Вы находитесь на странице: 1из 14

COMBUSTION

Se requiere la combustión de un combustible para generar el calor necesario para producir vapor
en una caldera. La combustión es la unión rápida de oxigeno con un elemento o compuesto que
resulta en la liberación de calor. Los combustibles comúnmente utilizados para mantener la
combustión en una caldera de vapor incluyen carbón, combustolio y gas natural. Cada combustible
es capaz de producir una cantidad determinada de calor.

Además, cada combustible requiere consideraciones especiales en los procedimientos de


almacenamientos, manipulación y combustión. Se deben seguir las precauciones de seguridad
específicas para cada combustible utilizado. La eficiencia de la combustión y el tipo de combustible
utilizado determinan los productos de la combustión. La combustión de los productos se controla
para cumplir con las leyes estatales y federales.

COMBUSTIBLES PARA LA COMBUSTIÓN


Los tres tipos de combustibles comúnmente utilizados para la combustión son carbón,
combustóleo, gas natural. Todos estos combustibles se toman del suelo. El carbón, el combustóleo
y el gas natural se denominan combustibles fósiles porque están compuestos de materiales
orgánicos y se formaron bajo grandes presiones. Este proceso, que abarcó millones de años, atrapó
estos combustibles dentro de la corteza terrestre.

Cuando se elige el tipo de combustible que se utilizará en una aplicación de caldera en particular,
los factores a considerar incluyen el diseño de la caldera, el precio y la disponibilidad del
combustible, y el contenido de azufre del combustible.

Y una consideración adicional al elegir un combustible es el valor de calentamiento. El valor de


calentamiento de un combustible se expresa en unidades térmicas británicas (btu s). a btu es la
cantidad de calor requerida para elevar la temperatura de una libra de agua 1 f. la clasificación de
Btu de un combustible indica cuánto calor puede producir.

CARBÓN
El carbón se clasifica según el grado y el rango. Grado identifica el tamaño, el valor de
calentamiento y el contenido de cenizas del carbón. El rango identifica cuán duro es el carbón. Los9
carbones utilizados en las calderas incluyen lignito, bituminoso y antracita. El carbón de lignito
tiene un bajo valor de calentamiento y un alto contenido de humedad El carbón de lignito rara vez
se usa en las calderas como combustible para la combustión. El carbón bituminoso es un carbón
blando es un carbón duro con un alto contenido de carbono. El carbón se clasifica además por
grado. El carbón bituminoso viene en grados según el tamaño, incluyendo (de mayor a menor)
huevo roto, estufa, nuez, guisante, trigo sarraceno, arroz y cebada.

Para determinar el carbón adecuado para una planta en particular, se deben identificar las
características del carbón. Para identificar las características de un tipo particular de carbón, se
requiere un análisis próximo o último. Se utiliza un análisis aproximado para determinar la cantidad
de humedad, materia volátil, carbono fijo y cenizas en una muestra de carbón. Se utiliza un análisis
final para determinar los elementos presentes en la muestra.
Los elementos que se encuentran comúnmente en el carbón incluyen nitrógeno, oxígeno, carbono,
azufre e hidrógeno. La cantidad de cada elemento presente en la muestra de carbón determina el
valor de calentamiento, que se expresa en Btu por libra (Btu s/lb). El contenido de BTU del carbón
variará de 12,000 a 18,000 Btu s/lb, según el grado de carbón.

COMBUSTOLEO
El petróleo crudo del pozo se destila en productos individuales, produciendo gasolina, combustible
diésel, aceites lubricantes y aceite combustible. El combustóleo consiste en principalmente en
carbono, hidrogeno y humedad. Azufre, nitrógeno Arsenio, fosforo y limo también están presentes
en el combustóleo. Muchos estados han aprobado leyes que limitan la cantidad de azufre en el
contenido del combustóleo. Las características del combustóleo incluyen viscosidad, punto de
inflamación, punto de combustión y punto de fluidez. La viscosidad es la resistencia interna del
combustóleo al flujo. La viscosidad del petróleo disminuye al aumentar su temperatura. La
disminución de la viscosidad permite que el combustóleo se bombee y transporte con mayor
facilidad. El punto de inflamación es la temperatura a la cual el aceite combustible emite un vapor
que parpadea cuando se expone A UNA LLAMA ABIERTA. COMBUSTIBLE Los aceites con puntos de
inflamación bajos pueden ser peligrosos y requieren precauciones especiales al manipularlos. El
punto de incendio es la temperatura a la cual la gasolina emite un vapor que arde continuamente.
El punto de fluidez es la temperatura más baja a la que el combustible fluye como líquido.

