Вы находитесь на странице: 1из 10

CASO PRACTICO UNIDAD 3

MERCADO DE CAPITALES

Presentado:

Por: Emilsen Islena Ramirez Cantor

Profesor

CLAUDIA PATRICIA HEREDIA

CORPORACIÓN UNIVERSITARIA DE ASTURIAS

ADMINISTRACION Y DIRECCIÓN DE EMPRESAS

BOGOTA

2019
INTRODUCCIÓN

La crisis financiera asiática estalla inicialmente en Tailandia en julio del 97 luego se extendió
rápidamente a otros países asiáticos con graves repercusiones económicas y políticas en países
como corea, indonesia, malasia, y en menor proporción en Japón. Muchos pensaron que dicha
situación solo quedaría en estos países pero no fue así, Lamentablemente la crisis asiática fue tan
severa que genero una erosión importante en el crecimiento económico mundial llegando a
afectar hasta países en Latinoamérica.

Los efectos de la crisis del Asia se transmiten a América Latina por canales comerciales y
financieros, los cuales afectan de forma desproporcionada a distintos países e inspiran a tomar
medidas políticas en las áreas monetaria, financiera y comercial. En el 98 los gobiernos deciden
adoptar diferente medidas para frenar la crisis y en efecto, se logra controlar el ataque a algunas
monedas, se detuvo y revirtió en algún grado la caída de las bolsas, las tasas de interés internas y
la captación de créditos externos vuelven paulatinamente a los niveles previos a la crisis. No
obstante, las políticas aplicadas para enfrentar la crisis asiática y el nuevo contexto internacional
que ha generado suponen costos para la región que inciden directamente sobre sus posibilidades
de crecimiento.
Enunciado

Mercado de Valores

La Crisis Financiera Asiática

Resumen

En la dinámica de los mercados financieros en el tiempo se han presentado diferentes crisis entre ellas la
conocida como la crisis financiera asiática que se desarrolló en el sudeste de Asia y tuvo su origen en
Tailandia en julio de 1997, la cual tuvo repercusiones a nivel internacional a diferentes escalas.

La crisis asiática se caracterizó por el fuerte impacto que tuvo en el ámbito internacional al generar una
caída significativa en el crecimiento económico mundial afectando la estabilidad del sistema financiero
con repercusiones para varios países.

Introducción

El constante incremento del crecimiento económico de los países del sudeste de en los años 90 derivo en
una crisis que sorprendió a todas las naciones del mundo. Y genero un decrecimiento económico para
1988 alrededor de -18.5% para Indonesia, -7% para Corea, -5.8% para Malasia, -7% para Tailandia y -1.9%
para Japón. Asimismo, presento igual comportamiento para los años posteriores. Dejando una clara
lección para los países y teóricos de los mercados financieros.

El objetivo de este caso de estudio es describir y analizar las causas y medidas tomadas para la el
desencadene y resolución de la crisis financiera presentada en los países en mención cuyo escenario
obedeció a un gran número de factores que se conjugaron dentro del contexto internacional vigente en
ese entonces.

Desarrollo

La crisis financiera asiática se consideró una deuda soberana, puesto que la banca internacional para
buscar rentabilidad de los petrodólares se dedicaron a prestar grandes cantidades de dinero a diferentes
países creyendo que un país no se podía quebrar. Lo sucedido en su momento desmintió el postulado,
poniendo en evidencia que lo planteado hasta el momento para el sistema financiero internacional debía
ser reevaluado sobre todo en referencia al riesgo del crédito y el riesgo político.

