Вы находитесь на странице: 1из 20

ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945

UNIDAD VECINAL N° 3

PLOT PLAN
Fuente: Libro Catalogo de Arquitectura Movimiento
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945

EL PLAN DE VIVIENDA DEL GOBIERNO PERUANO

La Unidad Vecinal N. 0 3, con sus 1,115 viviendas, con todos los servicios de barrio para

sus seis mil habitantes, fue un hito. La idea había sido desarrollar una serie de 4 0 5 unidades

a lo largo de la ruta al Callao, frente a la zona industrial, y fue la signada con el número 3

la que encontró primero facilidades prácticas de ejecución.

Las viviendas rodeaban un área central para recreación activa y pasiva y para servicios

comunales, desde escuelas hasta centros de compras, cine e iglesia, comisaría y biblioteca.

La circulación vehicular externa, con calles ciegas de servicio, logró una radical defensa del

tráfico, y la barrera verde del bosque frontal una eficiente protección del ruido de la avenida.

El eficaz diseño urbano, que logró una densidad de 200 hab. x ha, con 88 % de área libre,

también fue acertado en el de los departamentos para diversos tamaños de familias y en los

austeros sistemas constructivos propuestos. 1

UNA OBRA EN MARCHA

El problema de la vivienda constituye una de las preocupaciones más hondas de los Poderes

Públicos y ha sido encarado tanto por el Gobierno como por el Congreso, con el profundo

interés que merece un asunto de tanta trascendencia social.

Por intermedio del Ministerio de Fomento y de la Comisión Nacional de la Vivienda se

confeccionó, en los dos meses iniciales del actual régimen, un vasto plan de edificaciones

domésticas inspirado en las más progresistas y humanitarias tendencias del urbanismo

moderno.

1
Fuente: REVISTA: El plan de vivienda del Gobierno Peruano (1945). El arquitecto peruano, 98, p. 17.
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945

Sin tardanza, se mandó ejecutar las obras de urbanización de la Unidad Vecinal N. 0 3, en

setiembre de 1945, y en mayo del año siguiente, se empezaban a elevar los edificios del

proyecto más vasto en su índole jamás realizado en el Perú.

No ha transcurrido un año de aquel acontecimiento y ya se encuentran en pleno desarrollo

todos los edificios de la Unidad Vecinal.

Sus mil ciento doce casas -unas más avanzadas que otras, pero todas en trabajo- ofrecen ya

un aspecto impresionante.

Su imponente Centro Comercial, próximo a terminarse, con una veintena de tiendas y un

gran mercado moderno; su compacto Centro Cívico, que comprende la Agencia Municipal,

el local de Correos, el Puesto de la Guardia Civil y la Posta Sanitaria.

Sus dos escuelas, modelo de la más progresista arquitectura académica, y su Edificio

Recreacional con teatro, restaurant popular y club, obras todas en proceso simultáneo de

edificación, dan una idea del gigantesco proyecto.

Y no es esto todo. Dentro del revolucionario plan hay una honrosa nota tradicional. Con la

nueva ciudad surge el templo. No se ha esperado que las limosnas, en dilatado proceso,

traigan tardíamente a la Iglesia.

Ella forma parte del proyecto inicial, nace y crece con él. En estos momentos se construye

el techo del templo donde se bautizará a nuevas generaciones; allí se celebrarán los

matrimonios y se recordará a los seres desaparecidos.

Como en la Lima de Pizarro, que se eleva con la catedral, el nuevo suburbio, hogar de

trabajadores honrados y laboriosos, se forma junto a su Iglesia, parte integrante de un

proyecto que no ha hecho caso omiso de las nobles inclinaciones de nuestro pueblo.
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945

Las casas individuales serán atractivas y decorosas. Ya podemos pasear centenares de ellas.

Una gran independencia en el acceso y en los dormitorios pone atajo a la promiscuidad

interna y externa.

