Вы находитесь на странице: 1из 2

Dr. Freddy F.

Luza Castillo

El acto moral
¿Qué es un acto moral?
Es el proceso mediante el cual un individuo realiza un comportamiento que puede ser valorado
moralmente, como bueno o malo, debido o indebido. Los dos requisitos indispensables en todo acto moral
son la libertad y conciencia, pero intervienen además una serie de elementos. Veamos cuáles son.

Condiciones del acto moral


1. La libertad. Escoger el acto voluntariamente y por sí mismo es una condición fundamental en la
esencia del acto mural, porque, por ejemplo, el acto de un individuo que se realiza bajo una
coacción interna o externa no cae en la esfera de la moral.
2. La conciencia. Saber lo que se está haciendo es la segunda condición del acto moral. Los niños, los
imbéciles o los locos no tienen calidad moral, porque ellos no saben lo que hacen.

Elementos del acto moral


El sujeto moral
El sujeto moral es un individuo dotado de conciencia moral. Este sujeto no es un ente abstracto o ideal,
sino un ser concreto, ubicado en una determinada circunstancia histórica y social. Es el sujeto real.

Los motivos
Los motivos o las intenciones son los que nos llevan a actuar o a perseguir un determinado fin. Un mismo
acto puede realizarse por diferentes motivos: buenos o malos. Los motivos constituyen uno de los factores
más interesantes del acto moral por las discusiones que han suscitado.
Por ejemplo, las teorías motivistas o éticas de los motivos consideran que lo bueno de una acción
descansa en los motivos del sujeto. Como representante de esta postura, tenemos a Kant.
Según esta teoría, los actos pueden realizarse con buenas intenciones, pero los resultados no son, por
diversas circunstancias, buenos o positivos. Estos actos, a pesar de todo, son positivos. En cambio, los
actos que son realizados con malas intenciones, y cuyos resultados son exitosos y hasta juzgados como
buenos, pero que no surgieron de una intención o motivación positiva, son calificados como malos.

La anticipación del resultado


La anticipación ideal del resultado que se pretende alcanzar es la conciencia del fin que se persigue. El
sujeto moral tiene capacidad para sopesar los alcances, las consecuencias, las secuelas que pueda traer
consigo su acto moral y de esa manera prever con anticipación situaciones indeseables que en muchos
casos pueden ser graves.
La anticipación del resultado orienta el acto moral del sujeto. Por ejemplo, si dos personas visitan a un
amigo influyente que está enfermo, uno podría hacerlo con la intención de reconfortar a su amigo y el otro
porque espera que lo tenga en cuenta para un ascenso en la vida política.

La decisión
La decisión es la capacidad que tiene el sujeto para actuar por sí mismo, en concordancia con lo que cree
que es la mejor elección o alternativa. Otorga al acto moral su carácter autónomo y voluntario, ya que la
decisión debe ser expresión de la propia voluntad y responsabilidad del sujeto, y no de una voluntad ajena.
La elección
La elección es el paso previo a la decisión, ya que implica una elección entre varios fines posibles. Un
ejemplo de elección es el siguiente:
Una persona va a abrir una ventana porque siente necesidad de aire fresco; ningún acto podría ser más
natural, más moralmente indiferente en apariencia. Pero recuerda que su |acompañante es un minusválido
muy sensible a las corrientes de aire.
Ve ahora su acto bajo dos aspectos diferentes, dotados de dos valores distintos y tiene que hacer una
elección. ¿Cuál es el fin adecuado, la satisfacción de un placer personal o la satisfacción de las
necesidades de otro?

1
Dr. Freddy F. Luza Castillo

El medio
El acto moral necesita los medios para realizar el fin escogido por el sujeto. Los medios deben ser tan
morales como los fines. Sin embargo, no todos los filósofos coinciden en esto: Maquiavelo, por ejemplo,
considera que los fines justifican los medios; si el asesinato o la conspiración, piensa, conducen al
fortalecimiento del Estado, entonces éstos son buenos por haber demostrado su efectividad.
El resultado
El acto moral se consuma en el resultado o realización del fin perseguido. Algunas teorías consecuenciales
o éticas de los resultados sostienen que la licitud o ilicitud de una acción depende únicamente del resultado
o consecuencia que tenga. Dentro de este criterio, por ejemplo, el delincuente es castigado porque el
castigo tiene como resultado impedir la realización de otros delitos semejantes.
Las circunstancias
Las circunstancias son las diversas situaciones que rodean el acto moral. El hecho de llamarse
circunstancias no significa que carezcan de importancia para la valoración del acto moral.
Una forma de enumerar las circunstancias que enmarcan el acto moral podría ser a través de preguntas
como: ¿quién?, ¿dónde?, ¿cuándo?, ¿cómo?, ¿a quién?, ¿con qué medios?, ¿cuán a menudo? No sirven
las preguntas ¿qué? o ¿por qué?, ya que estas interrogantes se refieren al acto mismo y su motivo.

ACTIVIDADES
I. ¿Qué datos son falsos (F) y cuáles verdaderos (V)?
( ) Un acto adquiere el calificativo de moral cuando se ha realizado en una forma libre y consciente.
( ) El empleo de los medios permite alcanzar el resultado deseado.
( ) El acto moral es un comportamiento que puede ser valorado como bueno o malo.
( ) El sujeto moral es un ente abstracto o ideal.

II. Ejemplifica la libertad y la conciencia como condiciones del acto moral:

III. Cita los elementos del acto moral:

IV. Completa:
- Las intenciones que nos llevan a actuar se denominan:……………………………....
………………………………………………………………………………………………...
- Cuando analizamos los alcances, las consecuencias, las secuelas de un acto moral, hablamos de:
………………………………………………………………………………..
………………………………………………………………………………………………..
- Las diversas situaciones que rodean el acto moral son las……………………………
………………………………………………………………………………………………...