Вы находитесь на странице: 1из 12

Estudio de Caso de la Familia Hernández Pérez

PRESENTADO POR:

Cristina Consuelo Acosta Bermeo 1611022679


Jennifer Patiño Carvajal 1421020854
Angie Tatiana Celis Patiño 1621982300
Yuleidys Sanchez Lobo 1611981330
Jorge de Jesús Alzate Montoya 1712410075
Nelfy Yurany Barrera Zambrano 1811983010

PRESENTADO A:

LASPRILLA ANDRES

INSTITUCIÓN UNIVERSITARIA POLITECNICO GRANCOLOMBIANO

PSICOLOGÍA CLINICA

2019
Introducción

La Terapia Cognitivo Conductual (TCC) puede definirse actualmente como la

aplicación clínica de la ciencia de la psicología, que se fundamenta en principios y

procedimientos validados empíricamente (Plaud, 2001). Desde los momentos iniciales,

hace ya cinco décadas, en que la Terapia de Conducta se adhería fuertemente a los

principios y teorías del aprendizaje, una larga y compleja evolución se ha dado en esta

disciplina, ampliando su sustentación teórica más allá de las teorías del condicionamiento,

para pasar a considerar en la explicación del comportamiento humano factores y modelos

procedentes de otros ámbitos de la psicología (e.g. psicología evolutiva, social, cognitiva,

etc.).

En la actualidad, el estrés psicológico y psicosocial implica que los problemas de los

pacientes a tratar pueden proceder de diferentes causas a las que se relacionan, por el

aprendizaje o por experiencias que tal vez el paciente vivió y quizás no quiera que se

repitan con sus seres queridos, el logro de los objetivos de la terapia deriva de múltiples

variables como: el enfoque terapéutico adecuado, el acertado análisis de las diferentes

variables causales y la acertada elección de técnicas que sean eficaces en cuanto al

tratamiento a realizar, en este sentido nos hemos propuesto como objetivo determinar el

impacto negativo que tienen los patrones comportamentales del ser humano en el normal

desarrollo de su vida, con el fin de establecer un modelo psicoterapéutico adecuado como

lo es la terapia Cognitivo Conductual, que permita mitigar las consecuencias aversivas de

la problemática.
Justificación

Esta investigación centra sus esfuerzos en comprender los aspectos de mayor relevancia

en la situación que enfrenta la familia Hernández Pérez y, a partir de ello, identificar la

sintomatología presentada por cada uno de los actores involucrados en dicho contexto. Es

innegable que uno de los aspectos preponderantes de esta labor investigativa, es determinar

la importancia de realizar el estudio de caso partiendo de patrones comportamentales y

posibles cuadros clínicos desarrollados, permitiendo a los consultantes de nuestro trabajo

conocer detalladamente la forma en la que se puede aplicar una terapia psicoterapéutica con

enfoque Cognitivo Conductual, para mejorar las condiciones de vida de los pacientes.

Marco Teórico

La Terapia Cognitiva Conductual permite visualizar determinada problemática de forma

multidimensional cuyo objetivo principal es lograr una relación terapéutica de carácter

colaborador (Cuevas-Yust & Perona-Garcelán, 2002). Se fundamenta en desarrollar un

trabajo psicoterapéutico a partir de los pensamientos que, a su vez, determinan los

comportamientos.

Puntualmente, la Terapia Cognitiva Conductual sugiere que el paciente visite

voluntariamente a su terapeuta una vez por semana, con tratamientos que usualmente son

cortos y van desde las 5 a las 20 sesiones en total.

Parte del trabajo del terapeuta, es generar un alto impacto en su paciente de forma

gradual y a partir de tareas asignadas paulatinamente. Algunas de las principales técnicas

que como futuros profesionales de la psicología podemos implementar, se sintetizan de la

siguiente manera (Ruíz, 1998):


Técnicas experienciales, en las que el paciente evoca pautas de crianza y modelos

comportamentales y permite al profesional, identificar el posible origen de la problemática.

La catarsis, por ejemplo, resulta ser una herramienta preponderante que permite al paciente

descargar intensos afectos reprimidos (Figueroa, 2014).

Técnicas cognitivas, permite al psicólogo detectar en el paciente la asignación de

responsabilidades a un tercero y que lo hace como justificación del génesis de su conducta.

Técnicas conductuales, a través del ensayo de conductas o juegos de roles implementados

por el psicólogo y lleven a sensibilizar al paciente acerca del punto de vista de otras

personas, modificar creencias disfuncionales, etc.

