Вы находитесь на странице: 1из 7

INGENIERÍA DE CONTROL APLICADA EN LA INGENIERÍA AERONÁUTICA.

Presentado por:

Felipe Hurtado Mateus

Universidad San Buenaventura Sede Bogotá

Análisis de Señales y Sistemas

Facultad de Ciencias Básicas e Ingeniería

2019

ABSTRACT.

El diseño y análisis de los sistemas de control son un campo esencial en el desarrollo de la industria aeroespacial. Esta rama de la ingeniería encargada del control debe asegurarse de diseñar y poner en uso sistemas de control con ciertas características especiales. Estas características definirán la posible viabilidad del sistema y serán evaluadas con el fin de establecer el comportamiento adecuado de la aeronave en vuelo. Los sistemas de control más utilizados en las aeronaves son los sistemas lineales cerrados de segundo orden, ya que estos sistemas no permiten la entrada de perturbaciones y consecuentes alteraciones de las respuestas de salida deseadas. Características como el tiempo de respuesta, el tiempo en alcanzar el valor pico, el tiempo de asentamiento y el valor pico máximo son parámetros importantes, así como el grado de amortiguamiento del sistemas y su exactitud, sensibilidad, velocidad de respuesta y estabilidad

DESARROLLO

La ingeniería de control es una disciplina de la ingeniería que aplica la teoría de control para diseñar, planificar y desarrollar sistemas con comportamientos deseados. Esta práctica requiere la utilización de sensores y actuadores de entrada para hacer modificaciones en la respuesta de salida. Esta disciplina se enfoca en la implementación de sistemas de control a partir de modelamientos matemáticos. Esta disciplina se basa en el análisis de sistemas lineales asociados con el desarrollo de la teoría del feedback. Un sistema de control está constituido como una interconexión entre los componentes que conforman el sistema. Estos componentes pueden ser eléctricos, mecánicos, hidráulicos, neumáticos, térmicos y hasta químicos. Un sistema de control bien diseñado proveerá la mejor respuesta a perturbaciones basadas en el tiempo operando en el sistema.

la mejor respuesta a perturbaciones basadas en el tiempo operando en el sistema. Figura 1. Sistema

Figura 1. Sistema a ser controlado.

Los sistemas de control se caracterizan por establecer una ecuación que describe el cambio o la ganancia presente entre la entrada y la salida del sistema. Estos sistemas pueden ser establecidos como lineales o no lineales y de ciclo abierto o cerrado. Los sistemas de ciclo abierto son aquellos en los que la salida no afecta en lo absoluto la entrada, es decir que la entrada del sistema no es retroalimentada con los valores de salida y monitoreados o comparados como en el caso de un sistema de ciclo cerrado. Para que un sistema pueda ser considerado como sistema cerrado se necesitan dos componentes esenciales; un elemento de monitoreo que mida la salida y un elemento comparador que establezca una relación entre la entrada y la salida obtenida anteriormente. Los sistemas abiertos son ideales al momento de buscar obtener estabilidad en un comportamiento, pero son los de sistema cerrado los sistemas que presentan insensibilidad a perturbaciones exteriores. Estos sistemas poseen una Respuesta que depende exclusivamente del orden del sistema. El orden del sistema hace referencia al orden de la ecuación diferencial que representa el sistema físico o el grado del denominador de la correspondiente función de transferencia. Los sistemas de control poseen características que están relacionadas con el comportamiento de la salida obtenida en respuesta de cierta entrada. Los parámetros utilizados para definir las características de los sistemas de control son: estabilidad, exactitud, velocidad de respuesta y sensibilidad. El sistema se dice que es estable si la salida obtenida alcanza un cierto valor en un intervalo de tiempo finito después de que la entrada haya sufrido cambio alguno. Cuando la salida alcanza un valor constante se puede decir que el sistema se encuentra en estado estable. Por otra parte, el sistema será inestable si la salida aumenta con el paso del tiempo. En un sistema de control práctico la estabilidad es absolutamente esencial. Los sistemas que involucran un delayo un tiempo muerto tienden a ser inestables y estos sistemas deben ser diseñados cuidadosamente con el fin de asegurar esta tan deseada estabilidad. La estabilidad del sistema puede ser analizada utilizando varias técnicas gráficas y analíticas como el diagrama de Bode y Root Locus. La exactitud de un sistema es la medida de la desviación del actual valor controlado en relación con el valor que se desea obtener. La exactitud y la estabilidad interactúan entre

si y una de ellas puede afectar fuertemente a la otra. Al afectar los límites de exactitud del sistema, la estabilidad puede verse afectada fuertemente. La velocidad de respuesta simplemente hace referencia a la velocidad o que tan rápido la salida del sistema alcanza un estado estable luego de que la entrada ha sido alterada. La sensibilidad es un factor importante y es la forma de medir cómo la salida del sistema responde a condiciones externas. Idealmente la salida del sistema debe ser una función de la entrada y no debe ser influenciada por señales extrañas no deseadas. En la ingeniería aeronáutica los sistemas de control están compuestos por funciones de transferencia de segundo orden, ya que estos modelos presentan un comportamiento o una respuesta amortiguada. Este tipo de respuesta es importante en el diseño de componentes y sistemas de control de estabilidad en los tres ejes de la aeronave como se presenta en la figura 2.

