más adecuada para ese
momento, en función de sus objetivos.
Para ello Bandura selección 4 etapas muy importantes de tener en cuenta; la
atención tiene que ser focalizada hacia el modelo, luego tenemos la retención
forma parte importante a través de la memoria para poder almacenar y luego
reproducirlo en donde la persona tenga una capacidad cognitiva para poder poner
en marcha todos los mecanismos de recuperación simbólica.
Recordemos que la mayor parte de la conducta humana se aprende por
observación mediante modelado lo cual se ha demostrado que los niños tienden
a imitar en mayor grado conductas relativamente simples, cercanas a su
competencia cognitiva, con recompensas gratificantes para otros, presentadas
por modelos atractivos y en los momentos en los que ellos presentan una
atención activa a dichos modelos.