Вы находитесь на странице: 1из 14

REGIÓN BIOGEOGRÁFICA

Se llama región biogeográfica a la mayor de las divisiones o


categorías biogeográficas. Esta división refleja los patrones de similitud biológica
a escala global también es importante las regiones biogeográficas.

Ya que la regionalización de la biota se produce incluso a escalas geográficas


muy pequeñas, el resultado de su estudio es la división de la Tierra en divisiones
o categorías biogeográficas jerarquizadas que reflejan los patrones de similitud
faunística y florística. Las categorías más usadas son, de mayor a menor área:
reino, región, subregión, provincia y distrito. Según disminuye el tamaño de una
división biogeográfica aumenta su semejanza interna, pero disminuyen las
diferencias con las divisiones adyacentes de igual categoría. Por ello, la
discriminación entre divisiones pequeñas se basa en especies y subespecies,
mientras que las grandes divisiones utilizan familias de mamíferos).

Mapa del mundo que muestra las regiones zoogeográficas.

Las divisiones de categoría superior (p. ej. las regiones, la categoría más usada)
son tan grandes (figura superior) que se identifican mejor por sus diferencias que
por la homogeneidad de cada una. A esta escala, las fronteras biogeográficas o
líneas de separación entre divisiones adyacentes constituyen la principal fuente
de identificación, ya que al cruzar una frontera se produce un cambio muy brusco
en la composición taxonómica; así, dos localidades muy alejadas pertenecientes
a una misma región biogeográfica (p. ej., el Paleártico) guardarán entre sí mayor
parecido taxonómico que dos localidades muy próximas pero pertenecientes a
regiones distintas (p. ej., la Paleártica y la Oriental).

Las regiones biogeográficas del mundo son:

REGIÓN NEÁRTICA.

El Neártico o Neoártico es una de las ocho ecozonas terrestres que dividen la


superficie de la Tierra. La ecozona del Neártico cubre la mayoría
de Norteamérica, incluyendo Groenlandia y las montañas de México. Por otro
lado, México meridional, la Florida meridional, América Central y las islas
del Caribe son parte de la ecozona Neotropical, junto con Sudamérica.

Historia

Aunque Norteamérica y Sudamérica actualmente están conectadas por el istmo


de Panamá, ambos continentes estuvieron separados durante cerca de 180
millones de años, desarrollándose linajes muy diversos de plantas y animales.
Cuando el antiguo supercontinente de Pangea se fracturó en dos hace cerca de
180 millones de años, Norteamérica seguía unida a Eurasia como parte del
supercontinente de Laurasia, mientras que Sudamérica era parte del
supercontinente de Gondwana. Norteamérica se separó más adelante de
Eurasia; desde entonces Norteamérica estuvo unida por puentes de tierra
a Asia y a Sudamérica, lo cual permitió un intercambio de especies de plantas y
animales entre los continentes: el gran intercambio americano.

Un puente de tierra anterior, a través del estrecho de Bering, entre Asia y


Norteamérica, permitió que muchas plantas y animales se movieran entre estos
continentes, y la ecozona Neártico comparte muchas plantas y animales con
el Paleártico. Las dos ecozonas se incluyen a veces en una sola ecozona
(Holártico).

Muchos animales grandes (o megafauna), incluyendo caballos, camellos,


mamuts, mastodontes, perezosos de tierra, tigres dientes de sable (Smilodon),
el oso gigante de cara corta (Arctodus simius), y el guepardo, llegaron a estar
extintos en Norteamérica al final de la época del Pleistoceno (edades de hielo);
al mismo tiempo apareció la primera evidencia de seres humanos; a este
acontecimiento se le llama la extinción del Holoceno. Se creía previamente que
las extinciones de la megafauna fueron causadas por los cambios del clima, pero
muchos científicos ahora creen que mientras que el cambio del clima contribuyó
a estas extinciones, la causa primaria era la caza por parte de los seres humanos
recién llegados o, en el caso de algunos depredadores grandes, la extinción fue
el resultado de que las presas llegaron a ser muy escasas. El bisonte americano
(Bison bison), el oso pardo u oso Grizzly (Ursus arctos), el wapití (Cervus
canadensis) y el ciervo rojo (Cervus elaphus) entraron en Norteamérica
alrededor del mismo tiempo que los primeros seres humanos, y ampliaron
rápidamente su distribución a los nichos ecológicos que quedaron vacíos por la
reciente extinción de la megafauna norteamericana.