Pues en 1997 la devaluación del baht moneda de Tailandia inició una crisis que expuso que los bancos
internacionales japoneses, estadounidenses y europeos no asimilaron como evaluar el riesgo sufriendo
las consecuencias reflejadas en sumas importantes de perdida. El banco central de Tailandia pide
prestado a la banca multilateral en yenes a una tasa de 4% y otorga créditos a 14% en bahts. Este tipo de
operación parecía no tener riesgo pues el tipo de cambio establecido era fijo. Obteniendo para el banco
u rentabilidad del 10%. El negocio se convirtió en bueno que se implementó a mayor escala. El rasgo
distintivo del escenario de entonces era la disponibilidad de crédito cuantioso y abajas tasas de interés lo
que acrecentó los precios de los bienes raíces más allá del entender de los postulados y lineamientos
económicos.

En escaso tiempo la compra de bienes raíces se convierte en una burbuja al extenderse al mercado
accionario. Empresas, países y perdonas naturales comienzan una oleada de solicitud de préstamos a
una tasa relativamente baja para posteriormente invertir en acciones cuyos precios se presionan al alza,
figuradamente sin un techo.

Cuando la divisa de Tailandia (baht) pierde poder adquisitivo, las especulaciones quedan a la orden del
día en los diferentes mercados una tras otra y los precios de los activos descienden rápidamente.
Paralelamente el valor de los activos en bahts disminuye, el valor de los pasivos asciende a razón de la
devaluación. Bajo este esquema empresas y países realizan declaratoria de mora sobre las deudas
contraídas, y el gobierno tailandés no tiene la capacidad de respuesta necesaria para determinar o fijar
alternativas de rescate para todos. Por otro lado, los bancos acreedores en una divisa fuerte se ven
obligados a admitir que los créditos otorgados no serán pagados totalmente y asumen formidables
pérdidas.

La situación vivida por Tailandia se repite con algunas variantes diferentes en otros países del Sudeste
Asiático.

Causas

Causas Externas

1. Efecto Contagio. Tras el embate especulativo sobre el baht, Tailandia deja libre la flotación de su
moneda. A esta devaluación le continuaron sucesos análogos semanas posteriores en Malasia e
Indonesia. Este último toma la decisión de renunciar la banda cambiaria el 14 de agosto de 1997
tras presentar similar situación del bath de Tailandia sobre la rupia. Las debilidades quedaron
evidenciadas en el sector financiero y el alto endeudamiento presentado por los diferentes
participantes de los mercados financieros y cambiario corren en contra de las diferentes
económicas locales ocasionando mayores devaluaciones. Para el caso específico de Malasia, para
el periodo de julio y agosto de 1997, el ringgit se deprecia un 50% aunado a lo anterior se
presenta la caída de la bolsa de valores de Hong Kong en octubre de 1997, lo cual desencadenó
presiones especulativas sobre el won de Corea y el yen japonés. Para el periodo de octubre -
diciembre de 1997, el won se deprecia 30% y el yen pierde valor frente al dólar en un 10% de su
valor.
2. Endeudamiento Externo. El endeudamiento externo de corto plazo se convierte en un problema
especialmente para los países del sudeste asiático puesto que los agentes económicos no
lograron dar cobertura a sus posiciones ante los cambios inesperados en el valor de la paridad.
Sumado a lo anterior se dio una aceleración en la amortización de las deudas que crearon
dificultades de liquidez en las empresas y en el sistema financiero. Para clarificar el tema la
deuda externa de algunos de los países creció significativamente y el plazo promedio de los
créditos para la época era de 18 meses.
3. Términos de Intercambio. Aunados a los factores ya mencionados en año 1997 también los
países en mención padecen un detrimento en las políticas de intercambio, comenzando por
Corea que se ve afectada en un 20% debido a la pérdida de competitividad de la industria de
semiconductores seguido por Indonesia con un 30% a causa de la volatilidad de los precios del
petróleo durante 1998, para el mismo espacio de tiempo Malasia soporta una disminución en el
precio de los productos electrónicos.

