Вы находитесь на странице: 1из 8

Acerca del amor humano

ALGUNAS REFLEXIONES DESDE UNA


“ANTROPOLOGÍA ADECUADA”
Andrés Jiménez Abad

CONTENIDO

 Características y exigencias del amor de persona


 Las dimensiones del amor humano
 Falsificaciones del amor humano
 El lugar del ‘corazón’

Las dimensiones del amor humano

A) Sentimiento (sentir): “siento por ti”, “me gustas”, “necesito tu cariño”...

es un ‘sentirse afectado o atraído/a’ por algo o alguien

B) Voluntad (querer): “te quiero”

es un acto libre, que se origina en el sujeto

* De posesión: querer una cosa, una cualidad de alguien

se quiere como un medio para algo o alguien

* De donación o entrega: querer a una persona

se quiere a la persona por ella misma, como un fin


TIPOS DE AMOR DE PERSONA:

a) Amor de amistad

se ama a la persona en virtud de alguna afinidad

b) Amor conyugal

se ama a la persona a través de la complementariedad sexual


y la donación propia que la corporalidad ofrece

c) Amor paterno / materno – filial

se ama a la otra persona (el hijo) desde el compromiso


natural de ayuda para remediar su precariedad, porque uno
se ve responsable máximo de ella (en el caso del amor filial,
lo que mueve es el sentimiento y el deber de gratitud por lo
recibido gratuitamente de los padres)

d) Amor fraternal

se ama al otro en virtud de la afinidad que supone aprender


juntos las claves de la vida, compartiendo las mismas
experiencias básicas e íntimas de aprendizaje de la vida y
sintiendo una cierta responsabilidad por ello.

e) Solidaridad

se ama a otra persona asumiendo la responsabilidad por su


bien que entraña la fraternidad, pero de forma “adoptiva”,
sin el punto de partida de las experiencias comunes
(obsequiando, por así decir, la condición hermano aun
“extraño”)

4. El amor es compartir

El amor no es más que la puesta en común del alma, sino también el intercambio de
las cosas del mundo. Una familia es una unidad típica de amor donde todos
comparten todo con los demás. Comparten la casa, sus pertenencias, sus muebles y
todo lo que hay en la casa. Todo le pertenece a todos en la familia. La distinción de
los míos contra ellos desaparece por las personas en el amor. Si usted no está
dispuesto a compartir su lo más valioso a su amada, seguro que no amas a esa
persona. Un hombre que ama a Dios siempre tiene en cuenta todo lo que pertenece
a Dios. Por lo tanto él no tendría ningún archivo adjunto con alguno de los bienes
materiales. Él, por lo tanto, no dudan en dar sus bienes a los demás. El que acumula
riqueza o permanecer conectado con la riqueza no puede amar. Del mismo modo,
uno que no desea compartir su riqueza con las personas a las que ama no ama en
realidad.

5. El amor es confianza

La confianza es la más importante en el amor. ¿Cómo se puede desconfiar de una


persona que comparte su propia alma? Cuando la confianza se pierde, el amor no
puede soportar. Cuando amas, que puso toda su confianza de la fe en su creído. Sin
amor la confianza no es posible ya que la confianza es la prueba del amor. Es fácil
decir que amas a alguien o decir que usted es como dos cuerpos y una sola alma. Sin
embargo, no es fácil de plantear completa confianza en su amada. Cuando un
hombre ama a Dios, que plantea la plena confianza en Dios que se llama fe. Cuando
usted ama a su hijo, usted confía en él completamente. La importancia de la
confianza en el amor se dice bellamente en el poema "Trust" por Malcolm Coleman

6. El amor es Reverencia

El mundo material ha creado jerarquías como cada cosa material tiene un principio y un fin
y todo es medible. Por lo tanto todo es más grande o más pequeña que otra en algún criterio
medible. Sin embargo, el alma es eterna y no tiene principio ni fin. A menudo nos
respetamos a la gente que o mayores o con más conocimientos que nosotros en el mundo.
Sin embargo, todos los hombres son espiritualmente mismo que todo el mundo tiene la
misma alma. Sin embargo, cada alma se manifiesta en este mundo como un ser diferente.
Como todo el mundo ha sido diseñado para un propósito diferencia, por lo tanto, todo el
mundo es superior a los demás en algún aspecto. Un niño de corta edad es superior a la de
adultos de muchas maneras. Jesús enseñó,

