Вы находитесь на странице: 1из 28

GIMNASIO NUEVO MODELIA

GIMNASIO NUEVO MODELIA PROTOCOLOS DE ATENCION SINIESTROS VIALES 2019 COMITÉ DE PROMOCION Y PREVENCION EN MOVILIDAD

PROTOCOLOS DE ATENCION SINIESTROS VIALES 2019

COMITÉ DE PROMOCION Y PREVENCION EN MOVILIDAD G.N.M. 2019

“Por una movilidad segura en espacios abiertos y cerrados, permitiendo el libre desplazamiento dentro del marco convivencial y

el uso de diferentes medios de transporte (Rutas Escolares, Bicicletas, Carros, Motos y a Pie)”.

Bogotá, Colombia. 2019

1
1

PRESENTACION GENERAL

PRESENTACION GENERAL PROTOCOLO DE ATENCIÓN DE SINIESTROS VIALES PARA ESTABLECIMIENTOS EDUCATIVOS DEL DISTRITO CAPITAL: El

PROTOCOLO DE ATENCIÓN DE SINIESTROS VIALES PARA ESTABLECIMIENTOS EDUCATIVOS DEL DISTRITO CAPITAL:

El objetivo de este protocolo de atención a víctimas de siniestros viales, es brindar una herramienta a los miembros de la comunidad educativa para unificar criterios y procedimientos frente al protocolo de atención a seguir cuando ocurre un siniestro de tránsito, así como las acciones correctas para atender a las víctimas, y hacer valer sus derechos. Permite recolectar la información necesaria para adelantar posteriormente la investigación del siniestro, con el fin de generar lecciones aprendidas que sirvan a la promoción de la seguridad vial y la prevención de siniestros viales en los establecimientos educativos y en su entorno.

En lo normativo, este protocolo atiende lo referente al eje de “Atención a víctimas” tanto del Plan Estratégico de Seguridad Vial (Ley 1503 de 2011 y Resolución 1565 de 2014) como al Plan de Movilidad Escolar Decreto 594 de 2015.

De conformidad con el artículo segundo de la Ley 769 de 2002 “el accidente de tránsito es un evento generalmente involuntario, generado al menos por un vehículo en movimiento, que causa daños a personas y bienes involucrados en él, e igualmente afecta la normal circulación de los vehículos que se movilizan por la vía o vías comprendidas en el lugar o dentro de la zona de influencia del hecho”. (Rama Legislativa, 2002)

2
2

INTRODUCCION

INTRODUCCION Para el Gimnasio Nuevo Modelia, es importante generar estrategias de prevención y Promoción frente a

Para el Gimnasio Nuevo Modelia, es importante generar estrategias de prevención y Promoción frente a los diferentes agentes activos en cuanto a la movilidad tanto activa como pasiva, que se desarrolla en la institución, sus alrededores y buscando la garantía y el cuidado de la vida de los peatones, conductores, motociclistas, ciclistas y todos aquellos agentes que se involucran en el acompañamiento y desplazamiento de los educandos tanto a su Institución como a sus hogares.

El desarrollo de conductas y hábitos seguros en materia de seguridad vial y la formación de criterios para avaluar las distintas consecuencias que para su seguridad integral tienen las situaciones riesgosas a las que se exponen como peatones, pasajeros y conductores.

3
3

ANTECEDENTES

ANTECEDENTES Según el reporte tomado de EL TIEMPO, para el año 2018, se presentaron 1.547 accidentes

Según el reporte tomado de EL TIEMPO, para el año 2018, se presentaron 1.547 accidentes de tránsito, según medicina legal.

En los primeros tres meses del año, los accidentes de tránsito en Colombia cobraron 90 vidas menos que en el mismo lapso de 2017. Eso es lo que indican las estadísticas del Instituto de Medicina Legal, que entre enero y marzo pasados realizó 1.547 necropsias de personas fallecidas en las vías.

La reducción es clave porque implica que este año la cantidad de víctimas fatales sería menor que la de 2017, que a su vez rompió una década de aumento en la mortalidad. Así, mientras que en 2016 se reportaron 7.280 muertes en las calles, el año pasado fueron

6.499.

Los peritos de Medicina Legal realizaron una radiografía de los accidentes en las vías y encontraron que las personas entre los 20 y los 24 años aportan el mayor número de víctimas (203 casos), seguidas por personas de entre 25 y 29 años (169), y de 30 a 34 años (158 casos). Del total de muertos, 1.249 eran hombres y 298 mujeres.

En 607 casos la muerte se dio en medio de un choque; en 299, por atropello; 101, por volcamiento, 31, cuando la víctima viajaba en un vehículo que cayó a un precipicio, y hubo 29 víctimas que cayeron de un vehículo en movimiento.

Como ha sido recurrente en la última década, Medicina Legal advierte que en la mayoría de accidentes mortales está implicada una moto (562 víctimas). Siguen los automóviles (76 casos), bicicletas (65), buses y busetas (25), camiones (16) y hasta carritos de golf

(2).

Una de estas víctimas era una estudiante universitaria de Barranquilla que había viajado de vacaciones a San Andrés. La estadística señala también que dos personas murieron en accidentes en los que estuvieron involucrados vehículos ambulancias.

Frente a las causas de los accidentes registrados los tres primeros meses del año, el informe revela que en 966 de los casos no hay información; en 129, el conductor no obedeció señales de tránsito; en 126 hubo exceso de velocidad; en 21, embriaguez; en 24, fallas mecánicas, y en 7, desplazamiento en contravía.

4
4

ANTECEDENTES ACCIDENTES VIALES ESCOLARES

ANTECEDENTES ACCIDENTES VIALES ESCOLARES Según estadísticas del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, durante el año

Según estadísticas del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, durante el año 2018 perdieron la vida en siniestros viales 592 menores de edad y 4.235 más resultaron lesionados con algún nivel de gravedad. Expresando su preocupación de que 2 de cada 10 fallecidos hayan sido niños y niñas con menos de 5 años.

El observatorio también logró determinar que 1.339 niños menores de 10 años resultaron lesionados en siniestros viales mientras se movilizaban por la vía pública como peatones.

Frente al escenario y en desarrollo del Plan Nacional de Seguridad Vial del Ministerio de Transporte, la Agencia Nacional de Seguridad Vial y la Dirección de Tránsito de la Policía, iniciaron la “Estrategia Nacional de Educación Vial en Centros Educativos”, para tal efecto, la primera fase impactará a más de 100 mil estudiantes en todo el país, especialmente de colegios públicos, donde a través de jornadas pedagógicas se busca consolidar una cultura de seguridad vial en las nuevas generaciones de colombianos.

En su pronunciamiento, la Ministra de la cartera de Transporte dijo: “sabemos que los niños, niñas y adolescentes serán los actores viales del futuro, sin embargo, buscamos que los jóvenes sean unos verdaderos veedores del comportamiento vial en sus entornos familiares y sociales más cercanos. Estamos convencidos que a través de la educación lograremos edificar una cultura de seguridad vial en Colombia, generando desde la primera infancia hábitos de prevención”.

Para el despliegue de la estrategia se diseñaron 18 mil Kits de prevención y educación vial, cuyo diseño se desarrolló en una alianza estratégica de la Agencia Nacional de Seguridad Vial y la Dirección de Tránsito de la Policía. El material pedagógico y lúdico está siendo entregado a las 32 seccionales de Tránsito de la Policía Nacional.

Frente a esta útil herramienta, la Directora de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Hila María Gómez, resaltó la importancia del trabajo articulado del sector transporte, manifestando que: “estamos desplegando una iniciativa que nos permitirá, en conjunto con otras acciones, contener el fenómeno de la siniestralidad vial en Colombia, especialmente frente a los casos que afectan directamente a nuestros niños, niñas y adolescentes”.

En el mismo sentido, la Superintendencia de Transporte, adelantará una serie de acciones de control, específicamente a los servicios de rutas escolares. Según el ente de control y vigilancia los vehículos deben contar con tarjeta de operación vigente y con pólizas de responsabilidad civil contractual y extracontractual, en caso de un siniestro vial. También se deben tener en cuenta que las licencias de conducción de los conductores de la ruta escolar se encuentren vigentes, igual que la revisión técnico-mecánica del vehículo.

