Вы находитесь на странице: 1из 34

Puntos Sobresalientes Hebreos 11

Información obtenida de BIBLIOTECA EN LÍNEA Watchtower.


La información escrita en este documento no es comercial. Se han fragmentado respetando lo que el
Esclavo Fiel y Discreto (EFD) ha publicado en BIBLIOTECA EN LÍNEA Watchtower, recordando que
el crédito es para Jehová y apegándome a lo que EFD publicó en el sitio jw.org respecto a las
condiciones de uso, esta información sólo es para la preparación del Estudio Personal.

A todos los hermanos y estudiantes de la biblia, se les informa que a partir de la semana 2 de
septiembre del 2019, este estudio ya tiene los textos de la traducción la Biblia revisión 2019
(TNM Actualizada).

Puntos Sobresalientes del Libro Hebreos Capítulo 11


Navegación por Capítulo 11

Semana 16 de septiembre de 2019

Capítulo 11
(11:1) w16 octubre págs. 21-22
Fortalezcamos nuestra fe en las cosas que esperamos
Fortalezcamos nuestra fe en las cosas que esperamos
1, 2. a) ¿Qué diferencia hay entre la esperanza que anhelan los cristianos verdaderos y la de las
personas de este mundo? b) ¿Qué importantes preguntas vamos a analizar?
LOS cristianos tenemos una esperanza maravillosa, la mejor que puede tener un ser humano. Seamos
ungidos o de las otras ovejas, esperamos ver el cumplimiento del propósito original de Dios y la
santificación de su nombre (Juan 10:16; Mat. 6:9, 10). También anhelamos recibir el premio de la vida
eterna, ya sea como parte de los “nuevos cielos” de Dios o de su “nueva tierra” (2 Ped. 3:13). Mientras
llega ese día, confiamos en que el pueblo de Jehová continúe prosperando espiritualmente.
2 Muchas personas de este mundo tienen algún tipo de esperanza, pero dudan de que sus deseos
lleguen a hacerse realidad. Por ejemplo, millones de jugadores confían en ganar la lotería, pero no
tienen la plena seguridad de conseguirlo. En cambio, la fe verdadera es “la expectativa segura” de las
cosas que esperamos (Heb. 11:1). Pues bien, ¿qué podemos hacer para que nuestra expectativa sea
más segura? ¿Y cómo nos beneficia tener una fe fuerte?
(Hebreos 11:1) La fe es la certeza de que sucederá lo que se espera, la prueba convincente 1* de que
existen realidades que no se ven.
1* O “demostración evidente”.

(11:1) w16 septiembre págs. 23-24


Joven, fortalece tu fe
Joven, fortalece tu fe
3. ¿Qué analizaremos en este artículo?
3 La fe verdadera se basa en el conocimiento exacto acerca de Dios (1 Tim. 2:4). Por eso, no te
conformes con leer por encima la Biblia o nuestras publicaciones: estúdialas. Usa tu capacidad de
pensar para captar el sentido de la información (Mat. 13:23). Veamos cómo esto puede ayudarte a
tener una fe más fuerte en que Dios es el Creador y en que la Biblia es su Palabra. No nos falta
“evidencia convincente” de que esto es así (Heb. 11:1, nota).
(Hebreos 11:1) La fe es la certeza de que sucederá lo que se espera, la prueba convincente1* de que
existen realidades que no se ven.
1* O “demostración evidente”.

(11:1) w16 octubre pág. 27


Semana 16 de septiembre de 2019 Página 1 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

Ejerzamos fe en las promesas de Jehová


QUÉ ES LA FE SEGÚN LA BIBLIA
6. ¿En qué dos cosas se centra la fe, según Hebreos 11:1?
6 En Hebreos 11:1 (léalo), encontramos la definición que la Biblia da de la fe. Allí leemos que la fe se
centra en dos cosas que no vemos. 1) “Las cosas que se esperan”, como pueden ser sucesos que se
ha prometido que ocurrirán, pero que aún no han tenido lugar; por ejemplo, el fin de la maldad y la
venida del nuevo mundo. 2) Realidades que no se contemplan. En este contexto, la palabra griega que
se traduce “demostración evidente” se refiere a una prueba evidente de una realidad invisible, como la
existencia de Jehová, Jesucristo y los ángeles, y las actividades del Reino celestial (Heb. 11:3). Si
nuestra esperanza está viva y creemos en las cosas invisibles de las que nos habla la Biblia, lo
demostramos con nuestras palabras y acciones, sin las cuales nuestra fe estaría incompleta.
(Hebreos 11:1) La fe es la certeza de que sucederá lo que se espera, la prueba convincente 1* de que
existen realidades que no se ven.
1* O “demostración evidente”.

(11:4) w08 15/10 págs. 4-5


Los “ojos radiantes” de Jehová examinan a todos
Jehová lo ve todo y obra en consecuencia
10. ¿Por qué rechazó Jehová la ofrenda de Caín, y cómo reaccionó este?
10 En cierta ocasión, Caín presentó una ofrenda a Jehová, y lo mismo hizo su hermano Abel. Ahora
bien, Dios no se fijó solo en sus dádivas, sino también en sus motivos. Aprobó el sacrificio de Abel
porque lo había hecho con fe, pero rechazó el de Caín porque de algún modo manifestaba falta de
confianza en Jehová (Gén. 4:4, 5; Heb. 11:4). Lamentablemente, Caín no aprendió la lección. En vez
de modificar su actitud, alimentó la ira contra su hermano (Gén. 4:6).
(Hebreos 11:4) Por la fe, Abel le ofreció a Dios un sacrificio de mayor valor que el de Caín. Por medio
de esa fe recibió testimonio de que era justo, pues Dios aprobó5* sus ofrendas. Y, aunque murió, todavía
habla por medio de su fe.
5* O “dio testimonio al aceptar”.

(11:4) w06 1/9 págs. 22-23


Cómo acercarnos al “Oidor de la oración”
Condiciones para acercarnos a Dios
3. ¿Qué necesitamos los seres humanos imperfectos para acercarnos a Dios? ¿Y qué suceso lo
ilustra?
3 Algo que ocurrió entre dos de los hijos de Adán nos deja ver lo que Dios pide de los humanos
imperfectos que desean acercarse a él. Tanto Caín como Abel intentaron acercarse a Dios ofreciéndole
sacrificios. La ofrenda de Abel fue aceptada, pero no la de Caín (Génesis 4:3-5). ¿Por qué razón?
Hebreos 11:4 responde: “Por fe Abel ofreció a Dios un sacrificio de mayor valor que el de Caín, por la
cual fe se le dio testimonio de que era justo”. Está claro que una condición para que Dios nos escuche
es la fe. Otra condición se desprende de lo que Jehová le dijo a Caín: “Si te diriges a hacer lo bueno,
¿no habrá ensalzamiento?”. En efecto, si Caín hubiera obrado bien, Dios lo habría aceptado. Pero Caín
no escuchó el consejo divino, mató a Abel y acabó siendo un fugitivo errante (Génesis 4:7-12). Así,
desde el mismo principio se recalcó que para acercarse a Dios hacen falta fe y buenas obras.
(Hebreos 11:4) Por la fe, Abel le ofreció a Dios un sacrificio de mayor valor que el de Caín. Por medio
de esa fe recibió testimonio de que era justo, pues Dios aprobó5* sus ofrendas. Y, aunque murió, todavía
habla por medio de su fe.
5* O “dio testimonio al aceptar”.

(11:4) w09 15/8 págs. 3-4


La vida eterna en la Tierra: una esperanza que Dios nos ha dado
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 2 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

“La creación fue sujetada a futilidad [...] sobre la base de la esperanza”


4. ¿Por qué podían los seres humanos fieles tener la esperanza de que Dios le devolvería a la
humanidad lo que Adán había perdido?
4 La Palabra de Dios dice: “La creación [humana] fue sujetada a futilidad [...] sobre la base de la
esperanza” (Rom. 8:20). ¿De qué esperanza se trata? La primera profecía de la Biblia habla de una
“descendencia” que magullaría la cabeza de la serpiente (léase Génesis 3:1-5, 15). Esa promesa les
dio a los seres humanos fieles la esperanza de que Dios seguiría adelante con su propósito. Les dio a
hombres como Abel y Noé razones para creer que Dios le devolvería a la humanidad lo que Adán había
perdido. Es probable que ellos hayan comprendido que la herida en el talón de la Descendencia
implicaría derramamiento de sangre (Gén. 4:4; 8:20; Heb. 11:4).
(Hebreos 11:4) Por la fe, Abel le ofreció a Dios un sacrificio de mayor valor que el de Caín. Por medio
de esa fe recibió testimonio de que era justo, pues Dios aprobó5* sus ofrendas. Y, aunque murió, todavía
habla por medio de su fe.
5* O “dio testimonio al aceptar”.

(11:4-22) w10 15/1 págs. 29-30


Queda demostrado que el gobierno de Jehová es el mejor
Dios reina sobre Israel
5. ¿Qué promesa hicieron los israelitas a Dios?
5 Desde los días de Abel hasta la época de los patriarcas, hubo hombres y mujeres fieles que adoraron
a Jehová y obedecieron sus mandamientos (Heb. 11:4-22). Más tarde, en tiempos de Moisés, Dios
estableció un pacto con los descendientes del patriarca Jacob, quienes pasaron a formar la nación de
Israel. En el año 1513 antes de nuestra era, los israelitas prometieron que ellos y sus descendientes
aceptarían al Creador como Soberano, y de hecho dijeron: “Todo lo que Jehová ha hablado estamos
dispuestos a hacerlo” (Éxo. 19:8).
(Hebreos 11:4-22) Por la fe, Abel le ofreció a Dios un sacrificio de mayor valor que el de Caín. Por
medio de esa fe recibió testimonio de que era justo, pues Dios aprobó5* sus ofrendas. Y, aunque murió,
todavía habla por medio de su fe. 5 Por la fe, Enoc fue trasladado para que no viera la muerte, y nadie
pudo encontrarlo porque Dios lo había trasladado. Y, antes de ser trasladado, recibió el testimonio de
que le había agradado a Dios. 6 Además, sin fe es imposible agradarle a Dios, porque el que se acerca
a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a los que lo buscan con empeño. 7 Por la fe,
Noé, después de recibir una advertencia divina de cosas que todavía no se habían visto, demostró
temor de Dios y construyó un arca para salvar a los de su casa. Por medio de esa fe condenó al mundo
y se convirtió en heredero de la justicia que se obtiene por la fe. 8 Por la fe, Abrahán obedeció cuando
fue llamado, y salió hacia un lugar que iba a recibir como herencia. Salió aunque no sabía adónde iba.
9 Por la fe vivió como extranjero en la tierra de la promesa, como si estuviera en tierra extranjera. Vivió
en tiendas de campaña con Isaac y Jacob, que eran herederos de la misma promesa que él. 10 Porque
él esperaba la ciudad que tiene fundamentos verdaderos, de la que Dios es diseñador 6* y constructor.
11 Por la fe, Sara también recibió poder para concebir descendencia, a pesar de que ya se le había
pasado la edad, porque consideró fiel7* al que le hizo la promesa. 12 Por esa razón, de un solo hombre
que ya estaba como muerto nacieron muchos hijos, tan numerosos como las estrellas del cielo e
incontables como los granos de arena a la orilla del mar. 13 Todos ellos murieron firmes en la fe, aunque
no recibieron las cosas prometidas. Pero las vieron a lo lejos y las aceptaron con gusto, y declararon
públicamente que eran extranjeros y residentes temporales en la tierra. 14 Y los que hablan así dejan
claro que están buscando con empeño un lugar para ellos. 15 Con todo, si hubieran seguido pensando
en el lugar del que habían salido, habrían encontrado la oportunidad de regresar. 16 Sin embargo,
ahora se esfuerzan por conseguir un lugar mejor, es decir, un lugar que pertenece al cielo. Por eso,
Dios no se avergüenza de ellos ni de que lo llamen su Dios, pues ha preparado una ciudad para ellos.
17 Por la fe, cuando Abrahán fue puesto a prueba, prácticamente ofreció a Isaac —así es, el hombre

Semana 16 de septiembre de 2019 Página 3 de 34 cebradg@gmail.com


Puntos Sobresalientes Hebreos 11

que de buena gana recibió las promesas intentó ofrecer a su hijo unigénito—, 18 aunque se le había
dicho: “Por medio de Isaac vendrá lo que será llamado tu descendencia”. 19 Pero él llegó a la conclusión
de que Dios podía levantarlo incluso de entre los muertos, y en efecto lo recibió de entre los muertos
de manera simbólica. 20 Por la fe, Isaac también bendijo a Jacob y a Esaú con respecto a cosas que
iban a suceder. 21 Por la fe, Jacob, cuando estaba a punto de morir, bendijo a cada uno de los hijos de
José y adoró a Dios apoyado sobre la parte superior de su bastón. 22 Por la fe, José habló del éxodo
de los hijos de Israel y dio instrucciones8* acerca de sus huesos9* cuando se acercaba a su fin.
5* O “dio testimonio al aceptar”.
6* O “arquitecto”.
7* O “confiable”.
8* O “un mandato”.
9* O “su entierro”.

(11:5) w03 15/1 pág. 16


¿Es fuerte su fe?
La fe nos infunde valor
5. ¿Qué prueba bíblica muestra que la fe nos fortalece para declarar con valor la palabra de
Dios?
5 La fe nos fortalece para declarar con valor la palabra de Dios. Refiriéndose valientemente a la
ejecución de la sentencia divina, Enoc predijo: “¡Miren! Jehová vino con sus santas miríadas, para
ejecutar juicio contra todos, y para probar la culpabilidad de todos los impíos respecto a todos sus
hechos impíos que hicieron impíamente, y respecto de todas las cosas ofensivas que pecadores impíos
hablaron contra él” (Judas 14, 15). Al oír estas palabras, los impíos enemigos de Enoc de seguro
quisieron matarlo. Aun así, él habló con denuedo y fe, y Dios “lo tomó” durmiéndolo en la muerte, al
parecer sin permitir que sufriera los dolores de la agonía (Génesis 5:24; Hebreos 11:5). Jehová no va
a ejecutar milagros como aquel en nuestro caso, pero sí contesta nuestras oraciones a fin de que
podamos declarar su palabra con fe y valor (Hechos 4:24-31).
(Hebreos 11:5) Por la fe, Enoc fue trasladado para que no viera la muerte, y nadie pudo encontrarlo
porque Dios lo había trasladado. Y, antes de ser trasladado, recibió el testimonio de que le había
agradado a Dios.

(11:5) w05 1/9 pág. 15


Andemos con Dios en estos tiempos turbulentos
Enoc anduvo con Dios en tiempos turbulentos
9. ¿Qué sabemos acerca de Enoc?
9 Enoc es la primera persona de quien las Escrituras dicen que anduvo con Jehová: “Después de
engendrar a Matusalén, Enoc siguió andando con el Dios verdadero” (Génesis 5:22). Después de
mencionar los años que vivió —muchos para la época actual, pero pocos para aquel entonces—, la
Biblia señala que “Enoc siguió andando con el Dios verdadero. Entonces no fue más, porque Dios lo
tomó” (Génesis 5:24). Parece que Jehová lo transfirió del mundo de los vivos al sueño de la muerte
antes de que pudieran hacerle daño sus enemigos (Hebreos 11:5, 13). Aparte de estos breves
versículos, la Biblia habla muy poco de él. Sin embargo, con esta información, además de otros indicios,
tenemos buenas razones para concluir que Enoc vivió en tiempos difíciles.
(Hebreos 11:5) Por la fe, Enoc fue trasladado para que no viera la muerte, y nadie pudo encontrarlo
porque Dios lo había trasladado. Y, antes de ser trasladado, recibió el testimonio de que le había
agradado a Dios.

(11:6) w19 julio pág, 24


Cómo llegar al corazón de quienes no son religiosos
CÓMO HABLAR DE LA VERDAD A LAS PERSONAS DE ASIA
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 4 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

16. Según Hebreos 11:6, ¿por qué necesitan los estudiantes tener fe en Dios y en la Biblia, y
cómo podemos ayudarlos a adquirirla?
16 Cuando dirigimos cursos bíblicos con personas que no son religiosas, debemos seguir fortaleciendo
su fe en que Dios existe (lea Hebreos 11:6). También tenemos que ayudarlas a confiar en la Biblia.
Para ello, tal vez sea necesario repetir ciertas enseñanzas muchas veces. En cada sesión de estudio,
quizás tengamos que examinar pruebas de que la Biblia es la Palabra de Dios. Por ejemplo, podemos
analizar algunas profecías que se han cumplido, la exactitud científica e histórica de la Biblia o sus
sabios consejos.
(Hebreos 11:6) Además, sin fe es imposible agradarle a Dios, porque el que se acerca a Dios tiene
que creer que él existe y que recompensa a los que lo buscan con empeño.

(11:6) w16 diciembre págs. 24-25


Jehová recompensa a quienes lo buscan con todo el corazón
Jehová recompensa a quienes lo buscan con todo el corazón
1, 2. a) ¿Qué relación hay entre la fe y el amor? b) ¿Qué preguntas responderemos?
AMAMOS a Jehová “porque él nos amó primero” (1 Juan 4:19). Como nos quiere mucho, ha tomado
la iniciativa y ha bendecido a los que le son leales. Mientras más amamos a Dios, más fuerte se hace
nuestra fe, no solo en que él existe, sino en que no deja de recompensar a quienes lo aman (lea
Hebreos 11:6).
2 Una de las características principales de la personalidad y de la forma de actuar de Jehová es que
premia a sus siervos. A menos que estemos firmemente convencidos de que recompensa a los que lo
buscan de todo corazón, nuestra fe estará incompleta, porque “fe es la expectativa segura de las cosas
que se esperan” (Heb. 11:1). En efecto, tener fe implica estar seguros de que recibiremos las
bendiciones prometidas por Dios. Ahora bien, ¿cómo nos beneficia esperar una recompensa? ¿Cómo
ha premiado Jehová a sus siervos, tanto en el pasado como en el presente? Veamos.
(Hebreos 11:6) Además, sin fe es imposible agradarle a Dios, porque el que se acerca a Dios tiene
que creer que él existe y que recompensa a los que lo buscan con empeño.