El combustóleo se califica por grados en número 2, 3, 4, 5, y 6 combustible. La sociedad


estadounidense para la prueba de materiales es responsable de establecer estándares para
clasificar el combustible.

El combustible más utilizado en las calderas de alta presión es el combustóleo es número 2, 4 ,5 y


6. El combustóleo es un destilado (no mezclado con otros grados) con un valor de calentamiento
de aproximadamente 141.000 Btu s/gal. Numero 2 combustible no tiene que precalentarse, y
generalmente se quema con un quemador atomizador de alta o baja presión.

El combustóleo número 4 es más pesado que el combustible número 2 y tiene un valor de


calentamiento de aproximadamente 146,000 Btu s/gal. En muchos lugares no está disponible como
un destilado directo, sino solo como una mezcla con el combustible número 2 y combustóleo más
pesado.

El combustóleo número 4 normalmente no requiere precalentamiento. Sin embargo, en climas


más fríos puede ser necesario precalentar el combustible, lo que reducirá su viscosidad para
facilitar el bombeo. Si el combustóleo no se mezcla correctamente, puede estratificarse (separarse)
en el tanque.

El combustóleo número 5 se divide en caliente, que requiere precalentamiento, y en frío número 5,


que puede quemarse a medida que sale del tanque. El combustóleo numero 5 tiene un valor de
calentamiento de aproximadamente 148,00 Btu s/gal. En climas más fríos, es posible que se
requieran calentadores de tanque para reducir la viscosidad del combustóleo para que el bombeo
sea más fácil.
El combustóleo número 6, comúnmente conocido como combustóleo búnker c, es un combustóleo
residual (que contiene elementos pesados del proceso de destilación) con un contenido de Btu de
aproximadamente 150,000 Btu s / gal. Los calentadores de tanque y los calentadores de línea
deben usarse para elevar el combustóleo número 6 a la temperatura requerida para la combustión.

No existen temperaturas estándar recomendadas para quemar los diversos grados de combustible;
la temperatura del combustóleo requerida depende del tipo de quemadores utilizados en la
planta, y si se utiliza un combustóleo destilado o una mezcla de combustible. Para obtener los
mejores resultados, obtenga el punto de fluidez, el punto de inflamación y el punto de combustión
del proveedor de combustible. Una regla general es quemar combustóleo número 4 a 100 °
combustóleo número 5 a 150 ° F, y combustible número 6 220 ° f

La gravedad específica (S.G.) es otra característica del combustóleo que se mide. el combustible
S.G. es la relación entre el peso de un volumen dado de combustóleo y el peso saturado del
volumen de agua a una temperatura estándar de 60 ° F. la gravedad API se determina usando el S.
G. Y la siguiente fórmula.

141.5
API Gravedad °= −131.5
S . G ES60 ° F
NOTA: La industria petrolera utiliza la API con preferencia a la especificidad. El valor de
calentamiento del combustible generalmente se expresa Btu s / lb. El combustóleo más pesado y
de mayor número produce más Btu s / gal que el combustible más ligero y de menor número. Sin
embargo, con un combustóleo más ligero, se producen más Btu s / lb de combustible más pesado.
Ver figura 7-1.

Características Combustible Combustible Combustible Combustible Combustible


del número 1 número 2 número 4 número 5 número 6
combustible
Tipo Queroseno destilar Residual muy Residual Residual
destilado ligero ligero
Color Ligero ámbar negro negro negro
Instituto
americano de 40 32 21 17 12
petróleo
(A.P.I.) 60°F
Gravedad .8250 .8654 .9279 .9529 .9861
especifica
Lbs/U.S. Gal 6.87 7.206 7.727 7.935 8.212
Bt s/Gal 137,000 141,000 146,000 148,000 150,000
Btu s/Lb 19,850 19,500 19,100 18,950 18,750

Figura 7-1. Las calidades de combustible más pesadas y con números más altos tienen un
contenido más alto pero por galón que las calidades de combustible más livianas y con números
más bajos.
GAS NATURAL. El gas natural es un producto de la naturaleza y se encuentra en los campos de
petróleo y carbón. El gas natural consiste en metano, pequeñas cantidades de etileno y pequeñas
cantidades de otros gases. Se quema más limpio, causando menos contaminación que otros
combustibles. El gas natural se utiliza cada vez más para cumplir con las leyes anti polución.

