Вы находитесь на странице: 1из 7

Ingenieras solares indígenas de México quieren

cambiar sus comunidades rurales


Las mujeres de comunidades indígenas se reúnen en el Barefoot College en India
para aprender sobre energía solar. Cuando vuelven a casa, son responsables de la
construcción y mantenimiento de paneles solares. Emilio Godoy revisa la
experiencia de Cecilia Moreno, del pueblo indígena Comcaac en México.

“Aprendimos cómo instalar paneles solares, cómo construir lámparas solares pieza
por pieza y cómo usar equipos en los hogares u oficinas", dice Moreno, quien
pertenece al comité de agua en su comunidad, en entrevista telefónica.

Ella asistió al curso junto con 35 mujeres indígenas de todo el mundo, incluyendo
Botsuana, Cabo Verde, Kiribati, Madagascar, Malí, Micronesia, Myanmar, Siria,
Senegal, Somalia y Tonga. Las cuatro mujeres fueron el tercer grupo mexicano en
asistir a dicha formación. Barefoot College, fundado en 1972 por Bunker Roy, un
pedagogo pionero y ambientalista, es un centro de innovación y capacitación para
mujeres rurales e indígenas que tienen poca o ninguna educación formal. En la
institución, estas mujeres adquieren destrezas en tecnología solar, que las
convierten en líderes en sus comunidades luego de que retornan y comparten ese
conocimiento con sus respectivas localidades.

Las habilidades enseñadas en Barefoot College se enfocan en el mantenimiento de


sistemas solares, incluyendo la instalación de unidades solares y su conexión a
baterías, la disposición de alumbrado público y la administración de su operación.

Este es un ejemplo extraordinario de colaboración internacional para suministrar


electricidad a comunidades empobrecidas a bajo costo. Las mujeres están siendo
empoderadas, y las energías renovables sustituyen gradualmente a los
combustibles fósiles como la principal fuente de producción de energía en las
comunidades indígenas.

Hoy, más de dos millones de mexicanos no tienen acceso a la electricidad, la


mayoría de los cuales pertenece a los pueblos originarios

Por ejemplo: en los pueblos de Desemboque de los Seris y Punta Chueca, alrededor
del 80 por ciento de la población no tiene electricidad porque no puede solventar el
pago. La comunidad planea realizar una encuesta y saber cuáles viviendas carecen
de electricidad. Basada en estos resultados, se estudia imponer una cuota mensual
a cada hogar, de la cual 40% se paga a la ingeniera solar. El 60% restante se destina
a un fondo comunitario que, después de 5 o 6 años, tendrá los recursos para
reemplazar el primer equipo solar instalado.
México producirá más luz con
energías verdes en 2019
Del total de nueva capacidad con 84 centrales eléctricas, 51%
corresponde a tecnología renovable, mientras que 48% es de energía
convencional.

FacebookTwitterLinkedInWhatsApp

Hacia junio de 2019, México tendrá 12,429 MegaWatts (MW) de nueva


generación eléctrica, y más de la mitad vendrá de energías renovables.

Esta nueva generación está representada en 84 nuevas centrales


eléctricas, que se instalarán en 22 estados, detalló el Centro Nacional del
Control de la Energía (Cenace), en un comunicado.

Del total de nueva capacidad eléctrica, 6,380 MW corresponden a


tecnología renovable (51%), mientras que 6,049 MW son de energía
convencional (48%).
Del porcentaje de centrales verdes, 4,325 MW son de tecnología solar
fotovoltaica; 1,983 MW de eólica y 83 MW de hidroeléctrica. En el caso de
las fuentes tradicionales, 5,708 MW serán de centrales de ciclo
combinado, 228 MW de combustión interna, 83 MW de turbogas y 30 de
biogas.

El Sistema Interconectado Nacional se favorecerá con más recursos


eléctricos disponibles para cubrir la demanda eléctrica esperada para el
verano del próximo año.

“Se prevé sea de alrededor de 48,750 MW, es decir un aumento del 4.1%
con respecto a la Demanda Máxima Instantánea que alcanzó los 46,813
MW el pasado 6 de junio”, detalló la dependencia en el documento.

