Вы находитесь на странице: 1из 2

EL PETRÓLEO COMO

FUENTE ENERGÉTICA EN
CRISIS

La Agencia Internacional de la
Energía (AIE) ha pedido más
inversión en la producción
de petróleo convencional para evit
ar "una crisis de suministro" en
2025 derivada de una menor producción, que no podría compensar EE.UU.
con el esquisto, y de una mayor demanda de crudo, procedente ésta de las
economías en desarrollo, sobre todo de China e India.
Este es uno de los puntos clave del informe Perspectivas para la energía
mundial 2018, que se ha hecho público este martes. En dicho documento,
la AIE señala que -tras el petróleo- el gas natural será la segunda fuente de
energía más importante del mundo en 2030, superando así al carbón.
En términos generales, la demanda global de energía aumentará más de un
25% hasta 2040. Según la AIE, este incremento procede sobre todo de las
economías en desarrollo, con India a la cabeza, que en ese año ya habrán
superado a Estados Unidos y a la Unión Europea (UE) como principales
consumidores enegéticos.
Petróleo: pide más inversiones ante el aumento de la demanda
En el informe, la Asociación Internacional de la Energía pronostica -en su
escenario central- que la demanda mundial de petróleo ascenderá hasta los
106,3 millones de barriles diarios en 2040, siendo el crecimiento más
acusado desde ahora -en contraposición a lo expresado recientemente por
la OPEP- y hasta 2025 que en los 15 años posteriores.
Todo ese crecimiento de la demanda global de petróleo -que se ha revisado
al alza respecto al año pasado en más de un millón de barriles diarios-
vendrá de las economías en desarrollo, sobre todo de India y China -que
será el mayor consumidor de crudo en 2035, por delante de Estados
Unidos-, mientras que en las avanzadas descenderá.

Petróleo. -Escasísima actividad exploradora en el territorio nacional,


acudiendo, por lo tanto, a las importaciones de crudo para abastecer la
demanda de este producto. El INI ha desempeñado un papel importante a
pesar de este abandono: téngase en cuenta que las compañías extranjeras
estaban más interesadas en vendemos el crudo que en la actividad exploradora
que entraña riesgos muy altos. Las importaciones de crudo habían pasado de
6,71 millones de toneladas en 1960 a 43,27 millones de toneladas en 1973,
cifras que en términos de nuestra balanza de pagos significaban un esfuerzo
muy notable. Por el contrario, la capacidad de las refinerías no era insuficiente
en 1973, presentándose, sin embargo, el problema de la falta de adecuación a
una demanda tendente hacia los productos más ligeros, mientras las refinerías
se dedicaban primordialmente a la producción de fue-oil pesado. En cuanto a
la distribución, el monopolio ejercido por Campsa conducía a la realización de
los suministros correctamente, aunque no se haya estudiado nunca si las
condiciones -precios, por ejemplo- eran las más adecuadas y racionales.

Petróleo y transición energética

No es correcto vincular el problema del alto costo del petróleo con el hecho de
ser una fuente natural no renovable de energía. La demanda de petróleo no es
determinada a partir de un país, sino a partir de la forma en que la producción
capitalista mundial establece precios. El petróleo continúa con un papel
esencial para el modo de producción capitalista, con enormes industrias
automovilísticas en los países ricos y en algunos países atrasados, como
China. ¿A qué se puede atribuir esa característica especial del petróleo? El
recurso energético de mayor disponibilidad en stocks es el carbón, seguido por
el uranio (para la generación eléctrica en el mundo, en 2005, se utilizó el
carbón mineral en una proporción del 40,3% del total generado, el gas natural
con 19,7%, la energía hidráulica con 16,0%, la nuclear con 15,2%, los
derivados de petróleo con 6,6% y otras fuentes con 2,2%).