Вы находитесь на странице: 1из 14

Proyecto Final QID

“Teñido de diversas fibras textiles a partir


de múltiples colorantes”

MATERIA: Química Inorgánica Descriptiva


(IILI06092)

PROFESOR: José Antonio Reyes Aguilera

INTEGRANTES:
Alan Miguel Fernández Escalante
Christian Imanol Soto Paz
Roberto Zavala López
Daniel Alberto Zárate Sánchez

LUGAR Y FECHA:
León, Guanajuato, México - 22/mayo/2019

Universidad de Guanajuato - Campus León


División de Ciencias e Ingenierías
ÍNDICE
1. Abstract
2. Objetivos
3. Contenido
3.1. Colorantes
3.1.1. Distinción entre colorantes y pigmentos
3.1.2. Clasificación de colorantes
3.1.3. Mordientes
3.1.4. Cinética tintórea
3.2. Principios de proceso tintóreo
3.2.1. Ley de Fick
3.2.2. Concentración del colorante
3.2.3. Afinidad
3.2.4. Electrolitos
3.2.5. Temperatura
3.2.6. Substratos
3.3. Procesos de teñido de diferentes fibras
3.3.1. Algodón
3.3.2. Lana
3.3.3. Seda
3.3.4. Poliéster
4. Conclusiones
5. Referencias

ABSTRACT
El teñido en la industria textil es un proceso químico en el que se añade un colorante
a los textiles y otros materiales con el fin de que esta sustancia se convierta en parte del textil
y tenga un color diferente al original. Se deben agregar colorantes específicos dependiendo
de las fibras y la composición del material. La parte más importante es la que le sigue al teñido:
El fijado del color. Un teñido de calidad es el resultado de una buena ejecución en todos los
aspectos del proceso. Se abordan desde los principios básicos de las moléculas colorantes y
su estructura, hasta la mecánica de reacción que incluyen las condiciones necesarias para
que se lleve a cabo el teñido sobre diferentes tipos de fibras textiles.
Palabras clave: Colorantes, teñido, fibra, molécula, textil, mordientes, cinética.

OBJETIVOS
- Definir el concepto de colorante, así como el mecanismo de reacción involucrado para
cada caso.
- Identificar la clasificación de técnicas y procesos necesarios para el teñido de diversas
fibras textiles.
CONTENIDO

COLORANTES

Distinción entre colorantes y pigmentos


En primera instancia, debemos definir la diferencia existente entre un colorante y un
pigmento, ya que, estos conceptos frecuentemente pueden llegar a confundirse o incluso
pudieran entenderse como lo mismo, lo cual es un error común.

Cuando se habla de un colorante, se está hablando de una sustancia de carácter


orgánico la cual al aplicarla a un determinado sustrato (generalmente una fibra textil) le
proporciona un color aproximadamente permanente. Por otro lado, la manera en la cual se
aplica. El sustrato (la fibra textil) donde se pretende aplicar debe poseer cierta afinidad para
captar de la manera más óptima al pigmento. Analizando nuevamente a los colorantes, estos
generalmente son solubles en el medio donde son aplicados.

Por otra parte, analizando al pigmento, se trata de una sustancia la cual posee color y
a su vez es insoluble, esta misma condición, ayuda a la dispersión del pigmento en un medio
suficientemente afín para que se pueda emplear; la aplicación que principalmente se les dá a
estos últimos es para dar coloración a plásticos, y para generar pinturas y tintas de imprenta.

Las sustancias que presentan color son las que absorben luz en la región visible del
espectro (380 a 750 nm). Una sustancia refleja el color restante al color que absorbe. Las
sustancias que no absorben luz visible son blancas o incoloras, y las que absorben todas las
longitudes de onda son negras. Si la banda de absorción es aguda el color es brillante,
mientras que una banda ancha y difusa da lugar a un color opaco. La absorción de radiación
se debe a que los electrones de las moléculas pasan a un estado electrónico superior. En
moléculas con varios dobles enlaces conjugados las diferencias entre niveles de energía se
acortan, y la energía correspondiente a la luz visible es suficiente para promover transiciones
electrónicas permitidas entre orbitales.