La entrada de dicha capacidad acercará a México a su meta del 35% de


generación eléctrica con energías limpias en 2024, además de evitar la
emisión de alrededor 6 millones de toneladas de dióxido de carbono
(CO2)

México, terreno fértil para energías


renovables. ¿Qué está haciendo
bien?
Oaxaca y Veracruz son los estados con más proyectos eólicos y de
biomasa respectivamente, mientras que Sonora, Chihuahua y Durango
son los estados con más parques fotovoltaicos. Todos ellos, fuentes de
energías renovables.

FacebookTwitterLinkedInWhatsApp

México es el cuarto productor mundial de electricidad a partir de energía


geotérmica y se ubica entre los tres países más atractivos del mundo para
invertir en energía solar y eólica, por lo que ya cuenta con más de 230
centrales en operación y construcción para la generación de electricidad a
través de energías renovables.

El país busca satisfacer sus necesidades energéticas y disminuir las


emisiones de contaminantes, por lo que ha elevado la apuesta para
reducir el uso de combustibles fósiles, sumando acciones como la segunda
subasta de energía para 2019 y la reciente reforma energética, para lograr
que el 35% de su energía proceda de fuentes renovables en el 2024.

La inversión estimada dentro de los próximos 15 años es de 119 mil 431


mdd, con lo que ProMéxico ha confirmado que este sector es el segundo
con mayor inversión después del automotriz, al atraer del extranjero 47
proyectos multianuales desde 2008.
Oaxaca y Veracruz son los estados con más proyectos eólicos y de biomasa
respectivamente, mientras que estados como Sonora, Chihuahua y
Durango son los estados con más proyectos de instalación de parques
fotovoltaicos. Sin embargo, para aprovechar la oportunidad
latente en estas entidades, es necesario tomar en cuenta
diversos factores en materia logística y aduanera.

Generalmente, la mercancía empleada para la generación de energía


eólica es muy voluminosa, con dimensiones y pesos que superan los
límites de los transportes normales y su tiempo de tránsito es paulatino, al
ir de un continente a otro por mar y/o tierra, de manera que la
coordinación logística que envuelve a cada proyecto resulta
única.

En México, es necesario realizar sofisticados procesos de ingeniería y


trazados de ruta para un transporte óptimo. Muchos destinos poseen
infraestructuras marítimas o terrestres poco acondicionadas para cargas
sobredimensionadas o con sobrepeso y las rutas suelen coincidir con
cruces por comunidades locales y climas cambiantes, por lo que el envío
se efectúa en tránsitos más largos de lo habitual.

Además, al llegar a territorio mexicano, es preciso asegurar que los


productos importados cumplan con las regulaciones necesarias, por lo
que se requiere la asistencia de verdaderos expertos para
verificar la utilización de programas sectoriales que permitan
un ahorro en los costos, como es el caso del acero (PROSEC), durante
la importación de los componentes utilizados en un parque solar.

TIBA, el operador logístico

Contar con el conocimiento y capacidad que requiere el sector de energías


limpias hace que el operador logístico TIBA sea un aliado estratégico
para la transportación de sus mercancías y el éxito de los proyectos, pues
es primordial contar con un solo proveedor logístico que tenga
experiencia demostrada. Alguien que pueda estar a cargo de coordinar el
suministro de la materia prima, asegurando una comunicación eficaz en
todas las etapas: desde la recolección hasta la entrega y descarga en
parque, pasando las gestiones aduanales necesarias.

Las soluciones logísticas a medida que brinda TIBA facilitan los trámites
aduaneros y proveen un solo punto de contacto. Además, agilizan la
visibilidad, trazabilidad y rastreo de la carga gracias al
desarrollo de herramientas tecnológicas que permiten la creación
de soluciones de transporte personalizadas, capaces de satisfacer hasta los
requisitos más exigentes en cuanto a rendimiento fiable, puntual, y
rentable.

TIBA es miembro de la WCA Project Group, una entidad


integrada por socios especialmente dedicados a cargas
sobredimensionadas y proyectos, quienes este año han galardonado
nuevamente a TIBA como mejor partner regional de proyectos para
América Latina, al ser un operador especializado en energías renovables
capaz de transportar todos los componentes necesarios para la creación y
mantenimiento de las instalaciones.

TIBA es un operador especializado en energías renovables capaz de


transportar todos los componentes necesarios para la creación y
mantenimiento de las centrales de energías renovables.

Оценить