Вы находитесь на странице: 1из 11

Trastornos del lenguaje:

El lenguaje:

El lenguaje hablado es un código de comunicación humana, a través del lenguaje se trasmiten


ideas, pensamientos, proyectos. En el desarrollo del niño el lenguaje es un instrumento
fundamental del pensamiento y de la acción, factor regulador de la conducta y medio para
acceder a la educación y la cultura. El desarrollo del lenguaje se sustenta en la estructura
anatomofuncional genéticamente determinada y por la influencia verbal del medio donde se
desarrolla.

Para desarrollar el lenguaje el niño debe ser capaz de oir, ver, entender y recordar. Los
trastornos de audición (receptivo) y del habla (expresivo) afectan al lenguaje. Lenguaje
receptivo: habilidad de entender; lenguaje expresivo: capacidad d producir una comunicación
simbólica (con palabras y oraciones)

El lenguaje es el resultado de una actividad nerviosa compleja que permite la comunicación


interindividual de estados psíquicos a través de la materialización de signos multimodales de
acuerdo con una convención propia de una comunidad.

En la corteza perisilviana izquierda, que incluye área el de broca y de Wernicke, es donde están
las áreas corticales primaria, secundaria y terciaria del lenguaje. En el proceso de integración
del lenguaje participan además el tálamo, los ganglios de base, la corteza prefrontal, el área
motriz suplementaria y la corteza límbica de ambos hemisferios. Las funciones de prosodias y
adecuación comunicativa están en el hemisferio derecho, en la región perisilviana. Para el
funcionamiento de la lectoescritura se requiere también, el buen funcionamiento de la región
calcaría y sus áreas de asociación visual.

Hay 3 sistemas que sustentan funcionalmente el lenguaje:

Sistema operativo o instrumental: comprende el área de Broca y el área de Wernicke.

Sistema semántico: abarca grandes extensiones corticales de ambos hemisferios.

Sistema intermedio: sirve de mediación entre los dos anteriores y se ubica alrededor del
sistema instrumental.

para su conformación y desarrollo, el lenguaje necesita una influencia biológica y cultural. En el


hogar donde se desarrolla el niño debe haber personas con lenguaje más avanzado,
comprometidas afectivamente con el niño en actividades conjuntas, que estimulen, en la fase
de aprendizaje, el juego interactivo . El desarrollo del lenguaje debe darse sobre una base
afectiva que cree vínculos de relación entre el niño y los adultos relevantes de su entorno. En
la estimulación mutua . Si esta relación no se da, podría presentar dificultades para desarrollar
la comunicación y el lenguaje. En resumen, la capacidad de hablar reside en el sistema
nervioso y requiere que el niño sea expuesto al lenguaje y que posea el equipo biológico
necesario para descodificarlo y producirlo. El desarrollo del lenguaje se inicia desde que el niño
nace y se consolida en torno a los 5-6 años . Está dividido en dos etapas, la prelingüística y la
lingüística, que se separan por el inicio de las primeras palabras. el reconocimiento de
sonidos, que se logra a los 3 meses, se sigue pocos meses después del reconocimiento verbal.
conoce palabras familiares y luego se integra la comprensión y el significado de éstas, el niño
va a aprender a reproducir sonidos o palabras si las oye con claridad y frecuencia y si las asocia
con otras sensaciones agradables que tienen un significado para él. El desarrollo del lenguaje
expresivo discurre paralelo al desarrollo del lenguaje comprensivo. El desarrollo verbal
dependerá no sólo de los requisitos instrumentales (audición, motricidad fonoaudiológica) y
del aspecto cognitivo, sino del desarrollo de los componentes formales del lenguaje (fonología,
léxico y sintaxis) y funcionales (semántica-significado) y la pragmática (uso contextualizado y
social) . El trastorno de expresión del lenguaje se puede hacer notorio antes de los 3 años, Sin
embargo, entre los 3-5 años, el niño se lleva al médico porque no habla o habla poco, o no lo
entienden o no atiende. A partir de los 5 años, la escuela es la que lo refiere al especialista por
problemas similares. De los 4 a los 7 años, período crítico en la dirección del lenguaje. Estos
retrasos pueden ser aislados o presentarse como signo de un trastorno más amplio, como el
autismo o el retraso mental.