Gráfica 1. Espectroscopía de infrarrojo, luz visible y ultravioleta.


Tabla 1. Relación entre luz absorbida y el color observado.

A medida que aumenta la extensión del sistema conjugado el tono de color se desplaza
a verdes, azules y negros. El color aparece siempre como consecuencia de la acción conjunta
de dos agrupaciones atómicas diferentes: el cromóforo y el auxocromo. El grupo cromóforo
es un grupo funcional con bastantes electrones en orbitales n y/o π que dan origen al color
que observamos. El cromóforo es por sí solo el responsable del color.

Los sistemas cromóforos más importantes son:


● Cromóforos etilénicos: Ar-(CH=CH)n-Ar; (n≥4)
● Cromóforos azo: -R-N=N-R-
● Cromóforos aromáticos:
○ derivados del trifenilmetano: [Ar3CH]
○ derivados de la antraquinona
○ ftalocianinas
○ derivados heteroaromáticos

La presencia en la molécula de grupos con pares de electrones no compartidos (-NH2;


-OH; -NO2; -COOR, entre otros) modifica el color y la intensidad de la absorción características
de un grupo cromóforo. Estos grupos, que por sí mismos no confieren color, reciben el nombre
de auxocrómicos. Los grupos auxocrómicos cuando son donadores de electrones (-OH, -
OMe, -NH2, NHR; NR2) intensifican la absorción de luz y desplazan el máximo del espectro a
mayores longitudes de onda (fotones de menor energía), esto es cambian el color a tonos
azulados y verdes.Reciben el nombre de batocrómicos. Los grupos que atraen electrones (-
NO2; -COOR) desplazan la absorción a longitudes de onda más cortas y el color a tonos
amarillos y anaranjados y se llaman hipsocrómicos. El color siempre aparece como
consecuencia de la acción conjunta de dos agrupaciones atómicas diferentes el cromóforo y
el auxocromo, el cromóforo es la causa inmediata del color.

Clasificación de colorantes
Los colorantes utilizados en la industria textil pueden ser clasificados primordialmente
en materiales solubles (colorantes) y materiales insolubles (pigmentos). En segundo término,
los colorantes pueden organizarse según sus aplicaciones tecnológicas – colorantes
reactivos, colorantes dispersos, colorantes tina, colorantes con mordiente, colorantes
ácidos/básicos y colorantes directos. En resumen, los tintes se pueden clasificar según su
composición química (radical-azo, antraquinona, sulfuro, tripenilmentano, índigo, ftalocianina)
o, según a su comportamiento en los procesos de teñido. La mayoría de los colorantes
utilizados en la industria textil son solubles. Los más que presentan tonalidades más claras
son los tintes azo (70-80 %). La mayor parte de los colorantes en el mercado son los
colorantes azo, seguidos por los ftalocianinas. Por ejemplo, para el teñido de la celulosa, las
tinturas que comúnmente se utilizan son la directa y reactiva. Las tinturas reactivas permiten
sombras brillantes y su funcionamiento es excelente. Sin embargo, las tinturas directas son,
a veces, utilizadas para teñir celulosa (aun cuando la solidez del color es mucho peor que el
de los colorantes reactivos), porque la tintura directa involucra en proceso rápido y a bajo
costo.

Mordientes
En diversas técnicas de teñido se requiere de compuestos que sirvan como puente
entre la molécula de la fibra textil y la molécula del colorante. Para mejorar su desempeño en
el uso final, se hace indispensable el empleo de mordientes: antes, simultáneamente o
posterior al proceso de teñido.

La misión de los mordientes es servir de “puente” o “enlace” entre el tinte y las fibras,
permitiendo que las partículas colorantes que poseen las materias tintóreas queden adheridas
a la estructura de las fibras de forma permanente, es decir, con capacidad de resistir a la
acción del agua, el rozamiento, la luz solar y el paso del tiempo, que son los cuatro factores
que actúan en contra de la perdurabilidad de los colores en los textiles. Justamente lo que
tratamos de conseguir es que las fibras naturales tengan capacidad de atrapar las partículas
de color.

