Вы находитесь на странице: 1из 98

ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA

SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO


EN AMÉRICA CENTRAL
SUSANA CASTIGLIONE

Área de Desarrollo Estratégico Área de Desarrollo


de la Salud Sostenible y Salud Ambiental

Washington, D.C.
Diciembre de 2003
Contenido

Página

INTRODUCCIÓN .............................................................................................. 1

METODOLOGÍA ...............................................................................................2

1. Riesgos del trabajo y promoción de salud de los trabajadores .................. 3


1.1. Legislación nacional sobre riesgos del trabajo......................................... 3
1.2. Estándares internacionales sobre riesgos del trabajo:
Organización Internacional del Trabajo................................................... 6
1.3. Aspectos legales de promoción de la salud de los trabajadores ............... 9
1.4. Conclusión ............................................................................................... 11

2. Trabajadores de la industria de la maquila............................................... 13


2.1. La maquila ............................................................................................... 13
2.2. Riesgos ocupacionales de los trabajadores de la maquila ...................... 14
2.2. Análisis de la legislación aplicable ......................................................... 15
2.4. Derechos laborales y disposiciones sobre salud e
higiene en los centros de trabajo.......................................................... 16
2.5. Estándares internacionales...................................................................... 17
2.6. Conclusiones ............................................................................................ 18

3. Trabajadores de la industria de las flores................................................. 19


3.1. Riesgos ocupacionales de los trabajadores de las flores ........................ 19
3.2. Análisis de la legislación aplicable ......................................................... 20
3.3. Estándares internacionales...................................................................... 21
3.4. Conclusiones ............................................................................................ 23

4. Trabajadores de salud ............................................................................... 24


4.1 Riesgos ocupacionales de los trabajadores de salud .............................. 24
4.2 Análisis de la legislación aplicable ......................................................... 25
4.3 Medias de bioseguridad ........................................................................... 26
4.4 Estándares internacionales...................................................................... 27
4.5 Seguridad radiológica ............................................................................. 28
4.6 Estándares internacionales...................................................................... 29
4.7 Conclusiones ............................................................................................ 31

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS .............................................................. 32

iii
Anexo I – Sistema de Riesgos del Trabajo: Normas Principales
e Instituciones Competentes............................................................ 35

Anexo II – Normas Relativas a la Industria de la Maquila ............................. 47

Anexo III – Normas sobre la industria de las flores: plaguicidas .................. 55

Anexo IV – Normas sobre VIH/SIDA y bioseguridad ..................................... 63

Anexo V – Normas sobre Seguridad Radiológica ........................................... 69

Anexo VI – Convenios OIT Ratificados por los


Estados Centroamericanos......................................................... 71

Anexo VII – Normas Constitucionales Laborales............................................ 77

iv
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 1

ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE


RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA LATINA

Susana Castiglione

INTRODUCCIÓN

El problema de la seguridad y la salud en el ámbito del trabajo es global. Según datos de la


Organización Internacional del Trabajo (OIT) se producen 250 millones de accidentes laborales cada
año en todo el mundo y 3.000 personas mueren cada día por causas relacionadas a los mismos.
Además, se registran 160 millones de casos de enfermedades profesionales cada año y 1,1 millones
de accidentes mortales en el mismo período. Así, las causas de muerte vinculadas al trabajo se
colocan por encima de los accidentes de tránsito, las guerras y la violencia.

El Plan Regional de Salud de los Trabajadores 2001-2008 recopila cifras alarmantes que
revelan la gravedad que registra en la región de las Américas la situación de la seguridad y la salud
en el ámbito laboral. (Tennassee, 2001). La OIT ha estimado que en América Latina y El Caribe
ocurren 36 accidentes de trabajo por minuto y que aproximadamente 300 trabajadores mueren cada
día como resultado de accidentes ocupacionales. 1 Igualmente indica que cerca de 5 millones de
accidentes ocupacionales suceden anualmente y que de estos, 90.000 son mortales.

En cuanto a las enfermedades profesionales, la OMS señala que en América Latina y El


Caribe la notificación de enfermedades ocupacionales apenas alcanza entre el 1% y el 5 % de los
casos, ya que solo se registran aquellos que causan incapacidad sujeta a indemnización. 2

Respecto a los costos de los accidentes y enfermedades ocupacionales, la OIT estima que los
mismos alcanzan hasta el 10% del producto bruto interno 3 de manera que si los países lo redujeran
en un 50 % podrían cancelar su deuda externa. 4

En la estrategia de reducción de los riesgos del trabajo los ordenamientos jurídicos cumplen
un papel importante. Así, a través de leyes, decretos, reglamentos, directivas y resoluciones se fijan
las obligaciones de los empleadores, trabajadores y el Estado en la prevención de riesgos, y se
establecen medidas de higiene y seguridad en los centros de trabajo para evitar la ocurrencia de
enfermedades y accidentes. Igualmente, en caso de que se produzcan dichos eventos, es el
ordenamiento jurídico el que atribuye responsabilidades y determina todo lo relativo a la reparación
de las consecuencias dañosas. Las normas jurídicas son también las encargadas de regular todo lo

1
Yearbook of Labour Statistics, ILO Geneva 1995.
2
World Health Oganization. Global Strategy on Occupational Health for All. The way to health at work. October
1994, Beijing, China. Geneva: WHO 1994.
3
Id.
4
Tennassee, M. Situación Actual y Perspectivas de la Salud Ocupacional en América Latina. Salud de los
Trabajadores. Venezuela, 1995.
2 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

referente a los seguros de riesgos, contienen las funciones de las distintas reparticiones del Estado en
materia laboral y estructuran e implementan planes de protección de la salud de los trabajadores.

Existen también estándares internacionales, algunos de aplicación voluntaria y otros


mandatorios que resultan fundamentales como guías en el diseño, mejora y modernización de las
normas nacionales vigentes.

El objeto de este documento es elaborar un estudio de legislación comparada sobre riesgos


del trabajo en la industria de la maquila, la floricultura y de los trabajadores de salud en América
Central, evaluando la normativa vigente y señalando sus carencias o deficiencias. Asimismo, se
presentan los estándares internacionales existente en la materia y se introducen aspectos de
promoción de la salud de los trabajadores. Este comprende ol s siguientes países: Costa Rica, El
Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

La estructura del documento se integra de la siguiente manera:

La Sección 1 analiza las normas nacionales sobre riesgos del trabajo, describe los
instrumentos jurídicos en materia de prevención de riesgos y hace mención a los estándares
internacionales aplicables establecidos por la OIT. Contempla también aspectos de promoción de la
salud de los trabajadores.

La Sección 2 contiene un resumen de las condiciones de trabajo en la industria de la maquila,


hace referencia a los riesgos laborales en las maquiladoras, analiza la legislación vigente y describe
las normas o principios internacionales aplicables.

La Sección 3 trata de los trabajadores de al floricultura, menciona los riesgos laborales,


examina la legislación aplicable y hace referencia a los estándares internacionales sobre el tema.

La Sección 4 estudia lo referido a los trabajadores de salud, describe los riesgos a que se
encuentran expuestos, analiza las normas aplicables y hace mención a las normas internacionales
existentes, con énfasis en seguridad biológica y radiológica.

Cada sección a su vez, incluye conclusiones con recomendaciones para mejorar la legislación
existente. El estud io cuenta también con una serie de anexos que esquematizan las normas
nacionales e internacionales en la materia.

METODOLOGÍA

En la elaboración del presente documento se tomaron en consideración las normas de carácter


nacional relativas a riesgos del trabajo vigentes al 30 de junio de 2003. Se analizaron las
constituciones, códigos del trabajo, normas sobre accidentes de trabajo y enfermedades
ocupacionales y de higiene y seguridad en los centros de trabajo.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 3

Las disposiciones analizadas corresponden a las publicaciones oficiales respectivas. Ellas han
sido obtenidas de distintas fuentes, entre las que cabe destacarse la Biblioteca Documental de
Legislación de Salud, Unidad de Políticas y Sistemas de Salud, Área de Desarrollo Estratégico de la
Salud de la OPS/OMS, utilizando como referencia la Base de Datos LEYES. 1 Otro recurso
fundamental ha sido la Global Legal Information Network (GLIN) de la Biblioteca del Congreso de
los Estados Unidos de América. 2 Algunas disposiciones fueron consultadas en sitios oficiales de la
World Wide Web (WWW) como congresos, asambleas legislativas y gacetas, diarios o boletines
oficiales.

1. Riesgos del trabajo y promoción de salud de los trabajadores

1.1. Legislación nacional sobre riesgos del trabajo

Todos los países de la región cuentan con normas sobre riesgos del trabajo en referencia a accidentes
y enfermedades profesionales. Las disposiciones básicas en la materia están contenidas en los
códigos del trabajo. En este sentido, los códigos de Costa Rica, El Salvador, Honduras, Nicaragua y
Panamá legislan en detalle en materia de riesgos profesionales, definen riesgos del trabajo,
accidentes y enfermedades ocupacionales, fijan las obligaciones de patrones y empleados en materia
de salud y seguridad en los centros de trabajo y establecen un sistema de notificación de accidentes y
enfermedades, entre otras cuestiones. Los códigos de Costa Rica, el Salvador y Honduras,
especifican además lo relativo a las consecuencias de los riesgos profesionales, legislan sobre los
distintos grados de incapacidades y fijan un sistema de cálculo de prestaciones e indemnizaciones.
En contraposición a ello, el Código del Trabajo de Guatemala contiene solo un capítulo muy corto
sobre higiene y seguridad en el trabajo y algunas disposiciones generales al enumerar las
obligaciones de empleadores y trabajadores y el Código del Trabajo de la República Dominicana
hace solo una referencia en remisión a lo establecido en la Ley No. 385 de 1932 sobre accidentes de
trabajo.

Las normas referidas definen a los riesgos del trabajo como los accidentes y enfermedades a
que los trabajadores se encuentran expuestos a causa de las labores que ejecutan por cuenta de un
empleador (Panamá), por cuenta ajena (Honduras) a causa, con ocasión o por motivo del trabajo (El
Salvador) o con ocasión o por consecuencia del trabajo que desempeñen en forma subordinada y
remunerada, así como la agravación o reagravación que resulte como consecuencia directa,
inmediata e indudable de esos accidentes y enfermedades (Costa Rica). Luego de establecer el
principio general especifican en detalle las situaciones en que se configuran o no accidentes de
trabajo o enfermedades profesionales.

Además de las disposiciones contenidas en los códigos, muchos países cuentan con leyes
específicas, como por ejemplo Costa Rica (Reglamento General de los Riesgos del Trabajo de 1982),
El Salvador (Reglamento de Evaluación de Incapacidades por Riesgo Profesional de 1956) ,

1
Base de Datos LEYES
http://bases.bireme.br/cgi-bin/wxislind.exe/iah/online/?IsisScript=iah/iah.xis&base=LEYES&lang=p
2
GLIN http://rs21.loc.gov:8092/glnp_agent/plsql/GLNsignon3
4 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Guatemala (Ley de Accidentes de Trabajo de 1949) y República Dominicana (Ley No. 385 de 1932
sobre accidentes de trabajo).

En materia de riesgos del trabajo existen dos factores fundamentales a considerar y que se
encuentran contemplados en los ordenamientos jurídicos de la región: la prevención de los riesgos y
la compensación integral a quienes sufren accidentes o enfermedades ocupacionales.

Los riesgos profesionales son muy costosos, tanto para los trabajadores que los sufren como
para las empresas, la economía, el sistema de seguridad social y la sociedad en su conjunto. La
palabra accidente denota en sí misma la idea de una cadena de acontecimientos inevitables. Sin
embargo, los riesgos no son casuales sino que guardan relación estrecha con los elementos y
circunstancias que participan en los procesos de producción de bienes y servicios.

En esta tónica, no hay duda de que los riesgos pueden y deben evitarse o al menos reducirse
y este es el primer paso a considerar. Sin embargo, si a pesar de las medidas preventivas el riesgo se
materializa, hay que estructurar sistemas de seguro que garanticen al trabajador la reparación de las
consecuencias del siniestro en forma de indemnizaciones, atención médica, rehabilitación y
reinserción a los lugares de trabajo.

Todos los Estados centroamericanos han adoptado un seguro obligatorio de riesgos del
trabajo que incluye a los trabajadores bajo contrato e independientes y cubre las contingencias de
enfermedades profesionales y accidentes de trabajo (ver Anexo I). Costa Rica se incluye dentro del
denominado sistema de seguro nacional de cobertura universal y obligatoria y comprende a todos los
trabajadores bajo contrato o independientes (Bolis, 2001). El resto de los países bajo estudio forman
parte del sistema de seguridad social tradicional generado y administrados por los institutos de
seguridad social y beneficia a todos los afiliados al régimen de previsión social incluyendo a los
trabajadores bajo contrato y a los independientes (Bolis, 2001). En caso que los patrones no afilien a
sus trabajadores al seguro de riesgos, responden con su patrimonio respecto de las indemnizaciones
y los gastos médicos de tratamiento y rehabilitación que correspondan conforme a las normas en la
materia.

En lo referente a la prevención de riesgos los instrumentos jurídicos de la región contemplan


varios mecanismos:

• Leyes de seguridad y salud de los trabajadores y/o higiene en los centros de trabajo.
Prácticamente todos los países centroamericanos cuentan con disposiciones en materia de salud
ocupacional específicas que complementan o reglamentan las disposiciones en la materia
contenidas en los códigos laborales (ver Anexo I). Así, el Reglamento General de Seguridad e
Higiene de Trabajo de 1967 y el Reglamento sobre Higiene Industrial de Costa Rica, la Ley
sobre Seguridad e Higiene del Trabajo de 1956 y Reglamento General sobre Seguridad e Higiene
en los Centros de Trabajo de 1971 de El Salvador, el Reglamento sobre Higiene y Seguridad en
el Trabajo de 1957 de Guatemala y el Reglamento General de Medidas Preventivas de
Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de 2002 de Honduras, la Resolución sobre
Higiene y Seguridad del Trabajo de 1997 de Nicaragua y el Reglamento sobre Higiene y
Seguridad Industrial de 1966 de República Dominicana. No se pudo localizar una norma
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 5

específica sobre el tema en Panamá. Dichas normas hacen responsable al empleador del
mantenimiento de las condiciones de seguridad del entorno de trabajo y disponen que son los
organismos del Estado, en general los ministerios de trabajo e institutos de seguridad social los
encargados de controlar que tales requisitos se cumplan mediante inspecciones. Los trabajadores
tienen también responsabilidades en materia de salud y seguridad ocupacional entre las que los
textos legales de la región señalan, la obligación de cumplir con las instrucciones dadas por el
empleador, utilizar convenientemente las maquinarias, equipos y dispositivos de seguridad, dar
aviso de la existencia de condiciones inseguras y someterse a exámenes médicos periódicos,
entre otras cuestiones.

• Comisiones Mixtas de Seguridad e Higiene del Trabajo. El componente mixto de la prevención


de riesgos en los lugares de trabajo se ve reflejado en las denominadas comisiones mixtas de
salud y seguridad que contemplan algunos ordenamientos jurídicos de la región. Se tratan de
organizaciones paritarias integradas por representantes de trabajadores y empleadores que se
deben constituirse en los lugares de trabajo en que se desempeñen un número mínimo de
trabajadores. Su constitución debe estar registrada en reparticiones de los ministerios de trabajo y
tienen como funciones cooperar en la evaluación de los riesgos profesionales del lugar de trabajo
al que pertenezcan, velar por el cumplimiento de las disposiciones que se adopten en materia de
prevención de riesgos laborales y proponer al empleador medidas preventivas, ente otras. Las
comisiones mixtas están contempladas en la legislación de Costa Rica, Guatemala, Honduras y
Nicaragua (ver Anexo I).

• Reglamentos Internos de Seguridad e Higiene. Algunos ordenamientos jurídicos de la región


(Honduras, República Dominicana y Guatemala) establecen que en los centros de trabajo que
excedan de un determinado número de empleados deben elaborarse reglamentos especiales sobre
seguridad e higiene. Ellos contienen indicaciones para evitar riesgos, instrucciones sobre
emergencias y primeros auxilios y otras cuestiones específicas aplicables a un centro de trabajo
determinado.

• Normas que regulan los seguros obligatorios de riesgos del trabajo. Dichas normas establecen los
mandatos de los institutos de seguridad social como encargados de administrar todo lo
relacionado a los seguros obligatorios de riesgos. Ellos tienen también entre sus funciones, la
coordinación institucional en cuanto a la prevención de riesgos y el desarrollo de programas de
prevención. Estas funciones se basan en el hecho de que en la medida que los riesgos se
reduzcan, menor será la ocurrencia de los eventos cubiertos por el seguro y la consecuente
erogación económica por parte de todos los sectores involucrados en el sistema.

• Inspecciones del trabajo. Las inspecciones en los lugares de trabajo, además de verificar que los
empleadores cumplen con las disposiciones en materia de seguridad, son un medio fundamental
para controlar la ocurrencia de accidentes o enfermedades cua ndo los inspectores se orientan a
localizar las causas de los mismos y ayudan a determinar qué salvaguardas son necesarias para
evitar los peligros antes de que lleguen a producirse accidentes o lesiones personales. Los
inspectores deben también poner énfasis en la acción de los trabajadores que atente contra la
seguridad y el control de las prácticas inseguras. Las inspecciones están contempladas en los
códigos del trabajo, y en algunos casos están reglamentadas por normas específicas en el tema.
6 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Ellas son ejecutadas por funcionarios de los ministerios de trabajo y los institutos de seguridad
social. Los ministerios o secretarías de salud cuentan también con potestades en la materia.

1.3. Estándares internacionales sobre riesgos del trabajo: Organización Internacional


del Trabajo

Por estándares internacionales se entienden aquellos principios, directrices o normas sobre salud y
seguridad de los trabajadores, de cumplimiento voluntario u obligatorio y que trascienden la
normativa de un país determinado.

Organización Internacional del Trabajo

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) es un organismo especializado de las


Naciones Unidas constituido en 1919 con el fin de fomentar la justicia social y los derechos
humanos. Se caracteriza por ser una organización con estructura tripartita en la que tanto los
trabajadores como los empleadores y los gobiernos, participan en los órganos de administración.

La OIT cuenta con una serie de convenios y recomendaciones aplicables a los derechos de
los trabajadores. 1 Allí se fijan condiciones mínimas en materia de derechos laborales fundamentales.
Los países centroamericanos son parte de la OIT y en muchos casos han adoptado los convenios que,
ratificados por las legislaturas, se convierten en ley interna. La OIT define a la ratificación como el
acto solemne por el cual un estado acepta oficialmente las disposiciones de un convenio que pasa a
vincularlo jurídicamente respecto de la aplicación del mismo. 2 En consecuencia, el país en cuestión
debe adoptar nuevas leyes y reglamentos o modificar la legislación y la práctica vigentes, según
corresponda. Los Estados miembros deben cumplir con los convenios tanto en la legislación como
en la práctica y presentar memorias sobre la aplicación de los mismos a la Oficina Internacional del
Trabajo.

El AnexoVI contiene un listado de los convenios aplicables en materia de salud y seguridad


en general y al trabajo en la industria (maquila), la agroindustria o trabajo agrícola no tradicional
(flores) y los trabajadores de la salud. Se indica también si han sido o no ratificados por los países de
la región. Del cuadro surge que el número de ratificaciones no es muy elevado, aunque si lo es en
aquellos convenios que consagran derechos laborales fundamentales. 3

1
La OIT en su glosario define a los convenios como tratados internacionales abiertos a la ratificación por parte de los
Estados miembros de la OIT. El Estado que ratifica un convenio se compromete a aplicar las disposiciones del mismo
tanto en la legislación como en la práctica nacional. Recomendación es el instrumento que no está sujeto a ratificación en
el que se detallan directrices de carácter general o técnico que han de aplicarse a escala nacional. Las recomendaciones
pueden complementar los principios plasmados en los convenios u orientar sobre temas no abordados en los mismos.
2
Ver glosario OIT: http://www.ilo.org/public/english/
3
Ellos fueron consagrados como tales en la Declaración adoptada el 18 de Junio de 1998 durante la 86ª reunión de la
Comisión Internacional del Trabajo. Los principios y derechos fundamentales están comprendidos en los Convenios
sobre Libertad Sindical Nos. 87 y 98, Trabajo Forzoso, Nos. 29 y 105, Igualdad de Trato, Nos. 100 y 111 y Trabajo
Infantil, Nos. 138 y 182.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 7

Con respecto a la ejecutividad de los convenios ratificados, la OIT tiene una serie de
mecanismos para controlar que los Estados parte cumplan con sus obligaciones. Uno de ellos es un
mecanismo ordinario de supervisión por el cual una comisión de expertos analiza los informes que
periódicamente los Estados mandan sobre las medidas de orden legal y prácticas que adoptaron en
consonancia con los convenios ratificados. Existe también un sistema de reclamos por el cual las
organizaciones de empleadores y trabajadores alegan el incumplimiento de un Estado parte respecto
a los convenios adoptados como ley interna. Otra opción la configura el sistema de reclamación
interestadual, por el cual un estado miembro reclama a otro el no cumplimiento de obligaciones
contraidas. Por último existe un Comité Tripartito Permanente que se encarga de analizar las
reclamaciones referidas a la libertad de asociación y los derechos de sindicación.

En materia de salud y seguridad en el trabajo el Consejo de Administración de la OIT


clasifica las normas en tres categorías.

• Las de primera categoría orientan la política nacional y la acción encaminada a lograr un medio
ambiente de trabajo sano y seguro, a preservar el bienestar y la dignidad del trabajador y, en
particular, la propia supervisión de los procedimientos de seguridad en cuanto al uso peligroso de
máquinas y equipos. Cabe destacar en ese sentido:

• Convenio No. 155 sobre Seguridad y Salud de los Trabajadores de 1981 y la Recomendación
complementaria No. 164. Dicho instrumento establece que el estado que lo ratifique deberá
formular, aplicar y reexaminar periódicamente una política nacional coherente en materia de
seguridad y salud de los trabajadores y medio ambiente de trabajo. Esta política deberá tener
en cuenta, entre otros aspectos, la correcta disposición de los componentes materiales del
trabajo, las relaciones existentes entre los componentes materiales del trabajo, la formación,
la comunicación, la cooperación y la protección de los trabajadores y de sus representantes
contra toda medida disciplinaria resultante de acciones emprendidas justificadamente por
ellos de acuerdo con dicha política. El mismo fue ratificado solo por El Salvador.

• Convenio No. 161 sobre los Servicios de Salud en el Trabajo de 1985 y su Recomendación
complementaria No. 171. El mismo versa sobre los servicios de salud que cumplen funciones
esencialmente preventivas y están encargados de asesorar en la empresa al empleador, a los
trabajadores y a sus representantes acerca de aspectos de salud y seguridad en el trabajo y
sobre la adaptación del medio ambiente de trabajo. El convenio estipula que el estado que lo
ratifique deberá formular, aplicar y reexaminar periódicamente una política nacional
coherente sobre servicios de salud en el trabajo con miras a establecer progresivamente
dichos servicios para todos los trabajadores en todas las ramas de la actividad económica. El
mismo no ha sido ratificado por los países de la región.

• Convenio No. 174 sobre Prevención de Accidentes Industriales Mayores de 1993 y su


Recomendación complementaria No. 181. El Convenio tiene por objeto prevenir accidentes
mayores que involucren sustancias peligrosas y limitar las consecuencias de los mismos. Los
Estados ratificantes se obligan a formular, adoptar y revisar periódicamente una política
nacional coherente en materia de protección de los trabajadores, la población y el medio
ambiente, contra los riesgos de accidentes mayores. Las normas nacionales del trabajo deben
8 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

conformarse a los principios establecidos en este convenio. El presente Convenio no fue


ratificado por los Estados centroamericanos.

• Las normas de segunda categoría estipulan medidas de protección contra determinados


agentes (por ejemplo, radiaciones y productos químicos), el cáncer profesional, el manejo de
máquinas, y riesgos concretos del medio ambiente de trabajo. Cabe mencionar:

• Convenio No. 139 sobre el Cáncer Profesional y su Recomendación complementaria No.


147. Dispone que el estado que lo ratifique deberá determinar periódicamente las sustancias y
los agentes cancerígenos a los que los trabajadores no pueden estar expuestos o cuya
exposición está sujeta a autorización y control. También deberá prescribir las medidas que
deben tomarse para proteger a los trabajadores contra los riesgos de exposición a sustancias o
agentes cancerígenos, asegurar que se establezca un sistema apropiado de registros y que se
proporcione a los trabajadores los exámenes médicos que sean necesarios para evaluar la
exposición y el estado de su salud. El mismo fue ratificado solo por Nicaragua.

• Convenio No. 115 sobre la Protección contra las Radiaciones y su Recomendación


complementaria No. 114. Dicho instrumento obliga al Estado que lo ratifica a adoptar las
medidas apropiadas para lograr una protección eficaz de los trabajadores contra las
radiaciones ionizantes, tanto desde el punto de vista de su salud como de su seguridad. Entre
otras, deberá tomar medidas para reducir al nivel más bajo posible la exposición de los
trabajadores, acopiar los datos que hagan falta para asegurar su protección, determinar las
dosis máximas tolerables de radiaciones ionizantes, notificar a los trabajadores sobre los
riesgos que entraña la exposición a radiaciones y prever exámenes médicos. Ratificado solo
por Nicaragua.

• Las normas de tercera categoría se refieren a la protección de determinadas ramas de la


actividad económica tales como la construcción, el comercio, oficinas y los trabajos
portuarios. Tales convenios serán mencionados en los capítulos referentes a cada uno de los
tipos de trabajos estudiados.

En materia de inspección del trabajo, cabe mencionar el Convenio No. 81 de 1947 y su


Protocolo No. 81 de 1995, ratificado por Costa Rica y El Salvador, y el Convenio No. 129 sobre la
inspección del trabajo en la agricultura de 1969, ratificado por Costa Rica, El Salvador y Guatemala.
Dichos instrumentos son complementados por las Resoluciones Nos. 81 y 133 y obligan a los
estados que los han ratificado a mantener un sistema de inspección del trabajo en los
establecimientos industriales, comerciales y agrícolas. El Protocolo de 1995 amplía el campo de
aplicación del Convenio No. 81 al sector de servicios no comerciales. Ambos documentos contienen
disposiciones casi idénticas y prevén, entre otras cuestiones, que la inspección del trabajo esté bajo
la vigilancia y control de un organismo central, que se promueva una coordinación eficaz de los
servicios de inspección, que los inspectores cuenten con un trabajo estable y sin dependencia, que
sean contratados considerando solo sus aptitudes para el desempeño del trabajo, en número
suficiente, equipados conforme a las necesidades del servicio y que estén autorizados para entrar
libremente a los lugares de trabajo y para ordenar modificaciones de todo aquello que pueda
constituir un peligro o seguridad en el trabajo. Se contemplan también inspecciones periódicas, que
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 9

se apliquen sanciones adecuadas y que se publique un informe anual sobre la labor de los servicios
de inspección.

Además de los convenios y resoluciones, la OIT elabora repertorios de recomendaciones


prácticas publicados en manuales que ayudan a formular reglamentos pormenorizados en materia de
salud y seguridad en el trabajo. Dichos repertorios alcanzan a diversos sectores de la actividad
económica y determinados riesgos. Entre ellos cabe mencionar:

• Registro y notificación de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales; repertorio de


recomendaciones prácticas de la OIT. Ginebra, 1996.

• Seguridad en la utilización de productos químicos en el trabajo: repertorio de recomendaciones


prácticas de la OIT. Ginebra, 1993.

• Repertorio de recomendaciones prácticas para la protección de los trabajadores contra las


radiaciones (radiaciones ionizantes): informe. Ginebra, 1986.

• Repertorio de recomendaciones prácticas sobre la exposición profesional a substancias nocivas


en suspensión en el aire. Texto adoptado por la reunión de expertos y modificado por el grupo
técnico consultivo, Ginebra, 21-23 de enero de 1980. Ginebra, 1980.

1.3. Aspectos legales de promoción de la salud de los trabajadores

Como se mencionara, las normas de la región contemplan medidas preventivas de riesgos del
trabajo. Sin embargo ellas no son suficientes en sí mismas para lograr una protección adecuada y
deben complementarse con programas de promoción, los que pueden ser patrocinados por el Estado,
los empleadores o los trabajadores.

Las normas jurídicas de la región incluyen aspectos de promoción de la salud de los


trabajadores. Así, el desarrollo e implementación de planes o programas de promoción están dentro
de las potestades expresas o tácitas de los ministerios o secretarías de trabajo. En forma expresa, por
ejemplo, el Código del Trabajo de Costa Rica crea en su artículo 274 el Consejo de Salud
Ocupacional como organismo técnico adscrito al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Entre sus
funciones se encuentra la promoción de las mejores condiciones de salud ocupacional en todos los
centros de trabajo del país y la coordinación de campañas nacionales o locales de salud ocupacional
por iniciativa propia o en colaboración con entidades públicas o privadas. 1 En el mismo sentido, en
Nicaragua, la Resolución Ministerial de Higiene y Seguridad del Trabajo, Decreto No. 1 de 1990,
crea el Consejo Nacional de Higiene y Seguridad del Trabajo como órgano de participación
institucional y de asesoramiento del gobierno en materia de protección y promoción de la seguridad

1
Dicho Consejo está integrado por varios miembros, entre ellos por representantes del Ministerio de Salud, de
Trabajo, el Instituto Nacional de Seguro, de patronos y trabajadores. El artículo 285 inciso b, dispone que es obligación
de los trabajadores colaborar y asistir a los programas que procuren su capacitación en materia de salud ocupacional y
conforme al inciso c, participar en la elaboración, planificación y ejecución de los programas de salud ocupacional en los
centros de trabajo.
10 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

y salud de los trabajadores (artículo 4). La Ley sobre Seguridad e Higiene del Trabajo de El
Salvador, Decreto No. 2.117 de 1956, establece en su artículo 8 que el Departamento Nacional de
Previsión Social será el encargado de promover en los lugares de trabajo la adopción de condiciones
de seguridad e higiene que protejan la vida, la salud y la integridad corporal de los trabajadores.

En forma tácita, no hay duda de que lo s ministerios o secretarías de trabajo y de salud tienen
entre sus funciones estatutarias y por su propia naturaleza la protección de la salud de los
trabajadores y la prevención de enfermedades y accidentes, tareas que se hacen efectivas de varias
formas, entre ellas, a través de programas de prevención de los factores de riesgos. Por ejemplo, el
Decreto No. 1.117 de 1956 que crea el Ministerio del Trabajo de Guatemala, establece entre sus
objetivos, velar por la prevención de accidentes de trabajo y diseñar políticas correspondientes a la
capacitación técnica y profesional de los trabajadores. En el mismo sentido, el artículo 380 del
Código del Trabajo de Panamá dispone que el Ministerio de Trabajo y Bienestar Social
proporcionará a las organizaciones sociales la asistencia técnica y económica que necesiten con la
finalidad de que organicen programas, cursos, seminarios de educación laboral y congresos aunque
no especifica que dichas tareas deban llevarse a cabo en relación a temas de salud e higiene del
trabajo o prevención de riesgos.