Al final del siglo, con el enfoque pragmático, se pretendió situar su desarrollo en el marco de la
comunicación y de las interacciones sociales. el código lingüístico hay cinco niveles:
Fonológico: este nivel comprende los fonemas (rasgos distintivos articulatorios y acústicos) y la
prosodia (hechos lingüísticos suprasegmentales).
Morfológico: ordenamiento lógico gramatical.
Sintáctico: organización secuencial de los enunciados y reglas que rigen la lengua.
Semántico: desarrollo de los significados, base relacional del lenguaje.
Pragmático: efectos esperados y buscados de los enunciados sobre el interlocutor y medios
específicos utilizados en la comunicación. Un enunciado dirigido a un interlocutor apunta a un
objetivo general o particular que puede precisarse. Alcanzamos así la articulación funcional del
lenguaje. clasificación de acuerdo con la competencia comunicativa y la competencia
lingüística. Podemos encontrar individuos con alteración del lenguaje oral, pero no en la
comunicación; individuos con alteraciones en la comunicación y no en el lenguaje y otros en
los que tanto la comunicación como el lenguaje oral están inadecuadamente construidos o
desarrollados.

Las habilidades linguisticas del niño son motivos de consulta frecuente. Puede ser el único
problema o ser un síntoma en un marco mas amplio. Muchas veces el único referente es la
indicación de la familia: “no habla, habla poco, habla mal, Ha dejado de hablar”.

Estrategias para valorar el lenguaje: información aportada por los padres, informes del colegio
o guardería, preguntas directas al niño, observación del lenguaje espontaneo durante la
consulta, cuestionarios a padres y educadores, grabaciones, test específicos del lenguaje
(ppvt), test de desarrollo (Bayleylll), test de inteligencia.
trastornos del lenguaje, definición: Con trastornos del lenguaje o del habla nos referimos a problemas
de la comunicación o de otras áreas relacionadas con ésta como las funciones motoras orales. Estos
trastornos tienen una sintomatología muy variada, desde la incapacidad de comprensión a la verborrea, y
además pueden presentarse desde el nacimiento del niño o manifestarse en la edad adulta.

Causas de los trastornos del lenguaje

Las causas de los trastornos del lenguaje son muchas y muy variadas. Podemos diferenciar las causas
dependiendo del desencadenante del trastorno.
Entre las causas orgánicas, que se refiere a la lesión de cualquiera de los órganos que tienen un papel
en el funcionamiento del lenguaje, podemos diferenciar:

 Causas hereditarias: Cuando los trastornos del lenguaje se heredan de los padres.

 Causas congénitas: Cuando los trastornos del lenguaje se deben al uso de fármacos o a
complicaciones durante el embarazo.

 Causas perinatales: Los trastornos del lenguaje se originan durante el proceso del parto.

 Causas postnatales: Los trastornos del lenguaje se producen después del embarazo, un
ejemplo serían los trastornos del lenguaje ocasionados por un parto prematuro.

Además de las causas orgánicas tenemos también las causas funcionales, debidas al funcionamiento
patológico de aquellos órganos que intervienen en el lenguaje.

Causas endócrinas, que afectan principalmente al desarrollo psicomotor del niño.

Las causas ambientales también son un factor que puede influir en el lenguaje, el entorno puede afectar
a las capacidades lingüísticas del individuo.

Por último, las causas psicosomáticas también tienen un rol importante en la generación de trastornos
del lenguaje, ya que nuestro pensamiento tiene mucho poder sobre nosotros y puede provocar una
expresión oral anómala. Del mismo modo, dificultades en el habla pueden acabar afectando a nuestro
pensamiento. Ambas cosas pueden dificultar la capacidad de una expresión oral y comprensión correctas.

Síntomas de los trastornos del lenguaje

Existen distintos síntomas que predicen un posible trastorno del lenguaje, dependiendo del tipo de
trastorno y del área del lenguaje afectada. Pero haciendo una pequeña clasificación de los trastornos
generales del lenguaje podemos discernir distintos síntomas:

 Síntomas de un trastorno en el desarrollo expresivo: Nos podemos dar cuenta por síntomas
como un vocabulario extremadamente limitado, dificultades en la memorización de palabras o en
la producción de oraciones largas.

 Síntomas de un trastorno mixto del lenguaje expresivo-receptivo: Veremos todos los


síntomas relacionados con la expresión vistos antes, además de problemas asociados con la
recepción, como puede ser dificultad de comprensión de palabras o frases.

 Síntomas de un trastorno fonológico: Si nos encontramos delante de un trastorno fonológico,


nos daremos cuenta de ello por la incapacidad de utilizar ciertos sonidos del habla, errores de
producción, representación y/o utilización de los sonidos.

Por otra parte, y quizás sea el trastorno más visible, tenemos el tartamudeo, que supone una alteración
en la fluidez y organización de las palabras.

A pesar de que, como hemos visto, el lenguaje es un proceso complejo y sus trastornos muy
variados, podemos identificar ciertos signos que indican el posible desarrollo de un trastorno del
lenguaje. Centrándonos en los trastornos del lenguaje en los niños podemos diferenciar los
siguientes signos:

 En cuanto al lenguaje expresivo: Podemos darnos cuenta que hay un problema si el niño
utiliza un vocabulario más limitado que el de otros niños, le cuesta aprender nuevas palabras,
confunde tiempos verbales, habla con palabras más generales (cosas, eso…) en vez de algunas
más precisas, no habla a menudo, dice oraciones sin sentido a pesar de ser capaz de pronunciar
bien palabras, utiliza una limitada estructura de oraciones o repite a menudo determinadas frases
cuando habla.

