Вы находитесь на странице: 1из 23

Christian Adriana García Ortiz

El uso de la ósmosis inversa para la eliminación de


As (III) y As (V) en Agua Potable
Universidad Metropolitana de Ciencias Aplicadas de Helsinki

Bachillerato de Ingeniería

Ingeniería Ambiental

Tesis

30 de noviembre de 2012
Contenido

1. Introducción
2. Calidad del agua potable
3. Arsénico en Agua Potable
4. Propiedades químicas del arsénico
5. Tecnologías Disponibles para la Eliminación de Arsénico
5.1. Oxidación
5.2. Coagulación
5.3. Adsorción y tecnología de intercambio iónico
5.4. Ósmosis inversa
6. Métodos analíticos para el arsénico en el agua.
7. Retos observados y objetivo
8. Selección de Métodos y Materiales
8.1. Componentes de la entrada de agua cruda
8.2. Unidad de ósmosis inversa
8.3. Membrana de ósmosis inversa
8.4. Resina de intercambio iónico e ICP-MS
9. Diseño experimental
9.1. Limitaciones
9.2. Procedimiento experimental y condiciones
10. Resultados y discusión
10.1. Experimentos 1 – 4
10.2. Experimentos 5 – 8
11. Conclusiones y sugerencias
Referencias
Apéndices
Apéndice 1 - DOW FILMTEC LP-4040
Apéndice 2 - Resina de intercambio iónico DOWEX 21 K XLT
Apéndice 3 - Procedimiento experimental y notas complementarias
Apéndice 4 - Procedimiento experimental y notas complementarias (lote 2)
1. Introducción

La calidad del agua potable es un problema continuo en todo el mundo, especialmente


para aquellos que no se benefician de tener instalaciones de tratamiento de agua o de
redes de distribución de agua adecuadas. El agua contaminada con arsénico es de
especial interés debido a sus propiedades cancerígenas. Mientras que la Organización
Mundial de la salud ha establecido limitaciones para el arsénico en agua potable, el
agua contaminada con arsénico sigue siendo una amenaza sin abordar en algunas
regiones. Esto se debe en parte a tecnologías no disponibles o costosas para la
eliminación de arsénico y costosos métodos analíticos que requieren profesionales
capacitados. Esta investigación se enfoca principalmente en el uso de osmosis inversa
(RO) para la eliminación de as (III) y as (V) en el consumo de agua.

Aunque el uso de RO para la remoción de arsénico se ha estudiado extensamente,


este proyecto fue particularmente interesado en el uso de la unidad RO proporcionada
por Malthe Winje DWS para encontrar el punto de operación óptimo de la unidad y
para determinar si la doble filtración por osmosis inversa es eficaz en la eliminación de
concentraciones más grandes de as (III). También se puso mucha atención en la
especiación de arsénico--en particular el uso de una resina de intercambio iónico--, ya
que los experimentos realizados requerían la especiación de arsénico debido al hecho
de que las muestras de agua analizadas contenían como as (III) y as (V).

2. Calidad del agua potable

El agua potable generalmente proviene de fuentes como las aguas subterráneas y las
aguas superficiales. Agua procedente de arroyos, lagos, ríos y océanos se conocen
como aguas superficiales. Las aguas subterráneas son agua bajo la superficie de la
tierra, lo que significa que a diferencia del agua superficial, agua subterránea no está
en contacto con la atmósfera. Debido a que el agua subterránea está continuamente
en contacto con el suelo, contiene niveles más altos de minerales disueltos y otros
elementos presentes en las rocas. La fuente de la que proviene el agua potable
determina qué contaminantes están presentes en él. Por ejemplo, el agua potable
procedente de un río puede estar contaminada con nitratos y fosfatos que provienen
de fertilizantes utilizados en tierras de cultivo circundantes. En consecuencia, el grado
de tratamiento del agua depende en gran medida de la fuente. A continuación se
muestra una breve descripción de los parámetros de calidad del agua y los métodos
de tratamiento correspondientes.

El agua limpia del hogar debe ser clara y sin olor. Por lo tanto, cualquier color u olor
puede indicar fácilmente la mala calidad del agua. El color puede variar de amarillo
claro a marrón oscuro; Cómo-nunca, el agua puede ser realmente cualquier color
dependiendo del tipo de elementos disueltos presentes. Esto es especialmente cierto
en el sector industrial o de aguas residuales. Los métodos más simples de corrección
incluyen la aireación para el olor y la filtración para el color.

El color también puede indicar el grado de turbidez en el agua (medido en unidades de


turbidez de Formazin (FTU)) [1.116]. Por lo general, el agua clara debe tener < 1 FTU.
La turbidez depende del total de contaminantes insolubles en el agua, como las algas,
el material orgánico en descomposición, la arcilla y el limo. En el agua que se mueve
constantemente, estos elementos insolubles se verán como partículas suspendidas en
el agua. Sólo el uso de la filtración para mejorar el grado de turbidez no es suficiente
para eliminar todos los sólidos suspendidos porque estas partículas varían en tamaño.
Una manera eficaz de eliminarlos es a través de la floculación y la coagulación. Con la
ayuda de agentes coagulantes, las partículas son fácilmente capaces de reunirse para
formar masas más grandes que se fácilmente eliminar después de sedimentación.

La concentración de gases disueltos es también un buen indicador para determinar la


calidad del de agua. Los gases disueltos en agua incluyen oxígeno, dióxido de
carbono y amoníaco. Para el agua potable, el oxígeno disuelto (DO) es un indicador
claro de la calidad del agua, ya que afecta el sabor. Los niveles bajos de DO suelen
ser un indicador de la mala calidad del agua. La cantidad de DO en agua proviene de
su difusión de la atmósfera. Generalmente la tasa de difusión es muy lenta; por lo
tanto, los aireadores pueden ser utilizados para mayor DO en agua.