Otras disposiciones prevén expresamente que la tarea de promoción debe estar a cargo de los
empleadores. Así, en Nicaragua, la Norma Ministerial en Materia de Higiene y Seguridad del
Trabajo en el Sector Maquilas de Prendas de Vestir de 2002, establece en el Capítulo VII que el
empleador, por medio de programas de entrenamientos en los estándares de seguridad e higiene debe
proporcionar gratuitamente a los empleados los medios apropiados para mantener condiciones de
trabajo sano. Dispone también que dichos programas deben garantizar medidas en materia de
primeros auxilios, prevención de incendios y evacuación. En Guatemala, el Reglamento sobre
Higiene y Seguridad en el Trabajo del 28 de diciembre de 1957 prescribe entre las obligaciones de
los empleadores, promover la capacitación de su personal en materia de higiene y seguridad en el
trabajo.

En Nicaragua se establece también la obligación de los trabajadores de participar en las


tareas de promoción. Así, el artículo 30 del Código del Trabajo establece que las empresas, en
coordinación con las organizaciones de trabajadores, realizarán programas de capacitación
periódicos para ampliar los conocimientos, habilidades y destrezas de los trabajadores, aunque no se
refiere específicamente a la salud ocupacional. El artículo 106 establece que la organización sindical
tiene el derecho y la obligación de promover la mejora de las condiciones de trabajo y de participar
en la elaboración de planes y medidas al respecto a través de una comisión especial y exigir el
cumplimiento de las disposiciones legales vigentes en materia de seguridad e higiene en el trabajo.

De todas las disposiciones encontradas, Honduras ha desarrollado la norma más completa en


materia de promoción al establecer no solo el deber de los empleadores públicos, privados,
contratistas y subcontratistas de organizar y garantizar el funcionamiento de un programa de
seguridad y salud en el trabajo en sus empresas, sino al describir los componentes del mismo. Así, el
Reglamento General de Medidas Preventivas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades
Profesionales, Acuerdo Ejecutivo No. STSS-001-02, de 2002, dispone en su artículo 46 que los
programas de higiene y seguridad ocupacional deben contemplar actividades de higiene y seguridad,
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 11

actividades de medicina del trabajo y actividades de medicina preventiva. Establece también que los
programas deben implementar una serie de registros referidos a ciertos elementos como las
sustancias y materias primas utilizadas en el trabajo, ausentismo, elementos de protección personal,
planes de emergencia, historias clínicas y otras. 1

De lo expuesto surge, que existe una clara obligación expresa o tácita del Estado y de los
empleadores de promover la salud de los trabajadores. Los trabajadores, por su parte pueden, a
través de sus asociaciones o sindicatos, proponer e implementar programas y tienen el deber de
participar en aquellos organizados por el Estado o los empleadores.

Conforme al mandato legal, los países de la región han desarrollado y desarrollan programas
en la materia. Muchos de ellos son impulsados desde el Estado, a través de los departamentos de
higiene y seguridad o inspecciones del trabajo o por los ministerios de salud. Sin embargo, la
capacidad para desarrollar, poner en práctica, y evaluar programas eficaces de promoción de la salud
en los lugares de trabajo escasea en toda la región y debe reforzarse (OPS, 2000). 2

La OPS ha trabajado activamente en la materia. La OMS lanzó en 1999 el Plan de Acción


Mundial de Salud de los Trabajadores marco en el cual se encuentra el Plan Regional de las
Américas (PRA) de la OPS, que se incorpora a la iniciativa global (Tennasee, 2001). A través de
dicho plan la OPS pretende promover la movilización de recursos humanos, financieros y materiales,
la colaboración en el fortalecimiento de las redes de instituciones en las áreas técnicocientíficas y de
políticas y su concurso en la planificación y programación de las acciones a nivel nacional.
Asimismo pretende enfatizar la cooperación interprogramática e interdivisional en la OPS, al igual
que la cooperación horizontal entre países con una perspectiva regional y subregional, poniendo
asimismo el acento en la implantación de información sobre salud de los trabajadores en los países y
a escala de región y de subregión. Tal iniciativa busca llenar una un vacío institucional importante,
tanto en el nivel internacional como nacional, en la atención de la problemática de la salud de los
trabajadores, particularmente en relación con el sector informal.

1.4. Conclusión

Existe en la región una normativa general básica en materia de salud e higiene en los lugares de
trabajo, accidentes y enfermedades ocupacionales y de compensación de los mismos a través de
seguros obligatorios de riesgos. 3 La normativa fija mandatos claros sobre la responsabilidad de los
distintos actores en materia de salud y seguridad ocupacional. El empleador tiene la obligación de
organizar y responder por la seguridad y salud de los trabajadores, los trabajadores deben participar
en las comisiones mixtas de seguridad y seguir estrictamente las medidas de seguridad e higiene
establecidas y el Estado debe verificar el cumplimiento de las disposiciones en la materia.

1
Ver texto completo en el sitio en la WWW de la Asamblea Legislativa de Honduras:
http://www.natlaw.com/honduras/topical/lb/rghnlb/rghnlb1.htm
2
Anexo No. 6. Relatoría, Talleres Estrategia de Promoción de las Salud de los Trabajadores en América Latina y El
Caribe. Temas: Empresa, centros y puestos de Trabajo Saludables.
3
Además de los sistemas de seguro vigentes en la región existen otros modelos como el denominado sistema con
libertad de elección o mixto por el que la cobertura de riesgos es delegada a aseguradoras de riesgos privadas (Bolis,
2001).
12 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Muchas de las legislaciones centroamericanas en materia de riesgos del trabajo son antiguas
y su funcionamiento eficiente depende en gran medida de que los ministerios o secretarías de trabajo
y los institutos de seguridad social reglamenten en detalle y actualicen constantemente lo referente a
cuestiones tan complejas y cambiantes como las causa y consecuencias de accidentes de trabajo,
listados de enfermedades profesionales, niveles de incapacidades, tarifas compensatorias y otras
cuestiones sin las cuales las normas generales de riesgos del trabajo no podrían funcionar. En tal
sentido las instituciones competentes deben poner énfasis e una serie de aspectos:

• Actualización constante de los estándares de salud y seguridad ocupacional. Las autoridades del
trabajo y de la seguridad social deben actualizar a través de resoluciones o directivas
ministeriales, lo relativo a estándares de salud y seguridad en los lugares de trabajo. Es
fundamental que se mantengan informados y sigan las directrices, guías y manuales de la OIT en
la materia y que cuenten con un grupo interdisciplinario de expertos con participación tripartita.
Tales directrices deben servir para integrar un marco nacional de gestión de la seguridad y salud
en el trabajo y orientarse a la prevención de riesgos, incluir un sistema eficiente de inspecciones,
los estándares más altos de seguridad para el tipo de trabajo y contener penalidades para quien
transgredan sus disposiciones las que deberían ser de cumplimiento realista y efectivo.

• Ejecutividad de las normas. A lo largo del presente trabajo se señala reiteradamente que en los
países de la región se incumplen de manera sistemática las normas vigentes. Ello se debe a
numerosos factores, entre los que destaca la falta de medios económicos y técnicos para lograr
un adecuado funcionamiento de las instituciones de control y administración de los riesgos del
trabajo. Existe también cierta fragilidad de la sociedad civil que afecta a las organizaciones de
trabajadores que pierden poder negociador frente a los empleadores. La solución a estos
problemas implica cambios profundos como procesos políticos transparentes que garanticen una
democracia efectiva y el fortalecimiento de los poderes del Estado y de la sociedad civil.

• Fortalecimiento del sistema de inspecciones de seguridad conforme a los estándares fijados por
la OIT. Las autoridades de trabajo y de la seguridad social relacionadas a los seguros de riesgos
deben garantizar que exista un cuerpo de inspectores entrenados y en número suficiente, que
cuenten con los equipos necesarios para llevar adelante inspecciones en forma regular y
sorpresiva a los lugares de trabajo.

• Armonización a nivel regional de la legislación para que brinde un debido soporte a las
iniciativas que se promuevan (Tennassee, 2001). En el ámbito centroamericano, tal objetivo debe
tener como eje dotar de una mayor efectividad y protección legal a la salud de los trabajadores
haciendo énfasis en el control de riesgos y en los puntos mencionados anteriormente.

• Ratificación de los Convenios de la OIT en materia de riesgos del trabajo de manera que sirvan
de guía fundamental para la adopción de leyes y reglamentos y para la modificación o
modernización de las prácticas vigentes.

• En materia de promoción de la salud y seguridad en el trabajo, es fundamental complementar lo


que las normas jurídicas establecen. En este marco, la OIT ha elaborado las Directrices relativas
a los Sistemas de Gestión de la Seguridad y la Salud en el Trabajo. (ILO/OSH, 2001). El prólogo
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 13

de dicho estudio expresa que la legislación es esencial pero insuficiente por si sola para seguir al
ritmo de los nuevos peligros y riesgos que se generan por los cambios rápidos en las condiciones
de trabajo producidos por avances tecnológicos y las fuertes presiones competitivas.

Las disposiciones analizadas en la región expresan la necesidad de implementar planes y


programas estableciendo mandatos expresos o tácitos. Se encontró solo una norma que
especifica los contenidos de tales programas. Es fundamental que en cumplimiento del claro
mandato legal en referencia a prevenir accidentes y enfermedades profesionales, el Estado, los
empleadores y los trabajadores colaboren en la elaboración e implementación de programas que
disminuyan en lo posible la ocurrencia de riesgos. Resultaría también conveniente que se
desarrollaran normas que establezcan los componentes básicos de los elementos que un
programa debe incluir para ser eficiente. Al respecto, la Enciclopedia de Salud y Seguridad en el
Trabajo de la OIT, contiene una serie de artículos que fijan tales parámetros y a cuya lectura se
remite. 1 (OIT/ Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, 2001).

2. Trabajadores de la industria de la maquila

2.1. La maquila

Conforme a un estudio efectuado por la Organización Internacional del Trabajo, se entiende por
maquila toda actividad concerniente al proceso productivo de una empresa que se envía a otra
diferente para ser llevado a cabo (OIT, 1997) 2 . Dicho término proviene del árabe makila y designa
una medida de capacidad para la proporción de grano, harina o aceite que corresponde al molinero
para la molienda.

Algunas normas de la región definen maquila. Así, la Ley de Zonas Francas Industriales y de
Comercialización de El Salvador establece que maquila o ensamble, es todo aquel servicio prestado
por personas naturales o jurídicas domiciliadas en el país, a un contratante domiciliado en el
extranjero, el cual le suministrará en los términos y condiciones convenidas, materias primas, partes,
piezas, componentes o elementos que aquella procesará o transformará por cuenta del contratante, el
que a su vez los utilizará o comercializará según lo convenido. La Ley de Fomento y Desarrollo de
la Maquila de Guatemala dispone que Maquila es el valor agregado nacional generado a través del
servicio de trabajo y otros recursos, que se percibe en la producción y/o ensamble de mercancías. El
artículo 4 de la norma nicaragüense sobre higiene y seguridad del trabajo en el sector maquilas de
prendas de vestir, conceptualiza esta actividad como el proceso de ensamble y juego de medidas que
se utilizan para sacar un producto terminado (ropa tanto masculina como femenina, calzado y
pelucas).

La maquila en América Central, conforme al trabajo de la OIT mencionado, ocurre a través


de fronteras y puede desarrollarse por contratación entre unidades dependientes o ind ependientes y

1
Protección y promoción de la Salud: Visión General. (15.1). por Leon Warsahaw y Jaqueline Messite. Ver texto en
http://www.mtas.es/insht/EncOIT/Index.htm
2
Documento disponible en http://www.ilo.org/public/spanish/dialogue/actemp/papers/1998/maquila/
14 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

la diferencia salarial entre producir en el extranjero y localmente es una de sus causas


fundamentales. Se trata de un sistema de producción, en general bajo la forma de subcontratación, en
el que se transforman insumos intermedios y materias primas importadas por medio de procesos que
en muchos casos tienen escaso valor agregado y cuyos productos finales se comercializan en el
exterior.

El trabajo Derechos laborales de las mujeres: un análisis comparado para América Central
y Panamá (OIT/ILANUD, 2001), señala que el proceso de apertura de las economías y la existencia
de tratados como el de la Cuenca del Caribe han facilitado el aumento en la inversión extranjera
directa en zonas de libre comercio y se han diversificado las actividades productivas a través de las
empresas maquiladoras, en particular en el sector textil y electrónico. En el período 1995-2000
aumentó el número de empresas maquiladoras en todos los países de la región centroamericana y el
empleo allí generado alcanzó, en el año 2000, a aproximadamente 360.000 puestos de trabajo
ocupados mayoritariamente por mujeres (entre 70 y 87%).

Uno de los instrumentos utilizados por los países de la región para facilitar el establecimiento
de industrias en sus territorios son los llamados regímenes de zonas francas. Todos los países
estudiados cuentan con normas al respecto que fueron fundamentales para el establecimiento de la
maquila. La publicación Globalización, zonas francas e inserción internacional, retos del desarrollo
de América Latina y el Caribe (SELA, 2002), define a las zonas francas como zonas industriales que
disfrutan de incentivos especiales, tales como exenciones fiscales y arancelarias, los que se aplican a
las empresas establecidas en ellas con el objetivo de que los bienes procesados en las mismas se
destinen en su mayor parte, si no en su totalidad, a satisfacer la demanda de mercados externos.

La industria maquiladora ha crecido con tasas de dos dígitos en los últimos años y la misma
se ha constituido en elemento clave para la economía nacional. En el caso de Costa Rica, menciona
el estudio indicado, la inversión en condiciones de zonas franca dio lugar a que se estableciera una
importante empresa estadounidense de las tecnologías de información (INTEL). República
Dominicana por su parte, fue el país que experimentó en los noventa el mayor crecimiento en la
actividad de zonas francas en la región. En otras naciones del área como Honduras también se
observó, sobre todo en la segunda mitad de los años noventa, un auge sin precedentes en este tipo de
inversión, fundamentalmente vinculado a la industria de la rama textil y de confecciones. El empleo
en ambos países en el sector aumentó a una tasa promedio anual de casi 10 % en dicho período.

2.2. Riesgos ocupacionales de los trabajadores de la maquila

Los logros de la maquila en relación al crecimiento del empleo y de las economías de los países
centroamericanos se encuentran en contraste con la precariedad de las condiciones de trabajo que
imperan en muchas de estas empresas. Así la palabra maquila tiende a asociarse a conceptos como
precariedad, abuso, falta de libertad sindical, largas horas de trabajo y en el caso de las mujeres,
violencia y acoso.

El documento Mujer, Maquila y Organización Sindical en América Central (ASEPROLA,


1999) contiene estadísticas sobre las características generales de la maquila centroamericana, siendo
la maquila textil la más alta. Así, conforme a datos aportados en 1999, el 95 % de las maquiladoras
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 15

de Honduras, el 89% en Nicaragua, el 62.5% en República Dominicana y el 80 % de las maquilas


en Guatemala y El Salvador se dedican a la actividad textil. Otras maquilas se orientan al montaje
electrónico como en Costa Rica.

Respecto a las condiciones de trabajo en la maquila, se suele mencionar que se trata de un


trabajo inseguro con altas tasas de rotación, generalmente malas condiciones de higiene y seguridad
ocupacional, con salarios bajos e insuficientes para cubrir necesidades básicas y bajas coberturas en
materia de prestaciones y derechos laborales, en especial en lo referido a la libertad sindical.

El estudio ya mencionado (ASEPROLA, 1999) contiene una lista de lo que las mujeres
trabajadoras de la maquila expresaron en relación a las condiciones de trabajo. En resumen
manifestaron que se trata de un trabajo intenso, repetitivo que se desarrolla en largas jornadas y a un
ritmo de producción elevado. Ello genera estrés y excesivo agotamiento físico. Expresaron también
sufrir tensiones por el cumplimiento de las metas laborales y la amenaza de recibir sanciones.
Respecto a las condiciones de higiene y salud manifestaron sentirse encerradas y sin aire puro.

La OIT describe los riesgos de la actividad de maquila textil y de ensamblaje electrónico:1

• Los trabajadores textiles enfrentan una variedad de problemas. En primer lugar existen riesgos de
seguridad generados por la maquinaria con que deben trabajar, que con frecuencia carece de
medidas de seguridad. Existe también riesgo de que se produzcan incendios por la presencia en
el lugar de trabajo de materiales inflamables. Adicionalmente suelen presentarse ruidos y
vibraciones más la exposición de los trabajadores a polvo que puede afectar los pulmones.

• Los trabajadores de la industria electrónica de ensamblaje pueden sufrir problemas en sus ojos
por trabajar de cerca, en especial si la luz es insuficiente. Suelen también estar sentados por
largos períodos lo que puede ocasionar problemas de espalda u otros trastornos osteomusculares.
Algunos trabajadores pueden estar expuestos a los humos o partículas derivadas de operaciones
de soldaduras cuando los sobrantes son cortados con pinzas.

2.3. Análisis de la legislación aplicable

La actividad de la maquila, si bien recibe numerosos beneficios de promoción, no goza de ninguna


excepción en cuanto a la obligatoriedad de cumplimiento de los derechos sociales vinculados al
trabajo. Se aplican en consecuencia las normas contenidas en los códigos de trabajo, normas de
riesgos del trabajo, seguridad e higiene en el trabajo y salud ocupacional, códigos penales y los
convenios de la OIT ratificados por cada país.

1
De Your health and safety at work, a collection of modules. Introduction to Occupational Health and Safety. Serie
de manuales publicados por la Oficina Internacional del Trabajo, OIT. Ver texto en:
http://www.itcilo.it/english/actrav/telearn/osh/intro/inmain.htm. Por más información sobre los riesgos en la industria
textil, ver Enciclopedia de Salud y Seguridad en el Trabajo (OIT/ Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, 2001),
Volumen III, Parte XIV, sobre industrias textiles y de la confección.
16 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Las disposiciones sobre zonas francas, que establecen beneficios y facilidades a las empresas
extranjeras para que se establezcan en territorio nacional, en ningún caso exoneran el cumplimiento
de las normas laborales y de seguridad social imperantes. Dichas leyes en general, hacen referencia
expresa a ello (El Salvador, Guatemala, Honduras y República Dominicana). En el caso que no lo
hicieran, tal hecho carecería de importancia ya que por sus características el empleo de maquila está
incluido en las relaciones laborales cubiertas por los códigos del trabajo. A título de ejemplo, en
Costa Rica las normas de zonas francas y aduanas no hacen una referencia expresa al tema, pero el
Código del Trabajo en su artículo 14 establece que se trata de una ley de orden público y a sus
disposiciones deben sujetarse todas las empresas, explotaciones o establecimientos de cualquier
naturaleza, sean públicos o privados, existentes o que en lo futuro se establezcan en Costa Rica.

Panamá ha incluido algunas normas que flexibilizan el trabajo en las llamadas zonas francas
o zonas procesadoras para la exportación a través de las modificaciones efectuadas al Código del
Trabajo por los Decretos Nos. 1 y 2 de 1996 (ver Anexo II). Cabe aclarar sin embrago, que tal
flexibilización se refiere al tiempo laboral, a las funciones de los trabajadores, a las vacaciones,
despidos y a la negociación colectiva, pero en ningún caso se refiere a las condiciones de seguridad,
salud e higiene.

Nicaragua, además de las normas laborales generales, ha sancionado una ley aplicable
expresamente al trabajo de las zonas francas y otra en materia de seguridad e higiene en el sector de
las maquilas textiles (ver Anexo II). Dichas disposiciones ratifican que las normas laborales
existentes son de ineludible cumplimiento para todos los empleadores y trabajadores sin excepción
alguna, sean estos nacionales o extranjeros y reiteran los principios contenidos en la legislación
laboral del país.

2.6. Derechos laborales y disposiciones sobre salud e higiene en los centros de trabajo

Los trabajadores de la maquila, conforme a las normas laborales vigentes, deben estar vinculados por
contratos de trabajo concluidos con las formalidades establecidas en los códigos de trabajo con el fin
de que se haga efectiva la prueba de los mismos. Debe prestarse especial consideración a la
obligación del empleador de pagar el salario, horas extras y de cumplir con las obligaciones
derivadas del seguro social, lo que incluye el pago correspondiente a los seguros contra riesgos del
trabajo, pensiones, jubilaciones o retiros y seguro de salud. Los aportes correspondientes, según los
casos, son compartidos entre el empleador y los trabajadores. En cuanto a la jornada laboral, se debe
reafirmar el carácter voluntario de las horas extras diurnas y nocturnas, las que deben ser canceladas
en tiempo y forma. Asimismo deben abonarse los días de asueto o feriados, vacaciones anuales y
aguinaldos o primas.

Otro aspecto fundamental a tener en cuenta es el derecho a la organización sindical,


consagrado en las constituciones y códigos del trabajo de la región. Este es un aspecto crítico pues
en la medida que los trabajadores no puedan lograr la unión y la negociación colectiva, no lograrán
aumento salarial y mejoras en sus condiciones de trabajo tendientes a disminuir los riesgos
generadores de enfermedades y accidentes. Un trabajo de actualización del estudio sobre la situación
sociolaboral en las empresas maquiladoras del Istmo Centroamericano y República Dominicana
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 17

(Cordero, 1999) señala que el proceso de la organización sindical en la maquila continúa siendo muy
débil e incipiente.

En relación a los derechos de la mujer, las normas laborales de la región, los códigos penales,
las leyes de protección de la mujer y las convenciones de derechos humanos ratificadas prohiben y
sancionan el acoso sexual, el maltrato, el abuso físico y psicológico y las denominadas pruebas de
embarazo. En Nicaragua la Resolución Ministerial relativa al Trabajo en las Zonas Francas
Radicadas en la República de Nicaragua del 23 de enero de 1998 establece expresamente estos
derechos.

La prohibición del maltrato a los trabajadores se encuentra incluida en muchos casos


expresamente, como por ejemplo en el Código del Trabajo de El Salvador, que establece en su
artículo 9, numeral 5, que el patrono o sus representantes deben guardar la debida consideración a
los trabajadores o la norma nicaragüense ya mencionada sobre el trabajo en las zonas francas que
dispone que los empleadores deben guardar consideración y respeto a los trabajadores y abstenerse
de implicar abusos psíquicos o físicos. Igualmente, se trata de un principio fundamental laboral y de
derechos humanos contenido en los tratados y convenciones de derechos humanos ratificados por los
Estados centroamericanos.

Las normas de salud e higiene en los centros de trabajo son fijadas por el Estado con carácter
obligatorio y no pueden ser objeto de negociación. Ellas definen riesgos del trabajo, accidentes de
trabajo y enfermedades profesionales. Determinan cuando existe una obligación del empleador de
indemnizar, fijan las formas de calcular la indemnización, disponen las obligaciones de empleador y
los trabajadores y enumeran con distinto grado de detalle los ins trumentos que deben usar los
trabajadores para su protección. Asimismo describen las condiciones de seguridad e higiene con que
deben contar los lugares de trabajo.

En este sentido, disponen que los centros de trabajo deben contar con ventilación e
iluminación adecuadas, regulan sobre ruidos y vibraciones, prevención y control de incendios,
reglamentan lo relacionado a zonas de circulación, sanitarios, comedores, áreas de bodega y estibaje
y servicios de salud. Asimismo disponen que es obligación del empleador tomar las precauciones
para evitar riesgos laborales, informar y capacitar a los trabajadores sobre los riesgos, suministrar
equipos de protección personal y realizar chequeos médicos preventivos, entre otras. Son
obligaciones de los trabajadores cumplir estrictamente con las normas de seguridad e higiene,
utilizando los equipos de seguridad y maquinarias con las prevenciones dadas y someterse a los
exámenes médicos preventivos.

2.5. Estándares internacionales

• Normas de la OIT

La OIT ha trabajado desde sus inicios en la elaboración de estándares en materia de salud y


seguridad en el trabajo. En el caso de la maquila son de aplicación los convenios, resoluciones,
guías, manuales y otros instrumentos aplicables al trabajo en la industria, especialmente en la
rama textil. Los mismos están mencionados en el Anexo VI.
18 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

• Códigos de conducta

Como se manifestara al inicio, el trabajo en la industria de la maquila ampliamente fomentado y


facilitado por los gobiernos de la región, es sinónimo de abusos y pobres condiciones laborales.
Conforme se definiera, la maquila es una actividad que trasciende fronteras en procura de
ventajas comparativas con el objetivo de abaratar costos de producción. Los principales
consumidores de productos de la maquila se encuentran en países desarrollados y en el caso de
América Central, en los Estados Unidos.

El traslado de la actividad productiva de este país a otras regiones hizo que el movimiento
sindical norteamericano en los años noventa comenzara a efectuar denuncias a favor de la
libertad sindical a la que se le unieron organizaciones defensoras de los derechos humanos y
laborales, entre otras, y conformaran así grupos activos que se suelen denominar movimientos en
contra de los talleres del sudor, traducción del término inglés antisweatshop. La estrategia
fundamental de este movimiento es alertar a los consumidores de que los productos que
adquieren fueron elaborados en condiciones críticas que implican el trabajo de menores, maltrato
físico y verbal, jornadas largas e intensas, salarios míseros y condiciones de salud y seguridad
escasas.

En ese marco se empezaron a desarrollar, en general por iniciativa empresarial, los denominados
códigos de conducta. No se ha encontrado una definición única para estos instrumentos, pero se
caracterizan por contener una enumeración de principios o estándares que una empresa
determinada se compromete a observar respecto a los derechos de sus trabajadores y a la
protección del medio ambiente. Se trata de un compromiso para adoptar ciertas conductas cuyo
incumplimiento no genera responsabilidad alguna. Sin embargo, los códigos de conducta
contienen principios que ya están consagrados en forma obligatoria por las leyes laborales de los
países de la región, como por ejemplo, lo relativo a la jornada de trabajo, horas extras,
prohibición del trabajo de menores, trabajo forzado, no discriminación, ambiente de trabajo
digno, eliminación de castigos y multas y libertad de asociación, por solo mencionar algunas
cuestiones.

La crítica más común a dichos códigos es el hecho de que su cumplimiento es de difícil


verificación. En muchos casos existen grupos de monitoreo independiente que visitan las
fábricas para comprobar que se da cumplimiento a lo que ellos disponen, pero la imparcialidad
de tales inspecciones suele ser cuestionada.

En definitiva, es importante remarcar que los códigos de conducta si bien son instrumentos
útiles, no sustituyen la legislación vigente y los monitoreos, internos, externos, independientes o
no, no pueden reemplazar la tarea de los inspectores del trabajo, en especial en materia de salud
y seguridad ocupacional.

2.6. Conclusiones

El trabajo en las maquiladoras, que en América Central se traduce en la industria textil y en el


ensamblaje electrónico, no presenta características específicas que merezcan un tratamiento jurídico
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 19

distinto al ya contemplado por los códigos laborales, normas sobre riesgos del trabajo y seguridad e
higiene en los centros de trabajo. El furor de las maquiladoras impulsado por las leyes de promoción,
acarreó situaciones de incumplimiento sistemático de las normas laborales, situación que lentamente
se va modificando a través de campañas nacionales e internacionales y el fortalecimiento de las
organizaciones de trabajadores.

En tal sentido no se requiere de cambios legislativos fundamentales o mayores precisiones


reglamentarias en la materia. Las leyes nicaragüenses aplicables a la industria de la maquila y los
códigos de conducta que reiteran principios consagrados en las normas vigentes, son prueba acabada
de ello. Así la legislación, siempre perfectible, debe ser complementada por la voluntad de los
poderes del Estado de hacer cumplir las normas laborales, pues la solución no está tanto en la
abundancia legislativa como en la ejecutividad de las normas vigentes.

Específicamente en materia de riesgos del trabajo, es fundamental que se cumplan con las
normas de salud e higiene, que las comisiones mixtas sean un órgano efectivo para evitar las
situaciones de riesgos y que los reglamentos internos de seguridad e higiene contemplen todas las
situaciones posibles para evitar que se concreten los riesgos de cada actividad incluida en la industria
de la maquila. El Estado debe, a través de las autoridades competentes, controlar las condiciones de
seguridad e higiene mediante el proceso de habilitación de las industrias y un sistema efectivo de
inspecciones y sanciones.

3. Trabajadores de la industria de las flores

La industria de las flores cortadas para la exportación se ha desarrollado rápidamente desde principio
de la década de los años noventa. Si bien los principales exportadores del mundo son Holanda y
Colombia, varios países de la región, en especial Costa Rica y Guatemala, tienen una participación
cada vez mayor en los mercados. Además de las flores cortadas, América Central tiene también una
alta producción de plantas ornamentales y follajes.

Conforme a la publicación de estadísticas del mercado de flores internacional de 2002


(International Floriculture Trade Statistics 1 ), Holanda ocupa el primer lugar entre los exportadores
de flores, Costa Rica se ubica en el lugar 13, Guatemala en el 16, Honduras en el 44, República
Dominicana en el 53, El Salvador en el 57 y Nicaragua en el 60.

3.1. Riesgos ocupacionales de los trabajadores de las flores

La producción de flores se caracteriza por el uso intensivo de fertilizantes y agentes para la


protección de los cultivos. Ello se debe a que los productores tienden a especializarse en una o pocas
especies lo que las torna más sensibles a plagas y enfermedades y al hecho de que ciertos mercados,
como el japonés, exigen la ausencia completa de cualquier insecto vivo en las flores que se importan

1
Publicadas por Pathfast. Ver sitio en la WWW:
http://www.pathfastpublishing.com/ITS20/ITS21/1%20CONTENTS%202001.htm
20 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

(OIT, 1999). Adicionalmente, solo se exportan las flores o plantas de hojas que no tengan defectos y
los agroquímicos garantizan la eliminación de toda posibilidad de ataques de hongos o insectos.

La Enciclopedia de Salud y Seguridad en el Trabajo (OIT/ Ministerio de Trabajo y Asuntos


Sociales, 2001) contiene un artículo que enumera en detalle los riesgos derivados de la floricultura:1

• Agroquímicos. Mucho se ha escrito y estudiado sobre la exposición de los trabajadores agrícolas


a los plaguicidas y sobre sus consecuencias nocivas. En la industria de las flores el riesgo es aún
mayor porque el proceso de cultivo y por tanto la aplicación de sustancias, tiene lugar en
invernaderos. Existen varios métodos de aplicación de plaguicidas en recintos cerrados. Los más
comunes son la pulverización de líquidos y la nebulización o distribución de nieblas, polvos,
vapores, humos, aerosoles y gránulos (OIT/ Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, 2001) 2 .
Todos ellos conllevan riesgos de exposición, siendo las dos vías más frecuentes la cutánea y la
respiratoria. (OIT/ Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, 2001) 3 .

• Calor. La exposición de los trabajadores al calor extremo de los invernaderos puede causar
erupciones, calambres, espasmos musculares agotamiento y desvanecimientos.

