Вы находитесь на странице: 1из 23

Universidad Nororiental Privada

“Gran Mariscal de Ayacucho”


Facultad de Ingeniería
Escuela de Administración de Obras
Núcleo Cumaná

Calcular la disposición y cantidad de iluminación


de instalaciones residenciales, comerciales,
industriales según normas para determinar los
costos de iluminación.

Profesor:
Ing. Msc. José Manuel García H.
Cátedra:
Instalaciones Eléctricas Realizado por:
Jorge Hernández
Tabla de contenido Página
Introducción 1
Objetivos 2
Unidad VI. Niveles de iluminación y normas establecidas
1. Iluminación 2
2. Luminaria 3
2.1 Tipos de luminaria 3
2.1.1 Reflectores 4
2.1.2 Refractores 4
2.1.3 Difusores 4
3. Alumbrado 5
3.1 Deslumbramiento 5
3.2 Lámparas y luminarias 5
3.3 Color 6
4. Sistemas de alumbrado 7
4.1 Métodos de alumbrado 8
5. Niveles de iluminación recomendados 10
6. Iluminación arquitectónica 13
7. Alumbrado público 14
8. Alumbrado de señalización 15
9. Cálculo de instalaciones de alumbrado según el método de lúmenes 15
10. Bibliografías 20
Introducción
La iluminación juega un papel fundamental en nuestras vidas, aunque en la mayoría
de los casos y veces no nos demos cuenta y no le demos la importancia que ésta requiere.
Su correcta aplicación es de capital importancia para el bienestar y el rendimiento de las
personas.
Una iluminación inadecuada en el trabajo, por ejemplo, puede originar fatiga ocular,
cansancio, dolor de cabeza, estrés y accidentes. El trabajo con poca luz daña la vista.
También cambios bruscos de luz pueden ser peligrosos, pues ciegan temporalmente,
mientras el ojo se adapta a la nueva iluminación.
El grado de seguridad y confort con el que se ejecuta el trabajo o tarea depende de
la capacidad visual y ésta depende, a su vez, de la cantidad y calidad de la iluminación. Un
ambiente bien iluminado no es solamente aquel que tiene suficiente cantidad de luz, sino
aquel que tiene la cantidad de luz adecuada a la actividad que allí se realiza.
Existen unos niveles de iluminación recomendados para cada habitación, estancia o
espacio que guarda relación con las actividades que desarrollamos. Estos parámetros se
denominan “nivel luminoso” y su unidad de medida es el “lux”.
La iluminación en lo que respecta al área industrial debe tener presente un gran
número de luminarias ya que deben abarcar espacios muy grandes y extensos, también
deben poseer características distintas a luminarias convencionales o residenciales como
poseer mayor potencia, brillo, incandescencia y aceptar los cambios bruscos de voltaje.
Estos tipos de luminarias se crearon con el fin de facilitar los procesos producidos de distinto
trabajos industriales, además de relacionar la cantidad de luz utilizada con respecto a las
ubres realizadas. Para esto es necesario analizar la tarea visual a desarrollar y determinar la
cantidad y tipo de iluminación que proporcione el máximo rendimiento visual y cumpla con
las exigencias de seguridad y comodidad como también seleccionar el equipo de alumbrado
que proporcione la luz requerida de la manera satisfactoria.
En la práctica, la selección de la fuente y del equipo depende tanto de razones
económicas como de la naturaleza de la tarea visual y del contorno. La extensión y forma
de la zona a iluminar, la reflectancia de las paredes techos y suelos, las horas de
funcionamientos anuales, la potencia nominal y otros factores menos importantes deben
tenerse en cuenta al seleccionar el equipo Idóneo que habrá de ser económico tanto por su
funcionamiento como por su instalación. El grado requerido de fidelidad de color es
también importante en la elección de la fuente de la luz.
Objetivos
Objetivo General

 Analizar todos los sistemas, instalaciones y redes eléctricas para elaborar una
planificación de mantenimiento de los equipos industriales dentro de los procesos.

Objetivo Específico

 Calcular la disposición y cantidad de iluminación de instalaciones residenciales,


comerciales, industriales según normas para determinar los costos de iluminación.