El gas natural tiene un contenido de Btu que varía de 950 a 1,050 Btu por pie cúbico (Btu s / cu.ft.)
porque el contenido de Btu del gas natural varía, los valores de calefacción se expresan usando un
estándar, los valores de calefacción se expresan usando una medición estándar llamado un termia.
Una termia tiene 100,000 Btu. La temperatura de calentamiento del gas natural se determina
mediante el uso de un calorímetro de gas o mediante un análisis químico del gas.

Almacenamiento y manejo de combustible


El tipo de combustible utilizado dicta los procedimientos adecuados de almacenamiento y
manipulación. Las leyes federales, estatales y locales pueden requerir procedimientos de manejo
específicos que el operador debe seguir. Además, el operador de la caldera es responsable de
detectar cualquier peligro potencial.

Advertencia: debido a su naturaleza inflamable, los combustibles que se utilizarán para la


combustión deben tratarse con precaución. Se requiere equipo de seguridad en caso de
incendio. Emergencia establecida debe seguirse en una emergencia.

Carbón. Cuando el carbón se utiliza como combustible para la combustión, debe almacenarse
para satisfacer las necesidades de la planta. El carbón de antracita es más seguro de almacenar
porque no es tan susceptible como el carbón bituminoso es a la combustión espontánea, que es un
incendio iniciado sin ignición. El carbón bituminoso, que tiene un mayor contenido volátil, debe ser
monitoreado cuidadosamente cuando se almacena para evitar la combustión espontánea.

La rotación del carbón en la reserva reduce la posibilidad de combustión espontánea. Desde la


reserva, el carbón se transporta a bunkers aéreos. También existe la posibilidad de combustión
espontánea en el búnker de carbón. Además, los gases emitidos por el búnker de carbón son
extremadamente tóxicos y explosivos. El operador debe asegurarse de que el carbón permanezca
seco, ya que el carbón húmedo puede producir ácido sulfúrico que corroe las placas del depósito
de carbón.

Advertencia: el calor acumulado en el carbón almacenado puede causar una combustión


espontánea. Se deben usar máscaras de seguridad adecuadas al ingresar al búnker de carbón.
Solo se deben usar luces a prueba de explosión en un búnker de carbón.

Combustóleo. El combustóleo presenta diferentes problemas de almacenamiento y


manipulación. El combustóleo más pesado debe calentarse para disminuir su viscosidad cuando se
bombea para el transporte. Se debe tener cuidado de no sobrecalentar el combustóleo. A medida
que el combustóleo sobrecalentado se calienta, el lodo, el sedimento y otras impurezas se
depositan en el tanque de combustible. Cuando se acumulan residuos, el tanque debe abrirse para
su limpieza. Además, si el combustóleo está demasiado caliente, puede alcanzar su punto de
inflamación, lo que podría provocar un incendio.
Al recibir un suministro de combustible, se debe tener cuidado para evitar derrames.
Algunos tanques de combustible se llenan por gravedad. Bombear combustible en los
tanques de combustible es más rápido. Sin embargo, la línea de ventilación del tanque
debe estar despejada para evitar una acumulación de presión que podría ocasionar que el
combustible salga de las líneas de ventilación y llenado.
Las salas de calderas con hornos que queman combustible deben tener el tipo adecuado
de extintores ubicados en lugares estratégicos. Espuma, dióxido de carbono o extintores
químicos secos se deben utilizar en incendios de combustible. Los cubos de arena deben
estar disponibles para su uso en caso de derrame, deben limpiarse de inmediato y deben
eliminarse todos los trapos de combustible.
Advertencia: nunca use agua para apagar incendios de combustible porque dispersará el
fuego. Utilice siempre el tipo de extintor de incendios recomendado para el tipo de
incendio.
Gas natural. El gas natural, aunque no se almacena, es muy explosivo y tóxico. El gas
natural recibido del proveedor debe estar regulado para usar en quemadores de gas de
baja o alta presión. Todas las líneas y controles de gas natural deben analizarse para
detectar fugas mediante el uso de una solución de jabón líquido o detectores de fugas. Las
líneas de ventilación de los reguladores, las válvulas reductoras o los gobernadores deben
canalizarse fuera de la sala de calderas a un área donde puedan descargarse de manera
segura.
Advertencia: cualquier olor a gas natural debe ser verificado de inmediato. El gas natural
que se acumula y se mezcla con el aire puede provocar una explosión.