El mordentado es una operación muy importante porque de ella depende que los
colores sean firmes y resistentes. Algunas veces el mordiente es incorporado al agua en que
se hierve el colorante o en aquella en que se tiñe la fibra con abundante agua, ponerla al fuego
y cuando el agua esté tibia, se debe disolver en ella el mordiente.

A continuación, se presenta una lista de elementos que pueden ser utilizados como
mordientes o fijadores, que en algunos casos sirven además como entonadores del color, por
ejemplo:
● Sulfato de Aluminio: Se emplea generalmente combinado con el crémor tártaro. Sirve
para preparar la fibra antes del teñido, y no altera el color, pero aviva los colores. Da
mejores resultados con colores claros.
● Ácido de Potasio: además de fijar los tintes tiene la propiedad de suavizar la tela. Se
utiliza generalmente antes del teñido y es mucho más eficaz cuando se lo utiliza junto
con el alumbre, porque de ese modo ambas sustancias se complementan y refuerzan
sus propiedades
● Sulfato de Hierro (venenoso): Se utiliza después del teñido. Generalmente oscurece
el color y vuelve las fibras más ásperas
● Sulfato de Cobre: Polvo cristalino de color verde pálido. Se usa al final del teñido. Tiene
buena resistencia a la luz y al agua.
● Estaño (Clorhidrato de Estaño): Venenoso
● Cloruro de Sodio: La sal puede utilizarse en la solución del tinte en el mismo momento
del teñido
● Ácido Acético
● Amoníaco (Clorhidrato de Amoníaco y sales de amoniaco)
● Ácido oxálico

Cinética tintórea
Se llama “cinética tintórea” al proceso molecular tintóreo, del cual se establecen dos
principios fundamentales:
1- El teñido es cuando la fibra absorbe el colorante en su interior, no cuando es
recubierta exteriormente por el colorante.
2- El teñido es un proceso duradero; si la prenda pierde color fácilmente, es que no
fue teñida.

El teñido se divide en 4 diferentes etapas:


➢ Migración: Desplazamiento del colorante en el líquido hacia la fibra textil.
➢ Difusión: El momento en que la tintura va de la superficie al interior de la
prenda. La difusión del colorante se manifiesta exteriormente por lo que
llamamos igualación, apariencia y uniformidad del material teñido. La difusión
del colorante se ve afectada por diversos factores como lo son la agregación
del colorante (cantidad), la estructura cristalina de las moléculas (la de la tela y
el colorante); esto hace que cada molécula adsorbida desplace equilibrio de
agregación hacia la formación de más mono moléculas, cuando más alto es el
índice de agregación del colorante más bajo será la difusión de este mismo
➢ Absorción: La molécula del colorante entra en contacto con la fibra y la penetra.
También llamado “Difusión sólida”.
➢ Fijación: En este proceso se busca que el colorante quede dentro de la fibra.
En colorantes directos la unión de estos es por puentes de hidrógeno.
Terminando el proceso de fijación se puede decir que el colorante ha teñido a
la fibra y el proceso de tintura ha terminado, estando las moléculas de fibras
enlazadas con moléculas de colorante.

PRINCIPIOS DEL PROCESO TINTÓREO

● Ley de Fick (Coeficiente de difusión): El colorante se distribuye en forma anular