Problema del contexto a resolver

 ¿Como calcular la disposición y cantidad de iluminación de instalaciones


residenciales, comerciales, industriales según normas para determinar los costos de
iluminación?
Iluminación

La iluminación juega un papel fundamental en nuestras vidas, aunque en la mayoría


de los casos y veces no nos demos cuenta y no le demos la importancia que ésta requiere.
Su correcta aplicación es de capital importancia para el bienestar y el rendimiento de las
personas.

Una iluminación inadecuada en el trabajo, por ejemplo, puede originar fatiga ocular,
cansancio, dolor de cabeza, estrés y accidentes. El trabajo con poca luz daña la vista.
También cambios bruscos de luz pueden ser peligrosos, pues ciegan temporalmente,
mientras el ojo se adapta a la nueva iluminación.

El grado de seguridad y confort con el que se ejecuta el trabajo o tarea depende de


la capacidad visual y ésta depende, a su vez, de la cantidad y calidad de la iluminación. Un
ambiente bien iluminado no es solamente aquel que tiene suficiente cantidad de luz, sino
aquel que tiene la cantidad de luz adecuada a la actividad que allí se realiza.

Existen unos niveles de iluminación recomendados para cada habitación, estancia o


espacio que guarda relación con las actividades que desarrollamos. Estos parámetros se
denominan “nivel luminoso” y su unidad de medida es el “lux”.

Los parámetros recomendados para un proyecto residencial en cuanto a iluminación


son los siguientes, si bien puede haber cierta variabilidad:

• Cocina: Iluminación general 300 lux y en la zona de cortar y de preparado 500-600.

• Baño: Iluminación general 200 lux, para maquillarse o afeitarse: 300-500.

• Dormitorio: Iluminación general 100-200 lux y 500 si se lee.

• Cuarto de los niños: Iluminación general 200-300 lux, 500-750 donde hagan
trabajos manuales.

• Sala de estar: Iluminación general 100 lux, para ver la tele 50-70 y para leer 500.

• Escaleras: Iluminación general mínimo 100 lux.

Zonas comunes:

• Ascensores, interior: 300-500 lux

• Rellanos: 50-250 lux

• Escaleras: 100-300 lux


Es importante recordar que para leer es recomendable un nivel de 500 lux al menos,
por lo que, si se acostumbra a leer en un sofá, en una butaca, etcétera. Por ello es
recomendable tener al lado una lámpara de lectura que focalice el haz en la superficie del
libro, periódico, etcétera. Igualmente, en las mesas donde se vaya a trabajar, leer o a hacer
deberes, hay que tener una buena iluminación sobre la superficie, ya sea mediante una
lámpara tipo flexo o mediante algún tipo de lámpara de suspensión.

Luminaria

Las lámparas son dispositivos que transforman una energía eléctrica o química en
energía lumínica. Desde un punto de vista más técnico, se distingue entre dos objetos: la
lámpara es el dispositivo que produce la luz, mientras que la luminaria es el aparato que le
sirve de soporte.
Según esta última definición, la luminaria es responsable del control y la distribución
de la luz emitida por la lámpara. Es importante, pues, que en el diseño de su sistema óptico
se cuide la forma y distribución de la luz, el rendimiento del conjunto lámpara-luminaria y
el deslumbramiento que pueda provocar en los usuarios. Otros requisitos que deben
cumplir las luminarias es que sean de fácil instalación y mantenimiento. Para ello, los
materiales empleados en su construcción han de ser los adecuados para resistir el ambiente
en que deba trabajar la luminaria y mantener la temperatura de la lámpara dentro de los
límites de funcionamiento. Además, las luminarias que funcionan con electricidad deben
presentar una serie de características para la seguridad de los usuarios frente a los
contactos eléctricos. Todo esto sin perder de vista aspectos no menos importantes como la
economía o la estética.

Tipos de luminaria

Una luminaria normalmente está formada por la carcasa, el reflector y la fuente de


luz o módulo de luz. Su función consiste en proteger la lámpara de humedad, polvo y golpes.
También se encargan de proveer una buena distribución y contraste de la luz, para evitar
irritantes destellos luminosos.

