Вы находитесь на странице: 1из 2

Llakikuy y el gato de Schrödinger

Por Gonzalo Valderrama Escalante

Llakikuy en quechua es tristeza, pero también preocupación y angustia, es posible incluir ansiedad
en esta misma categoría y talvez la define mejor que el castellano donde esta última palabra se
presta a la ambigüedad y confunde. Quienes nunca han sentido los síntomas de la ansiedad, ese
desorden del sistema nervioso que es distinto por su intensidad al estado natural de alerta, no llegan
a entender de qué se trata por ejemplo. Y el gato de Schrödinger se refiere a un experimento teórico
propuesto por un físico, para entender la diferencia de las leyes que gobiernan el plano de lo
infinitamente pequeño, donde las partículas subatómicas hacen cosas materialmente imposibles a
escala mayor, como estar en dos sitios a la vez.

Suena a cosa imposible, como mantener condiciones antagónicas en un mismo espacio, o como
estar alegre y triste a la vez. En el experimento a imaginar propuesto por Schrödinger se encierra a
un gato dentro de una caja, y se instala un mecanismo que mata al gato si es que se le activa, el
detonante es el paso de una partícula subatómica, que puede también seguir otro curso y en ese
caso el gato queda a salvo. Sucede que los físicos experimentales descubrieron en sus ensayos que
estas partículas dejan una huella doble al atravesar un campo de medición, es decir pueden estar
en dos lugares simultáneamente. Así, en la caja el gato está vivo y muerto al mismo tiempo.

Su condición final depende del punto de vista del observador, es necesario abrir la caja. Estos días
pasa algo igual con el futuro inmediato del país, éste se encuentra atrapado en una suerte de
encrucijada similar al gato del ejemplo, y las próximas elecciones son como el mecanismo que puede
como no dar principio, ser el quiebre hacia una nueva etapa histórica, de buen gobierno, o muy por
el contrario mantener un sistema político, y un modelo económico que parecieran anquilosados en
el tiempo. Y por mientras, mientras no se abra la caja, se vote y se elijan nuevos representantes en
el congreso tenemos un país a la vez renovado así como totalmente arruinado. Y eso causa
preocupación, y angustia, he oído bromear a algunos alumnos sobre la candidatura de personajes
de televisión, artistas de farándula cuyas postulaciones causan risa por el descaro, por lo evidente
de su naturaleza desproporcionada, un candidato que habla de extraterrestres podría ser el próximo
presidente del país. Pero también suceden cosas positivas, hace unos días se graduó la acomaina
Roxana Quispe Collantes, como doctora en Literatura Peruana y Latinoamericana por la Universidad
Nacional Mayor de San Marcos, con una tesis elaborada y disertada en quechua, titulada 'Yawar
Para, Kilku Warak'aq, Andrés Alencastre Gutiérrezpa harawin pachapi, Qosqomanta runasimipi
harawi t'ikrachisqa, ch'ullanchasqa kayninpi'. Lo cual muestra la vitalidad del runasimi y es un hito
histórico, por ser la primera vez que sucede desde que fuera fundada en el siglo XVI. Así hay motivos
para andar seriamente preocupados y también muy esperanzados, puede sonar contradictorio,
como estar triste y alegre a la vez.

Cosa que sucede, pongo un ejemplo personal una terrible angustia se apodera de mi cuando estoy
lejos de mi hija mayor, me preocupo y entristezco, al mismo tiempo siento infinita dicha al tener en
brazos a mi hija pequeña, y no es que se trate de un corazón partido en dos hemisferios, sino de la
totalidad del músculo latiendo en dos dimensiones simultáneas. Mientras escribo estas líneas, se
puede decir que estoy también al otro lado de la ciudad junto a mi hija mayor, contando uno a uno
su cabello multicolor, contándole la historia del gato y la caja. Al verlas sé que el país aprovechará
la chance, que las bromas sobre candidatos que hablan de anunakis y marcianos son solo bromas, y
que al abrir la caja pesarán más las ganas de una reforma. La angustia entonces desaparece, y sólo
queda la buena onda.

Похожие интересы