"Si no os volvéis y os hacéis como los niños, usted no entraréis en el reino de los cielos"
(Mateo 18:03).
Así, cuando amas a una persona, también se le respeta por lo que él o ella es. En la India,
cuando dos personas se encuentran, se saludan llamando doblando la mano y llamando a la
palabra "Namaste". La palabra Namaste se compone de dos palabras en sánscrito - namah +
TE - que significa "Me inclino a que (la divinidad o del alma) inherente a ti."

Si usted ama a su hijo, usted lo respeta como persona por lo que él es como ves muchas
buenas cualidades en el niño que debe ser respetado. Si no respetas a otra persona que sea
sencillo significa que usted no se considera que la mejor persona de lo que en ningún
aspecto. ¿Cómo puedes amar a una persona así, que es inferior a ti en todos los sentidos?

La reverencia en la forma más alta toma la forma de adoración. La gente, que aman a Dios,
por lo tanto, adoran a Dios, ya que consideran que Dios es la forma más elevada del alma,
que es suprema en todos los aspectos.

7. El amor es amistad

Cuando las almas de los amantes son uno, ¿cómo pueden sus mentes sean diferentes? La
puesta en común de la mente o el pensamiento se llama amistad. Aristóteles dijo:

"Sin amigos nadie escogería vivir, aunque tenía todos los demás bienes."
La amistad es otra dimensión importante del amor. Al igual que se puede confiar en los
amigos en la hora de necesidad, lo mismo es verdad con amor. El amor no es sostenible sin
la reunión de la mente. Incluso una persona religiosa, que ama a Dios, en realidad se
desarrolla una especie de amistad con Dios. Se puede comunicar con Dios y comprender
sus pensamientos. Un hombre enamorado de su amada conoce sus pensamientos sin
esfuerzo. Si usted ama a su hijo, también eres su mejor amigo. Cuando usted habla con un
niño, se utiliza automáticamente su lenguaje, el estilo y el lenguaje para comunicarse. Usted
juega con él como un niño. Amistad que se transforma de un adulto a un niño. Los niños
que aman a sus padres nunca se siente impresionado por su grandeza o mezquindad como
los encuentran en el mismo nivel que ellos. Así, la amistad está siempre presente entre las
personas que aman.

¿Qué es el amor sin todas las dimensiones

La mayoría de la gente comete errores en su comprensión del amor. Un hombre y una


mujer pueden pensar que el amor no es más que la atracción física. Sin embargo, ese amor
no sostiene a menos que se completa con toda su dimensión. Por lo tanto, el amor basado
en la mera atracción física no dura mucho menos que se llenó de compasión, el respeto, la
confianza, el cuidado, el compartir y la amistad. El amor a Dios no es una excepción. Dios
no se puede encontrar con sólo rezar o después de los rituales. Uno tiene que también tener
compasión de Dios y desarrollar la amistad con Él, conociendo su mente. Un amante de
Dios debe cuidar y compartir sus creaciones, haciendo obras de caridad y de hacer el bien a
otras personas en el mundo que todos somos hijos de Dios. Por lo tanto, el amor es, con
razón, se ha descrito como el mayor conocimiento del mundo, ya que es el medio, así como
el fin de todo lo que uno quiere aprender, perciben y conocen.
Etiquetas

Amor
Etiquetas: Amor

Entradas populares de este blog

Oracion por el dia de la Madre 10 de Mayo

mayo 04, 2014


ORACIÓN POR EL DÍA DE LA MADRE

Amado Señor, en tu palabra, nos enseñaste a honrar a nuestras madres. En este día tan
especial, te damos gracias y oramos por todas las madres. Acompáñalas en todo momento.
Pon en cada madre el amor y conocimiento de Dios para que se lo enseñen a sus hijos/as,
ya que no hay mejor herencia para un hijo o hija que la de fe y esperanza en las promesas
de Jesucristo. Bendice a las madres cuyos hijos/as están lejos en este día. Anímalas en la
ausencia. Si la distancia causa tristeza, haz que los corazones se unan por el amor de
Jesucristo. Amén.