La Terapia Cognitivo Conductual aglutina un amplio cuerpo de técnicas, terapias y

procedimientos de intervención psicológica muy heterogéneos, para el tratamiento de los

diversos problemas y trastornos psicológicos que pueden afectar al individuo en su

interacción con diversos contextos, pero también para el desarrollo y optimización de las

potencialidades y habilidades del individuo, favoreciendo así su adaptación al entorno y el

incremento de la calidad de vida (Ruiz, Díaz, Villalobos, 2012).

Principios del modelo conductual

Este es centrado fundamentalmente en cómo la conducta humana se aprende o se

adquiere y abarca los principios y técnicas de la teoría del aprendizaje. En el modelo

conductual se resalta la conducta individual observable, así como los factores

medioambientales que pueden precipitar y mantienen una conducta determinada,

sosteniendo que cuando hay unos factores constantes (biológicos) lo que determina la
diferencia en las conductas entre los individuos es el aprendizaje. Así pues, la influencia del

medio ambiente es fundamental en la adaptación de las conductas (Batlle, 1994).

Principios del modelo cognitivo

Así como en la perspectiva conductual el fenómeno observable juega un papel esencial

en cómo se inician y se desarrollan los trastornos humanos, en la perspectiva son mucho

más importantes los pensamientos y las sensaciones. Se enfatiza en las creencias

personales, las actitudes, las expectativas, las atribuciones y otras actividades cognitivas

para procurar entender y predecir la conducta, especialmente la conducta psicopatológica

(Batlle, 1994).

La orientación cognitivo-conductual representa el enfoque científico teórico-práctico

que predomina en la psicología actual gracias a la multitud de evidencias empíricas que

demuestran la efectividad del mismo a la hora de abordar desórdenes como ansiedad,

depresión, trastornos de personalidad, relaciones de pareja, etc. (Gonzales, 2014).

Este enfoque son orientaciones de la terapia cognitiva enfocadas en la vinculación del

pensamiento y la conducta, y que recogen las aportaciones de distintas corrientes dentro de

la psicología científica; siendo más que una mera fusión, es aplicación clínica, de la

psicología cognitiva y la psicología conductual, (Riaño 2013).

En 1950, Dollard y Miller abordaron el aprendizaje de las conductas disfuncionales,

algo descuidado hasta el momento, teniendo como base los principios del

condicionamiento. A partir de esto, conceptuaron la terapia de conducta como un


procedimiento dirigido a la modificación de conductas y al aprendizaje de conductas más

adaptativas. Esto se hace siguiendo la teoría sobre el comportamiento, construida hasta el

momento, e investigando los efectos de la terapia a través de estudios experimentales.

Las metáforas en la psicología cognitivo-conductual

La perspectiva cognitivo-conductual está viviendo una nueva etapa donde las metáforas

poco a poco están encontrando su sitio. Tal como analiza Yela (1996), las diferentes

posturas dentro de la psicología se están acercando. Un claro ejemplo de ello, lo vemos en

las ideas constructivistas, las cuales, han ganado terreno dentro del campo cognitivo. El

propio Albert Ellis (1993), máximo exponente de las terapias cognitivas, resalta la

necesidad de incorporar prácticas y teorías de carácter más constructivista y humanista.

Este viento que cambia las posturas más radicales trae consigo el empleo de las metáforas

(Kopp y Jay, 1998; Lyddon, Clay y Sparks, 2001; Meichen-baum, 1993; Otto, 2000).

Ahora, muchos terapeutas más que cambiar las distorsiones del pensamiento a través de

métodos lógico-racionales, parten de la base de que no existe un modo racional de ver la

realidad sino metáforas más útiles que otras en determinados casos y lo que intentan

cambiar o trabajar son las metáforas que emplea el cliente como gafas de su realidad. Un

claro ejemplo lo podemos encontrar en el artículo de Salkovskis (1999), donde emplean

metáforas dentro del tratamiento cognitivo-conductual para trastornos obsesivos-

compulsivos como forma de ayudar al paciente a reevaluar sus pensamientos obsesivos.

Una de ellas consiste en asemejar estos pensamientos a chantajistas (por mucho que les des

nunca tienen suficiente).


Objetivos

General

Determinar el impacto negativo que tienen los patrones comportamentales del ser

humano en el normal desarrollo de su vida, con el fin de establecer un modelo

psicoterapéutico adecuado que permita mitigar las consecuencias aversivas de la

problemática.

Específicos

1. Indagar acerca del modelo cognitivo–conductual estableciéndose como eje central de la

investigación y aplicándolo como posible tratamiento al caso de la familia Hernández

Pérez.

2. Identificar los actores involucrados en el caso hipotético planteado determinando

quiénes son susceptibles a desarrollar una intervención psicoterapéutica.

3. Conocer el contexto en el cual se ha desarrollado la problemática, a fin de fijar los

hechos que la anteceden.