tres ejes de la aeronave como se presenta en la figura 2. Figura 2. Ejes de

Figura 2. Ejes de estabilidad de la aeronave

Ahora bien, estos sistemas de control diseñados para las aeronaves deben ser capaces de estabilizarse y presentar comportamientos amortiguados. Los sistemas de segundo orden por lo general presentan respuestas amortiguadas de diferentes formas como se aprecia a continuación.

Figura 3. Respuesta Sobreamortiguada. Figura 4. Respuesta Oscilatoria. Figura 5. Respuesta subamortiguada Figura 6.

Figura 3. Respuesta Sobreamortiguada.

Figura 3. Respuesta Sobreamortiguada. Figura 4. Respuesta Oscilatoria. Figura 5. Respuesta subamortiguada Figura 6.

Figura 4. Respuesta Oscilatoria.

Respuesta Sobreamortiguada. Figura 4. Respuesta Oscilatoria. Figura 5. Respuesta subamortiguada Figura 6. Respuesta

Figura 5. Respuesta subamortiguada

4. Respuesta Oscilatoria. Figura 5. Respuesta subamortiguada Figura 6. Respuesta críticamente amortiguada  Respuesta

Figura 6. Respuesta críticamente amortiguada

Respuesta Sobreamortiguada: Este tipo de sistema presenta una respuesta sobreamortiguada, es decir que los valores nunca oscilan pero tardan en lograr la estabilidad deseada.

Respuesta Oscilatoria: Es el tipo de sistema que presenta una infinita oscilación entre valores y que por lo general tarda demasiado o nunca consigue establecerse en un valor estable o constante.

Respuesta Subamortiguada: Es un tipo de sistema en el que la salida presenta oscilaciones entre valores aunque dicha salida toma un tiempo estimado en hacerse constante.

Respuesta Críticamente amortiguada: Es un caso especial y de mucha atención, ya que esta frecuencia de amortiguamiento se presenta en la misma frecuencia natural del elemento; situación bastante peligrosa ya que es una condición en la cual el sistema puede entrar en resonancia.

Otros parámetros importantes para caracterizar una respuesta de un sistema de segundo orden son:

Tiempo en alcanzar el valor pico: Es el tiempo que se toma el sistema en alcanzar el valor máximo en su respuesta.

Porcentaje de “overshoot”: Valor medido en porcentaje de la variación máxima del valor que se desea en el estado estable.

Tiempo de asentamiento: tiempo que toma el sistema en establecer la respuesta constante dentro de un porcentaje de error. (Por lo general se toma ± 2%)

Rise time: Es el tiempo que se presenta mientras la respuesta se encuentra entre e10% y el 90% del valor deseado.

CONCLUSIONES

El análisis de los sistemas de control y la ingeniería de control son un tema profundamente esencial en la generación de tecnología y nuevos diseños de aeronaves, ya que dichas teorías presentan su enfoque en la estabilidad y el control de las aeronaves.

Los sistemas de control deben ser diseñados y evaluados rigurosamente con el fin de establecer características y comportamientos aceptables dentro de la industria aeronáutica. Estas características determinaran el comportamiento de la aeronave en vuelo y deben ser ajustadas con el fin de proporcionar grados de amortiguamiento ideales evitando por completo las frecuencias naturales y el sobreamortiguamiento excesivo.

Los sistemas de control más desarrollados y aptos para el control y la estabilidad de

las aeronaves son los sistemas lineales de segundo orden y de ciclo cerrado, ya que

estos modelos no permiten la entrada de perturbaciones y están en constate

retroalimentación, haciendo que sean confiables y se mantenga en un régimen de

operación aceptable.

BIBLIOGRAFÍA

Jimenez, P. L., Agudelo, D., Cerpa, R. M., Zuluaga, E. C., & Tellez, A. F. (2017). Diseño, analisis y validacion de aeroanves no tripuladas multiproposito. Bogota: Editorial Bonaventuriana. Nelson, R. C. (n.d.). Flight Stability and Automatic Control. Pamadi, B. N. (2004). Performance, Stability, Dynamics, and Control of Airplanes. Blacksburg, Virginia: AIAA Education Series.