Вы находитесь на странице: 1из 2

PREGUNTAS GENERADORAS

¿Qué debe saber un gerente de proyectos sobre formulación y evaluación económica de


proyectos?

Proyecto es una respuesta que busca solucionar un problema, o la forma para aprovechar una
oportunidad de negocios. Esto puede ser: Lanzar un producto nuevo, proveer unos servicios, etc.

Un proyecto se prepara, coleccionando ideas y clasificando los posibles factores que puedan darse
en un momento dado al realizar cualquier proyecto. Este se prepara con los datos o la información
ya definido y las ideas esperando su ejecución.

Cualquiera que sea la idea que se pretenda implantar, la metodología o la tecnología por aplicar
conduce a la búsqueda de proposiciones coherentes destinadas a resolver las necesidades.

La evolución del proyecto consiste en dar la mayor solución al problema económico que se plantea.
La optimización de la solución es la idea central que se percibe al realizar el proyecto, se inicia ante
de preparar y evaluar el proyecto, al identificar un problema que se va a solucionar con el proyecto
o una oportunidad de negocios.

En la primera etapa del proyecto de toma en cuenta:

 La magnitud de la inversión
 Los costos
 Los beneficios

En la segunda etapa:

 Se evalúa el proyecto.
 Se mide la rentabilidad.

Los factores que influyen en el éxito o el fracaso de un proyecto, podemos señalar que si el bien o
los servicios producido es rechazado por la comunidad, significa que la asignación de recursos sobre
pasos los defectos de diagnósticos o de análisis que los hicieron inadecuado para la expectativa de
satisfacción de las necesidades del conglomerado humano. Esta causa o fracaso pueden ser múltiple
o de diversa naturaleza.

También lo político es otro factor que influye en la transformación cualitativa y cuantitativa de un


proyecto, los cambios en las relaciones comerciales internacionales donde las restricciones no
prevista podrían hacer que se transforme en un gran fracaso, la inestabilidad de la naturaleza, el
entorno institucional, la normativa legal y muchos otros factores hacen que la predicción perfecta
sea imposible.

¿Cómo se define un proyecto y cuáles son los ciclos de un proyecto?


Definición de proyecto

Un proyecto es una asociación de esfuerzos, limitado en el tiempo, con un objetivo definido, que
requiere del acuerdo de un conjunto de especialidades y recursos. También puede definirse como
una organización temporal con el fin de lograr un propósito específico. Cuando los objetivos de un
proyecto son alcanzados se entiende que el proyecto está completo.

La gran variedad de elementos que intervienen en un proyecto, hacen que éste sea único. Pese a
ello, es posible aplicar técnicas y métodos comunes para asistir su gestión.

Ciclos de un proyecto

Inicio: La fase de inicio es crucial en el ciclo de vida del proyecto, ya que es el momento de definir
el alcance y proceder a la selección del equipo. Sólo con un ámbito claramente definido y un equipo
especializado, se puede garantizar el éxito.

Planificación: importante esfuerzo de abstracción para calcular las necesidades de personal,


recursos y equipo que habrán de preverse para lograr la consecución a tiempo y dentro de los
parámetros previstos. Asimismo, también es necesario planificar comunicaciones, contratos y
actividades de adquisición.

Ejecución: en base a la planificación, habrá que completar las actividades programadas, con sus
tareas, y proceder a la entrega de los productos intermedios. Es importante velar por una buena
comunicación en esta fase para garantizar un mayor control sobre el progreso y los plazos. En esta
etapa se deben gestionar: el riesgo, el cambio, los eventos, los gastos, los recursos, el tiempo y las
actualizaciones y modificaciones.

Seguimiento y control: Esta fase comprende los procesos necesarios para realizar el seguimiento,
revisión y monitorización del progreso de proyecto. Se concibe como el medio de detectar
desviaciones con la máxima premura posible, para poder identificar las áreas en las que puede ser
requerido un cambio en la planificación. La etapa de seguimiento y control se encuentra
naturalmente asociada a la de ejecución, de la que no puede concebirse de forma separada, aunque
por su importancia y valor crítico.

Cierre: esta fase comprende todos procesos orientados a completar formalmente el proyecto y las
obligaciones contractuales inherentes.