Вы находитесь на странице: 1из 5

Finanzas

Conceptos, instrumentos derivados

Introducción

Ante la búsqueda de novedosos métodos para administrar riesgos, hace más


de 30 años, las principales bolsas de valores desarrollaron productos que
facilitaran la reasignación eficiente del riesgo, los bancos hicieron lo mismo,
actualmente y en ambos mercados, los públicos y los privados, se operan
diariamente cuatro instrumentos básicos: forwards, futuros, opciones y swaps.
Estos instrumentos pueden ser aplicados indistintamente o utilizar dos o
incluso más de manera simultánea, según las estrategias del área financiera.

En los mercados financieros se utilizan constantemente los términos “largo” y


“corto”, refiriéndose éstos a la posición del bien subyacente que se tiene o que
se toma con los instrumentos derivados, es decir, la expresión largo se refiere
a la posesión o tenencia de un bien, la expresión corto indica la ausencia de
dicho bien.

Forward

Los forwards son aquellos contratos adelantados que representan una


obligación de venta o de compra de un bien subyacente entre una entidad y
una contraparte que puede ser otro particular o un banco, y con características
determinadas con respecto al precio y plazo; los forwards, son los
instrumentos más usados para protegerse de movimientos adversos y no
anticipados con respecto al bien subyacente, por lo que el aporte que este
instrumento hace es la eliminación de la incertidumbre en precios a una fecha
determinada.

El precio forward se determina por cuatro variables, las cuales son: el precio
spot del bien subyacente, la tasa de interés de referencia de financiamiento, la
tasa de interés de préstamo del bien subyacente y el plazo de vencimiento.

El valor obtenido de su cálculo se conoce también como precio forward, es


importante mencionar que si este valor es superior al spot, se dice que el
mercado está en “contango”, término que indica que la tasa de financiamiento
es superior a la tasa de préstamo del bien, y por consecuencia, si la tasa de
préstamo del bien es superior a la de financiamiento se dice que el mercado
está en “backwardation” dando como resultado un precio forward inferior al
spot.

Aquellos consumidores de cualquier commodity, asumirán una posición con


una compra forward y se beneficiarán fijando un techo para su precio de
compra cuando se considere que existe una perspectiva de volatilidad al alza
en el precio del bien subyacente.

Todas aquellas compañías productoras de materias primas utilizarán una venta


forward para protegerse de una caída sustancial en su precio de venta
asegurando un piso y asumiendo una posición larga cuando se considere la
perspectiva de volatilidad a la baja en el precio del bien subyacente.

Futuros

Son contratos enteramente estandarizados, recaen sobre mercancías o


instrumentos financieros siendo uniformes y no negociables en cuanto a
tamaño del contrato, calidad del bien subyacente, divisa en cotización,
fluctuación mínima del precio, plazo y entrega al vencimiento. Una vez elegido
un contrato, la única variable es el precio.

El contrato de futuros es negociable como en el piso de remates de cualquier


bolsa de valores en forma semejante a como se comercian las acciones de una
emisora.

Opciones

Una opción, es un contrato que estipula el derecho, más no la obligación de


comprar, o vender, una cantidad determinada de un bien a un precio
establecido dentro de un período determinado.

Existen dos tipos de opciones, las de venta (put option) y las de compra (call
option), por lo que quien adquiere ese derecho puede comprar o vender una
opción de venta o comprar y vender una opción de compra, todo esto, bajo el
pago de una prima, misma que se establece según las condiciones del
contrato.

También existen tres tipos básicos de opciones: aquellas que pueden ejercerse
dentro de cualquier momento en un plazo o americanas, las europeas, que sólo
pueden ejercerse al finalizar el plazo y las asiáticas, que automáticamente se
ejercen una vez que ha coincidido el spot con el strike price.
La opción de venta, es el derecho, más no la obligación de vender a un nivel
determinado en cuanto a precio, y lapso de tiempo un bien; el tenedor de ese
derecho, podrá ejercerlo el precio spot del bien subyacente está a su
conveniencia.

La opción de compra, es el derecho, más no la obligación de comprar a un


nivel determinado en cuanto a precio, y lapso de tiempo un bien; el tenedor de
ese derecho, podrá ejercerlo si el precio spot del bien subyacente está a su
conveniencia.

Ambos tipos, put y call, se determinan bajo un precio spot del bien
subyacente, strike price o precio del ejercicio, la tasa de interés de referencia
del financiamiento, la tasa de interés de préstamo del bien, la volatilidad del
precio spot y la fecha del vencimiento.