5
5

Diagrama de atención

Diagrama de atención Diagrama 18. Protocolo de atención de siniestros viales para establecimientos educativos del

Diagrama 18. Protocolo de atención de siniestros viales para establecimientos educativos del Distrito Capital

COMITÉ Y POLITICA DE MOVILIDAD ESCOLAR

El GIMNASIO NUEVO MODELIA, se compromete a liderar procesos de Promoción y Prevención frente a la cultura vial segura, en las personas que hacen parte de la Comunidad Educativa, a través de estrategias pedagógicas que busquen el auto cuidado y el cumplimiento de las normas básicas de una movilidad segura dentro y fuera de la Institución, teniendo en cuenta sus agentes principales (Estudiantes, Docentes, Padres de Familia, Servidores Administrativos, Servidores Viales y todo aquel que de una u otra forma utilice las zonas internas y externas del GNM para su movilidad en el cumplimiento de sus actividades diarias.

OBJETIVO GENERAL:

El objetivo es establecer las formas básicas generales para la adecuada atención de los siniestros viales que ocurren en la vía pública, con el fin de garantizar que los organismos involucrados en el tránsito y la seguridad vial, posean los conocimientos específicos y las habilidades necesarias tendientes a optimizar su desempeño frente a situaciones de emergencia, accionar los recursos y, de esta manera, contribuir a salvar vidas y reducir los daños a la propiedad.

Establecer una Guía de Procedimientos, con el fin de mejorar el proceso de prestación inicial en la atención de los siniestros de tránsito por parte de todos los implicados.

Crear estrategias pedagógicas que brinden seguridad en la realización de actividades que fortalezcan la adopción de hábitos de auto cuidado y de respeto por los demás usuarios viales, a través de acciones y planes transversales desarrollados en el GNM, con el apoyo de todos los agentes directos responsables, buscando una sana convivencia y una apreciación por la vida propia y la del otro directo responsable de su movilidad.

OBJETIVOS ESPECIFICOS:

- Mejorar la intervención de la Base Operativa de Comité de Movilidad del GNM, en el siniestro de tránsito para que aborde todos los aspectos del proceso asistencial mediante el consenso de los actores involucrados. Ello implica proponer procedimientos operativos homogéneos que permitan una asistencia y resolución pronta y de calidad.

- Establecer los estándares mínimos e ideales de calidad ofrecidos por la Base Operativa de Comité de Movilidad del GNM, para prestar una atención inicial adecuada.

- Proponer medidas para crear fuentes de información compartida para: 1) análisis de la actividad realizada por las distintas instituciones intervinientes, policiales, forenses, sanitarias y judiciales; 2) análisis epidemiológicos y de evaluación de resultados (enfocada a la reducción de secuelas o muerte), con el fin de mejorar el proceso de intervención.

- Describir la red hospitalaria existente para dar respuesta coordinada y óptima a los casos atendidos según especialidad y ubicación geográfica.

- Proponer acciones de capacitación para los actores intervinientes en siniestros viales teniendo en cuenta las diferentes especificidades profesionales y agentes involucrados.

- Proponer medidas de educación a la población escolar, en lo relativo a cómo intervenir ante un siniestrado de tránsito, según el protocolo oficial de actuación.

- Capacitar al personal correspondiente y de respuesta sanitaria, de los SEM (Servicios de Emergencias Médicas) en atención inicial del poli traumatismo, comunicación inmediata hospitalaria, incluyendo los conductores y agentes móviles en cuanto a traslado seguro, técnicas de traslado, acercamiento a la escena. etc.

COMITÉ DE MOVILIDAD ESCOLAR:

acercamiento a la escena. etc. COMITÉ DE MOVILIDAD ESCOLAR: Dando cumplimiento al Decreto 594 (2015), el

Dando cumplimiento al Decreto 594 (2015), el Gimnasio Nuevo Modelia, realiza la creación del Comité de Movilidad Escolar como mecanismo de gestión, coordinación y liderazgo vial; conformado por:

1. Sra. Luz Diana Reyes (Directora General)

2. Juan Carlos Garzón (Coordinador de Convivencia)

3. Javier……… Coordinador de Rutas Escolares

4. Dora………. (Madre de Familia, Comité de Movilidad)

5. Marlon Barbosa (Docente de Educación Física)

6. John Avendaño (Docente de Educación Física)

7. Geovanny Sabogal (Docente de Danzas)

El objetivo del Comité de Movilidad, es plantear, diseñar, implementar, gestionar y crear acciones que permitan generar conciencia en todos sus agentes viales directos e indirectos en pro de una movilidad segura tanto de forma interna como externa y sus alrededores, haciendo énfasis en el reconocimiento de las estrategias para atención a casos de Siniestros Viales. (Decreto 594, 2015).

El comité fue conformado el día 15 de Marzo de 2019 y como evidencia se presenta acta N° 1, donde se relaciona integrantes del comité.

Glosario y Definiciones Básicas

Glosario y Definiciones Básicas Acciones preventivas: Se trata de las acciones primarias de atenuación de riesgos,

Acciones preventivas: Se trata de las acciones primarias de atenuación de riesgos, que resultan posibles de realizar por el operador de seguridad vial que tome contacto en primera instancia con el siniestro, según los criterios establecidos por la Secretaria de Movilidad.

Actor involucrado: Partícipe del sistema de gestión de siniestros con responsabilidad directa en alguna de las acciones comprendidas. Los actores podrán ser, básicamente de los ámbitos de:

>Seguridad: involucra a aquéllos que pertenecen a la Policía, Hospitales y Bomberos.

>Salud: se refiere a los profesionales del ámbito hospitalario y de Unidades Sanitarias, Ambulancias y Servicios de Traslado Médico que deben intervenir en los siniestros viales.

> Judicial: abarca a los peritos que deben establecer las características contextuales del siniestro de tránsito (médico, legista, perito ingeniero vial).

Base Operativa de Coordinación Integral: Es la responsable inicial y permanente de recibir y/o enviar las señales de alerta y/o alarma y coordinar la atención de los siniestros de tránsito, cualquiera que sea su nivel de gravedad. Es el centro de la gestión de respuestas de seguridad vial y emergencias en la vía pública. Órgano idóneo, capacitado para utilizar con eficiencia máxima los recursos humanos y materiales disponibles, en caso de una contingencia. Es el responsable de registrar la información requerida por el sistema de gestión de siniestralidad vial. Dicha información se registrará mediante el empleo de los formularios correspondientes. Se registra la hora de recepción del siniestro vial, el medio de detección correspondiente, los datos básicos del hecho, y la hora de pedido de los móviles de servicio.

Evaluación del Riesgo: Es el proceso mediante el cual se evalúan las alternativas, y se selecciona el procedimiento más apropiado integrando los resultados de la evaluación del riesgo con los datos recogidos por el personal de seguridad, los peritos judiciales y los profesionales sanitarios.

Gestión de siniestros de tránsito: Son las actividades dirigidas a atenuar y controlar el efecto de los hechos de tránsito. Se trata de restaurar las condiciones de seguridad y la capacidad de calzada en el sitio del incidente, minimizando la duración del evento así como las molestias y riesgos que este genera. La gama de actividades comprende acciones de detección, respuesta, remoción, ordenamiento del tránsito y restauración de los recursos

afectados y el suministro de información adecuada a los usuarios. En caso de siniestros con víctimas, comprende su auxilio y evacuación. Requiere el empleo coordinado y planificado con antelación, de los recursos humanos y técnicos necesarios para restablecer la capacidad de calzada, controlar la circulación, proveer los servicios de emergencias que correspondan, realizar la restauración de los recursos afectados para proporcionar información a los usuarios hasta que es subsanada la alteración y atendidas sus consecuencias. Información general: Activación de los diversos medios disponibles para comunicar a los ciudadanos, en su carácter de conductores, peatones, ciclistas, etc., las acciones que deben realizar ante siniestros de tránsito.

Intruso: Persona física cuya presencia dentro del área afectada no se encuentra habilitada y que podría generar una condición de riesgo para sí mismo y los presentes en el lugar del hecho.

Material peligroso: Sustancia o energía que, por sus características fisicoquímicas, es capaz de producir un riesgo a la salud, a la seguridad y/o a la propiedad cuando es liberada. Se deberá tener en cuenta que, además de ser peligroso en sí mismo, se puede potenciar el riesgo si el material entra en contacto con otras sustancias o energías, aumentando así su peligrosidad.