• Radiaciones ionizantes. Los principales tipos de radiaciones a los que los trabajadores de la
floricultura están expuestos son las ultravioletas, la luz visible y la radiación infrarroja. Ellas
suelen provocar eritema solar, dermatitis actínica, conjuntivitis y fotoqueratitis.

• Contacto con flores y plantas. La floricultura es una actividad caracterizada por el fuerte contacto
con irritantes primarios o sustancias alergénicas. La exposición al polen y el aroma de ciertas
flores y plantas decorativas pueden producir alergias, irritar el sistema respiratorio, provocar
asma y dermatitis.

• Factores ergonómicos y mecánicos. Los trabajadores de la industria de las flores suelen mantener
una postura corporal estática durante largos períodos y ejercer movimientos repetitivos e intensos
como los generados por el uso de tijeras. Los trastornos observados con frecue ncia son de tipo
musculoesqueléticos como tendinitis del codo y la muñeca, síndrome del túnel carpiano y
restricciones en la movilidad de los hombros. Los riesgos mecánicos más comunes son los
cortes, abrasiones y traumatismos en manos y rostro.

3.2. Análisis de la legislación aplicable

No se encontraron en la región normas jurídicas específicas dedicadas al trabajo en la industria de las


flores. Dicha actividad se incluye en el sector agroindustrial o agrícola no tradicional y las
condiciones laborales y ocupacionales de los trabajadores se rigen por lo dispuesto en los códigos
del trabajo y las normas de salud e higiene del trabajo.

1
Volumen II, Parte X, Capítulo 64, Punto 14. Samuel Henao. “Floricultura”.
2
Volumen II, Parte X, Capítulo 64, Punto 13. Mark Methner y John Miles. “Operaciones en Viveros e Invernaderos”.
3
Id.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 21

El uso de plaguicidas en la actividad agrícola tradicional está extensamente regulado en los


países de la región (ver Ane xo III). En lo relativo a la aplicación de agroquímicos en invernaderos,
solo se encontraron algunas menciones específicas como la del artículo 129 del Decreto No. 24.337
MAG-S de 1995 de Costa Rica que prescribe la utilización de equipos de seguridad apropiados y la
obligación de esperar el tiempo indicado en la etiqueta del producto para reingresar al invernadero.
Lo propio dispone el Acuerdo No. 642 de 1998 de Honduras.

En este sentido sería conveniente que los países que no hayan adoptado normas en la materia
emitieran una ley, directiva o resolución ministerial sobre la aplicación de plaguicidas en
invernaderos incluyendo los siguientes aspectos:

• La legislación de los países de la región incluye aspectos fundamentales sobre el uso de


elementos de protección (trajes, guantes, respiradores y botas), seguimiento de instrucción en
técnicas adecuadas sobre uso, almacenamiento y eliminación de plaguicidas y otras cuestiones
relacionadas. Debe sin embargo reglamentarse el uso de sistemas de ventilación adecuados en
invernaderos y lo relativo a los tiempos recomendados para abandonarlos y reingresar luego de
que se apliquen plaguicidas.

• Se deben programar períodos de descanso frecuentes para que los trabajadores abandonen el
calor de los invernaderos y reposen en lugares frescos con acceso a líquidos. Es necesario que
utilicen ropas ligeras de colores claros.

• En lo relacionado a las radiaciones, los trabajadores deben utilizar gafas oscuras y cubrirse la
piel.

• El uso de guantes debe ser obligatorio para evitar dermatitis y alergias en contacto con las flores
y para el manejo de plaguicidas.

• Para mitigar la exposición a los factores ergonómicos y mecánicos, es necesario que los
trabajadores roten y que se adopten diseños ergonómicos de herramientas como tijeras de podar.
Hay que adaptar también los lugares de trabajo para evitar posturas forzadas. Es además
fundamental que las heridas y laceraciones sean atendidas de inmediato y que se suministre
periódicamente la vacuna del tétano.

3.3. Estándares internacionales

• Convenios y recomendaciones de la OIT

No existe un convenio o resolución de la OIT dedicado exclusivamente a la floricultura.


Conforme se expresara, tal actividad suele considerarse agroindustrial o agrícola no tradicional y
en este sentido aplican los convenios y recomendaciones sobre trabajo agrícola mencionados en
el Anexo No. VI.

Entre los instrumentos allí enumerados, cabe destacar el Convenio No. 184 sobre seguridad y
salud en la agricultura. El mismo concluye con una serie de actividades que la OIT ha estado
22 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

llevando a cabo en materia de seguridad y salud en el trabajo agrícola. Sin embargo dicho
Convenio solo ha sido ratificado por tres países, ningunos de los cuales se encuentra bajo estudio
en el presente trabajo.

• Iniciativas voluntarias

Las denominadas iniciativas voluntarias incluyen recursos como los códigos de conducta y los
sellos de calidad adoptados voluntariamente por los productores con el fin de favorecer el
intercambio de flores producidas en condiciones de trabajo justas y equitativas.

Conforme a lo expresado al tratar los códigos de conducta de la industria de la maquila, se trata


de instrumentos que contienen una enumeración de principios o estándares que una empresa
determinada se compromete a observar respecto al derechos de sus trabajadores y a la
preservación del medio ambiente. Dichos códigos pueden ser negociados entre empresas, entre
éstas y los sindicatos de trabajadores y con organizaciones no gubernamentales.

Los sellos de calidad o etiquetado social son palabras o símbolos que acompañan a los productos
e implican que han sido producido en cumplimiento con ciertas normas. Se basan en el principio
de que los consumidores prefieren productos elaborados en el respeto de normas laborales y
medioambientales. Estas iniciativas comenzaron desde hace más de 20 años con las etiquetas
ecológicas y se fueron extendiendo hasta incluir aspectos sociales y laborales. En floricultura el
sello o etiqueta más conocido es el denominado sello verde o Flower Label Program (FLP).

Las etiquetas o sellos operan de diferentes maneras. Pueden estar apoyados por organismos
oficiales, dirigidos por organizaciones no gubernamentales o generados por asociaciones de
productores.

En América Latina, los productores de flores adoptan distintos estándares de acuerdo al país o
región donde quieran colocar sus productos. Así, para exportar a los Estados Unidos deben
cumplir con las normas ISO 9000 y 14000. Dichas normas son un tanto más flexibles que las
contenidas en el sello verde (FLP) que se centra más en lo ambiental mientras que las normas
ISO ponen énfasis en otros aspectos como la estructura empresarial.

En caso que pretendan exportar a Europa resulta conveniente que adopten el sello verde o
Flower Label Program ya mencionado. Se trata un sello emitido por una institución alemana de
importadores de flores y compradores que pretenden minimizar el impacto de la producción en el
medio ambiente y la salud de los trabajadores. El mismo se basa en un estricto proceso de
certificación ejercido por especialistas alemanes independientes que evalúan los establecimientos
floricultores conforme cumplan con una serie de requisitos e implementa un Código de Conducta
Internacional. 1 Tales requisitos se fundan en cuatro aspectos fundamentales: seguridad laboral,

1
Ver texto completo del Código en http://www.florece.de/conducto.html. En materia de salud y seguridad dicho
instrumento dispone que se proporcionará un entorno laboral sin riesgos e higiénico. Las compañías brindarán
vestimenta y equipos de protección adecuados en forma gratuita y cumplirán con las normas de salud y seguridad
internacionalmente reconocidas. (OIT Convenio 170). Los trabajadores y sus organizaciones serán consultados y
capacitados en materia de seguridad y se les permitirá investigar sobre el tema. Existirá un control periódico de la salud y
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 23

sanitaria y cumplimiento de las normas laborales, aplicación y uso de productos químicos,


preservación del medio ambiente y respeto a los derechos humanos. Los inspectores de FLP
vistan el establecimiento productor y emiten una calificación que se gradúa en varios niveles
conforme se otorgue el sello verde sin condiciones o que se exijan el cumplimiento de requisitos
adicionales. Los requisitos son estrictos y por ejemplo en Ecuador, solo cinco de entre 179
empresas productoras de flores fueron certificadas por los inspectores de FLP (Palán, 1999). 1

En algunos casos lo productores desarrollan sus propios estándares como el sello “florverde” de
la Asociación Colombiana de Floricultores (Asocolflores). El mismo tiene algunas diferencias
con el FLP, aunque se ha iniciado un proceso de acercamiento entre ambos (Cactus, 2002). Este
sello opera a través de un sistema de auditorías que evalúan a las empresas contra el código de
conducta “Florverde” y ciertos indicadores de desempeño. Dicho código de conducta se basa en
el cumplimiento de la legislación nacional, e internacional y estándares de las partes interesadas
en la floricultura, incluyendo aspectos medioambientales y el cumplimiento de la legislación
laboral local. 2

Respecto a la eficacia de las iniciativas voluntarias existen discrepancias. Sin duda son una
manera eficaz de lograr que mediante la libre elección de consumidores responsables mejoren las
condiciones laborales y sociales en los países productores, pero suelen ser criticadas porque
generan incertidumbre en cuanto al cumplimiento real de las condiciones y códigos de éticas
establecidos y sobre cual es la mejor manera de supervisar y comprobar la veracidad de los que
los productores afirman.

Respecto a la existencia o cumplimiento de iniciativas voluntarias en América Central, no se ha


encontrado información respecto a compañías centroamericanas certificadas por sellos europeos
ni que existan sellos nacionales desarrollados por asociaciones de empresarios como en
Colombia. No obstante ello, si los productores centroamericanos quieren exportar a Estados
Unidos deben cumplir con las normas ISO y en la medida que pretendan ingresar al mercado
europeo, deberán ceñirse a ciertos estándares de manera de gozar de la preferencia de los
consumidores.

3.4. Conclusiones

Las disposiciones sobre higiene y seguridad en el trabajo existentes en la región exigen el uso de
protectores, imponen medidas de ventilación y regulación de temperaturas en los lugares de trabajo
(aunque lo hacen en general en referencia a las industrias), disponen la necesidad de que hayan
botiquines de primeros auxilios, se lleven adelante exámenes médicos preventivos y periódicos,
existan instalaciones sanitarias adecuadas y otras cuestiones.

seguridad de los trabajadores. Las compañías brindarán agua potable, baños limpios, duchas e instalaciones para el aseo.
En los casos en que se dé vivienda, se deberá dar cumplimiento por lo menos a las normas mínimas de dimensiones,
ventilación, instalaciones de cocina, suministro de agua e instalaciones sanitarias. (Artículos 85 a 88 del Convenio 110
de la OIT).
1
Ver (Palán, 1999). Texto completo: http://www.ilo.org/public/english/dialogue/sector/papers/ecuadflo/
2
Ver sitio en la WWW: http://www.colombianflowers.com/esdefault.htm
24 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Las normas que reglamentan el uso de plaguicidas profundizan tales disposiciones en


referencia al tema y establecen en detalle medidas para la importación, registro, uso, aplicación,
mezcla, reenvasado, transporte, almacenamiento y disposición final de plaguicidas. No se han
localizado normas específicas sobre la industria de las flores o la aplicación de plaguicidas en
invernaderos salvo algunas menciones en Costa Rica y Honduras.

Sin embargo y a pesar de la existencia de normas sobre uso y aplicación de plaguicidas en la


región, las normas jurídicas por si mismas no generan cambios. No se han encontrado cifras
específicas para la industria de las flores, pero los índices de intoxicaciones por plaguicidas en
América Central son muy elevados y ello es prueba acabada de la deficie ncia en el cumplimiento de
las normas. 1 Tales disposiciones presentan también algunas deficiencias y pueden ser mejoradas. 2

En este sentido, si las normas actualmente vigentes en materia de plaguicidas, en conjunción


con las normas laborales sobre salud de los trabajadores y condiciones de trabajo se cumplieran, los
accidentes y enfermedades derivados de la floricultura se reducirían sustancialmente. Es por ello que
salvo algunas modificaciones en los textos legales, debe ponerse mayor énfasis en los mecanismos
de ejecutividad de las normas vigentes.

4. Trabajadores de salud

4.1. Riesgos ocupacionales de los trabajadores de salud

Los trabajadores de salud se encuentran expuestos a numerosos riesgos con motivo y en ocasión de
las labores que desempeñan. El estudio Empleo y Condiciones de Trabajo en los Servicios Médicos y
de Salud publicado por la OIT (OIT, 1985) efectúa una clasificación de los principales riesgos que
los profesionales de la salud enfrentan a diario:

• Riesgos de contraer enfermedades transmisibles. Entre las principales se menciona la


tuberculosis, la hepatitis virósica B, el virus VIH/SIDA, la rubéola y el citomegalovirus. Los
riesgos mayores se encuentra en hospitales y laboratorios de seguridad y afectan a los
profesionales que se desempeñan en tales ámbitos y a los dentistas.

• Riesgos químicos. Dichos riesgos derivan del uso y exposición a sustancias como anestésicos,
antisépticos, agentes citotóxicos, medicamentos y preparados farmacéuticos, mercurio y otras
causantes de alergias que pueden provocar dermatitis y asma. Por ejemplo, los anestésicos
pueden producir narcosis. También los trabajadores de salud suelen estar expuestos a gases
volátiles que pueden alcanzar altas concentraciones. Ello afecta fundamentalmente a quienes
trabajan en salas de operaciones y a dentistas.

• Riesgos físicos. Los principales riesgos físicos derivan de las radiaciones ionizantes, el ruido, la
temperatura y el amianto. A estos riesgos están expuestos mayormente el personal que se

1
Ver trabajo OPS/OMS, 1999. Pag.15 a 19. Texto Completo en http://www.paho.org/spanish/HDP/HDD/IT70.pdf
2
Id.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 25

desempeña en departamentos de radiología y radioterapia. Los ruidos representan un riesgo a


considerar en las salas de cirugía dental y las temperaturas extremas afectan en general al
personal de mantenimiento de calderas e incineradores.

• Ergonomía y manipulación manual. Los problemas ergonómicos están vinculados al uso de


instrumentos médicos y dispositivos de control y a la manipulación manual. Es típico del
personal de enfermería en particular, estar de pie por largos períodos, encorvados, de rodillas y
levantar pacientes. Además de los enfermeros, los higienistas dentales y dentistas están
especialmente expuestos a estos problemas.

• Riesgos psicosociales. El estudio citado menciona entre ellos al estrés, la toxicomanía y a ciertos
riesgos generados por el trabajo nocturno y en solitario. El estrés se produce a consecuencia de
un trabajo que suele ser físicamente arduo, de grandes responsabilidades y que genera conflictos
en la vida personal. Estudios han comprobado también que los médicos están expuestos en un
grado mayor al resto de la población a cometer suicidio, a contraer cirrosis y a sufrir adicción a
sustancias.

• Accidentes y lesiones. El personal de salud suele sufrir con frecuencias, lumbagos por
levantamiento de pesos, caídas de objetos pesados sobre los pies, resbalones y cortes con objetos
punzantes y pinchaduras.

Analizando los riesgos desde otro punto de vista, la OIT publica unas cartillas de riesgos
ocupacionales denominadas en inglés Hazard Datasheet on Occupation. 1 En ellas se describe en
detalle los peligros a los que los trabajadores están expuestos de acuerdo a la actividad que
desarrollan. Luego de enumerar los riesgos de cada actividad, describen las medidas preventivas
necesarias. Existen al respecto cartillas detalladas dedicadas a los riesgos profe sionales de las
enfermeras en general, enfermeras auxiliares, enfermeras de salas de emergencia, cirujanos y
trabajadores de laboratorios.

4.2. Análisis de la legislación aplicable

Los códigos del trabajo de la región y las leyes de seguridad e higiene no contemplan al personal de
salud de una manera especial o diferenciada del resto de los trabajadores. Asimismo no se han
localizado textos legales que se refieran específicamente a la salud e higiene de los trabajadores de la
salud, salvo normas ministeriales sobre seguridad biológica y leyes sobre seguridad radiológica. Es
por ello que el personal de los servicios de salud debe gozar de las condiciones de trabajo
reconocidas a los trabajadores en general y contenidas en las normas laborales en relación a riesgos
profesionales, seguridad e higiene del trabajo, seguridad social, contrato de trabajo, derechos y
obligaciones de los trabajadores y empleadores, trabajo de las mujeres y menores, jornadas de
trabajo, descansos, salarios, negociaciones colectivas y conflictos colectivos de trabajo, entre otras
cuestiones.

1
Publicadas por el International Occupational Safety and health Information Centre (CIS), Organización
Internacional del Trabajo. Ver: http://www.ilo.org/public/english/protection/safework/cis/
26 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Las particularidades del trabajo de los profesionales de salud, en especial en lo relativo a


horas de trabajo, hacen que las asociaciones y colegios profesionales impongan condiciones
laborales básicas. Dichas organizaciones cumplen también un papel importante promoviendo
estándares universales de bioseguridad, precaución y aislamiento fundamentales para prevenir
riesgos.

Además de las normas dirigidas a establecer medidas de bioseguridad y a evitar los riesgos
radiológicos existen disposiciones que regulan el ejercicio profesional de los trabajadores de la salud
como enfermeros y dentistas. En ellas se tiende a incluir lo relativo a jornadas de trabajo, horas
extras, trabajo nocturno y vacaciones, pero no se localizaron normas que se refieran a las medidas a
tomar para evitar los riesgos que las actividades generan. También deben considerarse las normas
sobre medicina transfusional y bancos de sangre que suelen incorporar medidas de bioseguridad para
el personal involucrado. En lo referente a la prevención de caídas, existen normas edilicias
orientadas a facilitar el acceso y traslado de pacientes en hospitales y de adultos mayores en hogares
de ancianos. Dichas normas, sin embargo, se orientan más a proteger a los pacientes que a los
trabajadores.

4.3. Medias de bioseguridad

Las normas de bioseguridad tienen por fin minimizar los riesgos a los que los profesionales de la
salud y los pacientes están expuestos a través de la utilización de diferentes barreras de seguridad.

La aparición del virus de la inmunodeficiencia humana o VIH y el síndrome de la


inmunodeficiencia adquirida o SIDA en los años ochenta y la necesidad de que se adopten medidas
de bioseguridad entre otras cuestiones para proteger al personal de la salud, ha hecho que todos los
países centroamericanos adopten normas en la materia. Dichas disposiciones a su vez, se aplican a la
prevención de la transmisión de otras enfermedades a los que los profesionales de la salud suelen
estar expuestos como la hepatitis B (ver Anexo IV).

El artículo 3 de la ley de prevención y control de la infección provocada por el virus de


inmunodeficiencia humana de El Salvador, define a las normas universales de bioseguridad como el
conjunto de medidas para el control y prevención de las infecciones, que deben ser adoptadas
universalmente como forma eficaz para la reducción del riesgo ocupacional y de la transmisión de
microorganismos infecciosos.

Los ministerios o secretarías de salud son los responsables de emitir protocolos, manuales o
guías que incluyan las medidas de bioseguridad que deben implementarse en los centros de salud
para proteger a los profesionales que allí se desempeñan. Tal mandato es propio de la naturaleza
misma de dichas instituciones y está manifestado en forma expresa en todos los textos legales
encontrados. En algunos casos como Costa Rica, El Salvador y Guatemala, se tuvo acceso a
manuales o protocolos relativos a bioseguridad, más allá de las normas sobre VIH/SIDA (ver Anexo
IV). Cabe destacarse también que con frecuencia los hospitales, sanatorios o laboratorios elaboran
sus propios reglamentos sobre medidas de seguridad.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 27

Además de estas regulaciones e independientemente de que los ministerios o secretarías de


salud hayan emitido disposiciones de carácter obligatorio consagrando medidas de bioseguridad, es
necesario recordar que conforme a las normas de seguridad e higiene o riesgos laborales, es
responsabilidad del empleador garantizar la seguridad y salud de los trabajadores y en ese marco los
centros de salud deben cumplir con la obligación de informar a los trabajadores de los riesgos y
suministrar el equipo de protección adecuado. Es obligación de los empleados el seguimiento
estricto de las normas de bioseguridad a fin de garantizar un trabajo seguro.

4.4. Estándares internacionales

En materia de bioseguridad, no existen normas internacionales obligatorias pero si manuales o


repertorios de recomendaciones que pueden ser utilizados por los ministerios o secretarias de salud
como guías en la elaboración de resoluciones o normas técnicas e impuestos con carácter
obligatorio. Entre ellos cabe destacar:

• Repertorio de recomendaciones prácticas de la OIT sobre VIH/SIDA y el mundo del trabajo.1 El


Repertorio tiene entre sus objetivos fundamentales adoptar precauciones universales en los
centros de asistencia sanitaria con el fin de evitar la transmisión de la infección por VIH.
Asimismo contribuye a impulsar las iniciativas encaminadas a prevenir la propagación del VIH,
atenuar su repercusión, prestar asistencia a los que padecen sus efectos y erradicar la
estigmatización y la discriminación vinculadas a la enfermedad. Se citan varios principios
fundamentales concebidos para promover la prevención en países en los que el grado de
propagación de la epidemia ya es importante, así como para ayudar a evitar que las tasas de
infección aumenten en países relativamente poco afectados. Además, se incluyen directrices
sobre cuestiones como las pruebas de detección, el diagnóstico y la confidencialidad, la ausencia
de discriminación en el empleo y los aspectos relacionados con el género.

• La OMS ha publicado numerosas guías o manuales con recomendaciones en materia de


transmisión de enfermedades incluyendo lo relativo a medidas de protección para evitar
contagios en profesionales de la salud. 2 Entre ellas se menciona:

• Manual de bioseguridad en laboratorios3

• Guías para el transporte de materiales infecciosos4

• El Centers for Disease Control and Prevention conocido por sus siglas en inglés, CDC, publicó
en 1996 un manual de técnicas de aislamiento que se refiere a todas las posibilidades de
transmisión de infecciones en hospitales, incluyendo las denominadas estándar y las

1
Ver texto completo en http://www.ilo.org/public/spanish/dialogue/actrav/genact/socprot/aids/
2
Ver publicaciones en el sitio en la WWW de la institución: http://www.who.org
3
Laboratory biosafety manual. Ver texto completo en:
http://www.who.int/csr/resources/publications/biosafety/who_cds_csr_lyo_20034/en/
4
WHO guidelines for the transport of infectious materials and diagnostic especimen. Ver texto completo en:
http://www.who.int/emc/pdfs/emc97_3.pdf
28 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

precauciones por vía de transmisión. 1 Este manual incluye lo previsto en publicaciones


anteriores, como lo relativo a precauciones universales, medidas de aislamiento para sustancias
corporales y tuberculosis. Las precauciones estándar buscan proteger a pacientes, familiares y
trabajadores de la salud de las infecciones a las que están expuestos durante el ejercicio del
trabajo e incluyen el lavado de manos, uso de guantes, batas, mascarillas y anteojos, manejo de
material punzocortante, ropa sucia y de equipo, material e instrumental y sistemas de aislamiento
por contacto, gotas y aire. Dichas directivas son las más difundidas para evitar infecciones
hospitalarias y enfermedades o accidentes en los trabajadores de la salud.

4.5. Seguridad radiológica

La aplicación médica de las radiaciones ionizantes es aceptada en todo el mundo como instrumento
indispensable para proteger y mejorar la salud humana. Ellas se utilizan en medicina con fines de
diagnóstico y en terapia. No obstante ello, también representan la mayor fuente artificial de
exposición a radiaciones.

Todos los países de la región tienen normas de protección radiológica. No pudo sin embargo
localizarse disposiciones en la materia en Honduras (ver Anexo V).

La protección radiológica puede definirse como el conjunto de medidas y procedimientos


orientados a evaluar el impacto de las radiaciones ionizantes en las personas. Todas las normas
hacen referencia a la exposición como el acto o condición de estar sujeto a irradiación. La
exposición puede clasificarse en externa o interna (según que la fuente se localice fuera o dentro del
cuerpo humano), normal o potencial, ocupacional, medica o pública y exposición en situaciones de
intervención, de emergencia o crónica. En el presente trabajo se hará referencia solo a la exposición
ocupacional, entendiendo por tal aquella a la que están expuestos los trabajadores o profesionales de
salud.

Los distintos textos normativos definen radiación ionizante como la energía suficientemente
alta, capaz de producir pares de tones en una materia o en material biológico (Costa Rica). Son
partículas elementales u ondas electromagnéticas capaces de producir ionización en los materiales,
especialmente los biológicos, a través de los cuales se propaga (El Salvador). Para la norma
nicaragüense es energía suficientemente alta, capaz de producir pares de tones en una materia o en
material biológico.

Las normas existentes fueron emitidas entre 1995 y 2002 y cubren distintos aspectos de la
seguridad radiológica, incluyendo transporte de materiales radiactivos, accidentes y disposición de
residuos. Todas ellas hacen referencia a los requisitos que deben cumplir las instalaciones
radiactivas, los equipos emisores de radiaciones ionizantes y el personal involucrado en la operación
de los mismos. Se definen los distintos tipos de instalaciones, se las clasifica y se fijan requisitos y
1
El Centers for Disease Control and Prevention es una agencia federal del gobierno de los Estados Unidos de
América encargada de proteger la salud y seguridad de la población a través del desarrollo de normas de prevención y
control de enfermedades. Para más información sobre la institución y para ver el texto completo de esta y otras
publicaciones en la materia en http://www.cdc.gov/publications.htm
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 29

permisos para cada una de ellas. Se establecen las obligaciones del titular de las instalaciones y el
personal expuesto. En algunos casos se fijan los límites máximos de radiación permitidas y se
dispone el uso de dosímetros o detectores de radiación. La autoridad competente en materia de
emisión de permisos y fiscalización es el ministerio o secretaría de salud de cada país, potestad que
en algunos casos está compartida por las comisiones nacionales de energía atómica.

4.6. Estándares internacionales

• Organización Internacional del Trabajo. La OIT trabaja activamente estableciendo estándares


para la protección de los trabajadores contra las radiaciones ionizantes. La mayoría de estas
tareas se hacen en conjunto con otras organizaciones como la OMS y el Organismo Internacional
de Energía Atómica (OIEA). 1 Los instrumentos aplicables en la materia son el Convenio No. 115
sobre protección contra las radiaciones de 1960 y la Recomendación No. 114, el Convenio No.
139 sobre el cáncer profesional de 1974 y la Recomendación No. 147 y el Convenio No. 148
sobre el medio ambiente de trabajo (contaminación del aire, ruido y vibraciones) de 1977 y la
Recomendación No. 156. Los Convenios 115 y 139 fueron solo ratificados por Nicaragua y el
148 por Costa Rica y Guatemala (ver Anexo VI).

Entre las publicaciones relevantes en el tema, cabe mencionar:

• Vigilancia de la salud de las personas que por su ocupación se encuentran expuestas a


radiaciones ionizantes: guía para médicos. Se trata de una guía para los médicos que se
dedican a salud ocupacional para vigilar a las personas expuestas en el trabajo a radiaciones
ionizantes. 2

• Guías para la protección contra radiaciones para los trabajadores de la industria


(radiaciones ionizantes). OSH Series, No. 62. Establece los requisitos para el control de la
exposición a radiaciones de trabajadores que se desempeñan en ciertos lugares de trabajo 3

• Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA). La OIEA es el principal foro


gubernamental internacional para la cooperación científica y técnica en la utilización de
tecnología nuclear con fines pacíficos. 4 Fue creada en 1957 como una organización autónoma de
las Naciones Unidas y tiene diversas funciones, entre ellas, establecer acuerdos multilaterales
con el fin de aumentar la seguridad nuclear, radiológica y la disposición de desechos. Muchos
países utilizan tales normas como base de las reglamentaciones nacionales. Elabora también
códigos de práctica y directrices de seguridad. Solo Costa Rica, entre las normas analizadas en la
región, hace referencia y remite expresamente a las normas de la OIEA. Todos los países
centroamericanos son miembros de la institución y Honduras se incorporó en 2003.

1
Las normas y guías que se enumeran aquí y las mencionadas al hacer referencia a la OIEA son publicaciones
conjuntas de estas y otras organizaciones.
2
(Health surveillance of persons occupationally exposed to ionizing radiation: guidance for occupational
physicians). Safety Reports Series No. 5. IAEA Vienna, 1998. ISBN 92-0-103898-4.
3
(Guidelines for the radiation protection of workers in industry -ionizing radiations-). Geneva, 1989. ISBN 92-2-
106442-5. SFR10.
4
Sitio en la WWW: http://www.iaea.or.at/
30 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

De las convenciones elaboradas por la OIEA no existe ninguna que se refiera exclusivamente a
la seguridad radiológica aplicada a los trabajadores de la salud. Existen sin embargo códigos de
práctica y directrices de seguridad de gran importancia en la materia como las denominadas
Normas básicas internacionales de seguridad para la protección contra la radiación ionizante y
para la seguridad de las fuentes de radiación, publicadas por el OIEA en 1996 (Safety Series
No. 15).1 Estas normas incluyen requisitos de protección radiológica para situaciones de
exposición médica y fueron elaboradas conjuntamente con la OMS, la Organización de las
Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la OIT, la Agencia para la
Energía Nuclear de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (AEN/OCDE) y la
OPS.

La OIEA ha desarrollado también guías y manuales, entre los que se destaca:2

• Protección radiológica para la exposición médica a las radiaciones ionizantes.


(Radiological Protection for Medical Exposure to Ionizing Radiation Safety Guide).OIEA,
Colección Seguridad No. RS-G-1.5, 2002.

• Formación de recursos en protección radiológica y uso seguro de fuentes de radiación.


Building Competence in Radiation Protection and the Safe Use of Radiation Sources Safety
Guide). OIEA, Colección Seguridad No. RS-G-1.4. 2001.

• Evaluación de la exposición ocupacional debido a fuentes externas de radiación. (Building


Competence in Radiation Protection and the Safe Use of Radiation Sources Safety Guide).
OIEA, Colección Seguridad No. RS-G-1.4, 2001.

• Protección por radiación ocupacional (Occupational Radiation Protection Safety Guide).


OIEA, Colección Seguridad No. RS-G-1.1, 1999.

• Comisión Internacional de Protección Radiológica (ICRP). La ICRP, reconstituida con este


nombre en 1950 sobre la base de una comisión análoga fundada en 1928, surge con el objetivo
de establecer la filosofía de la protección radiológica fundamentada en los conocimientos
científicos sobre los efectos biológicos de las radiaciones ionizantes. 3 Sus conclusiones, que se
dan a conocer a través de recomendaciones, proporcionan asesoramiento sobre los principios
fundamentales que sirven de base al establecimiento de una protección radiológica adecuada y
han constituido una base sólida para las normas reguladoras de los distintos países de acuerdo
con sus prácticas y políticas habituales.

En 1997 la ICRP publicó la Recomendación No. 26 estableciendo un sistema de protección


radiológica basado en tres principios básicos: justificación, optimización y limitación de dosis.