 En cuanto al lenguaje receptivo: Algunos signos que evidencian el posible desarrollo de un


trastorno del lenguaje son, parecer desinteresado a menudo cuando las personas hablan,
dificultades para seguir ciertas instrucciones o le cuesta bastante entender lo que se le dice,
pregunta o lo que está escrito.
Motivos de consulta:

El niño que tarda en hablar, el niño que deja de hablar, el niño que habla mal, otros trastornos.

El niño que tarda en hablar:

Retrarso simple del lenguaje, trastorno especifico del lenguaje o disfasia, trastorno de espectro
autista, retraso mental, hipoacusia, gemelaridad, hijo de padres sordo mudos, privación
ambiental extrema.

Retraso simple del lenguaje (rsl): hay buena comprensión y la evolución del lenguaje es similar
a la mayoría de los niños, pero con una cronología moderadamente retrasada. Es un retraso
madurativo al borde de la normalidad, puede ocurrir en caso de gemelos o bilingüismo en la
familia. Muchas veces el diagnostico puede hacerse tras varios años, al constatar las
habilidades cognitivas normales en todos los aspectos ya que se confunde con la dislexia, TEL y
autismo.

Trastorno especifico del lenguaje (tel): es una alteración en el desarrollo del lenguaje con
normalidad en los demás parámetros evolutivos. El lenguaje ademas de ser adquirido
tardíamente, no es correcto en su fonética, estructura y contenido. Su pronostico es variable ,
puede haber casos que se recuperan por completo y otros que lo hacen mas adelante y
afectan más al lenguaje. Se considera causa genética familiar y multifactorial. Puede
confundirse con el (rsl). Hay un déficit de comprensión y las características del trastorno varian
a lo largo del desarrollo.

Clasificación según la severidad:

Afecta a niños cuyo desarrollo del lenguaje se inicia


dentro de los límites normales, pero presenta un
Leve aprendizaje lento para producir los sonidos de las
palabras.

Moderado Afecta a niños con un significativo atraso en su


lenguaje expresivo.

Grave Los niños se caracterizan por sus dificultades para


comprender el lenguaje oral

Muy grave Los niños se caracterizan por sus graves dificultades


para comprender el lenguaje oral

Trastorno de espectro autista(tea): se caracteriza por actitudes e intereses repetitivos y


estereotipados y déficit en interaccion social y uso del lenguaje, se inicia antes de los 3 años,
hay falta de contacto visual como manera de comunicarse y de demostrar emociones, no
comparten la atención y tienen falta de comunicación en los juegos. Los niños tienen un
xretraso en el lenguaje. Se debe valorar la relación del niño con sus iguales, capacidad de
desarrollar un juego simbolico uso del lenguaje gestual, la relación con su entorno familiar o
institucional, su lenguaje espontaneo, ; los autistas tienen los mismos trastornos del lenguaje
que los niños no autistas, por eso se confunde con (TEL). puede haber una asusencia completa
del lenguaje, hasta un lenguaje desenvuelto pero con ecolalia, variaciones de prosodia,
fonología y comprensión. El lenguaje autista tiene dos vertientes: una desenvuelta, con
alteraciones de prosodia, fonología y comprensión; y otra no desenvuelta, se comportan como
mudos,sordos, o alteración grave en la comprencion. El lenguaje receptivo es el mas afectado,
adeamas del juego estructurado. Emiten oraciones completas en casos de emergencia. Un 30%
sufren una regresión la manifestación mas relevante son las perdidas de las capacidades
linguisticas, suele ocurrir en el primer o sugundo año, y durante la adolescencia.

Retraso mental:

Retraso en la adquisición del lenguaje, al que se añaden otros déficits cognitivos. Los test de
desarrollo infantil establecen el diagnostico.

La hipoacusia debe excluirse, siempre que no exista la certeza de que la capacidad auditiva es
correcta, pueden ser transitorias ( otitis serosa) o permanentes. Cuendo se resuleve el
problema auditivo, el lenguaje s normaliza al poco tiempo.

La gemelaridad y ser hijo de padres sordomudos explica un moderdo retraso en la adquisición


del lenguaje, pero nunca un trastorno permanente. La privación ambiental externa comporta
un retardo del lenguaje, pero en ausencia de factores genéticos o lesiones es reversible
cuando al niño se lo ubica en un entorno adecuado ( ingreso al jardín de infates).