Los elementos constitutivos de las luminarias son: cuerpo, bloque óptico


incandescente, alojamiento para los elementos auxiliares, además de las juntas de
hermeticidad, filtros, etc.

En las luminarias para lámparas incandescentes, Los sistemas de direccionamiento


y control del flujo luminoso, se basan en la utilización de diferentes superficies ópticas.
Reflectores

Superficies de tipo especular que reflejan la luz emitida por la lámpara, aumentando su
intensidad luminosa, en determinadas direcciones. En general, van acompañados de
sistemas de apantallamiento.

 Acero esmaltado: De buena reflectancia (70 %) y precio reducido; presenta los


inconvenientes de su capacidad de adherencia de polvo, baja resistencia al
ultravioleta y peso elevado.
 Vidrio azogado: Poco utilizado, a pesar de su gran reflectancia e inalterabilidad, por
su alto precio, peso elevado y gran fragilidad.

Refractores

En ocasiones llamados también difusores prismáticos, refractan la luz procedente de


las lámparas y reflectores, en direcciones privilegiadas de forma que establecen un control
de las intensidades luminosas y, prácticamente, del deslumbramiento.

 Metacrilato: Prácticamente inalterable a la radiación ultravioleta y buena


resistencia mecánica; alta adherencia al polvo y precio moderado.
 Policarbonato: Ofrece la ventaja de su alta resistencia mecánica, pero su precio es
sensiblemente más alto que el anterior.

Difusores

Elementos que recogen la luz de las lámparas y la reflejada, y la difunde


prácticamente en todas direcciones. Son de materiales plásticos opalizado que contribuyen
a disminuir la luminancia de la luminaria, entre ellos destacan:

 Poliestireno: Se degrada sensible y rápidamente por efecto de la radiación


ultravioleta, presenta gran capacidad de adherencia al polvo y su precio es reducido.
 Metacrilato: Mencionado en el apartado anterior. El apantallamiento de las
luminarias se asegura de un modo mucho más eficaz que con los refractores y
difusores.
 Rejillas cuadriculadas: Formando una retícula cuadrada, como elemento de cierre
de la luminaria, asegura el apantallamiento en dos direcciones (longitudinal y
transversal). Existen diversas dimensiones de retícula, siendo comunes las de 15 x
15mm. y 30 x 30 mm. Lógicamente a medida que disminuye la dimensión de la
retícula, el rendimiento de la luminaria se hace más pequeño. Los materiales
utilizados suelen ser plásticos (poliestireno) y acero esmaltado.

Estos productos tienen una amplia gama de aplicaciones distintas. Se utilizan como
iluminación de hogar, escuelas, fábricas, centros deportivos y oficinas. Como cada sitio
requiere de características lumínicas específicas.
Alumbrado.
La determinación de los niveles de iluminación adecuados para una instalación no
es un trabajo sencillo.
Hay que tener en cuenta que los valores recomendados para cada tarea y entorno
son fruto de estudios sobre valoraciones subjetivas de los usuarios (comodidad visual,
agradabilidad, rendimiento visual...). El usuario estándar no existe y, por tanto, una misma
instalación puede producir diferentes impresiones a distintas personas. Como principales
aspectos a considerar trataremos:

 Deslumbramiento: El deslumbramiento es una sensación molesta que se produce


cuando la luminancia de un objeto es mucho mayor que la de su entorno. Es lo que
ocurre cuando miramos directamente una bombilla o cuando vemos el reflejo del
sol en el agua.

Existen dos formas de deslumbramiento, el perturbador y el molesto. El


primero consiste en la aparición de un velo luminoso que provoca una visión
borrosa, sin nitidez y con poco contraste, que desaparece al cesar su causa; un
ejemplo muy claro lo tenemos cuando conduciendo de noche se nos cruza un coche
con las luces largas. El segundo consiste en una sensación molesta provocada
porque la luz que llega a nuestros ojos es demasiado intensa produciendo fatiga
visual. Esta es la principal causa de deslumbramiento en interiores.

