Вы находитесь на странице: 1из 2

El pasado 18 de julio el presidente de la República sancionó el Acto

Legislativo mediante el cual “se constituye el Sistema General de


Regalías (en reemplazo del actual Fondo Nacional de Regalías), se
modifican los artículos 360 y 361 de la Constitución Política y se dictan
otras disposiciones sobre el Régimen de Regalías y
Compensaciones”. El Acto Legislativo se fundamenta en los principios
de ahorro para el futuro, equidad social y regional, competitividad
regional y buen gobierno.

El Sistema General de Regalías (SGR) regirá a partir del 1° de enero


de 2012 y el nuevo marco legal para la redistribución de los recursos
que ingresen por regalías minero-energéticas está concebido hasta
2020. El gobierno nacional garantizará la operación del Sistema
mediante decretos transitorios con fuerza de ley, que expedirá a más
tardar el 31 de diciembre del presente año.

La reforma contempla la creación de cuatro fondos adicionales a los


existentes: Ciencia, Tecnología e Innovación, Desarrollo Regional,
Compensación Regional, y Ahorro y Estabilización. Continúa vigente el
Fondo para el Ahorro Pensional Territorial.

Las zonas productoras tendrán manejo directo de una parte de las


regalías, aunque su monto será menor de lo que habría sido sin la
reforma. Una vez sancionado el Acto Legislativo, las 13 zonas
productoras actuales -entre las cuales se destacan Meta, Casanare,
Arauca, Guajira, y Cesar- comenzarán a recibir inicialmente un 70 por
ciento de los ingresos actuales por concepto de regalías, cuyo monto
irá disminuyendo hasta alcanzar el 30 por ciento para el año 2020.

Como se concertó que se garantizará un mínimo del 50 por ciento de


los niveles actuales de las regalías para el período de transición entre
2012 y 2014, el SGR destinará un 20 por ciento de los recursos del
Fondo de Ahorro y Estabilización para completar las asignaciones
directas de regalías.

De tal manera, la reforma asegura a los departamentos y municipios


productores los recursos suficientes para cubrir sus obligaciones en
educación, salud y saneamiento básico, lo que garantiza el desarrollo
normal de proyectos en marcha financiados con vigencias futuras,
previamente comprometidas sobre la base de recibir regalías directas
en el marco normativo anterior.
Se suprime el Fondo Nacional de Regalías (FNR). Los recursos no
comprometidos que posea el FNR se destinarán prioritaria (más no
obligatoriamente) a la reconstrucción de infraestructura vial y a la
recuperación ambiental de las zonas afectadas por la emergencia
invernal.

Se crea también el Sistema de Monitoreo, Seguimiento, Control y


Evaluación de Regalías, encargado de auditar el uso eficiente y eficaz
de los recursos del SGR.

Cordialmente,

SHEILA JEAN HOOKER ONEILL