Mitigación: Acciones tomadas para reducir la magnitud del daño.

Muestra ambiental: Porción representativa del universo destinada al análisis de su composición.

Ordenamiento del tránsito: Aplicación de medidas de control del tránsito en la zona del sitio del siniestro de tránsito, que incluyen: cierre y apertura de carriles, selección y operación de caminos alternativos o desvíos, balizado de vehículos detenidos y estacionamiento de móviles de emergencias y acciones destinadas a proporcionar seguridad a las víctimas de siniestros de tránsito, conductores y personal de emergencias.

Peligro: Una circunstancia o condición que puede ser dañina. Los peligros se clasifican en cuatro grupos: biológicos, químicos, de radiación y físicos.

Peligro ambiental: Una condición capaz de presentar un riesgo al medio ambiente, a las personas y/o a bienes materiales.

Peligroso: Aquello capaz de presentar un riesgo real a la salud y la seguridad. Capaz de producir daños de distinta consideración.

Polvo o Arena en suspensión: suspensión en la atmósfera, de polvo o de pequeñas partículas de arena, elevadas del suelo antes del momento de la observación, por efecto de una tempestad de polvo o arena.

Prestador de Servicios de Remolque y Auxilio Mecánico: responsable de efectuar las tareas de auxilio mecánico y remolque de vehículos livianos y pesados en el área considerada.

Prestador de Asistencia y Traslado Médico: responsable de efectuar las tareas de asistencia médica de urgencia y transporte sanitario en el área.

Prioridad: Caracterización utilizada por los operadores de la Base Operativa para comunicar a los móviles de servicio, con el objeto que el personal a cargo acorte su tiempo de intervención.

Remoción Inmediata: Acciones tomadas para prevenir o mitigar riesgos inmediatos y significativos a la vida y salud humana o al medio ambiente.

Remoción Planificada: El retiro de los materiales peligrosos del medio para su adecuado tratamiento y disposición.

Remoción: Despeje de vehículos chocados, materiales esparcidos y otros elementos sobre la calzada o banquina, restauración de la capacidad de la misma y de la seguridad a la condición previa al incidente.

Remolque: Traslado de un vehículo imposibilitado de movilizarse sin auxilio mecánico, desde el sitio del suceso hasta una zona segura.

Respuesta: Acción tendiente a realizar la intervención o proveer el servicio que corresponda, para atender un incidente tan pronto como se tenga certeza razonable de estar frente a uno de ellos, mediante la activación, coordinación, despacho y conducción del personal, equipos, líneas de comunicación y medios de información a usuarios.

Siniestro de tránsito: hecho de tránsito evitable, que implica una alteración en el estado normal de las personas, elementos o funciones, con repercusiones negativas, con potencial para causar lesiones o muerte en las personas y daños o perjuicios a bienes de los actores involucrados o de terceros.

Sistema de gestión de contingencias: Procedimientos y recursos asignados para la atención de situaciones de crisis.

Tiempo de acceso: Es el tiempo que tarda el solicitante en acceder al sistema de gestión de incidentes, desde que considera esa necesidad.

Tiempo de atención o servicio: Tiempo que transcurre desde que el móvil de emergencia arriba al lugar del incidente hasta que queda disponible.

Tiempo de incidente: Es la suma del tiempo de respuesta más el tiempo de servicio.

Tiempo de respuesta: Tiempo que transcurre desde que el Operador de la Base Operativa involucrada atiende la llamada de aviso de incidente hasta que el móvil de servicio llega al lugar del incidente.

Toxicidad: La habilidad de una sustancia para producir daños una vez que alcanzó un sitio susceptible en las personas o en el medio ambiente.

Transporte de Contaminante: Una disposición de mecanismos por medio de la cual una sustancia puede desplazarse hacia afuera de la localización inmediata del escape o descarga de la sustancia. Por ejemplo, la contaminación del agua subterránea por la migración o desplazamiento de desperdicios peligrosos de un terreno de relleno de desperdicios.

Usuario o Usuarios: La o las personas físicas que hagan uso de las zonas comprendidas en la Concesión y Áreas de Servicios.

Vehículo Liviano: Unidad cuyo peso no supera los 3.500 Kg.

Vehículo Pesado: Unidad cuyo peso supera los 3.500 Kg.

SITUACIONES O CASOS QUE ACTIVAN EL PROTOCOLO DE ATENCION:

Antes de indicar las entradas del protocolo de atención es importante reconocer todos los medios de transporte empleados por los miembros de la comunidad educativa para desplazarse a los establecimientos educativos:

Tabla 2. Medios de transporte empleados por los miembros de la comunidad educativa para desplazarse a los establecimientos educativos

Medio de transporte

Descripción

Responsable de reportar en caso de siniestro vial

 

Es el servicio de transporte escolar para el desplazamiento de los miembros de la comunidad educativa hacia y desde el establecimiento educativo, de conformidad con los diferentes horarios, jornadas académicas y/o actividades extraacadémicas realizadas por el GNM.

Conductor

Transporte en rutas escolares autorizadas por el Gimnasio Nuevo Modelia en cumplimiento con la normatividad vigente.

Adulto acompañante de ruta

(monitor)

Directora General o su delegado (Comité Movilidad).

 

Es una iniciativa que desde la Alcaldía Mayor de Bogotá, fomenta el uso de la bicicleta como medio de transporte para ir al establecimiento educativo y promueve la participación activa de los miembros de la comunidad educativa (estudiantes, Docentes, Personal de apoyo y técnico).

Monitor de ruta en los casos en que se hace parte del programa “Al colegio en Bici”

Transporte en bicicleta al Gimnasio Nuevo Modelia.

Ciclistas miembros de la comunidad educativa (Docentes, Estudiantes y Personal de apoyo y técnico).

Peatón

Los miembros de la comunidad educativa que transitan la vía como peatones para trasladarse al GNM.

Miembros de la comunidad educativa (Docentes, Administrativos, Estudiantes, Personal de Apoyo y técnicos).

Otros medios de transporte

Los miembros de la comunidad educativa se pueden desplazar en otros medios de transporte como transporte público, vehículo Particular, motos, entre otros.

Miembro de la comunidad educativa (Docentes, Administrativos, Estudiantes, Personal de Apoyo y técnicos).

CASOS A TENER EN CUENTA Y POSIBLE PROCENDIMIENTO A SEGUIR:

Caso 1. Ocurrencia de siniestro y/o evento vial con miembros de la comunidad educativa en rutas de transporte escolar

En estos casos el protocolo de atención se activa con las actividades 1, 2 y 3, a fin de poner en marcha el PAS (Proteger, Activar, Socorrer), en tanto que las rutas de transporte escolar de los establecimientos educativos públicos y privados cuentan con el adulto acompañante de ruta, el conductor y/o docente.

Caso 2. Ocurrencia del evento vial en el trayecto de la casa al establecimiento educativo o viceversa

El protocolo de atención también es activado cuando un miembro de la comunidad educativa o un tercero informa sobre la ocurrencia de un siniestro vial durante el trayecto casa establecimiento educativo, establecimiento educativo casa, o durante la realización de actividades extracurriculares fuera de las instalaciones del establecimiento educativo, en cualquier medio de transporte descrito anteriormente y diferente a las rutas de transporte escolar. En estas situaciones el protocolo de atención se activa desde la actividad 4:

“Establecer la clase de evento vial, y su gravedad”.

Caso 3. Una institución u organismo informa sobre la ocurrencia de un accidente en un miembro de la comunidad educativa

Inmediatamente ocurre el siniestro o después de él, el establecimiento educativo puede ser informado sobre la ocurrencia de un siniestro vial a través de las entidades de salud, Policía de Tránsito, entre otros.

Cuando la información se recibe por parte de otras instituciones quiere decir que las rutas internas de estas entidades ya se han activado (Salud, Policía de Tránsito, entre otras), por lo cual, nuestro protocolo de atención se debe activar a partir de la Actividad 7: “Contactar a los padres de familia y/o acudiente de la víctima”.