Pueden producirse deslumbramientos de dos maneras. La primera es por


observación directa de las fuentes de luz; por ejemplo, ver directamente las
luminarias. Y la segunda es por observación indirecta o reflejada de las fuentes como
ocurre cuando las vemos reflejada en alguna superficie (una mesa, un mueble, un
cristal, un espejo...)
 Lámparas y luminarias: Las lámparas empleadas en iluminación de interiores
abarcan casi todos los tipos existentes en el mercado (incandescentes, halógenas,
fluorescentes, etc.). Las lámparas escogidas, por lo tanto, serán aquellas cuyas
características (fotométricas, cromáticas, consumo energético, economía de
instalación y mantenimiento, etc.) mejor se adapte a las necesidades y
características de cada instalación (nivel de iluminación, dimensiones del local,
ámbito de uso, potencia de la instalación...)
La elección de las luminarias está condicionada por la lámpara utilizada y el
entorno de trabajo de esta. Hay muchos tipos de luminarias y sería difícil hacer una
clasificación exhaustiva. La forma y tipo de las luminarias oscilará entre las más
funcionales donde lo más importante es dirigir el haz de luz de forma eficiente como
pasa en el alumbrado industrial a las más formales donde lo que prima es la función
decorativa como ocurre en el alumbrado doméstico.
Las luminarias para lámparas incandescentes tienen su ámbito de aplicación
básico en la iluminación doméstica. Por lo tanto, predomina la estética sobre la
eficiencia luminosa. Sólo en aplicaciones comerciales o en luminarias para
iluminación suplementaria se buscará un compromiso entre ambas funciones. Son
aparatos que necesitan apantallamiento pues el filamento de estas lámparas tiene
una luminancia muy elevada y pueden producir deslumbramientos.
En segundo lugar, tenemos las luminarias para lámparas fluorescentes. Se
utilizan mucho en oficinas, comercios, centros educativos, almacenes, industrias con
techos bajos, etc. por su economía y eficiencia luminosa. Así pues, nos encontramos
con una gran variedad de modelos que van de los más simples a los más sofisticados
con sistemas de orientación de la luz y apantallamiento (modelos con rejillas
cuadradas o transversales y modelos con difusores).
Por último, tenemos las luminarias para lámparas de descarga a alta presión.
Estas se utilizan principalmente para colgar a gran altura (industrias y grandes naves
con techos altos) o en iluminación de pabellones deportivos, aunque también hay
modelos para pequeñas alturas. En el primer caso se utilizan las luminarias
intensivas y los proyectores y en el segundo las extensivas.

 Color: Para hacernos una idea de cómo afecta la luz al color consideremos una
habitación de paredes blancas con muebles de madera de tono claro. Si la
iluminamos con lámparas incandescentes, ricas en radiaciones en la zona roja del
espectro, se acentuarán los tonos marrones de los muebles y las paredes tendrán
un tono amarillento. En conjunto tendrá un aspecto cálido muy agradable. Ahora
bien, si iluminamos el mismo cuarto con lámparas fluorescentes normales, ricas en
radiaciones en la zona azul del espectro, se acentuarán los tonos verdes y azules de
muebles y paredes dándole un aspecto frío a la sala. En este sencillo ejemplo hemos
podido ver cómo afecta el color de las lámparas (su apariencia en color) a la
reproducción de los colores de los objetos (el rendimiento en color de las lámparas).

La apariencia en color de las lámparas viene determinada por su temperatura


de color correlacionada. Se definen tres grados de apariencia según la tonalidad de
la luz: luz fría para las que tienen un tono blanco azulado, luz neutra para las que
dan luz blanca y luz cálida para las que tienen un tono blanco rojizo.

A pesar de esto, la apariencia en color no basta para determinar qué


sensaciones producirá una instalación a los usuarios. Por ejemplo, es posible hacer
que una instalación con fluorescentes llegue a resultar agradable y una con lámparas
cálidas desagradable aumentando el nivel de iluminación de la sala. El valor de la
iluminancia determinará conjuntamente con la apariencia en color de las lámparas
el aspecto final.
El rendimiento en color de las lámparas es una medida de la calidad de
reproducción de los colores. Se mide con el Índice de Rendimiento del Color (IRC o
Ra) que compara la reproducción de una muestra normalizada de colores iluminada
con una lámpara con la misma muestra iluminada con una fuente de luz de
referencia. Mientras más alto sea este valor mejor será la reproducción del color,
aunque a costa de sacrificar la eficiencia y consumo energéticos.