(11:6) w18 octubre pág. 16


Enseñemos la verdad
HERRAMIENTAS PARA DESPERTAR EL INTERÉS
12. a) ¿Para quiénes está hecha la revista ¡Despertad!, y cuál es su objetivo? b) ¿Qué buenas
experiencias ha tenido usted últimamente con esta herramienta?
12 La revista ¡Despertad! está hecha para personas que saben poco o nada de la Biblia. Tal vez no
conozcan las enseñanzas cristianas, desconfíen un poco de la religión o no sepan que la Biblia contiene
consejos prácticos para su vida. Uno de los principales objetivos de esta revista es convencer al lector
de que Dios existe (Rom. 1:20; Heb. 11:6). También trata de ayudarlo a tener fe en que la Biblia
realmente es la Palabra de Dios (1 Tes. 2:13). Los tres títulos de portada para el año 2018 son “El
camino de la felicidad”, “12 claves para una familia feliz” y “Ayuda para quienes están de duelo”.
(Hebreos 11:6) Además, sin fe es imposible agradarle a Dios, porque el que se acerca a Dios tiene
que creer que él existe y que recompensa a los que lo buscan con empeño.

(11:6,7) w06 15/5 pág. 23


¿Está usted preparado para sobrevivir?
La fe es esencial para sobrevivir
9, 10. ¿Por qué es esencial la fe para sobrevivir al fin del sistema de cosas satánico?
9 ¿Qué tiene que hacer una persona para sobrevivir a la inminente destrucción de este mundo que está
en poder de Satanás? (1 Juan 5:19.) Primero, debe reconocer que necesita protección y, luego,
aprovechar la protección que se le brinda. En los días de Noé, la gente siguió con su vida cotidiana y
no vio la necesidad de protegerse contra la calamidad que se avecinaba. Pero también les faltó algo
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 5 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

más: fe en Dios.
10 Por otro lado, Noé y su familia reconocieron que necesitaban protección y manifestaron fe en el
Soberano Universal, Jehová Dios. El apóstol Pablo escribió: “Sin fe es imposible serle de buen agrado
[a Jehová], porque el que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que llega a ser remunerador
de los que le buscan solícitamente. Por fe Noé, habiéndosele dado advertencia divina de cosas todavía
no contempladas, mostró temor piadoso y construyó un arca para la salvación de su casa; y por esta
fe condenó al mundo, y llegó a ser heredero de la justicia que es según fe” (Hebreos 11:6, 7).
(Hebreos 11:6,7) Además, sin fe es imposible agradarle a Dios, porque el que se acerca a Dios tiene
que creer que él existe y que recompensa a los que lo buscan con empeño. 7 Por la fe, Noé, después
de recibir una advertencia divina de cosas que todavía no se habían visto, demostró temor de Dios y
construyó un arca para salvar a los de su casa. Por medio de esa fe condenó al mundo y se convirtió
en heredero de la justicia que se obtiene por la fe.

(11:7) w18 abril págs. 11-12


Sirvamos a Jehová, el Dios de la libertad
HACEMOS BUEN USO DE NUESTRA LIBERTAD CUANDO SERVIMOS A JEHOVÁ
12. ¿Qué ejemplo nos dieron Noé y su familia?
12 ¿Cuál es la mejor manera de no usar mal la libertad ni volver a ser esclavos de los deseos y las
ambiciones del mundo? Estar totalmente concentrados en los intereses espirituales (Gál. 5:16).
Veamos el caso del patriarca Noé y su familia. Aunque vivían en un mundo inmoral y violento, no se
dejaron entrampar por los deseos y los intereses de la gente. ¿Cómo lo lograron? Manteniéndose
ocupados en todo lo que Jehová les había mandado hacer: construir el arca, almacenar alimento para
sí y para los animales, y advertir a la gente del fin de aquel mundo. La Biblia dice: “Noé procedió a
hacer conforme a todo lo que le había mandado Dios. Hizo precisamente así” (Gén. 6:22). El resultado
fue que Noé y su familia sobrevivieron (Heb. 11:7).
(Hebreos 11:7) Por la fe, Noé, después de recibir una advertencia divina de cosas que todavía no se
habían visto, demostró temor de Dios y construyó un arca para salvar a los de su casa. Por medio de
esa fe condenó al mundo y se convirtió en heredero de la justicia que se obtiene por la fe.

(11:7) w18 febrero pág. 4


Imitemos la fe y la obediencia de Noé, Daniel y Job
NOÉ MOSTRÓ FE Y OBEDIENCIA DURANTE MÁS DE NOVECIENTOS AÑOS
6. ¿Cómo demostró Noé que tenía valor?
6 Noé no se conformó con ser un hombre bueno, sino que habló con valor de su fe en Jehová. Por eso
la Biblia lo llama “predicador de justicia” (2 Ped. 2:5). El apóstol Pablo escribió: “Por esta fe condenó al
mundo” (Heb. 11:7). No hay duda de que soportó burlas, oposición y quizás incluso amenazas
violentas. Pero no cayó en la trampa de “temblar ante los hombres” (Prov. 29:25). Al contrario, tuvo el
valor que Jehová les da a quienes le sirven con fe.
(Hebreos 11:7) Por la fe, Noé, después de recibir una advertencia divina de cosas que todavía no se
habían visto, demostró temor de Dios y construyó un arca para salvar a los de su casa. Por medio de
esa fe condenó al mundo y se convirtió en heredero de la justicia que se obtiene por la fe.

(11:7) w18 febrero págs. 9-10


¿Conoce usted a Jehová igual que Noé, Daniel y Job?
NOÉ ANDUVO CON DIOS EN UN MUNDO LLENO DE MALDAD
8. ¿Cómo protegió a Noé conocer bien a Dios?
8 Cómo le benefició a Noé conocer bien a Dios. Este conocimiento le dio fe y sabiduría divina. A su
vez, esto lo protegió, sobre todo de hacer algo que dañara su amistad con Jehová. Por ejemplo, como
Noé “andaba con el Dios verdadero”, no anduvo con personas que no respetaban a Dios. Tampoco se
dejó engañar por los ángeles que tomaron cuerpos humanos y bajaron a la Tierra. Pero seguro que la
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 6 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

gente que no tenía fe se dejó impresionar por sus poderes sobrehumanos y puede que hasta tratara
de adorarlos (Gén. 6:1-4, 9). Por otro lado, Noé sabía que Dios les había mandado a los seres humanos
que tuvieran hijos y llenaran la Tierra (Gén. 1:27, 28). Así que debía saber que era incorrecto y
antinatural que los demonios se casaran con mujeres y tuvieran hijos con ellas. Sin duda, le confirmó
esa idea ver que esos niños eran mucho más grandes y fuertes que los demás. Con el tiempo, Dios le
advirtió a Noé que iba a traer un diluvio. Noé tuvo fe en esa advertencia, y por eso construyó el arca
que salvó a su familia (Heb. 11:7).
(Hebreos 11:7) Por la fe, Noé, después de recibir una advertencia divina de cosas que todavía no se
habían visto, demostró temor de Dios y construyó un arca para salvar a los de su casa. Por medio de
esa fe condenó al mundo y se convirtió en heredero de la justicia que se obtiene por la fe.

(11:8,9) w14 15/1 págs. 9-10


Adoremos a Jehová, el Rey de la eternidad
JEHOVÁ SIGUE REINANDO DESPUÉS DEL DILUVIO
11. ¿Cómo demostró Jehová su lealtad a Abrahán?
11 Aunque después del Diluvio la mayoría de la gente adoraba a dioses falsos, algunos hombres fieles
continuaron honrando a Dios. Uno de ellos fue Abrahán, quien dejó atrás las comodidades de su hogar
en la ciudad de Ur y pasó muchos años viviendo en tiendas (Gén. 11:31; Heb. 11:8, 9). Puesto que
llevaba una vida nómada, viajaba por regiones dominadas por distintos reyes, muchos de los cuales
vivían en ciudades amuralladas. Pero Jehová los protegió a él y a su familia como un padre. El salmista
lo expresó así: “No permitió que ningún humano los defraudara, antes bien, a causa de ellos censuró
a reyes” (Sal. 105:13, 14). Y por lealtad a su amigo Abrahán, Dios le prometió: “Reyes saldrán de ti”
(Gén. 17:6; Sant. 2:23).
(Hebreos 11:8,9) Por la fe, Abrahán obedeció cuando fue llamado, y salió hacia un lugar que iba a
recibir como herencia. Salió aunque no sabía adónde iba. 9 Por la fe vivió como extranjero en la tierra
de la promesa, como si estuviera en tierra extranjera. Vivió en tiendas de campaña con Isaac y Jacob,
que eran herederos de la misma promesa que él.

(11:8,9) w05 1/5 págs. 10-11


La enseñanza de la resurrección nos concierne
La resurrección y la amistad con Jehová
12, 13. ¿Qué poderosa razón tenía Abrahán para creer en la resurrección?
12 Abrahán, a quien se le llamó “amigo de Jehová”, tuvo una fe extraordinaria (Santiago 2:23). Pablo
se refirió a la fe de Abrahán tres veces en la lista de siervos fieles que encontramos en el capítulo 11
de Hebreos (Hebreos 11:8, 9, 17). La tercera referencia se centra en la fe que este patriarca manifestó
cuando se dispuso fielmente a ofrecer a su hijo Isaac en sacrificio. Abrahán estaba convencido de que
la promesa de una descendencia mediante Isaac tenía la garantía de Jehová. Aunque Isaac tuviera
que morir sacrificado, Abrahán “estim[aba] que Dios podía levantarlo hasta de entre los muertos”.
13 Al final, cuando Jehová vio la firmeza de la fe de Abrahán, se encargó de suministrar un animal para
el sacrificio. Con todo, la experiencia de Isaac sirvió para ejemplificar la resurrección, tal como Pablo
indicó: “De allí [Abrahán] lo recibió [a Isaac] también a manera de ilustración” (Hebreos 11:19). Además,
Abrahán ya tenía una poderosa razón para creer en la resurrección. ¿No había Jehová reavivado sus
facultades reproductivas para que él y su esposa, Sara, engendraran en la vejez a su hijo Isaac?
(Génesis 18:10-14; 21:1-3; Romanos 4:19-21.)
(Hebreos 11:8,9) Por la fe, Abrahán obedeció cuando fue llamado, y salió hacia un lugar que iba a
recibir como herencia. Salió aunque no sabía adónde iba. 9 Por la fe vivió como extranjero en la tierra
de la promesa, como si estuviera en tierra extranjera. Vivió en tiendas de campaña con Isaac y Jacob,
que eran herederos de la misma promesa que él.

(11:8,9) w07 15/11 pág. 21


Semana 16 de septiembre de 2019 Página 7 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

Cultivemos las cualidades necesarias para hacer discípulos


Cultivemos las cualidades necesarias para hacer discípulos
1. ¿Qué habilidades y actitudes necesitaron algunos siervos de Dios del pasado?
A FIN de cumplir la voluntad de Jehová, sus siervos a veces tienen que cultivar ciertas habilidades y
actitudes. Por ejemplo, cuando Abrahán y Sara obedecieron la orden de Jehová de abandonar la
próspera ciudad de Ur, se vieron obligados a desarrollar las cualidades y habilidades necesarias para
vivir en tiendas de campaña (Hebreos 11:8, 9, 15). Josué, por su parte, necesitó valor, confianza en
Jehová y un buen conocimiento de la Ley para introducir a los israelitas en la Tierra Prometida (Josué
1:7-9). Y aunque es posible que Bezalel y Oholiab ya tuvieran algunas destrezas, sin duda las
perfeccionaron gracias al espíritu de Dios; de este modo pudieron participar en la construcción del
tabernáculo y en otras labores relacionadas, sirviendo tanto de trabajadores como de supervisores
(Éxodo 31:1-11).
(Hebreos 11:8,9) Por la fe, Abrahán obedeció cuando fue llamado, y salió hacia un lugar que iba a
recibir como herencia. Salió aunque no sabía adónde iba. 9 Por la fe vivió como extranjero en la tierra
de la promesa, como si estuviera en tierra extranjera. Vivió en tiendas de campaña con Isaac y Jacob,
que eran herederos de la misma promesa que él.

(11:8-10) w17 julio pág. 10


Busquemos las riquezas verdaderas
CÓMO SEPARARNOS TODO LO POSIBLE DE “LOS NEGOCIOS COMERCIALES DE LA VIDA”
12. ¿Cómo demostró Abrahán que confiaba en Dios?
12 Otra forma de hacernos amigos de Jehová es manteniéndonos lo más separados posible del mundo
comercial y aprovechando nuestras circunstancias para buscar riquezas verdaderas. Esto fue lo que
hizo Abrahán, un hombre de fe de tiempos antiguos. Como quería ser amigo de Jehová, fue obediente,
dejó la próspera ciudad de Ur y vivió en tiendas de campaña (Heb. 11:8-10). Él sabía que las riquezas
verdaderas vienen de Jehová. Por ello, nunca intentó aprovechar su situación para enriquecerse,
porque eso habría indicado falta de fe (Gén. 14:22, 23). Tiempo después, Jesús le dijo a un joven rico
que tuviera esa misma fe: “Si quieres ser perfecto, ve, vende tus bienes y da a los pobres, y tendrás
tesoro en el cielo, y ven, sé mi seguidor” (Mat. 19:21). Aquel joven no tenía una fe como la de Abrahán,
pero otros sí han mostrado total confianza en Jehová.
(Hebreos 11:8-10) Por la fe, Abrahán obedeció cuando fue llamado, y salió hacia un lugar que iba a
recibir como herencia. Salió aunque no sabía adónde iba. 9 Por la fe vivió como extranjero en la tierra
de la promesa, como si estuviera en tierra extranjera. Vivió en tiendas de campaña con Isaac y Jacob,
que eran herederos de la misma promesa que él. 10 Porque él esperaba la ciudad que tiene
fundamentos verdaderos, de la que Dios es diseñador6* y constructor.
6* O “arquitecto”.

(11:8-10) w11 15/9 pág. 26


¿Me conoce Jehová?
“El padre de todos los que tienen fe”
6. a) ¿Cómo demostró Abrahán que confiaba en las promesas divinas? b) ¿En qué sentido
conocía Jehová a Abrahán?
6 La Biblia destaca que Abrahán fue un hombre que “puso fe en Jehová”, y de hecho lo llama “el padre
de todos los que tienen fe” (Gén. 15:6; Rom. 4:11). Este patriarca dejó atrás su hogar, sus posesiones
y sus amigos, y se mudó a un país lejano (Gén. 12:1-4; Heb. 11:8-10). Sin duda, tenía una enorme fe
en Dios. Y no la perdió con los años. La demostró en múltiples ocasiones, particularmente cuando
estuvo dispuesto a sacrificar a su hijo Isaac a fin de cumplir las órdenes divinas (Heb. 11:17-19). Dios
sabía que Abrahán confiaba plenamente en sus promesas, y por ello lo consideró un hombre muy
especial y señaló que había “llegado a conocerlo” (léase Génesis 18:19). Es obvio que con estas
palabras Jehová no solo quería decir que sabía que Abrahán existía, sino que lo estimaba como amigo
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 8 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

(Sant. 2:22, 23).


(Hebreos 11:8-10) Por la fe, Abrahán obedeció cuando fue llamado, y salió hacia un lugar que iba a
recibir como herencia. Salió aunque no sabía adónde iba. 9 Por la fe vivió como extranjero en la tierra
de la promesa, como si estuviera en tierra extranjera. Vivió en tiendas de campaña con Isaac y Jacob,
que eran herederos de la misma promesa que él. 10 Porque él esperaba la ciudad que tiene
fundamentos verdaderos, de la que Dios es diseñador6* y constructor.
6* O “arquitecto”.

(11:8-10) w12 15/10 págs. 7-8


Afrontemos con valentía los golpes de la vida
IMITEMOS A QUIENES AFRONTARON LA VIDA CON VALENTÍA
5. ¿Cómo lograron Abrahán y Sara encarar las numerosas dificultades de su vida?
5 Pensemos ahora en Abrahán y Sara. Ambos vivieron la mayor parte de su vida como extranjeros en
tiendas de campaña. Y aunque las cosas a veces se ponían difíciles, encararon con decisión problemas
como el hambre y los conflictos con naciones vecinas (Gén. 12:10; 14:14-16). ¿Cómo lo lograron? La
Palabra de Dios señala que Abrahán “esperaba la ciudad que tiene fundamentos verdaderos, cuyo
edificador y hacedor es Dios” (Heb. 11:8-10). En lugar de dejarse arrastrar por el mundo que los
rodeaba, los dos se concentraron en el futuro.
(Hebreos 11:8-10) Por la fe, Abrahán obedeció cuando fue llamado, y salió hacia un lugar que iba a
recibir como herencia. Salió aunque no sabía adónde iba. 9 Por la fe vivió como extranjero en la tierra
de la promesa, como si estuviera en tierra extranjera. Vivió en tiendas de campaña con Isaac y Jacob,
que eran herederos de la misma promesa que él. 10 Porque él esperaba la ciudad que tiene
fundamentos verdaderos, de la que Dios es diseñador6* y constructor.
6* O “arquitecto”.