El niño que deja de hablar: el el lenguaje, puede haber una involucion de las funciones
adquiridas con deterioro progresivo por causas genéticas o cogenitas (enfermedades
evolutivas) o adquiridas y como secuelas de traumatismos, infecciones o tumores.

Afasia, mutismo selectivo, regresión autista, síndrome de rett, trastornodesintegrativo infantil,


enfermedad degenerativa.

Afasia: significa falta de comunicación por el lenguaje, proviene de a (falta) y phasia (palabra).
Estado patológico que consiste en la perdida completa o incompleta de la palabra, con
conservación de inteligencia y de integridad de los órganos de fonación. Puede ocurrir
repentinamente como un acv, o traumatismo craneoencefálico o desarrollarse lentamente
como un tumor cerebral. Deteriora la expresión y comprensión del idioma, la escritura y
lectura. Podría ocurrir en conjunto con otros trastornos como la disartria. Afecta a un individuo
que poseía previamente el lenguaje. Debido a lesiones en áreas corticales del lenguaje o en
rutas de asociaciones cerebrales. La afasia expresiva afecta al lenguaje hablado y la receptiva a
la comprensión y memoria del lenguaje. Las capacidades gestuales también pueden estar
afectadas, en niños muy pequeños de 18-24 meses, se confunden con trastornos relacionados
con la maduración. En los niños mas grandes pueden identificarse los mismos tipos de afasias
que en el adulto: motora o sensorial, según la ubicación conde este la lesión en el cerebro. Hay
una mayor plasticidad del sistema nervioso central, mas que un grado menor de
especialización del hemisferio cerebral izquierdo para el lenguaje, esto explica uan mejor
recuperación de la afasia en los niños menores de 5 años. Varian en grados y según las áreas
afectadas.

Afasia infantil: en el niño (dependiendo de la edad) al no estar totalmente elaborados los


esquemas neurilinguisticos, la lesión no produce tanta alteración como en el adulto. Hay
reducción del lenguaje espontaneo, pobreza de vocabulario y estilo telegráfico (palabras
yuxtapuestas en frase sin nexos gramatcales);a veces las frases emitidas están correctamente
articuladas y con adecuada construcción gramatical, no hay esterotipias ni parafasias y la
recuperación es mas rápida que en el adulto. Trastorno emisor l

la AI adquirida:resulta por una lesión cerebral a los 2 o 3 años de vida. Pueden ser una
encefalitis, acv, tumor cerebral. El pronostico es mas favorable cuanto menos definido este la
la lateralización hemisférica de la zona del lenguaje en el momento de producirse la lesión.
Esta afasia los trastoemnos expresivos predominan sobre los receptivos, se reuduce el
lenguaje espontaneo y los tratornos de lectura y escritura pueden hacerse permanentes.
Retraso severo de comprensión y esxpresion, disfuncionamiento de estimulos presentados,
desorganización de la u¡informacion, inteligencia normal.

La afasia congénita, hay uno o varios déficit de la construcción del lenguaje sin que exista una
lesión, los niños tienen problemas en la discriminación y asociación fonética, problemas de
memoria auditiva. Retraso en la maduración de de centros encargados en de la integrcion de
sonidos y lesiones cerebrales precoces. Signos de afasia infantil: perdida total o parcialdel
lenguaje de modo brusco en niños que ya lo peseian, lesión cerebral, diagnosticada o muy
predecible y no es debido a paralisis cerebral, trastornos generales de desarrollo, ni deficencia
mental.
Afasia de Broca: La afasia de broca es ocasionada por una lesión en la circunvolución frontal inferior,
es decir, el área de Broca, y en áreas adyacentes. Entre sus características están la enorme dificultas
para articular y un habla telegráfica (frases muy cortas), vocabulario restringido, agramatismos, parafasis
fonemicas,cada elemento sonoro requiere un gran esfuerzo para ser articulado. Lo que más se ve
afectado en esta afasia es la expresión, sin embargo, la comprensión queda intacta o al menos, menos
dañada, en la escritura hay disgrafias y en la lectura dislexias.

 Afasia de Wernicke: se produce por lesiones en regiones del lóbulo temporal izquierdo junto a
la corteza auditiva. y se caracteriza por un habla bastante fluida, pero sin apenas valor
informativo, lo que se conoce como un habla paragramatical por la invasión de parafias fonéticas
el lenguaje es casi incomprnsible, suele acompañarse de logorrea, falta de discriminación
auditiva en la producción fonológica y lexica. Falta de conciencia del déficit. también sufren
problemas de comprensión.