Influencia del color en el ambiente

Sistemas de alumbrado
Cuando una lámpara se enciende, el flujo emitido puede llegar a los objetos de la
sala directa o indirectamente por reflexión en paredes y techo. La cantidad de luz que llega
directa o indirectamente determina los diferentes sistemas de iluminación con sus ventajas
e inconvenientes.
La iluminación directa se produce cuando todo el flujo de las lámparas va dirigido
hacia el suelo. Es el sistema más económico de iluminación y el que ofrece mayor
rendimiento luminoso. Por contra, el riesgo de deslumbramiento directo es muy alto y
produce sombras duras poco agradables para la vista. Se consigue utilizando luminarias
directas.
En la iluminación semidirecta la mayor parte del flujo luminoso se dirige hacia el
suelo y el resto es reflejada en techo y paredes. En este caso, las sombras son más suaves y
el deslumbramiento menor que el anterior. Sólo es recomendable para techos que no sean
muy altos y sin claraboyas puesto que la luz dirigida hacia el techo se perdería por ellas.
Si el flujo se reparte al cincuenta por ciento entre procedencia directa e indirecta
hablamos de iluminación difusa. El riesgo de deslumbramiento es bajo y no hay sombras, lo
que le da un aspecto monótono a la sala y sin relieve a los objetos iluminados. Para evitar
las pérdidas por absorción de la luz en techo y paredes es recomendable pintarlas con
colores claros o mejor blancos.
Cuando la mayor parte del flujo proviene del techo y paredes tenemos la iluminación
semi-indirecta. Debido a esto, las pérdidas de flujo por absorción son elevadas y los
consumos de potencia eléctrica también, lo que hace imprescindible pintar con tonos claros
o blancos. Por contra la luz es de buena calidad, produce muy pocos deslumbramientos y
con sombras suaves que dan relieve a los objetos.
Por último, tenemos el caso de la iluminación indirecta cuando casi toda la luz va al
techo. Es la más parecida a la luz natural, pero es una solución muy cara puesto que las
pérdidas por absorción son muy elevadas. Por ello es imprescindible usar pinturas de
colores blancos con reflectancias elevadas.

Métodos de alumbrado.
Los métodos de alumbrado nos indican cómo se reparte la luz en las zonas
iluminadas. Según el grado de uniformidad deseado, distinguiremos tres casos: alumbrado
general, alumbrado general localizado y alumbrado localizado.

Alumbrado General Alumbrado general localizado Alumbrado localizado


El alumbrado general proporciona una iluminación uniforme sobre toda el área
iluminada. Es un método de iluminación muy extendido y se usa habitualmente en oficinas,
centros de enseñanza, fábricas, comercios, etc. Se consigue distribuyendo las luminarias de
forma regular por todo el techo del local.

Ejemplos de distribución de luminarias en alumbrado general

El alumbrado general localizado proporciona una distribución no uniforme de la luz


de manera que esta se concentra sobre las áreas de trabajo. El resto del local, formado
principalmente por las zonas de paso se ilumina con una luz más tenue. Se consiguen así
importantes ahorros energéticos puesto que la luz se concentra allá donde hace falta. Claro
que esto presenta algunos inconvenientes respecto al alumbrado general. En primer lugar,
si la diferencia de luminancias entre las zonas de trabajo y las de paso es muy grande se
puede producir deslumbramiento molesto. El otro inconveniente es qué pasa si se cambian
de sitio con frecuencia los puestos de trabajo; es evidente que si no podemos mover las
luminarias tendremos un serio problema. Podemos conseguir este alumbrado
concentrando las luminarias sobre las zonas de trabajo. Una alternativa es apagar
selectivamente las luminarias en una instalación de alumbrado general.
Empleamos el alumbrado localizado cuando necesitamos una iluminación suplementaria
cerca de la tarea visual para realizar un trabajo concreto. El ejemplo típico serían las
lámparas de escritorio. Recurriremos a este método siempre que el nivel de iluminación
requerido sea superior a 1000 lux., haya obstáculos que tapen la luz proveniente del
alumbrado general, cuando no sea necesaria permanentemente o para personas con
problemas visuales. Un aspecto que hay que cuidar cuando se emplean este método es que
la relación entre las luminancias de la tarea visual y el fondo no sea muy elevada pues en
caso contrario se podría producir deslumbramiento molesto.