alrededor de la fibra; haciendo que en la superficie de esa fibra haya una elevada
concentración de colorante y muy escasa o nula en su interior. Esa concentración
exterior provoca el flujo de colorante hacia el centro del cuerpo a tintar. La primera ley
de Fick dice que el flujo de las moléculas de colorante es directamente proporcional a
los factores de difusión dentro de los más influyentes encontramos los siguientes:
○ Concentración del colorante: La concentración del colorante en el substrato
aumenta el coeficiente de difusión.
○ Afinidad: Cuando hay una alta afinidad, la tintura es rápida en el inicio de la
penetración en la fibra, pero enseguida se ralentiza por la misma concentración
del colorante. Las capas exteriores se tintan mucho y las interiores poco y
despacio. Mientras que, con baja afinidad, el coeficiente puede que no
aumente, pero la penetración en el interior es más uniforme.
○ Electrolitos: La presencia de sal (electrolito) en el baño influye en la atracción-
repulsión entre la fibra y el colorante; Para la tintura que precisa de electrolito,
hay un grado óptimo de concentración de sal.
○ Temperatura: Es proporcional al coeficiente de difusión. Aumentar
temperatura es agregar energía al baño.
○ Substratos: Algunas estructuras moleculares el colorante sólo puede ocupar
las regiones amorfas de los mismos, sin romper la estructura cristalina de la
formación molecular de esa fibra. Las fibras sintéticas una vez hiladas se
someten a un estirado considerable, en el que la macromolécula se alarga y
quedan sus cristales orientados unidireccionalmente. En esas condiciones es
muy difícil que el colorante se aloje en el interior de la fibra.
PROCESOS DE TEÑIDO DE DIFERENTES FIBRAS

Algodón
La composición química del algodón es de celulosa (94%), proteínas (2.2%), cenizas
(1.2%), ceras, ácidos y azúcares (1.7%), y no determinados (0.9%). Las fibras están
compuestas de largas cadenas de celulosa cristalina que a su vez están unidas por puentes
de hidrógeno:

Figura 1. Composición química del algodón.

La fibra es polar, por lo que puede ser teñido con colorantes:


1. Directos.
2. A la Tina.
3. Sulfurosos.
4. Nafténicos.
5. Reactivos

Un método alternativo para teñir el algodón consiste en formar un colorante insoluble


situado sobre la fibra. Para ello el tejido se impregna con una disolución de un compuesto no
colorante naftol AS (molécula aromática pequeña). Esta molécula se fija a la fibra por puentes
de hidrógeno y, al mismo tiempo, queda ocluido en los poros de la fibra. La síntesis del
colorante se realiza, en un segundo paso, por adición de una sal de diazonio sobre el tejido a
teñir. Esto da lugar a la formación de un azoderivado insoluble cuyo tamaño es mayor que los
poros de fibra. El colorante queda, de este modo, anclado a la fibra por puentes de hidrógeno
y por formación de agregados intermoleculares insolubles dentro de los poros de la fibra. Estos
colorantes insolubles se llaman azoicos sobre fibra y resisten bien los lavados con agua. Estos
colorantes carecen de grupos SO3- y no son solubles en agua.

Figura 2. Síntesis de un azoderivado a partir de Naftol AS.

Otra forma para teñir el algodón es por medio de colorantes reactivos, los colorantes
reactivos se sintetizan empleando un grupo cromóforo azoico, o bien, antraquinónico y tienen
puntos de anclaje reactivos en la molécula, los que en presencia álcali forman un enlace
covalente con la celulosa. Los grupos reactivos del colorante reaccionan con los grupos
hidroxilos de la celulosa. Debido a su fuerte anclaje a la fibra tienen excelentes solideces. El
tipo de grupo reactivo presente en la molécula determina muchas de sus propiedades y las
características de aplicación, como la temperatura, que a su vez es función de la reactividad
química.
Así, tenemos colorantes de alta reactividad que se emplean a baja temperatura y de
baja reactividad temperaturas mayores.

Figura 3. Unión de colorante hacia la fibra mediante un mordiente.

También es posible teñir por colorantes directos, son aquellos colorantes que no
necesitan de mordientes para teñir la molécula de celulosa. Estos comprenden dos
subfamilias: Colorantes directos comunes y colorantes directos sólidos. Los primeros son
antecesores de todos los colorantes sintéticos desarrollados para el teñido de fibras
celulósicas y presentan un grado de solidez a la luz y solideces húmedas relativamente bajo.