(11:9) w17 agosto págs. 5-6


¿Estamos dispuestos a esperar con paciencia?
EJEMPLOS DE PACIENCIA
9, 10. ¿Cuánto tiempo tuvieron que esperar Abrahán y Sara a que Jehová cumpliera algunas de
sus promesas?
9 Comencemos hablando de Abrahán y Sara. Como demostraron “fe y paciencia”, heredaron “las
promesas”. La Biblia dice que “después que Abrahán hubo mostrado paciencia”, obtuvo la promesa de
que Jehová lo bendeciría y multiplicaría su descendencia (Heb. 6:12, 15). Además, la promesa se
cumpliría mucho tiempo después. Así que Abrahán tendría que seguir siendo paciente. El pacto que
Jehová hizo con Abrahán empezó a cumplirse el día 14 del mes judío de nisán del año 1943 antes de
nuestra era. Ese día, Abrahán, Sara y los que vivían con ellos cruzaron el río Éufrates y entraron en la
Tierra Prometida. Pero Abrahán todavía tuvo que esperar veinticinco años a que naciera su hijo Isaac,
en el año 1918. Y luego tuvo que esperar sesenta años más a que nacieran sus nietos Esaú y Jacob,
en el año 1858 (Heb. 11:9).
10 ¿Llegó Abrahán a heredar alguna parte de la Tierra Prometida? La Biblia dice que Jehová “no le dio
ninguna posesión heredable en ella, no, ni lo ancho de un pie; pero prometió dársela como posesión, y
después de él a su descendencia, cuando todavía no tenía hijo” (Hech. 7:5). Después de que Abrahán
cruzó el río Éufrates, pasaron cuatrocientos treinta años hasta que sus descendientes formaron la
nación que viviría en esa tierra (Éx. 12:40-42; Gál. 3:17).
(Hebreos 11:9) Por la fe vivió como extranjero en la tierra de la promesa, como si estuviera en tierra
extranjera. Vivió en tiendas de campaña con Isaac y Jacob, que eran herederos de la misma promesa
que él.

(11:9) w12 15/10 pág. 29


Que su sí signifique sí
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 9 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

OTROS BUENOS EJEMPLOS


8. ¿Qué ejemplo nos dejó Rebeca?
8 “Estoy dispuesta a ir.” (Gén. 24:58.) Con estas sencillas palabras, Rebeca indicó a su madre y a su
hermano que estaba dispuesta a irse de casa ese mismo día y viajar con un desconocido más de 800
kilómetros (500 millas) para casarse con el hijo de Abrahán, Isaac (Gén. 24:50-58). El sí de Rebeca
significó sí, y ella fue una esposa fiel y temerosa de Dios. Por el resto de su vida vivió en tiendas como
una extranjera en la Tierra Prometida. Y su fidelidad fue recompensada, pues tuvo el honor de ser
antepasada de la Descendencia prometida, Jesucristo (Heb. 11:9, 13).
(Hebreos 11:9) Por la fe vivió como extranjero en la tierra de la promesa, como si estuviera en tierra
extranjera. Vivió en tiendas de campaña con Isaac y Jacob, que eran herederos de la misma promesa
que él.

(11:9,10) w01 15/8 pág. 27


No desistamos de hacer lo que es excelente
Sufrimientos que nos causamos nosotros mismos
8. a) ¿Cómo podrían ‘acribillarse con muchos dolores’ los cristianos? b) ¿Por qué tenía Abrahán
una actitud equilibrada con respecto a los bienes materiales?
8 Hay que reconocer que a veces somos nosotros mismos quienes nos causamos sufrimientos.
Veamos, por ejemplo, lo que Jesús mandó a sus seguidores: “Dejen de acumular para sí tesoros sobre
la tierra, donde la polilla y el moho consumen, y donde ladrones entran por fuerza y hurtan” (Mateo
6:19). Pese a ello, algunos hermanos ‘se acribillan con muchos dolores’ porque anteponen los intereses
materiales a los del Reino (1 Timoteo 6:9, 10). Abrahán estuvo dispuesto a sacrificar las comodidades
a fin de agradar a Dios. “Por fe residió como forastero en la tierra de la promesa como en tierra
extranjera, y moró en tiendas con Isaac y Jacob, herederos con él de la mismísima promesa. Porque
esperaba la ciudad que tiene fundamentos verdaderos, cuyo edificador y hacedor es Dios.” (Hebreos
11:9, 10.) La fe de Abrahán en una “ciudad” futura, es decir, el gobierno de Dios, le ayudó a no confiar
en las riquezas. ¿No sería prudente que hiciéramos lo mismo?
(Hebreos 11:9,10) Por la fe vivió como extranjero en la tierra de la promesa, como si estuviera en tierra
extranjera. Vivió en tiendas de campaña con Isaac y Jacob, que eran herederos de la misma promesa
que él. 10 Porque él esperaba la ciudad que tiene fundamentos verdaderos, de la que Dios es
diseñador6* y constructor.
6* O “arquitecto”.

(11:10) w05 1/5 págs. 19-20


¿Qué significa abrigar la esperanza de la resurrección?
“Resurrección de vida” o “resurrección de juicio”
10, 11. a) ¿Qué posibilidades ofrecerá el milenio a todos los habitantes de la Tierra? b) ¿Cómo
deberíamos reaccionar ante tales posibilidades?
10 Cuando Abrahán resucite, le reconfortará vivir bajo la gobernación de aquella “ciudad” que él
esperaba con ilusión (Hebreos 11:10). Será también muy emocionante para Job enterarse de que su
vida fortaleció a otros siervos de Jehová que afrontaron pruebas de integridad. Y, por supuesto, Daniel
querrá saber cómo se cumplieron las profecías que él escribió por inspiración.
11 De hecho, todos los que vivan en el justo nuevo mundo, ya sea porque hayan resucitado o porque
hayan sobrevivido a la gran tribulación, tendrán mucho que aprender sobre el propósito de Jehová para
la Tierra y sus habitantes. La posibilidad de vivir para siempre y de alabar a Jehová por la eternidad sin
lugar a duda hará de este programa docente una verdadera delicia. Sin embargo, lo más importante
será lo que personalmente hagamos a medida que estudiemos lo escrito en los rollos. ¿Aplicaremos
en nuestra vida lo aprendido? ¿Meditaremos en la vital enseñanza que recibamos a fin de fortalecernos
y resistir el último esfuerzo de Satanás para desviarnos de la verdad?
(Hebreos 11:10) Porque él esperaba la ciudad que tiene fundamentos verdaderos, de la que Dios es
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 10 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

diseñador6* y constructor.
6* O “arquitecto”.

(11:10) w01 15/8 págs. 17-18


Abrahán, un ejemplo de fe
Cruza el Éufrates
14. a) ¿Qué veía Abrán con los ojos de la fe? b) ¿En qué sentido son más favorecidos los siervos
de Dios de la actualidad que Abrán?
14 Abrán había dejado una ciudad próspera, pero en aquel momento podía ver “la ciudad que tiene
fundamentos verdaderos”, un gobierno justo para la humanidad (Hebreos 11:10). En efecto, aunque
contaba con muy poca información, había empezado a percibir las líneas generales del propósito divino
de redimir a la moribunda humanidad. A nosotros se nos ha favorecido hoy con una comprensión mucho
más extensa de los propósitos de Dios (Proverbios 4:18). La “ciudad” que esperaba Abrán, esto es, el
gobierno del Reino, es ya una realidad, pues está establecida en los cielos desde 1914. ¿No
deberíamos, por tanto, sentirnos motivados a actuar con fe y confianza en Jehová?
(Hebreos 11:10) Porque él esperaba la ciudad que tiene fundamentos verdaderos, de la que Dios es
diseñador6* y constructor.
6* O “arquitecto”.

(11:10,13-16) w08 15/10 pág. 32


Puntos sobresalientes de las cartas a Tito, Filemón y los Hebreos
“PASEMOS ADELANTE A LA MADUREZ”
Respuestas a preguntas bíblicas:
11:10,13-16. ¿Qué “ciudad” esperaba Abrahán?
No era una ciudad literal, sino simbólica. Él esperaba la “Jerusalén celestial”, compuesta por Cristo
Jesús y los 144.000 cogobernantes en su gloria celestial. A estos también se les llama “la santa ciudad,
la Nueva Jerusalén” (Heb. 12:22; Rev. 14:1; 21:2). Abrahán anhelaba vivir bajo la gobernación del
Reino de Dios.
(Hebreos 11:10,13-16) Porque él esperaba la ciudad que tiene fundamentos verdaderos, de la que
Dios es diseñador6* y constructor. 13 Todos ellos murieron firmes en la fe, aunque no recibieron las
cosas prometidas. Pero las vieron a lo lejos y las aceptaron con gusto, y declararon públicamente que
eran extranjeros y residentes temporales en la tierra. 14 Y los que hablan así dejan claro que están
buscando con empeño un lugar para ellos. 15 Con todo, si hubieran seguido pensando en el lugar del
que habían salido, habrían encontrado la oportunidad de regresar. 16 Sin embargo, ahora se esfuerzan
por conseguir un lugar mejor, es decir, un lugar que pertenece al cielo. Por eso, Dios no se avergüenza
de ellos ni de que lo llamen su Dios, pues ha preparado una ciudad para ellos.
6* O “arquitecto”.

(11:10) w16 enero pág. 21


“El espíritu mismo da testimonio con nuestro espíritu”
¿ES USTED UNGIDO?
17, 18. a) ¿Dónde espera vivir la gran mayoría de los cristianos? b) ¿Qué responderá el siguiente
artículo?
17 La gran mayoría de los cristianos de hoy no han sido elegidos para ir al cielo. Comparten la
esperanza que tenían David, Juan el Bautista y otros hombres y mujeres fieles de la antigüedad. Igual
que Abrahán, esperan ser gobernados por el Reino en la Tierra (Heb. 11:10). Solo 144.000 reinarán
en el cielo con Cristo, y de ellos, nada más quedan unos pocos vivos en la Tierra. La mayoría ya ha
muerto (Rev. 12:17).
18 Dicho esto, ¿cómo debemos ver a quienes dicen ser ungidos? Si alguien de nuestra congregación
empieza a tomar del pan y del vino en la Conmemoración, ¿qué debemos hacer? ¿Debería
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 11 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

preocuparnos que aumente el número de personas que afirman ser ungidas? Descubriremos las
respuestas en el siguiente artículo.
(Hebreos 11:10) Porque él esperaba la ciudad que tiene fundamentos verdaderos, de la que Dios es
diseñador6* y constructor.
6* O “arquitecto”.

(11:11) w05 1/3 págs. 19-20


Consejos sabios para los casados
“La persona secreta del corazón”
17. ¿De qué manera es Sara un buen ejemplo para las esposas cristianas?
17 Pedro presenta el ejemplo de Sara, un modelo digno de imitar tanto si el esposo es creyente como
si no lo es. Es indudable que Sara siempre consideró que Abrahán era su cabeza. Incluso en su corazón
lo llamó “señor” (Génesis 18:12). Sin embargo, eso no la degradó. Está claro que era una mujer de
gran fortaleza espiritual, con una fe firme en Jehová. Tanto es así que se le incluye en la gran “nube de
testigos”, cuyos ejemplos de fe deberían impulsarnos a correr “con aguante la carrera que está puesta
delante de nosotros” (Hebreos 11:11; 12:1). Imitar a Sara no rebaja en modo alguno a una cristiana.
(Hebreos 11:11) Por la fe, Sara también recibió poder para concebir descendencia, a pesar de que ya
se le había pasado la edad, porque consideró fiel7* al que le hizo la promesa.
7* O “confiable”.

(11:13) w13 15/3 págs. 19-20


Jehová es nuestra morada
Jehová es nuestra morada
1, 2. ¿Cómo se han sentido los siervos de Dios en este sistema de cosas, y qué “hogar” tienen?
¿SE SIENTE como en casa en este mundo? Si no es así, usted no es el único. A lo largo de la historia,
todos los que han amado de verdad a Jehová se han sentido como forasteros en este sistema de cosas.
Por ejemplo, hubo fieles siervos de Dios que, mientras se mudaban de campamento en campamento
en la tierra de Canaán, “declararon públicamente que eran extraños y residentes temporales” (Heb.
11:13).
2 Al igual que ellos, los discípulos ungidos de Jesús, cuya “ciudadanía existe en los cielos”, se
consideran “forasteros y residentes temporales” en este sistema de cosas (Filip. 3:20; 1 Ped. 2:11). Y
las “otras ovejas” de Cristo “no son parte del mundo”, así como él tampoco lo fue (Juan 10:16; 17:16).
Pero los siervos de Dios no están “sin techo”. Al contrario, disfrutan de la protección del hogar más
seguro y acogedor imaginable, un hogar que puede verse con los ojos de la fe. Moisés escribió: “Oh
Jehová, tú mismo has resultado ser una verdadera morada para nosotros durante generación tras
generación” (Sal. 90:1).* La Nueva Traducción Viviente vierte Salmo 90:1 de la siguiente manera:
“Señor, a lo largo de todas las generaciones, ¡tú has sido nuestro hogar!”. ¿Cómo resultó Jehová ser
“una verdadera morada” para sus siervos leales de la antigüedad? ¿De qué manera lo es hoy para el
pueblo que porta su nombre? ¿Y cómo resultará ser la única morada segura en el futuro?
(Hebreos 11:13) Todos ellos murieron firmes en la fe, aunque no recibieron las cosas prometidas. Pero
las vieron a lo lejos y las aceptaron con gusto, y declararon públicamente que eran extranjeros y
residentes temporales en la tierra.

(11:13) w12 15/9 pág. 20


Imitemos la paciencia de Jehová y de Jesús
¿CÓMO PODEMOS IMITAR LA PACIENCIA DIVINA?
11. a) ¿Qué relación existe entre la fe y la paciencia? b) ¿Por qué tenemos sobrados motivos
para que nuestra fe sea sólida?
11 ¿Pueden los seres humanos aguantar sin rendirse a pesar de ser imperfectos? Sí, pues así lo
demostraron tanto los profetas como otros siervos fieles de Dios antes de que Jesús viniera a la Tierra.
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 12 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

Su fe y su paciencia estaban estrechamente enlazadas (léase Santiago 5:10, 11). Si no hubieran tenido
fe absoluta en lo que Jehová les había dicho, ¿habrían esperado con paciencia el cumplimiento de sus
promesas? De vez en cuando afrontaron peligros y dificultades, pero lo hicieron confiando en que,
antes o después, Dios haría tal como les había asegurado (Heb. 11:13, 35-40). Hoy contamos con más
razones aún para que nuestra fe sea sólida, pues ahora Jesús es el “Perfeccionador de nuestra fe”
(Heb. 12:2). En efecto, al cumplir las profecías y revelar los propósitos de Dios, nos dio sobrados
motivos para confiar en Jehová.
(Hebreos 11:13) Todos ellos murieron firmes en la fe, aunque no recibieron las cosas prometidas. Pero
las vieron a lo lejos y las aceptaron con gusto, y declararon públicamente que eran extranjeros y
residentes temporales en la tierra.

(11:13) w12 15/12 págs. 25-26


“Residentes temporales” que sirven unidos al Dios verdadero
“RESIDENTES TEMPORALES” COMO ABRAHÁN
7. ¿En qué nos parecemos los cristianos a algunos siervos fieles de la antigüedad, como
Abrahán?
7 Como vimos en el artículo anterior, los cristianos verdaderos somos como extranjeros, o residentes
temporales, en el mundo de Satanás. En esto nos parecemos a algunos siervos fieles de la antigüedad,
como Abrahán, quienes “eran extraños y residentes temporales en la tierra” (Heb. 11:13). Sea que
esperemos vivir en el cielo o en la Tierra, tenemos el honor de disfrutar de la misma relación con Jehová
que Abrahán. Santiago explicó que “‘Abrahán puso fe en Jehová, y le fue contado por justicia’, y vino a
ser llamado ‘amigo de Jehová’” (Sant. 2:23).
(Hebreos 11:13) Todos ellos murieron firmes en la fe, aunque no recibieron las cosas prometidas. Pero
las vieron a lo lejos y las aceptaron con gusto, y declararon públicamente que eran extranjeros y
residentes temporales en la tierra.

(11:13-15) w12 15/3 pág. 28


No mire “a las cosas que deja atrás”
LOS SACRIFICIOS DEL PASADO
15. ¿Cómo nos beneficia meditar en el ejemplo de otros siervos fieles de Dios?
15 El ejemplo de otros siervos fieles de Dios —de tiempos antiguos o modernos⁠— también puede
ayudarnos a seguir hacia delante sin detenernos a mirar las cosas que dejamos atrás. Pensemos en
Abrahán y Sara, quienes abandonaron un estilo de vida cómodo en la ciudad de Ur. La Biblia explica
que, “si [...] hubieran seguido acordándose de aquel lugar de donde habían salido, habrían tenido la
oportunidad de volver” (Heb. 11:13-15). Pero no lo hicieron. Otro caso es el de Moisés. Cuando se fue
de Egipto por primera vez, dejó atrás mucho más de lo que ningún otro israelita dejó después. Pero no
hay registro de que añorara aquello a lo que renunció. Al contrario, “estimaba el vituperio del Cristo
como riqueza más grande que los tesoros de Egipto”. ¿Por qué? “Porque miraba atentamente hacia el
pago del galardón.” (Heb. 11:26.)
(Hebreos 11:13-15) Todos ellos murieron firmes en la fe, aunque no recibieron las cosas prometidas.
Pero las vieron a lo lejos y las aceptaron con gusto, y declararon públicamente que eran extranjeros y
residentes temporales en la tierra. 14 Y los que hablan así dejan claro que están buscando con empeño
un lugar para ellos. 15 Con todo, si hubieran seguido pensando en el lugar del que habían salido,
habrían encontrado la oportunidad de regresar.