Relación entre el alumbrado general y el localizado

Niveles de iluminación recomendados.


La Norma COVENIN 2249-93, «ILUMINANCIAS EN TAREAS Y ÁREAS DE TRABAJO», regula los
niveles de iluminación requeridos de acuerdo con la dificultad visual de las tareas, tal como se
muestra en las siguientes tablas extraídas de la mencionada norma.
Las diferentes tablas de la norma están estructuradas de la siguiente forma:

 Área o actividad: clasifica diversas actividades de acuerdo con la dificultad visual.


 Iluminancia (Lux): se refiere a la cantidad de luz que se requiere sobre la superficie
de trabajo, se clasifica en nivel bajo (A), nivel medio (B) y nivel alto (C). A fines de
hacer los ajustes en los niveles de iluminación se recomienda el nivel bajo (A), a
menos que existan condiciones anormales en los usuarios tales como:
 Edad del usuario: mayor de 50 años, las exigencias lumínicas aumentan.
 Velocidad relativa observador-objeto: aumentan los requerimientos de iluminación
a altas velocidades.
 Horas de trabajo: supone jornadas de 8 horas; para una menor o mayor duración de
la tarea debe disminuirse o aumentar la iluminancia, respectivamente.
 Tipo de iluminancia: se refiere a la forma en que se distribuyen las luminarias con
respecto al espacio:
 General (G): Las luminarias se disponen de forma que el nivel de iluminación sea
homogéneo en todo el espacio iluminado, generalmente extenso. Se utiliza cuando
en el espacio coexisten tareas diferentes, pero con los mismos requerimientos
lumínicos, o cuando la ubicación de la tarea es variable en el tiempo.
 Localizada (L): Las luminarias se ubican en la cercanía de los objetos que se
iluminarán. Se caracteriza por ser una iluminación de alto nivel en un área reducida,
debido a la precisión de la tarea, sin contribuir a la iluminación general.

La eficacia de los sistemas de iluminación artificial se mide en lúmenes por vatio de


consumo (lm/W). A su vez, los proyectistas deben diseñar los sistemas de iluminación para
que en cada ambiente se produzcan los adecuados lúmenes por m2 (lux), mientras que los
rendimientos energéticos de los sistemas de iluminación se miden en W/m2. Con las
modernas y eficientes luminarias de hoy en día se han logrado reducir los consumos por
concepto de iluminación desde los anteriores índices de 30 W/m2 hasta 15-10 W/m2.
Para una planta industrial, o una instalación administrativa deben preverse diferentes
servicios complementarios, algunos de ellos son el vapor, el aire comprimido, la energía
eléctrica, los servicios de limpieza y por supuesto la iluminación. La iluminación en una
instalación de cualquier carácter afecta dos aspectos sumamente importantes, el primero
es el confort y segundo es el costo.

El costo de la iluminación depende del tipo de luz que se use, de la geometría y el tipo
de la iluminación, y de las características del entorno.

En general, la norma COVENIN 2249-93, «ILUMINANCIAS EN TAREAS Y ÁREAS DE


TRABAJO», establece los niveles recomendados de iluminancia para cualquier tipo de
estructura.

En el mercado existe una gran gama de equipos para iluminación como lámparas,
balastros y luminarias eficientes energéticamente, los cuales permiten los mismos niveles
de iluminación con un bajo consumo de energía. Estos equipos son más costosos que los
tradicionales, pero su inversión se justifica por su gran ahorro energético y mayor año de
vida útil que presentan.
Las lámparas fluorescentes tubulares de ahorro energético con la misma emisión de
flujo luminoso de una convencional consumen aproximadamente 10% menos de energía:
Lámpara tubular convencional Lámpara de ahorro energético
20 watts 17 watts
40 watts 32 watts

Las lámparas o luminarias eficientes usualmente están dotadas de reflectores


especulares o espejos.

