Вы находитесь на странице: 1из 6

MEAD PARTE II

1 LOS MOMENTOS METODOLOGICOS DEL PROCESO DE APRENDIZAJE


EN LA EADV

El Autoaprendizaje se orienta hacia el aprendizaje significativo para lograr el desarrollo


de competencias básicas, sociales, laborales profesionales, comunicativas y socio-
afectivas a través de las estrategias del Modelo Pedagógico, con un enfoque
multidisciplinario e integral. Dicho proceso, en un ambiente multimedia, responde a una
dinámica centrada en Tres Momentos o fases de aprendizaje, de carácter secuencial y
dialectico; es decir, no es una yuxtaposición de momentos, sino un proceso sujeto a
saltos, avances y retornos que expresan su carácter dialéctico y no mecánico.

La dinámica de los tres momentos se basa en la articulación coherente y dinámica entre


aprendizaje autónomo y aprendizaje colaborativo, permitiendo un ambiente de
aprendizaje donde la labor y el esfuerzo autónomo e individual se complementan de una
manera muy creativa y eficaz con el trabajo y el aporte de compañeros y tutores para
lograr un aprendizaje significativo de alta calidad.

1 LOS MOMENTOS METODOLOGICOS DEL PROCESO DE APRENDIZAJE


EN LA EADV
1.1 LA ESTRATEGIA DE LOS TRES MOMENTOS O FASES DEL PROCESO
DE AUTOAPRENDIZAJE EN EL CONTEXTO DE LA EADV.

Para una comprensión cabal de la dinámica de autoformación a través de la estrategia


general de los tres momentos, en general y especialmente para la comprensión de cada
uno de los momentos en particular, utilizaremos la matriz Insumo-Proceso-Producto
para distinguir los insumos de entrada de cada fase, el proceso que se desarrolla en cada
una de ellas y los productos resultantes en cada caso, de manera que los productos de
una fase, son al mismo tiempo el insumo para la fase siguiente. Veamos en detalle esta
cuestión:

1. Los insumos .Son todos los elementos que se necesitan para poder llevar a cabo
las tareas o actividades correspondientes a cada momento o fase del proceso.
Son las condiciones y elementos mínimos, sin los cuales no podremos tener
éxito.
2. El proceso .Que es lo que vamos a hacer o realizar, como vamos a utilizar los
insumos para obtener el resultado esperado.
3. El producto .Es decir, el resultado de cada fase o momento.

Primer momento: Aprendizaje Autónomo, Autoaprendizaje Individual .

El estudiante inicia el proceso de aprendizaje de manera independiente y autónoma,


como proceso de autoaprendizaje significativo apoyado en todos los recursos e
interacciones que caracterizan al Ambiente de Aprendizaje Multimediaticos (AMA)

En este momento el estudiante asume, apoyándose en sus conceptos previos y en todos


los recursos mediáticos e interacciones, la tarea de asimilar las competencias del
respectivo modulo, a través de un proceso que comprende una serie de actividades
emprendidas de manera autónoma y concertadas con sus tutores y compañeros. Estas
actividades se orientan principalmente a la lectura y comprensión de los contenidos del
módulo y distintos materiales y fuentes de información a su disposición, ejerciendo un
control deliberado y consciente del aprendizaje, a través de la aplicación de diversas
estrategias metacognitivas.

Se trata de un proceso individual de asimilación, deformación, de reestructuración de


conceptos desde las competencias del módulo. Pero este es, todavía, un proceso
subjetivo en el que surgen elaboraciones, cuya validez exige ser objetivadas o validadas
en la confrontación dialógicas con otras elaboraciones socialmente construidas y
validadas. Es decir, en este momento pueden surgir errores conceptuales, dudas,
interrogantes cuyas soluciones no son satisfechas cabalmente por el estudiante con la
ayuda de los medios disponibles hasta ese momento, y por tanto debe acudir a la
estrategia de validación en otro escenario o momento del proceso de aprendizaje, Este
nuevo escenario es el CIPAS.