(11:17) w09 15/1 págs. 27-28


El Siervo de Jehová: traspasado por nuestra transgresión
Llevado “como un cordero a la degollación”
11, 12. a) ¿Qué nos indica sobre el sacrificio de Cristo el que Isaac estuviera dispuesto a morir?
b) ¿Qué debemos tener presente sobre Jehová, el Abrahán Mayor, cuando asistimos a la
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 13 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

Conmemoración?
11 Al igual que Isaac, el hijo de Abrahán, Jesús estuvo dispuesto a ofrecerse como sacrificio (Gén.
22:1, 2, 9-13; Heb. 10:5-10). Ahora bien, recordemos que, aunque Isaac consintió en ser sacrificado,
fue Abrahán quien trató de ofrecer el sacrificio (Heb. 11:17). De igual modo, Jesús estuvo dispuesto a
morir, pero fue Jehová quien dispuso que se llevara a cabo ese sacrificio. Por lo tanto, el sacrificio de
Jesús es una expresión del profundo amor que Dios le tiene a la humanidad.
12 Jesús mismo dijo: “Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce
fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16). Y el apóstol Pablo escribió: “Dios
recomienda su propio amor a nosotros en que, mientras todavía éramos pecadores, Cristo murió por
nosotros” (Rom. 5:8). Por consiguiente, aunque honramos a Cristo conmemorando su muerte, jamás
debemos olvidar que el que hizo posible aquel sacrificio fue Jehová, el Abrahán Mayor. Asistimos a la
Conmemoración, pues, para darle la alabanza que se merece.
(Hebreos 11:17) Por la fe, cuando Abrahán fue puesto a prueba, prácticamente ofreció a Isaac —así
es, el hombre que de buena gana recibió las promesas intentó ofrecer a su hijo unigénito—,

(11:17-19) w17 diciembre págs. 6-7


“Yo sé que se levantará”
UNA ESPERANZA SEGURA
14. ¿Qué podemos aprender sobre la resurrección en el relato de Abrahán?
14 Isaac era el heredero que por tanto tiempo había esperado Abrahán. Pero un día Dios le dijo a
Abrahán que tomara a su hijo, a quien amaba tanto, y lo ofreciera “como ofrenda quemada” (Gén. 22:2).
Imaginémonos cómo debió sentirse. Jehová le había prometido que todas las naciones se bendecirían
mediante su descendencia (Gén. 13:14-16; 18:18; Rom. 4:17, 18). Además, le había dicho que la
descendencia vendría “por medio de Isaac” (Gén. 21:12). Pero ¿cómo se cumplirían esas promesas si
Abrahán sacrificaba a Isaac? Dios inspiró a Pablo a explicar que Abrahán creía que Dios tenía el poder
de resucitar a su hijo (lea Hebreos 11:17-19). La Biblia no dice que Abrahán creyera que, si era
obediente, su hijo volvería a la vida unas horas o días después. Él no podía saber cuándo sería
resucitado Isaac. Pero confiaba en que Jehová le devolvería la vida.
(Hebreos 11:17-19) Por la fe, cuando Abrahán fue puesto a prueba, prácticamente ofreció a Isaac —
así es, el hombre que de buena gana recibió las promesas intentó ofrecer a su hijo unigénito—, 18
aunque se le había dicho: “Por medio de Isaac vendrá lo que será llamado tu descendencia”. 19 Pero
él llegó a la conclusión de que Dios podía levantarlo incluso de entre los muertos, y en efecto lo recibió
de entre los muertos de manera simbólica.

(11:17-19) w13 15/2 pág. 11


¿Valoramos nuestra herencia espiritual?
¿HAY ALMAS SUFRIENDO EN EL MÁS ALLÁ?
14. ¿Qué sabían Job y Abrahán de la muerte y la resurrección?
14 Aunque el justo Job no tenía las Escrituras, conocía la verdad sobre la muerte. Además, sabía que
Jehová es un Dios amoroso y que querría resucitarlo (Job 14:13-15). Abrahán también creía en la
resurrección (lea Hebreos 11:17-19). Estos fieles siervos de Dios no pensaban que el alma humana
fuera inmortal, pues es imposible resucitar a alguien que no puede morir. Seguro que el espíritu de Dios
ayudó a Job y a Abrahán a comprender lo que les ocurre a los muertos y a tener fe en la resurrección.
Estas enseñanzas verdaderas también son parte de nuestra herencia espiritual.
(Hebreos 11:17-19) Por la fe, cuando Abrahán fue puesto a prueba, prácticamente ofreció a Isaac —
así es, el hombre que de buena gana recibió las promesas intentó ofrecer a su hijo unigénito—, 18
aunque se le había dicho: “Por medio de Isaac vendrá lo que será llamado tu descendencia”. 19 Pero
él llegó a la conclusión de que Dios podía levantarlo incluso de entre los muertos, y en efecto lo recibió
de entre los muertos de manera simbólica.

Semana 16 de septiembre de 2019 Página 14 de 34 cebradg@gmail.com


Puntos Sobresalientes Hebreos 11

(11:17-19) w14 15/2 págs. 17-18


Jehová, nuestro Proveedor y Protector
JEHOVÁ, EL GRAN PROVEEDOR
8, 9. ¿Cómo resultó ser Jehová el Gran Proveedor en tiempos de Abrahán e Isaac? (Vea la
ilustración del principio.)
8 En el siglo XIX antes de nuestra era, un suceso de la vida de Abrahán reveló lo que Jehová estaría
dispuesto a hacer para que los seres humanos fieles pudieran tener vida eterna. Hebreos 11:17-19
explica: “Por fe Abrahán, cuando fue probado, ofreció, por decirlo así, a Isaac, y el que gustosamente
había recibido las promesas trató de ofrecer a su hijo unigénito, aunque se le había dicho: ‘Lo que será
llamado “descendencia tuya” será mediante Isaac’. Pero estimó que Dios podía levantarlo hasta de
entre los muertos; y de allí lo recibió también a manera de ilustración”. ¿Vemos el paralelo? Jehová
ofreció a su Hijo, Jesucristo, para beneficio de la humanidad (lea Juan 3:16, 36).
9 ¡Qué aliviado debió sentirse Isaac en aquella ocasión por no tener que morir! Sin duda, le agradeció
a Dios que proveyera otro sacrificio en su lugar, un carnero atrapado en un matorral cercano (Gén.
22:10-13). No es de extrañar que a aquel sitio se le llamara “Jehová-yiré”, que significa “Jehová
Proveerá” (Gén. 22:14, nota).
(Hebreos 11:17-19) Por la fe, cuando Abrahán fue puesto a prueba, prácticamente ofreció a Isaac —
así es, el hombre que de buena gana recibió las promesas intentó ofrecer a su hijo unigénito—, 18
aunque se le había dicho: “Por medio de Isaac vendrá lo que será llamado tu descendencia”. 19 Pero
él llegó a la conclusión de que Dios podía levantarlo incluso de entre los muertos, y en efecto lo recibió
de entre los muertos de manera simbólica.

(11:18) w08 15/12 págs. 15-16


El singular papel de Jesús en el propósito divino
La Descendencia prometida
19, 20. a) ¿Quién es la Descendencia prometida? b) ¿Por qué podemos afirmar que la
descendencia incluye a otras personas aparte de Jesús?
19 ¿Quién era la Descendencia prometida? Encontramos la respuesta en Gálatas 3:16. (Léase.) Sin
embargo, más adelante en ese capítulo, Pablo les dice a los cristianos ungidos: “Si pertenecen a Cristo,
realmente son descendencia de Abrahán, herederos respecto a una promesa” (Gál. 3:29). ¿Por qué
dice Pablo que la Descendencia prometida es Cristo y luego dice que son los cristianos ungidos?
20 Hoy día hay millones de personas que se enorgullecen de ser descendientes de Abrahán. De hecho,
algunas religiones afirman que sus profetas descienden de este patriarca. Ahora bien, ¿conforman esas
personas la Descendencia prometida? No. Como señaló el apóstol Pablo bajo inspiración, no todos los
descendientes de Abrahán pueden afirmar que son parte de esa Descendencia. Aunque Abrahán tuvo
varios hijos, la Descendencia mediante la cual se bendeciría a la humanidad solo vendría mediante uno
de ellos: Isaac (Heb. 11:18). Al final, solo un descendiente de Abrahán sería la parte principal de la
descendencia prometida, y ese resultó ser Jesucristo, quien, como bien se documenta en la Biblia, era
descendiente directo de Abrahán por Isaac.*Aunque los judíos del siglo primero creían que, como
descendientes directos de Abrahán, serían el pueblo que tendría el favor de Dios, sabían que de entre
ellos saldría una persona que sería escogida como Mesías (Juan 1:25; 7:41, 42; 8:39-41). Los cristianos
ungidos llegaron después a formar la parte secundaria de la descendencia de Abrahán. Y la razón por
la que se les concede este privilegio es que “pertenecen a Cristo”. Como vemos, el papel de Jesús en
el cumplimiento de la primera profecía de la Biblia es realmente singular.
(Hebreos 11:18) aunque se le había dicho: “Por medio de Isaac vendrá lo que será llamado tu
descendencia”.

(11:19) w16 febrero pág. 11


Jehová lo llamó “mi amigo”
ABRAHÁN CUIDÓ SU AMISTAD CON DIOS
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 15 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

12, 13. a) Cuando Jehová le pidió a Abrahán que sacrificara a Isaac, ¿cómo le ayudaron su
conocimiento y experiencia? b) ¿Por qué sabemos que Abrahán tenía fe en Jehová?
12 Las cosas que Abrahán aprendió y las experiencias que vivió lo ayudaron a mantener una amistad
sólida con Dios. De modo que cuando su Amigo le ordenó sacrificar a Isaac, no lo pensó dos veces,
pues sabía qué clase de persona era él. Volvamos ahora a la tierra de Moria, al monte que Abrahán
estaba subiendo con gran esfuerzo. En ningún momento se le cruzó por la mente a este fiel hombre
que Jehová se hubiera transformado de repente en un ser cruel y malvado. ¿Cómo lo sabemos?
13 Porque antes de dejar atrás a los sirvientes que lo acompañaban, les dijo: “Quédense aquí con el
asno, pero yo y el muchacho queremos ir allá, y adorar, y volver a ustedes” (Gén. 22:5). ¿Les estaba
mintiendo Abrahán? ¿Les estaba haciendo creer que regresaría con Isaac cuando en realidad iba a
sacrificarlo? No. La Biblia nos ayuda a entender por qué dijo esas palabras (lea Hebreos 11:19). Según
Hebreos, Abrahán razonó que Dios podía resucitar a Isaac. Así es, creía en la resurrección. Después
de todo, ya había visto el poder de Jehová cuando les concedió a él y a Sara tener un hijo en su vejez
(Heb. 11:11, 12, 18). Él sabía que nada es imposible para el Creador. Confiaba totalmente en que,
pasara lo que pasara en ese día tan difícil, Jehová le devolvería a su hijo y así se podrían cumplir todas
las promesas que le había hecho. ¡Con razón la Biblia lo llama “el padre de todos los que tienen fe”!
(Hebreos 11:19) Pero él llegó a la conclusión de que Dios podía levantarlo incluso de entre los muertos,
y en efecto lo recibió de entre los muertos de manera simbólica.

(11:19) w09 15/9 págs. 28-29


¿Valoramos lo que Jehová ha hecho para liberarnos?
El precio que tuvo que pagar Jehová
13, 14. ¿Cómo puede ayudarnos el ejemplo de Abrahán a valorar lo que ha hecho Jehová por
nosotros?
13 ¿Qué costo emocional supuso para Jehová esta gran muestra de amor? Es difícil imaginarlo, pero
algo que nos ayudará a hacerlo es un relato que se encuentra en la Biblia. Jehová le pidió a su fiel
siervo Abrahán que ofreciera a su hijo Isaac como sacrificio. Esto era algo sumamente difícil para
Abrahán, pues él lo quería mucho. De hecho, Jehová le dijo que era “su hijo único a quien ama[ba]
tanto” (Gén. 22:2). Sin embargo, Abrahán entendió que la voluntad de su Dios era más importante que
el amor que le tenía a Isaac, por lo que estuvo dispuesto a obedecer el mandato. Finalmente, Jehová
no permitió que Abrahán hiciera lo que él mismo haría en el futuro, sino que envió a un ángel para que
lo detuviera justo antes de que realizara el sacrificio. Abrahán estaba decidido a obedecer a Dios y
sabía que solo podría volver a ver a su hijo si resucitaba. Pero tenía fe absoluta en que Dios le
devolvería la vida a Isaac. De hecho, Pablo dijo que el patriarca recibió a Isaac de entre los muertos “a
manera de ilustración” (Heb. 11:19).
14 ¿Podemos siquiera imaginar el dolor que sintió Abrahán cuando se preparaba para sacrificar a su
hijo? En cierto modo, ese sufrimiento ilustra lo que sintió Jehová al sacrificar a su propio Hijo, a quien
llamó “el amado” (Mat. 3:17). Pero en el caso de Jehová, el dolor fue sin duda mucho más intenso. Él
y su Hijo habían pasado juntos en el cielo millones o incluso miles de millones de años. El “obrero
maestro” trabajó con alegría al lado de su Padre y le sirvió de vocero; así es, fue “la Palabra” (Pro. 8:22,
30, 31; Juan 1:1). No podemos imaginar lo que Jehová tuvo que soportar mientras veía cómo
atormentaban a su Hijo, se burlaban de él y lo ejecutaban como si fuera un criminal. ¡Qué precio tan
alto tuvo que pagar para liberarnos! ¿Cómo podemos demostrar que valoramos lo que hizo?
(Hebreos 11:19) Pero él llegó a la conclusión de que Dios podía levantarlo incluso de entre los muertos,
y en efecto lo recibió de entre los muertos de manera simbólica.

(11:21) w04 15/5 págs. 16-17


El cuidado de los mayores es un deber cristiano
Nuestro deber como hijos
7. ¿Por qué quería Jacob que lo enterraran en Canaán?
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 16 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

7 Jacob se mantuvo leal a Jehová hasta el día de su muerte (Hebreos 11:21). Su fe en las promesas
divinas lo impulsó a pedir que lo enterraran en Canaán. José honró a su padre cumpliendo con su
deseo, pese a los enormes gastos e inconvenientes que aquello implicaba (Génesis 47:29-31; 50:7-
14).
(Hebreos 11:21) Por la fe, Jacob, cuando estaba a punto de morir, bendijo a cada uno de los hijos de
José y adoró a Dios apoyado sobre la parte superior de su bastón.

(11:23) w03 1/11 pág. 9


Mujeres que regocijaron el corazón de Jehová
Desobedecieron al Faraón
5. ¿De qué manera manifiestan muchas cristianas la misma actitud que Sifrá y Puá, y cómo las
recompensará Jehová?
5 ¿Hay en la actualidad mujeres como Sifrá y Puá? Desde luego que sí. Año tras año, miles de mujeres
predican sin temor el mensaje bíblico de salvación en países donde lo prohíbe “la orden del rey”,
arriesgando así su libertad e incluso su misma vida (Hebreos 11:23; Hechos 5:28, 29). Motivadas por
el amor a Dios y al prójimo, estas valientes mujeres no permiten que nadie les impida llevar las buenas
nuevas del Reino de Dios, por lo que muchas de ellas afrontan oposición y persecución (Marcos 12:30,
31; 13:9-13). Al igual que en el caso de Sifrá y Puá, Jehová está muy al tanto de los hechos de estas
intrépidas y excelentes mujeres, y les demostrará su amor conservando sus nombres en “el libro de la
vida” si aguantan fielmente hasta el fin (Filipenses 4:3; Mateo 24:13).
(Hebreos 11:23) Por la fe, los padres de Moisés lo escondieron durante tres meses cuando nació,
porque vieron que era un niño hermoso y no temieron la orden del rey.

(11:23-25) w14 15/11 págs. 19-20


Dios elige un pueblo
JEHOVÁ LIBERA A SU PUEBLO
5, 6. a) ¿Cómo cambió la situación del pueblo de Dios en Egipto? b) ¿Cómo se salvó Moisés? c)
¿Qué hizo Jehová por su pueblo?
5 Pero la situación del pueblo de Dios iba a cambiar por completo. “Con el tiempo se levantó sobre
Egipto un rey nuevo que no conocía a José. Y procedió a decir a su pueblo: ‘¡Miren! El pueblo de los
hijos de Israel es más numeroso y poderoso que nosotros’.” A raíz de eso, “los egipcios hicieron trabajar
a los hijos de Israel como esclavos bajo tiranía. Y siguieron amargándoles la vida con dura esclavitud
en trabajos de argamasa de barro y ladrillos y con toda forma de esclavitud en el campo” (Éx. 1:8, 9,
13, 14).
6 El faraón llegó a ordenar que se matara a todos los varones hebreos en cuanto nacieran (Éx. 1:15,
16). Moisés nació en ese período. ¿Cómo se salvó? Cuando tenía tres meses, su madre, Jokébed, lo
escondió entre los juncos de papiro del Nilo, donde lo encontró la hija del faraón. Esta posteriormente
lo adoptó, pero Moisés fue criado por su fiel madre en sus primeros años y llegó a ser un siervo leal de
Jehová (Éx. 2:1-10; Heb. 11:23-25). Jehová vio los sufrimientos de los israelitas y decidió liberarlos por
medio de Moisés (Éx. 2:24, 25; 3:9, 10). Así fue como Jehová salvó a su pueblo de sus opresores (Éx.
15:13; lea Deuteronomio 15:15).
(Hebreos 11:23-25) Por la fe, los padres de Moisés lo escondieron durante tres meses cuando nació,
porque vieron que era un niño hermoso y no temieron la orden del rey. 24 Por la fe, Moisés, cuando ya
era adulto, se negó a ser llamado hijo de la hija del faraón. 25 Escogió ser maltratado con el pueblo de
Dios en vez de disfrutar de los placeres temporales del pecado,

(11:24,25) w08 15/6 pág. 19


Aceptemos la autoridad de Jehová
Nuestra actitud hacia la autoridad
4. ¿Qué ejemplos de las Escrituras Hebreas muestran que muchos siervos de Dios se negaron
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 17 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

a ceder ante otras personas?