Los reflectores especulares son elementos que redirigen el haz luminoso.


Generalmente se construyen de metal pulido y alcanzan una reflectancia de hasta un 99%,
por lo que se logran niveles de iluminación apropiados con un menor consumo energético.

Iluminación arquitectónica.

La Iluminación en la arquitectura o diseño de iluminación arquitectónica es un


conjunto de técnicas de tratamiento de la luz orientadas a iluminar espacios arquitectónicos
interiores o exteriores dentro del campo de la arquitectura, diseño de interiores e ingeniería
eléctrica relativa al diseño de los sistemas de iluminación, incluyendo luz natural, eléctrica
o artificial, o ambas, para servir las necesidades humanas.

La luz artificial ha dejado de verse como una simple herramienta utilizada


exclusivamente para proveer la cantidad de luz indispensable que permite ejecutar una
actividad funcional. La iluminación se ha convertido en un recurso artístico y una
herramienta multifacética que ha permitido a la arquitectura romper esquemas y
trascender en el plano estético más allá del funcionamiento.

El proceso de diseño tiene en cuenta:

 El tipo de actividad humana que se realizará en el espacio.


 La cantidad de luz requerida.
 El color de la luz (temperatura de color) dado que puede afectar la vista de objetos
concretos y el entorno como conjunto.
 La distribución de la luz en en el espacio a iluminar, sea exteriores o interiores.
 El efecto del sistema iluminado en el usuario.

Las funciones de la iluminación en la arquitectura son:

 Delimitar espacios: por medio del juego de luces y sombras es posible que los
usuarios se percaten del espacio delimitado sin necesidad de usar muebles,
separadores u otros elementos.
 Crear o resaltar espacios en los edificios: se puede lograr una jerarquización de
espacios dependiendo de la dirección y la intensidad de la luz en determinados
espacios.
 Realzar determinados aspectos o elementos arquitectónicos: La estética del edificio
tanto interior como exterior se puede resaltar iluminando elementos como:
columnas, muros, etc.
 Crear ambientes diferentes según las necesidades de cada usuario.
 Marcar recorridos: la iluminación te puede indicar la salida o recorrido de algún
lugar, con el uso de luz de cortesía de baja intensidad.
 Generar intensidades lumínicas diferentes para situaciones diversas, creando
sensaciones estéticamente agradables, lo que mejora el confort de sus usuarios.
 Optimizar la iluminación y el gasto económico y energético. E incluso puede llegar a
aumentar el valor de un edificio gracias a esta capacidad de ahorro.

Es importante tener en cuenta que el factor último del éxito es la respuesta humana,
es decir, que lo que se vea sea de manera clara, sencilla y cómoda.1 Los diseñadores de
iluminación a menudo son especialistas que deben entender la física en la reproducción y
distribución de la luz, la fisiología y psicología de la percepción humana de la luz, la anatomía
del ojo humano, así como la respuesta de los conos y bastones a la luz.

El buen desarrollo de una propuesta de iluminación arquitectónica se basa en el


buen balance de los conceptos de percepción. Se requiere de la habilidad de visualizar un
espacio iluminado en donde se domine el campo de 3 dimensiones creando interacciones
entre las superficies del lugar y los elementos arquitectónicos del mismo. Al final a dicho
diseño se le incluye las luminarias, tipos de lámparas (con sus especificaciones), sistema de
control y los cálculos de iluminación.

Alumbrado público.

El alumbrado público es el servicio público consistente en la iluminación de las vías


públicas, parques públicos, y demás espacios de libre circulación que no se encuentren a
cargo de ninguna persona natural o jurídica de derecho privado o público, diferente del
municipio, con el objetivo de proporcionar la visibilidad adecuada para el normal desarrollo
de las actividades.