DESCRIPCIÓN DE ACTIVIDADES

Actividad 1. Establecer la clase de evento vial, y su gravedad

El adulto acompañante de ruta, conductor o docente debe clasificar y evaluar el evento vial de acuerdo con el tipo de urgencia:

Si el estudiante y/o miembro de la comunidad educativa no requiere atención urgente en salud, se realiza el procedimiento de primeros auxilios en atención básica por parte del personal capacitado.

Si el siniestro vial requiere atención urgente en salud, el personal capacitado en primeros auxilios presta la primera atención y activa de inmediato la línea 123.

En caso de que no haya nadie capacitado, llame a la línea 123, para que el personal médico le indique lo que debe hacer y le confirme si debe esperar la ambulancia o si autoriza al establecimiento educativo movilizar al estudiante o miembro de la comunidad educativa para transportarlo a la entidad de salud más cercana.

Si el siniestro vial acaba de ocurrir en rutas de transporte escolar, se debe evitar mover los vehículos y esperar la llegada de la autoridad policial, a quienes se les debe brindar toda la información solicitada. El responsable del vehículo o de la ruta debe registrar el tipo de siniestro vial, ya sea atropellamiento, autolesión, caída de ocupante, choque, incendio o volcamiento, especificando si fue en ruta escolar, caída en bicicleta, o moto, junto con los datos de los heridos y fallecidos. Así mismo tenga en cuenta:

Mantenga el grupo unido hasta recibir otra orden.

Verifique y cuente a los pasajeros, debe tener en cuenta las ausencias del día.

Asigne acompañantes a los niños, las niñas y a las personas embarazadas y personas con alguna discapacidad o movilidad reducida.

Reporte las personas faltantes a los socorristas.

Ninguna persona está autorizada para dar información a los medios de comunicación.

Cuando el reporte se reciba por parte de terceros, se debe indagar sobre el siniestro vial, el estado de salud de las presuntas víctimas, su ubicación y/o entidad de salud al que fue remitido, con el fin de contactar a los familiares o acudientes y activar el presente protocolo

de atención.

Cuando el medio de reporte es a través de un niño, niña, adolescente o miembro de la comunidad educativa, se debe solicitar la información necesaria para diligenciar el reporte del caso e indagar si el siniestro vial generó incapacidad y recomendaciones médicas.

De acuerdo con el diagnóstico realizado y si ha ocurrido en rutas de transporte escolar, se debe establecer la siguiente pregunta: ¿Es con muertos o heridos? En caso positivo se debe activar el PAS es decir continuar con las actividades 2, 3 y 4; cuando se responde a la pregunta con un no, quiere decir que el siniestro vial consistió en un choque simple o choque de latas y que por tal motivo no es necesario activar el protocolo en las actividades de emergencia. El adulto acompañante, conductor o docente debe reportar la situación al coordinador de transporte del establecimiento educativo y se debe continuar el protocolo en la actividad 7: “Contactar a los padres de familia y/o acudiente de la víctima”.

Actividades 2, 3 y 4. Activar el PAS (Proteger, Avisar, Socorrer)

En los casos donde haya un siniestro vial en el transporte escolar con rutas contratadas y/o registradas en el establecimiento educativo, se debe activar el protocolo de atención de la siguiente forma:

Proteger: El conductor del vehículo debe:

Dejar las luces estacionarias encendidas del vehículo todo el tiempo.

Debe demarcar la zona del siniestro vial, haciéndola visible a los otros conductores para que no se produzcan nuevas colisiones ni atropellos, colocando la señalización reglamentaria (triángulos retro-reflectivos o conos) que den aviso a otros conductores del evento vial.

Intentar dejar libre una vía de acceso para los servicios de emergencias.

Debe usar una prenda retro-reflectiva, y llevar el botiquín de emergencias del

vehículo. El adulto acompañante da las siguientes orientaciones:

Salir del vehículo por la puerta o salida de emergencia más alejada del tráfico vehicular. Mencione que no hay que acelerarse al salir.

En caso que el siniestro vial ocurra mientras el pasajero desciende del vehículo, el adulto acompañante de ruta debe brindar la atención requerida para la cual está capacitado.

Evitar gritar, no hacer comentarios alarmistas, mantener la calma y tratar que el pasajero (estudiante, docente o cuidador) se tranquilice. Recuerde: los escolares reaccionarán con angustia si notan que los adultos están asustados. El adulto acompañante debe mantener la calma, pues esta actitud le permitirá actuar de manera oportuna y pertinente, así como trasmitirle al pasajero serenidad.

En casos de incendio en el vehículo:

Si hay humo, indique a los ocupantes del vehículo gatear hacia la salida de emergencia o salida más cercana.

Si el fuego es pequeño, retire a los ocupantes del vehículo, use el extintor de acuerdo con las instrucciones de uso.

Si la ropa de alguno de los integrantes de la ruta escolar se incendia, no corra, cúbrase la cara con sus manos, bótese al piso y ruede.

Si debe abrir una puerta, active el mecanismo de apertura de emergencia percibiendo primero la temperatura de la puerta, si está caliente no la abra.

Avisar: El conductor o el adulto acompañante debe:

Mantener la calma y llamar a la línea 123 o #767 según la zona en que ocurrió el siniestro vial. Brindar la mayor cantidad de datos respecto al siniestro que acaba de

ocurrir: nombre de la vía y ubicación exacta en el que ha tenido lugar el siniestro, indicar si hay heridos, así como su estado, actores involucrados, el número de vehículos implicados y gravedad.

Es importante identificarse y no colgar el teléfono hasta que se le indique.

Acto seguido llamar al número de contacto preestablecido del responsable del servicio (empresa prestadora del servicio, establecimiento educativo o contratante) para recibir el apoyo e indicaciones correspondientes.

Socorrer: El conductor o el adulto acompañante quien estableció comunicación, debe seguir atentamente las indicaciones brindadas en el número de atención de emergencias, y únicamente si está capacitado como primer respondiente o certificado en primeros auxilios, de acuerdo con la evaluación del estado de las víctimas, proceder a socorrer primero a los más graves, a los que se encuentran inconscientes o aparentemente no presenten señales de vida; luego si continuar con los que presentan señales de sangrado.

Si un herido sangra con fuerza se coloca una gasa o una tela encima de la herida y se aprieta firmemente hasta que llegue la ayuda, continúe con los que presenten quemaduras o tengan fracturas, siempre priorice la prestación de los primeros auxilios.

No debe dar agua ni otros líquidos a una persona herida.

No se debe mover o sacar a un accidentado del vehículo siniestrado a menos que corra peligro de muerte, (por ejemplo, por la presencia de fuego en el vehículo).

Bajo ningún concepto intente remover el casco a un motociclista.

Si hay personas fallecidas, evite su manipulación, la de sus documentos y sus pertenencias; si en el lugar se encuentran testigos o familiares, individualice o identifique la víctima a través de la información que ellos puedan aportar. Espere hasta que llegue la autoridad competente.

Actividad 5. Reportar a la Línea 123

Cuando se recibe la notificación de un siniestro vial por parte de un miembro de la comunidad educativa o un tercero en un medio de transporte diferente de transporte escolar (rutas), se debe establecer la clase de evento vial y la gravedad, e indagar si acaba de ocurrir. En caso afirmativo se debe reportar de inmediato a la línea 123.

Si durante el reporte a la línea 123 no se ha podido contactar al acudiente y/o familiar del estudiante y/o integrante del establecimiento educativo, el establecimiento educativo debe tomar acciones de manera inmediata frente a la gravedad de la salud física y mental de la persona lesionada; en estos casos es importante que una persona del establecimiento educativo (primer respondiente) acompañe a los niños, niñas o adolescente durante el traslado a las entidades de salud en los casos de urgencia y cuando los padres de familia y/o acudiente no estén presentes en el lugar de los eventos, por ejemplo, en el momento en que la ambulancia proceda a realizar el traslado.

De acuerdo con el artículo 131 del Código Penal, se comete omisión de socorro, cuando sin justa causa, se omitiere auxiliar a una persona cuya vida o salud se encontrare en grave peligro (CRC, 2000).

Actividad 6. Remitir a la víctima a la Entidad de Salud más cercana

A partir de la instrucción de la línea 123 se dirige al estudiante y/o integrante del

establecimiento educativo a la entidad de salud más cercana.