Causas Internas

1. Aumento de precios de los Activos. El vertiginoso acrecimiento en el valor de los activos derivado
de las mayores ganancias de los sectores de bienes raíces y mercados financieros, hizo que los
inversionistas y los bancos destinaran más recursos para el financiamiento presionando los
precios de los bienes al obtener mayor liquides provenientes en los créditos obtenidos. Este
escenario de incumplimiento de compromisos financieros trae como consecuencia la afectación
en la calidad de los portafolios y cartera de inversión de los bancos y la demanda agregada. La
menciona burbuja tiene inicio en la política monetaria adoptada por Japón a partir de 1986 hasta
finales de la década que tuvo por finalidad evitar la apreciación del Yen, considerando que esto
afectaría la competitividad del país. Para los 90´s un nuevo cambio en la política monetario de
manera restrictiva dejo como consecuencia un descenso en el precio de los activos y bienes
raíces disminuyendo la demanda agregada a causa de una sobreinversión y el incesante
detrimento en la calidad de los activos del sistema financiero. Esta tendencia se repite en cada
uno de los países antes nombrados que se caracterizaron por el aumento en los inmuebles en
más de un 40%, el aumento en la bolsa de valores de más de un 25% en el mismo periodo de
tiempo, por otro en Tailandia la burbuja se caracterizó por el movimiento al alza del tipo de
cambio que incentivo el ingreso de capitales y el endeudamiento externo presentándose
aumento en los mismos ítem inmuebles y bolsa de valores en más de un 60% para
posteriormente caer aproximadamente en un 90%.

Acciones Tomadas

Se requirió al Fondo Monetario Internacional que concediera apoyo financiero a los países más
afectados por el estallido de las burbujas: Corea, Indonesia y Tailandia. Para ello, las acciones que se
adelantaron debían contener los presentes aspectos:

Financiamiento. El otorgamiento de financiamiento por unos US$35.000 millones para resguardar


programas de ajuste; tendientes a poner freno a la salida de capitales.

Política macroeconómica. Se acogió una política económica más restringida acorde a cada país para
contener el colapso de los tipos de cambio de los países para imposibilitar que la depreciación de la
divisa llevara a un escenario inflacionario y una depreciación aún mayor. Sin embargo, la medida fue
de carácter temporal y en la medida que las condiciones producidas por las burbujas cambiaron y se
recuperó parte de la confianza en la economía y se estabilizaron algunas condiciones de mercado se
disminuyeron las tasas de interés aunada a una política de restricción fiscal para frenar el déficit
presentado años a atrás.

Se adoptaron reformas estructurales tendientes a subsanar los errores evidenciados en el sector


financiero y empresarial. De tal manera que se lograra sentar las bases para la impulsar la economía.
Acorde a lo anterior, se vislumbró el escenario de una posible desaceleración del crecimiento
económico, pero nuevamente los números contemplados se quedaron cortos frente a la recesión
que se dio y que se evidencio en cifras como: el PIB de Corea se redujo un 7% en 1998, el de
Tailandia un 6% y el de Indonesia un 14%.

Por otro lado, el Fondo Monetario Internacional extendió y acrecentó, en 1997, el monto de dinero
destinado a la recuperación de Filipinas. Además de la firma de un acuerdo de derecho de giro en
1998.

Se realizó asesorías en materia de política económica con las lecciones aprendidas de la crisis asiática
y se replicó a varios países para evitar un contagio.

Según lo anteriormente expuesto se solicita responder a los presentes cuestionamientos.