Diagnóstico

Datos generales

Nombres : Marcela
Edad : 40 años

Sexo : femenino

Procedencia : San Gil Santander

Residencia : Manizales, Caldas

Informantes : Sr. Cristian (esposo), y la misma paciente.

Motivo de consulta

La Sra. Marcela solicita la cita, mencionando que desea iniciar un proceso psicológico

porque siente que la situación familiar en la que se encuentra se le está saliendo de las

manos y anhela que esta mejore posteriormente.

Historia personal y familiar

La paciente manifiesta un profundo temor debido a que piensa que la pueden separar de

uno de sus hijos, este obviamente no es hijo biológico dado que ella lo acogió con amor

desde muy pequeño ya que su madre biológica no lo deseaba, a raíz de esta situación fue

criando de manera sobreprotectora y consentida al menor, sumado a que este venía con

múltiples afectaciones de salud y por lo tanto sus cuidados eran mayores. Por lo

anteriormente mencionado emergen los reproches familiares, su núcleo familiar se ha visto

de forma directa o indirectamente afectada por las diversas situaciones, su hijo mayor

manifiesta responsabilidades que no le corresponden y su esposo reprensiones por la

crianza de su hijo menor. Otro aspecto relevante, es la historia familiar de los padres; por
parte de la Sra. Marcela, fue criada por su abuela, ya que su madre no la quiso, y la tuvo

muy joven, su abuela aun con sus muy bajos recursos, le intento dar lo mejor que podía y

ella estudio con mucho esfuerzo hasta donde su abuela la pudo apoyar, cuando apareció

Cristian se casó como una oportunidad de salir de la vida en la que se encontraba.

Adicional a esto indica que su relación con el Sr. Cristian está pasando por un impase

conyugal, debido a que se ven más como pareja parental, y siguen juntos por cuestiones

económicas y por miedo a que sus hijos pase por los inconvenientes que ella paso.

Genograma familiar

Técnicas e instrumentos:

 Observación
 Entrevista

 Pruebas Psicológicas:

 Test de memoria y aprendizaje TOMAL ( Se realizara en Mauricio)

 Test de dependencia emocional ( Cristian y Marcela)

 Test de Control emocional (dirigido a la Sr. Marcela)

 Cie10
Referencias

Batlle, S. (1994). Clasificación en paidosiquiatria. Conceptos y enfoques: enfoque

cognitivo conductual. Recuperado de

http://paidopsiquiatria.cat/files/enfoque_cognitivo_coductual.pdf

Beck, A., Rusch, J., Shaw, B & Emery, G. (2005). Terapia Cognitiva de laDepresión. España: Descleé de

Brouwer

Cormier, W. y Comier, L. (1994). Estrategias de entrevista para terapeutas: Habilidades

basicas e intervenciones cognitivo-conductuales. Bilbao: Desclée de Brouwer.

(Original 1991.)

Cuevas-Yust, C., & Perona-Garcelán, S. (2002). Terapia cognitivo-conductual y psicosis.

Clínica y Salud.

Dollard y Miller. (1950). Terapia Cognitiva - Conductual. Recuperado de

https://www.researchgate.net/profile/Cesar_Nunez7/publication/287206980_Terapi

a_cognitivo-conductual

Fernández, M. Á. R., García, M. I. D., & Crespo, A. V. (2012). Manual de técnicas de

intervención cognitivo conductuales. Desclée de Brouwer.

Figueroa C., G. (2014). Freud, Breuer y Aristóteles: catarsis y el descubrimiento del

Edipo. Revista Chilena de Neuropsiquiatría


Gabbard G: Trastornos de Ansiedad. En: Psiquiatría Psicodinámica en la Práctica Clínica,

3ª Ed. Médica Panamericana, 2006.

Gonzales, G. (2014). Psychology Web. Recuperado de http://www.cop.es/colegiados/m-

19283/index.html

Moix Queraltó, J. (2006). Las metáforas en la Psicología cognitivo-conductual. Papeles

del Psicólogo, 27 (2), 116-122. Recuperado de

http://www.redalyc.org/html/778/77827207/

Plaud, (2001). Manual de Técnicas de Intervención Cognitivo Conductual. Recuperado de

http://www.edesclee.com/img/cms/pdfs/9788433025357.pdf

Riaño, L. (2013). Enfoque cognitivo conductual. Recuperado de

https://prezi.com/3s6kalqxqbji/enfoque-cognitivo-conductual/

Ruiz, M.A. (1998). Tratamiento cognitivo de los trastornos de ansiedad y de personalidad.

Madrid, España. Fundación Universidad-Empresa.

Yates, A. (1970). La definición de terapia conductual, Bogotá, Colombia. Fundación

Universitaria Konrad Lorenz.