Es importante resaltar que los estudiantes pertenecientes a la matrícula oficial del Distrito deben ser atendidos sin necesidad de autorización de la Secretaría Distrital de Educación y en cualquier centro de atención de la red hospitalaria del Distrito. Si la entidad de salud privada (IPS Privada) a la que está afiliado el estudiante accidentado, atendió la urgencia y tratamiento derivado del accidente, esta entidad de salud es la encargada de solicitar autorización a la Secretaria Distrital de Salud o ante la entidad competente a fin de realizar los procedimientos médicos requeridos.

En todos los casos, la presunta víctima debe remitirse al hospital más cercano a fin de que sea valorada y atendida. En la elaboración del reporte debe conocerse los datos generales del siniestro, la forma por la que llegó el reporte del mismo, y el estado de salud de la víctima.

Actividad 7. Contactar a los padres de familia y/o acudiente de la víctima

En todos los casos debe contactarse a los padres de familia y/o acudiente de los miembros de la comunidad educativas involucradas en el siniestro de tránsito. Cuando el siniestro acaba de ocurrir el orientador, el coordinador o responsable del servicio de transporte del establecimiento educativo, rector o a quien este delegue debe llamar inmediatamente al acudiente y/o familiar del estudiante y/o integrante del establecimiento educativo para que

se presente en el lugar del siniestro vial o en el centro hospitalario a donde fue llevada la

persona. Se debe comunicar adecuadamente la información oficial suministrada por las autoridades competentes, aquí es fundamental el papel de los silencios, la empatía no verbal, la escucha y el respeto al sentimiento de la persona, para lo cual se debe:

Valorar la urgencia de la comunicación.

Preparar la comunicación.

Procurar un tono y entorno adecuado.

Presentarse como interlocutor o representante de los miembros de la comunidad educativa.

Tener preparada con antelación la lista con nombres de los familiares y allegados.

Esperar la reacción, tolerar y contener.

Atender las solicitudes y necesidades planteadas.

Acompañar y hacer seguimiento al siniestro vial.

Las consecuencias de una comunicación errónea son sensación de impotencia, sentimiento

de incomprensión, sensación de vacío y desesperación. Se debe recomendar a las víctimas

de siniestros viales y a sus familiares “No” firmar ningún tipo de documento, poder o

acuerdo, sin antes haber revisado y buscado una segunda opinión, salvo que realmente deposite confianza en el profesional del Derecho que lo representa.

Solicítele información sobre régimen de salud al que está afiliado el estudiante y/o integrante del establecimiento educativo. Explíquele que, de acuerdo con la urgencia presentada y a la condición de aseguramiento en salud, el estudiante y/o integrante del establecimiento educativo va a ser llevado a un hospital o centro de salud IPS (Institución Prestadora de Salud) pública o privada, para garantizarle la atención en salud. Únicamente los estudiantes pertenecientes a la matricula oficial del distrito tendrán atención

complementaria al Sistema de Seguridad Social en Salud al que esté afiliado y complementario con cargo al convenio interadministrativo suscrito ente la Secretarías de Educación del Distrito y la Secretaria Distrital de Salud, una vez agotado el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT).

En los casos en que el reporte se reciba a través de una incapacidad o reporte del accidente por parte de una institución y organismo se debe contactar al familiar para obtener más datos sobre el siniestro e informar y documentar y seguir las actividades de la ruta de atención.

Actividad 8. Informar y documentar

El orientador, el coordinador o responsable del servicio de transporte del colegio, director o

a quien este delegue, debe diligenciar el acta de notificación del accidente, por medio de

esta el establecimiento educativo deja constancia que el estudiante y/o integrante del establecimiento educativo fue informado de las indicaciones a seguir; para el caso específico de los estudiantes pertenecientes a la matricula oficial del distrito se debe comunicar al padre o acudiente sobre el convenio interadministrativo con la Secretaria Distrital de Salud para que cubra los copagos, periodos mínimos de cotización, cuotas moderadoras y de recuperación derivados de la atención en salud del accidente escolar.

Cuando se trate de un siniestro vial en ruta escolar el conductor o delegado de la empresa prestadora del servicio debe solicitar copia del Informe Policial de Accidentes de Tránsito (IPAT) que recopila los datos por parte de la autoridad policial para los informes de peritaje

y diligencias pertinentes que deberán remitir a la autoridad judicial. Estos datos son

indispensables a la hora de determinar responsabilidades y garantizar la mayor información posible para la investigación del siniestro, la cual deberá ser remitida en copia al colegio o entidad contratante del servicio.

En caso que el siniestro vial comprometa estudiantes vinculados al sistema oficial de matrículas del distrito capital, un directivo y/o el coordinador del servicio de transporte del colegio debe diligenciar el Acta de Notificación de Accidentes de la Secretaría Distrital de Educación, entregar copia al acudiente del estudiante (firmar recibido), y las cuatro (4) primeras hojas del Convenio Interadministrativo suscrito entre la SED y la Secretaria Distrital de Salud, para atención de la accidentalidad escolar.

En caso del agotamiento de los recursos del SOAT entrara a operar el convenio interadministrativo entre la Secretaria Distrital de Salud y la Secretaria de Educación del Distrito, de acuerdo con lo reglamentado.

En caso que el siniestro vial comprometa estudiantes no pertenecientes a la matricula oficial del Distrito, deberá seguir el protocolo establecido de acuerdo con las pólizas que amparan

la prestación del servicio educativo.

En el caso en que los eventos hayan ocurrido en actividad escolar, se debe reportar a la Dirección de Dotaciones Escolares para lo pertinente con la Póliza de Responsabilidad Civil Extracontractual que maneja la SED.

Si el siniestro vial ocurrió con anterioridad, evidenciado a través del reporte de los miembros

de la comunidad educativa o cuando se genere ausentismo como consecuencia de un accidente vial, se debe establecer y/o recolectar la información. Si no hay informe policial del accidente se debe establecer por escrito con firma del afectado la fecha, el lugar, la hora, el tipo de siniestro vial, ya sea choque, atropello, autolesión, caída de ocupante, incendio, volcamiento, especificando si fue en ruta escolar, atropello de estudiante, caída

en bicicleta, en moto, etc., con una breve descripción de los eventos con el fin de actualizar

la estadística.

Actividad 9. Reportar el caso en el Sistema de Alertas de la SED y/o Talento Humano

El orientador, el coordinador o responsable del servicio de transporte del establecimiento educativo, director o a quien este delegue, registrará el caso en el Sistema de Alertas de la SED en el Módulo Accidentalidad Escolar y posteriormente realizará el seguimiento a cada caso. Es importante enfatizar, que en el Sistema de Alertas de la SED solo se reportan los casos de accidentes de los estudiantes.

La SED remitirá de manera mensual a la Secretaria Distrital de Movilidad la información reportada en el Sistema de Alertas de la SED - Módulo Accidentalidad Escolar, a fin de que realice el cruce para el análisis de datos y variables de interés para el diseño de medidas de seguridad vial, incluyendo factores relacionados con el siniestro, la vía, los vehículos y las personas implicadas.

El seguimiento de los casos en donde la presunta víctima es un docente o hace parte del establecimiento educativo debe realizarse el reporte a talento humano.

Actividad 10. Investigar y Analizar

La SED, la Secretaría Distrital de Movilidad y el establecimiento educativo en el marco de los Planes de Movilidad Escolar realizarán la Georeferenciación de la institución (a nivel interno externo). A nivel interno, se debe contar con los planos de la institución y basándose en ellos, elaborar un mapa físico (o diagrama) por niveles de las áreas, corredores y vías que tenga, la ubicación de las diferentes secciones o dependencias, las entradas principales y alternas, las vías aledañas a la organización, ubicación de los recursos internos, entre otros. A nivel externo, se debe determinar la ubicación de la organización referente a su entorno, es decir, las características del lugar donde se encuentra, zona industrial, residencial, comercial, o mixta, y como se distribuyen los siniestros viales en la periferia o entorno del colegio.

De los vehículos en los cuales se transportan diariamente los miembros de la comunidad educativa que sean o no contratados por el establecimiento educativo, debe tener copia de la Licencia de tránsito, SOAT, certificado de la revisión técnico- mecánica y de gases, seguros extracontractuales y tarjeta de operación para vehículo de servicio público.