Fauna

El camea (Chamaea fasciata) es un pájaro endémico de la región Neoártica. El


Holártico tiene tres familias y una subfamilia que son
endémicas: Gaviidae, Alcidae, Bombycillidae y Tetraoninae. Los animales
originalmente únicos del Neoártico incluyen a las familias Canidae (perros,
lobos, zorros y coyotes), Camelidae (camellos y sus parientes sudamericanos,
incluyendo la llama), Equidae (caballos y sus parientes), y Antilocapridae (la cual
incluye a Arctodus simius), así como al oso de collar (Tremarctos ornatus), de
Sudamérica.
El guepardo (Acinonyx jubatus) se desarrolló en Norteamérica y más tarde se
separó hacia Eurasia.

REGIÓN PALEÁRTICA.

La región paleártica o paleoártica es una de las ocho ecozonas que dividen la


superficie terrestre. De hecho, es la de mayor tamaño. La región paleártica
incluye Europa, Asia al norte del Himalaya, África septentrional y las zonas norte
y central de la península arábiga.1 Esta denominación se emplea ampliamente
en ecología, botánica y zoología y biogeografía su superficie es
aproximadamente de 54 100 000 km cuadrados.

Los biomas presentes en esta región, aproximadamente de norte a sur,


son: tundra, taiga, bosque templado de coníferas, bosque templado de
frondosas, chaparral y bosque mediterráneo, pradera, estepa y desierto.

Principales regiones ecológicas

La ecozona paleártica comprende fundamentalmente ecosistemas boreales y


templados.

Región eurosiberiana

La región eurosiberiana es la mayor región biogeográfica del paleártico. De norte


a sur, presenta los biomas de tundra, en el extremo norte
de Rusia y Escandinavia, taiga y bosque templado de coníferas y de frondosas.
Esta vasta región tiene muchas afinidades con las regiones boreales y templadas
de la ecozona neártica, en Norteamérica. Eurasia y Norteamérica han estado
conectadas a menudo a través del estrecho de Bering, y su fauna es similar, con
muchas especies que han pasado de una región a otra, sobre todo de Eurasia a
Norteamérica. De ahí que muchos zoólogos consideren que las dos regiones
deberían unirse en una sola, la holártica. Las dos regiones comparten también
muchas especies vegetales, que forman la geoflora arcto-terciaria.

Cuenca mediterránea

Las tierras ribereñas del mar Mediterráneo en el sur de Europa, norte de África
y oeste de Asia constituyen la región de clima mediterráneo más extensa y
diversa del mundo. Su clima se caracteriza por inviernos suaves y lluviosos y
veranos calurosos y secos. Los bosques mediterráneos de la región albergan
13.000 especies endémicas.

La cuenca mediterránea es también una de las regiones biogeográficas más


amenazadas del mundo: Sólo se conserva el 4% de la vegetación original; y las
actividades humanas, como el pastoreo intensivo, la deforestación, la agricultura
y la urbanización, han degradado gran parte de la región. Originalmente, la
región estaba cubierta en su mayor parte de bosques y dehesas, pero la
influencia humana ha convertido gran parte de ella en un matorral esclerófilo,
llamado maquis o garriga.
Asia central y occidental

Las montañas del Cáucaso, entre el mar Negro y el Caspio, están cubiertas por
una mezcla particularmente rica de bosques de coníferas, caducifolios y mixtos.

Asia Central y la meseta de Irán albergan estepas secas y cuencas desérticas,


con bosques y praderas montanos en las mesetas y cordilleras. El piedemonte
del Himalaya, entre los 2000 y los 2500 msnm, constituye la frontera con
la ecozona indomalaya.