 Afasia de conducción: Este trastorno se produce por una lesión en el fascículo arqueado y/u
otras conexiones entre los lóbulos temporal y frontal. Este trastorno se caracteriza por un habla
espontánea relativamente fluida, una comprensión buena, problemas con la repetición y, a
veces, el uso de paráfrasis literales. La afasia de conducción incluye a veces problemas de
lectura (mejora en voz alta) y de escritura o defectos de denominación entre otros.

 Afasia transcortical sensorial: Este tipo de trastorno del lenguaje se produce por una lesión de
las conexiones entre los lóbulos parietal y temporal y produce trastornos de la comprensión de
palabras sueltas, aunque la capacidad de repetición quede relativamente intacta.

 Afasia transcortical motora: Este trastorno del lenguaje se produce por lesiones subcorticales
en áreas situadas debajo de la corteza motora y ocasiona trastornos en el habla espontánea,
aunque no afecta a la capacidad de denominación.

 Afasia anómica: Se produce por lesiones en varias partes de los lóbulos temporal y parietal y
ocasiona trastornos en la producción de palabras sueltas. El paciente usa palbras generales
porque se le dificulta encontrar palbras lexicamente plenas.

 Afasia Global: Ésta última, provoca trastornos importantes en todas las funciones del lenguaje,
expresión, compresión, lectura y escritura y se produce por lesiones en partes amplias de la
corteza de asociación. Lo que confiere aislamiento extremo ya que la persona no tien
habilidades exxtralinguisticas para compendsar el bloque berval.

 Afasia mixta: el mismo paciente tiene tanto afasia motora y mixta con dificultades de una o de
otras.

Mutismo selectivo: es la negativa a hablar ante determinadas situaciones. El niño se expresa


correctamente entre su familia, deja de hablar en el colegio o ante personas extrañas. No tiene
dificultad para hablar o comprender lo que se dice. Se considera un trastorno emocional o fobia.
Es mas frecuente de lo que se piensa. En ocasiones se manifiesta en foema aisladas, puede
presentarse en un contexto de tea o tel. lo mas común es que exista un trastorno de ansiedad
adyacente.
Síndrome de rett: perdida de adquisiciones linguisticas con perdida de praxias manuales.

Trastorno desintegartivo infantil: (tdi), hay un desrrollo normal hasta los dos años, y luego se
inica una predida de capacidaes linguisticas dentro de un cuadro autístico. Es difícil establecer el
limite entre tdi y tea.

Enfermedades degenerativas: comportan regresión motora y o cognitiva. El deterioro del


lenguaje es el elementeo mas relevangte. Ya que el niño deja de hablar.

El niño que habla mal: tartamedez, disartria, dislalia, trastornos de prosodia, voz nasal.

Tartamudez; trastono que comporta falta de fluidez en la emison de las palbras, sus cusas no
han sido aclaradas, los casos leves y de inicio precoz suelen remitir espontáneamente. Hay que
diferenciarla de tics motores como el d¡sindrome de tourette o tel. hay bloqueos, tics, repticiones
y prolongaciones de sonidos.

Farfulleo: trastorno en la fluidez y ritmo verbal, lenguaje errático, confuso, disrritmico,


entrecortado cuando la persona habla demasiado rápido lo cual acorta la duración de las silabas
pronunciadas.

Disartria: alteración en la articulación y expersion del habla causada por enfermdades en


nuceos, vías y centros nerviosos que toman parte en el proceso verbal. Hayuna debilidad,
lentitud o incoordinación muscular que afecta a todos los procesos básicos del habla, como
respiracio, fonación, articulación y prisodia. Los errores de articulación son los errores mas
comunes de la disartria seguidos por inacpacidad de voz, resonacia y fluidez. Se clasifica según
la localización de la lesión en el sistema nervioso.

Disartria epastica: lesión en la nuruona motriz superior, frases cortas, voz ronca, tono bajo y
monótono con interrupciones tonales o de respiración articulación de consonantes poco prsisa
afectando también a las vocales.

Disartria fláccida: lesión en la nurona motriz inferior, voz ronca y volumen bajo, respiración
jadeante frases corta y sonido al espirar, hipernazalidad al hablar.

Disartria atáxica: lesión en el cerebelo, espereza en la voz, monotonía en el tono, con poca
variación de intensidad, temblor en la voz , poca definición consonatica, distorcion vocalica
prolongación de fonemas y espacios entre ellos.

Dislalia: DISLALIAS. - Las dislalias en sentido estricto es la dificultad que impide al sujeto la correcta
pronunciación de las palabras. consiste en la alteración, omisión o sustitución de ciertos fonemas por
otros de forma incorrecta.

Las dislalias pueden ser de varios tipos:

 Dislalias Fisiológicas: Se debe a que los órganos del niño no son lo suficientemente maduros
para articular ciertas palabras. Es algo totalmente normal y no debe preocupar a no ser que se
prolongue en el tiempo.