Actividad 11. Generar lecciones aprendidas y buenas prácticas

En el caso de transporte escolar, el contratante del servicio ajustará los Planes Escolares de Gestión del Riesgo de cada establecimiento educativo, de acuerdo con las acciones de mejora identificadas según el análisis referido en la actividad 7. Es importante establecer acciones que contribuyan a la disminución del índice de accidentalidad en los establecimientos educativos. Es por esta razón, que la identificación de lecciones aprendidas permite establecer acciones de promoción y prevención desde el aula, y acudir

a la oferta interinstitucional de programas que se ofrecen en el distrito. A continuación, se presentan ejemplos de lecciones aprendidas:

Debe existir un documento con los teléfonos de emergencias situado en un lugar visible para todos los usuarios.

Todos los usuarios de los vehículos deben utilizar los cinturones de seguridad.

No dejar objetos en los pasillos de los vehículos.

Esperar siempre en el lugar donde esté señalizada la parada. En el caso de no existir ninguna indicación, esperar en un lugar seguro alejado de la calzada.

No jugar cerca del bordillo de la acera ni agacharse por debajo del autobús.

Se sugiere la realización de procesos de sensibilización en los establecimientos educativos para la promoción de conductas seguras a la hora de desplazarse en diferentes medios de transporte y la prevención de siniestros viales y su atención oportuna; cuando se evidencie a través de estadísticas un aumento en la siniestralidad vial se deben llevar a cabo acciones de promoción y prevención para disminuir los siniestros viales.

Actividad 12. Realizar seguimiento al caso

El orientador, el coordinador o responsable del servicio de transporte del colegio director o

a quien este delegue deberá realizar el correspondiente seguimiento al estudiante y/o

miembro de la comunidad educativa afectado; si el estudiante se encuentra incapacitado a causa del accidente vial, contactar a los Padres de familia y/o acudiente e indagar acerca del estado de salud y su evolución.

Al momento que el estudiante retorne al colegio, indagar con los padres de familia y/o

acudiente las posibles medidas cautelares que se deben tener para no afectar su condición de salud. En caso que el estudiante quede con algún tipo de secuela temporal o permanente

a causa del accidente sufrido, suscribir con los padres de familia y/o acudiente del

estudiante un acta de compromiso en la cual se estipule que estos deben llevar al niño a

los correspondientes controles médicos requeridos, las acciones a realizar en el hogar para

el refuerzo académico con apoyo y compañía de sus acudientes, e informar de manera

oportuna las recomendaciones médicas que se genere en cada control y estar en permanente comunicación con el colegio, dando cumplimiento a la corresponsabilidad familia-colegio.

Dependiendo la condición médica nombrar dos tutores del mismo grupo de clase, es decir, dos compañeros que cumplan con requisitos académicos y de trabajo en equipo, que apoyen al estudiante en la ejecución de sus actividades.

Si el estudiante debe continuar hospitalizado por un periodo mayor a 3 meses comunicarse

con la Dirección de Inclusión e Integración de poblaciones a fin de recibir orientación del programa Aulas Hospitalarias el cual se desarrolla en Bogotá en cumplimiento del Acuerdo

453 de 2010, conjuntamente por la SED y Secretaria Distrital de Salud.

Estos casos también reciben acompañamiento desde la Dirección de Bienestar Estudiantil, componente Movilidad Escolar y Accidentalidad Escolar.

En caso que los afectados sean docentes, directivos administrativos u otro personal del colegio, se debe hacer el seguimiento correspondiente con la Oficina de Talento Humano de la SED, o con la entidad y/o empresa a la que pertenezcan. Si el docente u otro, se encuentra incapacitado a causa del siniestro vial, contactarlo e indagar acerca del estado de salud y su evolución.

Al momento que el docente, personal directivo, administrativo o contratista retorne al colegio, indagar las posibles medidas cautelares que se deben tener para no afectar su condición de salud.

Actividad 13. Realizar el cierre del caso en el Sistema de Alertas de la SED

Posterior al diligenciamiento del seguimiento el orientador, el coordinador o responsable del servicio de transporte del colegio, director o a quien este delegue debe cerrar el caso en el Sistema de Alertas de la SED - Módulo Accidentalidad Escolar.

8. Protocolo básico para la investigación de siniestros viales

El lugar del hecho a fin de brindar una sencilla pero clara explicación- se refiere al

espacio físico en el cual se desarrolló una situación, en la que desde la óptica judicial, se

pudo producir un homicidio, un suicidio o un accidente, siendo los siniestros de tránsito en este caso los hechos pertinentes.

Esta escena del hecho puede caracterizarse como:

a) Abierto:

Cuando no existen paredes o elementos que lo aíslen del ámbito público y/o que permitan que las condiciones climáticas modifiquen o alteren los indicios que se encuentre en el lugar. Ejemplo: ruta, autopista, vías del ferrocarril, etc.

b) Cerrado:

Cuando el lugar está aislado del ámbito público y/o que las condiciones climáticas no modifiquen o alteren los indicios que se encuentren en el lugar. Ejemplo: una casa, un auto etc.

El personal que primero asista al siniestro deberá asegurar la zona mediante el

acordonamiento en caso de existir víctimas fatales- de la escena, evitando alterar huellas existentes de cualquier naturaleza sobre la vía. Impidiendo el acceso al lugar de personal

no asignado.

Este cordón criminalístico deberá constituirse como una zona cerrojo (sector que engloba

a las demás zonas), una zona primaria (lugar donde se encuentran los vehículos

siniestrados), una zona secundaria (ordena el espacio físico de donde se encuentra el público en general y la zona primaria, con la precaución de que tenga una única entrada

(ingreso único) lo que permite un control de la entrada y salida de todo el personal interventor, rescatistas médicos, bomberos, etc., permitiendo el desarrollo de tareas específicas por parte de los múltiples intervinientes.

El principal objetivo del acordonamiento es preservar todos los rastros que se encuentren

en el lugar, evitando su contaminación o alteración, entendiendo por rastro todo aquello que, de manera objetiva, nos lleve a concluir la existencia de una determinada situación comprobada a través de esos medios.

Inicialmente se deberá prestar atención a los procedimientos de verificación y confirmación. Se labrará un acta con los datos de las personas implicadas en el siniestro, así como conductores y testigos. La autoridad policial en el lugar de los hechos deberá realizar una observación de los elementos materia de prueba y evidencia física y se registrará lo observado.

Se debe constatar todo aquello que se encuentre, y su análisis debe ser protocolar, exhaustivo, detallado, documentado e ilustrado. Nada debe ser descartado, y deberá ser evaluado y registrado mediante fotografía pericial, la filmación pormenorizada del lugar del hecho, la planimetría y los archivos de las cámaras instaladas en la vía pública, en caso de que existieran, a fin de obtener imágenes de lo sucedido en tiempo real. Este material

deberá estar disponible dentro de las 48 horas de ocurrido el hecho a fin de ser elevado para la consideración científica por parte de los especialistas que intervengan en la causa.

La palabra “indicio” refiere en general la existencia de un fenómeno que permite conocer o inferir la existencia de otro no percibido. En caso de hallarse elementos que se asocien con indicios, deberán ser secuestrados con los recaudos pertinentes- y enviarse a las divisiones de investigación respectivas. Las muestras de sangre deberán ser tomadas cualitativamente tal como se requeriría en estudios de ADN.

En el caso de las bebidas alcohólicas la descripción de la cantidad hallada por ejemplo dentro del automóvil permitirá evaluar una vez obtenida la alcoholemia- si la víctima ha ingerido tal sustancia, si era de consumo personal periódico o sólo casual, y si la cantidad de bebida restante hallada en el lugar se corresponde con los valores hallados en el laboratorio químico judicial.

La misma rigurosidad científica deberá ser aplicada al resto de los elementos indiciarios que se hallen, sin omitir que todos los elementos secuestrados deben ser preservados por contenedores de bioseguridad pertinentes.

Respecto de los automóviles siniestrados, será óptimo resguardarlos en un lugar protegido a fin de que puedan ser examinados con detenimiento por los peritos, pero que además esté provisto de tecnología que permita evaluar piezas menores, por ejemplo a fin de poder detectar fallas o fatiga en el material de la pieza que se suponga clave en la dinámica del siniestro.