Cuestiones

1. ¿Qué reflexión crítica merece las medidas de política económica acogidas de cara a la crisis?
Respuesta
Las medidas tomadas frente a una crisis deben siempre tender, no a aminorar el problema,
sino a aminorar sus efectos sobre la dinámica real y para hacerlo es importante definir los
límites y las dimensiones reales de la crisis, En este sentido si un país establece políticas de
racionamiento, de incentivos a algunos rubros económicos estratégicos, si se desregulan
algunos ámbitos y si se reforman las cargas impositivas, seguramente, se estará en
la dirección correcta para sobrellevar la crisis. Lo que se ha estado viviendo (y padeciendo),
en por lo menos los últimos doce meses es una recesión económica. Una cada vez más
aguda y profunda crisis económica y no, como con frecuencia se afirma, una crisis
financiera.
Desde luego que la crisis económica se ha manifestado y ha afectado seriamente al
sistema financiero en su conjunto que, además, vivió y frágilmente prosperó al
amparo de una muy intensa actividad especulativa (en algunos casos, además
fraudulenta), en muy poco - prácticamente en nada- relacionada con la producción y el
intercambio de bienes y de servicios.
2. ¿Qué otras medidas económicas y financieras considera que se pudieron adoptar para conservar
el crecimiento económico de los países sustentado en equidad?
Respuesta
Seguramente una comisión tripartita entre Tailandia, corea y Japón pudo haber generado mejores
soluciones a esta crisis pero mucho alguno de ellos decidieron encerrarse en una burbuja
financiera y tomar medidas extremas como es el caso de los despidos masivos, este tipo de crisis
pueden imponer un considerable costo económico y social

Algunas medidas que se deben de adoptar son:

Pienso que uno de las medidas que se debieron adoptar es un mejor manejo del proteccionismo
este es una buena medida para proteger el mercado nacional pero puede llegar a ser un arma de
doble filo

En algunos textos indican que gran parte de la crisis se debe a la rigidez en el frente cambiario,
algunos expertos sostienen que los países en desarrollo deberían abandonar sus monedas
nacionales para adoptar en su lugar una moneda extranjera fuerte como el dólar norteamericano,
o tal vez el euro o el yen, dependiendo de su ubicación geográfica ya que un cambio fijo no es
generador de fiabilidad en mi concepto una solución pudo haber sido dar un enfoque diferente y
manejar un enfoque diferente un tipo de cambio flexible entre la moneda nacional y la extranjera
hubiese sido un opción más certera .

3. En su concepto existe una relación entre el sistema productivo y el sistema financiero?


Argumentar cada una de las dos posturas.

Respuesta

Desde luego, que existe relación entre estos 2 sistemas uno va de la mano del otro e incide
directamente sobre la economía ya sea de una empresa o un país. Este tema ha sido motivo de
debate en múltiples ocasiones uno de los principales objetivos del sistema financiero es
facilitar y otorgara seguridad al movimiento del dinero, este con sus regulaciones le da a
sistema productivo las herramientas necesarias para funcionar.

4. Según lo expresado a lo largo del texto ¿considera usted que la desregularización fue la causante
de la crisis?
Respuesta
La desregulación no fue detonante en todos los países donde se extendió la crisis pero en Asia
creería que sí, este sistema presenta múltiples desventajas y esta se basado en la idea de que el
mercado es el mecanismo más eficiente para asignar recursos por lo que se deberían eliminar las
barreras de entradas o salida y otras restricciones a la competencia.

También pienso que en estos países asiáticos hubo un exceso de desregulaciones que se salieron
de control, este tipo de sistemas deberían ser más controlados y entrar a revisar si es un método
seguro para la economía de un país.
CONCLUSIONES

La crisis de los países de Asia ha demostrado la importancia que tiene el mejorar la


transparencia y rendición de cuentas por parte de las instituciones financieras, fortalecer la
infraestructura del mercado y fomentar la incorporación del sector privado en la tarea
desprevención y solución de las crisis financieras. Por efecto de la elevada movilidad de
capitales a nivel global la crisis en los países asiáticos tuvo efectos más allá de sus
fronteras, afectando el crecimiento de la economía mundial. En un mundo altamente
interdependiente es necesaria la adopción de principios internacionales para la supervisión
del sistema bancario y de mercados de valores.
BIBLIOGRAFIA

www.centro-virtual.com/campus/mod/scorm

www.centro-virtual.com/campus