 Dislalias audiógenas: Como indica su raíz, ésta afección del lenguaje se debe a un defecto en
la audición del niño que le impide reconocer e imitar correctamente las palabras para así poder
expresarse con normalidad. Es lógico pensar que “si oímos mal, hablaremos mal”.

Dislalias funcionales: Este tipo de dislalia puede surgir por una dislalia fisiológica que se prolonga en el
tiempo hasta cuando los órganos ya son maduros. Se trata de un defecto en la articulación del mensaje

El niño con “dislalia funcional” presenta cinco principales factores causantes de la enfermedad:

- Falta de control en la psicomotricidad fina

- Déficit en la discriminación auditiva

- Estimulación lingüística deficitaria

- De tipo psicológico

- Deficiencia intelectual
DISGLOSIAS. - También llamada dislalia orgánica, es un trastorno en la articulación de fonemas por
alteración o daño de los órganos periféricos del habla, es decir, es un trastorno provocado por lesiones o
malformaciones de los órganos articulatorios periféricos, y no de origen neurológico central.

Según la división anatómica de los órganos periféricos del habla se describen los siguientes subtipos de
trastornos en la articulación de fonemas:

Diglosias palatinas: se producen por alteraciones en el paladar óseo y velo del paladar
Diglosias labiales: Se produce por una alteración de forma o fuerza de los labios. Algunas de las más
famosas son el labio leporino o el frenillo.
Diglosias mandibulares: Se producen por una alteración en la forma de los maxilares, ya sea en uno
o en ambos
Diglosias dentales: Este tipo de trastorno del lenguaje se produce por una alteración en la forma o en
la posición de los dientes
Diglosias Linguales: Se producen por alteraciones en la lengua. La lengua es un órgano que necesita
de una sincronización perfecta durante el habla y pueden producirse. Algunos de los trastornos que
pueden provocar este tipo de diglosias son la anquiloglosia (frenillo corto), macroglosia (tamaño
desmesurado de la lengua) o parálisis unilateral o bilateral
Diglosias nasales: Se producen por alteraciones que impiden que el aire pase de forma correcta del
paladar.
Trastornos prosódicos: se refiere a la entonación y ritmo del habla. Frecuentes en los tea y síndrome
de asperger.
La voz nasal: alteración estructural del aparato bucofaríngeo que altera el timbre de voz. Se da en el
síndrome de Williams y el síndrome del alchoolico fetal.
Problemas articulatorios: no hay causa clara, pueden estar presentes en otros miembros de la familia.

Otros trastornos: trastorno semántico pragmático, dislexia, hiperlexia.


Trastorno semántico parcmatico: el lenguaje es foermalmene correcto, pero con utilización
contextual poco adecuada. Escaso valor comunicativo del lenguaje a pesar de su riqueza verbal.
Tipico del tea asperger, Williams.
Hiperlexia: capacidad mecnica de lectura exelente, pero con pobre capacidad lectora. En tea y
el trastorno del lenguaje no verbal.
Traastorno del lenguaje escrito:
El aprendizaje correcto de la lectoescritura depende de la capacidad del individuo de decodificar
y analizar las letras y las palabras que ve para, con posterioridad, transformarlas en un código
que se asemeje al habla-codificación [35]. De este modo, tenemos lo siguiente: –
Dislexia: incapacidad para aprender la escritura con normalidad. Debe evaluarse la dificultad
del niño para reconocer y memorizar letras o grupos de letras, falta del orden o ritmo en la
colocación así como mala estructuración de las frases. Los niños disléxicos suelen presentar
un retraso del lenguaje que afecta a los procesos fonológicos, semánticos y sintácticos de la
lectoescritura, que se refleja en una comprensión lectora pobre, deficiencia en la lectura
expresiva y en la redacción espontánea
Disortografía: problema específico de la escritura. Se da una sustitución u omisión de letras.
Tiene causas variables perceptivas, intelectuales, lingüísticas y emocionales. –
Disgrafia: trastornos funcionales que afectan a la calidad de la escritura

Trastornos del habla y la articulación:


Dislalias y disglosias.

Trastornos de articulación y expresión del habla: disartris

* TRASTORNOS DE LA VOZ Y RESONANCIA

DISFONÍA. - Pérdida parcial de la fonación o alteración de la voz en cualquiera de sus cualidades, a


causas de un trastorno orgánico o por su inadecuada utilización.

las patologías que se describen en relación a las disfonías son:

* Laringofonías. - Disfonías localizadas en la laringe

* Rinofonías. - Alteraciones de la resonancia

* Disfonías Orgánicas. - Causada por lesiones en los órganos de fonación

* Disfonías funcionales. - Hipertónicas (Excesiva tensión de las cuerdas

Vocales, Hipotónicas (Falta de tensión muscular)

También pueden haber:

* Trastornos evolutivos. - Cambios de la voz en la pubertad

* Trastornos orgánicos. - Anomalías (nódulos vocales, papilomas, etc.)