Estos colorantes tienen una fácil aplicación, bajos costos de producción, colores
brillantes, alta afinidad tintórea por la fibra, amplio rango de solideces y baja solidez a los
tratamientos húmedos.

O por colorantes a la tina, los colorantes de tina son un proceso que se refiere a la
tintura que se lleva a cabo en una cubeta o tina. Cuando se aplican a las telas o fibras
(poliamida, lana y algodón), se disuelven por acción química y la solución resultante penetra
la fibra que se va a teñir. Son colorantes que tienen entre sí diferente constitución química,
pero todos son insolubles en agua. El proceso de reducción es fundamentado gracias a la
acción reductora del hidrógeno sobre el grupo carbonilo.

Lana
La lana y la seda son proteínas fibrilares y están formadas por largas cadenas de
unidades de α-aminoácidos, RCH(NHR)COOH, con grupos ácido y amino libre. De todas las
fibras textiles, la lana es la que presenta mayor afinidad por los colorantes. Debido a su
naturaleza porosa, es fácilmente penetrada por las soluciones, especialmente calientes, lo
que contribuye a su facilidad de teñido. La tinción de estas proteínas se realiza con los
denominados colorantes aniónicos o ácidos, o bien con colorantes catiónicos o básicos. Los
primeros suelen tener uno o más grupos sulfónico y los segundos son sales de amonio
cuaternario. En ambos casos la fijación del colorante a la fibra es por enlace iónico. La tinción
con los colorantes aniónicos se realiza en medio ácido con objeto de transformar los grupos
amino de la fibra en otros grupos amonio con carga positiva. El teñido se debe a que los
grupos sulfónico se fijan a los grupos catiónicos de la fibra por enlace iónico, y la cadena
alquílica presente produce repelencia al agua aumentando la resistencia al lavado. Estos
colorantes son los más empleados para la tinción de la lana.
Figura 4. Protonación del grupo amino de la fibra de lana.

Figura 5. Ejemplo de la molécula de rojo ácido-138.

La tinción con colorantes catiónicos se realiza en medio básico. En estas condiciones


los grupos ácido de la fibra se transforman en grupos carboxilato con carga negativa. Así, el
colorante catiónico, a través del nitrógeno positivo, se une por fuerzas electrostáticas, a los
grupos aniónicos de la fibra.

Figura 6. Desprotonación de la fibra para agregar un colorante catiónico.

Cuando no se quieren tonos brillantes se utilizan los colorantes “mordientes”. Se trata


de moléculas que forman complejos con cationes tales como Al+3, Cr+3 o Cu+2. Algunos
colorantes ya están formando complejo con el catión y se aplican en disolución neutra como
el azul ácido-158. En otros casos el catión metálico se adiciona durante el proceso de tinción
como el negro azulado-17.

Figura 7. Mordentación mediante la adición de un catión metálico para formar un complejo.

Por un lado, la lana lavada y mordentada y por el otro, la tintura obtenida del colorante
hervido y colado. Este baño se pone a calentar y cuando está tibio se introduce en él, la lana
húmeda. La tintura debe cubrir totalmente la lana y permitir su movimiento. La temperatura
debe subir lentamente hasta los 80º - 90º C, es decir, hasta el punto de hervor.
Seda
La seda natural es el producto de secreción del gusano Bombyx mori. Esta secreción
se solidifica al aire formando una fibra proteica natural, hilo doble de fibroína (C15H23N5O6)
envuelta en capa protectora de sericina (C15H25N5O8). Esta se elimina con lavados para
conseguir los hilos de fibroína insoluble al agua, de brillo y alta resistencia.

Es sensible a medios alcalinos (pH>9) y contiene dos grupos reactivos principales, los
amino (-NH2) y los carboxílicos (-COOH), que reaccionan mediante fuerzas polares, formando
sales y dando origen a grupos catiónicos amonio y grupos aniónicos carboxilatos.