4 Muchos siervos de Dios de la era precristiana actuaron con igual resolución. Moisés “rehusó ser
llamado hijo de la hija de Faraón, escogiendo ser maltratado con el pueblo de Dios”, a pesar de que
eso le atrajo “la cólera del rey” (Heb. 11:24, 25, 27). José rechazó las proposiciones de la esposa de
Potifar, aun sabiendo que esta podía tomar represalias contra él (Gén. 39:7-9). Y Daniel “se resolvió en
su corazón a no contaminarse con los manjares exquisitos del rey”, aunque al oficial principal de la
corte babilónica le costara trabajo aceptar su posición (Dan. 1:8-14). Estos casos nos muestran que en
el pasado hubo siervos de Dios que adoptaron una postura firme a favor de lo que es recto, sin importar
cuáles fueran las consecuencias. Ellos no cedieron ante otros seres humanos para ganarse su favor, y
nosotros tampoco debemos hacerlo.
(Hebreos 11:24,25) Por la fe, Moisés, cuando ya era adulto, se negó a ser llamado hijo de la hija del
faraón. 25 Escogió ser maltratado con el pueblo de Dios en vez de disfrutar de los placeres temporales
del pecado,

(11:24,25) w05 15/5 pág. 20


Conozcamos los caminos de Jehová
Conozcamos los caminos de Jehová
1, 2. a) ¿Por qué reaccionó Moisés como lo hizo cuando vio a un egipcio maltratando a un
hebreo? b) ¿Qué tuvo que aprender Moisés a fin de servir a Jehová?
MOISÉS había crecido en la casa de Faraón, donde lo educaron conforme a la sabiduría que los nobles
de Egipto valoraban. Ahora bien, él sabía que no era egipcio, sino que provenía de una familia hebrea.
Cuando tenía cuarenta años, decidió salir a inspeccionar a sus hermanos, los hijos de Israel. Al ver que
un hebreo era maltratado por un egipcio, no se mostró indiferente; de hecho, dio muerte a este último.
Optó por ponerse del lado del pueblo de Jehová y pensó que Dios lo estaba usando para liberar a sus
hermanos (Hechos 7:21-25; Hebreos 11:24, 25). Cuando este incidente llegó a saberse, la casa real
egipcia lo consideró un delincuente, y tuvo que huir para seguir con vida (Éxodo 2:11-15). Si Moisés
iba a ser utilizado por Jehová, tendría que familiarizarse más con Sus caminos. ¿Estaría dispuesto a
aprender? (Salmo 25:9.)
2 Durante los siguientes cuarenta años, Moisés vivió en el exilio trabajando de pastor. En vez de
amargarse porque parecía que sus hermanos hebreos no lo valoraban, se sometió a las circunstancias
que Dios permitió. Y aunque estuvo muchos años sin recibir ningún tipo de reconocimiento público,
dejó que Jehová lo moldeara. Bajo la influencia del espíritu santo de Dios, y no para ensalzarse, escribió
más tarde: “El hombre Moisés era con mucho el más manso de todos los hombres que había sobre la
superficie del suelo” (Números 12:3). Jehová utilizó a Moisés de manera extraordinaria. Si nosotros
también buscamos la mansedumbre, Jehová nos bendecirá (Sofonías 2:3).
(Hebreos 11:24,25) Por la fe, Moisés, cuando ya era adulto, se negó a ser llamado hijo de la hija del
faraón. 25 Escogió ser maltratado con el pueblo de Dios en vez de disfrutar de los placeres temporales
del pecado,

(11:24,25) w03 1/4 págs. 17-18


La apacibilidad, virtud cristiana esencial
El hombre más apacible de su época
11, 12. ¿Por qué es extraordinaria la apacibilidad de Moisés en vista de la formación que recibió?
11 En tercer lugar, repasemos el ejemplo de Moisés, al que la Biblia califica como “el más apacible de
todos los hombres que había sobre la superficie del suelo” (Números 12:3, nota). Estas palabras se
escribieron por inspiración divina. Gracias a su extraordinaria apacibilidad, Moisés fue receptivo a la
dirección de Jehová.
12 Moisés recibió una formación fuera de lo común. En un tiempo de traiciones y asesinatos, Jehová
se encargó de mantener vivo a este hijo de fieles hebreos. Pasó sus primeros años al cuidado de su
madre, quien lo ayudó con diligencia a conocer a Jehová, el Dios verdadero. Más tarde, se le introdujo
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 18 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

en un ambiente radicalmente distinto al de su hogar. “Moisés fue instruido en toda la sabiduría de los
egipcios —relató Esteban, mártir cristiano primitivo—. De hecho, era poderoso en sus palabras y
hechos.” (Hechos 7:22.) Sin embargo, al observar los abusos que cometían los capataces de Faraón
contra sus hermanos, puso de manifiesto su fe. Mató a un egipcio a quien vio maltratando a un hebreo,
y por ello tuvo que huir de Egipto a la tierra de Madián (Éxodo 1:15, 16; 2:1-15; Hebreos 11:24, 25).
(Hebreos 11:24,25) Por la fe, Moisés, cuando ya era adulto, se negó a ser llamado hijo de la hija del
faraón. 25 Escogió ser maltratado con el pueblo de Dios en vez de disfrutar de los placeres temporales
del pecado,

(11:24-26) w17 septiembre pág. 30


“Sé animoso [...] y actúa”
SITUACIONES EN LAS QUE NECESITAMOS VALOR
11, 12. a) ¿Cómo demostró valor Moisés? b) ¿Cómo pueden los jóvenes seguir el ejemplo de
Moisés?
11 Algo importante que los jóvenes deben decidir es lo que harán en el futuro. En algunos países, se
presiona a los jóvenes para que se pongan la meta de ir a la universidad y conseguir un empleo bien
pagado. En otros, la situación económica es difícil y los jóvenes piensan que deben centrarse en
trabajar para dar ayuda a su familia. Si tú estás en una de estas situaciones, piensa en el ejemplo de
Moisés. Como se crió en la casa de la hija del faraón, pudo haberse puesto la meta de llegar a ser
alguien importante y rico. Seguro que su familia egipcia, los maestros y los consejeros reales lo
presionaron mucho. Pero él no cedió, sino que fue valiente y decidió servirle a Dios. Después de irse
de Egipto y renunciar a ser rico, Moisés se apoyó en Jehová. (Heb. 11:24-26). Dios lo bendijo por ello,
y en el futuro seguirá bendiciéndolo.
12 Cuando los jóvenes imitan el ejemplo de Moisés y se centran en servirle a Dios y en poner el Reino
en primer lugar, reciben muchas bendiciones. Jehová les ayudará a conseguir las cosas necesarias
para su familia. En el siglo primero, el joven Timoteo dedicó su vida a servirle a Dios, y tú puedes hacer
lo mismo*Hallarás algunas sugerencias sobre cómo ponerte metas para servir a Jehová en el artículo
“Fijémonos metas espirituales para glorificar al Creador”, que apareció en La Atalaya del 15 de julio de
2004. (lea Filipenses 2:19-22).
(Hebreos 11:24-26) Por la fe, Moisés, cuando ya era adulto, se negó a ser llamado hijo de la hija del
faraón. 25 Escogió ser maltratado con el pueblo de Dios en vez de disfrutar de los placeres temporales
del pecado, 26 porque consideraba que la deshonra del Cristo era una riqueza mucho mayor que los
tesoros de Egipto, pues él tenía los ojos puestos en el pago de la recompensa.

(11:24-26) w12 15/6 págs. 21-22


¿Por qué poner el servicio de Jehová en primer lugar?
LAS DECISIONES DE UN PRÍNCIPE EGIPCIO
5, 6. a) ¿Qué fin tenía, probablemente, la educación que Moisés recibió? b) ¿Por qué rechazó
Moisés las posibilidades que Egipto le ofrecía?
5 Veamos ahora el ejemplo de Moisés, quien fue adoptado por la hija del faraón y creció en un palacio.
Como correspondía a un joven príncipe, “fue instruido en toda la sabiduría de los egipcios” (Hech. 7:22;
Éxo. 2:9, 10). Es muy posible que esa educación tuviera el fin de prepararlo para destacadas funciones
en la corte. Podría haber sido alguien importante en el gobierno más poderoso de su época y haber
tenido los lujos, privilegios y placeres propios de su puesto. Pero ¿fue ese su objetivo?
6 Debido a la enseñanza que recibió de sus verdaderos padres en sus primeros años, probablemente
conocía las promesas que Jehová les había hecho a sus antepasados Abrahán, Isaac y Jacob, y cifró
su fe en ellas. Sin duda reflexionó en su futuro y su lealtad a Jehová, y cuando tuvo que elegir entre
ser un príncipe egipcio o un esclavo israelita, prefirió “ser maltratado con el pueblo de Dios más bien
que disfrutar temporalmente del pecado” (léase Hebreos 11:24-26). Más adelante siguió las
instrucciones de Jehová sobre lo que debía hacer con su vida (Éxo. 3:2, 6-10). ¿Por qué actuó de esa
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 19 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

forma? Porque creía en las promesas divinas y llegó a la conclusión de que en Egipto no había ningún
futuro para él. Y tenía razón, pues Dios destrozó poco después a aquella nación con las diez plagas.
¿Ve usted cuál es la lección que encierra ese ejemplo para los siervos dedicados de Jehová de la
actualidad? Debemos concentrarnos en Jehová y su servicio, no en prosperar o en disfrutar de los
placeres de este sistema de cosas.
(Hebreos 11:24-26) Por la fe, Moisés, cuando ya era adulto, se negó a ser llamado hijo de la hija del
faraón. 25 Escogió ser maltratado con el pueblo de Dios en vez de disfrutar de los placeres temporales
del pecado, 26 porque consideraba que la deshonra del Cristo era una riqueza mucho mayor que los
tesoros de Egipto, pues él tenía los ojos puestos en el pago de la recompensa.

(11:24-26) w14 15/4 pág. 3


Imitemos la fe de Moisés
Imitemos la fe de Moisés
1, 2. a) ¿Qué decisión tomó Moisés a los 40 años? (Vea la ilustración del principio.) b) ¿Por qué
eligió Moisés sufrir con el pueblo de Dios?
MOISÉS sabía lo que Egipto podía ofrecer. Pertenecía a la casa real y conocía las mansiones de los
ricos. “Fue instruido en toda la sabiduría de los egipcios”, que seguramente incluía astronomía,
matemáticas, arquitectura y otras ciencias y artes (Hech. 7:22). Tenía a su alcance riquezas, poder y
privilegios con los que un egipcio común tan solo podía soñar.
2 Aun así, a la edad de 40 años tomó una decisión que debió dejar perpleja a la familia real, que lo
había adoptado. Ni siquiera eligió la vida “normal” de cualquier egipcio, sino una vida junto a esclavos.
¿Por qué? Porque tenía fe (lea Hebreos 11:24-26). Gracias a esa fe, vio más allá del mundo material
que lo rodeaba. Como era un hombre espiritual, tuvo fe en “Aquel que es invisible”, Jehová, y en que
él cumpliría sus promesas (Heb. 11:27).
(Hebreos 11:24-26) Por la fe, Moisés, cuando ya era adulto, se negó a ser llamado hijo de la hija del
faraón. 25 Escogió ser maltratado con el pueblo de Dios en vez de disfrutar de los placeres temporales
del pecado, 26 porque consideraba que la deshonra del Cristo era una riqueza mucho mayor que los
tesoros de Egipto, pues él tenía los ojos puestos en el pago de la recompensa.

(11:24-27) w18 noviembre págs. 20-21


¿Quién moldea nuestro modo de pensar?
EL MODO DE PENSAR DE JEHOVÁ ES SUPERIOR
11. ¿Qué modo de pensar guió a Moisés, y cuál fue el resultado?
11 Los siervos de Jehová de tiempos bíblicos reconocieron que el modo de pensar de Dios era superior
al de los hombres. Veamos el caso de Moisés. Le pidió a Dios que le diera un corazón sabio aunque lo
habían educado “en toda la sabiduría de los egipcios” (Hech. 7:22; Sal. 90:12). Y le rogó que le hiciera
conocer sus caminos (Éx. 33:13). Gracias a que se dejó guiar por Jehová, desempeñó un papel
destacado en el cumplimiento del propósito divino. Además, la Biblia lo honra describiéndolo como un
hombre de gran fe (Heb. 11:24-27).
(Hebreos 11:24-27) Por la fe, Moisés, cuando ya era adulto, se negó a ser llamado hijo de la hija del
faraón. 25 Escogió ser maltratado con el pueblo de Dios en vez de disfrutar de los placeres temporales
del pecado, 26 porque consideraba que la deshonra del Cristo era una riqueza mucho mayor que los
tesoros de Egipto, pues él tenía los ojos puestos en el pago de la recompensa. 27 Por la fe, abandonó
Egipto sin miedo a la furia del rey, porque se mantuvo firme como si estuviera viendo al que es invisible.

(11:24-27) w18 julio págs. 8-9


¿Buscamos el reconocimiento del mundo o el de Jehová?
CUÁL ES EL RECONOCIMIENTO MÁS IMPORTANTE
6, 7. ¿Qué podría hacernos perder nuestra amistad con Jehová?
6 Ahora bien, necesitamos cuidar esa valiosa amistad con nuestro Padre celestial. Igual que los
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 20 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

cristianos gálatas a los que Pablo escribió, tenemos que evitar hacernos esclavos de “las débiles y
miserables cosas elementales” de este mundo, lo que incluye buscar su reconocimiento (Gál. 4:9).
Aquellos cristianos habían llegado a ser conocidos por Dios. Pero Pablo dijo que estaban volviéndose
de nuevo a cosas vacías. En otras palabras, les estaba diciendo: “Después de todo lo que han
progresado, ¿por qué regresan a las cosas inútiles y sin valor que dejaron atrás?”.
7 ¿Puede pasarnos eso a nosotros? Desde luego que sí. Cuando conocimos a Jehová, tal vez
renunciamos a tener prestigio en el mundo de Satanás, igual que hizo Pablo (lea Filipenses 3:7, 8).
Quizás dejamos pasar la oportunidad de estudiar en la universidad, de recibir un ascenso en el trabajo
o de ganar mucho dinero en los negocios. Si teníamos talento para la música o para el deporte,
podíamos habernos hecho ricos y famosos. Pero le dimos la espalda a todo ello (Heb. 11:24-27).
¿Veremos ahora esas buenas decisiones como oportunidades desperdiciadas? Eso sería una
insensatez. Podríamos terminar buscando de nuevo cosas que en su momento consideramos “débiles
y miserables”.*En otras versiones bíblicas, la palabra miserables se traduce “inútiles”, “sin valor”,
“pobres” y “sin sentido”.
(Hebreos 11:24-27) Por la fe, Moisés, cuando ya era adulto, se negó a ser llamado hijo de la hija del
faraón. 25 Escogió ser maltratado con el pueblo de Dios en vez de disfrutar de los placeres temporales
del pecado, 26 porque consideraba que la deshonra del Cristo era una riqueza mucho mayor que los
tesoros de Egipto, pues él tenía los ojos puestos en el pago de la recompensa. 27 Por la fe, abandonó
Egipto sin miedo a la furia del rey, porque se mantuvo firme como si estuviera viendo al que es invisible.

(11:24-27) w18 julio pág. 13


¿Hacia dónde dirigimos los ojos?
UN HOMBRE FIEL PIERDE UNA OPORTUNIDAD ÚNICA
4. ¿Por qué podría sorprendernos que Moisés no entrara en la Tierra Prometida?
4 No hay duda de que Moisés buscaba la guía de Jehová. De hecho, “continuó constante como si viera
a Aquel que es invisible” (lea Hebreos 11:24-27). La Biblia nos dice que “nunca desde entonces se ha
levantado en Israel un profeta como Moisés, a quien Jehová conoció cara a cara” (Deut. 34:10). Sin
embargo, aunque tenía una amistad estrecha con Jehová, perdió la oportunidad de entrar en la Tierra
Prometida (Núm. 20:12). ¿Qué ocurrió?
(Hebreos 11:24-27) Por la fe, Moisés, cuando ya era adulto, se negó a ser llamado hijo de la hija del
faraón. 25 Escogió ser maltratado con el pueblo de Dios en vez de disfrutar de los placeres temporales
del pecado, 26 porque consideraba que la deshonra del Cristo era una riqueza mucho mayor que los
tesoros de Egipto, pues él tenía los ojos puestos en el pago de la recompensa. 27 Por la fe, abandonó
Egipto sin miedo a la furia del rey, porque se mantuvo firme como si estuviera viendo al que es invisible.