Miremos este primer momento desde la perspectiva de la matriz insumo-proceso-


producto.
Respecto a los insumos, como se puede observar, un estudiante que inicia un proceso de
autoaprendizaje, para tener éxito necesita de ciertas condiciones como disponer de
tiempo y tener acceso a conectividad, tener conocimientos previos sobre el tema.
Algunas de estas condiciones, como es el caso del tiempo, dependen del estudiante que
deberá elaborar y cumplir un horario de estudio, teniendo en cuenta el número de
créditos que vale cada módulo y las demás actividades que debe cumplir. Aquí lo
importante es el manejo racional y eficiente del tiempo y la disciplina para cumplir los
horarios establecidos, recuerda que la educación a distancia y virtual lo que permite es
el manejo flexible del tiempo, de acuerdo a la disponibilidad de cada estudiante, pero no
hace milagros, quien no estudia no aprende.

Igualmente se necesita de ciertas habilidades absolutamente indispensables como poseer


competencias lecto-escritoras y estrategias cognitivas y metacognitivas, es decir los
estudiantes deben desarrollar sus habilidades para leer y escribir, y alcanzar un
conocimiento y un control de su propia actividad cognitiva para garantizar un
aprendizaje eficiente.

Además sin una fuerte motivación, autodisciplina y perseverancia, resulta imposible


triunfar y para ello se necesita tener muy claras las metas y una fuerte autoestima.

Teniendo en cuenta que los estudiantes deben poseer y aplicar en su proceso de


formación esas condiciones, competencias, actitudes y valores, serán objeto de una
atención especial en el primer periodo académico, de esa manera las actitudes y valores
serán profundizados en el módulo de Vida Universitaria, las habilidades de
lectoescritura son objeto de atención especial en un módulo aparte que lleva ese título, y
las estrategias metacognitivas las conocerás mejor para aplicarlas, en otro capítulo de
este mismo modulo.

Mirando el proceso que se desarrolla en este primer momento, es evidente que se trata
de un esfuerzo básicamente individual, mas no aislado, ya que a través de la plataforma
virtual, la WEB, los CIPAS y demás herramientas disponibles se tiene la posibilidad de
investigar, consultar y compartir con compañeros y tutores mientras se avanza en el
proceso de construcción de conocimiento.

Pero debe quedar muy claro, que se trata de un esfuerzo esencialmente individual, que
sienta las bases y garantiza el éxito de las etapas posteriores, ya que el momento
colaborativo que continua después depende de los resultados obtenidos aquí y
contenidos en el producto final de esta primera fase: El Protocolo Individual que
sintetiza el esfuerzo de cada estudiante, y que a su vez constituye su contribución para el
trabajo a nivel de CIPAS.

Segundo Momento: Los Pares y los CIPAS

CIPAS (Centros de Integración y Participación Académica y Social).

El segundo momento en el proceso de aprendizaje lo constituye el momento de


autenticación (no hablamos todavía de validación auténtica) y reestructuración de lo
aprendido de forma individual en el terreno social. Se trata de la puesta en escena del
conocimiento elaborado durante el estudio individual, para confrontarlo, a través de la
argumentación racional o probatoria, en el colectivo de pares, un terreno constituido por
estudiantes del mismo nivel en el que se conjugan experiencias, saberes y elaboraciones
aún no normalizadas por la autoridad académica.

El papel del CIPAS como primer escenario de validación del saber construido
individualmente es la disipación de las dudas, inquietudes e incertidumbres que cada
estudiante aún posee, luego de su trabajo individual, depende en buena medida del
aporte individual de cada estudiante reflejado en la calidad de su protocolo individual,
por eso en la matriz aparece que el protocolo elaborado individualmente es la base del
trabajo de los CIPAS en cada sesión de estudio.

Cuando cada estudiante llega a la sesión del CIPA, debe hacerlo con actitud propositiva,
pensando más en aportar que en recibir, y de esa manera aprende mucho ayudando a sus
compañeros y recibiendo también de ellos muchos aportes, eso se llama aprendizaje
colaborativo. La calidad del aporte individual de cada estudiante y la seriedad del
trabajo en CIPA se ven reflejada en el protocolo grupal resultante.

El modo cono se organizan los colectivos de pares en grupos de estudio es el CIPAS.

Aquí la discusión, el debate, la argumentación, la puesta en común de soluciones a


problemas, la investigación, permiten objetivar, madurar, reorganizar, validar y afianzar
elaboraciones conceptuales, interpretaciones y soluciones, a la manera cómo actúa un
grupo de estudio.