Los niveles de acidez (pH) en el agua indican el tipo de contaminantes presentes. Los
contaminantes que aumentan los niveles de acidez incluyen dióxido de carbono, ácido
sulfúrico y ácido nítrico, que pueden venir en forma de lluvia ácida causada por la
contaminación atmosférica. Por lo general, los ajustes de pH se realizan químicamente
con el fin de cumplir con los niveles de pH estándar para el agua potable (estos oscilan
entre 6,5 – 8,5) [1, 83].

Otro indicador de la calidad del agua es la conductividad. Refleja la concentración de


iones presentes en el agua. No todas las fuentes de agua tienen los mismos niveles de
conductividad. Por ejemplo, los océanos tienen una mayor conductividad debido a la
alta concentración de sal. Del mismo modo, los niveles de agua subterránea pueden
diferir de los niveles del lago porque el agua subterránea está en contacto con
sedimentos y rocas que han cargado elementos. La conductividad en el agua potable
se mide típicamente en micro Siemens por centímetro (μS/cm) [1, 49]. El ajuste del
nivel de conductividad implica tecnología que elimina o añade iones al agua. Por
ejemplo, la tecnología de osmosis inversa es un método que se utiliza para eliminar
sales y otros iones del agua.

Otro parámetro de calidad común es la dureza. En Resumen, la dureza es un


indicador de la presencia de iones específicos (calcio y magnesio). Por esta razón, la
dureza en agua potable se mide generalmente en mg/L CaCO3 [1, 58]. Los niveles de
dureza dependen de la fuente de agua. Generalmente, el agua se considera blanda
cuando las concentraciones son menos de 50 mg/L CaCO3 y duras cuando las
concentraciones están por encima de 250 mg/L CaCO3 [1, 58]. Para otras
aplicaciones, es ideal para mantener los niveles de dureza relevantes por la razón que
los niveles altos también causan la incrustación dentro de las tuberías de distribución
de agua. El ablandamiento del agua se refiere a reducir la concentración de CaCO3 en
agua. La dureza se puede ajustar mediante el uso de tecnologías como el intercambio
iónico o la ósmosis inversa.

Los contaminantes adicionales que afectan la calidad del agua incluyen la presencia
de metales pesados
y elementos inorgánicos como cloruro, plomo, fluoruro y arsénico. Es importante
subrayar que la composición del agua puede ser muy dinámica; por lo tanto, los
métodos de corrección varían de una región a otra.

3. Arsénico en el agua potable

El arsénico (as) es un elemento metaloide que se produce de forma natural en


minerales, rocas y suelo. Su presencia natural en el suelo facilita su movimiento a
través de fuentes de agua como aguas subterráneas. La concentración de arsénico
varía por región y está influenciada por actividades antropogénicas como la minería. A
pesar de sus rasgos venenosos, el arsénico tiene propiedades deseables que lo
convierten en un candidato para varias aplicaciones industriales. Los compuestos de
arsénico se pueden encontrar en semiconductores, conservantes de madera,
pesticidas y alimentación de stock en vivo. Es importante tener en cuenta que su uso
aceptable varía de un país a otro. Por ejemplo, la UE tiene claras limitaciones en el
uso y la comercialización de productos que contienen arsénico y ha prohibido el uso
de compuestos de arsénico en conservantes de madera [2].

En general, la exposición humana a los compuestos de arsénico proviene de agua


contaminada, alimentos y aire contaminado por actividades industriales [3]. Esto es de
especial interés porque en forma líquida el arsénico es inodoro y transparente, por lo
que es imposible detectarlo solo a la vista. El arsénico es altamente tóxico para los
seres humanos con síntomas como dolor abdominal, vómitos y dolor muscular. En el
peor de los casos, la intoxicación por arsénico provoca cáncer y enfermedad vascular
periférica [3].

Debido a que algunos compuestos de arsénico se han identificado como carcinógeno


potentes, muchos países han establecido sus propias normas sobre los niveles
admisibles de arsénico en el agua potable. Las normas internacionales de arsénico en
el agua potable se muestran en la tabla 1. Se ha sabido que la Organización Mundial
de la salud (OMS) establece normas para el arsénico en el agua potable desde 1958.
Una de las normas anteriores establecidas en 1963 permitió una concentración de sólo
50 g/L como [4, 202]. Hoy en día, el estándar permisible de la OMS es de 10 g/L y
es aceptado por la mayoría de los países europeos y los Estados Unidos.

Tabla 1. Directrices mundiales para el arsénico en el agua potable [4, 206]

Directriz Países
< 10 g/L Australia (7 g/L)
Unión Europea (1998)
Japón (1993)
Jordania (1991)
Laos (1999)
10 g/L
Laos, Mongolia (1998)
Namibia, Siria (1994)
Estados Unidos (2001)
Canadá (2006)
25 g/L México (2005) [5]
La mayoría de los países restantes siguen
50 g/L
este estándar o lo están revisando.
Tener un límite uniforme en todo el mundo es bastante difícil ya que las áreas donde
las concentraciones de arsénico son altas son áreas que no tienen los medios para el
tratamiento avanzado de agua o el acceso a las tecnologías analíticas. La figura 1
muestra un mapa compilado por la OMS con regiones afectadas por concentraciones
elevadas de arsénico y envenenamiento por arsénico.

Figura 1. Arsénico en el agua potable en todo el mundo [6]

(2004 o los últimos datos disponibles)


– Niveles elevados de arsénico (sobre 50 g/L) reportados en agua.
– Se ha notificado una mala salud debido al agua contaminada con arsénico

4. Propiedades químicas del arsénico

En el medio ambiente, el arsénico tiene varios Estados de oxidación (-3, 0, 3 y 5) y


existe en formas orgánicas e inorgánicas. Sin embargo, a los efectos de este estudio,
sólo se examinaron arsenito trivalente (As (III)) y arsenado pentavalente (As (V))
porque estas son las formas de arsénico más prevalentes en las fuentes de agua
potable. Es bien sabido que As (V) es más abundante en aguas superficiales que en
aguas subterráneas [7]. Como se ve en la figura 2, As (V) y As (III) pueden existir en
varias formas dependiendo de los niveles de pH. Por ejemplo, en aguas superficiales
con un pH de 5 – 8, el arsenato existe como un anión (H2AsO *-4 o HAsO4 *-2) [7].
Naturalmente, As (III) es más abundante en las aguas subterráneas en la forma
neutral, H3AsO3 [7].