La fibroína de la seda está formada por cadenas con plegamiento β antiparalelo, en el


cual las cadenas se extienden paralelamente al eje de la fibra. Grandes extensiones de la
cadena están constituidas por una secuencia de aminoácidos que se repiten, entre los más
comunes están la glicina, serina, alanina y tirosina. Su principal diferencia de la proteína de la
lana es la ausencia de cistina.

Figura 8. Cadena de aminoácidos de la fibroína de seda.

Para aumentar la estabilidad de la seda frente a ácidos y bases se trata con


compuestos bifuncionales como éteres, derivados dihalogenados, dicetonas, etc. La tinción
de las fibras proteicas se realiza con colorantes aniónicos, catiónicos y reactivos donde entran
en juego fuerzas intermoleculares e intercambio iónico.

Los principales desarrollos de colorantes naturales para la tintura de la seda a escala


industrial y artesanal se centran en aquellos de origen vegetal. Para el proceso de mordentado
se emplean sales metálicas como sulfato de cobre, dicromato de potasio, sulfato de hierro,
sulfato ferroso y alumbre; asimismo, se emplean mordientes provenientes de fuentes
naturales como hongos, plantas y ácidos orgánicos.

Gráfico 2. Etapas de teñido de seda con colorantes naturales.


Para este proceso de tintado, los colores mordientes serán colorantes aniónicos con
cromo en su estructura, capaces de unirse a un grupo amino de la fibra.

Figura 9. Proceso de tintado con colorantes naturales usando mordientes aniónicos.

Los colorantes sintéticos son desarrollados de acuerdo con las características de la


fibra a teñir y muchos de ellos provienen de fuentes petroquímicas. A nivel industrial, los
colorantes sintéticos tipo ácidos y reactivos son los más empleados, dada su afinidad por la
fibra, reproducibilidad y alta solidez.

Los colorantes ácidos se usan para teñir sustratos en medios ácidos, se caracterizan
por tener en su estructura al menos un grupo sulfonato (SO3-) asociado al catión, lo que les
permite solubilizarse en los baños acuosos de tintura y reaccionar con las fibras por medio de
interacciones iónicas, esto gracias a que fibras como la lana, la seda o las poliamidas, en
condiciones ácidas adquieren cargas positivas. Las tinciones en medio ácido permiten que los
pequeños aniones difundan en la fibra y puedan ser sustituidos por aniones voluminosos del
colorante.

Figura 10. Tinción en medio ácido de grupos sulfonato a la fibra de seda.

Los colorantes reactivos se fijan al tejido mediante la formación de enlaces covalentes,


haciéndolos resistentes al lavado y otorgando buena solidez. Estos colorantes se conocen
como compuestos químicos coloreados, son de carácter aniónico y su molécula se compone
de una parte colorante y la otra reactiva. Son fijados por reacción entre los grupos NH2 y NHR
laterales de la proteína.

Figura 11. Tintado usando colorantes reactivos sobre la fibra de seda.


Poliéster
Al hablar del poliéster en la industria textil, se le pueden encontrar varios nombres
comerciales que se le han asignado, sin embargo, esto no significa que “varíe” su estructura
química dependiendo de la marca que se esté mencionando.
Comentando de manera breve acerca del aspecto de la obtención de esta fibra textil,
el poliéster es sintetizado a partir de una reacción química de polimerización por condensación
(transesterificación específicamente hablando), en la cual incluye como reactivos el ácido
tereftálico y etilenglicol (monómeros que estructuran nuestro dímero), formando el poliéster
que en conjunto a otros dímeros iguales nos dan el polímero buscado (C10H8O4).

+ → + (n-1) HO-CH2-CH2-OH
Figura 12. Síntesis de tereftalato de polietileno.

Los grupos éster en la cadena del compuesto de poliéster son polares, en la cual, el
átomo de oxígeno del grupo carbonilo posee carga negativa y el átomo de carbono del grupo
carbonilo tiene una carga positiva. Las cargas positivas y negativas de los diversos grupos
éster se atraen mutuamente. Esto habilita el hecho de que los grupos éster de cadenas
vecinas puedan estar alineadas entre sí en una forma cristalina y debido a ello, den lugar a
fibras resistentes.

