Вы находитесь на странице: 1из 4

EL SANTO EVANGELIO: MARCOS 2.

1-12 donde se había instalado Jesús con sus apóstoles; ya no


Entró Jesús otra vez en Capernaúm después de algunos días; y se oyó cabía más nadie allí. Jesús por su parte le predicaba a la
que estaba en casa. E inmediatamente se juntaron muchos, de manera multitud que se agolpaba en todo el lugar.
que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra.
Entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico, que era cargado A nuestro Señor le gustaba predicar su palabra a la gente
por cuatro. Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud,
común, porque a ellos vino y no era raro verle hacerlo en
descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura,
bajaron el lecho en que yacía el paralítico. Al ver Jesús la fe de ellos, muchos hogares de pecadores.
dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados.
Mientras Jesús predicaba la palabra llegaron cuatro hombres
Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en
sus corazones: ¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién con un paralitico a cuestas, imagínense cuatro individuos
puede perdonar pecados, sino sólo Dios? Y conociendo luego Jesús
cargando a otro que no se puede mover, tieso como un
en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les
dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, pedazo de madera, pero con suficiente ánimo para lograr
decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle:
Levántate, toma tu lecho y anda? Pues para que sepáis que el Hijo del
que sus amigos le cargaran hasta allí.
Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al
paralítico): Estos cuatro hombres con el paralitico a cuestas, se

A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa. Entonces él se encontraron con la dificultad de que la gran multitud no les
levantó en seguida, y tomando su lecho, salió delante de todos, de permitía llegar hasta donde su Señor, una situación difícil
manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo:
Nunca hemos visto tal cosa. puesto que ellos sabían que Jesús tenía el poder para curarle
de su enfermedad. Y estos hombres realizaron algo que en
nuestros tiempos es difícil ver. Subieron al techo de la casa
En el nombre de Jesús: Amen
donde estaba Jesús quitaron parte del techo, y bajaron al
En esta ocasión nuestro señor Jesús llego a Capernaúm, y paralitico por el agujero que habían hecho exactamente
apenas los pobladores supieron que este hombre que hacia donde estaba Jesús. Solo pensar todas esas personas allí
milagros se encontraba allí comenzó a llenar todo el lugar reunidas queriendo escuchar a Jesús, los cuatro hombres
subiendo al techo y literalmente rompiendo todo allí arriba, Pero en el caso de estos, su fe verdaderamente les ayudó.
cayendo escombros por todas partes y la tensión de todo
Jesús centra su atención hacia el paralítico, y la multitud que
aquello que en ese momento se vivía, debió tener un carácter
observa espera el milagro de restablecimiento físico del
de caos y quizás hasta de peligro.
paralitico; una sanación corporal que los espectadores que
No importando esa escena poco apropiada, El amor a Dios seguían a Jesús esperaban ver, pero este no hizo lo que ellos
y al prójimo siempre halla caminos como ayudar. El amor esperaban; ellos estaban acostumbrados a escuchar la frase:
empujó a estos cuatro hombres a realizar esta Azaña llena Hijo, sé sano, más escucharon una frase poderosa de los
por una esperanza de que Jesús sanaría su enfermedad. labios de este hombre al cual seguían…: Hijo, tus pecados
te son perdonados. Eso debe ser (y de hecho lo es), lo más
Un amor emanado de su Fe. Y el señor Jesús, miro dentro
importante para todos los hombres y mujeres, y esto es el
del corazón del paralitico y de sus cuatro que le cargaban y
tener el perdón de los pecados. Ni la salud, ni los
encontró allí una Fe que le conmovió; una verdadera fe de
alimentos, ni el agua ni nada, son tan necesarios como el
verdaderos israelitas que creían en Jesús como el Mesías
perdón de los pecados; sabemos exactamente por las
prometido. Y este caso en particular tiene algo espacial;
escrituras cual es la paga del pecado, todo sabemos cómo
siempre hemos escuchado que la Fe es algo personal de
día a día el pecado nos arrastra más y más a la muerte. El
cada individuo, más aquí vemos como la Fe de cuatro
pecado es el mayor mal en la tierra, y es por ello que el
hombres ayudan en gran medida en la reacción de nuestro
perdón de los pecados es el mayor bien, el más grande
Señor, la misma que tenemos que tener cuando pedimos en
regalo que Dios nos envió del cielo. Donde hay perdón de
nuestras oraciones por los más necesitados, por las personas
pecado los demás bienes comienzan a llegar por la bendita
que sufren o que simplemente pedimos al señor que le
gracia de Dios, también allí hay vida, amor y salvación.
guarde, pero en muchos casos dudamos, lo hacemos como
un cumplido o en el peor de los casos no confiamos en las Hermanos y hermanas: la Fe que viene por escuchar la
promesas hechas por DIOS hacia su pueblo. palabra de Dios, es la que toma todas esas bienaventuranzas
que Dios nos da. Para que veamos su gloria y lo hizo en Pero también como hijo del hombre tiene ese poder ya que
aquellos días y lo sigue haciendo hoy por nosotros. se hizo hombre y por su vida, pasión y muerte pagó por
nuestros pecados. Nosotros somos espiritualmente
Pero entre la muchedumbre que se agolpó en esa casa a
paralíticos, somos como ese personaje de la histroria!
escuchar a Jesús y a ver sus milagros también se
¿Cuántas veces necesitamos personas que literalmente nos
encontraban personas que perseguían a nuestro Señor y lo
carguen hacia el evangelio de nuestro señor? Nuestro
que Jesús dijo era lo que los enemigos y perseguidores
propio pecado nos condena a estar preso sin la libertad que
buscaban escuchar; era lo que buscaban los escribas
nos da el evangelio y el perdón por medio de Cristo.
presentes para poder formular algún cargo contra él. En
ningún momento estos maestros de la ley expresaron ¡Los escribas eran paralíticos espirituales! Todas estas cosas
palabra alguna, pero en sus pensamientos, se decían así: estaban para que entendieran que este Jesús era el mesías
éste blasfema, pues ¿quién puede perdonar pecados sino enviado, el hijo de Dios y la mayor prueba para estos es que
sólo Dios? En ese entonces como ahora la palabra del Jesús les argumentó contestando las preguntas que estos se
perdón de los pecados es a los incrédulos una espina en el hicieron para sí. Y su incredulidad los deshabilito para poder
ojo. Pero por más que se quiera no se puede esconder nada entender lo que pasaba.
delante de Dios. Él lo ve y sabe todo. Y así como miro la
La Fe viene por el oír de la palabra y estos eran sordos e
Fe del paralítico y de los cuatro amigos que le acompañaban,
incapaces de poder entender que el cumplimiento de la leí
también miro la incredulidad de estos escribas, pues hurgó
de moisés no era el camino de la salvación.
en sus corazones negros de orgullo y pecado y no escatimó
El gran milagro de Jesús no quedó finalizado en ese
nuestro señor en ponerlos en su lugar, los puso al
momento, él aun da a todos nosotros sin distinción, el tesoro
descubierto y defendió su derecho de perdonar los pecados.
que él logró en la cruz.
El cristo, tiene la potestad de perdonar pecados; y es cierto,
sólo Dios perdona pecados, pero Jesús es verdadero Dios;
En la boca de los fieles pastores de su iglesia, ha quedado el tiempo y que al fin y al cabo perecerá y se convertirá en
peculiar poder por medio de Jesús de perdonar los pecados polvo; el mayor regalo el cual nadie podía dar al paralitico
a los penitentes. En el bautismo está la promesa de ser ni a ninguno de nosotros es, y sigue siendo el perdón de sus
perdonados y en el Sacramento del Altar podemos encontrar pecados, aunque Dios en su gran misericordia nos da el
la medicina para este mal que nos mata alejándonos de beneficios y dones corporales, nada se compara con lo
nuestro salvador. primero.