Además de su ocurrencia natural en el medio ambiente, el arsénico se ha convertido


en una causa de preocupación debido a su capacidad para convertir en diferentes
especies de arsénico en diferentes niveles de pH en condiciones oxidantes y
reductoras. La figura 2 ilustra el tipo de especies de arsénico presentes en diferentes
niveles de pH y su correspondiente potencial redox. Se puede observar que a niveles
normales de pH del agua potable, H2AsO*-4, HAsO4*-2 y H3AsO3 son especies
dominantes. Para fines de eliminación, esto es importante porque la carga de la
especie determina el tipo de método de eliminación que se puede utilizar. Sin
embargo, la eliminación de arsénico puede ser un desafío porque, como se ilustra en
la figura 2, en las condiciones correctas, la oxidación o reducción puede convertir la
especie y hacer que el tratamiento seleccionado sea ineficaz.

Figura 2. Arsénico acuoso EH-pH a una presión total de 25 °C y 1 bar [8, 4].

5. Tecnologías disponibles para la eliminación de arsénico

Existen varias tecnologías disponibles para la eliminación de arsénico. Sin embargo,


su uso es a menudo limitado debido a razones económicas y operativas. Estas
limitaciones son razones claras de por qué no todos los países cumplen la norma de la
OMS de 10g/L. Es importante tener en cuenta que incluso mientras se utiliza la
mejor tecnología disponible, la eliminación total de arsénico puede ser un desafío y los
rastros de arsénico por debajo de la norma todavía pueden estar presentes en el agua
potable. Además, incluso si el arsénico se retira del agua potable, el efluente
concentrado de arsénico todavía requiere tratamiento y eliminación apropiados. Esto a
menudo puede resultar lento y costoso.

En los párrafos siguientes se analizan brevemente las principales tecnologías


disponibles para la eliminación de arsénico, incluido el uso de osmosis inversa y
resinas de intercambio iónico, seguidas de sus ventajas y desventajas.

5.1. Oxidación

El más barato como tratamiento de eliminación es la oxidación atmosférica que puede


ser hecha por la aireación estática o con la ayuda de rociadores. Si bien es el
tratamiento de más económico, también es el que consume más tiempo y en algunos
casos es demasiado lento para satisfacer las demandas de agua potable.

La aireación puede eliminar algunos contaminantes no deseados, como el olor, el


radón y As (III). La eliminación de As (III) a través de la aireación no significa la
eliminación del arsénico total, sino la conversión de As (III) a As (V), que resulta ser
eliminada más eficazmente por otras tecnologías. En Resumen, el tratamiento de
oxidación/aireación es un paso preliminar rentable para la eliminación de arsénico.

La oxidación química es una alternativa más rápida y eficiente a la oxidación


atmosférica. Sin embargo, dicho método requiere el uso de productos químicos
oxidantes, tratamiento de lodos y monitorización constante del pH. La oxidación
química puede ser un método preliminar ventajoso porque es a través de la oxidación
adecuada que As (III) se convierte en As (V) [9, 253]. Esta conversión es preferible
porque la eliminación de As (III) es más difícil que As (V) – como se demostrará en
esta investigación.

5.2. Coagulación

Coagulación y floculación son también métodos alternativos para la eliminación de


arsénico. Al igual que otras tecnologías de eliminación, los métodos de coagulación no
son tan eficaces en la eliminación de As (III) que para As (V) [10]. Los productos
químicos de coagulación incluyen: alumbre, cal y hierro. Al igual que con la oxidación
química, el uso de la coagulación también requiere el ajuste del pH para alcanzar la
eficiencia óptima de eliminación. Esto dependerá del agente coagulante que se esté
utilizando y de la concentración de arsénico presente inicialmente en el agua [10]. Las
desventajas de este método incluyen tener acceso a coagulantes apropiados,
pudiendo desechar los lodos concentrados de manera segura, y posiblemente
reajustando el pH a niveles normales (este paso requiere productos químicos
adicionales).

5.3. Tecnología de adsorción e intercambio iónico

En el proceso de tratamiento del agua, las tecnologías de eliminación de adsorción


utilizan materiales tales como resinas de intercambio iónico, arena recubierta de
hierro, carbón activado y alúmina activada para remover las impurezas del agua. Si
bien esta tecnología es eficaz, puede ser muy costosa, por lo que es inaccesible para
los países en desarrollo con problemas de arsénico. Después del uso constante, los
medios de adsorción también se saturan y necesitan un mantenimiento y una
regeneración regulares que sólo pueden lograrse mediante el uso de sus
correspondientes productos químicos de regeneración y la eliminación apropiada de
efluentes. No todos los medios de adsorción pueden regenerarse e incluso si pueden,
es posible que pierdan algunas de sus habilidades de tratamiento. Por ejemplo, una
sola regeneración de alúmina activada a menudo disminuye su efectividad en un 30 –
40% [9]. Debido a que esta investigación utilizaba una tecnología de intercambio iónico
con fines analíticos, los fundamentos de dicha tecnología se discutieron aquí con más
detalle.

La tecnología de intercambio iónico utiliza un material como una resina sintética


cargada para intercambiar iones entre sí y el líquido que pasa a través de él. De esta
manera, las impurezas cargadas en el agua son retenidas y reemplazadas por los
iones adsorbidos a la resina. Las resinas de intercambio iónico se fabrican
generalmente para la eliminación de iones/contaminantes específicos. En el caso de la
eliminación de arsénico, es importante tener en cuenta que las resinas de intercambio
iónico sólo son efectivas en la eliminación de As (V). El tipo de resina necesaria para
la eliminación de As (V) es una resina de intercambio de anión base fuerte que se
carga con iones de cloruro. El proceso de intercambio iónico se puede escribir de la
siguiente manera:

Como se muestra en esta reacción, la resina de anión (R) se carga con iones de
cloruro que se intercambian con iones cargados similares como la resina HAsO*-4
cargada con HAsO*-4 (As (V)). El producto resultante es un agua de producto que
contiene cloruro extra.