¿Cómo mantener relaciones saludables?

El 14 de febrero de cada año se celebra el Día de San Valentín, o el día de la amistad y del
amor. Para esta celebración los corazones rojos están por doquier, se regalan chocolates y
dulces y se potencia en gran medida la comercialización de un amor romántico,
adolescente, alegre y efervescente donde todo es color de rosa.

Sin embargo, el amor tiene muchas dimensiones y nada mejor que esta fecha para dar una
mirada a sus diferentes manifestaciones, tal como lo señala Marina Orbe, psicóloga clínica,
terapeuta familiar y de pareja que presta servicios en Profamilia.

¿Cómo podemos tener relaciones saludables?

Una relación saludable es aquella que ha evolucionado lo suficiente como para enfrentarse
a los problemas, resolverlos y seguir adelante, es cuando las personas son capaces de
examinar los puntos y los desacuerdos con honestidad y resolverlos juntos.

Y nos referimos a todo tipo de relación, ya sea de pareja, familia, trabajo, es decir, donde
quiera que tengamos que interactuar con los demás, y un elemento que entra en toda
relación, es la inteligencia emocional, tal como lo señaló Daniel Goleman en su libro del
mismo nombre.

¿Qué es la inteligencia emocional? Es desarrollar las competencias emocionales, la


capacidad de adaptación y de resolución de problemas, comprender los sentimientos
propios y de los demás. Es aplicar aquello de que no debes hacerle al otro lo que no quieres
que te hagan a ti.

Cada persona tiene un “hueco emocional” donde se acumula lo positivo y negativo y


dependiendo de la situación, sale a flote a veces de una forma inesperada. El desarrollo de
la inteligencia emocional ayuda a no reaccionar de forma incorrecta en casos de estrés,
crítica, o situaciones difíciles.

¿Por qué entramos en conflicto con los demás?

Con frecuencia las personas relacionan lo que se le dice o lo que le sucede, con situaciones
pasadas, creyendo que algunas sugerencias son ataques personales. Esto lo vemos en el
ambiente laboral, familiar y entre parejas.

La comunicación es la clave para una buena conexión, pero en realidad los temas sobre los
que comunicas y cómo lo comunicas es lo que distinguen una relación sana de una que no
lo es. Es importante tener cuidado de no lastimar con nuestras palabras o nuestras acciones,
porque lo que dices de una persona no define quien es ella, solo define quién eres tú y
provoca heridas emocionales que son difíciles de sanar.

¿Dónde aprendemos a crear conflictos?

El hogar, la escuela y la comunidad son los ambientes perfectos para aprender a tener
relaciones saludables, sin embargo, son esos mismos ambientes en los cuales también se
aprende a tener relaciones disfuncionales.

De niños/as aprendemos a mentir o culpar a otros de nuestras propias faltas para quedar
bien o para librarnos de un castigo de padres, profesores u otros familiares y si nos salió
bien y no hubo un régimen de consecuencias por lo que hicimos, sin medir mas allá de ese
pequeño momento “inofensivo” seguimos en ese modelo de conducta y llegamos a ser
adolescentes, y luego de adultos nos manejamos con los mismos modelos o patrones de
conducta.

Algunas relaciones nos generan perturbaciones, como el apego y la ira; y algunas otras nos
generan estados mentales de paz, como el amor y la solidaridad, si queremos que nuestras
relaciones sean sanas, estables y significativas, hemos de buscar cultivar respuestas
saludables a cualquier situación que pueda surgir. No tenemos ningún control sobre la
conducta de los demás, por lo que nuestro objetivo principal debe ser lograr que nuestras
acciones sean correctas.

Algunas herramientas que nos ayudan a tener relaciones saludables.

1. Tener buena comunicación. Una comunicación basada, más en la responsabilidad


de lo que nos pasa y no tanto en la culpabilización del otro puede ser un punto de
partida interesante.
2. Aprende aceptar la diversidad y la individualidad de cada uno. Asumir lo que
uno siente y expresarlo en primera persona nos lleva a la honestidad, sin tener que
recurrir a las amenazas, las mentiras ni el chantaje emocional.
3. Ser tolerante con las opiniones e ideas de los demás. Actitud de la persona que
respeta las opiniones de las demás personas, aunque no coincidan con las propias.
4. Reconocer que la verdad no es absoluta, y que podemos estar equivocados/as.
5. Trabajo en equipo. Entender que cuando trabajamos con los demás no somos
competencia, sino equipo. Procura hacer tu trabajo bien y ayuda al otro también.
6. Dar la oportunidad a que los demás se expresen libremente y respetar eso.
Cuando damos esa oportunidad las personas se expresan de una manera clara y
precisa.