Ahora, dirigiendo la perspectiva al mecanismo y método de aplicación que tiene lugar


el colorante en nuestra fibra textil de poliéster, debemos puntualizar que la fibra de poliéster
posee una estructura tan compacta que resulta sumamente complicado el teñirla con un
colorante cualquiera. Por esta razón, se recurre a colorantes dispersos. A grandes rasgos, y
como datos adicionales, las partículas del colorante se disuelven en su forma mono-molecular,
la solubilidad se ve altamente afectada por las condiciones del medio con el cual se trabaja,
así como por otros factores propios, como por ejemplo lo es, el agua, pH del medio, relación
de baño, dispersantes, carriers, igualizantes, electrolitos, etc., además de las altas
temperaturas de trabajo. En primer lugar, se recurre a solubilizar el colorante disperso en un
disolvente orgánico como el cloruro de metileno (fase acuosa), el colorante, se debe encontrar
en una micro emulsión con el pirofosfato tetrasódico el cual es estabilizado con lecitina (por la
formación de liposomas que favorecen la emulsión) y mediante este sistema se mantiene la
solubilización del colorante. Ahora que, nuestro colorante se encuentra de manera mono-
molecular y dispersa, posee libertad de ser absorbida por la fibra textil y fijada.

A continuación, se presentan ejemplos de colorantes dispersos que mediante sus


oxígenos pueden enlazar al grupo éster que posee el compuesto de la fibra poliéster.

Figura 13. Moléculas de colorantes dispersos.


CONCLUSIÓN
Tras haber analizado los principios que dan base a la variación del conjunto de
procesos de teñido de fibras textiles, podemos concretar la importancia que posee el hecho
de conocer a profundidad la estructura química del material a trabajar, el comportamiento del
colorante dependiendo de las condiciones que el mismo material (o fibra) impone, así como
el uso de las sustancias auxiliares que mejoran la afinidad entre los mismos.

Por otro lado, se debe contemplar también la clase de colorante a emplear (como se
habló en la clasificación de los colorantes) según el caso o etapa primordial del proceso de
teñido donde se va a aplicar, con base en el análisis de fibras textiles que se desean teñir.

Este proyecto apoya mucho de nuestros previos conocimientos básicos de química


inorgánica y orgánica, y nos brinda muchas otras aplicaciones y herramientas avanzadas
dentro de un campo específico de la industria de colorantes textiles.

Además, nos permite conocer un sector de la industria que pocos se atreven a explorar
pero que a su vez resulta de vital importancia ya que, poco se sabe, es uno de los procesos
que más residuos genera (en su mayoría de alto índice de contaminación), y gasto de aguas
residuales que resultan igual de dañinas al ambiente.

Teniendo en cuenta todos estos conocimientos, y consideraciones ambientales,


nosotros como ingenieros químicos “sustentables” tenemos la obligación de buscar
alternativas a procesos que sean accesibles, ágiles, rentables, y, en gran porcentaje,
amigables con el ambiente, y generen grandes beneficios a largo plazo.

REFERENCIAS
I. Portales, R. (2014, junio 26). Teñido de algodón con colorantes directos. Desde
“Química Textil”. Liga: https://quimica-textil-fiq-unac.blogspot.com/2014/06/tenido-de-
algodon-con-
colorantes.html?m=1&fbclid=IwAR1cNTHFNgzg9w1ScNNxNzD8OyBWMQoBenxSsu
YiZkXgrAMPdOX-mlJ-sQo

II. Sanz-Tejedor, A. (s.f.). La industria de los colorantes y pigmentos. Desde “Química


Orgánica Industrial”. Liga: https://www.eii.uva.es/organica/qoi/tema-11.php

III. ¿Qué son los tintes azo? (s.f.). Desde “EcoTintes”. Liga:
http://www.ecotintes.com/content/que-son-los-tintes-azo

IV. Sedlak, D. (s.f.). Documento/Manual de Química. Desde “Afirm Group”. Liga:


https://www.afirm-group.com/wp-content/uploads/2013/07/Apendice-F-Manual-de-
Guia-Quimica.pdf?fbclid=IwAR3Gz11_Hjstjc-
tzwtRen7H9oJx8W_eNKjK00lCtKy2KqIYgGL_C-xIg_U