Después de un uso extensivo, la resina se vuelve saturada e ineficaz en la eliminación


de As (V) adicionales. Dependiendo del tipo de resina, se requiere regeneración o
reemplazo. Para una resina de intercambio de anión fuerte cargada con cl-, la
regeneración se puede llevar a cabo utilizando el mismo principio de intercambio
iónico con la ayuda de NaCl-. El proceso se puede escribir de la siguiente manera:

Así, a través de esta reacción, la resina es llevada de vuelta a su estado original y


puede ser reutilizada.

Una de las desventajas de este método y todos los demás adsorbentes es que pueden
ser costosos y requieren mantenimiento. La efectividad de la resina también depende
del tipo de resina, contaminante y otros iones presentes en el agua. Por ejemplo,
cuando se trata el arsénico en el agua potable, los contaminantes que se encuentran
en el agua de la superficie, como el sulfato y el nitrógeno, tienen la misma probabilidad
de adsorberse a la resina que el As (V) [11]. Por lo tanto, una alta concentración de
contaminantes similares afectará a la tasa de eliminación del contaminante objetivo.

También es posible utilizar resinas de intercambio iónico con fines analíticos. Para
esta investigación, el análisis de la especiación se realizó pasando As (III) y As (V)
agua contaminada a través de la resina. En la sección 6 métodos analíticos para
arsénico en agua se encuentran más detalles sobre el análisis de la especiación
utilizando resinas de intercambio iónico.

5.4. Ósmosis inversa

Junto con el intercambio iónico, la ósmosis inversa (RO) se utiliza para el tratamiento
avanzado. La tecnología RO hace que el uso de membranas sintéticas de poliamida
para producir agua ultra pura para fines de consumo de alcohol e industriales. Una
membrana de poliamida, como la utilizada en esta investigación, se compone de tres
capas que determinan su eficiencia [11]:

1. Una capa de poliamida selectiva muy delgada.


2. Capa de soporte de polisulfona microporosa.
3. Capa de tela no tejida

Junto con la presión aplicada a la membrana, su rendimiento se ve influenciado por la


composición química y física de su superficie. Por ejemplo, en el caso de la
eliminación de arsénico, es importante tener en cuenta que la carga superficial de la
membrana es negativa [13]. Es importante porque como se muestra en la figura 2, los
aniones de arsenato (As (V)) existen en todos los rangos posibles de pH del agua
potable. Una membrana cargada negativamente permite la eliminación de
contaminantes cargados negativamente, incluyendo As (V).

La membrana de RO utilizada se forma en un cilindro de la herida en espiral (Figura


3). Con una cierta cantidad de presión, el agua pasa primero paralela a la membrana.
Los contaminantes se eliminan del agua con la ayuda de la presión aplicada, la
diferencia en la concentración de soluto (de alta a baja) y la carga de la membrana
superficial. El agua de arsénico pasa, los contaminantes objetivo (concentrado)
permanecen fuera de la membrana y el resto del agua (permeado) pasa a través de la
membrana en una dirección en espiral hasta que termina en el tubo medio dentro de la
membrana listo para ser recogido para su uso o tratamiento adicional.

En el caso de la eliminación de arsénico (V), a medida que el agua pasa por la


membrana, la carga superficial de la membrana repele el arsénico (V) cargado
negativamente. Esto significa que el arsénico (III) actual continuará viajando en espiral
a través de la membrana y hasta la tubería permeada, mientras que el concentrado de
arsénico (V) el concentrado se repele y permanece fuera de la membrana cuando
pasa a la tubería de efluente.
Figura 3. Módulo de membrana RO simplificado

Inlet: entrada, Concentrate: concentrado, Permete: permeado

Una ventaja del tratamiento de RO es que no requiere una planta de tratamiento


grande y se puede utilizar para fines domésticos cuando se combina con filtros. Sin
embargo, uno de los inconvenientes incluye la suciedad de la membrana y el
mantenimiento (especialmente cuando se trata de unidades de RO más grandes).

El ensuciamiento de membrana es importante debido a los costos de la membrana y el


rápido descenso del rendimiento. Los contaminantes causantes de las impurezas de la
membrana son sales solubles, crecimiento biológico, compuestos orgánicos disueltos
y partículas suspendidas [14]. De estos cuatro contaminantes de membrana, los
compuestos disueltos y las partículas suspendidas afectan la vida útil de la membrana
más porque son las más difíciles de eliminar [14]. También es por esta razón que las
unidades RO se deben utilizar con pre-filtros para evitar la obstrucción de la
membrana.

6. Métodos analíticos para arsénico en agua

Los métodos disponibles para el análisis de arsénico dependen del medio que se esté
analizando. Para el agua, hay varios métodos que se centran principalmente en la
detección del arsénico total (tabla 2). Cuando se trata de agua contaminada con
arsénico (III) y arsénico (V), la identificación de cantidades específicas de cada uno se
convierte en un problema. El método analítico seleccionado también depende del
límite de detección deseado. Dado que la limitación de la OMS es de 10 g/L de
arsénico en el agua potable, el método analítico seleccionado debe ser capaz de
detectar dicha magnitud.
Tabla 2. Métodos analíticos utilizados habitualmente para el arsénico [15].

