Вы находитесь на странице: 1из 2

CONTRATO DE TRABAJO

El contrato de trabajo hace referencia a la realización de una actividad que una persona natural
desarrolla para brindar el servicio a otra, generando de esta manera una relación laboral garantizada
por medio del contrato. Lo anterior es avalado por el código sustantivo del trabajo. Es importante
saber que dentro del contrato laboral existen partes interesadas las cuales son el empleado y el
empleador.

El contrato de trabajo se caracteriza por ser un acto jurídico, consensual, bilateral, típico,
comunicativo y oneroso.

Además, los contratos se clasifican según:

1. Su forma
a. Contrato verbal: no necesita formalidades, pero las partes deben tener en cuenta
- Actividad a desarrollar y el sitio donde se realizará
- Cuantía, forma y los periodos de pago
- Duración del contrato

Sin embargo, si no hay acuerdos sobre los puntos anteriores, pero están claros puntos
como prestación personal del servicio, subordinación y salario, el contrato tiene toda
validez.

b. Contrato escrito: este contrato debe tener consignado lo siguiente, según como la ley
lo requiera:
- Identificación y domicilio de las partes
- Lugar, fecha de celebración y lugar de contratación
- Lugar donde se prestará el servicio
- Duración del contrato y terminación del servicio
- Naturaleza del trabajo
- Cuantía de la remuneración, forma y periodo de pago

Es muy importante tener en cuenta, que debe de quedar claro la finalización del
contrato, si hay periodo de prueba, constancia escrita de pagos y entre otros aspectos
relevantes.

2. Su duración
a. Contrato a término fijo o determinado: en este contrato las partes interesadas son las
encargadas de determinar el tiempo de la duración del servicio que se va a prestar. Se
celebra por escrito, sin excepciones, de no ser así, se considera que es un contrato a
término indefinido. Si el tiempo de contrato es inferior a un año, este no se puede
prorrogarse más de tres veces.
b. Contrato a término indefinido: las partes interesadas no acuerdan la fecha de
terminación del contrato, se puede celebrar de manera verbal o escrita.
c. Contrato para la realización de una obra o labor determinada: este contrato es
celebrado por el tiempo que se considere necesario para la culminación de la obra o
labor que se contrata. No es necesario difundir un preaviso para la terminación de este
ni existe prorroga. Es importante mencionar que este tipo de contrato, no se puede
utilizar para cubrir vacantes en las que las labores sean de carácter permanente de la
empresa.
d. Trabajo ocasional, accidental o transitorio: en este tipo de contrato el trabajador debe
de cumplir con exigencias y necesidades momentáneas o extraordinarias del
empleador, las cuales justifican la brevedad de la vinculación (1 mes).
e. Contrato de aprendizaje: en este contrato se busca lograr la formación del aprendiz,
debido a esto, tiene derecho a un sostenimiento mensual, que en ningún caso
constituye salario. Hace referencia a una forma especial de vinculación dentro del
derecho laboral, sin subordinación y por un plazo no mayor de 2 años. Siempre debe de
constar por escrito.
El contrato de aprendizaje tiene unas fases, las cuales son:
- Fase lectiva (enseñanza): el apoyo mensual es del 50% de un salario mínimo
mensual y el aprendiz debe de estar cubierto por salud.
- Fase práctica: el apoyo mensual es del 100% de un salario mínimo mensual y el
aprendiz debe estar cubierto por salud y riesgos profesionales.

Las empresas están obligadas a contratar aprendices, siempre y cuando realicen una
actividad económica diferente a la construcción y que ocupen más de 15 empleados.
Las empresas que tengan entre 15 y 20 empleados tendrán 1 aprendiz, las demás
tendrán un aprendiz por cada 20 trabajadores adicionales y 1 por cada fracción de 10,
superior que no exceda 20.

f. Contrato por prestación de servicios profesionales: “Contratar servicios


profesionales” una persona es contratada para que desarrolle una actividad específica,
donde debe de aportar conocimientos intelectuales y técnicos. Las personas que con
contratadas por medio de este contrato no son subordinados, no cumplen horario y su
contraprestación son los honorarios, por tal motivo no generan ningún tipo de relación
laboral; puede ser civil o comercial, dependiendo la labor contratada.

INTERMEDIACIÓN LABORAL

1. Empresas de servicios temporales: según el artículo 71 de la ley 50 de 1990, una empresa


de servicios temporales es aquella que contrata la prestación de servicios con terceros para
colaborar temporalmente con actividades.
2. Agencias de empleo: deben de estar autorizadas por el Ministerio de Trabajo, desarrollan
actividades de intermediación entre la oferta y la demanda del empleo.
3. Sustitución del patrono: sucede cuando el ente económico cambia de dueño o se asocia
con otro, no se debe de cambiar el contrato.