Вы находитесь на странице: 1из 3

Close Reading aplicado a El Golem de Jorge Luis Borges

Julieta Martínez Jiménez

Teoría y poética IV

El close reading es conocido como el método utilizado por la Nueva Crítica literaria surgida
en los años veinte. La técnica consiste en centrarse en el análisis del texto, más que en
cuestiones de carácter extratextual. Los críticos literarios adscritos a esta corriente no están
interesados en las biografías de los autores o en el contexto histórico, sino que se centran en
lo que dice la obra. En este análisis me detendré en el uso del lenguaje, el significado de los
conceptos utilizados, la estructura narrativa, tema, etc.

En primer lugar, el poema está en la categoría de oda, ya que posee un tono elevado o cantado,
que trata asuntos diversos entre los que se recoge una reflexión del poeta. El poema posee
una estructura de 18 estrofas con 4 versos endecasílabos, rima consonante abrazada A-B-B-
A a excepción de las estrofas 4, 12 y 14 que presentan rima consonante cruzada C-D-C-D. En
términos de métrica, pareciera como si lo hubiera escrito hace años. Por otro lado, en cada
estrofa se puede visualizar figuras literarias como lo son las hipérboles, las metáforas,
asíndeton, entre otras. Más adelante ahondaré en ellas. Además, este poema presenta un
narrador omnisciente, ya que conoce los hechos tal y como son.

En este preciso poema Borges aborda el problema de la creación divina; el del surgimiento
del ser a partir de la nada, movido por un algo universal y divino. Desarrolla el tema del
poder que tiene el lenguaje como acción creadora de seres animados y el sucesivo sentimiento
de inconformismo de los diversos creadores. “La palabra, pues, se reviste de un aura secreta
que le confiere la posibilidad de formar parte del actor creador.” (Perez,1998 :11)

El poema inicia con una reflexión muy significativa, pues Cratilo afirma que, en efecto, la
palabra imita la cosa que nombra, de modo que no son los términos meras convenciones
arbitrarias. Así Borges, retoma dicha afirmación para construir su primera premisa: La de
que la palabra pueda contener en sí misma el significado. «Si (como afirma el griego en el
Cratilo)
El nombre es arquetipo de la cosa,

En las letras de rosa está la rosa

Y todo el Nilo en la palabra “Nilo”.» (Borges, 1958, p. 24)

Indiscutiblemente, la cuestión remite a Saussure con su significado y significante. Esta


primera estrofa del poema trata acerca del poder de las palabras.

El segundo bloque se centra más en la idea que prima sobre todo el poema que es la creación
del engendro y aprendiz de hombre. Borges describe la creación de El Golem, insistiendo en
la idea de que el rabino es a El Golem lo que Dios es al hombre. Después de ver a El Golem
creado, el yo poético explica de manera acertada los errores y deficiencias que presenta
aquella creación. Esta idea resulta ser irónica ya que el poema se basa en el uso de palabras,
musicalidad, letras, vocales, pronunciación y articulación, a pesar de “tan alta hechicería”.

El tercer y último apartado habla todo sobre el error que cometió el creador, aquella
insatisfacción sentida. En las últimas tres estrofas, Borges decide cuestionar al lector, lo que
resulta importante ya que le da un cierre de intriga o un final abierto a que el hombre o en
este caso el lector mismo reflexione. Primero diciendo lo que siente el rabino al mirar a su
creación y las dudas que este le genera y finalmente, terminando el poema con una pregunta
en la que cuestiona que es lo que siente Dios al mirar al hombre, “¿Quién nos dirá las cosas
que sentía Dios,

al mirar a su rabino en Praga?” (p.24)

Todavía cabe señalar la decisión de usar paréntesis como otra herramienta que emplea
comúnmente, explica información extra (necesaria) y el uso correcto de la letra cursiva para
resaltar alguna información ayuda a trasmitir el mensaje y a darle claridad al poema. Por
ejemplo “Gradualmente se vio (como nosotros)

Aprisionado en esta red sonora” (p.24) El personaje es una analogía, una representación de
nuestra situación en el mundo, de ahí el paréntesis “como nosotros”. Comparte nuestro
desconocimiento y desconcierto en un mundo que no acabamos de entender.

Volviendo a las figuras literarias, se encuentra la metáfora: “El rabí le explicaba el universo
(Esto es mi pie; esto el tuyo, esto la soga)
y logró, al cabo de años, que el perverso

barriera bien o mal la sinagoga.” (p. 24) Cabe destacar que para el rabí el universo es lo que
ve y lo que toca, y las ideas que pueda tener sobre la perfección, la eternidad o el bien o el
mal son completamente vagas.

En cuanto a lo paradójico, el rabí sufre y se atormenta por haber agregado un elemento más
a la totalidad, otro hilo a la trama. Y sufre porque su aportación es innecesaria y aun grotesca,

así que se recrimina la acción deseando volver en el tiempo para nunca ponerla en marcha.
Sin embargo, sus preocupaciones y tormentos son igualmente innecesarios, pues él sabe que
el mundo es una ilusión y una sombra y sin embargo no puede dejar de reprocharse el haber
añadido más falsedad al total de ésta. Lo paradójico entonces, se encuentra en que, a pesar
de intuir la irrealidad del universo, esta irrealidad, con sus causas y efectos ficticios, le
mortifique.

Por último, considero esta una buena obra porque a través de un lenguaje culto, la fantasía y
la simbología son elementos claves en esta metáfora de la existencia humana misma y de la
relación del hombre con un perplejo Dios posible. Borges demuestra su basto conocimiento
de la cultura griega, la tradición oral, y definitivamente en la poesía.

BIBLIOGRAFÍA

Borges, J. L. (1969). El Golem. El otro, el mismo. (p. 24) Emecé.

Bueno Pérez, M. L. (1998). La palabra como fuerza generadora de la realidad en Borges.


Anuario de Estudios Filológicos.