Límite de
Método Detección
detección
Métodos colorimétricos/espectrofotométricos. Arsénico total ~ 40 g/L
Plasma acoplado inductivamente - emisión
atómica Arsénico total ~ 30 g/L
espectrometría (ICP - AES)
Por inducción de plasma espectrometría de
masas Arsénico total 0.1 g/L
(ICP – MS)
Alta resolución (HR) -ICP-MS Arsénico total 0.01 g/L
Horno de grafito - espectrometría de
Arsénico total 0.025 g/L
absorción atómica (GF-AAS)
Generación de hidruros - espectrometría de Arsénico total y
0.6 – 6 g/L
absorción atómica (HG-AAS) especiación arsénica.
Horno de quarts de generación de hidruro -
Arsénico total y 0.003 – 0.015
espectrometría de absorción atómica (HG-
especiación arsénica. g/L
QF-AAS)
Separación de cartucho de fase sólida o
HPLC combinada con espectrometría de Especiación De
0.05 – 0.8 g/L
fluorescencia atómica de generación de Arsénico
hidruros (HPLC-HG-AFS)
HPLC-ICP-MS Arsénico total 0.01 g/L

El plasma acoplado inductivamente-espectrometría de masas (ICP-MS) y una resina


de intercambio anión base fuerte se utilizaron en esta investigación para determinar
las concentraciones de arsénico en cada muestra. En experimentos en los que sólo se
utilizaba el arsénico (III), el ICP-MS era el único método de detección utilizado. Por
otro lado, en experimentos en los que se combinaron arsénico (III) y arsénico (V), se
utilizó una resina de intercambio de iones base fuerte para separar el arsénico (V) del
arsénico (III) en una muestra. Este método es sólo para la separación y es seguido por
ICP-MS para la determinación real de arsénico en la muestra. La figura 4 ilustra el
procedimiento realizado para determinar las concentraciones de arsénico en las
muestras que contienen arsénico (V) y arsénico (III).

Figura 4. Determinación de las concentraciones de arsénico (III) y arsénico (V) en una


muestra.
7. Desafíos y objetivos observados

El principal desafío cuando se trata de agua contaminada con arsénico o agua de mala
calidad es que las regiones afectadas por este problema carecen de las normas
adecuadas para mejorar la situación. Incluso si hay posibilidades de mejorar la calidad,
no significa que se ponga énfasis en mejorarla o eliminar rastros peligrosos de
arsénico. Por ejemplo, países como Finlandia y Estados Unidos (que informan rastros
de arsénico en las fuentes de agua) no son países en desarrollo que tienen una falta
considerable de tecnología de tratamiento. Sin embargo, la principal diferencia entre
ambos es que en Finlandia la calidad del agua potable del grifo es tan alta que se
puede consumir directamente sin filtración o tratamiento adicional. En Estados Unidos,
sin embargo, no se recomienda beber agua del grifo, ya que puede contener rastros
de contaminantes no saludables. Además, como se muestra en la figura 1, hay rastros
de as en las fuentes de agua en ambas regiones, pero sólo en los EE.UU. se han
reportado casos de mala salud debido a envenenamiento por arsénico.

El desafío es una combinación de conciencia, tecnología de tratamiento disponible y


disposición para remediar el problema. Para estos casos, el primer objetivo sería
poner a disposición unidades de tratamiento que sean económicas y de fácil
mantenimiento. Las regiones afectadas que requieran unidades de tratamiento deben
tener la tecnología analítica correspondiente disponible para garantizar que sus
unidades de tratamiento estén funcionando bien.

Este proyecto de tesis se centró en encontrar un punto de operación óptimo para una
unidad de RO de tamaño mediano proporcionada por Malthe Winje DWS. La unidad,
junto con la membrana de RO elegida, se ejecutaría a diferentes flujos de filtrado para
determinar el mejor flujo de operación que eliminaría grandes cantidades de arsénico.

Además, debido a que se sabe que las tasas de remoción del arsénico (III) para los
sistemas de OI no son tan exitosas como las del arsénico (V), pasar el agua
contaminada por arsénico (III) dos veces a través de la unidad de OI (lo que se
menciona en este documento como doble filtración) se hizo para determinar si es
posible eliminar más arsénico (III) sin añadir un paso adicional al proceso de
tratamiento.

La búsqueda de una forma económica de analizar las concentraciones de arsénico (III)


y arsénico (V) encontradas en una muestra de agua también se exploró mediante la
utilización de una resina de intercambio iónico con fines de separación e ICP-MS para
analizar el arsénico total en las muestras.

8. Selección de métodos y materiales

8.1. Componentes de la entrada de agua cruda

Esta investigación se llevó a cabo utilizando agua normal del grifo. Para cada
experimento, se añadieron diferentes concentraciones de As (V), As (III) y
combinaciones de As (III) y As (V). No se añadieron otros productos químicos para el
ajuste del pH. Las concentraciones utilizadas fueron de 50 g/L As (III), 200 g/L y 100
g/L As(III) más 100 g/L As(V). Se encuentra información adicional sobre el
procedimiento experimental y las condiciones en la sección 9.3 Procedimiento
experimental.

8.2. Unidad de ósmosis inversa

Malthe Winje DWS proporcionó la unidad de RO utilizada. La Figura 5 muestra un


diagrama de tuberías e instrumentación de la unidad.

Figure 5. P & ID RO Unit CN-BY-C1-002-1R-NO-001

8.3. Membrana de ósmosis inversa

La membrana RO seleccionada fue DOW FILMTEC LP-4040. Este es un elemento de


cinta destinado para aplicaciones comerciales. Según DOW [16], está destinado a
suministrar "agua de alta calidad a baja presión". El arsénico mencionado en las
especificaciones del producto que se encuentran en el Apéndice 1, esta membrana
está hecha de compuesto de película delgada de poliamida y tiene un rechazo de sal
del 99,2 %. Tiene un amplio rango de funcionamiento de pH y puede tolerar una
presión de funcionamiento de hasta 41 bares.

8.4. Resina de intercambio iónico e ICP-MS

Análisis utilizando ICP - MS se llevó a cabo por otro lado en otro laboratorio de la
Universidad Noruega de Ciencias de la Vida (UMB). El intercambio iónico
seleccionado fue una resina DOWEX 21K XLT Base aniónica intercambiable
adecuada para aplicaciones mineras. Es una resina Tipo I entregada en el Cl-para con
posibilidad de generación de resina utilizando NaCl. Las especificaciones del producto
se encuentran en el Apéndice 2.
9. Diseño experimental

9.1. Limitaciones

Encontrar soluciones económicas para pruebas y análisis fueron las mayores


limitaciones para esta investigación. Los experimentos realizados fueron sólo seis
porque sólo había fondos suficientes para analizar cien muestras. Con el fin de adquirir
datos fiables, el número de muestras tomadas por experimento osciló entre seis y
catorce. El número total de muestras tomadas fue de cincuenta y cinco, que incluye
dos muestras para el ensayo de la resina de intercambio iónico y dos muestras para
explorar la tasa de conversión de As (III) a As (V) durante el tratamiento de aireación.