Una guía simple de observación para la investigación debe contener:

Pericia Mecánicasimple de observación para la investigación debe contener: Sistema de luces: El perito comprobará el funcionamiento

Sistema de luces: El perito comprobará el funcionamiento de todas las luces con que cuenta el vehículo. Si alguna de estas falla o funciona en forma defectuosa, el experto tendrá que buscar el origen de la falla, y posteriormente exponerla en el informe mecánico.

Sistema de freno: Es importante que se describa el tipo de freno que posee el vehículo, o sea a disco, a cinta, lo mismo si posee sistema ABS antibloqueo, y si este sistema funciona en el delantero, o trasero. Esto se verá luego reflejado en las huellas de frenado,

y de las formas que las dejaron. Se buscara sobretodo cualquier anomalía en el sistema,

a fin de detectar la falla: perdida de liquido de freno, desgaste de las pastillas, o si el circuito de aire del rodado al frenar “tira” hacia a un costado.

Sistema de dirección: Describir que tipo de dirección posee el vehículo, si posee barras estabilizadoras, tren delantero, etc. En el caso de encontrar la falla, o anomalía que dio origen presumiblemente al hecho investigado, se debe describir la causa.

Las cubiertas: Se debe describir el tipo de rodado, marca y medida de cubierta del o los vehículos. Agregando una apreciación de su uso en porcentaje, por ejemplo, su estado si es bueno, regular, o malo, con un porcentaje que va desde un 80 %, un 50%, o un 30%. Describiendo detalladamente las zonas desgastadas, tanto de la parte externa, como de

la parte interna.

Pericia Dinámicatanto de la parte externa, como de la parte interna. Deben analizarse en detalle los impactos

Deben analizarse en detalle los impactos realizados por las diferentes masas, para determinar el tipo de siniestro.

Se determinará siempre el primer impacto, y las clases de daños producidos a posteriori. Realizando observaciones respecto de la dinámica del hecho. Posteriormente se deben

realizar las fijaciones planimétricas utilizando el método de medición que más se adecue

al sitio y a su factibilidad, por ejemplo el método de coordenadas cartesianas, triangulación o coordenadas angulares, entre otros.

El método de coordenadas cartesianas es la medición de un punto con respecto a una línea base (Eje X) formando ángulo de 90 grados y, posteriormente a un punto de referencia del cual se ubicará el Eje Y. El Punto de referencia en las intersecciones debe ser la prolongación de las vías (Esquinas) tomando distancias de ancho de calzadas, carriles y andenes o aceras.

En el caso de Tramo de Vías en Zona urbana se utiliza como puerto de referencia el lindero de las edificaciones, pero de no existir, se hará a un poste de alumbrado público o de líneas telefónicas. En zonas rurales se hará utilizando como referencia a los postes de kilometraje.

El método de triangulación son distancias medidas a partir del punto o elemento materia de prueba con respecto a dos puntos de referencia (Ej.: dos postes de alumbrado público) determinando la distancia entre estos dos puntos. En este método no se determinan ángulos, sino solo distancias que indican el radio de dos circunferencias que al momento de realizar el plano a escala, por unión de las dos circunferencias encontraran el punto fijado en la escena.

El método de coordenadas angulares, determina la distancia y ángulo formado entre el elemento y el punto de referencia, contando como línea base la dirección del Norte.

Los elementos a fijar planimétrica y fotográficamente en el lugar de los hechos son:

- Vehículos y sus huellas marcadas en la superficie vial. La medición de los vehículos

hacia la línea base, se podrá realizar a partir de los vértices o ejes del mismo; es importante registrar las distancias entre ejes y el volado delantero y trasero de cada vehículo o su ancho. Lo mismo debe hacerse respecto de las deformaciones, vidrios y restos de líquidos. A partir del centro de foco.

- Posición final de Víctimas.

- Ancho y longitud de las diferentes huellas en la vía, cotejadas con las llantas que las

marcaron. En el caso de huellas curvas, la longitud se medirá por encima de la huella, formado la misma curvatura. Para el plano, se deben tener en cuenta una medida entre el inicio y final de la huella en línea recta (Cuerda) y en el centro de la línea se tomará la distancia de la cuerda hacia la huella (Sagina u ordenada media) con el fin de hallar el radio de la curva. El mismo método de utiliza para hallar el radio de curvatura de la vía.

- Si la vía es curva, además de determinar su radio, se debe analizar el porcentaje del peralte.

- El porcentaje del peralte se determina con la misma fórmula para hallar el porcentaje de

la pendiente de la vía: se extiende la cinta métrica en forma horizontal sobre la vía sin que

toque la superficie vial, (solo el punto cero de la cinta) manteniendo su posición con un nivel de mano a una distancia que se elije previamente.

La fijación de los vehículos, huellas y las victimas siempre van a tener cuatro medidas, aparte de las longitudes.

Una vez realizada la fijación planimétrica y fotográfica, se verifica la señalización horizontal y vertical de la vía, las distancias entre la señalización y la existencia de dispositivos luminosos o señales de obra, etc.

Además hay que determinar el diseño vial y sus características, material y estado de la superficie vial.

Con todos los elementos de prueba hallados en el lugar de los hechos, corresponde realizar un análisis relacionando lugar y punto de impacto, ubicación de las masa al momento del impacto de acuerdo con sus deformaciones (distancias y alturas), junto con la posición final adoptada por los mismos, identificando la trayectorias de las masas antes del impacto, determinando el sentido en que viajaban y por qué carril circulaban.

Con respecto a las deformaciones, estado de la superficie de la vía, diferencia de masas y las huellas marcadas en la vía, determinando la velocidad aproximada a la cual viajaba el o los vehículos implicados que marcaron sus huellas.

Con todos estos datos se está en condiciones de identificar las causas que dieron origen al siniestro y realizar una hipótesis en la cual no se ubiquen a priori responsabilidades, sino causas inmediatas.

Como ocurre en todo tipo de investigación criminalística, el pormenorizado análisis del lugar del hecho aportará la mayor cantidad de fundamentos, por lo que básicamente debemos basarnos en los siguientes ítems, de los cuales se obtiene la siguiente guía pericial

1) Lugar del hecho: fecha y hora. En éste punto es de vital importancia la llegada al lugar de los peritos en accidentología, lapso que sobre la base de la gran cantidad de vehículos existentes y anormalidades en el tránsito en general, estimo que no podrá extenderse más allá de 2 horas.

2) Marca y datos particulares de los vehículos.

3) Posiciones de los vehículos después del siniestro.

4) Elementos transportados en los vehículos (si se tratase de camiones, se debe indicar cuál es la carga y su peso).

5) Planimetría (o relevamiento planimétrico)

6) Fotos periciales.

7) Filmación propiamente dicha en el lugar de los hechos.

8) Solicitud inmediata, si es posible dentro de las primeras 24 horas, de las filmaciones que pudieran haber en cámaras ubicadas en vía pública.

9) Daños objetivables descriptos.

10) Estado del tiempo (nublado, niebla, lluvia, tormenta, posición del sol, etc.)

11) Visibilidad al momento del hecho.

12) Estado del terreno (ruta, camino de tierra, etc.)

13) Registros de conducir y/o restricciones.

14) Datos filiales de los conductores, su testimonio por separado de lo ocurrido, como así también los relatos de los testigos directos.

15) Imagen visual de las inmediaciones del lugar, desde la línea de visión del conductor, para advertir la presencia de posibles obstáculos.

16) Lugar exacto del siniestro.

17) Descripción de huellas de frenadas, derrapes o rozamientos.

18) Estado y tipo la superficie material de la vía (hormigón, asfalto, adoquinado, etc.) y la existencia o no de sustancias que pudieran influir en el normal desplazamiento de los vehículos.

19) Existencia de baches, cunetas, reductores de velocidad, cruces, cruce de escolares, obras en construcción y/u otros.

20) Funcionamiento de los controles luminosos del tránsito, si es que se hallan instalados.

21) Naturaleza del siniestro (entre vehículos en marcha, frontal, frontal lateral, frontal trasero, vuelco, incendio, etc.)

22) Tránsito al momento del siniestro.