Si bien a este nivel se avanza en el proceso de elaboración de conocimientos objetivos y


validados, sin embargo, es posible que no se encuentren soluciones a todos los
problemas, ni se den respuestas definitivas a todas las dudas e interrogantes; es más,
podrían persistir y surgir errores, inconsistencias e insuficiencias en el conocimiento
que deben ser llevados a otro escenario como la tutoría; donde el tutor como experto
asume la conducción del proceso orientando al grupo hacia la discusión rigurosa de los
temas que permita la obtención de los resultados propuestos.

En síntesis, frente a sus pares el estudiante realiza un primer nivel de validación social
horizontal de su saber; plantea y replantea problemas, resuelve interrogantes no
resueltos individualmente; reorganiza estructura conceptuales y valida conocimientos.
Tercer Momento: La Tutoría.

La tutoría es el proceso de orientación, apoyo, validación, evaluación y certificación del


proceso de autoaprendizaje dirigido por un tutor. De orientación y apoyo del cómo
aprender, qué aprender, qué sentido darle y cómo aplicar el conocimiento en la solución
de problemas reales y contextualizados. De validación de lo aprendido en la
confrontación con la autoridad académica y epistemológica del tutor. De evaluación,
valoración y certificación social y académica del conocimiento.

Es claro que La tutoría como herramienta fundamental del autoaprendizaje está presente
en todos los momentos del proceso a través de diversos medios y circunstancias
establecidas por el modelo en cada caso, (presencial, telefónica, virtual a través de la
plataforma, la WEB y demás) , pero también es un espacio bien determinado (tercer
momento), donde se produce la reunión, presencial o virtual, de los estudiantes con el
tutor para hacer una revisión exhaustiva, complementación y validación del saber
construido individual y grupalmente por los estudiantes, tomando como referente
principal los protocolos grupales elaborados por los CIPAS sobre el tema en cuestión.
En este momento se puede hablar de una auténtica normalización del saber aprendido,
de una genuina validación de saberes a la luz de argumentos aceptados por las
comunidades científicas o los paradigmas vigentes.

El tutor es un experto en una disciplina o actividad profesional, en pedagogía y


enseñanza, que representa a la institución universitaria y a la sociedad en general, que
como autoridad académica y epistemológica ha asumido el compromiso de orientar,
apoyar, evaluar y validar los saberes y certificar las competencias de sus estudiantes
durante su proceso de autoaprendizaje.

Ahora bien, si nos atenemos a lo arriba expuesto, queda claro que el tutor no dicta
clases, en el sentido en que en la educación tradicional ha tomado el término. Como
experto en una disciplina o ciencia y experto en orientar y posibilitar el aprendizaje
autoiniciado, autorregulado autoevaluado y autofinalizado por los estudiantes
(aprendizaje autónomo), su rol se centra, como ya dijimos, en las funciones de
planeación de estrategias mediatizadas para que sus estudiantes aprendan eficazmente.
1 LOS MOMENTOS METODOLOGICOS DEL PROCESO DE APRENDIZAJE
EN LA EADV
1.2 LA INDUCCION O MOMENTO INTRODUCTORIO

Todo proceso inicial de aprendizaje en la modalidad a distancia y virtual debe estar


precedido de un acto tutorial de orientación, cuya finalidad es la de que el tutor presente
el programa, los objetivos, la secuencia de contenidos, los núcleos temáticos claves, las
estrategias de aprendizaje y los criterios de evaluación del módulo; digamos, presente
los “organizadores previos ” que sirven de apoyo y desencadenantes del aprendizaje
significativo, para ser negociados con los estudiantes y se conviertan en un acuerdo
mutuo de trabajo.

Es aquí donde el tutor orienta la organización de los CIPAS y se definen los roles del
estudiante y del tutor mismo, de modo que se asimilen y consoliden la eficacia de las
estrategias de estudios específicos dela EADV.

Es importante además, que el tutor presente a manera de propuesta los problemas y


criterios metodológicos que servirán de base para el desarrollo del trabajo de
investigación de campo que realizarán los estudiantes, durante el desarrollo del módulo,
de la misma manera se defina aquí el seguimiento y evaluación de dicho trabajo.