No se llevaron a cabo más experimentos después de tomar la quincuagésimo quinto


muestra debido a dificultades técnicas con equipos analíticos – principalmente el ICP –
equipo de EP en el laboratorio. Además, debido a que la unidad de RO utilizada no
está en funcionamiento constante y sólo se utiliza para pruebas piloto, se tuvo que
realizar mucho mantenimiento para prepararla para los experimentos. Esto puede
haber afectado a los resultados finales.

9.2. Procedimiento experimental y condiciones

Una descripción detallada del procedimiento experimental se puede encontrar en los


Apéndices 3 y 4. En la Tabla 3 se enumeran los experimentos realizados y se
muestran las condiciones experimentales.

Cuadro 3. Condiciones experimentales.

Experimento Condiciones Flujo de filtración


1 Tratamiento de RO 50 µg/L As(III) 100 L/h
2 Tratamiento de RO 200 µg/L As(III) 100 L/h
3 Tratamiento de RO 50 µg/L As(III) 350 L/h
4 Tratamiento de RO 200 µg/L As(III) 350 L/h
100 µg/L As(III) + 100
5 Tratamiento de RO µg/L As(V)
100 L/h
100 µg/L As(III) + 100
6 Tratamiento de RO µg/L As(V)
350 L/h
Tratamiento de
100 µg/L As(III) + 100
7 aireación - 24 µg/L As(V)
horas.
Tratamiento de
8 aireación - 24 200 µg/L As(III)
horas.

Todos los experimentos fueron sometidos a doble filtración, pH constante y la misma


fuente de agua del grifo. El flujo de filtración se refiere al flujo de agua tratada ajustado
y se puede ver en la Figura 5 como MEM. Wow. Además del flujo de filtrado, durante
el funcionamiento normal, el flujo de efluentes es la única otra salida en este sistema y
se puede ver en la Figura 5 como MEM. RO1. Por último, el objeto MEM. P1 en la
Figura 5 representa una bomba de membrana que bombea continuamente una
constante 1 m3/h de agua en la membrana.
10. Resultados y discusión

10.1. Experimentos 1 – 4

Los resultados de los primeros cuatro experimentos se discuten primero porque solo
involucran el tratamiento de RO con As (III). El objetivo principal fue determinar el
efecto del flujo de filtrado en la eliminación de As (III) y la eliminación total de As (III)
después de la doble filtración. Es importante mencionar que durante la preparación de
agua cruda, los volúmenes exactos de As (III) se midieron y se agregaron al agua
cruda para coincidir con la concentración correspondiente; sin embargo, todavía se
tomó una muestra del agua cruda y se analizó para determinar la concentración real
de la entrada. La Tabla 4 muestra las concentraciones objetivo y real de entrada de As
(III) y eliminadas As (III) en el Filtrado I. Todos los siguientes cálculos utilizan la
concentración real medida de la entrada.

Tabla 4. Arsénico eliminado (III) en el filtrado I

Concentración Concentración
Concentración
de entrada real de Arsénico
Flujo de promedio del
objetivo entrada eliminado (III)
filtrado [L / h] filtrado I [µg /
Arsénico (III) Arsénico (III) en el filtrado I
L]
[µg / L] [µg / L]
100 50 48 16 66%
100 200 193 66 66%
350 50 50 11 79%
350 200 194 39 80%

Las concentraciones reales de entrada fueron en promedio alrededor del 3% de


descuento con respecto a las concentraciones previstas. De estos resultados se
desprende claramente que el funcionamiento de la unidad de RO a un flujo de filtrado
más grande eliminará más del arsénico independientemente de la concentración en la
entrada. Siempre, a pesar de hasta el 80% as(III) de eliminación a 350 L/h de flujo de
filtrado, el agua potable resultante no es adecuada para el consumo, ya que el límite
de la OMS es de 10 µg/L y el agua resultante contenía 11 y 39 µg/L As(III). Los
resultados también sugieren que independientemente de la concentración, el flujo de
filtrado dicta en gran medida el arsénico eliminado (III). Por ejemplo, los experimentos
con un flujo de filtrado de 100 L/h tuvieron una tasa de eliminación del 66% a pesar de
que la concentración fue de 50 µg/L As(III) para un experimento y de 200 µg/L As(III)
para el otro.
Tabla 5. Tasas de eliminación total de As (III) (resultados de la doble filtración)

Eliminació
Concentració Arsénico n del
Flujo Concentració Concentració
n de entrada eliminad arsénico
de n inicial de n promedio
(Filtrado I) o (III) en total (III)
filtrad arsénico (III) del filtrado II
Arsénico (III) el filtrado después
o [L/h] [µg / L] [µg / L]
[µg / L] II de la doble
filtración
100 48 16 4.1 75% 91%
100 193 66 22 67% 89%
350 50 11 1.3 88% 97%
350 194 39 5.0 87% 97%

La Tabla 5 presenta el As (III) eliminado después de que el Filtrado I hubiera pasado


nuevamente por el sistema RO (Doble Filtración). Efectivamente, las tablas 4 y 5 son
resultados de un experimento continuo. La concentración inicial que se muestra en la
Tabla 4 también se encuentra en la Tabla 5 para mostrar la magnitud del As total (III)
eliminado después de la Doble Filtración. Si se elimina As (III) en el filtrado II se
analiza independientemente, entonces los resultados también confirman que a 100 L /
h, la tasa de eliminación es menor (promedio de eliminación de 69%) que a 350 L / h
(promedio de 84%). La Figura 6 y la Figura 7 proporcionan representaciones gráficas
de los resultados.
10.2. Experimentos 5 – 8