Por lo general el alumbrado público es un servicio municipal que se encarga de su


instalación y mantenimiento, aunque en carreteras o infraestructuras viales importantes
corresponde esta tarea al gobierno central o regional.
Alumbrado de señalización

La señalización es uno de los elementos más importantes a nivel de seguridad dentro


de los diferentes edificios o estructuras. El alumbrado de señalización es, precisamente, los
diferentes elementos que componen el sistema que garantiza un grado suficiente de
visibilidad en aquellos espacios más oscuros y apartados ante situaciones críticas.

Ya sea en el alumbrado de señalización de carteles, puertas o elementos de interés


dentro de una estructura oscura, como por ejemplo un edificio. Este tipo de alumbrado
garantiza que cualquier persona se pueda mover con libertad y seguridad por ese ambiente.
Sin embargo, anteriormente era llamado alumbrado de evacuación, y se ampara bajo un
modelo más amplio, el alumbrado de seguridad.

Cálculo de instalaciones de alumbrado según el método de lúmenes.

Uno de los métodos de cálculo de niveles de iluminación de una instalación de


alumbrado de interiores más sencillo es el de lúmenes, este método consiste en la
obtención del valor medio del alumbrado general. En el momento dado en que precisemos
del cálculo del alumbrado general localizado o el alumbrado localizado recurriremos a un
método más complejo denominado método del punto por punto.

El siguiente diagrama nos explica el proceso general del método:

Datos de entrada.

 Dimensiones del local: Los primeros datos de entrada serán entonces las
dimensiones del local y la altura del plano de trabajo (la altura del suelo a la
superficie de la mesa de trabajo), normalmente de 0.85 m.
 Determinar el nivel de iluminancia media (Em): Este valor viene dado en lux, y
depende del tipo de actividad a realizar en el local y podemos encontrarlos en uno
de los tabulados descritos anteriormente.
 Determinar el tipo de lámpara a utilizar: Debemos determinar el tipo de lámpara,
si será incandescente, fluorescente de descarga alta... etc., según el tipo de actividad
que se realice en la instalación. En uno de los tabulados descritos anteriormente se
relacionan los tipos de lámparas dependiendo de la actividad a desarrollar.
 Determinar el sistema de alumbrado y las luminarias: Según las actividades a
desarrollar y apoyándonos en la información descrita con anterioridad
determinaremos si utilizaremos alumbrado general, general localizado o localizado
y el tipo de iluminarias.
 Determinar la altura de suspensión de las luminarias según el sistema de
iluminación escogido:
 Calcular el índice del local (k): Éste índice se calcula a partir de la geometría del local,
existen dos métodos, uno es el europeo y otro es el tradicional (recomendado):

Método europeo

Método tradicional

 Determinar los coeficientes de reflexión de techo, paredes y suelo: Para tal efecto
podemos tomar como base la siguiente tabla:
 Determinar el factor de utilización: Este valor se calcula a partir del índice del local
y los factores de reflexión:

 Determinar el factor de mantenimiento (fm): Denominado también factor de


conservación es un coeficiente que depende del grado de suciedad ambiental y de
la frecuencia de la limpieza del local. Para una limpieza periódica anual podemos
tomar los siguientes valores:

Cálculos
 Determinar el flujo luminoso total: Para ello aplicamos la siguiente fórmula:
 Calcular el número de luminarias:

 Determinar la distribución de los focos de alumbrado:


Bibliografías.
 http://fido.palermo.edu/servicios_dyc/blog/docentes/trabajos/3301_7767.pdf
 https://es.wikipedia.org/wiki/Iluminaci%C3%B3n_en_la_arquitectura
 http://www.medicinalaboraldevenezuela.com.ve/archivo/covenin/luz-vision/2249-
1993_Iluminacion.pdf
 Norma Venezolana COVENIN 2249-93 “Iluminancias en tareas y áreas de trabajo”
 https://recursos.citcea.upc.edu/llum/interior/iluint1.html
 https://www.ingenieriaindustrialonline.com/herramientas-para-el-ingeniero-
industrial/dise%C3%B1o-y-distribuci%C3%B3n-en-planta/iluminaci%C3%B3n/