Вы находитесь на странице: 1из 2

Buenos días Sr Juez

Cuando hablamos de mala praxis se entiende como un ejercicio errado o una práctica
sin habilidad por parte de un profesional de la salud, que puede causar daños a la salud
del paciente. Esto implica descuido, omisión de actos debidos, desatención, que genera
resultados negativos que perjudican no solo al paciente sino también al profesional de
la salud. La mala praxis se da por no tener cuidado razonable al momento de realizar
un determinado tratamiento y por realizarlos sin los conocimientos necesarios o sin la
habilidad requerida.

En muchos casos, no se da la mala praxis como un objeto criminal o deshonesto, pero


si por una obvia negligencia, que pudiera evitarse si se tomaran en cuenta las
previsiones necesarias. En la negligencia hay incumplimiento de elementales normas
de la profesión, ya que sabiendo lo que realmente se debe hacer, no se hace o se hace
de una manera errada o incompleta.

No se puede entender por completo la Mala Praxis, sin antes hacer referencia
sobre la Bioética, que es el estudio sistemático y profundo de la conducta
humana en el campo de las ciencias de la vida y de la salud, a la luz de los
valores y de los principios morales. Se considera uno de los elementos claves
en la formación de los odontólogos, debido a que crea conciencia. Las acciones
de los odontólogos pueden repercutir positiva o negativamente en la salud del
paciente.

Con respecto a la revisión del caso clínico de la paciente de sexo femenino de


30 años, quien se presentó a consulta donde un odontólogo general refiriendo
dolor en la zona superior derecha debido a la fractura de un diente.
Se efectuó un examen clínico y radiográfico donde se observó:

Al examen clínico:
 fractura parcial de la corona clínica de la pieza 15 debido a una amalgama
defectuosa.
 Periodontitis del adulto generalizada de moderada a severa
 Exudado Hemorrágico y purulento, presencia de irritantes locales.
 Ortodoncia fija únicamente del maxilar superior refiriendo que había sido
colocada desde hacía un mes y medio.
Al examen radiográfico:
 Pérdida de soporte óseo

El odontólogo al realizar el interrogatorio a la paciente, refirió haber acudido a


una evaluación con una supuesta ortodoncista ya que presentaba movilidad y
diastemas en los dientes anterosuperiores y deseaba mejorar su estética y le
propuso un tratamiento a corto plazo para el cierre de diastemas sin evaluar la
situación periodontal.
Para la supuesta ortodoncia la paciente refirió que no se tomaron radiografías
periapicales peor aún modelos de estudio, ni fotografías solo una radiografia
panorámica y cefalica lateral.

Conforme al análisis realizado a los elementos materiales de prueba se evidencia


que el supuesto ortodoncista cometió factores agravantes ya que dicho
odontólogo debía tener presente que siempre el beneficio será hacia el paciente
y se debió haber ejecutado el tratamiento factible y en este caso haber realizado
una interconsulta con el periodoncista, se debe considerar que no existió un
examen radiográfico completo perjudicando al paciente.

Es obligación del odontológo como profesional de la salud procurar estar


informado de los avances en el conocimiento científico, debe estar capacitado y
autorizado para prestar sus servicios a las personas que lo deseen.

Por todas las pruebas mencionadas y analizadas el supuesto odontólogo incurrió


en factores muy agravantes como: negligencia, impericia, imprudencia,
indolencia, iatrogenia, principios de benevolencia, lucro cesante, falta de
consentimiento informado y exámenes complementarios (radiografías)

Por lo que en este caso lo más recomendable hubiese sido que se atienda al
paciente por la emergencia que llegó de la restauración de amalgama
defectuosa, luego se refiera al paciente a interconsulta con el periodoncista para
tratar la enfermedad periodontal presente y cuando el periodoncista considere
que la paciente se encuentre periodontalmente sana sea referido al área de
ortodoncia.