Вы находитесь на странице: 1из 2

INTRODUCCION

La globalización implica que los sectores productivos con el fin de lograr la competitividad nacional
e internacional ha sido necesario que realicen cambios en sus estrategias de trabajo centrando sus
esfuerzos en mejorar su calidad, productividad y plazos de entrega.

El diseño actual de la máquina de moldeo por inyección ha sido influenciado por la demanda de
productos con diferentes características geométricas, con diferentes polímeros involucrados y
colores. Además, su diseño se ha modificado de manera que las piezas moldeadas tengan un menor
costo de producción, lo cual exige rapidez de inyección, bajas temperaturas, y un ciclo de moldeo
corto y preciso.

MARCO TEORICO

El moldeo por inyección es una de las tecnologías de procesamiento de plástico más conocidas, ya
que representa un modo relativamente simple de fabricar componentes con formas geométricas de
alta complejidad. Para ello se necesita una máquina de inyección que incluya un molde, con la cual
se fabrica una cavidad cuya forma es idéntica a la de la pieza que se desea obtener y para su tamaño
se aplica un factor de contracción el cual se agrega en las medidas de la cavidad para que al enfriarse
la pieza moldeada se logren las dimensiones deseadas. La cavidad se llena con plástico fundido, el
cual se solidifica, manteniendo la forma moldeada.

Los polímeros conservan su forma tridimensional cuando son enfriados por debajo de su Tg 1—y,
por tanto, también de su temperatura de fusión para polímeros semicristalinos. Los polímeros
amorfos, cuya temperatura útil es inferior a su Tg, se encuentran en un estado termodinámico de
pseudoequilibrio. En ese estado, los movimientos de rotación y de relajación (desenredo de las
cadenas) del polímero están altamente impedidos. Es por esta causa que, en ausencia de esfuerzos,
se retiene la forma tridimensional. Los polímeros semicristalinos poseen, además, la característica
de formar cristales. Estos cristales proporcionan estabilidad dimensional a la molécula, la cual
también es —en la región cristalina— termodinámicamente estable. La entropía de las moléculas
del plástico disminuye drásticamente debido al orden de las moléculas en los cristales.

El fundamento del moldeo por inyección es inyectar un polímero fundido en un molde cerrado y
frío, donde solidifica para dar el producto. La pieza moldeada se recupera al abrir el molde para
sacarla. Una máquina de moldeo por inyección tiene dos secciones principales: La unidad o grupo
de inyección y la unidad de cierre, o prensa, que aloja al molde.

Proceso De Inyección Y Moldeo De Polimeros

El ciclo de producción consta de ocho fases:

1) Cierre del molde 2) Avance del grupo de inyección 3) Inyección del material en el molde, cerrado
y frío 4) Mantenimiento de la presión 5) Refrigeración y solidificación del objeto (comienza al
terminar la inyección y dura hasta que empieza la apertura del molde) 6) Retroceso del grupo de

1
Es la temperatura en el cual un polímero cambia de un estado rígido y quebradizo a otro blando y
maleable, está presente sólo en polímeros amorfos y es diferente para cada polímero.
inyección 7) Plastificación del material para el ciclo siguiente 8) Apertura del molde y expulsión de
la pieza.

En la actualidad casi todas las máquinas de inyección disponen de un pistón de dosificación-


plastificación en forma de husillo que, al girar cierto número de vueltas, realiza la carga del material,
siendo obligado por éste a retroceder hasta una posición tope, previamente regulada, quedando el
cilindro completamente lleno de material. La plastificación mediante husillo proporciona una fusión
regular y homogénea, con poco riesgo de degradación térmica, y posibilita un llenado del molde a
presiones más bajas.

Las unidades de moldeo constan de las dos partes del molde sujetas mediante piezas portamoldes
y ciertos mecanismos (generalmente hidráulicos) que tienen por misión su abertura y cierre. Estos
mecanismos tienen que ser suficientemente robustos para resistir la presión del material en la etapa
final de la inyección, que puede superar los 50 MPa y llegar a los 200 MPa. Las primeras máquinas
de moldeo por inyección para la fabricación de plásticos se basaban en las máquinas empleadas
para la fabricación de metales por fundición a presión.

Las principales ventajas del moldeo por inyección son: El grado de automatización alcanzado con
estas máquinas La posibilidad para fabricar productos plásticos con tolerancias muy pequeñas
Versatilidad para el moldeo de una amplia gama de productos, tanto en formas como en materiales
plásticos distintos.