Lutero dice al respecto: Pongamos nuestra Fe sobre las promesas del Señor,
teniendo en alta estima su santa Palabra, los sacramento del
“No en el cielo, como aquí los escribas… Guárdate de
ello y di: Dios ha puesto el perdón de los pecados en el bautismo y la santa comunión, En todo esto veremos cuán
santo Bautismo, en la Santa Cena y en la Palabra; sí, lo misericordioso es Dios por causa del sufrimiento de su hijo
ha puesto en la boca de cada cristiano; cuando él te
Jesús, para con sus hijos
consuela y te promete la gracia de Dios por los méritos de
Cristo entonces acéptalo y créelo del mismo modo como Que la gracia de nuestro Señor Jesucristo nunca nos falte y
si Cristo mismo te lo dijera con su boca, como acá al
nos mantenga firmes en la Fe en su palabra amen.
paralitico.”
Allí se encuentra el perdón de los pecados; Luego con su
sola palabra sanó al paralítico, con su sola palabra hizo lo Vicario
que nadie podía hacer y así demostró ser el todopoderoso Ybán Navarro
Dios.

El paralítico no solo estaba sano en cuerpo, sino también en


alma. Jesús demostró ser el verdadero médico de cuerpo y
alma. Sin embargo, el mayor regalo para el paralitico no fue
la sanación de su cuerpo ese cuerpo que se deteriora con el