China y Japón

China y Japón son más húmedos y templados que las regiones adyacentes de
Siberia y Asia Central, y albergan ricos bosques de coníferas, caducifolios y
mixtos, aunque en la actualidad se encuentran restringidos a las zonas
montañosas debido a que las llanuras y las cuencas fluviales, densamente
pobladas, se han convertido en terreno agrícola y urbano.

A diferencia de Europa, Asia oriental no se vio muy afectada por


las glaciaciones del Pleistoceno, y retiene el 96% de los géneros de árboles
del Plioceno; Europa sólo conserva el 27%.

En las regiones subtropicales del sur de China y de Japón, la transición de los


bosques templados paleárticos a las selvas indomalayas subtropicales y
tropicales albergan una rica y diversa mezcla de plantas y animales. En el
Sureste Asiático, varias cordilleras forman lenguas de flora y fauna paleárticas
en el norte de Birmania y el sur de China. Más al sur se ancuentran algunos
enclaves paleárticos aislados, como el monte Victoria, en el centro de Birmania,
el Fan Si Pan, en el norte de Vietnam, y las montañas de Taiwán.

Ecorregiones de agua dulce

La ecozona contiene varias ecorregiones de agua dulce importantes, como los


ríos de Europa y Rusia, el lago Baikal en Siberia, y el lago Biwa en Japón.

Fauna

Una familia de aves, los acentores (Prunellidae) es endémica de la región


paleártica. Otras cuatro familias son endémicas de la región holártica:

 Alcidae: los araos, alcas, frailecillos y mérgulos

 Bombycillidae: los ampelis

 Gaviidae: los colimbos

 Tetraonidae: los urogallos, lagópodos, gallos-lira, grévoles y gallos de las


praderas

Tres familias de mamíferos son también endémicas:

 Ailuridae: el panda rojo


 Calomyscidae: los ratones hamsteriformes

 Ochotonidae: las picas

REGIÓN NEOTRÓPICA.

El Neotrópico es un término utilizado en biogeografía para identificar la región


tropical del continente americano, este término es aplicado en diferentes
contextos con delimitaciones ligeramente diferentes.1 Algunos autores lo definen
como una región biogeográfica2 y otros como una ecozona terrestre que incluye
casi toda América del Sur, Centroamérica, Antillas, una parte de Estados
Unidos y una parte de México.3 Tiene fauna y flora diferente de la
región neártica por su diferente evolución del continente del norte. Esta ecozona
Neotropical incluye Sur y Centroamérica, las tierras bajas mexicanas, las islas
caribeñas, y Florida del Sur, porque estas regiones comparten un gran número
de plantas y grupos de animales. Algunos autores utilizan el término como un
sinónimo para América del Sur pues abarca prácticamente todo el continente
desde la costa del Caribe hasta la Isla de Tierra del Fuego en el sur. Sin embargo
en el extremo sur del continente la zona andino-patagónica (que incluye los
llamados Bosques Subantárticos) corresponde a la ecozona Antártica (vinculada
con Nueva Zelanda, Australia y Antártida propiamente), y otros autores separan
a la región andina que abarcaría todos los ecosistema de alta montaña de los
Andes y la Patagonia.2

El Neotrópico o región neotropical incluye bosques tropicales (la selva húmeda


tropical y subtropical) más grandes que cualquier otra ecozona, extendiéndose
desde el sur de México, después Centroamérica y norte de Sudamérica al sur
de Brasil, incluso la inmensa selva del Amazonas. Estas ecorregiones de la
Selva húmeda son unas de las reservas más importantes de biodiversidad en la
Tierra. La deforestación extensa a finales del siglo XX, ha reducido esta
diversidad en alto grado.