El segundo lote de experimentos implicó el uso de agua de entrada que contiene tanto
As (III) como As (V). Al igual que en los experimentos anteriores, el agua de entrada
que contenía alrededor de 100 µg/L As (III) y 100 µg/L As (V) fue sometida a un
tratamiento de RO que operaba a un flujo de filtrado de 100 y 350 L/h (como se
muestra en el Cuadro 3). En el Cuadro 6 se dan porcentajes sobre el valor dado As
(III) y el As (V) en el Filtrado I para cada condición.
Tabla 6. Arsénico eliminado (III) y Arsénico (V) en el filtrado I

Flujo Concentración Arsénico Arsénico


Concentración Concentración
de promedio del eliminado eliminado
del objetivo de entrada
filtrado filtrado I [µg / (III) en el (V) en
[µg / L] real [µg / L]
[L/h] L] filtrado I Filtrado I
100 100 µg/L As(III) 102 µg/L As(III) 32 µg/L As(III) + 69% 97%
+ 100 µg/L As(V) + 92 µg/L As(V) 3 µg/L As(V)
350 100 µg/L As(III) 87 µg/L As(III) + 22 µg/L As(III) + 75% 100%
+ 100 µg/L As(V) 115 µg/L As(V) 0 µg/L As(V)

Las tasas de eliminación de As (III) en estos dos experimentos son muy similares a las
de los experimentos en los que solo se trató el As (III) (experimentos 1-4). Como se
esperaba, se eliminó la mayoría de As (V). La Tabla 7 presenta la eliminación total de
As (III) y As (V) después de la doble filtración para todas las condiciones.

Tabla 7. Tasas de eliminación de arsénico total (III) y arsénico (V) (Resultados de


la doble filtración)

Eliminaci Eliminaci
Arsénic Arsénic
ón del ón del
Flujo Concentraci o o
Concentraci arsénico arsénico
de ón elimina elimina
ón de total (III) total (V)
filtrad promedio do (III) do (V)
entrada [µg / después después
o del filtrado II en el en el
L] de la de la
[L/h] [µg / L] filtrado filtrado
doble doble
II II
filtración filtración
32 µg/L As(III) 11 µg/L As(III)
100 +3 µg/L As(V) + 1 µg/L As(V)
66% 67% 89% 99%
22 µg/L As(III) < 6 µg/L As(III)
350 + 0 µg/L As(V) + 0 µg/L As(V)
77% 100% 94% 100%

Los resultados de la doble filtración, independientemente del flujo de filtrado, muestran


que el arsénico (V) se elimina completamente con éxito, seguido de cerca por el
arsénico (III) con una tasa de remoción total del 94%. Las figuras 8 a 10 proporcionan
una comparación más simple entre las tasas de eliminación de arsénico (V) y arsénico
(III) a diferentes caudales.
Además de utilizar RO para la eliminación de As(III) y As(V), se llevaron a cabo dos
experimentos con tratamiento de aireación para determinar el grado de conversión de
As(III) a As(V). Las tasas de conversión se indican en el Cuadro 8.
Tabla 8. Tasa de conversión de arsénico (III) a arsénico (V): tratamiento de
aireación

El tratamiento de aireación se llevó a cabo utilizando aireadores de acuario en 10 litros


de agua contaminada. Los resultados muestran que a pesar de las 24 horas de
aireación mecánica, la conversión de As (III) a As (V) no es rápida e incluso sería
menor si el volumen analizado solo estuviera sujeto a la aireación atmosférica. Los
resultados también sugieren que la conversión que se produce debido a la aireación
dentro de la unidad de RO es altamente improbable, ya que cada experimento duró
aproximadamente una hora y el agua no entra en contacto con la atmósfera una vez
que está en la unidad de RO.

11. Conclusiones y sugerencias

Es evidente que la eliminación de As(V) por ósmosis inversa es exitosa sin doble
filtración. Todos los experimentos realizados también sugieren que el mejor punto de
operación para el sistema de RO es a un alto flujo de filtrado. Este es el caso porque
en un alto flujo de filtrado hay menos presión a través de la membrana RO. Esto a su
vez permite una mejor tasa de eliminación ya que la presión no fuerza los
contaminantes en el impregnado haciendo inútil la carga superficial de la membrana.

Además, el sistema proporcionado por Malthe Winje DWS está construido de tal
manera que sólo permite mejorar o alterar el rendimiento de la unidad RO cambiando
el flujo de filtrado o el flujo de concentrado (que se afectan entre sí cuando se cambia
cualquiera de ellos). Este es el caso porque hay una bomba antes de la membrana RO
que tiene sólo un punto de funcionamiento fijo que bombea 1 m3/h
independientemente de otras condiciones. En el caso de que haya demasiada presión
a través de la membrana debido a los ajustes de flujo de filtrado bajos, en lugar de
cambiar la cantidad de agua bombeada en la membrana RO, el sistema utiliza una
válvula magnética que abre una tubería de emergencia que permite la liberación de
agua y disminución de la presión a través de la membrana. Si la válvula magnética no
está abierta, la presión continua a través de la membrana empuja los contaminantes a
través de ella. Los resultados mostraron que esto ocurre cuando la unidad se opera a
un flujo de filtrado de 100 L/h.

Dado que la carga superficial de la membrana es negativa y As(V) también se carga


negativamente, cuando estos entran en contacto entre sí, se repelen entre sí y As(V)
no se permite en el flujo de permeado. Naturalmente, cuando el flujo de filtrado es bajo
y hay un flujo de agua lateral constante que entra en el sistema, hay una presión más
grande a través de la membrana que supera la fuerza que utilizaría para repeler As(V).
Por lo tanto, es más probable que As(V) sea forzado a través de la membrana y en el
flujo de permeado. Siempre, cuando el flujo de filtrado es alto y la misma cantidad de
agua sigue entrando en el sistema, la membrana no experimenta una gran cantidad de
presión externa ya que el agua puede salir del sistema sin tanta fuerza.