Combustión de combustibles

La combustión de combustibles se produce cuando los elementos en el carbón, combustible o gas


natural se combinan con oxígeno para producir calor. Los tres tipos de combustión son perfectos,
completos e incompletos.

La combustión perfecta ocurre cuando todo el combustible se quema usando solo la cantidad
teórica de aire.

No se puede lograr una combustión perfecta en una caldera. Solo es posible en un laboratorio
donde el proceso de combustión puede controlarse cuidadosamente. La cantidad teórica de aire es
la cantidad de aire utilizada para lograr la combustión perfecta en un laboratorio. La combustión
completa se produce cuando se quema todo el combustible utilizando la cantidad mínima de aire
por encima de la cantidad teórica de aire necesaria para quemar el combustible.

La meta de los operadores de calderas es la combustión completa. Si se logra la combustión


completa, el combustible se quema a la máxima eficiencia de combustión con un mínimo de
contaminación. Se produce una combustión incompleta cuando no se quema todo el combustible,
lo que resulta en la formación de hollín y humo.

El aire es necesario para la combustión del combustible. El aire contiene aproximadamente 20% de
oxígeno y 80% de nitrógeno. El oxígeno soportará la combustión, pero no es un combustible (no se
quemará sin la introducción de otros elementos). El nitrógeno no es combustible, ni apoyará el
proceso de combustión.

El aire utilizado en el proceso de combustión se clasifica en tres tipos: aire primario, aire
secundario y aire en exceso. El aire primario controla la velocidad de combustión, determinando
así la cantidad de combustible que se puede quemar. El aire secundario controla la eficiencia de la
combustión al controlar cuán completamente se acumula el combustible. El exceso de aire es aire
suministrado a la caldera que es más de la cantidad teórica necesaria para quemar el combustible.

El carbono, el hidrógeno y el azufre son los combustibles en el combustible que se combinan con el
oxígeno en el aire para formar compuestos. Esta reacción tiene lugar en el horno durante el
proceso de combustión. Cuando el carbono se combina con el oxígeno, forma un compuesto de
monóxido de carbono o dióxido de carbono. La combustión se produce cuando se producen las
siguientes reacciones químicas:

1 átomo de carbono + 2 átomos de oxigeno produce

1 moléculas de dióxido de carbono + calor

C+ 02=CO 2+CALOR
El hidrógeno se combina con el oxígeno para formar vapor de agua.

4 átomos de hidrógeno +2 átomos de oxigeno produce 2 moléculas de agua + calor

2 h2+ o 2=2 h 2 o+CALOR

Cuando el azufre se combina con el oxígeno, forma dióxido de azufre.

1 átomo de sulfuro + 2 átomos de oxigeno produce 1 molécula dióxido sulfúrico + calor

s +o 2=so 2+CALOR
Al encender una caldera, el objetivo del operador es archivar la combustión completa. Esto implica
quemar todo el combustible utilizando la mínima cantidad de exceso de aire. Para obtener una
combustión completa, se requiere la mezcla adecuada de aire y combustible, la atomización
adecuada, la temperatura adecuada del combustible y el tiempo suficiente para completar la
combustión.

Esto puede recordarse más fácilmente al pensar en las letras MATT. M significa mezcla de aire y
combustible. La proporción adecuada de aire y combustible debe mantenerse a todas las
velocidades de disparo. Las altas velocidades de disparo queman la cantidad máxima de
combustible y requieren más aire que las bajas velocidades de disparo.
A representan la atomización del combustible. La atomización es la ruptura del combustible en
pequeñas partículas para que pueda entrar en contacto más cercano con el aire para mejorar la
combustión.

T significa temperatura. Se debe mantener la temperatura adecuada del aire. El combustible y la


zona del horno para lograr la combustión completa.

El segundo T representa el tiempo, necesario para lograr la combustión completa. El proceso de


combustión debe completarse antes de que los gases de combustión, entren en contacto con la
superficie de calentamiento.