Estas selvas son el hábitat de diversos pueblos indígenas o aborígenes que


viven en ellas y mantienen sus variantes culturales autónomas y tradicionales de
subsistencia dentro de este ambiente. Ciertas tribus se encuentran relativamente
intactas de la influencia externas y continúan rechazando significativamente la
cultura occidental, la urbanización, caminos, las industrias deforestadoras que
usurpan la tierra y destruyen el ambiente.

Exclusivamente en América del Sur hay unos 350 a 400 idiomas indígenas o
dialectos hablados aún (se estima que había 1.500 en los primeros contactos
con los europeos), hay aproximadamente 37 familias de idiomas diferentes y un
gran número de idiomas aún no clasificados. Muchos de estos idiomas y sus
culturas están en peligro. La conservación de la zona neotropical es una
preocupación política candente, y hay muchos argumentos sobre el desarrollo
que juega en contra de los indígenas, los derechos ecológicos y la propiedad de
recursos naturales.

La ecorregión del bosque templado de América del Sur, que es


denominado bosque andino patagónico, incluyendo el bosque templado lluvioso
o bosque valdiviano, el bosque magallánico, el archipiélago Juan Fernández y
las islas Desventuradas (ver Chile insular) es un refugio para la flora Antártica
antigua, que incluye los árboles de la familia Nothofagaceae, denominados
hayas del sur, Podocarpus, alerces patagónicos (Fitzroya cupressoides), y
otras gimnospermas, tales como las del género Araucaria (Araucaria araucana).

Estos bosques magníficos están en peligro por el reemplazo rápido y creciente


con pinos no nativos o exóticos y eucalipto.

América del Sur era originalmente parte del supercontinente de Gondwana que
incluía África, Australia, India, Nueva Zelanda y Antártica. La región neotropical
comparte muchas plantas y linajes de animales con estos otros continentes,
incluso los mamíferos marsupiales y la flora Antártida. Después de la última
separación de la Gondwana, América del Sur se dirigió al norte y hacia el oeste,
y se unió posteriormente con América del Norte por la formación del Istmo de
Panamá que permitió un intercambio biótico entre los dos continentes
denominado el Gran Intercambio Americano. Las especies ancestrales de
Sudamérica como los antepasados de la zarigüeya de Virginia (Didelphis
virginiana) y los armadillos pasaron a América del Norte, y a los mamíferos
ancestrales norteamericanos como los camélidos de América del Sur, incluso la
llama (Lama glama), emigraron hacia el sur. El efecto a largo plazo de este
intercambio fue la extinción de muchas especies Sudamericanas, principalmente
por la superposición de hábitats con las especies norteñas.

Treinta y una familias de aves son endémicas de la región neotropical, el doble


de cualquier otra ecozona. Ellas incluyen los ñandúes, los tinámidos,
los tucanes. Las familias animales autóctonas originalmente únicas del
Neotrópico incluyen:

 Orden Xenarthra: armadillos y perezosos


 Monos del nuevo mundo o platyrhinos
 Roedores histricomorfos, incluyendo el capibara, los conejillos de Indias
(familia Caviidae) y las chinchillas
 Zarigüeyas (orden Didelphimorphia), algunas otras zarigüeyas o comadrejas
primitivas del (orden Paucituberculata) y el raro "monito del monte"
(Dromiciops australis), marsupial del orden Microbiotheria, emparentado con
los marsupiales australianos.
 Picaflores, (familia Trochilidae)
Especies de plantas originales del Neotrópico.
 Papa (Solanum tuberosum) y tomate (Solanum lycopersicum)
 Maní (Arachis)
 Zapallo (Curcubita Maxima).
 Cacao (Theobroma cacao), de donde se obtiene el chocolate
 Guaraná
REGIÓN ETIÓPICA.

La región afrotropical (llamada también etiópica) es una de las


ocho ecozonas o regiones biogeográficas terrestres. Comprende el África
subsahariana, Madagascar, las islas del océano Índico occidental y se extiende
hasta el sur de la península arábiga.

Biomas afrotropicales.

La mayor parte de la ecorregión afrotropical tiene un clima tropical.


Los desiertos del Sahara y de Arabia separan la ecozona afrotropical de
la paleártica.