Excelentes servicios sanitarios y una ventilación generosa, que cruza transversalmente cada

vivienda y que lleva el rayo de sol hasta el más apartado rincón, dan seguridad plena de que

allí la tuberculosis no ganará, como en los tugurios, todas las batallas. La ventana "teatina"

vergüenza de nuestra arquitectura doméstica, es reemplazada por grandes vanos, a través

de los cuales se capta una enorme, intocable y subyugante perspectiva.

Y la ciudad, hogar común, con su trazado funcional, con sus redes separadas para peatones

y vehículos, asegurará el bienestar y la salud de los niños.

Para ellos habrá docenas de campos infantiles. Las madres de familia encontrarán en el

Centro Comercial, organizado cooperativamente, un sitio adecuado donde obtener

provisiones y ropa. Por todo ello tal vez, con el tiempo, se dé a esta Unidad Vecinal y a cada

una de las que han de seguir en Lima y provincias, justificado nombre de "Ciudad Feliz" 2

2
Fuente: REVISTA: Una obra en marcha (1947). El arquitecto peruano, 116, p. 23.
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945

VISTA CENTRO RECREATIVO DE LA UNIDAD VECINAL


Fuente: Libro Catalogo de Arquitectura Movimiento

PLANTA PRIMER PISO EDIFICO RECREATIVO


Fuente: Libro Catalogo de Arquitectura Movimiento
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945

VISTA DEL ESPACIO ENTRE EDIFICIOS MULTIFAMILIARES

Este gran esfuerzo, realizado al margen de todo propósito político, debe merecer el respaldo

moral de todos los ciudadanos conscientes de un deber cívico. Del hombre modesto, porque

será el beneficiario directo, viendo crecer a sus hijos sin amarguras ni taras; del hombre

poderoso, porque sólo se es merecedor de conocimientos, riquezas e influencias cuando se

pone esas ventajas al servicio de los demás.


ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945

VISTA AEREA DE LA UNIDAD VECINAL


Dando pruebas de la sinceridad de sus propósitos y deseando que el esfuerzo realizado se

multiplique en el tiempo y en el espacio, los Poderes Públicos han creado una nueva entidad,

la CORPORACIÓN NACIONAL DE LA VIVIENDA, que, dentro de su organización

autónoma, que recibe del Estado un respaldo sin interferencias, ha iniciado sus labores en

manos de hombres en su gran mayoría ajenos a las contiendas políticas.

Es de esperar que este procedimiento, rotundamente comprobado por la ciudadanía,

despierte un espíritu de cooperación general para resolver el problema de la habitación

insalubre, clave de muchos de nuestros grandes males. Es de esperar que nadie conspire con

informaciones tendenciosas o falsas, desvirtuando el criterio público y obstaculizando las

gestiones que se realizan dentro y fuera del territorio nacional, para facilitar la construcción

de nuevas unidades. Sí, es de esperar que nadie se cruce en el camino de un pueblo que pide
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945

techo decoroso, porque eso sería traicionar a ese pueblo en una de sus más justificadas

aspiraciones.

Los que desde las esferas gubernativa, legislativa y técnica han asumido la responsabilidad

de llevar adelante la Unidad Vecinal ubicada a lo largo de la avenida Colonial, entre Lima

y La Legua, no desean incurrir en exageraciones a su favor sobre la marcha de las obras.

Pero tampoco permitirán que, en innoble propósito, se falsee en su contra la realidad. Por

eso invitan al Pueblo de Lima a visitar los trabajos de edificación para que capte una idea

precisa, veraz, de su volumen y trascendencia, y para que vigile día a día, hasta el final ya

próximo, el desarrollo de un proyecto que aspira a ser una de las más halagüeñas páginas
3
de la historia de la familia peruana.

3Fuente: REVISTA: Una obra en marcha (1947). El arquitecto Peruano, 118, p. 24.
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945
ARQUITECTURA PERUANA DESPUES DE 1945

Похожие интересы