COMBUSTION DE CARBON: los dos métodos para quemar carbón están en una parrilla o en
suspensión, el carbón de antracita se quema en las rejillas en un lecho de combustible de 2” a 5”
de profundidad. Se introduce aire debajo del lecho de combustible y su fuerza atreves de él la
combustión se completa justo por encima del lecho del combustible. La eficiencia de la combustión
se reduce si se permite que se formen agujeros en el lecho del combustible, lo que permite que el
aire pase sin combinarse con el combustible. El carbón bituminoso (blando) requiere un lecho ce
combustible mucho más grueso que el carbón duro cuando se quema en parrillas.

El aire requerido ´para la combustión debe introducirse sobre el fuego y debajo del mismo debido
a la gran cantidad de gases que salen del lecho del combustible y la combustión que se está
produciendo sobre el lecho, se necesita un espacio de aire mucho más grande sobre un fuego de
carbón blando que sobre un fuego de carbón duro.

Se debe mantener la temperatura adecuada en ambos casos para obtener una combustión
completa. Al quemar carbón bituminoso en suspensión, el carbón sebe pulverizarse en un polvo
fino. El polvo se mezcla con el aire caliente cuando pasa a través del pulverizador, donde se sopla
en el horno para quemar en suspensión. Se introduce suficiente aire secundario para completar la
combustión. Las temperaturas son relativamente altas en este horno. Si la combustión no se
completa antes de llegar a la primera pasada, podría acumularse escoria se forma como ceniza
fundida cuando se enfría en contacto con la superficie del calentamiento de la caldera.

COMBUSTION DEL COMBUSTOLEO: la eficiencia de la combustión del combustóleo en un horno


depende de que el quemador entregue la cantidad correcta de combustóleo adecuadamente
atomizado a la temperatura correcta. Para quemar el aire se introduce de forma rotativa para que
se mezcle con el combustible en cantidades suficientes para la combustión completa.

La temperatura del horno debe ser lo suficientemente alto (generalmente 2500 °F) para permitir
que se produzca una combustión completa. Nota: todo el combustóleo debe quemarse en
suspensión. No se debe permitir que el combustóleo golpee las paredes del horno o la superficie
de calentamiento de la caldera. Cualquier impacto de combustóleo provocara la formación de
depósitos de carbón, lo que interferirá con el proceso de embotellamiento.

COMBUSTION DE GAS NATURAL: Los dos tipos de quemadores de gas natural utilizados para
encender una caldera son el quemador de gas de alta presión y el quemador de gas de baja
presión. En el quemador de gas a alta presión, el aire se mezcla con el gas en el interior del registro
del quemador. En el quemador de gas a baja presión, el aire se mezcla con el gas fuera de la
cámara de combustión y es forzado a la proporción adecuada de aire a gas. La temperatura
correcta del horno es necesaria para lograr la combustión completa. La quema de gas natural
produce un mínimo de subproductos nocivos. El gas natural es un combustible limpio que se
mezcla fácilmente con el aire. Cuando se quema gas natural, se requiere una cantidad mínima de
exceso de aire, lo que da como resultado una caldera más limpia y eficiente.

VOLUMEN DEL HORNO:

Volumen del horno el volumen del horno es el espacio, medido en pies cúbicos, requerido para
quemar combustible por completo antes de que el combustible entre en contacto con la superficie
de calentamiento de la caldera. El diseño, la forma y el tamaño de un horno dependen del tipo de
combustible que se quema. Otros factores considerados para determinar el volumen del horno
requerido incluyen.

1. proyecto natural o mecánico.

2. horno refractario o refrigerado por agua.

3. velocidad a la que se libera calor del combustible.

En todos los casos y bajo todas las condiciones de carga, el combustible debe lograr una
combustión completa dentro del volumen del horno.

El carbón quemado usando un fogón con un horno refractario requiere un volumen de horno de
2.25 pies cúbicos por potencia nominal de caldera, en comparación con un horno con paredes
completamente refrigeradas por agua, que requiere un volumen de 1.5 pies cúbicos. Estas cifras
son valores promedio para los muchos tipos de fogoneros en uso. Sin embargo, los sistemas de
carbón pulverizado sin un horno refrigerado por agua requieren 2.5 pies cúbicos por potencia
nominal de la caldera, en comparación con 1.4 pies cúbicos para dicho sistema con un horno
refrigerado por agua. Cuando se dispara aceite combustible en condiciones de tiro natural, se
necesita 1 pie cúbico de volumen del horno por potencia nominal de la caldera. Solo se requieren
0.75 pies de volumen del horno cuando se usa un tiro mecánico. El volumen del horno debe ser lo
suficientemente grande como para lograr la combustión completa de todo el combustible antes de
que entre en la primera pasada o toque las superficies de calentamiento de la caldera.

