Вы находитесь на странице: 1из 2

La actividad administrativa que desarrolla el Estado para hacer efectivos en vía de ejecución forzosa los

créditos fiscales a su favor, se ha conocido en México tradicionalmente como facultad económico


coactiva y el CFF la regula con el nombre de procedimiento de ejecución.

El Estado tiene la potestad económica-coactiva que consiste en obligar al deudor a satisfacer su adeudo,
llegando el agente de la autoridad a apoderarse de bienes del deudor y hacer trance y remate de ellos,
sin necesidad de intervención de otra autoridad ninguna y menos de la judicial.

Se alegaba que la facultad económico-coactiva violaba el Art. 14 Constitucional, porque éste ordenaba
que nadie puede ser privado de sus propiedades, posesiones o derechos sino mediante juicio seguido
ante los tribunales previamente establecidos, en el que se cumpla con las formalidades esenciales del
procedimiento y conforme a las leyes expedidas con anterioridad al hecho.

Otra objeción era la violación al Art. 14- Constitucional, que se hacía consistir en la autoridad
administrativa no es una autoridad competente, que pueda fundar y motivar la causa legal de un
procedimiento por el que se moleste a una persona en sus posesiones.

La facultad económico-coactiva sí forma parte de las funciones administrativas, por lo que el Poder
Ejecutivo es competente para poder ejercitarla.

Otra objeción era la violación al Art. 14- Constitucional, que se hacía consistir en la autoridad
administrativa no es una autoridad competente, que pueda fundar y motivar la causa legal de un
procedimiento por el que se moleste a una persona en sus posesiones.

Los actos de iniciación son distintos cuando el procedimiento de ejecución se endereza en contra del
sujeto pasivo principal de la relación tributaria o en contra de un sujeto por adeudo ajeno.

Los actos de desarrollo son los actos procedimentales encaminados a conseguir el desenvolvimiento del
procedimiento, conduciéndolo hacia la consecución del resultado que con el mismo se pretende y
formándolo materialmente

Son los que tienen como función común la de conducir el proceso de ejecución a través de las etapas
establecidas en las normas del procedimiento.

Los actos de resolución son declaraciones de voluntad de la autoridad fiscal que tienen por objeto la
producción de determinadas consecuencias jurídicas. Entre ellos pueden considerarse el señalamiento
del orden que se observe para el embargo de bienes por el ejecutor de esa diligencia, el nombramiento
de depositarios de los bienes embargados, la solicitud de auxilio de la fuerza pública, la resolución de
poner a la, venta los bienes embargados, puesta del remate y otros.

Su función es lograr la permanencia de los actos de procedimiento que se realizan de palabra o que
consisten en una actividad que no deja constancias por sí misma. Tales son el acta de requerimiento, el
acta de embargo, la inscripción del embargo en el Registro Público, el acta de la subasta y otros.

Se producen una serie de actos de carácter fundamentalmente coercitivo que se inician con el embargo
y concluyen con la adjudicación y la distribución del producto del remate.

La intervención de la autoridad administrativa de ejecución en orden a la realización forzosa del credito


fiscal, la realización forzosa tiene como fundamento la asunción por el Estado de la legitimación para
administrar sus bienes que tiene el poseedor sobre el cual recae la actividad ejecutiva y que el órgano
ejecutor deviene administrador legal del deudor.

Похожие интересы