(11:24,25) w01 15/3 pág. 19


Pongamos la mente en el espíritu y vivamos
Mantengamos la mente puesta en el espíritu
18. ¿Por qué es tan importante en estos últimos días que no dejemos de poner la mente en el
espíritu?
18 Es innegable que poner la mente en el espíritu y reprimir los deseos mundanos es el proceder
sensato en estos “últimos días” (2 Timoteo 3:1-5). Al fin y al cabo, “el mundo va pasando, y también su
deseo, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre” (1 Juan 2:15-17). La meta del
servicio de tiempo completo, por ejemplo, puede ser una luz que guíe a un joven cristiano durante los
difíciles años de la adolescencia o de la entrada en la edad adulta. Cuando se le presione para que
renuncie a sus principios, tendrá ante sí una visión clara de lo que desea lograr en el servicio de Jehová.
Una persona espiritual de esa clase estimará imprudente, incluso una insensatez, sacrificar las metas
espirituales por ir en pos de intereses materiales o de cualquier placer que el pecado prometa brindar.
Recordemos que Moisés, un hombre con inclinaciones espirituales, ‘escogió ser maltratado con el
pueblo de Dios más bien que disfrutar temporalmente del pecado’ (Hebreos 11:24, 25). Seamos
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 21 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

jóvenes o mayores, hacemos una elección similar cuando mantenemos la mente puesta en el espíritu
en vez de en la carne caída.
(Hebreos 11:24,25) Por la fe, Moisés, cuando ya era adulto, se negó a ser llamado hijo de la hija del
faraón. 25 Escogió ser maltratado con el pueblo de Dios en vez de disfrutar de los placeres temporales
del pecado,

(11:25) w11 15/7 págs. 30-31


¿Ha entrado usted en el descanso de Dios?
Cuando un ser querido deja a Jehová
12, 13. a) ¿Por qué exige Jehová que se expulse a quienes cometen pecados graves y no se
arrepienten? b) ¿A qué difícil prueba de lealtad se enfrentan algunos padres?
12 Como bien sabemos, Jehová solo acepta a quienes se mantienen puros física, moral y
espiritualmente (léase Tito 2:14). Ahora bien, este principio puede plantearnos pruebas de lealtad
especialmente duras. Por poner un ejemplo, imaginemos que un matrimonio ejemplar ve cómo su único
hijo abandona la verdad. El joven desprecia la relación espiritual que lo une a Jehová y a sus padres,
opta por “disfrutar temporalmente del pecado” y acaba siendo expulsado (Heb. 11:25).
13 Sus padres quedan destrozados. Por supuesto, ellos conocen perfectamente las instrucciones
bíblicas para estos casos: “Cesen de mezclarse en la compañía de cualquiera que, llamándose
hermano, sea fornicador, o persona dominada por la avidez, o idólatra, o injuriador, o borracho, o que
practique extorsión, y ni siquiera coman con tal hombre” (1 Cor. 5:11, 13). Comprenden que la palabra
“cualquiera” también incluye a los familiares que no vivan en la misma casa que ellos. Pero
experimentan emociones encontradas, pues quieren mucho a su hijo. Por eso, tal vez razonen: “Si
limitamos al máximo la relación con él, ¿cómo vamos a ayudarlo a volver a Jehová? ¿No sería mejor
ser un poco más flexibles?”.*Hallará más información en las páginas 207 a 209 del libro “Manténganse
en el amor de Dios”.
(Hebreos 11:25) Escogió ser maltratado con el pueblo de Dios en vez de disfrutar de los placeres
temporales del pecado,

(11:25) w10 15/6 pág. 29


Las actividades espirituales nos reaniman
Evitemos las cargas innecesarias
19, 20. ¿Qué hemos de hacer para sentirnos revitalizados?
19 Quienes ven las cosas como las ve Jehová comprenden que los placeres de este mundo son
pasajeros. Moisés lo reconoció, y nosotros también (Heb. 11:25). No hay duda alguna: si queremos
sentirnos revitalizados y satisfechos de verdad, debemos cumplir la voluntad de nuestro Padre celestial
(Mat. 5:6).
20 Renovemos nuestras energías participando en actividades espirituales. Así podremos “repudiar la
impiedad y los deseos mundanos [...], mientras aguardamos la feliz esperanza y la gloriosa
manifestación del gran Dios y del Salvador nuestro, Cristo Jesús” (Tito 2:12, 13). Aceptemos el yugo
de Jesús. Así es, reconozcamos su autoridad y sigamos su guía en todo momento. Eso es lo que
realmente nos reanimará y hará felices.
(Hebreos 11:25) Escogió ser maltratado con el pueblo de Dios en vez de disfrutar de los placeres
temporales del pecado,

(11:25) w10 15/11 pág. 11


Joven, resiste la presión de grupo
Disfruta tu juventud
18, 19. a) ¿Cómo sabes que Jehová quiere que seas feliz? b) ¿Cómo ve Jehová a quienes
resisten la presión de grupo?
18 Jehová te creó con la capacidad de gozar de la vida y quiere que seas feliz (léase Eclesiastés 11:9).
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 22 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

Recuerda que lo único que hacen muchos de tus compañeros es “disfrutar temporalmente del pecado”
(Heb. 11:25). El Dios verdadero te ofrece algo que es muchísimo mejor: felicidad eterna. Por eso,
cuando te sientas tentado a hacer algo que sabes que va a desagradarle, recuerda que, tarde o
temprano, todo lo que él te pide te beneficia.
19 ¿De qué te valdría a la larga complacer a tus compañeros? De muy poco, pues de aquí a unos años
la mayoría seguramente no recordará ni tu nombre. En cambio, si resistes la presión de grupo, Jehová
lo notará y nunca olvidará quién eres ni lo fiel que has sido. Él “[abrirá] las compuertas de los cielos y
realmente [vaciará] sobre [ti] una bendición hasta que no haya más carencia” (Mal. 3:10). De hecho,
hoy ya te está dando generosamente su espíritu para infundirte valor. Tenlo por seguro: con la ayuda
de Jehová tú puedes resistir la presión de grupo.
(Hebreos 11:25) Escogió ser maltratado con el pueblo de Dios en vez de disfrutar de los placeres
temporales del pecado,

(11:26) w09 15/4 pág. 25


Valoremos el papel de Jesús, el Moisés Mayor
Moisés, el antecesor de Jesús
7. ¿Por qué les resultaron familiares las palabras de Pedro a quienes lo estaban escuchando?
7 Esta profecía debió de sonarles bastante familiar a quienes estaban escuchando a Pedro. Como
judíos que eran, tenían en alta estima a Moisés y esperaban con anhelo la llegada del profeta predicho,
que sería mayor que Moisés (Deu. 34:10). En cierto sentido podía decirse que Moisés era un mesías,
pues había sido ungido o escogido por Dios. Sin embargo, el futuro profeta no sería simplemente un
mesías: sería el Mesías, “el Cristo de Dios, el Escogido” de Jehová (Luc. 23:35; Heb. 11:26).
(Hebreos 11:26) porque consideraba que la deshonra del Cristo era una riqueza mucho mayor que los
tesoros de Egipto, pues él tenía los ojos puestos en el pago de la recompensa.

(11:26) w07 1/10 pág. 20


La búsqueda del verdadero propósito de la vida
Siempre demos prioridad al propósito de Dios
16, 17. ¿Qué ejemplos de personas con talento presenta la Biblia, pero qué fue lo más
sobresaliente de su vida?
16 En la Biblia encontramos ejemplos de quienes amoldaron su vida al propósito de Dios, y de quienes
no lo hicieron. Tales ejemplos son útiles para personas de todas las edades, culturas y circunstancias
(Romanos 15:4; 1 Corintios 10:6, 11). Nemrod edificó grandes ciudades, pero estaba en oposición a
Jehová (Génesis 10:8-12). No obstante, hubo muchos otros que sí vivieron en conformidad con el
propósito de Dios. Por ejemplo, Moisés no permitió que su posición como miembro de la nobleza egipcia
fuera lo primordial en su vida. Al contrario, él consideraba las responsabilidades que Dios le había
asignado “como riqueza más grande que los tesoros de Egipto” (Hebreos 11:26). El médico Lucas
probablemente ayudó a Pablo y a otras personas a combatir sus problemas de salud, pero la labor más
importante de su vida fue la de evangelizador y escritor bíblico. A Pablo no se le recuerda como experto
en la Ley, sino como misionero, “apóstol a las naciones” (Romanos 11:13).
17 David fue comandante militar, músico y compositor, pero lo más notable es que fue “un hombre
agradable [al] corazón [de Jehová]” (1 Samuel 13:14). A Daniel no lo conocemos por su trabajo como
funcionario del gobierno babilonio, sino por su servicio leal como profeta de Jehová. Ester, más que por
ser reina de Persia, sobresale por su fe y valor. Pedro, Andrés, Santiago y Juan fueron hábiles
pescadores, pero los recordamos más como apóstoles de Jesús. Y el mejor ejemplo de todos es el
propio Jesús, quien para nosotros no es “el carpintero”, sino “el Cristo” (Marcos 6:3; Mateo 16:16).
Todos estos siervos de Dios tenían bien claro que su vida no debía girar en torno a sus talentos, sus
bienes o su posición social, sino en torno a su servicio a Dios. Sabían que el propósito más noble y
más gratificante que existe es el de ser siervos de Dios.
(Hebreos 11:26) porque consideraba que la deshonra del Cristo era una riqueza mucho mayor que los
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 23 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

tesoros de Egipto, pues él tenía los ojos puestos en el pago de la recompensa.

(11:27) w13 15/1 pág. 21


Siga acercándose a Jehová
MANTÉNGASE CERCA DE JEHOVÁ
19, 20. a) ¿Qué debemos hacer para que las cosas normales de la vida no nos distancien de
Jehová? b) ¿A quiénes podemos imitar para mantenernos cerca de Jehová?
19 Todos los aspectos que hemos tratado en este artículo y en el anterior tienen su debido lugar en
nuestra vida. Nos enorgullece ser siervos de Jehová. Tener una familia feliz y gozar de buena salud
son dos de los mejores regalos que podemos recibir de él. Comprendemos que el empleo y el dinero
nos sirven para cubrir nuestras necesidades. Sabemos que divertirnos un poco nos despeja y que la
tecnología puede ser útil. Pero todas estas cosas podrían distanciarnos de Jehová si nos ocupamos en
ellas cuando no debemos, si nos consumen mucho tiempo o si permitimos que de algún modo estorben
nuestra adoración.
20 Por supuesto, a Satanás le encantaría que usted o su familia se alejaran de Jehová. Pero usted
puede impedir que eso ocurra (Prov. 22:3). Para ello, acérquese a Jehová y manténgase junto a él. La
Biblia habla de muchos fieles que así lo hicieron. Enoc y Noé siguieron “andando con el Dios verdadero”
(Gén. 5:22; 6:9). Moisés “continuó constante como si viera a Aquel que es invisible” (Heb. 11:27). Y
Jesús tuvo el apoyo divino porque siempre agradó a su Padre celestial (Juan 8:29). Imite tales ejemplos
de lealtad y siga este consejo bíblico: “Regocíjense siempre. Oren incesantemente. Con relación a todo,
den gracias” (1 Tes. 5:16-18). Jamás permita que nada lo aleje de Jehová.
(Hebreos 11:27) Por la fe, abandonó Egipto sin miedo a la furia del rey, porque se mantuvo firme como
si estuviera viendo al que es invisible.

(11:27) w09 15/7 pág. 20


Imite a Jesús: predique con valor
Se requiere valor para enfrentar la oposición
6. ¿Por qué tuvo que ser valiente Moisés para hablar con el faraón?
6 Pensemos ahora en lo valiente que fue Moisés al dirigirse al faraón de Egipto, un gobernante que era
considerado, no un simple representante de los dioses, sino un dios mismo, el hijo del dios solar Ra.
Es probable incluso que este rey hiciera lo que otros faraones: adorar su propia imagen. A este
poderoso, arrogante y terco monarca nadie podía decirle lo que tenía que hacer. Su palabra era ley.
Fue ante este individuo que Moisés, un humilde y manso pastor, tuvo que presentarse repetidas veces
y sin invitación. ¿Y qué le dijo Moisés al faraón? Le pidió que dejara salir del país a millones de esclavos
israelitas y le advirtió que si no lo hacía, Dios castigaría a Egipto con devastadoras plagas. ¿Habrá
necesitado valor Moisés? ¡Claro que sí! (Núm. 12:3; Heb. 11:27.)
(Hebreos 11:27) Por la fe, abandonó Egipto sin miedo a la furia del rey, porque se mantuvo firme como
si estuviera viendo al que es invisible.

(11:27) w10 15/4 págs. 4-5


Joven, cultiva el deseo de servir a Jehová
Conoce a Jehová y hazte su amigo
9. ¿Por qué es tan importante leer la Biblia y meditar en ella?
9 Para crecer espiritualmente, debes adoptar la costumbre de leer la Biblia a diario y seguir haciéndolo
toda la vida (Sal. 71:17). ¿Por qué te ayudará a progresar? Porque te permitirá conocer mejor a Jehová.
Jesús dijo en una oración a su Padre: “Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo conocimiento
de ti, el único Dios verdadero” (Juan 17:3). Y mientras mejor conozcas a Jehová, más real será para ti,
y mayor será el cariño que le tengas (Heb. 11:27). Por eso, cada vez que leas las Escrituras, trata de
aprender algo nuevo sobre él. Pregúntate, por ejemplo: “¿Qué me enseña este pasaje sobre la
personalidad de Jehová? ¿Cómo muestra que él me ama y se preocupa por mí?”. Si meditas en esas
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 24 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

preguntas, entenderás mejor la forma de pensar de Dios, sus sentimientos y lo que espera de ti (léase
Proverbios 2:1-5). Igual que el joven Timoteo, te sentirás “persuadido a creer”, o sea, te convencerás
de lo que dice la Biblia, y querrás servir a Jehová de todo corazón (2 Tim. 3:14).
(Hebreos 11:27) Por la fe, abandonó Egipto sin miedo a la furia del rey, porque se mantuvo firme como
si estuviera viendo al que es invisible.

(11:27,28) w14 15/4 págs. 8-9


¿Vemos a “Aquel que es invisible”?
¿Vemos a “Aquel que es invisible”?
1, 2. a) ¿Por qué podía parecer que Moisés estaba en peligro? (Vea la ilustración del principio.)
b) ¿Por qué no tuvo miedo Moisés de la cólera del rey?
EL FARAÓN era un poderoso gobernante. Los egipcios lo consideraban un dios. Según cierta obra,
creían que “superaba en sabiduría y fuerza a todo otro ser” (When Egypt Ruled the East [Cuando Egipto
gobernaba el Este]). Para que sus súbditos le temieran, llevaba una corona con la figura de una cobra
lista para atacar: una advertencia de que los enemigos del rey serían aniquilados rápidamente.
Podemos imaginar cómo se sintió Moisés cuando Jehová le dijo: “Déjame enviarte a Faraón, y saca tú
de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel” (Éx. 3:10).
2 Moisés fue a Egipto, proclamó el mensaje divino y, como era de esperar, provocó la ira del faraón.
Después de que nueve plagas golpearon el país, este le advirtió: “No trates de volver a ver mi rostro,
porque en el día que veas mi rostro morirás” (Éx. 10:28). Antes de salir de su presencia, Moisés
profetizó que el primogénito del rey moriría (Éx. 11:4-8). Finalmente, Moisés mandó a todas las familias
israelitas que degollaran una cabra o un carnero —animal sagrado para los devotos del dios egipcio
Ra— y salpicaran con su sangre la entrada de sus casas (Éx. 12:5-7). Moisés no tuvo miedo de la
reacción del faraón. ¿Por qué no? La Biblia responde que obedeció a Jehová con fe, “sin temer la cólera
del rey, porque continuó constante como si viera a Aquel que es invisible” (lea Hebreos 11:27, 28).
(Hebreos 11:27,28) Por la fe, abandonó Egipto sin miedo a la furia del rey, porque se mantuvo firme
como si estuviera viendo al que es invisible. 28 Por la fe, celebró la Pascua y salpicó con sangre los
marcos de las puertas, para que el destructor no les hiciera daño 10* a sus primogénitos.
10* Lit. “no tocara”.

(11:30) w18 octubre págs. 23-24


Confiemos en nuestro Líder, el Cristo
QUIÉN LLEVÓ A ISRAEL A LA TIERRA PROMETIDA
6-8. a) ¿Por qué podría parecer que no tenían sentido algunas instrucciones de Jehová? b) ¿Por
qué resultaron ser prudentes y oportunas aquellas instrucciones? (Vea también la nota).
6 Josué ya había recibido instrucciones claras sobre cómo tomar la ciudad de Jericó. Puede que al
principio algunas de ellas no parecieran muy lógicas. Por ejemplo, Dios mandó que se circuncidara a
todos los hombres. Como consecuencia, los soldados no estarían en condiciones de luchar durante
varios días. ¿De verdad era ese el momento adecuado para circuncidarlos? (Gén. 34:24, 25; Jos. 5:2,
8).
7 Es probable que aquellos soldados indefensos se preguntaran cómo protegerían a sus familias si el
enemigo los atacaba. Pero los hombres de Jericó no los atacaron, sino que, asustados, actuaron de
manera inesperada. La Biblia dice: “Jericó estaba bien cerrada a causa de los hijos de Israel; nadie
salía y nadie entraba” (Jos. 6:1). No hay duda de que este inesperado suceso fortaleció la confianza de
los israelitas en la guía de Jehová.
8 Además, Jehová les dijo que no atacaran Jericó. Lo que debían hacer era marchar alrededor de la
ciudad una vez al día durante seis días y siete veces el séptimo día. Puede que algunos soldados
creyeran que era una enorme pérdida de tiempo y energías. Pero el Líder invisible de Israel, Jehová,
sabía muy bien lo que hacía. Seguir su estrategia les permitió a los israelitas tomar la ciudad y fortaleció
su fe. Además, los libró de tener que luchar contra los poderosos soldados de Jericó (Jos. 6:2-5; Heb.
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 25 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

11:30).*En las ruinas de Jericó, los arqueólogos encontraron enormes reservas de cereal sin tocar.
Esto indica que la ciudad no sufrió un largo asedio y que sus habitantes no agotaron todas las reservas
de alimento. A los israelitas no se les permitió saquear Jericó. Pero, como era la época de la cosecha
y había mucho alimento en los campos, fue un buen momento para que Israel conquistara la tierra (Jos.
5:10-12).
(Hebreos 11:30) Por la fe, el pueblo dio vueltas alrededor de las murallas de Jericó durante siete días,
y estas se derrumbaron.

(11:30,31) w05 15/4 págs. 11-12


Confiemos en la palabra de Jehová
La palabra de Jehová nos mantiene puros
6. ¿Qué dos mujeres limpiaron su senda y se mantuvieron alerta conforme a la palabra de Dios?
6 Rahab y Rut vivieron mucho antes de que se compusiera el Salmo 119, pero ambas limpiaron su
senda. La primera era una prostituta cananea; sin embargo, abrazó la adoración de Jehová y se la llegó
a conocer por su fe (Hebreos 11:30, 31). Rut, la moabita, dejó atrás a sus dioses, sirvió a Jehová y
acató la Ley de Israel (Rut 1:14-17; 4:9-13). Estas dos mujeres extranjeras se mantuvieron alerta
conforme a la palabra de Dios y recibieron el maravilloso privilegio de ser antecesoras de Jesucristo
(Mateo 1:1, 4-6).
(Hebreos 11:30,31) Por la fe, el pueblo dio vueltas alrededor de las murallas de Jericó durante siete
días, y estas se derrumbaron. 31 Por la fe, Rahab la prostituta no murió con los que fueron
desobedientes, pues recibió a los espías de manera pacífica.