El Sahel y Sudán

Al sur del Sahara, dos cinturones de sabana atraviesan el continente de este a


oeste, desde el océano Atlántico hasta el macizo Etíope. Inmediatamente al sur
del Sahara se encuentra el Sahel, una zona de transición formada
por praderas semiáridas y sabanas de Acacia. Las precipitaciones aumentan
hacia el sur en la sabana sudanesa. La sabana sudanesa alberga dos
grandes humedales, el Sudd en Sudán del Sur y el delta interior del Níger-
Baní en Malí. El mosaico de bosque y sabana es una zona de transición entre
las sabanas y la zona selvática ecuatorial.

Bosques del sur de Arabia

En Yemen, parte de Omán y sur de Arabia Saudita hay bosques estacionales y


pequeños bosques permanentes, en donde predominan los enebros y acacias.

Selva ecuatorial africana

La región de Guinea es un cinturón de selva lluviosa que ocupa gran parte


del África occidental bajo la zona de convergencia intertropical. La selva
guineana se extiende a lo largo de la costa desde Guinea hasta el Congo,
separada en dos partes por el corredor Togo-Dahomey, una zona de mosaico de
selva y sabana que llega hasta la costa. La zona selvática más extensa de África
se encuentra en la cuenca del Congo, en África central. Otra zona de selva
umbrófila ocupa la costa del océano Índico, desde el sur
de Somalia hasta Sudáfrica.
Sabana de acacias de África Oriental

Sabanas de acacias y pastizales del África oriental en Kenia y Tanzania.

Montañas de África oriental

La región afromontana, desde el macizo Etíope hasta los


montes Drakensberg de Sudáfrica, pasando por el Gran Valle del Rift y la Selva
montana de la falla Albertina. Posee una flora distintiva, que
incluye Podocarpus, Afrocarpus y lobelias y senecios gigantes.

Sabana boscosa de África austral

Son bosques, praderas y sabanas del África austral como la región del Miombo y
la Sabana arbolada de África austral.

Desiertos de África austral

Ecorregión conformada por los desiertos del Kalahari y de Namibia.

Reino florístico del Cabo

El reino florístico del Cabo, en el extremo meridional de África, es una región


de clima mediterráneo que alberga un número significativo de endemismos, así
como familias de plantas, como las proteas (Proteaceae) que también se
encuentran en la ecozona australiana.

Madagascar e islas del Índico occidental

Madagascar y las islas vecinas forman una sub-región distinta de la ecozona,


con numerosas especies endémicas, como los lémures, y
elevada biodiversidad. Madagascar y las Seychelles son restos del
antiguo supercontinente Gondwana; se separaron de África hace millones de
años. Otras islas del océano Índico, como las Comores y las Mascareñas, son
de origen volcánico y de formación más reciente. Algunos biomas:

 Bosque seco caducifolio de Madagascar

 Matorral espinoso de Madagascar

 Selva de tierras bajas de Madagascar

Plantas y animales endémicos

Plantas

La ecozona afrotropical alberga varias familias de plantas endémicas. En


Madagascar y las islas del Índico se encuentran diez familias endémicas de
plantas con flores: ocho son endémicas de Madagascar
(Asteropeiaceae, Didymelaceae, Didiereaceae, Kaliphoraceae, Melanophyllace
ae, Physenaceae, Sarcolaenaceae y Sphaerosepalaceae), una de las
Seychelles (Mesdusagynaceae), y una de las Mascareñas (Psiloxylaceae). Doce
familias son endémicas o casi endémicas de Sudáfrica
(incluyendo Curtisiaceae, Heteropyxidaceae, Penaeaceae, Psiloxylaceae y Rhy
nchocalycaceae) de las que cinco son endémicas de la región florística de El
Cabo (entre ellas, Grubbiaceae). También son endémicas de la
ecozona Barbeyaceae, Montiniaceae, Myrothamnaceae y Oliniaceae, entre
otras.