Depende de cada persona esforzarse en mantener relaciones saludables, aunque también


ocurren situaciones de abuso en las que es necesario contar con apoyo profesional, por lo
que si siente que vive una situación que no podrá resolver por sí misma, no dude en buscar
ayuda que le permita construir relaciones saludables y tener una vida más plena.

Marina Orbe

Cuando la gente oye la palabra amor, la gente suele pensar, "yo ya se todo con respecto al
amor", pero tal vez no sea así.

Nancy Pulecio, autora del libro Las 4 dimensiones del amor, opina que si esto fuera cierto
no habrían divorcios, ni peleas familiares, ni amigos irrespetuosos. "El mundo seria
positivo, feliz, pleno y las personas estarían listas a ofrecer su felicidad en cualquier
momento de sus vidas, a cualquier ser humano y lo que es más importante aún; cada
uno podría mirar atrás su vida sin un solo arrepentimiento", asegura.

Con un real entendimiento del amor, el mundo sería un paraíso. Porqué entonces no
encontrar la puerta y la llave para entrar a las 4 dimensiones del amor, para entenderlas,
analizarlas e incorporarlas.

Para la autora, el mundo y la historia nos abrieron los ojos al amor desde un punto de vista
global, indicándonos que: "amemos aquí y amemos allá y si sentimos que las hormonas nos
van a explotar ¡amemos más y más! Pues… ese 'amor global' nos puede confundir",
comenta. Nuestras respuestas biológicas desconciertan nuestros sentimientos y ponen en
juego nuestras más importantes decisiones, olvidándonos de nosotros mismos y de aquellos
a quienes realmente amamos, a quienes con ese nuevo amor se les podría causar grandes
daños.

"Si pensamos cómo amamos a nuestros padres, cómo amamos a nuestros hijos, cómo
queremos a nuestros amigos, o incluso la ciudad donde vivimos, podemos darnos cuenta
que todos los amores tienen diferentes niveles y dimensiones y por ello es tan importante
reconocer qué tipo de amor es el que nos mueve y cómo es que puede afectar nuestra vida
para ahora y para siempre. Porque además, no sabremos nada de los resultados, sino hasta
mucho tiempo después de que hemos cometido el error y hemos dejado en muchos casos,
huellas a veces dolorosas ".
Pulecio describe los cuatro tipos de amor que se encuentran en el libro Las 4 Dimensiones
del Amor:

1.- El amor interno: Es el que se debe a uno mismo, con el que se aprende a respetar y a
respetarnos, el cual no puede ser mezclado con egolatría, sino con amor cristalino. Este
amor interno es el que nos lleva a encontrarnos con nuestra esencia divina, lo cual para
algunos es el encuentro con nuestro Dios y para otros sencillamente con su espíritu. De una
manera u otra este amor interno, nos lleva a identificarnos con nuestro origen y con nuestra
vida.

2.- El Amor Real: Es el que debemos dar generosamente a nuestra familia sin esperar nada
a cambio. Este punto es muy importante para no tener decepciones posteriores, ni llegar a
encontrarnos en las conocidas situaciones difíciles familiares.

3.-El Amor Abierto: Ese maravilloso amor que con una sonrisa, se puede ofrecer y dar de
corazón a todos los seres, amigos y no amigos, queridos y no queridos, a la naturaleza y a
todas las cosas que nos rodean. Con el amor abierto, en nuestro corazón todos están
perdonados.

4.- El Amor Íntegro: El más difícil de todos, porque tienen que coincidir dos energías, dos
cuerpos, dos espíritus, libres, en un mismo espacio de tiempo y lugar, y debe surgir en estos
dos seres una sinergia mágica, natural, intelectual, química y física para que se convierta en
una sola frecuencia por el resto de sus vidas.