(11:32) w04 1/4 pág. 19


Confiemos en el espíritu de Dios frente a los cambios de la vida
Presentémonos aprobados a Dios
18. ¿De qué manera fue David un magnífico ejemplo para los cristianos?
18 David buscó la aprobación de Jehová toda su vida. En una de sus canciones clamó: “Muéstrame
favor, oh Dios, muéstrame favor, porque en ti mi alma se ha refugiado” (Salmo 57:1). Su confianza en
Jehová no se vio defraudada, pues envejeció y quedó “satisfecho de días” (1 Crónicas 23:1). Aunque
cometió errores graves, se le recuerda entre los numerosos testigos de Dios que sobresalieron por su
fe (Hebreos 11:32).
(Hebreos 11:32) ¿Y qué más diré? Porque me faltaría tiempo para hablarles de Gedeón, Barac,
Sansón, Jefté y David, así como de Samuel y los demás profetas.

(11:32,33) w16 abril pág. 7


Jehová aprueba a quienes tienen fe en él
MANTENGAMOS LA FE A PESAR DE LAS DECEPCIONES
8, 9. a) ¿Qué principios de la Ley de Moisés ayudaron a Jefté? b) ¿Qué era lo más importante
para Jefté?
8 Jefté era más que un gran guerrero. Conocía muy bien la Ley de Moisés y la historia de Israel. Dicha
historia lo ayudó a entender claramente lo que estaba bien y lo que estaba mal desde el punto de vista
de Jehová (Juec. 11:12-27). Jefté dejó que los principios de la Ley guiaran su forma de pensar y sentir.
Sabía que Jehová odia el rencor, que desea que todos sus siervos se amen. Además, la Ley le enseñó
que no estaba bien ignorar a quien necesitara ayuda, aun si fuera alguien que lo odiara (lea Éxodo 23:5
y Levítico 19:17, 18).
9 Es posible que el ejemplo de otros hombres de fe también lo ayudara. Uno fue José, que fue bueno
con sus hermanos aunque lo odiaban (Gén. 37:4; 45:4, 5). Pensar en ese y otros ejemplos quizás ayudó
a Jefté a comportarse de una manera que agradara a Jehová. Es cierto que le dolió muchísimo que
sus hermanos lo trataran mal, pero nada iba a impedir que apoyara a Jehová y a su pueblo (Juec. 11:9).
Para él, defender el nombre de Dios era lo más importante, más que cualquier otra cosa. Su
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 26 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

determinación de no perder la fe lo benefició a él y a los israelitas (Heb. 11:32, 33).


(Hebreos 11:32,33) ¿Y qué más diré? Porque me faltaría tiempo para hablarles de Gedeón, Barac,
Sansón, Jefté y David, así como de Samuel y los demás profetas. 33 Por medio de la fe derrotaron
reinos, hicieron justicia, obtuvieron promesas, cerraron la boca de leones,

(11:32,33) w00 15/7 págs. 17-18


La esperanza de la resurrección tiene poder
Hay que estar alerta
9. ¿Qué tenemos que evitar para que la esperanza de la resurrección nos sostenga en la vida?
9 La esperanza de la resurrección sostuvo a Pablo. Puede ser que en Éfeso sus enemigos lo echaran
al circo para que luchase con las fieras (1 Corintios 15:32). Si ese fue el caso, Dios lo libró, tal como
tiempo atrás había rescatado a Daniel de los leones (Daniel 6:16-22; Hebreos 11:32, 33). La esperanza
de la resurrección le ayudó a evitar la actitud de los apóstatas de Judá del tiempo de Isaías. Estos
decían: “Comamos y bebamos, que mañana morimos” (Isaías 22:13, Septuaginta). Para que la
esperanza de la resurrección nos sostenga en la vida, como le sostuvo a él, debemos evitar a los que
demuestran tal actitud malsana. “No se extravíen —advirtió Pablo—. Las malas compañías echan a
perder los hábitos útiles.” (1 Corintios 15:33.) Por supuesto, este principio es aplicable a diferentes
aspectos de la vida.
(Hebreos 11:32,33) ¿Y qué más diré? Porque me faltaría tiempo para hablarles de Gedeón, Barac,
Sansón, Jefté y David, así como de Samuel y los demás profetas. 33 Por medio de la fe derrotaron
reinos, hicieron justicia, obtuvieron promesas, cerraron la boca de leones,

(11:32-34) w11 15/12 pág. 8


¿Imitaremos sus virtudes y evitaremos sus errores?
¿Imitaremos sus virtudes y evitaremos sus errores?
1, 2. ¿De qué dos formas nos benefician los ejemplos de la Biblia?
LOS siervos de Dios sabemos que la Biblia encierra relatos muy beneficiosos. Pone ante nosotros el
ejemplo de hombres y mujeres fieles dignos de imitar por su vida y sus cualidades (Heb. 11:32-34).
Pero también contiene historias que nos sirven de advertencia, pues nos hablan de personas cuya
conducta y actitud hacemos bien en no copiar.
2 En realidad, algunos personajes mencionados en las Escrituras son las dos cosas: unas veces,
modelos de conducta, y otras, ejemplos de lo que debemos evitar. Pensemos en David, el humilde
pastor que se convirtió en poderoso rey. Por un lado fue un dechado de amor a la verdad y confianza
en Jehová; por otro, cayó en graves pecados, entre ellos los cometidos en el caso de Bat-Seba y Urías,
y su desacertada decisión de ordenar un censo. No obstante, hoy no vamos a centrarnos en él, sino en
su hijo Salomón, quien también fue rey y escritor de la Biblia. Veamos primero en qué dos aspectos fue
un hombre ejemplar.
(Hebreos 11:32-34) ¿Y qué más diré? Porque me faltaría tiempo para hablarles de Gedeón, Barac,
Sansón, Jefté y David, así como de Samuel y los demás profetas. 33 Por medio de la fe derrotaron
reinos, hicieron justicia, obtuvieron promesas, cerraron la boca de leones, 34 apagaron la fuerza del
fuego, escaparon del filo de la espada, pasaron de estar débiles a ser fuertes, fueron poderosos en la
guerra e hicieron huir a ejércitos invasores.

(11:32-34) w04 15/10 págs. 16-17


“Ve de un sitio a otro en la tierra”
La distancia, un factor clave
9, 10. a) ¿Qué estuvo implicado en la victoria de Gedeón sobre los madianitas? b) ¿Cómo
enriquecen los datos geográficos el significado de este relato?
9 Otro relato en el que las distancias constituyen un factor clave es el de la victoria de Gedeón sobre
los madianitas. La mayoría de los lectores de la Biblia saben que el juez Gedeón y sus 300 hombres
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 27 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

derrotaron a una coalición de 135.000 invasores madianitas, amalequitas y de otros pueblos que se
hallaban acampados en la llanura de Jezreel, cerca de la colina de Moré [gl 18]. Los hombres de
Gedeón tocaron los cuernos, rompieron los jarrones que tapaban las antorchas y gritaron: “¡La espada
de Jehová y de Gedeón!”. Confundidos y asustados por aquello, sus enemigos se pusieron a luchar
entre sí (Jueces 6:33; 7:1-22). ¿Eso fue todo, un suceso veloz en la oscuridad de la noche? Siga
leyendo los capítulos 7 y 8 de Jueces y verá que Gedeón continuó el ataque. De los muchos lugares
mencionados, hay algunos cuya ubicación no se ha logrado determinar, de modo que tal vez no
aparezcan en los mapas bíblicos. Pero los que sí pueden localizarse son suficientes para seguir la
secuencia de los acontecimientos.
10 Gedeón persiguió a lo que quedaba de las fuerzas de la coalición hasta más allá de Bet-sitá y
entonces en dirección sur hasta Abel-meholá, junto al río Jordán (Jueces 7:22-25). El relato dice así:
“Gedeón llegó al Jordán, y lo cruzó, él y los trescientos hombres que estaban con él, cansados, pero
continuando con el seguimiento”. Una vez en la otra ribera, los israelitas siguieron en pos de sus
enemigos hacia el sur hasta llegar a Sucot y Penuel, cerca del río Jaboq, y entonces hasta las colinas
de Jogbehá (cerca de la moderna Ammán, en Jordania). En total, fueron unos 80 kilómetros de
persecución y lucha. Gedeón capturó y dio muerte a dos reyes madianitas para entonces regresar a su
ciudad, Ofrá, situada en las proximidades del lugar donde empezó la batalla (Jueces 8:4-12, 21-27).
Como vemos, la proeza de Gedeón no se limitó a tocar cuernos, agitar antorchas y gritar durante unos
pocos minutos. Y piense en la fuerza que imprime tal hecho a este comentario sobre los hombres de
fe: “Me faltará tiempo si sigo contando de Gedeón [...] [y de otros que] de un estado débil fueron hechos
poderosos, se hicieron valientes en guerra” (Hebreos 11:32-34). Aunque los cristianos también nos
cansamos físicamente, ¿verdad que es importantísimo que sigamos haciendo la voluntad de Dios? (2
Corintios 4:1, 16; Gálatas 6:9.)
(Hebreos 11:32-34) ¿Y qué más diré? Porque me faltaría tiempo para hablarles de Gedeón, Barac,
Sansón, Jefté y David, así como de Samuel y los demás profetas. 33 Por medio de la fe derrotaron
reinos, hicieron justicia, obtuvieron promesas, cerraron la boca de leones, 34 apagaron la fuerza del
fuego, escaparon del filo de la espada, pasaron de estar débiles a ser fuertes, fueron poderosos en la
guerra e hicieron huir a ejércitos invasores.

(11:32-35) w05 1/6 pág. 9


Jehová salvaguarda a los que confían en él
Jehová salvaguarda a los que confían en él
1. ¿Qué le pidió el rey David a Jehová, y cómo se contesta dicha petición en el presente?
DAVID, rey de la antigua nación de Israel, “solícitamente [había esperado] en Jehová” y, por tanto, se
sintió movido a decir: “[Jehová] inclinó a mí su oído y oyó mi clamor por ayuda” (Salmo 40:1). Habiendo
comprobado repetidas veces y de manera personal cómo protege Jehová a quienes lo aman, le solicitó
que lo salvaguardara constantemente (Salmo 40:11). Como su nombre se incluye en la lista de hombres
y mujeres fieles a los que se promete “una resurrección mejor”, David está ahora seguro en la memoria
de Jehová en espera de recibir dicha recompensa (Hebreos 11:32-35). Su futuro no puede estar mejor
garantizado: tiene su nombre inscrito en el “libro de recuerdo” de Jehová (Malaquías 3:16).
(Hebreos 11:32-35) ¿Y qué más diré? Porque me faltaría tiempo para hablarles de Gedeón, Barac,
Sansón, Jefté y David, así como de Samuel y los demás profetas. 33 Por medio de la fe derrotaron
reinos, hicieron justicia, obtuvieron promesas, cerraron la boca de leones, 34 apagaron la fuerza del
fuego, escaparon del filo de la espada, pasaron de estar débiles a ser fuertes, fueron poderosos en la
guerra e hicieron huir a ejércitos invasores. 35 Hubo mujeres que recuperaron a sus familiares muertos
mediante la resurrección, pero otros hombres fueron torturados porque se negaron a quedar libres por
medio de algún rescate, a fin de obtener una resurrección mejor.

(11:32-38) w06 15/8 págs. 25-26


“Ustedes han oído del aguante de Job”
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 28 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

“Ustedes han oído del aguante de Job”


3, 4. a) ¿Qué ejemplos animan a los cristianos a aguantar? b) ¿Por qué nos insta la Biblia a
examinar la experiencia de Job?
3 Como pueden confirmar muchos Testigos, sufrir el mal no es nada fácil. Por eso, la Biblia aconseja a
los cristianos: “Tomen por modelo de sufrir el mal y de ejercer paciencia a los profetas, que hablaron
en el nombre de Jehová” (Santiago 5:10). Muchos siervos de Dios han sido perseguidos sin causa a lo
largo de los siglos, y el ejemplo de esta gran “nube de testigos” nos anima a seguir corriendo con
aguante la carrera cristiana (Hebreos 11:32-38; 12:1).
4 En la Biblia se destaca a Job como modelo de aguante. “¡Miren! Pronunciamos felices a los que han
aguantado —escribió Santiago—. Ustedes han oído del aguante de Job y han visto el resultado que
Jehová dio, que Jehová es muy tierno en cariño, y misericordioso.” (Santiago 5:11.) La experiencia de
Job nos da una idea de las recompensas con las que Jehová bendecirá a los fieles. Es más, nos revela
verdades que nos resultarán muy beneficiosas en tiempos de adversidad. El relato de Job nos permite
contestar las siguientes preguntas: ¿Por qué debemos esforzarnos por entender las principales
cuestiones implicadas cuando nos enfrentemos a dificultades? ¿Qué cualidades y actitudes nos
ayudarán a aguantar? ¿Cómo podemos fortalecer a otros cristianos que estén sufriendo?
(Hebreos 11:32-38) ¿Y qué más diré? Porque me faltaría tiempo para hablarles de Gedeón, Barac,
Sansón, Jefté y David, así como de Samuel y los demás profetas. 33 Por medio de la fe derrotaron
reinos, hicieron justicia, obtuvieron promesas, cerraron la boca de leones, 34 apagaron la fuerza del
fuego, escaparon del filo de la espada, pasaron de estar débiles a ser fuertes, fueron poderosos en la
guerra e hicieron huir a ejércitos invasores. 35 Hubo mujeres que recuperaron a sus familiares muertos
mediante la resurrección, pero otros hombres fueron torturados porque se negaron a quedar libres por
medio de algún rescate, a fin de obtener una resurrección mejor. 36 Así es, otros sufrieron la prueba
de burlas y latigazos, e incluso más que eso, de cadenas y prisiones. 37 Fueron apedreados, puestos
a prueba, aserrados en dos11* y asesinados a espada, anduvieron de aquí para allá vestidos con pieles
de oveja y pieles de cabra, pasando necesidad, sufriendo dificultades y siendo maltratados, 38 y el
mundo no era digno de ellos. Vagaron por desiertos, montañas, cuevas y cavernas de la tierra.
11* O “aserrados en pedazos”.

(11:32-38) w04 1/11 págs. 15-16


Perseguidos, pero felices
Felices de sufrir persecución como los profetas
10, 11. a) ¿Cómo concluye Jesús la novena felicidad? b) ¿Por qué se persiguió a los profetas, y
qué ejemplos tenemos?
10 Jesús concluye la novena felicidad con estas palabras: “Regocíjense [...]; porque de esa manera
persiguieron a los profetas antes de ustedes” (Mateo 5:12). Los profetas de Dios enviados para advertir
al Israel infiel no solo encontraron poca aceptación, sino que fueron perseguidos (Jeremías 7:25, 26).
El apóstol Pablo corroboró este hecho cuando escribió: “¿Y qué más diré? Porque me faltará tiempo si
sigo contando de [...] los demás profetas, que por fe [...] recibieron su prueba por mofas y azotes, en
verdad, más que eso, por cadenas y prisiones” (Hebreos 11:32-38).
11 Numerosos profetas de Jehová murieron a espada durante el reinado del malvado rey Acab y su
esposa, Jezabel (1 Reyes 18:4, 13; 19:10). A Jeremías se le puso en el cepo y más adelante fue
arrojado a una cisterna fangosa (Jeremías 20:1, 2; 38:6), y a Daniel lo echaron al foso de los leones
(Daniel 6:16, 17). Todos estos profetas precristianos sufrieron persecución por defender la adoración
pura de Jehová. Puesto que tal hostigamiento provino en muchos casos de los caudillos religiosos
judíos, Jesús llamó a los escribas y fariseos “hijos de los que asesinaron a los profetas” (Mateo 23:31).
(Hebreos 11:32-38) ¿Y qué más diré? Porque me faltaría tiempo para hablarles de Gedeón, Barac,
Sansón, Jefté y David, así como de Samuel y los demás profetas. 33 Por medio de la fe derrotaron
reinos, hicieron justicia, obtuvieron promesas, cerraron la boca de leones, 34 apagaron la fuerza del
fuego, escaparon del filo de la espada, pasaron de estar débiles a ser fuertes, fueron poderosos en la
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 29 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

guerra e hicieron huir a ejércitos invasores. 35 Hubo mujeres que recuperaron a sus familiares muertos
mediante la resurrección, pero otros hombres fueron torturados porque se negaron a quedar libres por
medio de algún rescate, a fin de obtener una resurrección mejor. 36 Así es, otros sufrieron la prueba
de burlas y latigazos, e incluso más que eso, de cadenas y prisiones. 37 Fueron apedreados, puestos
a prueba, aserrados en dos11* y asesinados a espada, anduvieron de aquí para allá vestidos con pieles
de oveja y pieles de cabra, pasando necesidad, sufriendo dificultades y siendo maltratados, 38 y el
mundo no era digno de ellos. Vagaron por desiertos, montañas, cuevas y cavernas de la tierra.
11* O “aserrados en pedazos”.

(11:34) w11 15/12 pág. 18


Fieles de la antigüedad guiados por el espíritu de Dios
Fieles de la antigüedad guiados por el espíritu de Dios
1, 2. ¿Qué necesitamos para cultivar la fe, y qué beneficios recibiremos al repasar el ejemplo de
los fieles de la antigüedad?
AUNQUE desde los tiempos de Abel ha habido muchos hombres y mujeres de fe, esta cualidad “no es
posesión de todos” (2 Tes. 3:2). Siendo así, ¿cómo podemos cultivarla y demostrarla en todo lo que
hacemos? En buena medida, estudiando la Palabra de Dios, pues “la fe sigue a lo oído” (Rom. 10:17).
Además, es una faceta del fruto del espíritu (Gál. 5:22, 23). Por consiguiente, si queremos tener fe,
necesitamos recibir espíritu santo.
2 Hay quienes piensan que los fieles que menciona la Biblia nacieron ya con una inclinación natural a
demostrar fe, pero no es así. En realidad, tenían “sentimientos semejantes a los nuestros” (Sant. 5:17).
Como todo el mundo, se enfrentaban a dudas, miedos y debilidades. No obstante, fueron capaces de
superar grandes retos y dificultades. ¿Por qué? Porque “fueron hechos poderosos” gracias al espíritu
de Dios (Heb. 11:34). Repasemos la vida de varios de ellos y fijémonos en cómo les ayudó la fuerza
activa de Jehová. Este análisis nos animará a perseverar en estos tiempos en los que nuestra fe sufre
constantes ataques.
(Hebreos 11:34) apagaron la fuerza del fuego, escaparon del filo de la espada, pasaron de estar débiles
a ser fuertes, fueron poderosos en la guerra e hicieron huir a ejércitos invasores.