Animales

 cinco familias endémicas de aves:

o Struthionidae (avestruz)

o Nectariniidae

o Sagittariidae (secretario)

o Numididae (pintadas)

o Coliidae

 Tres órdenes endémicos de mamíferos:

o Tubulidentata (cerdo hormiguero)

o Afrosoricida (tenrecs y topos dorados)

o Macroscelidea (musarañas elefante).

A la región afrotropical se le atribuye el origen de Afrotheria (orden formado por


tenrecs, topos dorados, cerdo hormiguero, musarañas elefante, damanes,
sirenios, proboscideos y miembros extintos, embritópodos y desmostilios)

 Tres especies endémicas de grandes simios (Hominidae):

o Gorilla gorilla (gorila)

o Pan troglodytes (chimpacé)

o Pan paniscus (bonobo)

REGIÓN ORIENTAL.

La región indomalaya es una de las ocho ecozonas del planeta. Abarca la


mayor parte de Asia del sur y del sudeste. Se la conoce también
en biogeografía como región oriental. La ecozona indomalaya se extiende
desde Afganistán y Pakistán al subcontinente indio, el sudeste de Asia y las
provincias chinas tropicales y subtropicales de Guangxi, Yunnan y Hainan.
Cubre las mayores islas de Indonesia hasta las islas de Bali al sur, y Borneo al
norte, al este de las cuales se encuentra la Línea de Wallace, que hace frontera
de esta ecozona con la de Australasia. La región indomalaya también incluye
las Filipinas, las tierras bajas de Taiwán, y las islas japonesas de Ryukyu.
Principales sub-regiones ecológicas

World Wildlife Fund (WWF) divide la región indomalaya en 3 sub-regiones a las


que define como "reagrupaciones geográficas de ecorregiones que pueden
representar varios tipos de hábitats, pero que tienen fuertes afinidades
biogeográficas en particular a nivel taxonómico, por encima del de las especies
(género, familias)".

 Subcontinente Indio

 Indochina

 Región de la Sonda y las Filipinas

La región indomalaya se encuentra históricamente definida desde el siglo XIX,


en que Wallace la llamó Región Oriental y la subdividió en 4 subregiones
zoológicas: India, Ceilanesa (Ceilán y Sur de la India), Indochina e Indomalaya
(Sonda y Filipinas).1

Biomas

La región comprende a su vez los biomas siguientes:2

 Selva tropical y subtropical: Constituye la vegetación predominante en toda


la región.

 Selva seca

 Bosque tropical de coníferas

 Bosque templado de frondosas

 Bosque templado de coníferas

 Pradera

 Pradera inundada

 Praderas y matorrales de montaña

 Desierto

 Manglar
Características generales

La Biorregión Oriental o Indomalaya tiene una superficie total de 7 500 000, su


clima es cálido o muy cálido, tiene muchas especies representativas tales
como rinoceronte, orangután, pavo real, tigre, faisán y oso panda. También
tiene flora representativa, el rododendro.

REGIÓN AUSTRALIANA.

Australasia es una región al suroeste de Oceanía, que


comprende Australia, Melanesia y Nueva Zelanda (otras veces se incluye toda
Oceanía o a Wallacea). Su definición y delimitación han ido evolucionando desde
el siglo XVIII, y su interpretación actual varía según se le dé un
enfoque ecológico, biogeográfico o geopolítico.

El término fue acuñado por el estudioso francés Charles de Brosses en 1756.


Geológicamente, esta región equivale aproximadamente al área emergida de
la placa australiana.

Uso biogeográfico

El término fue acuñado en 1756 por Charles de Brosses, en su Histoire des


navigations aux terres australes (Historia de las navegaciones hacia las tierras
australes). Lo derivó del latín "al sur de Asia", para diferenciarla de la Polinesia y
del Pacífico suroriental.