1
Ver texto completo en: http://www-pub.iaea.org/MTCD/publications/ResultsPage.asp
2
Para ver la lista completa de publicaciones de la OIEA sobre protección radiológica ver:
http://www-pub.iaea.org/MTCD/publications/sss.asp
3
Sitio en la WWW. http://www.icrp.org/
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 31

Este sistema de protección radiológica fue refrendado y reforzado en las nuevas


recomendaciones de la ICRP emitidas en 1990 a través de su publicación No. 60. El objetivo
principal de este sistema es asegurar que no se adopte ninguna práctica a menos que su
introducción produzca un beneficio neto y positivo, que todas las exposiciones necesarias se
mantengan tan bajas como sea razonablemente posible, teniendo en cuenta los factores
económicos y sociales, y que las dosis recibidas por los individuos no excedan ciertos límites
establecidos.

4.7. Conclusiones

Los trabajadores de salud se encuentran diariamente expuestos a condiciones ocupacionales


riesgosas. Para minimizar la ocurrencia de enfermedades y accidentes es necesario que cuenten con
normas claras que incluyan estrategias fundamentales de seguridad y protección basadas en las guías
y recomendaciones internacionalmente aceptadas. En tal sentido se deben tener en cuenta los
siguientes aspectos:

• Los países de la región cuentan en general con disposiciones en materia de seguridad biológica y
radiológica, pero es fundamental que las autoridades competentes las actualicen en forma
constante en concordancia con las recomendaciones internacionales mencionadas ya que dichas
regulaciones sufren con frecuencia actualizaciones que implican cambios importantes en
beneficio de la salud de los trabajadores, los pacientes y el medio ambiente.

• Resultaría deseable que las normas que regulan el ejercicio profesional de enfermeras, médicos,
dentistas, laboratoristas y otros profesionales de la salud introdujeran disposiciones específicas
sobre prevención de riesgos, las que deben ser introducidas a la normativa existente con la
participación activa de las asociaciones profesionales. En este sentido, el Convenio No. 149 de la
OIT sobre el Empleo y las Condiciones de Vida y de Trabajo del Personal de Enfermería pide a
los Estados miembros que mejoren las leyes y reglamentos vigentes sobre seguridad e higiene en
el trabajo, adaptándolos al carácter especial del trabajo de enfermería y del medio en que se
ejerce. La Sección IX de la Recomendación No. 157, elabora aún más las medidas que se
consideran necesarias para conseguir la seguridad e higiene de las enfermeras en el lugar de
trabajo.

• Además de las reglamentaciones específicas, se debe dar cumplimiento estricto a las normas
generales de seguridad e higiene y riesgos del trabajo con énfasis fundamental en los aspectos
preventivos para evitar la ocurrencia de accidentes y enfermedades profesionales.

• Es necesario fortalecer el papel de las autoridades de vigilancia y control con el fin de que las
disposiciones vigentes sean de efectivo cumplimiento.
32 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ASEPROLA. “Mujer, Maquila y Organización Sindical en Centroamérica”. San José, Costa Rica,
1999.

Base de Datos Políticos de Las Américas. (http://www.georgetown.edu/pdba/). Georgetown


University y Organización de Estados Americanos.

BOLIS, Mónica. “Legislación y Control de Riesgos de Salud en América Latina y El Caribe.”


Banco Interamericano de Desarrollo, Departamento de Investigaciones. Organización Mundial
de la Salud. Documento de Trabajo No. 461. Washington, D.C., octubre de 2001.

CACTUS, 2002. Boletín sobre la Floricultura No. 15. Corporación Cactus. Bogotá, noviembre de
2002.

CORDERO, Allen 1999. "Actualización del estudio sobre la situación sociolaboral en las empresas
maquiladoras del Istmo Centroamericano y República Dominicana ", OIT, San José, 1999.

ILO/OSH. “Directrices Relativas a los Sistemas de Gestión de la Seguridad y la Salud en el


Trabajo”. Organización Internacional del Trabajo, Oficina Internacional del Trabajo. Ginebra,
2001.

ILOLEX. Base de datos trilingüe sobre convenios y recomendaciones de la OIT, ratificaciones,


comentarios de la Comisión de Expertos y del Comité de Libertad Sindical, reclamaciones,
quejas, interpretaciones, estudios generales, y numerosos documentos vinculados.
(http://ilolex.ilo.ch:1567/english/). Organización Internacional del Trabajo. Ginebra, Suiza,
2003.

LEYES. Base de datos de legislación de salud. Legislación de Salud, Programa de Políticas


Públicas y Salud, División Salud y Desarrollo Humano.
(http://www.bireme.br/bvs/E/ebd.htmOPS/OMS). Washington, DC, 2003.

NATLEX. Base de datos sobre legislación laboral nacional (http://natlex.ilo.org/ ) Organización


Internacional del Trabajo. Ginebra, Suiza, 2003.

OIT. “Empleo y Condiciones de Trabajo en los Servicios Médicos y de Salud ”. Organización


Internacional del Trabajo. Ginebra; OIT; 1985. 154 (OIT, 1985).

OIT. “La Industria de la Maquila en Centroamérica”. Informe para el Seminario Subregional de


Empleadores de Centroamérica y República Dominicana. Guatemala, 21-22 de abril de 1997.

OIT. “The World Cut Flower Industry: Trends and Prospects”. Gijsbert van Liemt. Working and
discussion papers. Organización Internacional del Trabajo. SAP 2.80/WP.139. 1999.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 33

OIT/ILANUD. “Derechos Laborales de las Mujeres: Un Análisis Comparado para América Central
y Panamá”. Jiménez Sandoval, R.; Fernández Pacheco, Janina. San José de Costa Rica, 2001.

OIT/Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Enciclopedia de Salud y Seguridad en el Trabajo,


2001.

OMS. “Global Strategy on Occupational Health for All”. The Way to Health at Work.
Recommendation of the Second Meeting of the WHO Collaborating Centres in Occupational
Health, 11-14 October 1994 Beijing, China. Geneva, 1995.

OMS. “Occupational Health. A Manual for Primary Health Care Workers”. World Health
Organization, Regional Office for the Eastern Mediterranean. Cairo, 2001.

OPS/OMS. “Estrategia de Promoción de la Salud en los Lugares de Trabajo de América Latina y el


Caribe” Organización Panamericana de la Salud, Organización Mundial de la Salud. San José,
Costa Rica, Marzo, 2000.

OPS/OMS. “Plaguicidas en Centroamérica: Análisis de la Legislación y de los Mecanismos de


Responsabilidad Nacional e Internacional”–enfoque de género. Serie Informes Técnicos No. 70.
Programa de Políticas Públicas y Salud, División Salud y Desarrollo Humano. Organización
Panamericana de la Salud. Washington, D.C., 1999.

PALÁN, Zonia and Carlos. Employment and Working Conditions in the Ecuadorian Flower
Industry. Working Paper, International Labour Office. Geneva, August 1999.

TENNASSEE, Maritza . “Plan Regional de Salud de los Trabajadores” Organización Mundial de la


Salud. Washington, DC, 2001.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 35

Anexo I
Sistema de Riesgos del Trabajo: Normas Principales e Instituciones Competentes

Costa Rica

Sistema de La cobertura por accidentes de trabajo y enfermedades ocupacionales es


aseguramiento administrada exclusivamente por el Instituto Nacional de Seguros (INS) a
de riesgos del través del seguro de riesgos del trabajo. El Código del Trabajo, artículo 201,
trabajo dispone que se declara obligatorio, universal y forzoso el seguro contra los
riesgos del trabajo en todas las actividades laborales. El patrono que no asegure
a los trabajadores, responderá ante éstos y el ente asegurador, por todas las
prestaciones médicosanitarias, de rehabilitación y en dinero que le
correspondan al trabajador y que dicho ente asegurador hubiera otorgado.

Normas Código de Trabajo de 1943, Título Cuarto, de la Protección de los


legales Trabajadores durante el ejercicio el trabajo 1 . Regula en detalle todo lo relativo
principales a los riesgos profesionales. Define riesgos profesionales, accidentes y
enfermedades laborales. Establece normas aplicables al seguro obligatorio de
riesgos profesionales incluyendo el sistema tarifario y las modalidades de pago
y establece las obligaciones del patrón asegurado y de los trabajadores. Define
los distintos tipos de incapacidades y adopta una tabla estableciendo los
porcentajes de impedimentos físicos. Se refiere en detalle a las distintas partes
del cuerpo como extremidades superiores (piernas, columna, ojos, oídos y
otros, enfermedades de vías respiratorias, intoxicaciones) y otras. Establece el
calculo de las prestaciones y quienes las recibirán y concluye con la forma de
efectuar los reclamos por riesgos de trabajo.
Reglamento General de los Riesgos del Trabajo. Decreto No. 13.466-TSS del
24 de marzo de 1982. Reglamenta las disposiciones del código del trabajo en la
materia.
Reglamento General de Seguridad e Higiene de Trabajo, Decreto Ejecutivo
No. 1 del 2 de enero de 1967 y sus reformas.
Decreto No. 18.379-TSS por el que se expide el Reglamento de las Comisiones
de salud ocupacional.
Reglamento sobre Higiene Industrial, Decreto Ejecutivo No. 11.492-SPPS del
22 de abril de 1980. Determina el concepto de establecimiento industrial y
califica a lo mismos de inofensivos e incómodos. La incomodidad puede
presentarse por sonidos, trepidaciones, cambios sensibles de temperatura,
luces, polvos, chispas, vapores y olores. Define también establecimientos
insalubres y peligrosos. Dispone normas de mitigación de las molestias.
Establece la autoridad del Ministerio de Salud en la materia. Fija normas para
los sanitarios.
Decreto No. 10.541-TSS 2 . Reglamento de Ruido y Vibraciones. Define ruido y
lugares de trabajo ruidoso. Establece medidas de control.

1
Ver texto en sitio en la WWW del Consejo de Salud Ocupacional: http://www.cso.go.cr/esp/legislacion.html
2
Ver texto en sitio en la WWW del Consejo de Salud Ocupacional: http://www.cso.go.cr/esp/legislacion.html
36 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Reglamento sobre las oficinas o departamentos de salud ocupacional


publicado el 25 de noviembre de 1999. Norma el funcionamiento de las
oficinas o Departamentos de Salud Ocupacional que deben existir
obligatoriamente en todas aquellas empresas que ocupen permanentemente más
de cincuenta trabajadores y establece los requisitos de formación profesional de
sus funcionarios.
Decreto No. 29768-MTSS publicado el 10 de septiembre de 2001, por el que se
reforma parcialmente el Decreto Ejecutivo núm. 16620-TSS del 4 de
noviembre de 1985, denominado Reglamento para el Régimen interno del
Consejo de Salud Ocupacional.

Instituciones Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. El Consejo de Salud Ocupacional


competentes (http://www.cso.go.cr/ )es un ente tripartito rector de la salud ocupacional.
Establece políticas de prevención y control de riesgos orientados a disminuir
los índices de siniestralidad. Dicho Ministerio cuenta también con el
Departamento de Medicina, Higiene y Seguridad Ocupacionales y la Dirección
Nacional de Inspección de Trabajo que a través de su cuerpo de inspectores
vela para el cumplimiento de las normas sobre condiciones de trabajo y
previsión social.
Http://www.ministrabajo.go.cr/
Instituto Nacional de Seguros. Está a cargo de la coordinación institucional en
materia preventiva, según establece el artículo 19 del Reglamento General de
Riesgos del Trabajo. El Departamento de Riesgos del Trabajo cobra y calcula
las primas a aportar y lleva adelante inspecciones y visitas a empresas.
Http://www.ins.go.cr/

El Salvador

Sistema de El Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) atiende el Programa de


aseguramiento Riesgos del Trabajo para los trabajadores públicos y privados dentro del marco
de riesgos del del seguro social obligatorio (art. 186 de la Constitución Nacional). Están
trabajo sujetos al régimen del seguro social general todos los trabajadores que prestan
servicios remunerados a un patrono.

Normas Código del Trabajo, Decreto No. 15 del 23 de junio de 1972. El Título III se
legales refiere a los Riesgos Profesionales. Define riesgos profesionales, accidentes de
principales trabajo y enfermedad profesional. Describe las situaciones en que se
configuran dichos eventos y los casos en que no. Establece las consecuencias
de los riesgos profesionales y define la incapacidad permanente total, la parcial
y la incapacidad temporal. Regula en detalle lo relativo a las incapacidades
parciales (pérdidas – miembros superiores e inferiores -, anquilosis,
pesudoartritis y cicatrices retráctiles). Enumera y describe supuestos de
incapacidades y fija el porcentaje de incapacidad correspondiente. Se refiere
también a las enfermedades de las vías respiratorias producidas por
inhalaciones de gases y vapores, dermatosis, enfermedades del aparato ocular y
otras. Establece responsabilidades y determina el pago de indemnizaciones y
pensiones.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 37

Ley del Seguro Social, Decreto Ley No. 1.263, de 1953, dispone que el Seguro
Social cubrirá en forma gradual los riesgos a que están expuestos los
trabajadores por causa de accidente de trabajo, enfermedad profesional. (art. 2).
Regula todo lo relativo a los riesgos profesional, incluyendo pago y beneficios.
Reglamento de Evaluación de Incapacidades por Riesgo Profesional.1 ,
Acuerdo Ejecutivo de 1956. Regula el cálculo de las pensiones que deberá
pagar el Instituto Salvadoreño del Seguro Social a los trabajadores asegurados,
por incapacidades permanentes ocasionadas por riesgos profesionales.
Ley sobre Seguridad e Higiene el Trabajo2 ,, Decreto Legislativo No. 2.117 de
1956. Regula las condiciones de seguridad e higiene en que deberán ejecutar
sus labores los trabajadores al servicio de patronos privados, del Estado, de los
municipios y de las instituciones oficiales autónomas y, para los efectos de ella,
los tres últimos serán considerados como patronos respecto de los trabajadores
cuyos servicios utilicen. (art. 1). Enumera las obligaciones de los patronos y
trabajadores. Establece las atribuciones del Departamento Nacional de
Previsión Social y crea la Comisión de Seguridad e Higiene del Trabajo
Reglamento General sobre Seguridad e Higiene en los Centros de Trabajo,
Decreto Ejecutivo No. 7 de 1971. Reglamenta todo lo relativo a la seguridad e
higiene, incluyendo obligaciones de los patrones y trabajadores, instrumentos
de protección personal y lo relativo a las condiciones de los lugares de trabajo
como ventilación, iluminación, prevención de incendios, carteles de indicación,
servicios sanitarios, almacenaje de materiales, medias higiénicas y otras.

Instituciones Ministerio de Trabajo y Previsión Social. Se encarga de los aspectos referidos


competentes a la higiene y seguridad y a inspeccionar y controlar el cumplimiento de las
mismas.
Http://www.mtps.gob.sv/
Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).
http://www.isss.gob.sv/

Guatemala

Sistema de El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) ofrece, en el marco de la


aseguramiento seguridad social, prestaciones por accidentes de trabajo y enfermedades
de riesgos del profesionales. Dicho seguro es obligatorio para todos los afiliados al régimen
Trabajo de seguridad social. El IGSS contrata clínicas, hospitales y empresas para la
prestación de servicios, las que deben sujetarse a las normas reglamentarias del
IGSS. Están obligados a inscribirse en el IGSS las empresas ubicadas en el
departamento de Guatemala que ocupen los servicios de al menos tres
trabajadores y empresas ubicadas en el resto de departamentos de la República,
cuando ocupen los servicios de cinco trabajadores

1
Ver texto completo en el sitio en la WWW de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador:
http://www.csj.gob.sv/bs_pub.htm
2
Id.
38 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Normas Código del Trabajo. El Título V se refiere a Higiene y Seguridad en el Trabajo.


legales Dispone que todo patrono está obligado a adoptar las precauciones necesarias
principales para proteger eficazmente la vida, la salud y la moralidad de los trabajadores.
Prohibe que los trabajadores duerman o coman en los lugares de trabajo.
Define trabajo insalubre y peligroso. Establece que el Ministerio de Trabajo y
el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social deben dictar reglamentos en la
materia. El art. 60 se refiere al reglamento interior de trabajo, el que debe
comprender las reglas de orden técnico y administrativo necesarias para la
buena marcha de la empresa, las relativas a higiene y seguridad en las labores,
como indicaciones para evitar que se realicen los riesgos profesionales e
instrucciones para prestar los primeros auxilios en caso de accidente y, en
general, todas aquellas otras que se estimen necesarias para la conservación de
la disciplina y el buen cuidado de los bienes de la empresa.
Ley Orgánica del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, Decreto 295 de
1946,1
Código de Salud, Decreto No. 90 de 1997 del 3 de noviembre de 1997. Incluye
un capítulo sobre la higiene laboral (Libro II, Título II, Cáp. I).
Ley de Accidentes de Trabajo de 1949.2
Reglamento sobre Higiene y Seguridad en el Trabajo del 28 de diciembre de
1957 del Ministerio de Trabajo y Previsión Social. Describe las obligaciones
de los patronos y trabajadores. Todo patrono debe adoptar y poner en práctica
en los lugares de trabajo, las medidas adecuadas de seguridad e higiene para
proteger la vida, la salud y la integridad corporal de sus trabajadores. Todo
lugar de trabajo deberá contar con una organización de Seguridad. Estas
organizaciones podrán consistir en comités de seguridad integrados con igual
número de representantes de los trabajadores y del patrono, inspectores de
seguridad o comisiones especiales según la importancia, necesidades y
circunstancias del respectivo centro de trabajo (juntas mixtas de seguridad e
higiene).
Acuerdo Gubernativo No. 530 de 1993 por el que se declara de urgencia
nacional la organización y funcionamiento de las comisiones mixtas de higiene
y seguridad en el trabajo, publicado el 21 de enero de 1994. Las comisiones
mixtas se integrarán con un representante del empleador y dos representantes
de los trabajadores por cada veinte trabajadores, siendo estos últimos elegidos
por la mayoría de los trabajadores en los centros de trabajo. La Dirección
General de Previsión Social del Ministerio de Trabajo y Previsión Social tiene
la responsabilidad de dirigir, supervisar y controlar la organización y
funcionamiento de las comisiones mixtas.

Instituciones Ministerio de Trabajo y Previsión Social, Dirección General de Previsión


competentes Social, Dependencia de Higiene y Seguridad del Trabajador. Su objetivo
general es prevenir los accidentes y enfermedades ocupacionales y los daños
para la Salud de los trabajadores, mediante el mejoramiento de las condiciones
de higiene y seguridad y medio ambiente de trabajo. Tiene la responsabilidad
de dirigir, supervisar y controlar la organización y funcionamiento de las
comisiones mixtas de higiene y seguridad en el trabajo.

1
Ver texto completo en el sitio en la WWW del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social http://www.igssgt.org/
2
No se tuvo acceso al texto legal.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 39

http://www.mintrabajo.gob.gt/
Instituto Guatemalteco de Seguridad Social. Conforme a la Ley Orgánica del
Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, el Departamento de Inspección y
Visitaduría Social puede revisar los lugares de trabajo y examinar las
condiciones higiénicas. (art. 50).
http://www.igssgt.org/

Honduras

Sistema de El Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Conforme al Decreto No.


aseguramiento 140, administra el seguro social que cubre entre otras contingencias y servicios
de riesgos del lo referido a accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Están sujetos
trabajo al seguro social obligatorio los trabajadores particulares, los públicos, los de
entidades autónomas y semiautónomas y los de las entidades descentralizadas
del Estado. Quedan provisionalmente exentos los trabajadores a domicilio,
domésticos, temporarios, ocasionales, agropecuarios, salvo los que trabajen en
empresas agrícolas propiamente dichas. Es obligación de los empleadores
afiliar a sus empleados al Instituto Hondureño de Seguridad Social para
garantizar a los trabajadores afectados por un riesgo profesional los derechos
que la ley les confiere. No obstante ello, podrá ampliar la prestación de estos
servicios por medio de instituciones privadas (Acuerdo Ejecutivo No. STSS-
001-02).

Normas Código del Trabajo, Decreto No. 189 de 1059, regula lo relativo a higiene o
legales seguridad en el trabajo y riesgos profesionales. El Título V contiene un
principales capítulo sobre seguridad e hig iene en el trabajo y otro sobre riesgos
profesionales. Este último se divide a su vez en tres secciones, una sobre
disposiciones generales otra sobre responsabilidad en materia de riesgos
profesionales y la última sobre indemnizaciones y conmutaciones. Establece la
obligación del patrono o empresa de suministrar y acondicionar locales y
equipos de trabajo que garanticen la seguridad y la salud de los trabajadores.
Define riesgos del trabajo, accidentes de trabajo, enfermedad profesional,
establece sus consecuencias, los procesos patológicos y cálculos de
prestaciones por incapacidad. Los artículos 454 y 455 contienen tablas de
valuación de incapacidades. El Código establece normas de imperativo
cumplimiento en materia de salud y seguridad ocupacional, entre las que se
menciona la necesidad de suministrar y acondicionar locales y equipos de
trabajo y otras. Dispone que los patronos que tengan a su servicio 10 o más
trabajadores permanentes deben elaborar un reglamento especial de higiene y
seguridad, y someterlo a la revisión y aprobación de la inspección general del
trabajo (art. 397).
Ley del Seguro Social de 1959, Decreto Legislativo No. 140, modificada por
Decretos Nos. 169 de 1957 y 46 de 1989 y 80 de 2001.
Reglamento de Aplicación de la Ley del Seguro Social, Acuerdo No. 68 de
1971.
Código de Salud, Decreto No. 65 de 1991. El Título III del Libro II se refiere a
la salud ocupacional. Los empleadores tienen la obligación de proporcionar
condiciones adecuadas de higiene y seguridad, de instalar sistemas y equipos
40 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

de protección. Los trabajadores y sus organizaciones y están obligados a


respetar las disposiciones del Código. Se faculta a las Secretarías de Salud
Pública y de Trabajo y al Instituto Hondureño de Seguridad Social a realizar
visitas de inspección. Se dispone la creación de la Comisión Nacional de Salud
Ocupacional, de integración tripartita.
Decreto No. 39 de 1982, por el que se establecen las atribuciones de los
inspectores de seguridad e higiene ocupacional.
Acuerdo Ejecutivo No. STSS-001-02 por el que se aprueba el Reglamento
general de medidas preventivas de accidentes de trabajo y enfermedades
profesionales publicado el 5 de enero de 2002. 1 Establece las normas que
regirán la aplicación del Título V sobre la protección de la salud de los
trabajadores y demás disposiciones sobre la materia contenidas en el Código
del Trabajo. Tiene por objeto establecer las condiciones de seguridad y salud
en que deben desarrollarse las labores en los centros de trabajo. Se trata de una
norma extensa y detallada que contiene 31 capítulos. El Capítulo I se refiere a
disposiciones generales, el II al objeto de la norma, el III al campo de
aplicación y definiciones. Las disposiciones del Reglamento se aplican en todo
lugar y clase de trabajo, cualquiera que sea la forma jurídica de su organización
y prestación. Asimismo, regulan las acciones destinadas a promover y proteger
la salud de los trabajadores. El Capítulo IV trata de las obligaciones de los
empleadores y sus organizaciones, el V a las obligaciones de los trabajadores y
sus organizaciones, el VI organiza las comisiones mixtas de trabajo, como
organismos de participación del empleador y trabajadores de protección y
vigilancia y de carácter obligatorio en las empresas donde se empleen 10 o
más trabajadores. El Capítulo VII trata de los reglamentos especiales de
higiene y seguridad ocupacional de las empresas, el VIII sobre la obligación de
informar a los trabajadores de los riesgos profesionales, el IX sobre los
programas de seguridad y salud en el trabajo y el X sobre condiciones
generales en los centros de trabajo, incluyendo normas sobre seguridad
estructural, superficie y cubicación, suelos, techos y paredes, pasillos,
escaleras, plataformas de trabajo, aberturas, barandillas y rodapiés, puertas y
salidas y normas de limpieza. Se refiere también a servicios permanentes como
dormitorios, viviendas, comedores y cocinas. Regula lo relativo a servicios de
higiene (agua, vestuarios, aseo, inodoros, duchas), instalaciones sanitarias de
urgencia, locales provisio nales y trabajo al aire libre, campamentos de
trabajadores y otras.

Instituciones Secretaría de Estado en el Despacho de Trabajo y Seguridad Social es el


competentes organismo encargado de velar por la seguridad y salud de los trabajadores en
general. Le corresponde también dictar medidas que contribuyan a la
prevención y reducción de los accidentes de trabajo y las enfermedades
profesionales y la inspección de los centros de trabajo y la normatización de las
actividades que en materia de prevención de accidentes de trabajo y
enfermedades profesionales se realizan a nivel nacional. (Acuerdo Ejecutivo
No. STSS-001-02).
Instituto Hondureño de Seguridad Social. La Secretaría de Trabajo y

1
Debido a la extensión de la norma, emitimos a su lectura al sitio en la WWW de la Asamblea Legislativa de
Honduras: http://www.natlaw.com/honduras/topical/lb/rghnlb/rghnlb1.htm
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 41

Seguridad Social es la responsable de la Seguridad e Higiene en los centros de


trabajo pero debe coordinará sus actividades de prevención de riesgos
profesionales con la Secretaría de Salud y el Instituto Hondureño de Seguridad
Social.

Nicaragua

Sistema de El seguro de riesgos profesio nales se encuentra bajo la tutela del Instituto
aseguramiento Nicaragüense de Seguridad Social (INSS). Conforme a la Ley de Seguro Social
de riesgos del Obligatorio , el seguro es obligatorio para las personas que se encuentren
trabajo vinculadas a otra, cualquiera sea la relación laboral o civil o la naturaleza del
empleador.

Normas Código del Trabajo de la República de Nicaragua, Ley No. 185, publicado el
legales 30 de octubre de 1996. 1 El Capítulo V de refiere a la Higiene y Seguridad
principales Ocupacional y Riesgos Profesionales. Dispone que todo empleador tiene la
obligación de adoptar las medidas preventivas necesarias y adecuadas para
proteger eficazmente la vida y salud de sus trabajadores, acondicionando las
instalaciones físicas y proveyendo el equipo de trabajo necesario para reducir y
eliminar los riesgos profesionales en los lugares de trabajo, sin perjuicio de las
normas que establezca el Poder Ejecutivo a través del Ministerio del Trabajo.
(art. 100). El art. 101 dispone las medidas mínimas a seguir por los
empleadores. Establece normas sobre equipos de protección personal (art. 103)
e instrucción sobre manejo de maquinarias (art. 105). El Ministerio del Trabajo
es competente para resolver la suspensión o paralización de actividades de
aquellas empresas que infrinjan las disposiciones sobre seguridad e higiene
ocupacional, previa audiencia del empleador y los trabajadores (art. 108). El
Capítulo II define los riesgos profesionales y define y describe los accidentes
de trabajo y enfermedades relacionadas con el trabajo. Define y describe los
distintos tipos de incapacidades. Explica los casos en que el accidente es
responsabilidad del empleador. El art. 129 faculta al Poder Ejecutivo para
cerrar definitiva o temporalmente los centros o áreas de trabajo donde exista
riesgo inminente de accidentes o enfermedades profesionales.
Ley de Seguridad Social, Decreto No. 974, publicado el 18 de marzo de 1982.
Reglamento General de la Ley de Seguridad Social, Decreto No. 975 de 1982
Resolución Ministerial de Higiene y Seguridad del Trabajo publicada el 1 de
septiembre de 1993 emitida por el Ministerio del Trabajo, Consejo Nacional de
Higiene y Seguridad del Trabajo. 2 Establece las medidas mínimas que regirán
lo relativo a la higiene y seguridad de los trabajadores y se aplican a las labores
agrícolas (art. 1). Contiene normas sobre vigilancia y control de las normas y
establece las obligaciones del empleador y los trabajadores.
Norma Ministerial Sobre las Disposiciones Mínimas de Higiene y Seguridad
de los Equipos de Trabajo, emitida por el Ministerio del Trabajo, Consejo
Nacional de Higiene y Seguridad del Trabajo. Contiene normas mínimas de

1
Fuente: NATLEX.
2
Ver texto completo en http://www.ops.org.ni/opsnic/tematicas/salud-trabaj/legislacion.htm
42 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

higiene y seguridad del trabajo que deben aplicarse para utilizar los equipos y
dispositivos de trabajo. 1
Norma Ministerial Sobre las Disposiciones Mínimas de Higiene y Seguridad
de los Equipos de Protección Personal, publicada el 30 de enero de 1997 y
emitida por el Ministerio del Trabajo, Consejo Nacional de Higiene y
Seguridad del Trabajo. 2 Contiene tres anexos: Anexo 1, sobre equipos de
protección personal, ropa de trabajo, protección de la cabeza, protección de la
cara, protección ocular, cristales de protección, protección de las extremidades
inferiores y superiores, protección de los oídos, protección del aparato
respiratorio y cinturones de seguridad; Anexo 2, listado no excluyente de
actividades y sectores que requieren utilizar equipos de protección personal;
Anexo 3, esquema indicativo para el inventario de los riesgos con el fin de
utilizar equipos de protección personal.
Resolución Ministerial relativa a las sanciones adoptadas por incumplimiento
a las disposiciones del uso de los equipos de protección personal emitida por
el Ministerio del Trabajo, Consejo Nacional de Higiene y Seguridad del
Trabajo y publicada el 6 de julio de 2000. 3
Resolución Ministerial relativa a la notificación de las enfermedades
profesionales emitida por el Ministerio del Trabajo, Consejo Nacional de
Higiene y Seguridad del Trabajo y publicada el 6 de julio de 2000. 4 Dispone
que con objeto de llevar un Registro Estadístico Nacional de las Enfermedades
Profesionales, los empleadores deben notificar a la autoridad laboral, las
enfermedades profesionales diagnosticadas.
Reglamento de Inspectores del Trabajo, Decreto No. 13 de 1997, publicado en
La Gaceta del 27 de febrero de 1997. 5 Determina las funciones de vigilancia
que deberán cumplir los inspectores del trabajo y las funciones en campos
específicos tales como en materia de contratación, jornada de trabajo, descanso
y vacaciones, salario, trabajos en el campo, en las minas.)
Resolución Ministerial sobre las Comisiones Mixtas de Higiene y Seguridad
del Trabajo en las empresas de 1998. 6 Las Comisiones Mixtas de Higiene son
los órganos paritarios de participación en las actividades de prevención y
protección de los riesgos en los centros de trabajo.
Norma Ministerial en Materia de Higiene y Seguridad del Trabajo en el Sector
Maquilas de Prendas de Vestir en Nicaragua, sancionada en abril del 2002. 7

Instituciones Ministerio de Trabajo de Nicaragua. Conforme a la Ley sobre Organización,


competentes Competencia y Procedimientos del Ejecutivo No. 290, publicada el 3 de junio
de 1998, el Ministerio de Trabajo tiene a su cargo brindar asesoría legal
gratuita a los trabajadores y promover programas de capacitación a
trabajadores y empleadores sobre los derechos y deberes, normas y
procedimientos en la materia de su competencia. El Decreto No. 13 de 1997,

1
Id.
2
Id.
3
Id.
4
Id.
5
Id.
6
Id.
7
Ver texto completo en http://www.ops.org.ni/opsnic/tematicas/salud-trabaj/legislacion.htm
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 43

Reglamento de Inspectores del Trabajo publicado en La Gaceta del 27 de


febrero de 1997, determina las funciones de vigilancia que deberán cumplir los
inspectores del trabajo.
Instituto Nicaragüense de Seguridad Social. Conforme al art. 74 de la Ley de
Seguridad Social, el Instituto ejecutará programas de prevención de accidentes
y enfermedades profesionales.
Http://www.inss.org.ni

Panamá

Sistema de El seguro por riesgos profesionales es administrado por la Caja del Seguro
aseguramiento Social de Panamá y es de cobertura obligatoria respecto de los accidentes
de riesgos del sufridos por todos los trabajadores del Estado y de las empresas particulares
trabajo que operen en la República. Quedan sujetos al régimen obligatorio del seguro
social todos los trabajadores al servicio del Estado, los trabajadores al servicio
de personas naturales o jur ídicas que operen en el territorio nacional, los
trabajadores independientes, los estacionales y los ocasionales, entre otros.