23) Circunstancias presuntas del siniestro por defectos de los vehículos (carencia de frenos, rotura o pinchadura de neumático, falta de señalización en el vehículo detenido, carencia de luces de posición, ruptura de remolque, mercadería mal transportada, desgaste de neumáticos, y otros datos que confluyan una presunción original).

24) Colocación o no de cinturones de seguridad en las víctimas.

25) Los datos de las víctimas.

26) Estado psicofísico de los conductores, llevado a cabo por el Médico legista (si el caso lo permite en el mismo lugar de los hechos) incluyendo si existe ataxia (cinética o dinámica, estática, locomotriz, psíquica y sensorial), desviaciones de la conducta y desadaptación socio ambiental. Básicamente, determinar el estado de sus funciones intelectuales, incluyendo la euforia, la voluntad y el autocontrol, concentración y estado de los reflejos, comprensión y raciocinio.

27) Solicitud inmediata de alcohol en sangre y orina en conductores y acompañantes.

28) Descripción de lesiones provocadas por uso cinturón de seguridad, airbag, casco y/u otro elemento de seguridad.

29) Estado clínico del o de los conductores al momento del siniestro, basado no solamente en las declaraciones de los testigos y la evaluación del estado psicofísico, sino en los hallazgos de su historia clínica, la que deberá ser solicitada jurídicamente al médico de cabecera, obra social o asistencia médica por la cual se atendía

30) Factores de evitabilidad del siniestro (supone hallar y analizar los factores que debieron cumplirse para que el siniestro no se hubiera producido o bien, de producirse, hubiera provocado daños cualitativamente inferiores a los efectivamente registrados.

31) Informe autópsico.

32) De ser necesario de puede solicitar una reproducción en 3 D de la dinámica siniestral.

33) Reconstrucción del hecho

34) Punto clave o crítico: Es el sitio-instante donde ocurrió un hecho trascendente en la dinámica del siniestro

34) Punto posible de percepción (PPP): Es aquel punto-instante de la trayectoria de un protagonista desde el cual es posible, para una persona sin impedimentos que la inhabiliten para conducir, percibir la existencia de un riesgo o peligro de siniestro.

El punto posible de percepción se ubica dependiendo de las condiciones ambientales, la existencia o no de obstáculos frente a la visión, las características de la visibilidad, el enmascaramiento de las luces, o los ruidos, así como otras luces o sonidos, o elementos

propios de la topografía, etc. En consecuencia el punto posible de percepción coincide con el inicio del tiempo de percepción y la reacción del protagonista.

35) Punto posible de detección (PPD): Es el sitio-instante en el cual el protagonista, podría haber completado la detección del riesgo o peligro; es decir el momento donde debería haber tomado conciencia de las circunstancias gravosas que se le presentaran. Se ubica esto, en la trayectoria del protagonista, a unos 3 segundos después del punto de posible detección.

36) Punto de percepción efectiva (PPE): Es aquel punto de la trayectoria de un conductor, en el momento en que se percata de lo que ocurre. Es frecuente que el riesgo aparezca en el campo de percepción, ignorado o no por éste. Esto se debe a la desatención en la conducción. En este caso el punto de la percepción efectiva coincide con el fin de la etapa de detección, donde la primera de las que componen el tiempo de percepción y reacción, se junta con el inicio de la etapa de identificación, es decir el comienzo del tiempo de reacción.

37) Demora y distancia de percepción: El tiempo que transcurre desde el punto de posible percepción hasta el punto de percepción efectiva se denomina demora en la percepción o tiempo de percepción. Es decir es el lapso que media entre el riesgo o peligro que fueron percibibles y el instante en que efectivamente fueron percibidos. Como se puede apreciar la demora en la percepción incluye una etapa de detección del tiempo de percepción y reacción, pero esta demora puede ser nula en el caso en que ambos puntos PPP y PPE coincidan. De todos modos cuando la demora abarca solo un lapso necesario para la detección, se dice que existe pronta percepción, es decir en el caso del PPE se procede o coincide con el punto de posible detección, para lo cual la demora habrá de ser menos o igual a los 0,3 segundos. Cuando se excede este valor se denominara percepción tardía, o excesivamente demorada.

Si se tratara de un siniestro evitable, pero ocurrido, se apreciará que un conductor percibió el riesgo-peligro 3 décimas de segundo después del momento en que fuera perceptible. Pudiéndose inferir que esta demora fue, cuando menos, causa del siniestro.

38) Punto de respuesta (PDR): Este punto es útil a la hora de determinar, si la falla para que se produjera el siniestro, se debió a un factor humano principalmente o a una circunstancia mecánica, o falla técnica. Si el protagonista ha reaccionado o no en tiempo y forma.

39) Punto de comienzo de acción evasiva: Desde el fin de la etapa de la respuesta y hasta el posible comienzo de la variación de los parámetros que definen el movimiento, transcurre en un lapso que denominaremos tiempo de respuesta mecánica. Que incluye las demoras por movimientos de miembros, por inercia u otros elementos mecánicos. Se denomina al comienzo de la acción evasiva, es decir el sitio-instante en el cual un móvil podría haber comenzado a variar sus parámetros cinemáticas, o haber intentado otras variables para evitar el riesgo. Como ser frenar, acelerar, girar, tocar bocina, volantear, o simplemente rodear el peligro, o tirarse a la banquina. Cuando finaliza el tiempo de reacción de percepción-reacción total (TPRT), también finaliza el lapso comprendido por la suma del tiempo percepción-reacción humano, mas el tiempo de respuesta mecánica. El sitio instante donde finaliza el TPRT coincide con el de la finalización del tiempo de respuesta mecánica, porque si bien son distintos, el TR es la parte del TPR que considera solo la reacción humana (respuesta). Comenzando a medirse a partir de la percepción efectiva (del peligro), mientras que el TPR, solamente se inicia en el punto posible de percepción. Esta diferenciación es útil, ya que de esta manera en el análisis podremos utilizar el TR, que no está influido por eventuales distracciones, y determinar la demora en

la percepción para poder evaluarla.

40) Punto de comienzo de la acción evasiva: (CAE) Se denomina comienzo de la acción evasiva (CAE), al sitio-instante en el cual el vehículo comienza a variar efectivamente sus parámetros cinemáticas o intenta hacerlo con los del riesgo, como por ejemplo frenadas bruscas, acelerar, girar, tocar bocina, etc. El comienzo de la acción podría determinarse físicamente en el lugar del hecho. Por ejemplo un poco antes de los 0,2 segundos, de donde comienzan las huellas de frenado nítidas, o donde el vehículo comienza a cambiar su trayectoria. También puede calcularse a partir de la posición final, considerando la distancia de frenado, como se indicó anteriormente, o retrotrayendo la trayectoria previa al siniestro, hasta su intersección con la trayectoria prevista, usando los radios de curvatura, compatible con el desvió, si lo hubiera.

41) Acción evasiva: (AE): Es toda acción realizada por un protagonista en la inminencia de un siniestro, siendo su finalidad evitarlo o minimizar las consecuencias dañosas.

El perito deberá determinar “el motivo desencadenante del siniestro”, es decir, no sólo cómo sucedió, por qué sucedió y las causas que lo desencadenaron.

Movilidad Vial Gimnasio Nuevo Modelia 2019
Movilidad Vial
Gimnasio Nuevo Modelia 2019

DIRECTORIO DE EMERGENCIAS

GIMNASIO NUEVO MODELIA 2019

ATENCION DE SINIESTROS VIALES PLAN DE MOVILIDAD ESCOLAR

ENTIDAD

DIRECCION

TELEFONO

GIMNASIO NUEVO MODELIA

Transversal 73ª # 24C - 85

7447295 - 7447296

BOMBEROS PUENTE ARANDA

Calle 20 # 68ª- 06

119

(3822500)

BOMBEROS FONTIBON

Calle 17 #96g - 64

119

(2675264)

POLICIA NACIONAL

   

112

CAI MODELIA

Carrera 74 # 24 - 00

4107676

CLINICA COLOMBIA

Carrera 66 # 23 46

5948650

CRUZ ROJA

Av Cra 68 # 31 - 41

132

(7460909)

MOVILIDAD BOGOTA

   

195

23 – 46 5948650 CRUZ ROJA Av Cra 68 # 31 - 41 132 (7460909) MOVILIDAD