* Trastornos Psicológicos. - Expresado en abuso vocal por tención emocional.

AFONÍA. - Pérdida total de la voz a causa de un estado inflamatorio agudo, un traumatismo, parálisis,
laríngeas, cuadros psíquicos histéricos que son poco frecuentes en la edad escolar.

Trastornos de ritmo y fluidez: tartamudez y farfulleo

Trastornos del lenguaje: afasias, tel o disfacias y tdah

El TDAH es un trastorno que implica alteraciones del lenguaje y que provoca en quién lo padece
problemas en dos áreas: el aprendizaje y la comunicación. Según un estudio los niños que
padecen TDAH, presentan dificultades en la organización fonológica y en la sintaxis. Además,
manifiestan problemas en la organización semántica y tienen una pobre memoria
auditiva. Actualmente existen herramientas profesionales para la evaluación neuropsicológica del
TDAH, herramientas de neuroeducación para tratar las dificultades de aprendizaje en el
aula, y juegos de estimulación cognitiva para niños con TDAH.

Trastornos secundarios a otras condiciones: mutismo selectivo, mutismo, autismo,l enguaje


psicótico: trastorno acompañado de alucinaciones, incoherencia, desvario del pensamiento,
delirio pobreza de contenido, falta de lógica, conducta desorganizada, descarrilamientos, logorrea
cualquier estimulo externo lo distrae de su discurso, crea nuevas plabras, y uso impropio de
palabras normales. Mutismo total. - Desaparición del lenguaje repentina o progresiva. Puede ser tipo
histérico, tras un fuerte choque afectivo, o por enfermedad laríngea.

Cómo se diagnostican los trastornos del lenguaje

Para realizar un diagnóstico de un trastorno del lenguaje, hay que seguir ciertas pautas y realizar ciertas
pruebas. Enfocándonos en casos de trastornos del lenguaje en niños, para tratar de identificar problemas
que podrían desembocar en un trastorno, se tendrán que seguir una serie de estrategias.

Hablando desde un punto de vista externo, si se quiere realizar un diagnóstico, lo primero que hay que
hacer es pedir información a los padres y a la escuela. Ambos serán grandes fuentes de información para
conocer el comportamiento del niño y el alcance de su problema. Posteriormente, es bueno conversar con
el propio joven y utilizar grabaciones y audiometrías. Por último, es conveniente realizar cuestionarios a
padres y educadores, además de pruebas neuropsicológicas y test específicos para terminar de
diagnosticar al individuo.
Es básico contar con una historia clínica completa y cuidadosa que nos ayudará a recoger datos sobre la
historia evolutiva del desarrollo del niño, antecedentes de embarazo o parto, antecedentes de problemas
de lenguaje en la familia, traumas o infecciones adquiridas (meningitis, otitis de repetición), que
usualmente indican alteraciones en la audición [36].

Es muy importante conocer el ambiente psicosocial en el que se ha desarrollado el niño, afectivo o no,
estimulado o privado de estímulos verbales. No es infrecuente encontrar que hay poco contacto entre
padres e hijos. Es conveniente hacer una entrevista con el cuidador del niño. Se debe plantear un examen
físico que tienda a descartar trastornos genéticos. Debemos dedicar tiempo para observar al niño jugar e
interactuar con las personas de su entorno, a hablar con el niño, hacerle preguntas de acuerdo con su
edad, promover su lenguaje para tratar de detectar problemas fonológicos, sintácticos, de prosodia, entre
otros, que nos ayuden a clasificarlos. Se recomienda la aplicación de cuestionarios para padres y
maestros y algunas pruebas específicas de lenguaje (test de vocabulario de Boston), el test de desarrollo
de Bayley y la evaluación de inteligencia por el psicólogo, cuando sea necesaria [16].

Una vez elaborados los diagnósticos diferenciales y excluidas otras alteraciones, debemos ubicarlos en
las esferas de la recepción, de la emisión o como un trastorno mixto. Si el problema reside sólo en la
emisión, el niño tiene una comprensión normal; sin embargo, si el defecto está en la recepción se afecta
no sólo la comprensión sino también la emisión de la palabra.

Trastornos del lenguaje: Cómo ayudar en casa

Como hemos visto, los trastornos el lenguaje no tienen una sintomatología determinada, ya que se
presentan de distintas formas, con distinta severidad y acarrean distintos problemas a las personas que lo
padecen. A continuación diremos algunos consejos generales que puede tomar si un niño en casa sufre
de algún trastorno del lenguaje.