Un horno de gas natural requiere 1.75 a 2.00 pies cúbicos de volumen de horno por potencia
nominal de la caldera. La eficiencia del horno se ve afectada por el volumen del horno y la cantidad
de calor que se puede liberar dentro de ese volumen por hora. El volumen del horno debe ser lo
suficientemente grande como para permitir la combustión completa del combustible antes de la
primera pasada o antes de que el combustible toque cualquier superficie de calentamiento.

PRODUCTOS DE COMBUSTIÓN

En el proceso de combustión, los elementos del combustible se combinan con oxígeno para formar
calor y productos de combustión. Esta reacción da como resultado la formación de productos de
combustión tales como monóxido de carbono, dióxido de carbono, dióxido de azufre y agua.
Además, el hollín, el vapor, el humo y las cenizas volantes se descargan con los gases de
combustión.
El operador es responsable de garantizar la combustión más eficiente del combustible en la
caldera. Al controlar el proceso de combustión, el operador puede eliminar el hollín y el humo que
descarga la chimenea. Las cenizas volantes están controladas por los recolectores de polvo
(precipitado res de cenizas volantes) que atrapan y retienen las cenizas para que puedan
eliminarse adecuadamente. Los productos de la combustión variarán según la eficiencia del
combustible quemado.

ANÁLISIS DE GASES DE COMBUSTIÓN.

El análisis de gases de combustión se utiliza para determinar la eficiencia de la combustión de la


caldera. El dióxido de carbono (CO2) en los gases de combustión indica una combustión completa.
El monóxido de carbono (CO2) en los gases de combustión indica una combustión incompleta. El
oxígeno (o2) en los gases de combustión indica la presencia de exceso de aire. Los analizadores de
pirita se utilizan para medir el porcentaje de dióxido de carbono y oxígeno en el gas de
combustión. Ver figura 7-2. Se toman los siguientes pasos al medir el dióxido de carbono utilizando
un analizador de pirita.

1. Se extrae una muestra de gas de combustión en el analizador desde el filtro lo más cerca posible
de la salida de la caldera.

2. el analizador se invierte para que la muestra se pueda mezclar fácilmente con la solución de
absorción de dióxido de carbono.

3. la absorción del gas en la solución aumenta el volumen de la solución y proporciona una lectura
directa del porcentaje de dióxido de carbono.

Figura 7-2. Los analizadores de pirita se utilizan para medir el porcentaje de oxígeno y dióxido de
carbono en el gas de combustión (bacharach, inc.)

Si se conoce el porcentaje de dióxido de carbono presente y la temperatura del gas de combustión,


la eficiencia de la combustión se puede calcular utilizando la calculadora de regla de cálculo
suministrada con el analizador. Ver figura 7-3.
Cuando lo use en el gas de combustión, siga el mismo procedimiento que cuando usa el analizador
de pirita. Un análisis de oxígeno indica la cantidad de aire excesos que se está usando.

Figura 7-3. Una calculadora de reglas de cálculo utilizada con un analizador de pirita puede
determinar la eficiencia de combustión de la caldera. (Bacharach, inc.)

Se puede lograr un análisis de gases más completo con el analizador Orsat. El analizador Orsat
mide dióxido de carbono, monóxido de carbono y oxígeno. Vea la figura 7-4, se siguen los
siguientes pasos cuando se usa un analizador orsat para realizar un análisis de gas.

1. Se toma una muestra de gas de combustión en una bureta (tubo de vidrio con dispositivo) y se
mide cuidadosamente el volumen.

2. el gas de combustión se pone en contacto con el químico que absorbe el dióxido de carbono que
elimina el dióxido de carbono de la muestra.
FIGURA 7-4. El analizador orsat mide el porcentaje de dióxido de carbono, oxígeno y monóxido de
carbono en el gas de combustión. (Corporación halls república).