V. Llano, E. (2009, septiembre 4). Tintura de fibras textiles. Desde “Tintura de Fibras
Textiles”. Liga:
https://tinturadefibrastextiles.blogspot.com/?fbclid=IwAR3frDv1yiHYoWrVQaEAzmLF
sFk1atEggdtliuYNs9kjjMqLt9zNVrsh1Yo

VI. Meza, K. (2014, mayo 30). Colorantes y fibras textiles. Desde “Prezi”. Liga:
https://prezi.com/2xpmui2ga0uc/colorantes-y-las-fibras-
textiles/?fbclid=IwAR3RNARlighMIVf03-U0NfVBo4hLnb-
JM3kYW9UB5FkvmA23V02ANd0q3S0
VII. Vázquez-Chacón, J. Y. (s.f.). Cromóforos: grupos, funciones y aplicaciones. Desde
“Lifeder”. Liga:
https://www.lifeder.com/cromoforos/?fbclid=IwAR2DwexRvxE56HPQgUKb0KkWsJ5E
vgqJGlpK0xfNnO3iVpJJi0vmtMaKE3I

VIII. Mundo Lanar. (2013). ¿Qué son los mordientes? Desde “Mundo Lanar”. Liga:
https://www.mundolanar.com/blog/que-son-los-
mordientes/?fbclid=IwAR3zb39NvCfNU1apXtjHxxp_K-
j8l3h4qPTVurIxPHXKyehiPyghZhvCWzI

IX. Molina, F. (2015, agosto 1). Teñido de Algodón con Colorantes Reactivos. Desde
“SlideShare”. Liga: https://es.slideshare.net/Nicolas1964/teido-de-algodn-con-
colorantes-reactivos

X. Teñido de madejas de algodón. (2017). Desde “Química Textil – Escuela Superior de


Ingeniería Textil”. Liga: http://2tm23e6.blogspot.com/p/tenido-de-madejas-de-
algodon.html

XI. Fajardo-Hidalgo, O. (2016, octubre 16). Teñido de Lana, Conceptos y Aplicaciones.


Desde “Productos de Limpieza para Lavandería Industrial”. Liga:
https://conocimiento-textil.blogspot.com/2016/10/tintoreria-textil-tenido-de-lana-
conceptos-y-aplicaciones.html

XII. González-Echeverría, L; Fontalvo-Silva, M; Álvarez-López, C; Restrepo-Osorio, A.


(2014, marzo 5). Generalidades de la seda y su proceso de teñido. Desde “Scielo”.
Liga: http://www.scielo.org.co/pdf/prosp/v12n1/v12n1a01.pdf

XIII. La ruta de la seda: rastros de química de Oriente a Occidente. (2017, junio 11).
Desde “QuimiDicesNews”. Liga: https://quimidicesnews.wordpress.com/tag/fibroina/

XIV. Polímeros en plantas e insectos – Seda. (2013, enero). Desde “Full Química”. Liga:
https://www.fullquimica.com/2013/01/polimeros-en-plantas-e-insectos-seda.html

XV. Anónimo. (2013, febrero 23). El poliéster y todas sus características. Desde “Fibras
Sintéticas y Artificiales”. Liga: http://thepoliestiren.blogspot.com/2013/02/el-poliester-
y-todas-sus-caracteristicas.html

XVI. Mondragón-González, K. (2013, abril 7). Fibras sintéticas y especiales. Desde


“Fibrología”. Liga: http://fibrologia.blogspot.com/2013/04/fibras-sinteticas.html

XVII. Rojas, L. (2015, agosto 14). Tintura de Telas de Poliéster. Desde “A.P.P.T. Perú”.
Liga: http://apttperu.com/tintura-telas-poliester/