Black & Sholes es un método de valuación desarrollado para calcular el valor


de la prima. Si la relación del precio de mercado o spot comparado con el
strike price es idéntica se dice que las opciones se encuentran at the money
(en el dinero), si es superior el strike price se conoce como in the money
(dentro del dinero), y si es inferior se entiende como out of the money (fuera
del dinero).

Los consumidores de materias primas, asumirán una posición con una compra
forward, se benefician fijando un techo para su precio de compra cuando se
considere que existe una perspectiva de volatilidad al alza en el precio del bien
subyacente.

Todas aquellas compañías productoras de algún commodity utilizarán una


venta forward para protegerse de una caída sustancial en su precio de venta
asegurando un piso y asumiendo una posición larga cuando se considere la
perspectiva de volatilidad a la baja en el precio del bien subyacente.

Swaps

Los swaps son un conjunto de contratos adelantados a la medida, donde se


intercambian flujos principalmente destinados a cubrir exposición al riesgo de
montos a tasa variable o intercambio de divisas.

Hasta hace poco los swaps eran considerados instrumentos exóticos,


actualmente su uso ha ido creciendo debido a sus menores costos de
transacción y su facilidad para operar en el largo plazo.
Es posible aplicar variaciones a los contratos swaps dependiendo del tipo de
riesgo que se quiera cubrir y por supuesto, del costo, además de que siempre
deberán incluir cláusulas especiales en cuanto a forma de pago y garantías.

También conocidos como “plain vanillas”, no son comerciables en bolsa, sino


que su intermediación depende exclusivamente del mercado interbancario, ya
sean bancos comerciales o de inversión.

Warrants

Aunque no es ciertamente considerado como un instrumento derivado, si


podría decirse que es constantemente requerido en las negociaciones
internacionales. El warrant es un certificado de depósito que avala el
resguardo y custodia de un bien físico en algún depósito reconocido por alguna
bolsa de futuros.

Ventajas y desventajas

Los instrumentos del mercado de derivados permiten que consumidores y


productores administren el mismo riesgo, es importante señalar que la
posesión física del bien subyacente no es vital o importante en si, en el caso de
commodities como los granos o el petróleo por citar dos ejemplos, éstos son
necesarios para otros procesos de producción.

Diferentes riesgos son transferidos de usuarios del mercado de derivados a los


vendedores, aunque principalmente son tres: el riesgo del precio spot, el
riesgo de la tasa de interés y riesgo de volatilidad en la paridad cambiaria.

La eficacia de la estrategia dependerá de la volatilidad del precio del bien


subyacente, pero la volatilidad no es el único factor que genera riesgo, los
incrementos bruscos en el precio del bien subyacente pueden derrumbar la
estrategia del hedge, ya que en muchas ocasiones la volatilidad en el precio
del bien subyacente se verá afectada por la misma eficacia del hedge.

Están diseñados para lograr objetivos financieros, su principal atributo es la


clásica arma de dos filos, si el conocimiento y experiencia en el mecanismo de
este campo está equilibrado con una estrategia responsable, el uso de estos
instrumentos repercutirá en un portafolio de activos cubiertos, de lo contrario,
su uso representa un riesgo adicional y podría llevar a la quiebra técnica a
cualquier compañía.
Debido a su naturaleza, los mercados en general están expuestos a prácticas
especulativas de inversionistas individuales o fondos de inversión, el mercado
de derivados también está expuesto a este uso, pero como se verá más
adelante, hay mecanismos de regulación que protegen al mercado en general.

LBF y MA Gabriel Romero Chávez

Noviembre del 2010

Bibliografía

Fundamentos de administración financiera, James C. Van Horne y John M. Wachowicz, Jr., 1994, Prentice
Hall Hispanoamericana, 859 páginas, ISBN 968-880-341-3

Financial derivatives, Robert W. Kolb, 1996, Blackwell Publisher, 260 páginas, ISBN 1-55786-930-8

Las nuevas finanzas en México, Catherine Carstens Mansell, 1996, Editorial Milenio, 535 páginas, ISBN 968-
6141-05-7

Inducción al mercado de valores, BMV Educación, 106 páginas, registro 03-2003-052613561000-01

Inducción a productos derivados, BMV Educación, 70 páginas, registro 03-2003-113011555300-01

Análisis bursátil con fines especulativos: un enfoque técnico moderno, Alfonso Álvarez González, Limusa
Noriega Editores, 2005, 366 páginas, ISBN 968-18-6514-6