El funcionamiento de este sistema a caudales de filtración bajos no sólo disminuye la


tasa de eliminación de As(III), también produce menos agua limpia y potencialmente
puede acortar la vida útil de la membrana. Idealmente, lo mejor sería operar esta
unidad DE RO con el flujo de filtrado tan alto como el sistema lo permita.

Con respecto a la doble filtración, mientras que dio lugar a resultados adecuados de
eliminación As(III), no parece práctico. Todos los experimentos a 350 L/h (que ahora
se ha demostrado que es un mejor punto de operación) trataron 1 m3 de agua. Esto
significa que en una hora, el sistema trata menos de 350 L de 1000 L (es decir, unos
650 litros de aguas residuales). Es menos de 350 porque el correcto funcionamiento
del sistema requiere lavado entre el tratamiento. El lavado continúa aproximadamente
durante dos minutos y da como resultado varios litros de aguas residuales. La sujeción
del resto de 350 L a doble filtración da como resultado un producto de unos 123 litros
de agua. En total, del volumen inicial de 1000 L, sólo 123 L sería accesible después de
la doble filtración.

La doble filtración no parece ser una solución viable para los condados en desarrollo
que sufren como aguas contaminadas, especialmente porque los costos de
mantenimiento y operación son altos. También es importante recordar que el
tratamiento de RO es un tratamiento avanzado que se utiliza para aplicaciones
industriales ya que RO puede producir agua ultra pura. La doble filtración garantiza
que se produzca agua ultra pura. El agua ultra pura no debe utilizarse con fines
bebedores, ya que beberla es mortal.

Además, los resultados del tratamiento de aireación mostraron que la aireación


mecánica durante 24 horas todavía no es lo suficientemente eficiente como para
convertir más de la mitad de As(III) a As(V). Esto sugiere que la aireación mecánica es
un proceso largo y que la aireación no es un factor que influye dentro de las unidades
RO, especialmente si sólo se operan unas pocas horas al día.

En conclusión, es difícil sugerir un tratamiento universal para la eliminación de As.


Cuando se trata específicamente con la unidad RO proporcionada por Malthe Winje
DWS, es mejor operarlo en altos flujos de filtrado y ser consciente de que al igual que
con toda la tecnología RO, As(V) eliminación es más exitoso. A pesar de que los
resultados mostraron que hubo una eliminación de As(III) en un 80%, el agua
resultante no es lo suficientemente adecuada para el consumo, ya que la norma de la
OMS es de 10 µg/L. Los resultados fueron muy cercanos a este número, pero también
hay que tener en cuenta que el agua utilizada en este experimento ya era agua
potable del grifo. Fuentes de agua que contienen As, especialmente las aguas
subterráneas, contienen otros contaminantes que pueden afectar el rendimiento de la
membrana y la eficiencia de eliminación de As.

Es difícil sugerir una solución adecuada porque depende en gran medida de la región
afectada. Sugiero que los lugares que tienen fondos adecuados deben utilizar la
oxidación química de As(III) emparejado con el tratamiento de RO para la eliminación
de As(V). Sin embargo, los lugares que carecen de recursos y operadores capacitados
se beneficiarán más de la aireación mecánica o atmosférica de As(III), incluso si
consume mucho tiempo.

Referencias

1. Environmental Protection Agency. Parameters of Water Quality: Interpretation


and Standards. Ireland: Environmental Protection Agency; 2001.
2. European Union. Commission Directive 2006/139/EC. European Union:
European Commission; 2006.
3. World Health Organization (WHO). Arsenic in Drinking Water: Background
document for development of Who Guidelines for Drinking-water Quality.
Geneva: WHO; 2011.
4. Yamamura S. Chapter 5: Drinking Water Guidelines and Standards. Geneva:
WHO; 2001. (Draft of United Nations Synthesis Report on Arsenic in
DrinkingWater)
5. Secretaría de Salud, México. Modificación a la Norma Oficial Mexicana
NOM127-SSA1-1994. México, D.F: Secretaría de Salud, México; 2000.
6. World Health Organization (WHO). Fluoride and Arsenic in Drinking Water Map.
Myriad Editions; 2004. (Adapted from Inheriting the World: The Atlas of
Children’s Health and Environment)
7. Meea K., Mutsuo K., Sinya T., Tasuku K., Yasumoto M. Effect of pH on the
Removal of Arsenic And Antimony Using Reverse Osmosis Membranes.
Desalination. 200 Jul 7(131): 294.
8. Smedley P.L., Kinniburgh D.G. Chaper 1: Source and behaviour of arsenic in
natural waters. Wallingford: British Geological Survey; 2001. (Draft of United
Nations Synthesis Report on Arsenic in Drinking-Water)
9. Ahmed M.F. An Overview of Arsenic Removal Technologies in Bangladesh and
India. Dhaka: Bangladesh University of Engineering and Technology; 2001.
10. US Environmental Protection Agency. Technologies and Costs for Removal of
Arsenic from Drinking Water. EPA; 2000. Available from: http://www.epa.gov/
11. Choong, T.S.Y., Chuah T.G., Robiah Y., et al. Arsenic toxicity, health hazards
and removal techniques from water: an overview. Desalination. 2007 Jan 28
(217): 139 – 166.
12. Tang C.Y., Kwon YN., Leckie J.O. Effect of membrane chemistry and coating
layer on physiochemical properties of thin film composite polyamide RO and NF
membranes. 2008 April 7; Desalination 242: 149 – 167.
13. Yu Y.Y., Lee S., Hong K., Hong S. Evaluation of membrane fouling potential by
multiple membrane array system: Measurements and applications. 2010
October 15; Journal of Membrane Science 362: 279 – 288.
14. Elimelech M., Childress A.E. U.S. Department of the Interior. Zeta Potential of
Reverse Osmosis Membranes: Implications for Membrane Performance. Water
Treatment Technology Program Report No.10. 1996. 25
15. World Health Organization (WHO) and International Agency for Research on
Cancer (IARC). Arsenic in Drinking Water. IARC; 2004.
16. DOW Chemical Company. DOW Filmtec LP-4040. Available from:
http://www.dowwaterandprocess.com/products/membranes/lp_4040.htm