(11:34-39) w10 15/1 págs. 9-10


Pertenecemos a Jehová gracias a su bondad inmerecida
Jehová cuida de cada uno de sus siervos
9, 10. ¿Qué tipo de protección promete el Salmo 91?
9 A algunos les da miedo dedicarse, pues piensan que podrían caer en el pecado, hacerse indignos de
Jehová y perder su favor. Pero eso no tiene por qué sucederles, pues él brinda a todos sus siervos los
medios necesarios para proteger su valiosa relación con él. Veamos cómo expresa esta verdad el
Salmo 91.
10 “Cualquiera que more en el lugar secreto del Altísimo se conseguirá alojamiento bajo la mismísima
sombra del Todopoderoso. Ciertamente diré a Jehová: ‘Tú eres mi refugio y mi plaza fuerte, mi Dios,
en quien de veras confiaré’. Porque él mismo te librará de la trampa del pajarero.” (Sal. 91:1-3.)
Observemos que Dios promete amparar a quienes lo aman y confían en él (léase Salmo 91:9, 14). Pero
¿significa eso que brinda protección física a sus siervos? Bueno, es cierto que en el pasado lo hizo en
algunos casos, a menudo para conservar la línea genealógica que condujo al Mesías. No obstante,
también permitió que muchos otros fueran encarcelados, torturados e incluso asesinados por los
secuaces del Diablo (Heb. 11:34-39). Con todo, los protegió infundiéndoles valor para aguantar y no
violar su ley. Por consiguiente, podemos tomar el Salmo 91 como una promesa de protección espiritual.
(Hebreos 11:34-39) apagaron la fuerza del fuego, escaparon del filo de la espada, pasaron de estar
débiles a ser fuertes, fueron poderosos en la guerra e hicieron huir a ejércitos invasores. 35 Hubo
mujeres que recuperaron a sus familiares muertos mediante la resurrección, pero otros hombres fueron
torturados porque se negaron a quedar libres por medio de algún rescate, a fin de obtener una
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 30 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

resurrección mejor. 36 Así es, otros sufrieron la prueba de burlas y latigazos, e incluso más que eso,
de cadenas y prisiones. 37 Fueron apedreados, puestos a prueba, aserrados en dos11* y asesinados a
espada, anduvieron de aquí para allá vestidos con pieles de oveja y pieles de cabra, pasando
necesidad, sufriendo dificultades y siendo maltratados, 38 y el mundo no era digno de ellos. Vagaron
por desiertos, montañas, cuevas y cavernas de la tierra. 39 Y, aunque por su fe todos ellos recibieron
un testimonio favorable, no recibieron lo que se prometió,
11* O “aserrados en pedazos”.

(11:35) w08 15/1 pág. 28


Considerados dignos de ser guiados a fuentes de aguas de vida
Salen de la gran tribulación y entran en un nuevo mundo
14, 15. ¿Qué podrán aprender de nosotros los justos que resuciten, y qué podremos aprender
nosotros de ellos?
14 Los siervos fieles de Dios que murieron antes de que Jesús llevara a cabo su ministerio en la Tierra
también tendrán mucho que aprender cuando resuciten. Descubrirán la identidad del Mesías prometido
que tanto esperaban pero no alcanzaron a conocer. En su vida anterior, ellos ya habían demostrado
que deseaban que Jehová les enseñara. ¿Se imagina qué alegría y qué privilegio será explicarle a
Daniel cómo se cumplieron las profecías que él mismo escribió, pero que no pudo entender? (Dan.
12:8, 9.)
15 Por supuesto, aunque los justos que resuciten tendrán mucho que aprender de nosotros, también
nosotros podremos aprender de ellos. De seguro nos contestarán las muchas preguntas que tengamos
sobre los relatos que solo se mencionan brevemente en la Biblia. ¡Piense en lo emocionante que será
escuchar a Juan el Bautista en persona hablar de su primo Jesús! Sin duda, todo lo que aprendamos
de esos testigos fieles nos permitirá comprender aún mejor la Palabra de Dios. Los siervos de Jehová
que murieron en el pasado —así como los miembros de la gran muchedumbre que mueran durante el
tiempo del fin— alcanzarán “una resurrección mejor”. Todos ellos comenzaron su servicio a Jehová en
un mundo controlado por Satanás. ¡Qué dichosos se sentirán de continuar sirviéndole en el nuevo
mundo de Dios, donde las condiciones serán mucho mejores! (Heb. 11:35; 1 Juan 5:19.)
(Hebreos 11:35) Hubo mujeres que recuperaron a sus familiares muertos mediante la resurrección,
pero otros hombres fueron torturados porque se negaron a quedar libres por medio de algún rescate,
a fin de obtener una resurrección mejor.

(11:35) w14 15/2 pág. 12


¡Alegrémonos por la boda del Cordero!
“EN LUGAR DE TUS ANTEPASADOS LLEGARÁ A HABER TUS HIJOS”
17, 18. a) ¿Qué fruto producirá la boda del Cordero? b) ¿De quiénes llegará a ser padre Cristo
durante su Reinado de Mil Años?
17 (Lea Salmo 45:16.) “Las vírgenes” que acompañan a la novia celestial de Cristo tendrán aún más
motivo para alegrarse cuando vean el fruto que la boda produce en el nuevo mundo. El Novio, el Rey
Jesucristo, dirigirá su atención a la Tierra y resucitará a sus “antepasados”, quienes se convertirán en
sus “hijos” terrestres (Juan 5:25-29; Heb. 11:35). De entre ellos nombrará “príncipes en toda la tierra”.
Asimismo, podemos esperar que elija a algunos fieles ancianos de hoy para que dirijan los asuntos en
el nuevo mundo (Is. 32:1).
18 Durante su Reinado de Mil Años, Cristo llegará a ser padre de otras personas también. ¿Por qué?
Porque todos los habitantes de la Tierra que reciban la vida eterna la obtendrán gracias a su fe en el
sacrificio redentor de Jesús (Juan 3:16). De ese modo, él se convertirá en su “Padre Eterno” (Is. 9:6,
7).
(Hebreos 11:35) Hubo mujeres que recuperaron a sus familiares muertos mediante la resurrección,
pero otros hombres fueron torturados porque se negaron a quedar libres por medio de algún rescate,
a fin de obtener una resurrección mejor.
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 31 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

(11:35) w17 diciembre pág. 12


“Tengo esperanza en cuanto a Dios”
¿CUÁNDO TENDRÁ LUGAR LA RESURRECCIÓN?
19. ¿Qué “resurrección mejor” habrá en el futuro?
19 La mayoría de los cristianos fieles de hoy día no son ungidos ni han sido llamados para gobernar
con Cristo en los cielos. Esperan el fin de este mundo malvado durante “el día de Jehová”. Nadie puede
saber cuándo llegará el fin, pero todo indica que está cerca (1 Tes. 5:1-3). Después, habrá una
resurrección diferente. Millones de personas resucitarán y vivirán en el Paraíso en la Tierra. Tendrán la
esperanza de ser perfectos y no volver a morir jamás. Será sin duda “una resurrección mejor” que la
de quienes resucitaron en el pasado pero volvieron a morir (Heb. 11:35).
(Hebreos 11:35) Hubo mujeres que recuperaron a sus familiares muertos mediante la resurrección,
pero otros hombres fueron torturados porque se negaron a quedar libres por medio de algún rescate,
a fin de obtener una resurrección mejor.

(11:35-37) w08 15/9 pág. 9


Jehová es nuestro Libertador
¿Deberíamos esperar protección física?
8, 9. a) ¿Cómo sabemos que no se nos va a proteger de todo daño físico? b) ¿Qué debemos
reconocer si somos realistas?
8 Jehová no ha prometido protegernos a cada uno de sus siervos de todo daño físico en la actualidad.
Por eso, tenemos la misma actitud que expresaron los tres fieles hebreos que se negaron a inclinarse
ante la imagen de oro del rey Nabucodonosor. Aquellos jóvenes no dieron por sentado que Jehová
haría un milagro para proteger su vida (léase Daniel 3:17, 18). De todos modos, Jehová los salvó de
morir abrasados por las llamas de un horno ardiente (Dan. 3:21-27). Tengamos presente, sin embargo,
que incluso en tiempos bíblicos, ese tipo de milagros eran la excepción, no la regla. Lo cierto es que
muchos siervos fieles de Jehová murieron a manos de sus enemigos (Heb. 11:35-37).
9 ¿Y hoy día? Pues bien, está claro que nuestro Libertador tiene el poder para salvar a quien él desee.
Pero ¿podemos asegurar a ciencia cierta que Jehová ha intervenido en alguna situación en particular?
La verdad es que no. Aun así, si alguien cree que Jehová lo ha protegido milagrosamente de algún
peligro, sería atrevido de nuestra parte afirmar lo contrario. De todos modos, siendo realistas, hay que
reconocer que muchos cristianos fieles han muerto en circunstancias trágicas o a consecuencia de la
persecución, como sucedió bajo el régimen nazi (Ecl. 9:11). ¿Diríamos que Jehová no protegió a esos
cristianos fieles? Por supuesto que no.
(Hebreos 11:35-37) Hubo mujeres que recuperaron a sus familiares muertos mediante la resurrección,
pero otros hombres fueron torturados porque se negaron a quedar libres por medio de algún rescate,
a fin de obtener una resurrección mejor. 36 Así es, otros sufrieron la prueba de burlas y latigazos, e
incluso más que eso, de cadenas y prisiones. 37 Fueron apedreados, puestos a prueba, aserrados en
dos11* y asesinados a espada, anduvieron de aquí para allá vestidos con pieles de oveja y pieles de
cabra, pasando necesidad, sufriendo dificultades y siendo maltratados,
11* O “aserrados en pedazos”.

(11:35-37) w04 15/8 págs. 14-15


Odiados sin causa
Cómo soportar el oprobio
13. ¿Qué nos ayudará a mantener el equilibrio espiritual cuando nos injurien?
13 Las injurias de que somos objeto por nuestra fe podrían desanimarnos y llevarnos a creer que no
podemos seguir sirviendo a Dios, como le ocurrió al profeta Jeremías (Jeremías 20:7-9). ¿Qué nos
ayudará a mantener el equilibrio espiritual? La clave es ver la cuestión como Jehová la ve. Él considera
que quienes permanecen fieles bajo prueba son vencedores, no víctimas (Romanos 8:37). Trate de
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 32 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

hacerse un cuadro mental de personas que han defendido la soberanía de Jehová soportando todas
las indignidades que el Diablo ha podido usar contra ellas; piense en hombres y mujeres como Abel,
María la madre de Jesús, Job y otros fieles de la antigüedad, así como en hermanos nuestros de
tiempos modernos (Hebreos 11:35-37; 12:1). Reflexione sobre su proceder de integridad. Esa gran
nube de siervos leales nos invita a unirnos a ellos en el podio reservado para quienes por su fe vencen
al mundo (1 Juan 5:4).
(Hebreos 11:35-37) Hubo mujeres que recuperaron a sus familiares muertos mediante la resurrección,
pero otros hombres fueron torturados porque se negaron a quedar libres por medio de algún rescate,
a fin de obtener una resurrección mejor. 36 Así es, otros sufrieron la prueba de burlas y latigazos, e
incluso más que eso, de cadenas y prisiones. 37 Fueron apedreados, puestos a prueba, aserrados en
dos11* y asesinados a espada, anduvieron de aquí para allá vestidos con pieles de oveja y pieles de
cabra, pasando necesidad, sufriendo dificultades y siendo maltratados,
11* O “aserrados en pedazos”.

(11:36-38) w19 febrero pág. 7


Seamos íntegros
QUÉ PODEMOS HACER PARA SER ÍNTEGROS HOY DÍA
16. ¿A qué tenemos que estar decididos?
16 Tenemos que estar decididos a nunca dejar de ser íntegros. Puede que a veces sintamos que somos
los únicos que queremos lograrlo. Pero no estamos solos. En todo el mundo, hay millones de hermanos
que también se esfuerzan por ser íntegros. Además, estaremos entre todos los hombres y mujeres de
fe que fueron íntegros en el pasado incluso ante la amenaza de muerte (Heb. 11:36-38; 12:1). Que
todos nosotros sigamos el ejemplo de Job y digamos como él: “¡Hasta que expire no quitaré de mí mi
integridad!”. Y que nuestra integridad le dé gloria a Jehová para siempre.
(Hebreos 11:36-38) Así es, otros sufrieron la prueba de burlas y latigazos, e incluso más que eso, de
cadenas y prisiones. 37 Fueron apedreados, puestos a prueba, aserrados en dos11* y asesinados a
espada, anduvieron de aquí para allá vestidos con pieles de oveja y pieles de cabra, pasando
necesidad, sufriendo dificultades y siendo maltratados, 38 y el mundo no era digno de ellos. Vagaron
por desiertos, montañas, cuevas y cavernas de la tierra.
11* O “aserrados en pedazos”.

(11:39) w00 15/5 pág. 15


Tengamos fe en la palabra profética de Dios
Se busca a la Descendencia
4. ¿Qué promesa hizo Dios a Abrahán, y qué indicó esta con respecto a la Descendencia
prometida?
4 Unos dos mil años después del tiempo de Abel, Jehová hizo esta promesa profética al patriarca
Abrahán: “Yo de seguro te bendeciré y de seguro multiplicaré tu descendencia como las estrellas de
los cielos [...]. Y mediante tu descendencia ciertamente se bendecirán todas las naciones de la tierra”
(Génesis 22:17, 18). Aquellas palabras relacionaban a Abrahán con el cumplimiento de la primera
profecía. Indicaban que la Descendencia mediante la cual se pondría fin a las obras de Satanás
aparecería en el linaje de Abrahán (1 Juan 3:8). “A causa de la promesa de Dios, [Abrahán] no titubeó
con falta de fe”, como tampoco lo hicieron otros testigos de Jehová precristianos, quienes “no obtuvieron
el cumplimiento de la promesa” (Romanos 4:20, 21; Hebreos 11:39). Sin embargo, mantuvieron su fe
en la palabra profética de Dios.
(Hebreos 11:39) Y, aunque por su fe todos ellos recibieron un testimonio favorable, no recibieron lo
que se prometió,

(11:39,40) w12 15/3 págs. 20-21


Regocijémonos en nuestra esperanza
Semana 16 de septiembre de 2019 Página 33 de 34 cebradg@gmail.com
Puntos Sobresalientes Hebreos 11

Regocijémonos en nuestra esperanza


2. ¿Qué dos esperanzas hallamos entre los cristianos de la actualidad, y por qué deberían
interesarse las otras ovejas en la esperanza de los ungidos?
2 Entre los cristianos que viven en este tiempo del fin hallamos dos esperanzas. Los miembros ungidos
del “rebaño pequeño” que aún viven en la Tierra albergan la promesa de ir al cielo, donde serán
inmortales y servirán con Cristo en su Reino como reyes y sacerdotes (Luc. 12:32; Rev. 5:9, 10). Y la
“gran muchedumbre” de “otras ovejas” —un grupo mucho más numeroso⁠— tiene la expectativa de vivir
para siempre en la Tierra convertida en un paraíso como súbditos del Reino mesiánico (Rev. 7:9, 10;
Juan 10:16). Las otras ovejas no deben olvidar que su salvación depende de que apoyen de forma
activa al resto de los “hermanos” de Cristo (Mat. 25:34-40). Los ungidos recibirán sin falta su
recompensa, y las otras ovejas pueden tener la misma seguridad (léase Hebreos 11:39, 40).
Comencemos examinando la esperanza de los ungidos.
(Hebreos 11:39-40) Y, aunque por su fe todos ellos recibieron un testimonio favorable, no recibieron lo
que se prometió, 40 porque Dios había previsto algo mejor para nosotros, de modo que ellos no podían
ser perfeccionados sin nosotros.

(11:40) w19 septiembre pág. 29


“¡Miren!, una gran muchedumbre”
LA LUZ DE LA VERDAD BRILLA CADA VEZ MÁS
12, 13. ¿Qué reconocen tanto los ungidos como la gran muchedumbre sobre su recompensa?
12 Sin embargo, como hemos visto, desde 1935 los testigos de Jehová entendemos con claridad que
quienes sobreviven a Armagedón son la gran muchedumbre de la visión de Juan. Saldrán “de la gran
tribulación” aquí mismo en la Tierra y clamarán con voz fuerte: “La salvación se la debemos a nuestro
Dios, que está sentado en el trono, y al Cordero” (Rev. 7:10, 14). Además, la Biblia enseña que las
personas que resucitan en el cielo reciben “algo mejor” que los hombres fieles de la antigüedad (Heb.
11:40). Esta nueva explicación motivó a los hermanos a empezar a invitar con entusiasmo a la gente a
servir a Jehová con la esperanza de vivir para siempre en la Tierra.
13 La esperanza que tienen los miembros de la gran muchedumbre los hace felices. Comprenden que
es Jehová quien decide si sus siervos fieles vivirán en el cielo o en la Tierra. Tanto los ungidos como
la gran muchedumbre reconocen que su recompensa se debe únicamente a la bondad inmerecida que
Jehová demostró al dar a Jesucristo como rescate (Rom. 3:24).
(Hebreos 11:40) porque Dios había previsto algo mejor para nosotros, de modo que ellos no podían
ser perfeccionados sin nosotros.

Arriba

Semana 16 de septiembre de 2019 Página 34 de 34 cebradg@gmail.com