Вы находитесь на странице: 1из 3

CORPORACION UNIVERSITARIA EMPRESARIAL ALEXANDER VON HUMBOLDT

SEMINARIO ESPECÍFICO HUMANISTICA: CONTENIDO EPISTEMOLOGÍA


Unidad 2: DIMENSIONES DEL CONOCIMIENTO
TALLER: Dimensión cultural del conocimiento- patrones de interacción social.

NOMBRE: ____________________________________________________________________

Durante esta parte de la unidad, hemos abordado la construcción del conocimiento en la


dimensión cultural, desde el concepto de patrones de interacción, nos involucran
inevitablemente con las creencias y prácticas de la cultura en que nacemos; no es
voluntario pertenecer a una cultura, como no lo es adoptar sus hábitos, creencias y formas
de relacionarse, en este sentido Pedro Luis Sotolongo, en su libro Teoría social y vida
cotidiana sostiene que los patrones de interacción social se generan en un plano previo al
conocimiento consciente: “Los patrones de interacción social son modos colectivos
característicos de comportamiento o conducta social conjunta que emergen a partir del obrar
de múltiples acciones individuales y sin que los individuos mismos que los ponen en juego
hayan acordado consciente y explícitamente -aunque sí tácita e implícitamente- dejar
constituido semejante curso general de su obrar”. (2006, pág. 18)

Todo patrón de interacción está constituido por 4 tipos de relaciones o prácticas (que se
explicaron en clase):
 Relaciones de poder: Posicionamientos de los sujetos y sus roles y prácticas de
poder aceptadas y legitimadas en el grupos social
 Relaciones de saber: saberes válidos y prácticas de saber construidas
intersubjetivamente en el contexto.
 Relaciones de deseo: Expectativas mutuas
 Relaciones de discurso: Prácticas locales discursivas cotidianas

Ya que la epistemología se trata de identificar y reflexionar sobre los criterios con los cuales
se construyen nuestros modos de ver, pensar y describir el mundo, para cerrar el abordaje
de esta dimensión, les corresponde caracterizar el patrón de interacción en el que está
involucrada la comunidad Amish, identificando: las personas que están involucradas (sus
quienes), en prácticas de contenido propio (su qué), que se desarrollen en ciertos lugares
(su dónde) y momentos (su cuándo), conforme a unos fines (su para qué), a partir de
determinadas circunstancias (su porqué) y de un modo particular (su cómo). Una vez esto
haya sido establecido deben identificar cada una las relaciones y establecer conexiones
entre las cuatro.
SOLUCION

(SUS QUINES)- (SU QUE)


Los obispos: son hombres ancianos que se encargan de hacer efectivas las reglas de
tal cultura.
Los Hombres: Se dedican a labores rurales, construcción de edificaciones y
producción de muebles.
Las mujeres: Se dedican a las labores domesticas y a la crianza de los hijos.
Los niños: Ayudan desde temprana edad a sus padres y también deben de educarse.

(SU DÓNDE)
Están concentrados mayormente en el estado de Pensibalnia Estados Unidos, y
viven en comunidades aisladas de la sociedad, dentro de esta cultura siguen
existiendo subtipos de esta misma cultura, regidos por un diferente Ordnung.

(SU CUANDO)
Viven mayormente reprimidos por la misma cultura, por ejemplo, deben de tener
un estilo de vida sencillo, siempre deben de llevar una vestimenta moderna y
tradicional, tienen resistencia a adoptar comodidades y tecnologías modernas.

(SU PORQUE)
Verdaderamente no saben porque, solo saben que lo deben hacer, son personas
que se quedaron ancladas en le pasado, en un estilo de vida arraigado a conservar
sus tradiciones y a hacer respetar su cultura para que la próxima generación siga los
mismos lineamientos.

(SU COMO)
-Llevan un estilo de vestimenta muy antiguo, y esta prohibido que utilicen joyas.
-Los Amish aceptan cualquier tipo de enfermedad haciendo que Dios sea el que
permita su partida.
-Tienden a relacionarse solamente entre ellos.
-Pueden casarse con otras comunidades de la misma religión.
-Cuando se ven muy enfermas solamente se dejan ver por un médico que
pertenezca a su misma cultura.
-Dejan la parte educativa muy rápido.
-A los 14 años se empiezan a familiarizar con la parte religiosa, agrícola y
geográfica, para que posteriormente sean buenos campesinos.