Normas Código del Trabajo, modificado por la Ley No. 44 de 1995. El Título II regula
legales lo relativo a los riesgos profesionales y dispone medidas de higiene y seguridad
principales en los lugares de trabajo. 1 Establece la responsabilidad del empleador de
aplicar las medidas que sean necesarias para proteger eficazmente la vida y la
salud de sus trabajadores, garantizar su seguridad y cuidar de su salud,
acondicionando locales y proveyendo equipos de trabajo y adoptando métodos
para prevenir, reducir y eliminar los riesgos profesionales en los lugares de
trabajo, de conformidad con las normas que sobre el particular establezcan el
Ministerio de Trabajo y Bienestar Social, la Caja de Seguro Social y cualquier
otro organismo competente (art. 282). Establece las medidas mínimas que se
deben adoptar en los lugares de trabajo (art. 283). Prescribe la obligación del
empleador de informar a los trabajadores lo concerniente sobre los peligros que
entraña el uso de maquinarias, medidas de precaución y lo relativo a
protección. Deberá, además, colocar los dispositivos de protección para que
puedan ser utilizados, y los trabajadores esta rán obligados a cuidad y observar
lo establecido sobre los dispositivos de protección que tenga la maquinaria (art.
286). Define trabajos insalubres y peligrosos. El artículo 291 define riesgos del
trabajo y especifica lo que se considera o no accidente de trabajo y enfermedad
profesional. El Capítulo II del comentado Libro se refiere a la responsabilidad
en materia de riesgos profesionales y el Capítulo III a las indemnizaciones
correspondientes.
Ley Orgánica de la Caja del Seguro Social, Decreto Ley No.14 de 1954,
modificada por Ley No. 30 de 26 de diciembre de 1991.
Decreto de Gabinete No. 68, de 31 de marzo de 1970, por el que se centraliza
en la Caja de Seguro Social la cobertura obligatoria de los riesgos profesionales
para todos los trabajadores del Estado y de las empresas particulares que
operan en la República.

1
Fuente NATLEX.
44 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Instituciones Caja del Seguro Social de Panamá.


competentes Http://www.css.org.pa/
Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral. Tiene jurisdicción en materia de
prevención de riesgos profesionales e inspección de los lugares de trabajo.
Http://wwwmintrabs.gob.pa/

República Dominicana

Sistema de La Ley No. 87 de 2001 crea el nuevo Sistema Dominicano de Seguridad Social
aseguramiento (SDSS) y deroga la Ley No. 385 sobre Seguros contra Accidentes de Trabajo.
de riesgos del El nuevo sistema crea un seguro de riesgos laborales cuyo propósito es
Trabajo prevenir y cubrir los daños ocasionados por accidentes de trabajo y/o
enfermedades profesionales y su costo es cubierto por el empleador. Son
beneficiarios del mismo los trabajadores dependientes y los empleadores,
urbanos y rurales.

Normas El Código de Trabajo hace referencia al tema al enumerar las obligaciones de


legales los trabajadores y empleadores (artículo 46, es obligación del empleador
principales observar las medidas adecuadas y las que fijen las leyes para prevenir
accidentes en el uso de maquinarias, instrumentos y material de trabajo). El
Libro IX sobre disposiciones finales define accidentes de trabajo y establece
que todas las materias relativas a los seguros sociales y a los accidentes de
trabajo están regidas por leyes especiales. Dispone también que un reglamento
interior de trabajo deberá contener, entre otras cuestiones, indicaciones para
evitar riesgos profesionales e instrucciones para prestar los primeros auxilios
en casos de accidentes.
Ley No. 87 de 2001, crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social. 1
Establece un período de transición entre los dos sistemas y prevé el dictado de
reglamentos.
Reglamento No. 807, del 30 de diciembre de 1966, sobre Higiene y Seguridad
Industrial. Prescribe los requisitos mínimos que se deben aplicar en todos los
centros industriales, establecimientos de comercio y oficinas para la prevención
y control de los accidentes del trabajo y de las enfermedades ocupacionales y
establece la forma de alcanzar estos objetivos. Tiene por objeto promover la
seguridad y bienestar común mediante disposiciones que protejan y garanticen
la vida y salud de los trabajadores, así como la estabilidad, salubridad y
propiedad de los sitios de empleo. Prescribe los requisitos mínimos que se
deben aplicar en todos los centros industriales, establecimientos de comercio y
oficinas para la prevención y control de los accidentes del trabajo y de las
enfermedades ocupacionales y establece la forma de alcanzar estos objetivos.
En su capítulo primero define términos tales como higiene y seguridad
industriales, enfermedades profesionales, centros industriales, sustancia o
material contaminador, polvo, emanaciones, gases, vapores, niebla y fibras.
Aborda también, entre otras cuestiones, las condiciones de higiene industrial,
temperatura y humedad, ruidos y vibraciones, higiene de los establecimientos

1
Ver texto completo: http://www.set.gov.do/legislacion/ley/index.htm
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 45

de comercio y en las oficinas y seguridad industrial. Finalmente, en el capítulo


cuarto, contempla lo referente a la selección y colocación de trabajadores,
empleo de menores y mujeres y primeros auxilios.
Ley No. 385 sobre Accidentes de Trabajo de 1932, revisada y modificada en
1978. Esta ley se aplica a todos los empleados y trabajadores que sufran
lesiones o que inhabiliten o pierdan sus vidas a consecuencia de accidentes
causados por cualquier acto o desempeño inherente a su labor, siempre que
tales accidentes ocurran dentro del curso de tal trabajo o empleo. Todo
empleador que cuente en su empresa o establecimiento con más de tres
empleados, está en la obligación de proveerse de la correspondiente póliza
contra accidentes del trabajo. Para las labores y/o empresas agrícolas, la
calidad de patrono se establece por tener bajo dependencia a cinco o más
personas. Las normas sobre higiene y seguridad son de cumplimiento
obligatorio, vinculan y obligan a las industrias, almacenes, supermercados,
tiendas de tejidos, hoteles, entre otras actividades comerciales. Las medidas de
seguridad tienen que ver no solo con las instalaciones físicas sino, además, con
las maquinarias empleadas en las empresas e industrias sometidas al régimen
de higiene y seguridad industrial.

Instituciones Secretaría de Estado de Trabajo. Define la política nacional de prevención de


competentes accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, tomando en consideración
la seguridad del trabajador, las posibilidades económicas de la s empresas y los
factores educativos y culturales predominantes.
http://www.set.gov.do/
El Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS) es una entidad
administradora de riesgos y proveedora de servicios de salud y riesgos
laborales, sin las funciones de dirección, regulación y financiamiento, las
cuales serán de la exclusiva responsabilidad del Estado a través del Consejo
Nacional de Seguridad Social (CNSS). La Dirección de Accidentes del Trabajo
del IDSS es la instancia a cargo de las prestaciones económicas y de salud de
los accidentados por riesgos laborales.
http://www.idss.org.do/
Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales, entidad pública autónoma
supervisora del ramo.
http://www.sisalril.gov.do/
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 47

Anexo II
Normas Relativas a la Industria de la Maquila.1

Costa Rica

• Ley No. 7210, Ley de Zonas Francas, del 23 de noviembre de 1990, el 14 de diciembre de 1990,
reformada por Le y No. 7830 del 22 de setiembre de 1998, publicada el 8 de octubre de 1998. 2

Define zonas francas y enumera los incentivos fiscales. Dispone en su artículo 1 que las
empresas que califiquen en el régimen de zonas francas tendrán que cumplir todas las normas de
protección del medio ambiente que la legislación costarricense y la internacional disponen para
el desarrollo, sostenible de las actividades económicas. La Corporación faculta a las empresas
administradoras de las zonas francas para que construyan los centros infantiles necesarios dentro
del parque industrial respectivo, para los hijos de los trabajadores en edades comprendidas entre
cero y los cinco años (art. 4).

De acuerdo al artículo 15, el Ministerio de Salud resolverá en un plazo de 20 días hábiles, las
solicitudes para obtener los permisos sanitarios para la instalación y funcionamiento de las
empresas acogidas al régimen de zona franca. Si transcurrido ese plazo, dicho Ministerio no se
hubiera pronunciado, la solicitud se considerará aprobada

El artículo 37 establece que las empresas administradoras de parques destinarán un local para
que los trabajadores realicen reuniones y asambleas. Para asistir a tales actividades, se permitirá
el libre acceso de los representantes de los trabajadores al parque.

• Reglamento a la Ley de Régimen de Zonas Francas, Decreto Ejecutivo No. 28451- H-COMEX
del 18 de junio del 2001, publicado en la Gaceta No. 121 del 25 de junio del 2001. 3

El artículo 30 establece que cuando una empresa beneficiaria pretenda renunciar al régimen de
zonas francas, debe comunicarlo al gobierno con al menos un mes de anticipación para que este
verifique que la empresa se encuentra al día en el pago de las cuotas obrero-patronales, lo cual
debe evidenciarse con certificación de la Caja Costarricense de Seguro Social.

El artículo 33 señala que los beneficiarios del régimen de zonas francas deben cumplir con las
regulaciones ambientales, urbanísticas, sanitarias y demás aplicables según el tipo de actividad
que desarrolle la empresa, y contar permanentemente con los permisos de operación
correspondientes.

1
En materia de leyes de promoción se hace referencia exclusivamente a las disposiciones laborales. Se incluyen
solo las normas principales descartando las leyes de aduana y promoción de inversiones que cumplieron un papel
fundamental en el desarrollo de la maquila en la región.
2
Ver texto completo en IMPRENAL, sitio oficial de la Imprenta Nacional de Costa Rica http://imprenal.go.cr/
3
Id.
48 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

El Salvador

• Ley de Zonas Francas Industriales y de Comercialización del 3 de septiembre de 1998,


publicada el 23 de septiembre de 1998. 1

Derogó la antigua ley del Régimen de Zonas Francas y Recintos Fiscales con el fin de
modernizar y actualizar el marco legal del establecimiento y desarrollo de zonas francas. Tiene
por objeto regular el funcionamiento de zonas francas y depósitos para perfeccionamiento activo
(antes denominados recintos fiscales), así como los beneficios y responsabilidades de los
titulares de empresas que desarrollen, administren o usen de ellas dedicándose a la producción,
ensamble o maquila, manufactura, procesamiento, transformación o comercialización de bienes y
servicios para la exportación directa o indirecta al área centroamericana o fuera de ésta.

El artículo 29 establece que los beneficiarios de la Ley deberán cumplir con las leyes,
reglamentos y otras disposiciones legales de carácter laboral y de seguridad social, a favor de los
trabajadores, que incluyen el derecho de asociación, derecho de sindicalización, prohibición de
trabajo forzoso o cualquier forma de trabajo compulsivo, edad mínima para el trabajo de
menores, condiciones de trabajo aceptables con respecto a salario mínimo, horas de trabajo,
salud y seguridad ocupacional y todas aquellas necesarias para el buen desenvolvimiento del
trabajador en el desarrollo de sus labores. Deberán también pagar indemnización, aguinaldo y
vacación proporcional en la forma y cuantía establecida en el Código de Trabajo y de
prestaciones de carácter laboral a todos los trabajadores que resultaren afectados en caso de
cierre total o parcial de la empresa o establecimiento. En caso extraordinario de cierre total sin
justificación alguna de las operaciones de la empresa, los activos de la misma servirán
preferentemente para cancelar el pasivo y demás obligaciones laborales, sin perjuicio de la
sanción administrativa correspondiente. Deberán también cumplir con las obligaciones y
disposiciones de esta Ley y su Reglamento General y demás leyes de la República.

Guatemala

• Decreto No. 29 de 1989, Ley de Fomento y Desarrollo de la Actividad Exportadora y de


Maquila. 2

La Ley tiene por objeto promover, incentivar y desarrollar en el territorio aduanero nacional, la
producción de mercancías con destino a países fuera del área centroamericana, así como regular
el funcionamiento de la actividad exportadora o de maquila de las empresas dentro del marco de
los regímenes de perfecciona miento activo o de exportación de componente agregado nacional
total.

1
Ver Sitio en la WWW de la Asamblea Legislativa de la República de El Salvador. http://www.asamblea.gob.sv
Para la aplicación de la referida ley y con el fin de completar los principios establecidos en la misma, existe un proyecto
del Reglamento General de la Ley de Zonas Francas Industriales y de Comercialización, el cual hasta este momento no
ha sido aprobado.
2
Ver texto completo en el sitio en la WWW del Ministerio de Economía de Guatemala: http://www.mineco.gob.gt
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 49

El artículo 33 establece que las empresas calificadas como exportadoras o de maquila bajo los
regímenes de admisión temporal y de devolución de derechos, deberán cumplir con las leyes del
país, particularmente las de carácter laboral.

• Acuerdo Gubernativo No. 533 de 1989, Reglamento de la Ley de Fomento y Desarrollo de la


Actividad Exportadora y de Maquila. 1

Reglamenta la anterior sin profundizar en las menciones que efectúa respecto a los derechos de
los trabajadores.

• Decreto No. 65 de 1989, Ley de Zonas Francas 2

La misma tiene por objeto incentivar y regular el establecimiento en el país de zonas francas, que
promuevan el desarrollo nacional a través de las actividades que en ellas se realicen
particularmente en acciones tendientes al fortalecimiento del comercio exterior, la generación de
empleo y la transferencia tecnológica.

El articulo 47 establece que las entidades administradoras y usuarios de zonas Francas, quedan
obligados a cumplir con las leyes laborales del país, particularmente con las normas establecidas
en el Código de Trabajo.

Honduras

• Decreto No. 37 de 1987, Ley de las Zonas Industriales de Procesamiento para las
Exportaciones.3

Crea las Zonas Privadas de Procesamiento para Exportación las que pueden ser establecidas en
cualquier parte del país y las empresas dentro de ellas pueden disfrutar los mismos beneficios
que las Zonas Libres.

El art. 23 dispone que las empresas que operan en la zona, otorgarán a sus trabajadores todos los
beneficios establecidos en la legislación laboral vigente. Cualquier conflicto laboral debe ser
solucionado conforme los procedimientos establecidos en el Código de Trabajo en lo que se
refiere a servicios públicos, para evitar cualquier interrupción en la producción de las empresas,
que interfieran con los compromisos de exportación de sus productos.

• Acuerdo No. 81 de 1999, Reglamento a la Ley de las Zonas Industriales de Procesamiento


(ZIP). 4

Reitera lo establecido en la ley en relación al cumplimiento de las normas laborales.


1
Id.
2
Id.
3
Ver texto completo en el sitio en la WWW de la Fundación para la Inversión y Desarrollo de Exportaciones FIDE
http://www.hondurasinfo.hn/esp/main/who.asp
4
Id.
50 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Nicaragua

• Norma Ministerial en Materia de Higiene y Seguridad del Trabajo en el Sector Maquilas de


Prendas de Vestir en Nicaragua, sancionada en abril del 2002. 1

Reafirma que las normas laborales vigentes son de ineludible cumplimiento para todos los
empleadores, sean nacionales o extranjeros y dispone que pretende armonizar y facilitar las
regulaciones de seguridad, higiene y salud de los trabajadores del sector. Enumera las
obligaciones de los empleadores en la materia, entre las que se incluye que debe contar con una
licencia de apertura en materia de higiene y seguridad para iniciar sus actividades conforme a la
Resolución Ministerial de Higiene y Seguridad del Trabajo de 1993. Establece la obligación de
prevenir accidentes, informar y capacitar a los trabajadores, adoptar medidas en materia de
primeros auxilios, prevención de incendios y evacuación, entre otras. Enumera también las
obligaciones de los trabajadores en cuanto a seguir instrucciones y obrar con cuidado. Contiene
una serie de capítulos referidos a la gestión y vigilancia de salud y trata de los exámenes
médicos. Dispone normas y medidas para la prevención de incendios y condiciones de seguridad
estructural, incluyendo superficie y cubicación, suelos, techos y paredes, pasillos, escaleras fijas
y de servicios, escaleras de mano, aberturas en el piso, puertas, salidas, abastecimiento de agua,
sala de vestidores y aseo, comedores, cocinas, servicios higiénicos-sanitarios, duchas, lugares de
almacenamiento, calderas, maquinarias, herramientas, riesgos eléctricos, ruidos y vibraciones,
iluminación, temperatura. El Capítulo XI se refiere a ergonomía industrial y carga física de
trabajo e incluye disposiciones sobre los puestos de trabajo, trabajo sentado, de pie y trabajo
físico con carga dinámica. Dispone también normas sobre equipos de protección personal y
señalización.

• Resolución Ministerial relativa al Trabajo en las Zonas Francas Radicadas en la República de


Nicaragua del 23 de enero de 1998. 2 Dicha norma reafirma que los derechos contenidos en la
Constitución Nacional, reglamentos, convenios internacionales ratificados y demás cuerpos
legales laborales son de ineludible cumplimiento para todos los empleadores, sin excepción
alguna, sean estos nacionales o extranjeros. A continuación, establece una serie de disposiciones
de aplicación obligatoria en las zonas francas que en definitiva reproducen las normas ya
consagradas en las normas laborales pero de aplicación específica al trabajo en las zonas francas
y a la mujer.

Dispone así que los empleadores deben asegurar el empleo a los trabajadores en idénticas
condiciones y sin discriminación por causa de embarazo, raza, religión, edad, discapacidad y
orientación política. Establece que deben garantizar estabilidad a las mujeres en estado de
gravidez, las que no pueden ser despedidas durante el embarazo y el descanso posnatal. Los
empleadores deben guardar consideración y respeto a los trabajadores y abstenerse de implicar
abusos psíquicos o físicos. Los empleadores deberán también crear condiciones de trabajo que
garanticen la integridad física, salud, higiene y la disminución de riesgos profesionales mediante
chequeos médicos, educación y capacitación continua, implementación de las normas en

1
Ver Texto completo en http://www.ops.org.ni/opsnic/tematicas/salud-trabaj/legislacion.htm
2
Ver texto completo en http://www.mec.org.ni/Leyes/leyes.html
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 51

vigencia sobre condiciones generales de seguridad relativas a servicios de higiene, edificios,


iluminación, control de ruido, calidad de la alimentación y otras. Dispone la práctica de informes
periódicos para hacer efectivas las medidas mencionadas. La norma comentada establece que los
empleadores deben afiliar a los trabajadores al régimen de la seguridad social, garantizar el
salario y las prestaciones laborales, jornada de trabajo, pago de tiempo extraordinario y
permitirles a los trabajadores organizarse. Prohibe la contratación de menores de 14 años.

• Decreto No. 46 de 1991, Ley de Zonas Francas Industriales de Exportación, publicado en La


Gaceta, Diario Oficial del 22 de Noviembre de 1991. 1

Permite el establecimiento de Zonas Francas Industriales de Exportación, consistente en áreas de


territorio nacional, sin población residente, bajo la vigilancia de la Dirección General de
Aduanas y sometidas a un régimen de control aduanero especial. Para gozar de los beneficios
fiscales estipulados en este artículo, o cualquier otro que se otorgue, la empresa usuaria de la
zona franca deberá mantener un número razonable de trabajadores de acuerdo a lo manifestado al
presentar su solicitud de admisión a la zona, y mantener también razonablemente los mismos
salarios y prestaciones sociales que ofreció. En todo caso, las empresas usuarias estarán sujetas a
las leyes de la República de Nicaragua .

• Decreto No. 31 de 1992, Reglamento de la Ley de Zonas Francas Indústriales de Exportación,


Publicado el 12 de junio de 1992 y modificado por Decreto No. 18 del 27 de marzo 1998. 2

Reglamenta la anterior.

Panamá

• Decreto Ley No. 18 del 17 de junio de 1948, por el cual fue creada la Zona Libre de Colón.
Toda la mercadería que entra a esta zona, está libre de cualquier impuesto de adua na. La
legislación de la Zona Franca de Colón promueve inversiones nacionales y extranjeras, en
actividades comerciales e industriales.

• Ley 25 del 30 de noviembre de 1992, Zonas Procesadoras para la Exportación, publicada el 2 de


diciembre de 1992.

Tiene por objeto crear un régimen especial, integral y simplificado para el establecimiento y
operación de Zonas Procesadoras para la Exportación. Las zonas procesadoras para la
Exportación se definen como Zonas Francas y de Libre Empresa, específicamente delimitadas,
dentro de las cuales se desarrollan todas las infraestructuras, instalaciones, edificios, sistemas y
servicios de soporte, así como la organización operativa y la gestión administrativa que sea
necesaria, bajo criterios de máxima eficiencia, para que se establezcan dentro de las mismas,
empresas de todas partes del mundo cuyas actividades sean la producción de bienes y servicios
para la exportación.

1
Ver texto completo en el sitio en la WWW de la Asamblea Nacional de Nicaragua: http://www.asamblea.gob.ni/
2
Id.
52 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

• Decreto Ejecutivo No. 28 de 1993. Reglamenta la Ley No. 25 en cuanto a la movilización


migratoria.

• Decreto Ejecutivo No.1-D de 1994 de Movimiento Comercial de las empresas sujetas al régimen
de Zonas Procesadoras para la Exportación.

• Decretos Ley No. 1 y 2 de 1996 que modifican el Código del Trabajo. Dichos Decretos
introducen algunos cambios en el marco de la llamada flexibilizan laboral las empresas y zonas
procesadoras para la exportación, conocidas como zonas francas. La flexibilización se refiere
diversos aspectos, entre los que se destaca la rebaja en el monto de la hora extra para los
trabajadores de las zonas francas en un 25 %, independientemente de si se trate de hora diurna,
nocturna o mixta, como lo establece el Código de Trabajo de Panamá. Autoriza al empleador a
rotar al trabajador y a la trabajadora en diversas líneas de producción, de acuerdo con las
necesidades de la empresa. También generaliza la contratación por tiempo determinado, durante
los primeros tres años de la relación laboral con los trabajadores y las trabajadoras de las zonas
procesadoras para la exportación, con lo que se produce una verdadera liberalización del despido
injustificado, eliminado la continuidad y estabilidad en el empleo para estos trabajadores.
Autoriza al empleador a dar por terminada la relación laboral, cuando los movimientos en el
mercado internacional produzcan bajas o pérdidas. No se contempla el pago de las
indemnizaciones a los trabajadores y las trabajadoras despedidos en tales situaciones.

República Dominicana

• Ley 8 de 1990 de Regulación y Fomento de las Zonas Francas del 15 de enero del 1990. 1 Tiene
por objeto fomentar el establecimiento de zonas francas nuevas y el crecimiento de las
existentes, regulando su funcionamiento y desarrollo, definiendo las bases de identificación de
metas y objetivos que sean de interés nacional, para lograr una adecuada coordinación de acción
de los sectores públicos y privados a la consecución de los fines propuestos. Se define la zona
franca como un área geográfica del país, sometida a los controles aduaneros y fiscales especiales
establecidos en esta ley, en la cual se permite la instalación de empresas que destinen su
producción o servicios hacia el mercado externo, mediante el otorgamiento de los incentivos
necesarios para fomentar su desarrollo.

Conforme al artículo 9, los operadores de zonas francas son los responsables de satisfacer una
serie de requisitos básicos antes de comenzar a operar, entre los que se mencionan que deben
dejar zonas verdes y de esparcimiento que permitan garantizar el ambiente circundante, refugios
aireados y condiciones de trabajo en general apropiadas. Las instalaciones de alcantarillados
pluvial y sanitarios, así como suministro de agua potable y de uso industrial, deben estar en
conformidad con las prácticas generalmente aceptadas. Deben contar con facilidades para
incinerar o retirar desechos que permitan mantener la higiene y adecuada representación física en
las empresas y áreas comunes. Asimismo tienen que tener facilidades adecuadas, tanto físicas

1
Ver texto completo en el sitio de la WWW del Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación:
http://www.cnzfe.gov.do/
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 53

como de equipos para la alimentación, servicios médicos de emergencia, tanto de los


trabajadores como del personal dedicado a las labores continuas de oficina.

Conforme al artículo 41, las operadoras y las empresas instaladas en las Zonas Francas de
Exportación acogidas a la protección de la ley, deberán cumplir con todas las leyes,
reglamentaciones y disposiciones vigentes consagradas en el Código de Trabajo y las leyes
laborales. Deberán, asimismo, satisfacer las obligaciones que les impone la ley de Seguros
Sociales, la ley que crea el Banco de los Trabajadores, la Ley No. 116 que crea el Instituto
Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP), los convenios internacionales suscritos
y ratificados por el Gobierno Dominicano al respecto y las leyes Sanitarias para instalaciones
industriales.

La presente norma se refiere también a la situación de los aprendices respecto al salario mínimo
y a la cesantía. (arts. 42 y 43).

• Reglamento No. 366 de 1997 de la Ley 8-90 de Regulación y Fomento de las Zonas Francas. 1

Reglamenta la anterior.

1
Id.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 55

Anexo III
Normas sobre la industria de las flores: plaguicidas

La legislación en materia de plaguicidas mencionada solo incluye disposiciones relacionadas a


riesgos del trabajo y salud ocupacional haciendo énfasis en el trabajo de la industria de las flores. No
se analizan los aspectos ambientales, administrativos, de eliminación de residuos, almacenamiento,
transporte o aplicación aérea de plaguicidas. 1

Costa Rica

Ley General de Salud No. Establece los deberes y restricciones a que quedan sujetas las
5.395 reformada por las personas en sus acciones y operaciones relativas a sustancias
Leyes Nos. 5789 de 1975, tóxicas y peligrosas (artículos 239 y 252).
6430 de1980, 6726 de 1982 y
7093 de 1988. Publicada en
La Gaceta el 22 de abril de
1988.
Ley de Protección Entre sus objetivos, regula el combate de las plagas en los
Fitosanitaria No. 7664. vegetales y fomenta el manejo integrado de plagas y otras
Publicada en La Gaceta el 2 metodologías agrícolas productivas que permitan el control de la
de mayo de 1997. plaga sin el deterioro al medio ambiente (artículo 2.c y d).
Regula el uso y el manejo de sustancias químicas, biológicas o
afines y equipos para aplicarlas en la agricultura, asimismo, su
registro, importación, calidad y residuos (artículo 2.f).

Decreto 24.337 MAG-S Sobre registro uso y control de plaguicidas agrícolas y


del 16 de junio de 1995 de l coadyuvantes. El art. 122 establece que toda persona natural o
Ministerio de Agricultura y jurídica responsable de trabajadores que deban formular,
Ganadería y el Ministerio de reempacar, reenvasar, almacenar, transportar, mezclar y aplicar
Salud. plaguicidas, está obligada a instruir a sus trabajadores en el
manejo correcto de los plaguicidas y mantenerlos informados
sobre los riesgos y precauciones que el uso de plaguicidas
conlleva. El artículo 129 establece que todo trabajador que
aplique plaguicidas en invernaderos o cualquier otro lugar, está
obligado a utilizar el equipo de protección de acuerdo con la
peligrosidad del producto, además, se debe esperar el tiempo
indicado en la etiqueta del producto para ingresar al lugar donde
se aplicó el plaguicida.
Decreto 18.323-S-TSS de Establece que las personas que vayan a trabajar o trabajen con
1988. Del Ministerio de plaguicidas deben someterse a un examen médico de preempleo
Salud y el Ministerio de y otro anual. Si la persona es valorada como no apta para el
Trabajo y Seguridad Social. manejo y aplicación de plaguicidas, se le debe asignar otras

1
Para mayor información en la materia ver Castiglione, S. Plaguicidas en Centroamérica: Análisis de la
legislación y de los mecanismos de responsabilidad nacional e internacional – enfoque de género –. Informe Técnico
No. 70, Programa de Políticas Públicas y Salud, División de Salud y Desarrollo Humano, Organización Panamericana de
la Salud, Organización Mundial de la Salud. Washington, D.C., agosto de 1999.
56 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

labores donde no se encuentre expuesta a esas sustancias. Los


artículos 6 y 7 enumeran a las personas no aptas o que no deben
manejar, aplica o estar expuestas a plaguicidas e incluye a los
menores de 18 años, mujeres embarazadas o en tiempo de
lactancias, personas declaradas mentalmente incapaces y
personas enfermas de las vías respiratorias u enfermedades
crónicas del hígado o los riñones. Son también no aptas las
personas analfabetas, alcohólicas, con dependencia a fármacos o
drogas, con afecciones crónicas de la piel y los ojos y otras
enfermedades a criterio médico.

Decreto No. 20 345-S del Reporte obligatorio de la exposición e intoxicación causadas por
Ministerio de Salud, plaguicidas. Dispone que los efectos agudos, subagudos y
publicado en La Gaceta el 22 crónicos relacionados o producidos por la exposición voluntaria
de abril de 1991. e involuntaria a los plaguicidas así como las intoxicaciones
mortales, deben ser notificadas al Departamento de Registro y
Control de Sustancias Tóxicas y Medicina del Trabajo en boletas
oficiales diseñadas al efecto. El médico interviniente será
responsable de cumplir con la notificación.

El Salvador

Código de Salud. Establece medidas sobre seguridad e higiene del trabajo en


Sancionado el 28 de abril de general, y sobre seguridad en el funcionamiento de plantas
1988. formuladoras.

Manual de Prevención de Contiene normativa preventiva en relación al uso, manejo y


Accidentes en el Uso, Manejo almacenamiento de plaguicidas.
y Almacenamiento de
Plaguicidas emitido por
Ministerio del Trabajo y
Previsión Social.
(Dirección General de
Previsión Social).

Decreto Legislativo No. 524. Contiene normas para prevenir y regular los aspectos referidos a
Sancionado en diciembre de la sanidad vegetal y animal. En su Título Quinto se refiere al
1995, Ley de Sanidad registro y fiscalización de insumos para uso agropecuario y
Vegetal y Animal. faculta al ministerio de agricultura a través de la Dirección
General de Sanidad Vegetal y Animal a ejecutar y coordinar
acciones relativas al registro de insumos agropecuarios.

