Вы находитесь на странице: 1из 1

(Véase: 31 - Curso Relatividad General [Principio de Equivalencia])

Principio de Equivalencia Débil:

La masa inercial con la masa gravitatoria de un objeto es indistinguible, o sea, iguales, esto gracias
a la Segunda ley de Newton o también llamada como Ley de la Fuerza, tiene una directa relación
de equivalencia con la Fuerza de Gravedad que todos conocemos (F=mg), siendo trabajadas solo
en caso de que se esté trabajando con la Gravedad naturalmente.

Esto se reafirma gracias al hecho de que una Aceleración se puede representar como la
Aceleración Gravitatoria o la actividad de la Gravedad en si sobre un objeto, y vicerversa.

Definición formal: “Para partículas con masa es imposible discernir si una partícula está sometida a
los efectos de la Gravedad Uniforme o a una Aceleración Uniforme”

Por lo que la Gravedad puede ser simulada por una Aceleración, o la Aceleración puede ser
simulada por la Gravedad. (Generalmente en zonas pequeñas ya que lo que varia en cuanto a
uniformidad es casi nula, sumado a un tiempo bastante corto).

La Diferencia con la Fuerte es que la Fuerte dice: “Para toda partícula y para toda fuerza es
imposible discernir si una partícula está sometida los efectos de la gravedad uniforme o a una
aceleración uniforme”.

Destáquese que cuando se dice toda partícula también se está refiriendo a los Fotones, que son las
partículas que conforman la Luz, obteniendo los mismos resultados en el Sistema de Referencia
Inercial. (Cuando un Cuerpo está quieto que cuando está cayendo (obteniendo una aceleración
indistinguible, recordar hombre con el zapato) o cuando se está moviendo a una velocidad
constante.

Relación con el Espacio-Tiempo:

La relación establece que todo parte de una velocidad constante en medio de un espacio tiempo
plano, en el que no hay interacciones con la gravedad, causando que no se puedan distinguir con
el ya mencionado Sistema de Referencia Inercial, que ahora gracias al Caso III presentado por
Einstein, se le llamará como Sistema Referencial de “Caída Libre”, uniéndola con las otras dos
anteriores (Quieto y Velocidad Constante), por lo que en esencia, no es que el cuerpo acelere por
si solo o por simplemente la fuerza de la gravedad, sino que varia su velocidad, ya que al estar en
presencia de cuerpos con masa muchísimo mayores, este genera una curvación en el espacio
tiempo, haciendo que tanto su velocidad como la aceleración ejercida por el cuerpo (recordar caja
con hombre), pueda variar.

Con ello se permite dar por conclusión que cuando un cuerpo se encuentra en un espacio-tiempo
sin curvaturas, parecerá que se estará en un lugar plano, en el que parecerá que siempre la caja
está quieta.