3. la cantidad restante de gas de combustión es la medida. La diferencia en volumen es la cantidad


de dióxido de carbono que estaba presente en la muestra de gases de combustión. Por ejemplo:

 Volumen de muestra de tubos de gas 100cc


 Volumen de muestra de tubo de gas después del contacto el dióxido
Carbonó absorbente químico -87cc

 Cantidad de dióxido de carbono en la muestra de gases de combustión. _____________

13 cc o 13%

4. la siguiente cámara contiene una sustancia química absorbente de oxigeno que elimina el
oxígeno de la muestra de gases de combustión. Se deja pasar la muestra de gases de combustión
mientras se absorbe el oxígeno.

5. la muestra de gases de combustión se mide nuevamente para determinar la cantidad de oxigeno


presente.

Por ejemplo:

 Volumen de muestra de tubo de gas 87cc


 Volumen de muestra de tubo de gas
Después del contacto con el dióxido de carbono -83cc
Absorbente químico. _______________
 Cantidad de oxígeno en la muestra de gases
De combustión. .04 cc o 4 %

6. la última cámara contiene un químico que absorbe monóxido de carbono e identifica el


contenido de monóxido de carbono en la muestra de gases de combustión. Por ejemplo:

 Volumen de muestra de tubo de gas 83cc


 Volumen de muestra de tubo de gas
Después del contacto con el monóxido de carbono -81cc
Absorbente químico. _______________
 Cantidad de monóxido en la muestra de gases
De combustión. .02 cc o 2%

7. la cantidad que queda es el nitrógeno que estaba en el aire utilizado en el proceso de


combustión.
El análisis final de la muestra de gases de combustión indica los siguientes contenidos.

1. Dióxido de carbono 13%


2. Oxigeno 4%
3. Monóxido de carbono 2%
4. Nitrógeno 8%

La siguiente formula se utiliza para determinar el porcentaje de aire excesivo utilizado en el


proceso de combustión.

1
O 2− CO
2
del exceso del aire= X 100
.263 N +.01−.04

.04−.01
del exceso del aire= X 100
.21303+ .01−.04

.03
del exceso del aire= X 100
.18303

del exceso del aire=16.39


El porcentaje de exceso de aire variara según el tipo de combustible utilizado.

La práctica actual de la industria es controlar el nivel de oxígeno en los gases de combustión. El


nivel de oxígeno en el gas de combustión debe mantenerse al mínimo para lograr la mayor
eficiencia de combustión al reducir el exceso de aire utilizado en el proceso de combustión sin
causar humo también se puede reducir la perdida de calor a la atmosfera a través de la chimenea.

ANALISIS ELECTRICO DE GASES DE COMBUSTION:

Los gases de combustión se pueden verificar de forma rápida y precisa utilizando un analizador
electrónico de gases de combustión.

Los analizadores electrónicos de gases de combustión utilizan una sonda que se inserta a la
recámara lo más cerca posible de la caldera. La segunda puede insertarse temporalmente o
montarse permanentemente. Una bomba dentro de los instrumentos extrae una pequeña muestra
de gases de combustión.

Los sensores en el instrumento analizan los gases de combustión en busca de temperatura de


gases, corrientes de aire y humo.

Los datos de los sensores se envían a la computadora para determinar la eficiencia de la


combustión, el exceso de aire y el dióxido de carbono. Los resultados se muestran y se pueden
imprimir a trazar como parte de las actividades de cambio de registro. Esta información se puede
enviar para eliminar ubicaciones mediante conexiones directas o a un modem atreves de líneas
telefónicas como una herramienta de gestión para mantener registros y controlar los gastos
operativos de la planta.

Figura 7-5 Los datos obtenidos de un analizador electrónico de gases de combustión pueden
mostrarse en la pantalla, imprimirse o enviarse a una ubicación remota.

Palabras clave

Unidad Térmica Británica

Combustible.

Combustión.

Combustión completa.

Destilar.

Analizador electrónico de gases de combustión.

Exceso de aire

Punto de fuego.

Punto de inflamabilidad.

Volumen del horno

Analizador de pirita.

Calificar; nota.

Valor de calentamiento.

Combustión incompleta.
Mate.

Gas natural.

Analizador de orsat.

Analizador de oxígeno.

Combustión perfecta.

Punto de fluidez

Aire primario.

Productos de combustión.

Análisis aproximado.

Rango.

Aire secundario.

Gravedad específica.

Combustión espontánea.

Termia.

Análisis final.

Viscosidad.