En primer lugar, ya que lo que sufre el niño es un problema de comunicación, lo que puede hacer es
comunicarse todo lo que pueda con él. Escuchar música junto a él, cantar, escucharle y por supuesto
no terminar sus oraciones si le cuesta, dejarle a él su tiempo para terminarlas.

Otra actividad que beneficia el lenguaje es la lectura, y si se hace de tal forma que sea interactiva mucho
mejor. Debatir sobre la lectura, hablar de los dibujos, inventar los finales son ejercicios que benefician al
lenguaje.

Por último, entender el problema que tiene el niño es un buen camino para ayudarlo. Asistir a un
profesional es siempre beneficioso para la solución del problema del niño, una vez que se ha identificado.

Para problemas más específicos, se puede actuar de forma más particular, atacando el problema de raíz.
Problemas como la dislexia, discalculia, TDAH o un trastorno específico del lenguaje, tienen soluciones
más específicas que pueden encontrarse en los links asociados.

Es básico contar con una historia clínica completa y cuidadosa que nos ayudará a recoger datos
sobre la historia evolutiva del desarrollo del niño, antecedentes de embarazo o parto, antecedentes
de problemas de lenguaje en la familia, traumas o infecciones adquiridas (meningitis, otitis de
repetición), que usualmente indican alteraciones en la audición [36]. Es muy importante conocer el
ambiente psicosocial en el que se ha desarrollado el niño, afectivo o no, estimulado o privado de
estímulos verbales. No es infrecuente encontrar que hay poco contacto entre padres e hijos. Es
conveniente hacer una entrevista con el cuidador del niño. Se debe plantear un examen físico que
tienda a descartar trastornos genéticos. Debemos dedicar tiempo para observar al niño jugar e
interactuar con las personas de su entorno, a hablar con el niño, hacerle preguntas de acuerdo
con su edad, promover su lenguaje para tratar de detectar problemas fonológicos, sintácticos, de
prosodia, entre otros, que nos ayuden a clasificarlos. Se recomienda la aplicación de cuestionarios
para padres y maestros y algunas pruebas específicas de lenguaje (test de vocabulario de Boston),
el test de desarrollo de Bayley y la evaluación de inteligencia por el psicólogo, cuando sea
necesaria [16]. Una vez elaborados los diagnósticos diferenciales y excluidas otras alteraciones,
debemos ubicarlos en las esferas de la recepción, de la emisión o como un trastorno mixto. Si el
problema reside sólo en la emisión, el niño tiene una comprensión normal; sin embargo, si el
defecto está en la recepción se afecta no sólo la comprensión sino también la emisión de la
palabra.

Trastornos del lenguaje: Cómo ayudar en la escuela


Para que todos los alumnos se desenvuelvan correctamente en el centro educativo es necesario
establecer y promover programas de detección de dificultades de lenguaje que hagan posible la
intervención temprana, en caso de necesitarla. Existen plataformas de neuroeduacación que pueden
resultar muy útiles.

El papel del profesorado es vital para el normal desarrollo del niño ya que ejerce una función de
mediación en el proceso de aprendizaje y contribuye a la normalización del individuo en la vida escolar.

Mediante un buen programa educativo se puede conseguir un aprendizaje completo

En general, algunas consideraciones ofrecidas por la “Guía para la Atención Educativa del Alumnado con
Trastornos en Lenguaje Oral y Escrito” son:

• El centro educativo debe garantizar las condiciones que favorezcan la estimulación


lingüística y la interacción social.
• La respuesta educativa debe partir desde el propio equipo educativo que atiende al niño
o niña.
• Los equipos de orientación y los departamentos de orientación deben apoyar esta
función, pero nunca sustituirla.
• Deben desarrollarse programas de lenguaje oral, tanto de prevención como de
estimulación.
• La organización del centro educativo debe garantizar la coordinación entre el profesorado de apoyo, el
de audición y lenguaje y el resto del equipo educativo, para que todos trabajen en una misma línea y con
los mismos planteamientos.

Como ayuda el fonoaudiólogo:

El manejo de los problemas del lenguaje lo imparten principalmente los terapeutas del
lenguaje. Las técnicas han variado con el tiempo y no hay una técnica única de intervención. Al
principio, se usaban las técnicas de repetición de palabras o ejercicios gramaticales. Hoy día, se
tiende a utilizar situaciones diarias que promuevan una comunicación natural y que estimulen
la socialización, por lo que a menudo se hace en grupos con niños de lenguaje normal y niños
con problemas de lenguaje. No es raro en nuestros días comprometer a los padres en la
terapia, en especial en la de los preescolares. Es muy moderno el uso de programas de
ordenador para mejorar la discriminación auditiva, pero no se ha demostrado que haya un
método más eficaz que otro. No obstante, se ha visto la efectividad en el lenguaje al poner en
contacto a estos niños con problemas con niños de habla normal