Decreto Legislativo No. 315, Regula la producción, comercialización, distribución,


sancionado el 25 de abril de importación, exportación y empleo de productos agropecuarios.
1973, Ley sobre Control de
Pesticidas, Fertilizantes y
Productos para Uso
Agropecuario.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 57

Decreto Ejecutivo No. 28, Regula las actividades referente a los productos agropecuarios
sancionado el 21 de mayo de con el fin de garantizar el abastecimiento interno, la calidad, el
1980, Reglamento para la buen uso y la manipulación de los mismos.
Aplicación de la Ley sobre
Control de Pesticidas,
Fertilizantes y Productos
para Uso Agropecuario .

Norma NSO-REG y FIS03-97 Dispone la identificación adecuada de los insumos para uso
para Etiquetado de agropecuario a través de etiquetas y panfletos.
Plaguicidas Químicos
Formulados del 10 de junio
de 1997.

Guatemala

Código de Salud. Decreto El artículo 67, inciso c), responsabiliza al Ministerio de Salud
No. 90 de 1997, sancionado Pública y Acción Social respecto a formular, evaluar y
el 3 de noviembre de 1997. supervisar acciones pertinentes para la prevención y control de
intoxicaciones agudas y crónicas por plaguicidas y sustancias
químicas.

Decreto No. 36 de 1998, Contiene amplia normativa relativa al control de plagas.


Sancionado el 6 de mayo de El artículo 6 inciso e), establece que es función del Ministerio de
1998, Ley de Sanidad Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) la promoción
Vegetal y Animal. del manejo integrado de plagas.
El artículo 14 dispone que corresponde al MAGA el control de
los insumos para la agricultura y el registro, supervisión y
control de los establecimientos que los importen, produzcan,
formulen o expendan, de conformidad con lo que establece el
Código de Salud y el reglamento de la misma ley. El Título VII
contiene sanciones para el caso de incumplimiento.

Acuerdo Gubernativo No. Regula lo relativo a la importación, elaboración,


377 de 1990, publicado en el almacenamiento, transporte, venta y uso plaguicidas y sustancias
Diario de Centro América el afines. Contiene capítulos relativos al registro de plaguicidas,
11 de mayo de 1990, etiquetado, almacenaje, fabricación, formulación y reenvasado,
Reglamento sobre Registro, propaganda, comercio, decomiso, almacenamiento, transporte,
comercialización, Uso y condiciones generales de uso, precauciones en el manejo y uso,
Control de Plaguicidas destrucción de envases vacíos, remanentes, plaguicidas no
Agrícolas y Sustancias utilizables y recolección de derrames. El Capítulo XVII
Afines. determina las obligaciones de patrones y empleados.
58 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Honduras

Decreto 157, publicado en La Ley Fitozoosanitaria. Crea el Servicio Nacional de Sanidad


Gaceta el 15 de enero de Agropecuaria. Sus objetivos son el control y la erradicación de
1995. plagas, la inspección de productos agrícolas y la acreditación de
las compañías y profesionales relacionados a la salud animal y
vegetal.

Decreto No. 65 de 1991, El artículo 127 señala que en coordinación con la Secretaría de
Código de Salud. Trabajo, Gobernación, Recursos Naturales, Agricultura y
Ganadería, Economía y Comercio, Defensa y Seguridad, se
reglamentará la importación, fabricación, almacenamiento,
transportes, manejo, comercio y disposición de sustancias
peligrosas como plaguicidas.

Acuerdo 642, publicado en Aprueba la reglamentación sobre registro, uso y control de


La Gaceta el 12 de plaguicidas y sustancias similares. Contiene 15 títulos y se
septiembre de 1998. refiere a la administración del registro de plaguicidas,
propaganda, almacenaje y transporte, investigación y uso
experimental de plaguicidas y sustancias similares, condiciones
de uso, precauciones en el manejo y uso de plaguicidas,
disposición de residuos de plaguicidas y envases, planes de
educación, entrenamiento ocupacional y vigilancia. Sanciones.

Acuerdo Ejecutivo No. STSS- Contiene un Capítulo (XXVII) que dispone normas de salud y
001-02 por el que se aprueba seguridad que las personas naturales o jurídicas dedicadas a las
el reglamento general de actividades de almacenamiento, transporte, manejo y utilización
medidas preventivas de de productos químicos de uso agrícola deben cumplir. Al
accidentes de trabajo y respecto, no podrán realizar trabajos con agroquímicos los
enfermedades profesionales. menores de 18 años, las mujeres embarazadas, en periodo de
lactancia o en edad fértil, ni aquellos trabajadores que por
razones de salud, tengan una contraindicación para efectuar estas
labores. Todo empleador garantizará una adecuada capacitación
de los trabajadores en el uso y manejo seguro de estos productos.
Enumera dispositivos de seguridad y contiene normas sobre uso
de equipos de aspersión y aplicación terrestre y aérea de
plaguicidas para garantizar la seguridad de los trabajadores. (no
dice nada de invernaderos).1

Acuerdo No.642-98. El artículo 160 establece que toda persona que aplique
Reglamento sobre el plaguicidas en invernaderos está obligado a utilizar equipo de
Registro, Uso y Control de protección de acuerdo con la peligrosidad del producto; así
Plaguicidas y Sustancias como hacer cumplir el tiempo de espera entre la aplicación y la
Afines. entrada de personas al área tratada.

1
Ver texto completo en el sitio en la WWW de la Asamblea Legislativa de Honduras:
http://www.natlaw.com/honduras/topical/lb/rghnlb/rghnlb1.htm
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 59

Nicaragua

Ley Básica de Salud Animal Establece disposiciones sobre control de plagas y enfermedades
y Sanidad Vegetal No. 291, para la protección de la salud de los animales, vegetales, sus
publicada en La Gaceta el 22 productos y subproductos. Entre las funciones del Ministerio de
de julio de 1998. Agricultura y Ganadería incluye la coordinación y ejecución de
las medidas necesarias para prevenir y combatir plagas y
enfermedades Artículo 4.8). El Título IX contiene infracciones y
sanciones para casos de violaciones a la ley.

Resolución Ministerial de Establece las medidas mínimas que regirán lo relativo a la


Higiene y Seguridad del higiene y seguridad de los trabajadores y se aplican a las labores
Trabajo, publicada en La agrícolas (artículo 1). Contiene normas sobre vigilancia y
Gaceta el 1 de septiembre de control de las normas y establece las obligaciones del empleador
1993. y los trabajadores. Sanciones.

Norma Ministerial Sobre las Contiene normas mínimas de higiene y seguridad del trabajo que
Disposiciones Mínimas de deben aplicarse para utilizar los equipos de protección especial.
Higiene y Seguridad de los
Equipos de Protección
Personal publicada en La
Gaceta el 30 de enero de
1997.
Resolución Ministerial de Tiene por objeto establecer las medidas mínimas en el uso y
Higiene y Seguridad aplicable manipulación de plaguicidas que en materia de higiene y seguridad
en el Uso, Manipulación y del trabajo deben adoptarse y garantizar la salud de los
Aplicación de los Plaguicidas trabajadores. Estas disposiciones se aplicarán con carácter
y Otras Sustancias obligatorio en todos los centros de trabajo del país, tanto públicos
Agroquímicas en los Centros como privados, en los que se realicen labores industriales,
de Trabajo.1 Publicada en La agrícolas, comercio o de cualquier otra índole que se relacionen
Gaceta, Diario Oficial No. con el uso y manejo de plaguicidas y otras sustancias
175 del 17 de septiembre del agroquímicas. Dispone las obligaciones de trabajadores y
2001 empleadores y normas sobre etiquetado, envasado,
almacenamiento, manipulación, aplicación, uso y desecho de
plaguicidas. Contiene medidas sobre vigilancia médica de los
trabajadores, capacitación, equipo de protección personal, agua
para consumo, y prohibiciones. A este respecto no pueden trabajar
con plaguicidas las mujeres embarazadas, los menores de 16 años,
personas con alteraciones neurológicas, cardíacas y otras. (no se
refiere a la aplicación de agroquímicos en invernaderos).

Ley Básica Para la Contiene títulos relativos a la comercialización, destrucción,


Regulación y Control de importación, exportación y distribución de plaguicidas,
Plaguicidas, Sustancias sustancias tóxicas, peligrosas y otras similares. Crea el Registro
Tóxicas, Peligrosas y Otras Nacional de Plaguicidas, Sustancias Tóxicas, Peligrosas y Otras

1
Ver texto completo en el sitio de la WWW de la Representación en Nicaragua de la Organización Panamericana
de la Salud: http://www.ops.org.ni/opsnic/tematicas/salud-trabaj/downloads/resolucion-minis terial-plaguicidas.doc
60 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Similares No. 274, publicada Similares y el Centro de Información y Documentación de


en La Gaceta el 13 de febrero Plaguicidas, Sustancias Tóxicas, Peligrosas y Otras Similares.
de 1998. Establece pena de multa para caso de incumplimiento de las
disposiciones de la ley.

Decreto No. 49-98 Reglamenta el funcionamiento de Registro Nacional de


reglamentario de la Ley No. Plaguicidas, Sustancias Tóxicas, Peligrosas y Otras Similares.
274 de Regulación y Control Dispone que los detalles de los requisitos administrativos y
de Plaguicidas, Sustancias técnicos y los procedimientos de registro, ya sea experimental,
Tóxicas, Peligrosas y Otras con fines comerciales o provisional de interés nacional, serán
Similares, publicado en La establecidos en el Reglamento Técnico del Registro de
Gaceta el 30 de julio de Plaguicidas, Sustancias Tóxicas, Peligrosas y Otras Similares
1998. (artículo 22). Contiene capítulos referidos al Registro y
requisitos para la emisión de licencias a personas naturales y
jurídicas para que se acrediten como fabricantes, importadores,
formuladores, reenvasadores, distribuidores, almacenadores y
regentes de establecimientos. Sistema de vigilancia y control.
Control de calidad, etiquetas, panfletos, envases, publicidad,
resistencia, reevaluación técnica, control de la fabricación,
formulación, reenvasado y reempacado. Disposiciones generales
de transporte, almacenamiento, uso y manejo. Importación y
exportación, control de la distribución y venta, retención y
decomiso. Disposición final de los desechos y protección de la
salud humana y el medio ambiente. Procedimientos de
información y consentimiento previos, coordinación
interinstitucional, educación, capacitación y divulgación.
Aranceles y asignación de fondos. Infracciones y sanciones.

Panamá

Ley No 47, publicada en la Articulo 47: todo plaguicida y fertilizante que se importe o se
Gaceta Oficial del 12 de julio encuentre para la venta o el uso agrícola debe haber cumplido
de 1996. Protección con el proceso de registro. Articulo 46: establece la competencia
Fitosanitaria, Registro, de la Dirección Nacional de Sanidad Vegetal como autoridad
Aplicación, Actividad, nacional competente para efectuar el registro, fiscalizar la
Servicio, Laboratorio, calidad y supervisar el uso, manejo y aplicación de los
Acreditación y Coordinación plaguicidas y fertilizantes, establecer normas y reglamentos,
sobre Plaguicidas y fitosanitarios, elaborar manuales de procedimientos e
Fertilizantes. instructivos operativos, determinar los residuos de plaguicidas
en plantas y productos vegetales, durante el periodo de
producción y supervisar y acreditar los laboratorios de servicios
de análisis de residuos y control de calidad. Articulo 48: la
Dirección Nacional de Sanidad Vegetal podrá restringir, prohibir
o revocar el registro, ingreso, fabricación, maquila, formulación,
reenvase y reempaque, almacenamiento, mezcla y uso en el país
de plaguicidas y fertilizantes para uso en la agricultura, cuando
se justifique por razones técnicas y científicamente
comprobadas. Establece disposiciones sobre coordinación
interministerial.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 61

Ley No. 66, publicada en la Los artículos 208 a 211 se refieren a la higiene industrial.
Gaceta Oficial el 6 de El artículo 91 dispone sobre el control y reglamentación de las
diciembre de 1947, Código facilidades sanitarias para los trabajadores en áreas rurales.
Sanitario. Regula lo relativo al registro y control de especialidades
farmacéuticas, incluyendo a los plaguicidas.

Decreto Ejecutivo No. 63. Reglamenta el registro de todo plaguicida, materia técnica,
sancionado el 1ro. de aditivos y fertilizantes, para uso en la agricultura (artículo 28).
septiembre de 1997. Crea la Comisión Técnica de Plaguicidas como
organismo multisectorial (artículos 9-11). Se establecen
mecanismos de fiscalización y vigilancia (artículos 12-22).
Se señala la responsabilidad del Instituto de investigaciones
Agropecuarias de Panamá para establecer la eficacia biológica
de los plaguicidas (artículo 23) y se indican los aspectos de
capacitación, divulgación y propaganda de plaguicidas (articulo
24). El resto del articulado compete a infracciones, sanciones y
recursos.

República Dominicana

Ley No. 763 de diciembre Determina las funciones de la Secretaría de Estado de


1966. Agricultura, entonces llamado Ministerio de Agricultura. Entre
sus funciones se encuentra prevenir y controlar las plagas y
enfermedades de los animales y de las plantas.

Ley No. 4.990 publicado el 3 Ley de Sanidad Vegetal.


de Septiembre de 1958

Ley General de Salud Dispone que corresponde a la Secretaría de Estado de Salud


Pública y Asistencia Social, mediante la reglamentación
correspondiente y a través de las instituciones y organismos
creados a tal efecto el control sanitario del proceso, la
importación y la exportación, la evaluación y el registro, el
control de la promoción y publicidad plaguicidas.
Conforme al artículo 122, se declara de alto interés el control de
plaguicidas, fertilizantes y sustancias tóxicas, por su repercusión
en la salud de la población. Para tales fines, la SESPAS, en
coordinación con la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y
Recursos Naturales, la Secretaría de Estado de Agricultura y
demás instituciones competentes, elaborará la normativa
correspondiente, a fin de que tales productos no representen
riesgos para la salud humana.

Ley No. 311 del 24 de mayo Regula la fabricación, elaboración, envase, almacenamiento,
de 1968, sobre el uso y importación, expendio y comercio en cualquier forma de
control de plaguicidas. insecticidas, zoocidas, fitocidas, herbicidas y productos
similares.
62 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Reglamento 322 del 12 de Reglamenta el uso y control de pesticidas contenidos en la Ley


Julio de 1988. No. 311.

Decreto Presidencial No. 217 Prohibe la importación, elaboración, formulación,


de 1991. comercialización y uso de varios productos agroquímicos, por
haberse comprobado su alta peligrosidad a la salud humana y al
medio ambiente.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 63

Anexo IV
Normas sobre VIH/SIDA y bioseguridad. 1

Costa Rica Ley general sobre VIH/SIDA, Decreto No. 7.771 de 20 de abril de 1998.
Artículo 23. Medidas universales de bioseguridad. Los bancos de productos
humanos, los laboratorios y establecimientos de salud deberán contar con el
personal, material y equipo adecuados, de conformidad con las recomendaciones
sobre medidas de seguridad universales, difundidas por el Ministerio de Salud.
Los trabajadores en servicios de atención de la salud, públicos o privados, en
especial los odontólogos, microbiólogos, profesionales en enfermería, médicos y
todos los que practiquen procedimientos faciales y capilares, acupuntura, tatuajes
o cualquier otro procedimiento, quirúrgico o invasivo, deberán acatar las
disposiciones de bioseguridad del Ministerio de Salud para el uso de equipos y el
manejo tanto de instrumentos como de material humano. El Ministerio de Salud
se encargará de supervisar la operación correcta de los establecimientos
relacionados con las actividades mencionadas en los párrafos anteriores.

La Caja Costarricense del Seguro Social publica una serie de normas relativas a
bioseguridad:
• Normas Institucionales para la prevención y control de infecciones
intrahospitalarias.2
• Guía institucional para el uso de antisépticos y desinfectantes.3
• Papel del empleado del servicio de limpieza.4
• Manual para el personal médico y de enfermería.5

El Salvador Ley de prevención y control de la infección provocada por el virus de


inmunodeficiencia humana de 24 de octubre de 2001.
Artículo 29. El personal de salud viviendo con VIH/SIDA, que realice
procedimientos de riesgo, está obligado a cumplir con las normas de bioseguridad
establecidos y deberá informar su condición a la administración del centro de
salud donde labora, para que sea trasladado a un área que no signifique riesgo.
Toda persona que ejerza su profesión u oficio en donde se realicen
procedimientos que signifiquen riesgo para la persona que atienden, esta obligada
a cumplir con las normas de bioseguridad establecidas.
Las instituciones públicas y privadas donde se realicen procedimientos que
signifiquen riesgo para la persona que atienden, esta obligada a cumplir con las
normas de bioseguridad establecidas. Las instituciones públicas y privadas donde
se realicen procedimientos de riesgo deberán proporcionar los materiales y equipo
necesarios para la práctica de las normas de bioseguridad.

1
Ver textos completos de las normas sobre VIH/SIDA en el sitio en la WWW del Programa de la OIT del
VIH/SIDA en el Mundo del Trabajo.
http://www.ilo.org/public/english/protection/trav/aids/laws/index.htm
2
Ver texto completo en http://www.info.ccss.sa.cr/germed/gestamb/samb08g.htm
3
Ver texto completo en http://www.info.ccss.sa.cr/germed/gestamb/samb08d.htm
4
Ver texto completo en http://www.info.ccss.sa.cr/germed/gestamb/samb08b1.htm
5
Ver text o completo en http://www.ccss.sa.cr/germed/gestamb/medico9.htm
64 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

El Ministerio de Salud cuenta con Normas Programáticas en materia de


bioseguridad que incluyen:1
• Infecciones de Transmisión Sexual, Normas y Procedimientos de
Atención.
• Protocolos de Atención a personas que viven con VIH/SIDA.
• Manual de Bioseguridad (en revisión y actualización para reeditación).
• Manual de Bioseguridad de laboratorio clínico (en impresión para
oficialización).
• Manual de Bioseguridad para el control de infecciones en estomatología e
infecciones relacionadas a las ITS/VIH/SIDA, Unidad de Epidemiología,
Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, 1994. (ver texto en
estudio comparado).
• Manual de Capacitación para facilitadores en consejería y educación
sobre VIH/SIDA.
• Plan Estratégico Nacional de Prevención, Atención y Control de las
ITS/VIH/SIDA 2001/2004.

Guatemala Decreto No. 27 de 2000, Ley general para el combate del Virus de
Inmunodeficiencia Humana -VIH- y del Síndrome de Inmunodeficiencia
Adquirida –SIDA- y de la promoción, protección y defensa de los derechos
humanos ante el VIH/SIDA:
Artículo 16. Los colegios profesionales y sus respectivas asociaciones, deberán
difundir entre sus miembros todo lo relacionado al VIH/SIDA, incluyendo
información científica actualizada acerca de los métodos de prevención, de
bioseguridad y tratamiento integral, haciendo énfasis en los principios éticos y
normas deontológicas.
Artículo 18. Normas de Bioseguridad. El personal de las diferentes instituciones
públicas y privadas, nacionales o extranjeras y/o aquellos que manejen órganos,
liquido orgánicos y hemoderivados, quienes realicen acupuntura, perforaciones y
tatuajes o cualquier otro procedimiento que implique riesgo para la transmisión
del VIH/SIDA acatarán las disposiciones de bioseguridad universalmente
aceptadas y las recomendaciones emanadas del Ministerio de Salud Pública y
Asistencia Social a través del Programa Nacional de Prevención y Control de
ITS/VIH/SIDA.

Acuerdo Gubernativo No. 317 de 2002. Reglamento de la Ley general para el


combate del Virus de Inmunodeficiencia Humana -VIH- y del Síndrome de
Inmunodeficiencia Adquirida –SIDA- y de la promoción, protección y defensa de
los derechos humanos ante el VIH/SIDA.
El artículo 17 dispone que el Programa Nacional del SIDA, con la asistencia de la
Comisión Nacional Multisectorial, dictará las normas técnicas de bioseguridad
universalmente aceptadas que serán obligatorias para las personas públicas y
privadas e implementará mecanismos que aseguren su difusión, supervisión y
cumplimiento. El art. 31 dispone que el Ministerio de Salud Pública y Asistencia
Social debe asegurar que todas sus unidades de salud cuenten con el equipo básico
y los insumos necesarios para la observancia de las medidas de bioseguridad
universalmente aceptadas.

1
Fuente: http://www.mspas.gob.sv/p_its_vih_sida1.htm
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 65

Decreto No. 27 de 1995, Protocolo de Tratamiento Hospitalario y por consulta


externa de pacientes con VIH/SIDA del Instituto Guatemalteco de Seguro Social.
Existe un Protocolo Nacional de Atención Integral ITS/VIH/SIDA.
Honduras Decreto No. 147-99 de 9 septiembre de 1999.
Artículo 41. La Secretaría de Estado en el Despacho de Salud, establecerá normas
de cumplimiento obligatorio de bioseguridad para el manejo y uso de materiales,
instrumentos y equipo para protección del personal potencialmente en riesgo de
estar en contacto con el VIH las cuales deberán ser acatadas por el sistema de
salud público y privado.
Artículo 42. Queda prohibida la utilización de jeringas, agujas, equipos u otros
materiales desechables que hayan sido usados en todos los establecimientos de
salud tanto públicos como privados, y que lo mismo se establezca a los salones de
belleza y las barberías, de no utilizar hojas de afeitar usadas, ni otros instrumentos
que estén contaminados con sangre.
Artículo 43. Es obligatorio que todos los laboratorios, bancos de sangre y centros
de atención de salud. Desechen sus desperdicios bajo las normas de bioseguridad
que se establezcan.
Artículo 44. Las muestras de sangre para hemoderivados, transfusiones y otros
usos, así como los órganos humanos, que muestren seropositividad por VIH,
deberán ser descartados, aplicando las medidas de bioseguridad.
Artículo 45.Los laboratorios, bancos de sangre y centros de atención de salud
deberán ofrecer protección, capacitación y las condiciones de seguridad al
personal que manejan los desperdicios sanitarios, a fin de proteger de la infección
del VIH y otras enfermedades infecto contagiosas al referido personal.
Artículo 46. El incumplimiento de las normas de bioseguridad consignadas en
esta Ley, será sancionado conforme a lo establecido en el Código de Salud y en
los reglamentos institucionales respectivos.

Nicaragua Ley de promoción, protección y defensa de los derechos humanos ante el SIDA,
No. 238 de 14 de octubre de 1996.
Artículo 14. El Ministerio de Salud Pública, entregará trimestralmente a las
Asociaciones y colegios profesionales, información científica, ética, normas de
bioseguridad con relación al VIH/SIDA. La Asociación correspondiente deberá
garantizar que dicha información sea recibida por cada uno de sus asociados.
Artículo 17. Las medidas, normas universales y medios de bioseguridad a que se
refiere el Art. 16 de la Ley, serán dictadas por el Ministerio de Salud a través de
Decreto Ministerial. Cualquier empleador que no garantice a sus empleados, las
normas de bioseguridad dictadas por el Ministerio de Salud, será sancionado de
manera escalonada con cierres temporales hasta la clausura definitiva cada vez
que las incumpla, pudiendo los trabajadores de forma individual o grupal,
denunciar su incumplimiento. Todo centro que se dedique al trabajo en salud,
deberá tener en lugares visibles las normas establecidas por el MINSA y darlas a
conocer al personal que labora en ellos, para su debido cumplimiento.

Panamá Ley general sobre las infecciones de transmisión sexual, el virus de la


inmunodeficiencia humana y el SIDA, No. 3 de enero de 2000
El art. 10 dispone que el ministerio de salud deberá garantizará el cumplimiento
de los procedimientos, de conformidad con las normas de bioseguridad
universales.
66 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Artículo 11. El Ministerio de Salud establecerá normas de bioseguridad necesarias


en el manejo de productos humanos y sus derivados, materiales, instrumental y
equipos, a efecto de proteger al personal potencialmente en riesgo de contacto con
infeccio nes de transmisión sexual, el virus de la inmunodeficiencia humana u otro
microorganismo de transmisión parenteral. También garantizará la disponibilidad
de estos insumos en todas sus instalaciones, para el uso de su personal.
Toda entidad, pública o privada, está obligada a cumplir las normas de
bioseguridad establecidas por el Ministerio de Salud, para lo cual garantizará la
disponibilidad de los insumos y equipos.
Articulo 22. Todo trabajador o trabajadora de la salud está obligado a prestar la
atención que requiere la persona con infección de transmisión sexual, con el virus
de la inmunodeficiencia humana, o enferma de SIDA, y cumplirá estrictamente
las medidas de bioseguridad para su propia protección. A esta disposición, en
igualdad de condiciones, también queda sujeto el profesional o la profesional que,
por su actividad laboral, pueda tener contacto con personas posiblemente
afectadas con una infección de transmisión sexual o con el virus de la
inmunodeficiencia humana.
Artículo 30. Todo empleador, público y privado, debe facilitar capacitación
adecuada a sus trabajadores sobre el manejo de las infecciones de transmisión
sexual, el virus de la inmunodeficiencia humana y el SIDA, así como los medios e
instrumentos recomendados por el Ministerio de Salud, para asegurar el
cumplimiento de las medidas de bioseguridad. También debe ofrecerles las
condiciones y los recursos necesarios para evitar el contagio.
Artículo 51. El Ministerio de Salud fiscalizará el fiel cumplimiento de las
disposiciones de salud, en lo relativo a las normas de bioseguridad en los
establecimientos, públicos o privados, respecto al material, equipo y capacitación
para la prevención de las infecciones de transmisión sexual y del virus de la
inmunodeficiencia humana.

Decreto Ejecutivo No. 119 del 29 de Mayo de 2001, que reglamenta la Ley de 3
de 2000, General sobre las Infecciones de Transmisión Sexual, el Virus de la
Inmunodeficiencia Humana y el SIDA.
Artículo 19. Las entidades públicas y privadas que deseen realizar pruebas de
laboratorio de las ITS/VIH deberán contar con la aprobación previa del
Laboratorio Central de Referencia de Salud Pública del Ministerio de Salud, a fin
de garantizar el cumplimiento de las normas que atañen al tamizaje de las
ITS/VIH, personal idóneo, control de calidad de los reactivos, bioseguridad,
vigilancia y otros aspectos que recomiende el Ministerio de Salud.
Artículo 27. El Ministerio de Salud, a través de la Dirección General de Salud
Pública, coordinará, con la Comisión Nacional de Bioseguridad Comisión
Nacional de Bioseguridad, la elaboración de las normas de bioseguridad e
implantará planes y programas en todos los niveles de atención, públicos y
privados.
Artículo 28. Para la Protección del ambiente y de la población, y en cumplimiento
de la ley, el Ministerio de Salud, en coordinación con la Comisión Nacional de
Bioseguridad, vigilará, asesorará y supervisará el cumplimiento de las normas de
control de calidad de los productos y derivados humanos, en todas entidades
públicas o privadas que, por la naturaleza de sus funciones, puedan entrar en
condición de riesgo a la salud por exposición.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 67

Artículo 29. Las entidades, públicas y privadas, designarán un equipo de trabajo


responsable de la implantación de las normas y programas de educación de
bioseguridad y de la supervisión de la disponibilidad de insumos y equipos
necesarios para ello. Este equipo de trabajo contará con un coordinador que tenga
la autoridad, capacidad técnica y acceso directo a la máxima autoridad de la
entidad.
Artículo 30. Es obligatorio que los laboratorios, los bancos de productos humanos
y sus derivados, los centros de atención de salud y otros, dispongan sus desechos
peligrosos, en estricto cumplimiento de las normas de bioseguridad. Cada entidad
debe ofrecer capacitación permanente y continuar al personal que maneja los
desechos peligrosos, a fin de protegerlo de las ITS/VIH, así como a los usuarios
de los servicios de salud.
Artículo 31. Los productos humanos y sus derivados que se importen, fabriquen o
comercialicen en Panamá, deberán contar con un certificado de control de calidad,
de acuerdo a la legislación vigente. En caso contrario, se retirarán del mercado, se
prohibirá su uso y se aplicarán las sanciones pertinentes, de acuerdo con la ley.
Artículo 42. Todo estable cimiento que, por la naturaleza de su trabajo, utilice
objetos punzo cortantes para la atención de las personas deberá cumplir con las
normas de bioseguridad.
Artículo 78. El Ministerio de Salud, a través de la Dirección General de Salud
Pública y con el apoyo de todas sus direcciones, coordinará la implementación de
programas de educación en bioseguridad permanente y continua en las
instalaciones públicas y privadas, y vigilará su cumplimiento.
Artículo 113. La Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Salud
velará que sus funcionarios, fiscalicen la aplicación estricta de las normas de
bioseguridad, en los materiales, insumos y equipos, como a la capacitación del
personal para prevenir las ITS/VIH/SIDA.

República Ley No. 55 del 19 de mayo de 1993 sobre SIDA


Dominicana El artículo 11 dispone que la Secretaría de Estado de Salud Pública y Asistencia
Social coordinarán con el Instituto Dominicano de Seguros Sociales, las Fuerzas
Armadas, la Policía Nacional y otras instituciones públicas y privadas que tengan
que ver con los servicios de salud, cursos para todo el personal que labora en estos
servicios y con el propósito de educarlos y capacitarlos en los aspectos de
promoción de la salud, prevención de las enfermedades de transmisión sexual y el
SIDA, bioseguridad, y atención integral a pacientes VIH o con SIDA.
El art. 29 establece que los laboratorios bancos de sangre y centros de atención de
salud deberán ofrecer las condiciones y capacitación del personal que maneja los
desperdicios sanitarios a fin de protegerlos de infecciones.

Normas Nacionales de Salud Bucal. El Capitulo 9 se refiere a las Normas de


Bioseguridad en Salud Bucal e incluye esterilización, desinfección y asepsia,
limpieza de instrumental, método de esterilización, equipos, barreras, controles y
otros.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 69

Anexo V
Normas sobre Seguridad Radiológica

Costa Rica Ley General de Salud, Ley No. 5.395 de 30 de octubre de 1973. Publicada en La
Gaceta No. 222 de 24 de noviembre de 1973. Regula el otorgamiento del
permiso de funcionamiento de servicios de salud con un enfoque ambientalista e
infraestructural estableciendo las condiciones sanitarias y de seguridad que
garanticen la salud y el bienestar de los habitantes.

Ley Básica de Energía Atómica para Usos Pacíficos, Ley No. 5.383 de 1969

Reglamento sobre protección contra las radiaciones ionizantes, Decreto No.


24037-S. Publicado en La Gaceta del 8 marzo 1995. 1 Establece los requisitos
que deberán cumplir las instalaciones radiactivas, equipos emisores de
radiaciones ionizantes. La finalidad del Reglamento es asegurar la protección del
personal ocupacionalmente expuesto, así como a la población en general, contra
los eventuales efectos nocivos de las radiaciones ionizantes.