En la segunda mitad del siglo XIX, Alfred Russell Wallace ciñó más el concepto
sin hablar claramente de Australasia. Definió una región biogeográfica que llamó
australiana, compuesta de cuatro subregiones zoogeográficas cuya fauna tenía
rasgos comunes o derivaba de un mismo proceso evolutivo:1

 Región oceánica (Polinesia y Micronesia)

 Nueva Zelanda

 Australia y Tasmania

 Nueva Guinea, el archipiélago Bismarck, las islas


Salomón, Celebes, Molucas y las islas menores de la Sonda situadas al este
de Bali.

Wallace definió con precisión la línea divisoria biológica que separa Australasia
de Asia, que fue llamada posteriormente línea de Wallace. En el siglo XX se
comprobó que la línea de Wallace se encuentra en la cercanía de la frontera de
tres placas tectónicas; la placa de la Sonda, la placa del Mar de Banda y la placa
de Timor.

En la segunda mitad del siglo XX, se fue modificando la definición de Australasia


según se desarrollaba el concepto de ecozonas o zonas biogeográficas, para
llevar a cabo adecuadas políticas de conservación. En 1975, a petición de
la Unesco y de la Unión Internacional para la Conservación de la
Naturaleza (IUCN), el biólogo Miklos Udvardy propuso un sistema de
clasificación biogeográfico y ecológico de las tierras emergidas, basándose en
las clasificaciones anteriores establecidas por Wallace y Philip Sclater. Establece
reinos biogeográficos, subdivididos a su vez en provincias biogeográficas, en los
que la Australasia tradicional se encuentra repartida entre varios reinos: 2

 Australia y Tasmania solas pasan a conformar el reino australiano

 Nueva Guinea, Molucas y la Melanesia tradicional se incluyen en el reino


oceánico (junto con la Polinesia y la Micronesia)

 Las islas de la Wallacea, exceptuando Molucas, se incluyen en el reino


indomalayo

 Nueva Zelanda constituye la provincia biogeográfica de Nuevazelandia, y es


parte del reino antártico

Pero la aceptación más generalizada del término Australasia es la que le ha dado


el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) al establecer una nueva
clasificación de la biodiversidad terrestre en 238 ecorregiones localizadas en 8
reinos biogeográficos o ecozonas. Según WWF, Australasia es una ecozona que
abarca:3

 Australia y Tasmania

 Nueva Zelanda

 Nueva Guinea y las islas de Melanesia

 las islas de la Wallacea

Esta delimitación no es rígida dado que las ecorregiones se solapan a menudo


y pueden abarcar países de distintas ecozonas. Así por ejemplo, Nueva Zelanda
se relaciona con la ecozona de Oceanía por sus selvas húmedas tropicales y
subtropicales, mientras que está vinculada con Australasia por sus selvas mixtas
y templadas.

Uso geopolítico y deportivo

En ocasiones el término Australasia se usa para hacer referencia únicamente a


Australia y a Nueva Zelanda, a falta de otra palabra que se refiera
exclusivamente a estos países. Australia y Nueva Zelanda tienen un pasado
colonial común y una realidad contemporánea parecida, como países
angloparlantes y desarrollados, que les distingue de los demás países del área.
Pero los diferencian sus respectivos aborígenes que tienen orígenes genéticos
y culturales distintos. En el sentido geopolítico, la palabra tiene poco uso y el
término no es popular en Nueva Zelanda por el énfasis que se pone en Australia.
Existen sin embargo sociedades y asociaciones cuyo nombre incluye la
referencia a Australasia.

El término también comenzó a utilizarse para nombrar al equipo combinado de


Australia y Nueva Zelanda. Entre los años 1905 y 1913, un equipo combinado
compitió en la Copa Davis de tenis, y la ganó en cinco ocasiones. También, los
dos países formaron un solo equipo bajo ese nombre para participar en
las Olimpiadas de 1908 y de 1912.

REGIÓN ANTÁRTICA.

