Вы находитесь на странице: 1из 2

ANÁLISIS HERRAMIENTAS DE EVALUACIÓN - ACTIVIDAD #3

1- Descripción cualitativa: Los adultos mayores nuevamente nos recibieron con


agrado, y como se describe en la ficha de la actividad, inicialmente se preguntó qué
conceptos recordaban de las visitas anteriores, así identificamos que gracias a la
manifestación continua de nuestros objetivos y de los temas abordados, los adultos
mayores recordaban términos importantes del proyecto y se evidenciaba la
asociación de estos a las relaciones de convivencia habituales; en la ejecución de la
primera actividad de este día, llamada el árbol de la amistad, los adultos se
integraron favorablemente, compartieron conocimientos, trabajaron en equipo y
construyeron ideas claras frente a los componentes de la amistad, durante la
socialización de los esquemas, los adultos participaron activamente y creemos, fue
una actividad agradable y que cumplió su objetivo.
En la segunda actividad, llamada la mano de los valores, los adultos se mostraron
entusiasmados con la tarea de dibujar su propia mano, sin embargo, cuando se
explicó que debían hacer en ella, algunos participantes se mostraron desinteresados
y/o reacios, debido a que, no reconocían que aspectos positivos les caracterizaban y
gustaban, las instrucciones eran confusas y no sabían qué contestar o simplemente
se mostraban indiferentes.
De acuerdo a la descripción anterior, tenemos algunas hipótesis: 1-la actividad 2 no
es del interés de los adultos mayores, 2-la estrategia utilizada no fue la más acertada
para la población y 3-los adultos mayores estaban cansados por el trabajo realizado
en la actividad 1; para corroborar las hipótesis anteriores, decidimos dar paso a la
herramienta de evaluación #2, que consistía en valorar la opinión de los
participantes, para ello se les pidió que tomarán dos paletas (una con cara triste y
otra con cara feliz) y alzaran alguna de ellas de acuerdo a las preguntas que se
harían, si se sentían felices, o estaban de acuerdo deberían levantar la paleta feliz, si
sentían desagrado o estaban en desacuerdo deberían levantar la paleta triste.
Con esta herramienta de valoración, se determinó que de acuerdo al criterio de los adultos
mayores, la actividad si había sido amena y se habían comprendido las temáticas de
autoconcepto y amistad, adicional a ello, se les preguntó abiertamente qué aspectos
consideraban que debían ser mejorados y ellos dijeron: “hacer otros juegos, porque
escribir ya lo habíamos hecho antes” “jugar bingo” “venir más seguido”. Lo anterior
nos ayudó a entender que las actividades debían ser más dinámicas, menos
dispendiosas, e ir enfocadas a los gustos de los participantes, además de reflejarse
nuevamente la importancia de estimar su opinión y aplicarla al desarrollo del
proyecto, que es para ellos y desde ellos.