El Salvador Código de Salud, Decreto Legislativo No. 955 del 28 de abril de 1988. Dispone
que Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social emitirá un reglamento
especial que contenga las medidas necesarias tendientes a la planificación,
regulación y vigilancia de todas las actividades que se realicen o se relacionen
con fuentes de radiaciones ionizantes, tales como la importación, exportación,
venta, compra, transferencia, adquisición, reposición, transporte, desecho,
almacenamiento, uso, procedimiento, mantenimiento y protección.

Decreto 41 de 2002. Aprueba la Reglamentación Especial sobre Protección y


Seguridad Radiológica. Contiene disposiciones generales y establece las
facultades del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social y de la Dirección
General de Salud en la materia. Fija los requerimientos básicos de protección
radiológica, exposición ocupacional, límites, emergencias, violaciones y
sanciones.2

Guatemala Ley para el Control, Uso y Aplicación de Radioisótopos y Radiaciones


Ionizantes, Decreto Ley No. 11 de 1986, Es el instrumento de control del uso y
aplicación de radioisótopos y radiaciones ionizantes. Esta ley tiene por objeto
asegurar que se cumplan las recomendaciones adoptadas en el ámbito
internacional para que el uso seguro de material radiactivo y equipos generadores
de radiación ionizante, se realicen con el mínimo detrimento a la salud de los
trabajadores ocupacionalmente expuestos y público en general.

Acuerdo Gubernativo No. 55 del 14 de febrero de 2001. Contiene el Reglamento


de Seguridad y Protección Radiológica de la Ley para el Control, Uso y
Aplicación de Radioisótopos y Radiaciones Ionizantes.

1
Ver texto comp leto en: http://www.netsalud.sa.cr/ms/decretos/ionidec.htm
2
Ver texto completo en: http://www.mspas.gob.sv/ley_salud14.htm
70 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Honduras No se encontraron normas sobre seguridad radiológica.

Nicaragua Ley General de Salud No. 423 de 2002. Dispone que los profesionales o
establecimientos de salud que utilicen material natural o artificialmente
radiactivo, o aparatos que contengan dichas sustancias, se regirán por la Ley de
Radiaciones Ionizantes.
Ley No.156 de Radiaciones Ionizantes, publicada en La Gaceta el 21 abril de
1993. 1 Regular, supervisar y fiscalizar todas las actividades relacionadas con el
uso de los radioisótopos y las radiaciones ionizantes en sus diversos campos de
aplicación, a fin de proteger la salud, el medio ambiente y los bienes públicos y
privados.

Panamá Resolución 69 de 23 de julio de 1998. Reglamenta la regulación, planificación, y


respuesta en caso de emergencias radiológicas. Establece las funciones de la
Dirección General de Salud.

Existe en jurisdicción del Ministerio de Salud el Comité de Protección


Radiológica. Se trata de un organismo integrado por instituciones públicas y
privadas para regular el uso de equipos y materiales radioactivos para
tratamientos médicos. Dicho comité estará integrado por representantes de Salud,
de la Caja de Seguro Social, del Instituto Oncológic o Nacional, de las
Asociaciones de Hospitales Privados que mantengan fuentes radiactivas en sus
instalaciones, de la Sociedad Oncológica de Panamá, de la Asociación de
Médicos Radiólogos, de la Asociación Panameña de Físicos Médicos y de la
Asociación Panameña de Protección Radiológica.
El Comité, creado mediante Resolución No. 168 del 5 de junio de 2001, conocerá
sobre las regulaciones vigentes en materia de protección radiológica y las
condiciones para la autorización de sus prácticas.

República Reglamento de Protección Radiológica, Decreto No. 244 del 18 de octubre de


Dominicana 1995.

1
Ver texto completo en: http://www.asamblea.gob.ni/
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 71

Anexo VI
Convenios OIT Ratificados por los Estados Centroamericanos1

Los Convenios señalados en negrilla son los considerados “Derechos Laborales Centrales “ por la
OIT.

Nombre y Número de Costa El Sal- Guate- Hondu Nicara- Pana- Rep.


Convenios Rica vador mala -ras gua má Dom.
No. 1, Convenio sobre las horas de 01/03/ 14/06/ 12/04/ 04/02/
trabajo (industria), 1919. 1982 1988 1934 1933

No. 3, Convenio sobre la protección 12/04/ 03/06/


a la maternidad, 1919. 1934 1958

No. 4, Convenio sobre el trabajo 12/04/


nocturno (mujeres), 1919 1934

No. 5, Convenio sobre la edad 12/04/1 04/02/


mínima (industria), 1919. 934 1933 *

No. 6, Convenio sobre el trabajo 12/04/1


nocturno de los menores (industria), 934
1919.
No. 10, Convenio sobre la edad 14/06/ 12/04/ 19/06/1 04/02/
mínima (agricultura), 1921. 1988 1934 970 1933 *

No. 11,Convenio sobre el derecho 16/09/ 14/06/ 12/04/ 19/06/


de asociación (agricultura), 1921. 1963 1988 1934 1970

No. 12, Convenio sobre la 11/10/ 12/04/ 03/06/


indemnización por accidentes del 1955 1934 1958
trabajo (agricultura), 1921.
No. 14, Convenio sobre el descanso 25/09/ 14/06/ 17/11/ 12/04/
semanal (industria), 1921. 1984 1988 1964 1934

No. 17, Convenio sobre la 12/04/ 03/06/


indemnización por accidentes del 1934 1958
trabajo, 1925.
No. 18, Convenio sobre las 12/04/
enfermedades profesionales, 1925. 1934

No. 19, Convenio sobre la igualdad 02/08/ 12/04/ 19/06/ 05/12/


de trato (accidentes del trabajo), 1961 1934 1970 1956
1925.
No. 24, Convenio sobre el seguro 12/04/
de enfermedad (industria), 1927. 1934

1
Fuente: ILOLEX.
* Denunciado el 15/6/1999
72 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Nombre y Número de Costa El Sal- Guate- Hondu Nicara- Pana- Rep.


Convenios Rica vador mala -ras gua má Dom.
No. 25, Convenio sobre el seguro 12/04/
de enfermedad (agricultura), 1927. 1934

No. 26, Convenio sobre los 16/03/ 04/05/ 12/04/ 19/06/ 05/12/
métodos para la fijación de salarios 1972 1961 1934 1970 1956
mínimos, 1928.
No. 29, Convenio sobre el trabajo 02/06/ 15/06/ 13/06/ 17/11/ 12/04/ 16/05/ 05/12/
forzoso, 1930. 1960 1995 1989 1964 1934 1966 1956

No. 33, Convenio sobre la edad


mínima (trabajos no industriales),
1932.
No. 35, Convenio sobre el seguro
de vejez (industria, etc.), 1933.

No. 36 Convenio sobre el seguro de


vejez (agricultura), 1933.

No. 37 Convenio sobre el seguro


de invalidez (industria, etc.), 1933.

No. 38 Convenio sobre el seguro de


invalidez (agricultura), 1933.

No. 39, Convenio sobre el seguro


de muerte (industria, etc.), 1933.

No. 40, Convenio sobre el seguro


de muerte (agricultura), 1933.

No. 41, Convenio (revisado) sobre


el trabajo nocturno (mujeres), 1934.

No. 42, Convenio sobre las 17/11/ 16/02/


enfermedades profesionales 1964 1959
(revisado), 1934.
No. 47, Convenio sobre las
cuarenta horas, 1935.
No. 52, Convenio sobre las 03/06/ 05/12/
vacaciones pagadas, 1936. 1958 1956

No. 59, Convenio (revisado) sobre 13/06/


la edad mínima (industria), 1937. 1989

No. 61, Convenio sobre la


reducción de las horas de trabajo.
(Industria textil), 1937.
No. 63, Convenio sobre estadísticas 04/08/ 01/10/
de salarios y horas de trabajo, 1938. 1961 1981
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 73

Nombre y Número de Costa El Sal- Guate- Hondu Nicara- Pana- Rep.


Convenios Rica vador mala -ras gua má Dom.
No. 77, Convenio sobre el examen 15/06/ 13/02/ 01/03/ 15/07/ 19/06/
médico de los menores (industria), 995 1952 1976 1971 1973
1946.
No. 81, Protocolo de 1995 relativo 02/06/ 15/06/ 13/02/ 06/05/ 03/06/ 22/09/
al Convenio sobre la inspección del 1960 1995 1952 1983 1958 1953
trabajo, 1947.

No. 87, Convenio sobre la 02/06/ 13/02/ 27/06/ 31/10/ 03/06/ 05/12/
libertad sindical y la protección 1960 1952 1956 1967 1958 1956
del derecho de sindicación, 1948.
No. 89, Convenio (revisado) sobre 02/06/ 13/02/ 19/06/ 22/09/
el trabajo nocturno (mujeres), 1948. 1960 1952 1970 1953 *

No. 90, Convenio (revisado) sobre 02/06/ 13/02/ 12/08/


el trabajo nocturno de los menores 1960 1952 1957
(industria), 1948.
No. 95, Convenio sobre la 02/06/ 13/02/ 20/06/ 01/03/ 19/06/ 19/06/
protección del salario, 1949. 1960 1952 1960 1976 1970 1973
No. 98, Convenio sobre el derecho 02/06/ 13/02/ 27/06/ 31/10/ 16/05/ 22/09/
de sindicación y de negociación 1960 1952 1956 1967 1966 1953
colectiva, 1949.
No. 99, Convenio sobre los 02/06/ 15/06/ 04/08/ 31/10/
métodos para la fijación de salarios 1960 1995 1961 1967
mínimos (agricultura), 1951.
No. 100, Convenio sobre igualdad 02/06/ 12/10/ 02/08/ 09/08/ 03/06/ 22/09/
de remuneración, 1951. 1960 2000 1961 1956 1958 1953

No. 101, Convenio sobre las 25/09/ 04/08/


vacaciones pagadas (agricultura), 1984 1961
1952.
No. 102, Convenio sobre la 16/03/
seguridad social (norma mínima), 1972
1952.
No. 103, Convenio sobre la 13/06/
protección de la maternidad 1989
(revisado), 1952.
No. 115, Convenio sobre la 01/10/1
protección contra las radiaciones, 981
1960.
No. 105, Convenio sobre la 04/05/ 18/11/ 09/12/ 04/08/ 31/10/ 16/05/ 23/06/
abolición del trabajo forzoso, 1959 1958 1959 1958 1967 1966 1958
1957.
No. 110, Convenio sobre las 04/08/ 01/10/ 15/07/
plantaciones, 1958 1961 1981 1971

No. 111, Convenio sobre la 01/03/ 15/06/ 11/10/ 20/06/ 31/10/ 16/05/ 13/07/
discriminación (empleo y 1962 1995 1960 1960 1967 1966 1964
ocupación), 1958.

*
Denunciado el 6/11/2001.
74 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Nombre y Número de Costa El Sal- Guate- Hondu Nicara- Pana- Rep.


Convenios Rica vador mala -ras gua má Dom.
No. 118, Convenio sobre la 04/11/
igualdad de trato (seguridad social), 1963
1962.
No. 121, Convenio sobre las
prestaciones en caso de accidentes
del trabajo y enfermedades
profesionales, 1964.
No. 128, Convenio sobre las
prestaciones de invalidez, vejez y
sobrevivientes, 1967.
No. 129, Convenio sobre la 16/03/ 15/06/ 20/05/
inspección del trabajo (agricultura), 1972 1995 1994
1969.
No. 130, Convenio sobre asistencia 16/03/
médica y prestaciones monetarias 1972
de enfermedad, 1969.
No. 131, Convenio sobre la fijación 08/06/ 15/06/ 14/06/ 01/03/
de salarios mínimos, 1970. 1979 1995 1988 1976

No. 132, Convenio sobre las


vacaciones pagadas (revisado),
1970.
No. 135, Convenio sobre los 07/12/ 01/10/
representantes de los trabajadores, 1977 1981
1971.
No. 138, Convenio sobre la edad 11/06/ 23/01/ 27/04/ 09/06/ 02/11/ 31/10/ 15/06/
mínima, 1973. 1976 1996 1990 1980 1981 2000 1999

No. 139. Convenio sobre el cáncer 01/10/


profesional, 1974 1981
No. 141, Convenio sobre las 23/07/ 15/06/ 13/06/ 01/10/
organizaciones de trabajadores 1991 1995 1989 1981
rurales, 1975.
No. 148, Convenio sobre el medio 16/06/ 22/02/
ambiente de trabajo (contaminación 1981 1996
del aire, ruido y vibraciones), 1977.
No. 149, Convenio sobre el 09/05/
personal de enfermería, 1977. 1995

No. 154, Convenio sobre la 29/10/


negociación colectiva, 1981. 1996

No. 155, Convenio sobre seguridad 12/10/


y salud de los trabajadores, 1981. 2000

No. 156, Convenio sobre los 12/10/ 06/01/


trabajadores con responsabilidades 2000 1994
familiares, 1981.
No. 157, Convenio sobre la
conservación de los derechos en
materia de seguridad social, 1982.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 75

Nombre y Número de Costa El Sal- Guate- Hondu Nicara- Pana- Rep.


Convenios Rica vador mala -ras gua má Dom.
No. 158, Convenio sobre la
terminación de la relación de
trabajo, 1982.
No. 161, Convenio sobre los 18/04/
servicios de salud en el trabajo, 1989
1985.
No. 170, Convenio sobre los
productos químicos, 1990.

No. 171, Convenio sobre el trabajo 03/03/


nocturno, 1990. 1993

No. 174, Convenio sobre la


prevención de accidentes
industriales mayores, 1993.
No. 182, Convenio sobre las 10/09/ 12/10/ 11/10/ 25/10/ 06/11/ 31/10/ 15/11/
peores formas de trabajo infantil, 2001 2000 2001 2001 2000 2000 2000
1999.
No. 183, Convenio sobre la
protección de la maternidad, 2000.

No. 184, Convenio sobre la


seguridad y la salud en la
agricultura, 2001.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 77

ANEXO VII
Normas Constitucionales Laborales 1

Costa Rica

Constitución Política del 7 de noviembre de 1949 y sus 52 reformas parciales introducidas por la
Asamblea Legislativa hasta el 20 de junio de 2002.

Artículo 56.- El trabajo es un derecho del individuo y una obligación con la sociedad. El Estado debe
procurar que todos tengan ocupación honesta y útil, debidamente remunerada, e impedir que por
causa de ella se establezcan condiciones que en alguna forma menoscaben la libertad o la dignidad
del hombre o degraden su trabajo a la condición de simple mercancía. El Estado garantiza el derecho
de libre elección de trabajo.

Artículo 57.- Todo trabajador tendrá derecho a un salario mínimo, de fijación periódica, por jornada
normal, que le procure bienestar y existencia digna. El salario será siempre igual para trabajo igual
en idénticas condiciones de eficiencia.
Todo lo relativo a fijación de salarios mínimos estará a cargo del organismo técnico que la ley
determine.

Artículo 58.- La jornada ordinaria de trabajo diurno no podrá exceder de ocho horas diarias y
cuarenta y ocho a la semana. La jornada ordinaria de trabajo nocturno no podrá exceder de seis horas
diarias y treinta y seis a la semana. El trabajo en horas extraordinarias deberá ser remunerado con un
cincuenta por ciento más de los sueldos o salarios estipulados. Sin embargo, estas disposiciones no
se aplicarán en los casos de excepción muy calificados, que determine la ley.

Artículo 59.- Todos los trabajadores tendrán derecho a un día de descanso después de seis días
consecutivos de trabajo, y a vacaciones anuales pagadas, cuya extensión y oportunidad serán
reguladas por la ley, pero en ningún caso comprenderán menos de dos semanas por cada cincuenta
semanas de servicio continuo, todo sin perjuicio de las excepciones muy calificadas que el legislador
establezca.

Artículo 60.- Tanto los patronos como los trabajadores podrán sindicalizarse libremente, con el fin
exclusivo de obtener y conservar beneficios económicos, sociales o profesionales.
Queda prohibido a los extranjeros ejercer dirección o autoridad en los sindicatos.

Artículo 61.- Se reconoce el derecho de los patronos al paro y el de los trabajadores a la huelga,
salvo en los servicios públicos, de acuerdo con la determinación que de éstos haga la ley y conforme
a las regulaciones que la misma establezca, las cuales deberán desautorizar todo acto de coacción o
de violencia.

1
Fuente: Base de Datos Políticos de Las Américas.
78 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Artículo 62.- Tendrán fuerza de ley las convenciones colectivas de trabajo que, con arreglo a la ley,
se concierten entre patronos o sindicatos de patronos y sindicatos de trabajadores legalmente
organizados

Artículo 63.- Los trabajadores despedidos sin justa causa tendrán derecho a una indemnización
cuando no se encuentren cubiertos por un seguro de desocupación.

Artículo 64.- El Estado fomentará la creación de cooperativas, como medio de facilitar mejores
condiciones de vida a los trabajadores.

Artículo 65.- El Estado promoverá la construcción de viviendas populares y creará el patrimonio


familiar del trabajador.

Artículo 66.- Todo patrono debe adoptar en sus empresas las medidas necesarias para la higiene y
seguridad del trabajo.

Artículo 67.- El Estado velará por la preparación técnica y cultural de los trabajadores.

Artículo 68.- No podrá hacerse discriminación respecto al salario, ventajas o condiciones de trabajo
entre costarricenses y extranjeros, o respecto de algún grupo de trabajadores. En igualdad de
condiciones deberá preferirse al trabajador costarricense.

Artículo 69.- Los contratos de aparcería rural serán regulados con el fin de asegurar la explo tación
racional de la tierra y la distribución equitativa de sus productos entre propietarios y aparceros.

Artículo 70.- Se establecerá una jurisdicción de trabajo, dependiente del Poder Judicial.

Artículo 71.- Las leyes darán protección especial a las mujeres y a los menores de edad en su trabajo.

Artículo 72.- El Estado mantendrá, mientras no exista seguro de desocupación, un sistema técnico y
permanente de protección a los desocupados involuntarios, y procurará la reintegración de los
mismos al trabajo.

Artículo 73.- Se establecen los seguros sociales en beneficio de los trabajadores manuales e
intelectuales, regulados por el sistema de contribución forzosa del Estado, patronos y trabajadores, a
fin de proteger a éstos contra los riesgos de enfermedad, invalidez, maternidad, vejez, muerte y
demás contingencias que la ley determine.
La administración y el gobierno de los seguros sociales estarán a cargo de una institución autónoma,
denominada Caja Costarricense de Seguro Social.
No podrán ser transferidos ni empleados en finalidades distintas a las que motivaron su creación, los
fondos y las reservas de los seguros sociales.
Los seguros contra riesgos profesionales serán de exclusiva cuenta de los patronos y se regirán por
disposiciones especiales.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 79

Artículo 74.- Los derechos y beneficios a que este Capítulo se refiere son irrenunciables. Su
enumeración no excluye otros que se deriven del principio cristiano de justicia social y que indique
la ley, serán aplicables por igual a todos los factores concur rentes al proceso de producción, y
reglamentados en una legislación social y de trabajo, a fin de procurar una política permanente de
solidaridad nacional.

El Salvador

Constitución Política de la República de El Salvador de 1983, actualizada hasta reforma introducida


por el DL Nº56, del 06.07.2000.

Artículo 37.- El trabajo es una función social, goza de la protección del Estado, y no se considera
artículo de comercio.

El Estado empleará todos los recursos que estén a su alcance para proporcionar ocupación al
trabajador, manual o intelectual, y para asegurar a él y a su familia las condiciones económicas de
una existencia digna. De igual forma promoverá el trabajo y empleo de las personas con limitaciones
o incapacidades físicas, mentales o sociales.

Artículo 38.- El trabajo estará regulado por un Código que tendrá por objeto principal armonizar las
relaciones entre patronos y trabajadores, estableciendo sus derechos y obligaciones. Estará
fundamentado en principios generales que tiendan al mejoramiento de las condiciones de vida de los
trabajadores, e incluirá especialmente los derechos siguientes:
1º.- En una misma empresa o establecimiento y en idénticas circunstancias, a trabajo igual debe
corresponder igual remuneración al trabajador, cualquiera que sea su sexo, raza, credo o
nacionalidad.

2º.- Todo trabajador tiene derecho a devengar un salario mínimo, que se fijará periódicamente. Para
fijar este salario se atenderá sobre todo al costo de la vida, a la índole de la labor, a los diferentes
sistemas de remuneración, a las distintas zonas de producción y a otros criterios similares. Este
salario deberá ser suficiente para satisfacer las necesidades normales del hogar del trabajador en el
orden material, moral y cultural.

En los trabajos a destajo, por ajuste o precio alzado, es obligatorio asegurar el salario mínimo por
jornada de trabajo.

3º.- El salario y las prestaciones sociales, en la cuantía que determine la ley, son inembargables y no
se pueden compensar ni retener, salvo por obligaciones alimenticias. También pueden retenerse por
obligaciones de seguridad social, cuotas sindicales o impuestos. Son inembargables los instrumentos
de labor de los trabajadores.

4º.- El salario debe pagarse en moneda de curso legal. El salario y las prestaciones sociales
constituyen créditos privilegiados en relación con los demás créditos que puedan existir contra el
patrono.
80 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

5º.- Los patronos darán a sus trabajadores una prima por cada año de trabajo. La ley establecerá la
forma en que se determinará su cuantía en relación con los salarios.

6º.- La jornada ordinaria de trabajo efectivo diurno no excederá de ocho horas y la semana laboral de
cuarenta y cuatro horas.
El máximo de horas extraordinarias para cada clase de trabajo será determinado por la ley.

La jornada nocturna y la que se cumpla en tareas peligrosas o insalubres, será inferior a la diurna y
estará reglamentada por la ley. La limitación de la jornada no se aplicará en casos de fuerza mayor.

La ley determinará la extensión de las pausas que habrán de interrumpir la jornada cuando,
atendiendo a causas biológicas, el ritmo de las tareas así lo exija, y la de aquellas que deberán mediar
entre dos jornadas.

Las horas extraordinarias y el trabajo nocturno serán remunerados con recargo.

7º.- Todo trabajador tiene derecho a un día de descanso remunerado por cada semana laboral, en la
forma que exija la ley.

Los trabajadores que no gocen de descanso en los días indicados anteriormente, tendrán derecho a
una remuneración extraordinaria por los servicios que presten en esos días y a un descanso
compensatorio.

8º. - Los trabajadores tendrán derecho a descanso remunerado en los días de asueto que señala la ley;
ésta determinará la clase de labores en que no regirá ésta disposición, pero en tales casos, los
trabajadores tendrán derecho a remuneración extraordinaria.

9º.- Todo trabajador que acredite una prestación mínima de servicios durante un lapso dado, tendrá
derecho a vacaciones anuales remuneradas en la forma que determinará la ley. Las vacaciones no
podrán compensarse en dinero, y a la obligación del patrono de darlas corresponde la del trabajador
de tomarlas.

10º.- Los menores de catorce años, y los que habiendo cumplido esa edad sigan sometidos a la
enseñanza obligatoria en virtud de la ley, no podrán ser ocupados en ninguna clase de trabajo.

Podrá autorizarse su ocupación cuando se considere indispensable para la subsistencia de los mismos
o de su familia, siempre que ello no les impida cumplir con el mínimo de instrucción obligatoria.

La jornada de los menores de dieciséis años no podrá ser mayor de seis horas diarias y de treinta y
cuatro semanales, en cualquier clase de trabajo.

Se prohibe el trabajo a los menores de dieciocho años y a las mujeres en labores insalubres o
peligrosas. También se prohibe el trabajo nocturno a los menores de dieciocho años. La ley
determinará las labores peligrosas o insalubres.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 81

11º.- El patrono que despida a un trabajador sin causa justificada está obligado a indemnizarlo
conforme a la ley.

12º.- La ley determinará las condiciones bajo las cuales los patronos estarán obligados a pagar a sus
trabajadores permanentes, que renuncien a su trabajo, una prestación económica cuyo monto se
fijará en relación con los salarios y el tiempo de servicio.

La renuncia produce sus efectos sin necesidad de aceptación del patrono, pero la negativa de éste a
pagar la correspondiente prestación constituye presunción legal de despido injusto.

En caso de incapacidad total y permanente o de muerte del trabajador, éste o sus beneficiarios
tendrán derecho a las prestaciones que recibirían en el caso de renuncia voluntaria.

Artículo 39.- La ley regulará las condiciones en que se celebrarán los contratos y convenciones
colectivos de trabajo. Las estipulaciones que éstos contengan serán aplicables a todos los
trabajadores de las empresas que los hubieren suscrito, aunque no pertenezcan al sindicato
contratante, y también a los demás trabajadores que ingresen a tales empresas durante la vigencia de
dichos contratos o convenciones. La ley establecerá el procedimiento para uniformar las condiciones
de trabajo en las diferentes actividades económicas, con base en las disposiciones que contenga la
mayoría de los contratos y convenciones colectivos de trabajo vigentes en cada clase de actividad.

Artículo 40.- Se establece un sistema de formación profesional para la capacitación y calificación de


los recursos humanos.

La ley regulará los alcances, extensión y forma en que el sistema debe ser puesto en vigor.
El contrato de aprendizaje será regulado por la ley, con el objeto de asegurar al aprendiz enseñanza
de un oficio, tratamiento digno, retribución equitativa y beneficios de previsión y seguridad social.

Artículo 41.- El trabajador a domicilio tiene derecho a un salario mínimo oficialmente señalado, y al
pago de una indemnización por el tiempo que pierda con motivo del retardo del patrono en ordenar o
recibir el trabajo o por la suspensión arbitraria o injustificada del mismo. Se reconocerá al trabajador
a domicilio una situación jurídica análoga a la de los demás trabajadores, tomando en consideración
la peculiaridad de su labor.

Artículo 42.- La mujer trabajadora tendrá derecho a un descanso remunerado antes y después del
parto, y a la conservación del empleo.

Las leyes regularán la obligación de los patronos de instalar y mantener salas cunas y lugares de
custodia para los niños de los trabajadores.

Artículo 43.- Los patronos están obligados a pagar indemnización, y a prestar servicios médicos,
farmacéuticos y demás que establezcan las leyes, al trabajador que sufra accidente de trabajo o
cualquier enfermedad profesional.
82 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Artículo 44 .- La ley reglamentará las condiciones que deban reunir los talleres, fábricas y locales de
trabajo.

El Estado mantendrá un servicio de inspección técnica encargado de velar por el fiel cumplimiento
de las normas legales de trabajo, asistencia, previsión y seguridad social, a fin de comprobar sus
resultados y sugerir las reformas pertinentes.

Artículo 45.- Los trabajadores agrícolas y domésticos tienen derecho a protección en materia de
salarios, jornada de trabajo, descansos, vacaciones, seguridad social, indemnizaciones por despido y,
en general, a las prestaciones sociales. La extensión y naturaleza de los derechos antes mencionados
serán determinadas por la ley de acuerdo con las condiciones y peculiaridades del trabajo. Quienes
presten servicios de carácter doméstico en empresas industriales, comerciales, entidades sociales y
demás equiparables, serán considerados como trabajadores manuales y tendrán los derechos
reconocidos a éstos.

Artículo 46.- El Estado propiciará la creación de un banco de propiedad de los trabajadores.

Artículo 47.- Los patronos y trabajadores privados, sin distinción de nacionalidad, sexo, raza, credo
o ideas políticas y cualquiera que sea su actividad o la naturaleza del trabajo que realicen, tienen el
derecho de asociarse libremente para la defensa de sus respectivos intereses, formando asociaciones
profesionales o sindicatos. El mismo derecho tendrán los trabajadores de las instituciones oficiales
autónomas.

Dichas organizaciones tienen derecho a personalidad jurídica y a ser debidamente protegidas en el


ejercicio de sus funciones. Su disolución o suspensión solo podrá decretarse en los casos y con las
formalidades determinadas por la le y.

Las normas especiales para la constitución y funcionamiento de las organizaciones profesionales y


sindicales del campo y de la ciudad, no deben coartar la libertad de asociación. Se prohibe toda
cláusula de exclusión.

Los miembros de las directivas sindicales deberán ser salvadoreños por nacimiento y durante el
período de su elección y mandato, y hasta después de transcurrido un año de haber cesado en sus
funciones, no podrán ser despedidos, suspendidos disciplinariamente, trasladados o desmejorados en
sus condiciones de trabajo, sino por justa causa calificada previamente por la autoridad competente.

Artículo 48.- Los trabajadores tienen derecho a la huelga y los patronos al paro. Para el ejercicio de
estos derechos no será necesaria la calificación previa, después de haberse procurado la solución del
conflicto que los genera mediante las etapas de solución pacífica establecidas por la ley. Los efectos
de la huelga o el paro se retrotraerán al momento en que éstos se inicien. La ley regulará estos
derechos en cuanto a sus condiciones y ejercicio.

Artículo 49.- Se establece la jurisdicción especial de trabajo. Los procedimientos en materia laboral
serán regulados de tal forma que permitan la rápida solución de los conflictos.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 83

El Estado tiene la obligación de promover la conciliación y el arbitraje, de manera que constituyan


medios efectivos para la solución pacífica de los conflictos de trabajo. Podrán establecerse juntas
administrativas especiales de conciliación y arbitraje, para la solución de conflictos colectivos de
carácter económico o de intereses.

Artículo 50.- La seguridad social constituye un servicio público de carácter obligatorio. La ley
regulará sus alcances, extensión y forma.

Dicho servicio será prestado por una o varias instituciones, las que deberán guardar entre sí la
adecuada coordinación para asegurar una buena política de protección social, en forma especializada
y con óptima utilización de los recursos.

Al pago de la seguridad social contribuirán los patronos, los trabajadores y el Estado en la forma y
cuantía que determine la ley.

El Estado y los patronos quedarán excluidos de las obligaciones que les imponen las leyes en favor
de los trabajadores, en la medida en que sean cubiertas por el Seguro Social.

Artículo 51.- La ley determinará las empresas y establecimientos que, por sus condiciones
especiales, quedan obligados a proporcionar, al trabajador y a su familia, habitaciones adecuadas,
escuelas, asistencia médica y demás servicios y atenciones necesarios para su bienestar.

Artículo 52.- Los derechos consagrados en favor de los trabajadores son irrenunciables.

La enumeración de los derechos y beneficios a que este capítulo se refiere, no excluye otros que se
deriven de los principios de justicia social.

Guatemala

Constitución Política de la República de Guatemala de 1985, con reformas de 1993


Reformada por Acuerdo legislativo No. 18-93 del 17 de Noviembre de 1993.

Articulo 101.- Derecho al trabajo. El trabajo es un derecho de la persona y una obligación social. El
régimen laboral del país debe organizarse conforme a principios de justicia social.