La región antártica es una región zoogeográfica formada en sentido estricto por


el continente antártico y los territorios insulares de la Placa Antártica. En un
sentido más amplio, también incluye algunas islas en las altas latitudes
del hemisferio sur, al sur de la convergencia antártica. La influencia antártica se
puede sentir en la fauna de ambientes templados e incluso tropicales de este
hemisferio. La ecozona antártica corresponde a una de las
8 ecozonas planetarias utilizadas por la UNESCO o el Fondo Mundial para la
Naturaleza (WWF).

El continente antártico

Con un clima muy duro, una superficie cubierta de hielo y una vegetación muy
rara (principalmente compuesta de líquenes y musgos; la presencia de pastos
es excepcional),1 sólo viven en esta región especies animales altamente
especializadas.

La fauna del continente es muy pequeña: algunos grupos zoológicos (reptiles,


anfibios, etc.) están totalmente ausentes, mientras que otros están
representados por un número limitado de especies, especialmente invertebrados
muy pequeños (colémbolos, gusanos, etc.).

Sin embargo, las aguas marinas albergan una vida muy rica con
abundante plancton, base de una compleja cadena alimenticia, que viaja hasta
mamíferos marinos (entre los cuales están varias especies de ballenas), y
permite el establecimiento de una gran fauna, compuesta por unas pocas
especies de aves (pingüinos, petreles, págalos) y mamíferos marinos (focas),
que se reproducen en tierra firme, no lejos de las costas. Estas especies
generalmente tienen un gran número de ejemplares, especialmente porque la
presión humana es relativamente baja en comparación con otros continentes (los
ecosistemas antárticos siguen siendo de los más frágiles del mundo).

Islas subantárticas

Una serie de islas en los océanos australes (islas Malvinas, islas Crozet, islas
Kerguelen, islas Diego Ramírez, etc.) están unidas a la región antártica. Aunque
su clima es menos extremo, sigue siendo frío y particularmente ventoso, y el
aislamiento de estas tierras (a veces a varios miles de kilómetros del continente
más cercano) sólo permite la instalación de organismos resistentes.
La vegetación se limita a unas pocas especies (musgos, líquenes y gramíneas
prosperan y cubren el suelo con una alfombra grande y bastante uniforme), y la
fauna de invertebrados terrestres es relativamente pobre (ligeramente menos
abundante que en la Antártida) y altamente especializada, pero la riqueza de la
fauna marina permite abundantes colonias de pingüinos, albatros, focas
y otarios.

Influencia antártica sobre latitudes templadas y tropicales

En las costas meridionales de Australia, América del Sur y Sudáfrica se puede


observar una fauna con afinidades antárticas, debido a las corrientes frías
(corrientes de Humboldt, Benguela, etc.) que llevan la vida marina desde
el océano Antártico a latitudes relativamente bajas.

Las costas de estos países albergan colonias de algunas especies de lobos


marinos (Otaria y Arctocephalus) y pingüinos (Spheniscus), menos abundantes
que en la Antártida y las islas subpolares que la rodean.

En el caso extremo, esta fauna asciende hasta la latitud del ecuatorial, con
presencia de estas especies en las islas Galápagos, presencia hecha posible por
la fría corriente de Humboldt.

Sin embargo, esto es un límite de rango, y la fauna antártica que vive en estos
territorios está experimentando dificultades con los accidentes climáticos (tipo
"El Niño"), que interrumpen la circulación de las corrientes marinas y la fauna
marina, sin mencionar el calentamiento global. Algunas especies han visto
disminuir su número, como el pingüino de Humboldt en las costas peruanas y
chilenas, cuyo número disminuyó de 12000 a 3300 aves entre 1996 y 1997.

Pasado y futuro

La Antártida parece ser un desierto helado e inhóspito para la mayoría de los


seres vivos, pero no siempre ha sido así. El continente, que se originó
en Gondwana, fue boscoso y estaba poblado de una rica fauna durante
el Mesozoico, luego gradualmente cubierto de hielo a medida que se movía hacia
el sur al final del Eoceno, para tomar la apariencia actual.

Dentro de algunas decenas de millones de años, la placa antártica se moverá


hacia el norte, y es probable que sea colonizada por flora y fauna templada o
incluso tropical.