Articulo 102.- Derechos sociales mínimos de la legislación del trabajo. Son derechos sociales
mínimos que fundamentan la legislación del trabajo y la actividad de los tribunales y autoridades:
a. Derecho a la libre elección de trabajo y a condiciones económicas satisfactorias que
garanticen el trabajador y a su familia una existencia digna.
b. Todo trabajo será equitativamente remunerado, salvo lo que al respecto determine la ley.
c. Igualdad de salario para igual trabajo prestado en igualdad de condiciones, eficiencia y
antigüedad.
d. Obligación de pagar al trabajador en moneda de curso legal. Sin embargo, el trabajador del
campo puede recibir, a su voluntad, productos alimenticios hasta en un treinta por ciento de
84 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

su salario. En este caso el empleador suministrará esos productos a un precio no mayor de su


costo.
e. Inembargabilidad del salario en los casos determinados por la ley. Los implementos
personales de trabajo no podrán ser embargados por ningún motivo. No obstante, para
protección de la familia del trabajador y por orden judicial, sí podrá retenerse y entregarse
parte del salario a quien corresponda.
f. Fijación periódica del salario mínimo de conformidad con la ley.
g. La jornada ordinaria de trabajo efectivo diurno no puede exceder de ocho horas diarias de
trabajo, ni de cuarenta y cuatro horas a la semana, equivalente a cuarenta y ocho horas para
los efectos exclusivos del pago del salario. La jornada ordinaria de trabajo efectivo nocturno
no puede exceder de seis horas diarias, ni de treinta y seis a la semana. La jornada ordinaria
de trabajo efectivo mixto no puede exceder de siete horas diarias, ni de cuarenta y dos a la
semana. Todo trabajo efectivamente realizado fuera de las jornadas ordinarias, constituye
jornada extraordinaria y debe ser remunerada como tal. La ley determinará las situaciones de
excepción muy calificadas en las que no son aplicables las disposiciones relativas a las
jornadas de trabajo.
Quienes por disposición de la ley por la costumbre o por acuerdo con los empleadores
laboren menos de cuarenta y cuatro horas semanales en jornada diurna, treinta y seis en
jornada nocturna, o cuarenta y dos en jornada mixta, tendrán derecho a percibir íntegro el
salario semana l.
Se entiende por trabajo efectivo todo el tiempo que el trabajador permanezca a las órdenes o
a disposición del empleador.
h. Derecho del trabajador a un día de descanso remunerado por cada semana ordinaria de
trabajo o por cada seis días consecutivos de labores. Los días de asueto reconocidos por la
ley también serán remunerados.
i. Derecho del trabajador a quince días hábiles de vacaciones anuales pagadas después de cada
año de servicios continuos, a excepción de los trabajadores de empresas agropecuarias,
quienes tendrán derecho de diez días hábiles. Las vacaciones deberán ser efectivas y no
podrá el empleador compensar este derecho en forma distinta, salvo cuando ya adquirido
cesare la relación del trabajo.
j. Obligación del empleador de otorgar cada año un aguinaldo no menor del ciento por ciento
del salario mensual, o el que ya estuviere establecido sí fuere mayor, a los trabajadores que
hubieren laborado durante un año ininterrumpido y anterior a la fecha del otorgamiento. La
ley regulará su forma de pago. A los trabajadores que tuvieren menos del año de servicios, tal
aguinaldo les será cubierto proporcionalmente al tiempo laborado.
k. Protección a la mujer trabajadora y regulación de las condiciones en que debe prestar sus
servicios.
No deben establecerse diferencias entre casadas y solteras en materia de trabajo. La ley regulará
la protección a la maternidad de la mujer trabajadora, a quien no se le debe exigir ningún trabajo
que requiera esfuerzo que ponga en peligro su gravidez. La madre trabajadora gozará de un
descanso forzoso retribuido con el cinto por ciento de su salario, durante los treinta días que
precedan al parto y los cuarenta y cinco días siguientes. En la época de la lactancia tendrá
derecho a dos períodos de descanso extraordinarios, dentro de la jornada. Los descansos pre y
postnatal serán ampliados según sus condiciones físicas, por prescripción médica.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 85

l. Los menores de catorce años no podrán ser ocupados en ninguna clase de trabajo, salvo las
excepciones establecidas en la ley. Es prohibido ocupar a menores en trabajos incompatibles
con su capacidad física o que pongan en peligro su formación moral.
Los trabajadores mayores de sesenta años serán objeto de trato adecuado a su edad.
m. Protección y fomento al trabajo de los ciegos, minusválidos y personas con deficiencias
físicas, psíquicas o sensoriales.
n. Preferencia a los trabajadores guatemaltecos sobre los extranjeros en igualdad de condiciones
y en los porcentajes determinados por la ley. En paridad de circunstancias, ningún trabajador
guatemalteco podrá ganar menor salario que un extranjero, estar sujeto a condiciones
inferiores de trabajo, ni obtener menores ventajas económicas u otras prestaciones.
o. Fijación de las normas de cumplimiento obligatorio para empleadores y trabajadores en los
contratos individuales y colectivos de trabajo. Empleadores y trabajadores procurarán el
desarrollo económico de la empresa para beneficio común.
p. Obligación del empleador de indemnizar con un mes de salario por cada año de servicios
continuos cuando despida injustificadamente o en forma indirecta a un trabajador, en tanto la
ley no establezca otro sistema más conveniente que le otorgue mejores prestaciones.
Para los efectos del cómputo de servicios continuos se tomarán en cuenta la fecha en que se
haya iniciado la relación de trabajo, cualquiera que ésta sea.
q. Es obligación del empleador otorgar al cónyuge o conviviente, hijos menores o incapacitados
de un trabajador que fallezca estando a su servicio, una prestación equivalente a un mes de
salario por cada año laborado. Esta prestación se cubrirá por mensualidades vencidas y su
monto no será menor del último salario recibido por el trabajador.
Si la muerte ocurre por causa cuyo riesgo esté cubierto totalmente por el régimen de
seguridad social, cesa esta obligación del empleador. En caso de que este régimen no cubra
íntegramente la prestación, el empleador deberá pagar la diferencia.
r. Derecho de sindicalización libre de los trabajadores. Este derecho lo podrán ejercer sin
discriminación alguna y sin estar sujetos a autorización previa, debiendo únicamente cumplir
con llenar los requisitos que establezca la ley. Los trabajadores no podrán ser despedidos por
participar en la formación de un sindicato, debiendo gozar de este derecho a partir del
momento en que den aviso a la Inspección General de Trabajo.
Solo los guatemaltecos por nacimientos podrán intervenir en la organización, dirección y
asesoría de las entidades sindicales. Se exceptúan los casos de asistencia técnica
gubernamental y lo dispuesto en tratos internacionales o en convenios intersindical es
autorizados por el Organismo Ejecutivo.
s. El establecimiento de instituciones económicas y de previsión social que, en beneficio de los
trabajadores, otorguen prestaciones de todo orden especialmente por invalidez, jubilación y
sobrevivencia.
t. Si el empleador no probare la justa causa del despido, debe pagar al trabajador a título de
daños y perjuicios un mes de salario si el juicio se ventila en una instancia, dos meses de
salario en caso de apelación de la sentencia, y si el proceso durar e en su trámite más de dos
meses, deberá pagar el cincuenta por ciento del salario del trabajador, por cada mes que
excediere el trámite de ese plazo, hasta un máximo, en este caso, de seis meses; y
u. El Estado participará en convenios y tratados internacionales o regionales que se refieran a
asuntos de trabajo y que concedan a los trabajadores mejores protecciones o condiciones.
86 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

En tales casos, lo establecido en dichos convenios y tratados se considerará como parte de los
derechos mínimos de que gozan los trabajadores de la República de Guatemala.

Articulo 103.- Tutelaridad de las leyes de trabajo. Las leyes que regulan las relaciones entre
empleadores y el trabajo son conciliatorias, tutelares para los trabajadores y atenderán a todos los
factores económicos y sociales pertinentes. Para el trabajo agrícola la ley tomará especialmente en
cuenta sus necesidades y las zonas en que se ejecuta.
Todos los conflictos relativos al trabajo están sometidos a jurisdicción privativa. La ley establecerá
las normas correspondientes a esa jurisdicción y los órganos encargados de ponerlas en práctica.

Articulo 104.- Derecho de huelga y paro. Se reconoce el derecho de huelga y paro ejercido de
conformidad con la ley, después de agotados todos los procedimientos de conciliación. Estos
derechos podrán ejercerse únicamente por razones de orden económico social. Las leyes
establecerán los casos y situaciones en que no serán permitidos la huelga y el paro.

Articulo 105.- Viviendas de los trabajadores. El Estado, a través de las entidades específicas,
apoyará la planificación y construcción de conjuntos habitacionales, estableciendo los adecuados
sistemas de financiamiento, que permitan atender los diferentes programas, para que los trabajadores
puedan optar a viviendas adecuadas y que llenen las condiciones de salubridad.
Los propietarios de las empresas quedan obligados a proporcionar a sus trabajadores, en los casos
establecidos por la ley, viviendas que llenen los requisitos anteriores.

Articulo 106.- Irrenunciabilidad de los derechos laborales. Los derechos consignados en esta sección
son irrenunciables para los trabajadores, susceptibles de ser superados a través de la contratación
individual o colectiva, y en la forma que fi ja la ley. Para este fin el Estado fomentará y protegerá la
negociación colectiva. Serán nulas ipso jure y no obligarán a los trabajadores, aunque se expresen en
un contrato colectivo o individual de trabajo, en un convenio o en otro documento, las estipulaciones
que impliquen renuncia, disminución tergiversación o limitación de los derechos reconocidos a favor
de los trabajadores en la Constitución, en la ley, en los tratados internacionales ratificados por
Guatemala, en los reglamentos u otras disposiciones relativas al trabajo.
En caso de duda sobre la interpretación o alcance de las disposiciones legales, reglamentarias o
contractuales en materia laboral, se interpretarán en el sentido más favorable para los trabajadores.

Honduras

Constitución de la República de Honduras, 1982. Con reformas hasta el Decreto 2 de 1999.

Articulo 127.- Toda persona tiene derecho al trabajo, a escoger libremente su ocupación y a
renunciar a ella, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el
desempleo.
Articulo 128.- Las leyes que rigen las relaciones entre patronos y trabajadores son de orden público.
Son nulos los actos, estipulaciones o convenciones que impliquen renuncia, disminuyan, restrinjan o
tergiversen las siguientes garantías:
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 87

1. La jornada diurna ordinaria de trabajo no excederá de ocho horas diarias, ni de cuarenta y


cuatro a la semana.
La jornada nocturna ordinaria de trabajo no excederá de seis horas diarias, ni de treinta y seis
a la semana.
La jornada mixta ordinaria de trabajo no excederá de siete horas diarias ni de cuarenta y dos
a la semana.
Todas estas jornadas se remunerarán con un salario igual al de cuarenta y ocho horas de
trabajo. La remuneración del trabajo realizado en horas extraordinarias se hará conforme a lo
que dispone la Ley.
Estas disposiciones no se aplicarán en los casos de excepción, muy calificados, que la Ley
señale.
2. A ningún trabajador se podrá exigir el desempeño de labores que se extiendan a más de doce
horas en cada período de veinticuatro horas sucesivas, salvo los casos calificados por el Ley.
3. A trabajo igual corresponde salario igual sin discriminación alguna, siempre que el puesto, la
jornada y las condiciones de eficiencia y tiempo de servicio sean también iguales.
El salario deberá pagarse con moneda de curso legal.
4. Los créditos a favor de los trabajadores por salarios, indemnizaciones y demás prestaciones
sociales, serán singularmente privilegiados, de conformidad con la Ley.
5. Todo trabajador tiene derecho a devengar un salario mínimo, fijado periódicamente con
intervención del Estado, los patronos y los trabajadores suficiente para cubrir las necesidades
normales de su hogar, en el orden material y cultural, atendiendo a las modalidades de cada
trabajo, a las particulares condiciones de cada región y de cada labor, al costo de la vida, a la
aptitud relativa de los trabajadores y a los sistemas de remuneración de las empresas.
Igualmente se señalará un salario mínimo profesional en aquellas actividades en que el
mismo no estuviese regulado por un contrato o convención colectiva.
El salario mínimo está exento de embargo, compensación y deducciones, salvo lo dispuesto
por la Ley atendiendo a obligaciones familiares y sindicales del trabajador.
6. El patrono está obligado a cumplir y hacer que se cumplan en las instalaciones de sus
establecimientos, las disposiciones legales sobre higiene y salubridad, adoptando las medidas
de seguridad adecuadas en el trabajo, que permitan prevenir los riesgos profesionales y
asegurar la integridad física y mental de los trabajadores.
Bajo el mismo régimen de previsión quedan sujetos los patronos de explotaciones agrícolas,
Se establecerá una protección especial para la mujer y los menores.
7. Los menores de dieciséis años y los que hayan cumplido esa edad y sigan sometidos a la
enseñanza en virtud de la legislación nacional, no podrán ser ocupados en trabajo alguno.
No obstante, las autoridades de trabajo podrán autorizar su ocupación cuando lo consideren
indispensable para la subsistencia de los mismos, de sus padres o de sus hermanos y siempre
que ello no impida cumplir con la educación obligatoria.
Para los menores de diecisiete años la jornada de trabajo que deberá ser diurna, no podrá
exceder de seis horas ni de treinta a la semana, en cualquier clase de trabajo.
8. El trabajador tendrá derecho a disfrutar cada año de un período de vacaciones remuneradas,
cuya extensión y oportunidad serán reguladas por la Ley.
En todo caso, el trabajador tendrá derecho al pago en efectivo de las vacaciones causadas y
de las proporcionales correspondientes al período trabajado.
88 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Las vacaciones no podrán compensarse por dinero, ni acumularse y el patrono está obligado
a otorgarlas al trabajador y éste a disfrutarlas.
La Ley regulará estas obligaciones y señalará los casos de excepción permitidos para
acumular y compensar vacaciones.
9. Los trabajadores tendrán derecho a descanso remunerado en los días feriados que señale la
Ley. Esta determinará la clase de labores en que no regirá esta disposición pero en estos
casos los trabajadores tendrán derecho a remuneración extraordinaria.
10. Se reconoce el derecho de los trabajadores al pago del séptimo día; los trabajadores
permanentes recibirán, además, el pago del decimotercer mes en concepto de aguinaldo. La
Ley regulará las modalidades y forma de aplicación de estas disposiciones.
11. La mujer tiene derecho a descanso antes y después del parto, sin pérdida de su trabajo ni de
su salario. En el período de lactancia tendrá derecho a un descanso por día para amamantar a
sus hijos. El patrono no podrá dar por terminado el contrato de trabajo de la mujer grávida ni
después del parto, sin comprobar previamente una causa justa ante juez competente, en los
casos y condiciones que señale la Ley.
12. Los patronos están obligados a indemnizar al trabajador por los accidentes de trabajo y las
enfermedades profesionales, de conformidad con la Ley.
13. Se reconoce el derecho de huelga y de paro. La Ley reglamentará su ejercicio y podrá
someterlo a restricciones especia les en los servicios públicos que determine.
14. Los trabajadores y los patronos tienen derecho, conforme a la ley, a asociarse libremente para
los fines exclusivos de su actividad económica-social, organizando sindicatos o asociaciones
profesionales.
15. El Estado tutela los contratos individuales y colectivos, celebrados entre patronos y
trabajadores.

Articulo 129.- La Ley garantiza la estabilidad de los trabajadores en sus empleos, de acuerdo con las
características de las industrias y profesiones y las justas causas de separación. Cuando el despido
injustificado surta efecto y firme que sea la sentencia condenatoria respectiva, el trabajador tendrá
derecho a su elección a una remuneración en conceptos de salarios dejados de percibir a título de
daños y perjuicios, y a las indemnizaciones legales y convencionalmente previstas: o a que se le
reintegre al trabajo con el reconocimiento de salarios dejados de percibir, a título de daños y
perjuicios.

Articulo 130.- Se reconoce al trabajador a domicilio una situación jurídica análoga a la de los demás
trabajadores habida consideración de las particularidades de su labor.

Articulo 131.- Los trabajadores domésticos serán amparados por la legislación social. Quienes
prestan servicios de carácter doméstico en empresas industriales, comerciales, sociales y demás
equiparables, serán considerados como trabajadores manuales y tendrán los derechos reconocidos a
éstos.

Articulo 132.- La Ley regulará el contrato de los trabajadores de la agricultura, ganadería y


silvicultura, del transporte terrestre, aéreo, del mar y vías navegables y de ferrocarriles, de las
actividades petroleras y mineras, de los empleados de comercio y el de aquellos otros que se realicen
dentro de modalidades particulares.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 89

Articulo 133.- Los trabajadores intelectuales independientes y el resultado de su actividad, deberán


ser objeto de una legislación protectora.

Articulo 134.- Quedan sometidas a la jurisdicción del trabajo, todas las controversias jurídicas que se
originen en las relaciones entre patronos y trabajadores. La Ley establecerá las normas
correspondientes a dicha jurisdicción y a los organismos que hayan de ponerlas en práctica.

Articulo 135.- Las leyes laborales estarán inspiradas en la armonía entre el capital y el trabajo como
factores de producción.
El Estado debe tutelar los derechos de los trabajadores, y al mismo tiempo proteger al capital y al
empleador.

Articulo 136.- El trabajador puede participar de las utilidades o beneficios de su patrono, pero nunca
asumir sus riesgos o pérdidas.

Articulo 137.- En igualdad de condiciones, los trabajadores hondureños tendrán la preferencia sobre
los trabajadores extranjeros.
Se prohibe a los patronos emplear menos de un noventa por ciento de trabajadores hondureños y
pagar a éstos menos del ochenta y cinco por ciento del total de los salarios que se devenguen en sus
respectivas empresas. Ambas proporciones pueden modificarse en los casos excepcionales que la
Ley determine.

Articulo 138.- Con el fin de hacer efectivas las garantías y leyes laborales, el Estado vigilará e
inspeccionará las empresas, imponiendo en su caso las sanciones que establezca la Ley.

Articulo 139.- El Estado tiene la obligación de promover, organizar y regular la conciliación y el


arbitraje para la solución pacífica de los conflictos de trabajo.

Articulo 140.- El Estado promoverá la formación profesional y la capacitación técnica de los


trabajadores.

Articulo 141.- La Ley determinará los patronos que por el monto de su capital o el número de sus
trabajadores, estarán obligados a proporcionar a éstos y a sus familias, servicios de educación, salud,
vivienda o de otra naturaleza.

Articulo 142 .- Toda persona tiene derecho a la seguridad de sus medios económicos de subsistencia
en caso de incapacidad para trabajar u obtener trabajo retribuido.
Los servicios de Seguridad Social serán prestados y administrados por el Instituto Hondureño de
Seguridad Social que cubrirá los casos de enfermedad, maternidad, subsidio de familia, vejez,
orfandad, paros forzosos, accidentes de trabajo, desocupación comprobada, enfermedades
profesionales y todas las demás contingencias que afecten la capacidad de producir.
El Estado creará Instituciones de Asistencia y Previsión Social que funcionarán unificadas en un
sistema unitario estatal con la aportación de todos los interesados y el mismo Estado.
90 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Articulo 143.- El Estado, los patronos y los trabajadores, estarán obligados a contribuir al
financiamiento, mejoramiento y expansión del Seguro Social. El régimen de seguridad social se
implantará en forma gradual y progresiva, tanto en lo referente a los riesgos cubiertos como a las
zonas geográficas y a las categorías de trabajadores protegidos.

Articulo 144.- Se considera de utilidad pública la ampliación del régimen de Seguridad Social a los
trabajadores de la ciudad y del campo.

Nicaragua

Constitución de Nicaragua de 1987, con Reformas de 1995.

Artículo 57.- Los nicaragüenses tienen el derecho al trabajo acorde con naturaleza humana.

Artículo 61.- El Estado garant iza a los nicaragüenses el derecho a la seguridad social para su
protección integral frente a las contingencias sociales de la vida y el trabajo, en la forma y
condiciones que determine la ley.

Artículo 80.- El trabajo es un derecho y una responsabilidad social.


El trabajo de los nicaragüenses es el medio fundamental para satisfacer las necesidades de la
sociedad, de las personas y es fuente de riqueza y prosperidad de la nación. El Estado procurará la
ocupación plena y productiva de todos los nicaragüenses, en condiciones que garanticen los derechos
fundamentales de la persona.

Artículo 81.- Los trabajadores tienen derecho de participar en la gestión de las empresas, por medio
de sus organizaciones y de conformidad con la ley.

Artículo 82.- Los trabajadores tienen derecho a condiciones de trabajo que les aseguren en especial:
1. Salario igual por trabajo igual en idénticas condiciones, adecuado a su responsabilidad socia,
sin discriminaciones por razones políticas, religiosas, sociales, de sexo o de cua lquier otra
clase, que les asegure un bienestar compatible con la dignidad humana.
2. Ser remunerado en moneda de curso legal en su centro de trabajo.
3. La inembargabilidad del salario mínimo y las prestaciones sociales, excepto para protección
de su familia y en los términos que establezca la ley.
4. Condiciones de trabajo que les garanticen la integridad física, la salud, la higiene y la
disminución de los riesgos profesionales para hacer efectiva la seguridad ocupacional del
trabajador.
5. Jornada laboral de ocho horas, descanso semanal, vacaciones, remuneración por los días
feriados nacionales y salario por décimo tercer mes de conformidad con la ley.
6. Estabilidad en el trabajo conforme a la ley e igual oportunidad de ser promovido, sin más
limitaciones que los factores de tiempo, servicio, capacidad, eficiencia y responsabilidad.
7. Seguridad social para protección integral y medios de subsistencia en casos de invalidez,
vejez, riesgos profesionales, enfermedad y maternidad, y a sus familiares en casos de muerte,
en la forma y condiciones que determinen la ley.
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 91

Artículo 83.- Se reconoce el derecho a la huelga.

Artículo 84.- Se prohibe el trabajo de los menores, en labores que puedan afectar su desarrollo
normal o su ciclo de instrucción obligatoria. Se protegerá a los niños y adolescentes contra cualquier
clase de explotación económica y social.

Artículo 85.- Los trabajadores tiene derecho a su formación cultural, científica y técnica; el Estado la
facilitará mediante programas especiales.

Artículo 86.- Todo nicaragüense tiene derecho a elegir y ejercer libremente su profesión u oficio y a
escoger un lugar de trabajo sin más requisitos que el título académico y que cumpla una función
social.

Artículo 87.- En Nicaragua existe plena libertad sindical. Los trabajadores se organizarán
voluntariamente en sindicatos y éstos podrán constituirse conforme lo establece la ley. Ningún
trabajador está obligado a pertenecer a determinado sindicato, ni renunciar al que pertenezca. Se
reconoce la plena autonomía sindical y se respeta el fuero sindical.

Artículo 88.- Se garantiza el derecho inalienable de los trabajadores para que, en defensa de sus
intereses particulares o gremiales, celebren con los empleadores: contratos individuales y convenios
colectivos. Ambos de conformidad con la ley.

Panamá

Constitución Política de Panamá, con Reformas hasta 1994.

Artículo 40.- Toda persona es libre de ejercer cualquier profesión u oficio sujeta a los reglamentos
que establezca la Ley en lo relativo a idoneidad, moralidad, previsión y seguridad sociales,
colegiación, salud pública, sindicación y cotizaciones obligatorias.
No se establecerá impuesto o contribución para el ejercicio de las profesiones liberales y de los
oficios y las artes.

Artículo 60.- El trabajo es un derecho y un deber del individuo, y por lo tanto es una obligación del
Estado elaborar políticas económicas encaminadas a promover el pleno empleo y asegurar a todo
trabajador las condiciones necesarias a una existencia decorosa.

Artículo 61.- A todo trabajador al servicio del Estado o de empresas públicas o privadas o de
individuos particulares se le garantiza su salario o sueldo mínimo. Los trabajadores de la empresa
que la Ley determine participarán en las utilidades de las mismas, de acuerdo con las cond iciones
económicas del país.

Artículo 62.- La Ley establecerá la manera de ajustar periódicamente el salario o sueldo mínimo del
trabajador, con el fin de cubrir las necesidades normales de su familia, mejorar su nivel de vida,
92 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

según las condiciones particulares de cada región y de cada actividad económica; podrá determinar
asimismo el método para fijar salarios o sueldos mínimos por profesión u oficio.
En los trabajos por tarea o pieza, es obligatorio que quede asegurado el salario mínimo por pieza o
jornada.
El mínimo de todo salario o sueldo es inembargable, salvo las obligaciones alimenticias en la forma
que establezca la Ley. Son también inembargables los instrumentos de labor de los trabajadores.

Artículo 63.- A trabajo igual en idénticas condiciones, corresponde siempre igual salario o sueldo,
cualesquiera que sean las personas que lo realicen, sin distinción de sexo, nacionalidad, edad, raza,
clase social, ideas políticas o religiosas.

Artículo 64.- Se reconoce el derecho de sindicación a los empleadores, asalariados y profesionales


de todas clases para los fines de su actividad económica y social.
El ejecutivo tendrá un tiempo improrrogable de treinta días para admitir o rechazar la inscripción de
un sindicato.
La Ley regulará lo concerniente al reconocimiento por el Ejecutivo de los sindicatos, cuya
personería jurídica quedará determinada por la inscripción.
El Ejecutivo no podrá disolver un sindicato sino cuando se aparte permanentemente de sus fines y
así lo declare tribunal competente mediante sentencia firme.
Las directivas de estas asociaciones estarán integradas exclusivamente de panameños.

Artículo 65.- Se reconoce el derecho de huelga. La ley reglamentará su ejercicio y podrá someterlo a
restricciones especiales en los servicios públicos que ella determine.

Artículo 66.- La jornada máxima de trabajo diurno es de ocho horas y la semana laborable de hasta
cuarenta y ocho: la jornada máxima nocturna no será mayor de siete horas y las horas extraordinarias
serán remuneradas con recargo.
La jornada máxima podrá ser reducida hasta seis horas diarias para los mayores de catorce años y
menores de dieciocho. Se prohibe el trabajo a los menores de catorce años y el nocturno a los
menores de dieciséis, salvo las excepciones que establezca la Ley. Se prohibe igualmente el empleo
de menores hasta catorce años en calidad de sirvientes domésticos y el trabajo de los menores y de
las mujeres en ocupaciones insalubres.
Además del descanso semanal, todo trabajador tendrá derecho a vacaciones remuneradas. La Ley
podrá establecer el descanso semanal remunerado de acuerdo con las condiciones económicas y
sociales del país y el beneficio de los trabajadores.

Artículo 67.- Son nulas, y por lo tanto, no obligan a los contratantes, aunque se expresen en un
convenio de trabajo o en otro pacto cualquiera, las estipulaciones que impliquen renuncia,
disminución, adulteración o dejación de algún derecho reconocido a favor del trabajador. La Ley
regulará todo lo relativo al contrato de trabajo.

Artículo 68.- Se protege la maternidad de la mujer trabajadora. La que esté en estado de gravidez no
podrá ser separada de su empleo público o particular por esta causa. Durante un mínimo de seis
semanas procedentes al parto y las ocho que le siguen, gozará de descanso forzoso retribuido del
mismo modo que su trabajo y conservará el empleo y todos los derechos correspondientes a su
ESTUDIO SOBRE LEGISLACIÓN COMPARADA SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO EN AMÉRICA CENTRAL ¦ 93

contrato. Al incorporarse la madre trabajadora a su empleo no podrá ser despedida por el término de
un año, salvo en casos especiales previstos en la Ley, la cual reglamentará además, las condiciones
especiales de trabajo de la mujer en estado de preñez.

Artículo 69.- Se prohibe la contratación de trabajadores extranjeros que puedan rebajar las
condiciones de trabajo o las normas de vida del trabajador nacional. La Ley regulará la contratación
de Gerentes, Directores Administrativos y Ejecutivos, técnicos y profesionales extranjeros para
servicios públicos y privados, asegurando siempre los derechos de los panameños y de acuerdo con
el interés nacional.

Artículo 70.- Ningún trabajador podrá ser despedido sin justa causa y sin las formalidades que
establezca la Ley. Esta señalará las causas justas para el despido, sus excepciones especiales y la
indemnización correspondiente.

Artículo 71.- El Estado o la empresa privada impartirán enseñanza profesional gratuita al trabajador.
La Ley reglamentará la forma de prestar este servicio.

Artículo 72.- Se establece la capacitación sindical. Será impartida exclusivamente por el Estado y las
organizaciones sindicales panameñas.

Artículo 73.- Todas las controversias que originen las relaciones entre el capital y el trabajo, quedan
sometidas a la jurisdicción del trabajo que se ejercerá de conformidad con lo dispuesto por la Ley.

Artículo 74.- La Ley regulará las relaciones entre el capital y el trabajo, colocándolas sobre una base
de justicia social y fijando una especial protección estatal en beneficio de los trabajadores.

Artículo 75.- Los derechos y garantías ejercidos en este Capítulo serán considerados como mínimos
a favor de los trabajadores

República Dominicana

Constitución Política de la República Dominicana, 2002.

Artículo 8.-Se reconoce como finalidad principal del Estado la protección efectiva de los derechos
de la persona humana y el mantenimiento de los medios que le permitan perfeccionarse
progresivamente dentro de un orden de libertad individual y de justicia social, compatible con el
orden público, el bienestar general y los derechos de todos. Para garantizar la realización de esos
fines se fijan las siguientes normas:

11. La libertad de trabajo. La ley podrá, según lo requiera el interés general, establecer la jornada
máxima de trabajo, los días de descanso y vacaciones, los sueldos y salarios mínimos y sus
formas de pago, los seguros sociales, la participación de los nacionales en todo trabajo, y en
general, todas las providencias de protección y asistencia del Estado que se consideren
necesarias en favor de los trabajadores, ya sean manuales o intelectuales.
94 ¦ SERIE DE INFORMES TÉCNICOS – HDP/HDD – ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

a. La organización sindical es libre, siempre que los sindicatos, gremios u otras


asociaciones de la misma índole se ajusten en sus estatutos y en su conducta a una
organización democrática compatible con los principios consagrados en esta
Constitución y para fines estrictamente laborales y pacíficos.
b. El Estado facilitará los medios a su alcance para que los trabajadores puedan adquirir
los útiles e instrumentos indispensables a su labor.
c. El alcance y la forma de la participación de los trabajadores permanentes en los
beneficios de toda empresa agrícola, industrial, comercial o minera, podrán ser fijados
por la ley de acuerdo con la naturaleza de la empresa y respetando tanto el interés
legítimo del empresario como el del obrero.

Se admite el derecho de los trabajadores a la huelga y de los patronos al paro en las empresas
privadas, siempre que se ejerzan con arreglo a la ley y para resolver conflictos estrictamente
laborales. Se prohibe toda interrupción, entorpecimiento, paralización de actividades o reducción
intencional de rendimiento en las labores de las empresas privadas o del Estado. Será ilícita toda
huelga, para, interrupción, entorpecimiento o reducción intencional de rendimiento que afecten la
Administración, los servicios públicos o los de utilidad pública. La Ley dispondrá las medidas
necesarias para garantizar la observancia de estas normas.

...

17. El Estado estimulará el desarrollo progresivo de la seguridad social, de manera que toda
persona llegue a gozar de adecuada protección contra la desocupación, la enfermedad,
la incapacidad y la vejez.

Оценить